Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.524 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.453.348 Miembros | 19.394 Autores | 98.567 Relatos 
Fecha: 09-Ene-16 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

La enfermedad de mi hijo 2

Manuela
Accesos: 153.527
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 195 min. ]
 -   + 
Me tengo que ir de viaje y mi hijo sigue necesitando ayuda Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Hola a todosespero que estén bien y que hayan disfrutado leyendo mis otros relatos. Me toca contarles la segunda parte de esta historia con mi hijo en la que le ayudo con su enfermedad. Para entender mejor este relato les aconsejo leer la primera parte titulada « La enfermedad de mi hijo ». 

Como ya les dije a mi hijo le detectaron hiperespermia, su cuerpo produce cantidades enormes de semen y tiene que evacuar todo eso, en el caso contrario le produce dolor y una inflamación en la zona genitalvamos que se le hinchan los testículosComo ya les expliqué en el relato anteriorayudé a mi hijo el primer día de tratamiento pero la doctoraamiga mía del hospital donde yo trabajo me dijo que la situación puede durar unas semanas. El problema es que en 3 días tenia que irme de viaje. 

Pero profesor mi hijo esta enfermo y no puedo dejarlo solo mucho tiempo. 

―Lo siento mucho Manuela pero la conferencia va a durar mas de lo previstoserán 6 días mas el viaje un total de 7 días. No puedes llamar a ningún familiar o amiga para que se ocupe de tu hijo ? El viaje es realmente importante y como yo no podré ir necesito que vayas tu y consigas la mayor información posible. 

Esta bien profesoriré. 

―No sabes cuanto te lo agradezco Manuela. 

Tenia un problema por delante, el viaje que en teoría iba a durar 2 días finalmente duraría 7. Es mucho tiempo, no sabia a quien dejarle mi hijo sabiendo que tendrá que masturbarle cada día pues el solo no puedeTenia 4 opciones por delante: 

Mi madre, la abuela de mi hijo. Ella es viuda pues mi padre falleció hace 9 años y desde entonces no me ha vuelto a hablar de ningún otro hombre, dice que con su edad ya no necesita a nadie mas y que nadie podrá sustituir a mi padre. La relación de mi madre con mi hijo es muy buena puesto que es el único nieto que tiene, las demás son nietas, las dos hijas de mi hermana, y por lo tanto siempre le ha tenido un afecto especial. 

Mi propia hermana. El único problema con mi hermana son sus hijas, mis dos sobrinas. Son muy buenas chicas y se llevan muy bien con mi hijo pues siendo jóvenes pasaron mucho tiempo juntos pero visto que mi hermana tendría que masturbar a mi hijo no  muy bien como se lo tomarían mis sobrinas y no quería causarles ningún tipo de trauma. Bien es verdad que en nuestra familia no hay tabús como en otrassomos una familia mas abierta pero aun así esa opción me tenia un poco asustada. 

Mi vecina Carmen. Con Carmen tengo muchísima confianzaya me ha pedido favores muy grandes y yo a ella y siempre hemos estado presentes la una para la otra así que  que nunca me diría que no sea la situación que sea. Carmen tiene 50 añossiempre ha sido una hermana mayor para mi, nos llevamos solo 4 años de diferencia. Vive en frente de mi casa por lo que si necesitara cualquier cosa de casa ella lo podría coger sin problemas. 

Mi compañera de trabajo Marta, la doctora que diagnostico a mi hijo. Es una mujer divorciada y sin hijos por lo que estaría sola en casa con mi hijo y no habría ningún problemaAdemásconfío mucho en ella por eso le dejé examinar a mi hijo y como es uróloga sabría perfectamente como resolver cualquier empeoramiento de la enfermedad y sabría muy bien que medidas tomar exactamente. 

Por eso finalmente decidí que Marta se ocuparía de mi hijo el fin de semana y mi madre el resto de la semana visto que Marta tiene que ir a trabajar al hospital. 

―No te preocupes querida tu hijo estará en buenas manossabes que lo cuidaría también el resto de la semana pero tengo que estar en el hospital así que seria difícillo siento. 

―No tienes porque sentirlo, es normal que tengas que ir a trabajar y lo entiendo perfectamente por eso solo necesito que le cuides el fin de semana y mi madre hara el resto. 

