Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.524 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.453.348 Miembros | 19.394 Autores | 98.567 Relatos 
Fecha: 17-Feb-16 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

La enfermedad de mi hijo 3

Manuela
Accesos: 76.821
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 22 min. ]
 -   + 
El final de la historia Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

 

Hola a todos, esta es la tercera y ultima parte de la historia de la enfermedad de mi hijo.

 

Cuando Dani se desperto, Marta ya estaba en la cocina con el desayuno listo ya que tenia que desayunar, llevar a mi hijo a casa de mi madre y luego marcharse al hospital. Dani se puso el pantalon vaquero aunque le rozaba pues era lo unico que tenia.

―Buenos dias Marta.

―Buenos dias campeon, que tal has dormido ?

―Muy bien gracias. Por cierto antes de llevarme a casa de la abuela podrias llevarme a casa para que coja mas pantalones de chandal ? Porque este ya esta sucio y los demas pantalones me duelen.

―Claro, podemos ir a tu casa en un momento y coger lo necesario y luego te llevo a casa de tu abuela.

―Gracias

Asi pues desayunaron, pasaron por mi casa para coger un poco de ropa para Dani y rapidamente se marcharon a casa de la abuela que no esta muy lejos de mi casa pero esta mas bien a las afueras del pueblo donde vivimos.

Ahi va una descripcion de mi madre : Mi madre se llama Carmen, tiene 64 anios ya que me tuvo a mi con 18 anios, mide 1.65 mas o menos ya que hace mucho que no se mide. No es una mujer muy gorda, tiene el peso normal para su edad, tiene un culo bastante relleno y unos pechos muy grandes, mas grandes que los mios pero un poco mas caidos aunque no mucho. Por lo demas es una mujer de mente abierta tambien pero creo que no tanto como yo ya que ella vivio en otra epoca bastante mas estricta que la de hoy en dia. Vive sola pues mi padre fallecio hace unos anios y ella no quiere estar con nadie mas.

Llegaron Marta y mi hijo a casa de mi madre sobre las 9 de la maniana. Despues de unas palabras entre la doctora y mi madre en las cuales le decia que Dani no tenia que llevar calzoncillos pues eso le apretaba y tenia que vestir pantalones holgados que habia traido en el bolso de deportes y que si estos se agotaban era mejor que estuviese desnudo pues no es bueno que mi hijo tuviera la zona genital apretada.

―Vaya, tan grave es ? Mi hija me dijo que no era muy grave pero supongo que dijo eso para no asustarme.

―Bueno, tampoco es tan grave pero hay cosas que tiene que hacer y ropa que tiene que evitar para que se mejore y ya se le cure.

―Y no hay nada que yo le pueda cocinar y que el se tome para que se cure.

―No, lo siento pero lo que tiene que hacer es vaciar el semen que su cuerpo produce y asi poco a poco se le quitara. Calculo que en unos 10 dias o asi podra volver a mi consulta y podré decir exactamente si se le paso completamente o no.

―Vale, has sido muy amable al cuidar de mi nieto este fin de semana, estas segura que no quieres que te prepare algo de comer para que te lo lleves ?

―No seniora se lo agradezco pero ya comeré en el hospital, de hecho me tengo que ir porque se me hace tarde.

―Esta bien, cuidate y gracias una vez mas.

―De nada, y no lo dude, si pasa algo o tiene alguna pregunta no dude en llamarme al numero que ya le di. Dani tambien lo tiene por si lo pierde o algo. Adios y salude a su nieto de mi parte.

La doctora se marcho a su trabajo y Carmen se fué a hablar con Dani.

―A ver cuentame, que tengo que hacer y como y cuando ?

―Como ?! Pero no te lo ha explicado mama ?

―Si, algo me ha dicho pero bueno no lo recuerdo muy bien, mas o menos si pero prefiero que me lo recuerdes tu asi estoy segura de no cometer ningun error.

―Es que me da verguenza decirtelo...

―Eres mi nieto, cuando tu madre se iba a trabajar te cuidaba yo, te duchaba cuando eras pequenio, te daba de comer, te vestia, hacia de todo y ahora dices que te da verguenza, soy tu abuela hijo.

