Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 4.872 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.452.426 Miembros | 19.282 Autores | 97.834 Relatos 
Fecha: 27-Sep-14 « Anterior | Siguiente » en Dominación

La maestra vii

soplete36
Accesos: 7.355
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 14 min. ]
 -   + 
Dos días después de comenzar el tratamiento de Bianca esta se encontraba bastante recuperada, cuando había ido a darle su medicación la había encontrado dándose placer con un par de consoladores uno anal y otro vaginal, estaba empapada y su coñito no dejaba de manar fluidos, era una puta calentorra y sería difícil que lograra dominar sus instintos, no me preocupaba demasiado ya que esa era la misión de la maestr Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Día 13

Dos días después de comenzar el tratamiento de Bianca esta se encontraba bastante recuperada,  cuando había ido a darle su medicación la había encontrado dándose placer con un par de consoladores uno anal y otro vaginal, estaba empapada y su coñito no dejaba de manar fluidos, era una puta calentorra y sería difícil que lograra dominar sus instintos, no me preocupaba demasiado ya que esa era la misión de la maestra y ella sí que  tenía experiencia en ese tema, según los rumores que se oían faltaba la primer@  persona  que la venciese y no fuera capaz de corregir.

Tras darle la medicación y obligarle a tomarla puesto que no quería parar con lo que estaba haciendo, para convencerla me llego con soltarle dos manotazos en la cara los cuales se la dejaron roja, lo cual le permitiría no tener que maquillarse los pómulos ese día. Estaba hecha una rebelde y eso nos daría trabajo.

Fui al despacho de la maestra y le conté las novedades de la paciente y como actuaba. La maestra decidió que ya era hora de comenzar con su reeducación y me mando ir a buscarla y que la llevase al patio, si ponía problemas tenia entera libertad de usar los métodos que considerase oportunos, tenia carta blanca.

Bianca se puso un poco furiosa cuando fui a buscarla ya que no había terminado de satisfacerse, no me importo lo mas mínimo y le quite los juguetes y la hice levantar, intento darme una ostia y lo que recibió a cambio fueron un buen par de tortas en el rostro y una serie de azotes en su trasero que quedo sonrosado, no opuso más resistencia y la saque al patio desnuda y sin permitirle limpiarse lo cual dejaba ver sus fluidos deslizándose a lo largo de sus muslos, era la clara demostración de lo caliente que estaba.

Cuando la maestra salió al patio acompañada de los demás participantes se encontró con Bianca arrodillada en el medio del patio, las manos a su espalda y mirando al suelo. Se mantenía enderezada ya que no le estaba permitido sentarse sobre los talones. Esa posición de sumisión la acababa de aprender a pesar de no querer hacerlo, unas correcciones a base de una pica eléctrica usada para la conducción de animales había conseguido su cambio de actitud, su culito mostraba unas ligeras quemazones en donde se le habían aplicado las descargas, por otro lado dichas descargas también lograran que la muy guarra soltase aun mas fluidos a través de su coñito, su vicio no tenia limite.

Al ver esta imagen Claudia no pudo resistir la tentación de dejar claro cuál era su posición y como debía de actuar Bianca. Se dirigió hacia ella y le pregunto.

LM. Quien soy yo.

BI. La maestra.

LM. Respuesta incorrecta. Esta respuesta le costó un sopapo en la cara quedándole marcados los dedos en la mejilla. Soy tu ama y como a tal has de dirigirte.

BI. Una mierda, yo no soy la esclava de nadie.

LM. Eso es lo que tú te crees, pero tiene fácil solución. La maestra soltó la correa con que traía sujeta a Pan y comenzó a azotar el culo de Bianca hasta que estaba completamente rojo y Bianca solo era capaz de sollozar, no era capaz de decir nada. Esto es lo que conseguirás siendo indisciplinada y todavía puede  ser peor.  ¿Quién soy?

BI. Mi ama y señora

LM. Eso está mejor. Vas entendiendo cuál  es tu situación y cual debe de ser tu comportamiento

BI. Si ama.