―Tu madre ? Sabrá lo que tiene que hacer ? 

Supongo que si, le explicaré todo y si no es capaz de hacerlo también están mi hermana y mi vecina así que no hay ningún problema. 

Bueno pues ya sabes que en cualquier caso de emergencia pueden llamarme. 

―Gracias, te debo una. 

―No digas eso, es un placer poder ayudar, y mas si es algo así que me puede ayudar a mi también a liberar tensiones y cambiarme las ideas. 

Jaja ya  que hace mucho que no... Así que supongo que te vendría bien ver algo así de vez en cuando. 

Bueno pues el sábado por la mañana lo puedes traer a mi casa antes de irte de viaje. 

―Gracias guapahasta luego. 

Luego llamé a mi madre para explicarle lo que le ocurre a mi hijo y preguntarle si podría ayudarme : 

―Ay hija y desde cuando tiene eso ?! Le duele mucho ? 

―Pues desde hace unos días mama y le duele bastante porque no puede masturbarse solo y le tengo que ayudar yoPor eso te quería preguntar si te molesta cuidarlo a ti porque lo mas importante es esomasturbarleya es mayor y cuida de si mismo el solito pero no puede masturbarse solo y la doctora dijo que si no se masturba le creara muchos mas dolores. 

Claro que no me molesta hijaademás ya he visto a tu hijo desnudo desde que era un crio. 

―Ya mama pero te lo adviertoya no es un « crio », ha crecido y muchosobretodo ahí abajo. 

Bueno no creo que sea nada grave, ya he visto algún que otro pene en mi vida no te preocupes. 

Yo solo te aviso de que es bastante mas grande que lo normal así no te llevas ninguna sorpresa. El lunes por la mañana la doctora Marta lo dejara en casa y te dejara también su numero de teléfono, en caso de cualquier problema llámame primero a mi que soy su madre y luego directamente a la doctora y te dirá que hacer vale ? 

Jaja hija me vas a enseñar a cuidar de un chico ? Si te he tenido que cuidar a ti y a tu hermana toda la vida hija no es nada nuevo para mi. 

―Ya lo  mama pero es que no me voy tranquila sabiendo que mi hijo esta enfermo. 

―No te preocupes que soy su abuela y le ayudaré en todo. 

―Gracias mama te quiero mucho, un beso y recuerda que el lunes cuando vayas a casa me llamas para saber como esta vale ? 

―Vale hija un beso. 

No estaba del todo tranquila pero dejaba a mi hijo en manos de una uróloga y de su abuela así que me sentía un poquito mas aliviada. 

Llego el viernes por la noche: 

Como estas de ahí abajo hijo? 

―Pues la verdad es que hace ya un rato que me duele mama. 

―Y porque no me lo has dicho antes?! 

―Porque no quería molestarte 

Cuantas veces te tengo que decir que estoy aquí para todo lo que necesites? Si necesitas ayuda lo dices y ya esta. A ver bájate los pantalones que te ayude. 

Así pues mi hijo se bajo sus pantalones mostrándome su erección que por poco me golpea en plena cara. Le miré a los ojos, el miraba hacia otro lado pero cuando me metí la cabeza de su pene en la boca abrió los ojos como platosMordisquee unas cuantas veces su cabezabajé suavemente por el tronco hasta que su pene golpeo mi gargantaya no me entraba mas y llevaba casi 3 cuartos dentro, no pensé que yo fuera capaz de meterme tanto. Con la mano jugaba con sus testículos estimulándolos y acercando así la llegada del clímax de mi hijoEse clímax llego minutos mas tarde cuando yo ya estaba muy mojada por la excitación y lo masturbaba con un ritmo bien alto. Cuando sentí que estaba a punto de explotar saque su pene de mi boca y con mi mano le di las ultimas sacudidas hasta que recibí un potente chorro de semen en plena carasiguieron 3 chorros mas manchándome así la boca, parte de los ojos que ya tenia cerrados y la frente, los demás acabaron en mi camisa. 

Al acabar fui al baño a lavarme, me cambié de ropa y fui al salón donde estaba mi hijo. 