―Ya, ya pero bueno... A ver como te explico esto. Pues tengo un problema en mis testiculos, dice la doctora que tengo mucho mas semen de lo normal y eso me duele y por eso tengo que vaciarlo. Se vacia haciendo...

―Ya lo sé, masturbando que soy vieja pero no tonta.

―Eso, masturbando. El problema es que cuando lo hago yo, me concentro en lo moi y me duele, por eso nunca consigo vaciarlo porque no consigo acabar. Antes me ayudaba mama, me masturbaba y vaciaba todo y me sentia mucho mas a gusto. Mama sabe que yo solo no puedo porque me duele, por eso no me he quedado en casa solo, este fin de semana lo he vuelto a intentar solo pero no lo he conseguido y me ha ayudado la doctora Marta. Y esta semana me tienes que ayudar tu. Te prometo que intentaré hacerlo solo pero no te garantizo resultados porque me duele bastante.

―No hace falta que me prometas nada, como voy a dejarte hacer una cosa que te duele ? Para eso estoy aqui, para ayudarte y cuidarte, como cuando eras pequenio, ademas, he estado casada durante mas de 40 anios asi que no me voy a asustar por ver tu pajarito o tener que jugar con el.

―Mama me ha dicho tambien que te diga que tienes que tener cuidado porque mis chorros de semen son fuertes y van bastante lejos por lo que puedo ensuciar algo.

―Vale tranquilo, venga bajate el pantalon y empezamos.

―Que?! Ahora?! Veras abuela eso no funciona asi, tiene que ser cuando me entren las ganas y me duela, sino no se me para y no se puede hacer nada.

―Ah vale vale, bueno pues entonces cuando tengas ganas o dolor me lo dices.

―No quieres que lo intente yo solo primero asi no tienes que molestarte?

―Pero como me va a molestar ayudar a mi unico nieto?

―Lo intentaré solo y si no lo consigo te aviso. Ahora voy al aseo a cambiarme de pantalon porque no puedo llevar calzoncillos y estos pantalones me molestan.

―Puedes cambiarte donde quieras. Por cierto vas a tener que dormir conmigo porque como nunca recibo visitas desde hace mucho tiempo, la habitacion de los invitados no esta preparada.

―Puedo dormir en el sofa no pasa nada.

―De eso nada que estas enfermo y tienes que dormir bien. Asi que en mi cama, como cuando eras pequenio.

―Vale.

Asi pues mi hijo Dani se fue al aseo a cambiarse de pantalones y ponerse unos mas comodos. Dejo su bolso de deportes en la habitacion de su abuela no sin antes contar los pantalones que le quedaban. No tenia muchos pues no acostumbraba estar sin calzoncillos, solo le quedaban 2 ya que el otro estaba sucio despues del fin de semana con Marta. Cuando salio de la habitacion llego a la cocina y encontro a su abuela hablando con su madre asi que le paso el telefono y se marcho al salon a hablar con su madre por telefono.

―Hola hijo que tal va todo?

―Bien y tu mama?

―Bien, estoy bien, la conferencia es bastante interesante y trata de una enfermedad poco comun pero no te voy a aburrir con detalles. Cuentame tu, como vas con lo tuyo?

―Bien, bueno como siempre, cuando alguien me ayuda y acabo estoy bien, relajado pero sigo sin poder hacerlo solo, dijo Dani en tono triste.

―Bueno no te preocupes hijo estamos aquí para ayudarte, cuando vuelva te ayudaré yo pero mientras tanto puedes confiar en tu abuela que te ayudara en todo lo que necesites.

―Por cierto mama hay un problema, no puedo llevar calzoncillos por lo que tengo que llevar pantalones de chandal y no me quedan muchos, solo dos para toda una semana, ademas aquí donde vive la abuela no hay tienas de ropa.

―No te preocupes hijo, es tu abuela no una desconocida, puedes estar desnudo o pedirle a tu abuela que te lave uno mientras llevas el otro o lo que quieras no te preocupes.

―Esta bien.

―Bueno hijo me tengo que ir, cuidate y ayuda a tu abuela cuando necesite algo. Un beso muy fuerte.

Dejo el telefono y se puso a jugar a la consola ya que no tenia nada mas que hacer y la abuela estaba en la cocina. Después de comer se fueron a ver la television y estuvieron asi sentados un buen rato.