LM. Me gusta que aprendas modales, de momento vas a ir a cuatro patas a besar la mano de tus compañeros sin mirarles a la cara, a continuación vas a sacar de paseo a mi perrita Pan y antes de traerla de vuelta la vas a bañar y limpiar bien tanto por fuera como por dentro, tiene que quedar como los chorros de oro, aprovechando que la vas a lavar, aplícate a ti el mismo tratamiento, al terminar te dirigirás al salón para que podamos examinaros y obtener premio o castigo según sea tu trabajo. Has de mostrar interés en llevar a cabo las tareas que te sean ordenadas por tu ama o quien ella autorice, siempre sin objetar nada. Solo serás una esclava que debe vivir por y para su ama, la satisfacción de tu ama será lo primero y único que debe de importarte.

Bianca se marcho  paseara Pan para luego lavarla y lavarse ella también , aprovecho la ocasión para aprovecharse de Pan y abusar de ella y obligarla a satisfacerla a ella, seguía obsesionada con el sexo y no tenia control alguno sobre su vicio.

Cuando se presentaron en el salón Pan se acostó a los pies de su ama mientras Bianca esperaba en posición de sumisa arrodillada frente a la maestra órdenes.

La maestra se puso en pie y cogió por el pelo, la llevo a rastras a una mesa en medio del salón que tenía correas. Sol y Fobos la sujetaron de pies y manos dejándola situada frente a una pantalla de televisión, le colocaron un collar el cual sujetara con u gancho al interior de su ano de forma que debía de mirar la pantalla.

En esa posición fue obligada a ver en la pantalla las imágenes de cómo había actuado con Pan en las duchas.

LM. Te di yo autorización para que hicieras eso con mi perrita

BI. No ama

LM. Porque lo hiciste luego.

BI. Estaba muy excitada con Pan y decidí satisfacerme.

LM. Tú no tienes decisión, solo cumples ordenes.

BI. Pero ama.

LM. Ni peros ni nada, me acabas de desobedecer y eso acarrea un castigo ejemplar.    

La maestra 14

LM. Desde este instante pasas a ser la esclava de mi  perrita Pan, ella te enseñara educación y como debes de satisfacer a tu am@ o a quien digan que lo hagas, sin rechistar y acatando sus deseos, como persona no tienes valor y como propiedad la que tu am@ te dé. Fin de la discusión.

Pan. Ama, voy a necesitar algo de ayuda, podría ayudarme Pichafloja, el tiene experiencia entrenando y me sería útil como profesor y ayudante.

LM. Vale, es una buena idea, el tiene algo de experiencia y sé que va a disfrutar ayudándote, pero debes de recordar que en caso de dudas él es superior a ti y debes de obedecerle.

Pan. Eso no lo puedo dudar, como tu perrita debo hacer lo que me ordenes tú mi ama o a quien tú me confíes.  Así debe ser mi ama.

Nos fuimos los tres del salón y Pan que iba delante tomo la dirección de la enfermería. Le pregunte que a donde se dirigía.

PAN, Vamos a la enfermería, esta puta que viene con nosotros en vez de tener coño y culo, lo que tiene es unos pozos sin fondo y tenemos que remediarlo, es necesario que sienta como la follan y deje de ser un simple pasamanos.

PI. Vale, sabes de sobra que hacer, tú eras como ella, y la experiencia es un grado.

Pan. Eso ni lo dudes. Un tratamiento con la barra obrara milagros con esta cerda, la dejare tan cerradita que nos va a costar volver a abrirla, a ti te va a reventar la polla y a mí me va a hacer sudar de lo lindo.

PI. Me parece un buen plan.

Cuando llegamos a la enfermería Bianca fue colocada por Pan encima de una barra metálica dejando su rajita en contacto con ella en toda su extensión, Pan se arrodillo debajo de ella y comprobó que toda su rajita estuviese bien pegada a la barra. No considero que estuviese bien y levanto unos centímetros la barra por lo cual Bianca tuvo que ponerse de puntillas así que aun que quisiese evitarlo estaba totalmente clavada en la barra.

Pan. Es hora de ponerla en marcha.