Bueno hijo como te sientes ? 

―Pues mejor cada vez que me ayudas pero a veces durante el día me duele bastante y los siento muy hinchadosintento hacerlo yo solo pero no puedo, cuando me acerco al momento... ya sabes cual, pues siento mucho dolor, en cambio cuando lo haces tu estoy no pienso en el dolor. 

―Ya veo ya... Bueno como ya sabes tengo que irme de viaje una semana y te cuidaran la doctora Marta y la abuela vale ? 

―Vale 

―Si tienes cualquier tipo de dolor o lo que sea se lo puedes decir porque son las personas en las que mas confío para cuidarte mientras no esté así que no tengas miedo ni vergüenza hijo. La doctora Marta ya te vio cuando te examino y la abuela ya te ha visto desnudo cuando eras pequeño así que no tiene que asustarte ni nada. 

―Vale mama. 

Por ultimo no te olvides de avisar a tu abuela de que cuando te corres tu semen va lejoscomo tienes tanto acumulado sale muy fuerte y va lejos, se me olvido decírselo por teléfono así que encárgate de decírselo tu. 

―Vale 

Bueno hijo pues duerme y mañana por la mañana después del desayuno te llevo a casa de Marta y me voy de viaje a la conferenciaBuenas noches y si tienes algún problema por la noche avísame. 

―Vale mama buenas noches y gracias. 

Me fui a dormir tremendamente excitada por muchas cosasPrimero acababa de masturbar a mi hijo una vez mas y por muchas veces que lo haga no consigo acostumbrarme al tamaño de su aparato, es muy grande y alucinanteSegundo porque sabia que iba a dejar a mi hijo con Marta todo el fin de semana y que hacia mucho que ella no tenia un pene en casa y mucho menos de ese tamaño. Y por ultimo me fui a dormir intrigada por saber cual seria la reacción de mi madre al ver el pene de mi hijo. No lo ve desnudo desde que mi hijo tenia 6 años y ha crecido mucho ahí abajo así que me gustaría ver como reacciona mi abuela y si esa situación provoca que mi hijo se excite. 

Desperté y desayuné con mi hijo y después de una buena ducha nos dispusimos a ir a casa de Marta. 

Después de unos minutos de preparaciónmi maleta ya estaba lista con todo lo necesario para el viaje. Mi hijo también tenia un pequeño bolso de deportes con sus cosas listas, unas camisetas, un pantalón de chándal y unos calzoncillos de recambioTerminamos de desayunar y en el coche de camino a casa de Marta hablamos. 

―Te lo vuelvo a repetir hijoella es urólogatrabaja en el mismo hospital que yo así que sabe lo que haceademás tiene bastante experienciaasí que si necesitas algo no dudes en decírselo que te ayudara. 

Esta bien mama no te preocupes que ya me has dicho esto 4 veces. 

―Ya lo  hijo pero es que no me voy muy tranquila sabiendo que estas enfermo y que necesitas ayudaTodavía no eres capaz de masturbarte solo? 

―No. Lo intenté esta mañana y conseguí hacerlo durante unos minutos pero a medida que me acercaba al momento final me dolía mas y mas. 

―Y cuando te lo hago yo no te duele? 

―No porque tu lo haces con suavidad y cuando utilizas la boca no siento ningún dolor. 

Vaya. No te preocupes en cuanto acabe la conferencia vengo aquí directamente y te ayudo yoasí ya no necesitas a nadie mas pero de momento estarás con Marta y con la abuela una semana así que pórtate bien, no les causes muchos problemas y sobretodo... 

―Si necesito cualquier cosa se lo digo a Marta o a la abuela ya lo  mama. 

―Bien. 

Llegamos a casa de Marta y tras saludar estuvimos hablando unos minutos nada mas porque yo me tenia que ir ya de viaje: 

Bueno Dani puedes ir a dejar tus cosas en la habitación si quieres y luego hacer lo que quierasdijo Marta. 

―Vale gracias. 

Bueno Marta pues me tengo que ir pero antes te dejo el numero de mi madre para que estéis en contacto cuando queráis y así os ponéis de acuerdo en donde ira Dani y eso vale? 