―Bueno hijo voy a ir a fregar los platos y a limpiar un poco la casa.

―Quieres que te ayude?

―No hace falta, quedate aquí que estas enfermo.

―Ya lo sé que estoy enfermo pero eso no me impide levantarme y hacer cosas.

―No importa, quedate aquí jugando a tus juegos esos que yo voy a limpiar tranquilamente, de hecho voy a cambiarme, voy a ponerme una camiseta vieja que luego ensucio mi ropa para nada.

―Vale pues estaré aquí jugando por si me necesitas.

La abuela se fue a cambiarse de ropa para no ensuciar la ropa buena. Se puso un pantalon de pijama normal, se quito el sujetador y la camisa que llevaba y se puso una camiseta vieja de color blanco. Despues de fregar los platos se fué a limpiar el salon, el agua habia mojado su camiseta y esta ya dejaba ver parte de sus pechos y se le notaban los pezones por el contacto con el agua. Como ya os dije antes, mi madre tiene pechos bastante grandes y la camiseta mojada poco podia ocultar. Mi hijo lo habia notado y poco a poco empezo a excitarse con la vista de esos preciosos y generosos pechos. Al acabar la abuela fue a limpiar la habitacion y el aseo pero mi hijo seguia con la imagen de los pechos de su abuela presente. Al limpiar el aseo, limpio la ducha tambien y bueno, eso implica utilizar el agua de la ducha, lo cual mojo aun mas la camiseta de mi madre y la dejo casi transparente pues era blanca y se pegaba a su piel.

Volvio al salon con la intencion de descansar un poco y mi hijo pudo ver claramente como eran los pechos de su abuela. El ya sabia que los tenia grandes pero llevabas muchos anios sin verlos y eran mas grandes que los de sus recuerdos. Eso provoco la ereccion de mi hijo y con ello el dolor en sus partes. Mi hijo solto un leve gemido de dolor pero la abuela se dio cuenta.

―Te pasa algo?

―No abuela es que me duele un poco ahi abajo.

―Ah entonces toca vaciar no?

―Si, voy al aseo a intentarlo.

―Ya te he dicho que no tienes porque intentarlo si te va a doler. No me voy a asustar por ver tu pajarito.

―Como quieras dijo mi hijo girandose hacia su abuela.

―Espero que no te molesten mis manos que estan un poquito mojadas todavia por el agua. Dijo mi madre acercandose a mi hijo.

―No, no pasa nada, dijo mi hijo bajandose los pantalones.

―AY DIOS MIO!! Grito mi madre al ver el miembro de Dani. Pero como puedes tener todo eso tu a tu edad?! Si no es un pajaro es una aguila! Pues si que tiene suerte mi hija al tener esto en casa. Con todo lo que tienes quien no te ayudaria? Bueno vamos a empezar, si te duele me avisas.

―Vale

Mi madre empezo a subir y bajar la mano lentamente sobre el miembro de mi hijo, con miedo a causarle dolor y con asombro al ver lo dura y gruesa que estaba. Empezo a utilizar las dos manos para abarcar mas terreno. Sin embargo sus manos estaban todavia un poco mojadas y frias por el contacto con el agua al estar limpiando, y eso le causaba escalofrios a Dani.

―Estas bien, te estoy lastimando?

―No, es que tus manos estan frias por el agua.

―Claro! Disculpa hijo se me habia olvidado, es que hacia mucho tiempo que no hacia esto... Ahora lo arreglo, dijo mi madre introduciendose el miembro de Dani en la boca pues sabia que ahi estaria mas caliente.

Empezo a lamer y a chupar el pene duro de mi hijo mientras a su vez ella se sentia mas y mas excitada, por el tiempo que llevaba sin hacer algo asi y porque nunca lo habia hecho con semejante tamanio. Al cabo de unos minutos mi madre se encontraba ya totalmente mojada por arriba y por abajo y Dani tambien estaba cercano al climax.

―Abuela no me queda mucho para acabar, no se donde quieres que acabe, si en un trapo o en el suelo o algo...

―Puedes acabar donde quieras dijo mi madre sacandose el pene de su boca. Puedes acabar en mi camiseta si quieres ya que de todas formas la tengo que lavar, dijo a la vez que utilizaba las manos para hacerle acabar.