PI. No sería mejor sujetarla por los tobillos y evitar que se mueva.

Pan. Yo no le voy a dar permiso ¿y tú?

PI. No

Pan. Que aguante sino quiere que sea peor.

PI. Ok

Pan la puso en funcionamiento y la barra comenzó a descender de temperatura, Bianca no dejaba de suplicar que la apagásemos, estaba demasiado fría y parecía quemarle la piel. Esa era la función de la barra, enfriarse de manera que los músculos se contrajesen y cerrasen los orificios dilatados de Bianca. Después de diez minutos apagamos la barra e hicimos desmontar a Bianca, le ordenamos que nos mostrase sus orificios, estaban tan cerrados que no se le podía introducir ni un dedo, cuando Pan lo intento por su culito fueron tales los gritos de Bianca que parecía que le estaban introduciendo una hoja cortante.

Pan. Parece que lo hemos conseguido, coñito y culito como nuevos, listos para estrenar. Esta barra es una joya, por mucho que te revienten, una sesión y como nueva para estrenar.

Tras los comentarios hechos por Pan y admirar el resultado obtenido llevamos a Bianca a él spa, le teníamos preparada otra sesión especial que habíamos pensado durante su tratamiento en la barra.

En el spa le ordenamos que se desnudase y se sentase en uno de los bancos que se encontraban en el baño turco, le mandamos que masturbase su clítoris hasta casi correrse, lo hizo sin rechistar, cuando su respiración aumento y valoramos que s3e iba a correr le ordenamos detenerse y que saliera del baño, ahora iría a otro sitio. Al salir del baño apreciamos como su coñito brillaba e incluso algunos jugos corrían por sus muslos, la llevamos al cuarto de hielo, el brusco cambio de temperatura seria brutal, se le detendría la excitación de inmediato.

La  tendimos en una camilla situada en el medio de  la sala y comenzamos a taparla con escamas de hielo, la reacción fue inmediata, su coñito se cerró, junto las piernas y sus pezones se pusieron duros como piedras. No era suficiente así que yo me dedique a separar sus piernas mientras Pan cogía un buen puñado de hielo y se lo introducía en su vagina, Bianca saltaba como una loca incapaz de controlar su cuerpo. Mientras el hielo se derretía en su interior nos dedicamos a masajear su cuerpo con las escamas de hielo, era maravilloso ver como brillaba y se ponía firme y terso, la muy puta tenía una piel exquisita y daba placer tocarla.

Salimos de la sala para ir a la zona central donde estaba la zona común en la que había camas, sofás, futones…

Nos encontrábamos los tres tendidos en un futon cuando Pan comenzó a realizarme una mamada, le ordeno a Bianca que me chupara los huevos y le masajeara su coñito delicadamente, sin prisa ni brusquedades, era ella quien debería disfrutar no su esclava.

La mamada duro más de quince minutos la delicadeza con la que lo hacía Pan era increíble, me excitaba sin permitir que me corriese, era una maestra en el sexo oral.

Cuando permitió que me corriera en su boca y compartió la leche con Bianca decidió que era el momento de darle placer a Bianca, se separo de ella y le ordeno colocarse a cuatro patas, Pan se coloco un dildo del cual una parte se introducía en su vulva y la otra quedaba fuera lista para coger a Bianca. Pan se situó debajo de ella y le ordeno clavarse el dildo en su coñito húmedo, a continuación me pidió a mí que me situase encima de Bianca y la culease. Introducir mi polla en su culito fue doloroso, el tratamiento de la barra se lo había cerrado y bien cerrado. La situación se prolongo durante cinco minutos, tiempo que me llevo metérsela entera hasta que mis huevos dieron con sus nalgas, los gritos de Bianca eran épicos, jamás le doliera tanto una penetración anal, ya dentro de ella jadeaba como una loca y solo sabia pedir mas y mas fuerte, en eses instantes su coño parecía un manantial que regaba el coño de Pan juntando fluidos de ambas dejando un charco bajo ellas de considerable tamaño. Al fin me corrí en su culo y me levante, Pan también se puso en pie y le ordeno a Bianca que me limpiara la polla, a continuación debería de lamerle a ella su coñito y el dildo y para acabar tendría que lamer del suelo todos los fluidos derramados en el, esa sería su comida del día. Su dieta mientras estuviera bajo su tutela seria a base de leche de macho, fluidos de hembra y los medicamentos de la maestra.