―Vale ahora lo apunto. No te preocupes por tu hijoyo estaré con el todo el fin de semanaya sabes que no tengo hijos y que la casa esta vacía siempre así que me vendrá bien tener a alguien para no sentirme tan sola. 

―Me alegro que la presencia de Dani te ayude. Te aviso de un par de cosasBueno el tamaño de su miembro ya lo conoces visto que ya lo has visto pero te aviso que cuando llega al orgasmo sus chorros de semen son bastante fuertes así que igual puede mancharte o manchar el suelo. 

―Es normal que salgan asíestán comprimidos porque se producen en cantidades grandes así que cuando sale, sale con mas presión de lo normal no te preocupes tendré cuidado. 

Bueno pues me voycuídamelo bien y cualquier cosa me llamas. 

―Vale guapa que tengas un buen viaje y puedes estar segura de que lo cuidaré bien. 

―Te debo una Marta. Adiós hijoDije gritando desde la puerta. 

Adiós mamaRespondió mi hijo 

Salí de la casa de Marta con una sensación de satisfacción porque sabría que iba a estar bien pero también de tristeza por no poder ayudar a mi hijo en estos momentos difíciles para el. 

Arranqué y puse rumbo a la autopista donde me esperaba un largo viaje. 

Bueno Dani vamos a ver, te voy a hacer unas preguntas para ver como estas desde la ultima vez valePregunto Marta 

―Vale, respondió mi hijo. 

―Cuando fue la ultima vez que liberaste semen? 

Ayer 

―Lo hiciste solo? 

―No, me ayudo mi madre. 

Aun no eres capaz de hacerlo solo? 

―No, me duele mucho y no siento ningún placer. 

―Cuando fue la ultima vez que lo hiciste solo? 

Hace varias semanas ya. 

Ahora si no te importa vamos a ver como están tus testículos y vemos si siguen hinchados vale? 

―Vale, dijo mi hijo poniéndose en pie. 

―Te puedes quitar la ropa? 

TodoPreguntó mi hijo 

―Hombre pues te voy a ver los testículos así que mínimo los pantalones y los calzoncillos. 

―Vale entonces me lo quito todo ya que estamos. 

Yo lo que quiero es que te sientas cómodopuedes estar tranquilo y tu madre y yo nos conocemos mucho y tenemos mucha confianza así que puedes considerarme como si fuera tu tíaSiéntete libre de hacer lo que quieras y de pedirme lo que quieras. 

―Vale gracias, dijo mi hijo mientras se quitaba la ropa. 

Aun no consigo acostumbrarme a tu tamaño. Ya he visto muchos penes en mi vida por mi trabajo pero el tuyo impresiona sobretodo por la edad que tienes. 

―Eh... gracias creo. 

Jaja de nada. Bueno vamos a ver, dijo Marta observando los testículos de mi hijo y palpándolos con la mano. 

―Y bien? 

Están un poco hinchados si que es verdad pero menos que la ultima vezeso quiere decir que vas mejorando poco a poco. Sin embargo creo que los calzoncillos que llevas te aprietan mucho y no es bueno. 

―Es que solo tengo de este tipo, no tengo mas holgados ni nada. 

―Pues no pasa nada, te lo quitas y te pones solo el pantalón si quieres con nada debajo. 

―Ah vale. 

Sientes la necesidad de masturbarte ahora mismo? 

―No, ahora estoy bien pero creo que mas tarde tendré ganas y... 

―No te preocupes vamos a hacer lo siguientecuando quieras hacerlo te dejaré solo un momento y lo intentaras y si te duele o no lo consigues me avisas y te ayudo. 

―Vale. 

Bueno pues si quieres ahora puedes ver la tele o hacer lo que quieras mientras yo preparo poco a poco la comida te parece? 

―Vale, si necesitas ayuda dímelo. 

―Gracias eres un cielo. 

Marta se fue a la cocina a preparar la comida pero se fue muy caliente por la vista del pene casi erecto de Dani y por lo cerca que estabaHacia mucho tiempo que no había tenido un pene en casa aunque aun dudaba de sus intenciones, no sabia si solo debía ayudar al joven Dani o si por el contrario debería intentar algo mas y satisfacer sus ganas de sexoFinalmente prefirió ayudar de momento y ver como evoluciona la situación poco a poco. 