La espalda de Dani se arqueo y empezo a descargar todo el semen que tenia dentro, era un momento muy placentero para el ya que no solo llegaba al orgasmo sino que tambien se liberaba del dolor que tenia durante gran parte del dia. El primer disparo sorprendio a mi madre que no estaba preparada y fué a acabar en su cara, cerca de los ojos, el segundo impacto justo encima de la camiseta que llevaba y bajaba poco a poco a sus pechos por dentro, el tercero y cuarto si que dieron en la camiseta mojandola aun mas. Mi hijo aun soltaba pequenios chorros ya mucho mas suaves pero su abuela cerro los ojos para que el semen que tenia cerca no se le metiera en los ojos asi que no pudo controlar el resto. Cuando finalmente mi hijo acabo de soltar todo:

―Madre mia hijo como me has dejado, dijo mi madre en tono gracioso.

―Lo siento abuela de verdad no queria mancharte, ya te avisé de que me salen fuertes y no los controlo, dijo Dani disculpandose.

―Tranquilo, no has hecho nada malo, ha estado muy bien, solo tengo que limpiarme los ojos para poder abrirlos, me ayudas a limpiarme los ojos? Pregunto mi madre quitandose la camiseta y dandosela a mi hijo para que este le ayude a limpiar el semen que estaba sobre sus ojos. Dejando asi sus hermosos pechos a la vista de mi hijo.

―Eh... Claro yo te ayudo.

―Uy mira, si me has manchado aquí tambien dijo mi madre senialando su pecho derecho limpiando la mancha de semen con su dedo y llevandoselo a la boca. Mmm que bueno, esta calentito. Estas mejor ahora?

―Si, mucho mejor. Gracias abuela.

―De nada, un placer ayudar a mi querido nieto y de paso llevarme una buena alegria jajaja.

―Mira abuela se ha manchado mi pantalon de chandal tambien.

―Ah, si es verdad, es que al final tuve que cerrar los ojos y no pude controlar donde dirigia tu manguera. No te preocupes lo lavaré. No tienes otros?

―Si si que tengo pero son los ultimos asi que por favor cuando esten secos avisame.

―De acuerdo hijo. Bueno tu abuela se va a la ducha a limpiarse.

―Vale cuando acabes a lo mejor entro yo.

―Si quieres puedes entrar conmigo ahora.

―No, voy a jugar un poco ahora a la Play mientras te duchas y luego entraré yo.

―Como quieras, concluyo mi madre.

Ya en la ducha y bajo el agua caliente mi madre pudo liberar toda la calentura que llevaba al ver semejante pene y tenerlo en su boca. Empezo a meterse un dedo hasta que poco a poco se metio 3 pensando en el miembro de Dani y llego al orgasmo en poco tiempo pues llevaba mucho tiempo sin masturbarse ni tener sexo.

Eran las 11 de la noche, Dani ya se habia duchado, la abuela tambien y estaban los dos sentados viendo la television en el sofa.

―Dani hijo yo creo que me voy a ir a dormir, tambien hay una tele en la habitacion asi que haz lo que quieras puedes verla aquí o en la habitacion.

―Estan haciendo los anuncios asi que mejor vamos a la habitacion, acabo la pelicula y me duermo.

―Vale venga vamos.

Fueron a la habitacion de la abuela, la habitacion donde iban a dormir los dos juntos despues de tanto tiempo, desde la infancia de Dani. Se tumbaron, vieron el final de la pelicula, apagaron la television y se durmieron.

El sol entraba suavemente por la ventana cuando mi madre sentia algo duro en su espalda, tuvo el reflejo de cogerlo con la mano para ver lo que era y se trataba del miembro de Dani. Se giro y vio la forma de sus 26cm bajo el pantalon de chandal pues la tela de ese tipo de pantalones es elastica. Le quito el pantalon pues penso que le apretaria y no le viene bien dada la enfermedad. Unos minutos después desperto Dani, con una ereccion matutina como es costumbre en los hombres y no encontraba el pantalon asi que decidio llamar a su abuela.

―Esta en el armario, es que la doctora me dijo que no tenias que llevar ropa que te apriete y al ver que el pantalon te apretaba esta maniana decidi quitartelo para que no te moleste. He hecho mal?