Una dieta equilibrada.

Día 15

Tras dejar todo limpio nos echamos a descansar en el futon, dormimos durante una hora. Pan nos despertó y examino el estado de Bianca, se encontraba bien y lo demostraba con la energía que tenia, quizás demasiada.

Dada la situación Pan considero necesario desfogar a Bianca del exceso de energía que demostraba, le comunico que debería de trabajar duramente, estaba demasiado entera y no debía de ser así, necesitaba que cuando la llevase ante la maestra fuera relajada y lista para la obediencia y esto solo lo conseguiría comenzando por vencer su fortaleza física, la mental era algo de lo que se encargaría la maestra, estaba mejor preparada y sabia como introducirse en la cabeza de su víctima y desarmarla de cualquier sentimiento o necesidad que no fuera la de complacer a su am@.

Pan le ordeno que me comenzara a hacer una mamada colocándose encima mía pero debía de realizarla mediante planchas, estirada totalmente y realizando los movimientos de bajada y subida mediante sus brazos, nada de bajar únicamente su cabeza, no contenta con esto le sugirió que cuando se cansara se pusiera a realizar sentadillas introduciendo mi polla en su coñito o ano, eso lo dejaba a su elección, hasta que no se me levantara la polla. La verdad es que este tratamiento me había excitado aun más y estaba decidido a que Bianca sudase la gota gorda y quedase agotada, era mi pequeña contribución a su reeducación.

Cuando Bianca consiguió que me corriera al menos tres veces, le llevo más de dos horas. Estaba agotada físicamente, Pan no se dio por satisfecha así que en esta ocasión le hizo lamer y limpiar su coñito realizando plancha, en un par de ocasiones se derrumbo encima de Pan enterrando su rostro en su sexo, empapando su cara en los jugos que derramaba Pan.

La llevamos a su dormitorio para descansar diciéndole que al día siguiente la iríamos a buscar para que pasase por la barra antes de presentarse ante la maestra, la queríamos con sus orificios pequeñitos, nada dilatados, eso complacería a la maestra.

A la mañana siguiente nos presentamos antes de amanecer en la habitación de Bianca, no se encontraba sola, en su cama se encontraba uno de los invitados. Por el olor de la habitación y como estaba la noche había sido dura, los despertamos y nos llevamos a Bianca de la habitación, antes de irnos hablamos con el invitado y le preguntamos cómo se le había ocurrido meterse en el lio en el que estaba, nada menos que desobedecer a la maestra, una de las peores reglas que podía incumplir.

Con Bianca en la enfermería procedimos a examinarla, su coño parecía un túnel y su culo la entrada del metro, en cualquiera de los orificios le entraba un puño cerrado y no rozaría, la noche diera sus frutos, no los que queríamos nosotros pero si los que quería Bianca.

La llevamos a la barra y la colocamos en posición, Pan estaba tan cabreada que la encendió a una temperatura capaz de congelar el fuego.  En treinta segundos estaba tan fría que Bianca se quedo pegada y no podía soltarse, sus gritos eran terribles pero eso no consiguió la mínima indulgencia de Pan, con los labios de su coñito pegados a la barra comenzamos a retorcerle los pezones, no era suficiente el dolor que padecía, su desobediencia tenía que ser castigada más duramente

Bianca no paraba de gritar y resultaba irritante, me separe de ella y fui a uno de los armarios de la enfermería, saque de el unas pinzas metálicas, abrí su boca tapándole la nariz, Pan vio mis intenciones y cuando Bianca abrió la boca para reparar le cogió la lengua tirando de ella hacia el exterior de su boca, con la lengua fuera le coloque la pinza lo más atrás  que pude obligándola a quedar con la boca abierta y chorreando babas, era una perra y así debía de sentirse. Ahora no podía gritar así que seguimos con el castigo corporal, el frio por un lado, retorciendo sus pezones, vertiendo cera caliente en su clítoris, azotando sus nalgas, abofeteando su cara, flagelando sus tetas. Todo lo que se nos ocurría.