Mientras tanto Dani no se sentía a gusto con el pantalón vaquero que llevaba pues no llevaba calzoncillos visto que la doctora Marta se los desaconsejoEntonces decidió cambiarse de pantalón y ponerse el único pantalon de chándal que tenia en su bolso por lo que debería aguantar todo el fin de semana con ese pantalónLlego la hora de la comida y Dani fue a la cocina para ayudar a Marta a preparar la mesa. Después de comer fueron al salón a ver la tele tranquilamente pero Dani empezaba a sentir como poco a poco las ganas de masturbarse le llegabanUnas horas mas tarde y con una erección ya bastante notable fue Marta la que le pregunto si todo iba bien. 

Creo que ya tengo que liberar... eso... ya sabes. 

Jaja tranquilo, no dijimos que tenemos confianzapuedes hablar utilizando las palabras que quieras. Te quieres masturbar verdad? 

―Si. 

Bueno pues si quieres yo me voy a mi habitación y te dejo aquí intentándolo y cuando acabes me llamas. 

―Vale lo intentaré. 

Marta se fue a su habitación muy caliente sabiendo que Dani iba a jugar con su amigo de 26cm a unos metros y que si no lo consigue tendrá que ayudarle ella misma. Se sorprendió al sentirse mojada de la excitación y no tuvo mas remedio que tocarse un poco esperando a que Dani acabe de hacer lo mismo. Al cabo de unos minutos en los que Marta sentía placer y Dani dolor Dani llamo a la doctora. 

―Dime cielo. 

―Es que... veras... no lo consigo, me duele muchoSiempre que me acerco me duele. 

Bueno tranquilo que yo te ayudodijo Marta mientras poco a poco se acercaba al miembro erecto de Dani y lo cogía con las manos. 

―Tus manos están calientes. 

―Eh... si es que estaba doblando la ropa en la habitacióndijo Marta ruborizada. 

Su mano empezó suavemente a subir y bajar del miembro imponente de Dani y sin darse cuenta ya lo tenia metido en la bocaEmpezó a lamer suavemente y con ritmo y se metio de golpe hasta donde pudocubría con su boca mas de la mitad del miembro de Dani, algo que ella misma costaba de creer mientras su lengua jugabaMientras con la mano lo masturbaba suavemente. Dani gemía suavemente a cada lamida de Marta. 

―Te duelePregunto Marta 

―No no para nada, cambia mucho cuando lo haces tu, yo me lastimo mientras que cuando lo haces tu me da mucho placer. Por cierto dice mi madre que te avise cuando esté cerca asi que te aviso yaya que no estoy muy lejos de correrme. 

―Vale, cuando quieras. 

Marta seguía metiéndose en la boca ese pene casi hasta la garganta y cuando sintió que Dani se arqueaba y estaba cerca de explotar saco el miembro de su boca y después de unas sacudidas se corrió abundantemente sobre la cara, los pechos y la mano de la doctora. 

Vaya, tu madre si que tenia razón, te corres mucho y fuerte. 

―Lo siento, te he manchado entera 

―No te preocupes, un poco de agua y se va, además el semen es bueno para la piel dijo Marta en tono bromista. 

Se fue al aseo y lo primero que hizo fue cerrar la puerta con pestilloquitarse toda la ropa y meterse bajo la duchaAun con rastros de semen en la cara de la doctora Marta empezó a tocarse ya que estaba demasiado caliente tras lo sucedido con Dani. No tardo mucho en llegar al clímaxluego se limpio todo el semen que aun tenia en la cara y se relajo unos minutos bajo el agua caliente. 

Al acabar se seco y salió a cambiarse a su habitación. Al acabar se puso una camiseta holgada blanca que dejaba a la vista sus curvas por primera vez. La mujer de 50 años conservaba aun muy bien sus pechos y sus curvas. No estaba rellenita ni había tenido hijos por lo que tenia un cuerpo mucho mas joven que su edad. 