Cuando acabamos nuestro tratamiento Bianca no era más que una muñeca sin fuerza ninguna, no era capaz de sostenerse en pie ni tan siquiera articular palabra, Pan había logrado su objetivo. 

Con Bianca rendida y sin ser capaz de oponer resistencia le colocamos un collar de perra y una cadena. A mayores le colocamos un bozal en la boca y juntamos sus pies con unas esposas lo cual limitaba su andar lo que la obligaba a menear ostentosamente sus caderas.

Al entregársela a la maestra nos pregunto por las actividades que realizáramos con ella, le contamos lo ocurrido y le llamamos la atención sobre lo ocurrido esa noche en la habitación de Bianca con un invitado. Claudia nos informo de que ya lo sabía puesto que al revisar las grabaciones de esa noche lo había visto. También comunico a todos los invitados enseñándoles las imágenes la falta cometida por dicho invitado. Sería castigado delante de todos los invitados puesto que no podía permitir el incumplimiento de las normas en su casa.

El invitado respondía al  nombre de Neso, fue llevado a la sala de la inquisición por Laia, ya nos encontrábamos todos en dicha sala tal como nos había sugerido la maestra. Neso había sido conducido a la habitación con las muñecas atadas a su espalda llevando además un collar de perro. Sus testículos se encontraban aprisionados por un anillo de metal que provocaba que tuviese la polla firme y sus huevos comenzaban a ponerse morados.

Cuando se encontraba en el centro de la sala Claudia le nombro y explico cual era la causa de su situación actual.

LM. La pasada noche estuviste en la habitación de Bianca teniendo sexo con ella.

N. Es cierto, cual es el problema.

LM. No respetastes las normas de la casa.

N. Que normas.

LA. Las que se os fueron facilitadas a vuestra llegada.

N. El pale que había encima de la cama. Creía que era una invitación y ni tan siquiera lo leí.

LM. Mal hecho, como invitado no se debe de dar nada por sentado y esa desidia va a ser la causa de tu castigo.

N. Ya será para menos, lo única que hice fue follarla bien follada, me parece que no tuvo queja de cómo la deje, reventada y satisfecha.

LM. Eso no lo voy a discutir, pero debías de saber que estaba bajo la tutela  de Pan y Pichafloja, tenían que comenzar su reeducación y tú lo echaste a perder.

N. Eso a mí no me importa, es su problema si no son capaces de controlar a su pupila.

LM. Algo de razón tienes pero eso no te va a privar de recibir tu regalo delante de los demás invitados, además para que veas que no soy vengativa lo vas a recibir de Bianca. Bianca coloca el dildo con estrías en el medio de la sala y sujétalo al suelo, después lubrícale el ano a Neso, no escatimes lubricante que creo que el invitado es virgen. Neso colócate en cuclillas encima del dildo y extiende las manos, como mal alumno llevaras en las palmas los manuales de tortura de la inquisición, ya ves que si resistes no tendrás castigo o premio, si te rindes ya conoces el premio, queda en tus piernas la solución, eres un hombre atlético y después de cómo dejastes a Bianca deberías aguantar, la prueba durara una hora, si resistes saldrás virgen, en caso contrario desflorado analmente, es tu decisión.

La resistencia de Neso solo duro 40 minutos tras los cuales quedo totalmente empalado por el dildo, sus gritos se escucharon en toda la casa, no se le permitía moverse puesto que fuera sujeto con arneses al suelo en vista de el fin de la prueba, cuando lo soltaron de su ano descendía una mezcla de lubricante y sangre, su culito fuera estrenado y reventado, era su justo premio por su prepotencia.

**** Doy por finalizado este capitulo de LA MAESTRA por variar al menos los personajes y quizás el tema tratado****

  


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (0)
\"Ver  Perfil y más Relatos de soplete36
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)