Le tocaba a Dani entrar a la ducha y relajarse un poco. Acababa de vaciar una gran cantidad de semen y se sentía mucho mas tranquiloDespués de unos minutos salió y se puso otra vez el mismo pantalón de chándal, no le quedaba otra visto que ya no tenia ningún otro pantalón que no le doliera sin calzoncillos. 

―Te has puesto el mismo pantalón? 

―Si es que no tengo otro pantalón de chándalpensaba estar durante el día con los vaqueros y dormir con el de chándal pero como me has dicho que no es bueno para mi llevar calzoncillos pues no puedo ponerme vaqueros porque me rozan y me duele. 

Claro es normal, el problema es que mañana es domingo y las tiendas estarán cerradasBueno pues no pasa nada, aguanta con este pantalón esta noche y mañana ya veremos lo que hacemos. 

―Vale. 

Yo me voy a dormir ya que estoy algo cansada pero si necesitas la mínima cosa o si te duele o algo no dudes en despertarmedijo Marta. 

―Vale te avisaré si pasa algoPor cierto te quería preguntarhe traído conmigo la play y ahora mismo no voy a dormir, te importa que juegue un poco. 

―Para nada, estas de vacaciones así que disfrutaademás mi habitación esta lejos así que no te tienes que preocupar por el ruido ni nada, juega y pásatelo bien, como si estuvieras en tu casa. 

―Gracias dijo Dani dándole un beso de buenas noches 

Marta recordaba todas las cosas sucedidas durante el día y se sentía aun caliente pero decidió no tocarse y dormir pues realmente estaba cansada. 

El día siguiente empezó como acabo el anterior, mi hijo jugando a la consola mientras desayunaba y Marta completando unos informes des hospitalHacia calor y mi hijo decidió ir a ducharse mientras yo llamé a Marta por teléfono: 

Hola Manuela que tal el viaje? 

―Bastante cansada pero he llegado bien y estoy en el hotel descansandomañana empieza la primera parte de la conferencia así que hoy voy a aprovechar y descansar. Que tal estas tu? Y como esta Dani? 

―Bien gracias, los dos estamos bien, de momento sin problemasAyer no pudo hacerlo solo así que le ayudé pero sin embargo hay algo que me gustaría decirte. Los calzoncillos de tu hijo le aprietan dada la enfermedad que tiene. 

―Ya pero son los calzoncillos que a el le gustan, se siente cómodo así. 

―Lo entiendo pero tiene los testículos hinchados así que cuanta menos presión sienta en esa zona mejor será. 

Entiendomenos mal que estas aquí para decirme estas cosastengo mucha suerte de tenerte como amiga. 

―No digas eso estoy segura que harías lo mismo por mi. La cosa es que tu hijo solo ha traído su pantalón de chándal, los demás le rozan cuando no lleva ropa interior y por eso no se los poneayer estuvo con ellos casi todo el díadurmió con ellos y ahora se acaba de ir a la ducha y al salir creo que se los volverá a poner. No  muy bien que hacer porque sabes que los domingos las tiendas están cerradas y no puedo comprarle ningún pantalón ni calzoncillos holgados. 

―Ya veo... Bueno pues si no te molesta dile que esté desnudo. En casa hay días que esta desnudo todo el día así que no será nuevo para el. A menos que te moleste. 

―Que va mujer para nada, es su casa. 

―Gracias. Bueno pues dale un beso de mi parte y cuídate, te llamara mi madre esta noche para concretar los detalles de mañana. 

―Vale perfecto, un beso cuídate. 

Marta fue a la ducha y desde la puerta pregunto si podía entrar a lo que Dani dijo que si. Le explico que su madre había llamado y que le había dicho de quedarse desnudo como hace en casa a lo que Dani dijo que si a ella no le molestaba a el tampoco. 

Al salir Dani se sentó en el sofá desnudo y con su pene flácido pero con una talla mas que envidiable. Dani dijo que no era justo, que se sentía mal estando desnudo el solo: 

―Es que en casa estamos desnudos los dos, mi madre y yo, y ahora me siento solo estándolo solo yo dijo Dani en tono de broma. 

Bueno pues entonces nos ponemos en igualdad de condiciones para que te sientas mejordijo Marta quitándose la ropa ella también revelando unos pechos de una buena talla aunque un poquito caídos y unas curvas mas que apetecedoras. 

Jajaja ya pero ahora voy a tener un problema mas grande 

Jajaja mucho mas grande por lo que veodijo Marta refiriéndose a la erección de Dani. 

Estuvieron viendo la TV un rato y después de comer se repitió lo mismo del día anterior solo que esta vez la doctora Marta prefirió empezar ella misma sin tener que irse a su habitaciónAsí pues empezó a masajear suavemente el miembro de mi hijo que por entonces ya estaba completamente erecto. Se lo metió suavemente en la bocamordió su cabeza y jugo con la lengua provocando los gemidos de Dani. Cuando tenia el pene ya bien mojado con la saliva de Marta, esta lo puso entre sus pechos y empezó a subir y bajar a un buen ritmo. 

―Es la primera vez que me hacen estodijo Dani. 

Entonces disfruta. Te gustan mis tetas? 

Mucho 

Entonces imagina que las estas follando dijo la doctora bastante caliente. 

Mmmm son suaves. 

―A ellas también les gustas dijo Marta tocándose suavemente el clítoris 

Quieres que te ayude yo a ti como tu a mi? 

―Con mucho gusto dijo Marta abriéndose de piernas para facilitar la entrada de los dedos de Dani. 

Dani decidió que era hora de hacer un 69 y comerle todo a Marta. Mientras mi hijo saboreaba su manjar Marta llegaba al clímax pues hacia mucho que no tenia sexo ni que nadie la tocaba. 

Siiiiii!!! Que bien lo haces!!! Mete tu lengua mas profunda!! Me corro!!! 

Yo también estoy cerca. 

Vamos, dame toda la leche que tienes dentrosácala todalléname de leche con tu pollon!! 

―Toma!! dijo mi hijo llegando al orgasmo 

Marta se sorprendió cuando sintió un chorro de semen golpear su garganta, mi hijo se había corrido tanto que le salió un poco de semen por la boca y fue a parar a sus pechosNunca había tragado tanto semen en sus 50 años de vida. También era la primera vez que llegaba tan fuerte solo con la lengua. 

―Madre mía, me has llenado! Nos duchamos? 

―Vale dijo Dani mucho mas relajado. 

En la ducha, los dos cuerpos pegados y el agua caliente hicieron que a mi hijo se le volviera a poner dura. 

―Que buenos sois los jóvenessiempre dispuestos a ayudar jaja dijo Marta bromeando 

Se inclino un poco hacia adelante y poco a poco empezó a meterse el miembro de mi hijo en su cueva. Cuando entro todo soltó un grito tremendo. 

―AAAAGHHHH! 

―Te he hecho dañoPregunto Dani 

―Ni se te ocurra pararahora dame! Dame con tu polla hasta lo mas profundo de mi! Rómpeme si hace falta pero no pares de follarme fuerte! 

Empezó un mete saca a un ritmo frenético y demoledor que estaba volviendo loca a Marta. Cambiaron de posición varias veces y tras unos 30 minutos y 2 orgasmos de Marta se acerco el de Dani. 

Marta con una voz ya agotadísima pero llena de placer dijo: 

Córrete en mi boca que me lo quiero volver a tragarme ha encantado así que antes de acabar mete tu tremenda polla en mi boca y suéltalo todo. 

Ahí va, abre la boca que vengo. 

―Dame leche jovencito dame leche. 

Dani se corrió en la boca de Marta, esta vez menos semen que hacia 30―40 minutos pero aun así era suficiente para que Marta jugara un poco con el antes de tragarloTerminaron de ducharse y se secaron juntos. 

Tengo que prepararme algún día para que me la metas por detrás pero hoy no porque necesitaré mas tiempo para prepararmeTengo que estar bien dilatada porque debe doler. 

―Cuando quieras me avisas. 

Tranquilo que te avisaré jaja. 

  

Así acabo el fin de semana con Marta, llamo mi madre, la abuela de Dani y Marta le dijo que mañana antes de ir al hospital lo llevaría a casa de la abuela por lo que la abuela le dio su dirección. En la noche estaban los dos agotados de tanto sexo y se fueron a dormir pronto.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© Manuela

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (6)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Manuela
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)