―No que va abuela para nada, solo que no sabia donde estaba nada mas.

―Y no te duele ahora? Dijo la abuela refiriendose a la ereccion que su nieto mostraba.

―Pues la verdad es que si, cada vez que estoy asi me duele un poco pero cuando se me baja ya no hay dolor.

―Entonces te ayudo asi bajara antes, dijo mi madre acercandose a la ereccion de Dani. Madre mia aun no me acostumbro a tanta carne jaja.

Mi madre empezo directamente con la boca, ya no se ayudo de las manos. Se metio la cabeza, la succiono, lamo el resto del tronco y la metio hasta donde le entraba, sorprendentemente le entro bastante mas de la mitad, le faltaba poco para que entrara toda, algo a lo que Dani no estaba acostumbrado. Eso ya le puso a mil y moviendose suavemente empezo a follar la boca de su abuela mientras esta solo abria la boca y recibia pollazos en la garganta.

―Argh! Venga hijo asi argh asi mas fuerte argh. Mira que bien lo haces ya ni me muevo.

―Tu boca esta bien caliente.

―Si! esta esperando que le des la leche calentita!

―Ya estoy cerca abuela donde acabo?

―Acaba en mi boca que quiero probar mas leche de la tuya.

―AHHHHH AHI VOY!

Dani empezo a llenar la boca de su abuela con chorros fuertes de semen, a cabo de cinco chorros la abuela ya tenia la boca llena y no podia recibir mas dentro asi que la saco y la sacudio y le salio un poco mas que fue a parar a su cara.

―Lo siento abuela no queria mancharte.

―No te preocupes he visto en un documental que es buena para las arrugas, dijo la abuela después de tragar todo el semen que tenia en la boca.

―Jajaja si tan buena es pasaré de vez en cuando a darte un poco dijo Dani bromeando.

―Eso mismo te iba a decir pero ya de verdad, cuando vuelvas a tu casa tendras que visitar de vez en cuando a tu abuela y darle un poco de lo tuyo.

―Vaya, yo bromeaba pero bueno si es lo que quieres no te puedo decir que no, tu me ayudas a mi asi que yo también te ayudaré a ti.

La abuela se fué a limpiarse la cara, Dani se fué a limpiarse el pene, se vistio y fueron a la cocina a desayunar.

―Bueno que quieres hacer hoy? Pregunto mi madre

―Lo que quieras.

―Bueno si me ayudas a limpiar la piscina podriamos pasar el dia ahi ya que hace buen dia caluroso.

―Vale, tu quedate aquí dentro viendo tus programas y tus cosas y yo limpiaré la piscina y cuando acabe te llamo.

Al cabo de unas horas Dani ya habia limpiado la piscina, llenado con agua limpia de la depuradora y estaba todo listo para pasar una buena tarde bajo el sol.

―Abuela ya esta todo listo lo que pasa es que no tengo baniador.

―Y que? Si ya te he visto todo, eres mi nieto no veo el problema.

―Vale pues después de comer nos metemos un poco al agua que hoy hace calor.

Asi pues si metieron al agua después de comer y estuvieron pasando una muy buena tarde. Se ducharon por separado y salieron al salon a cenar.

―Hijo si quieres maniana nos podemos ir a dar una vuelta por el monte que hace tiempo que no salgo.

―Y no quieres salir a la ciudad o al cine o algo?

―No, prefiero estar aquí cerca de casa y aprovechando del buen tiempo.

―Por mi perfecto, sabes que estoy de vacaciones y puedo hacer lo que quieras.

―Bueno pues maniana vamos al monte.

Despues de cenar y ver un poco la television decidieron ir a la habitacion a dormir. Al llegar a la habitacion: ― Hijo hace mucho calor esta noche, yo voy a dormir desnuda, dijo la abuela quitandose toda la ropa.

Eso provoco una vez mas la ereccion de mi hijo pues era la primera vez que le veia su vagina. Le asombro pues estaba completamente depilada y no se lo esperaba.

―Tu tambien harias bien en dormir desnudo hace calor y si sudas esta noche mancharas el unico pantalon que te queda. Por cierto maniana por la tarde estara el otro seco que ya lo lavé.

―Vale pues me lo quito entonces, dijo mi hijo desnudandose tambien y mostrando su ereccion.

―Vaya pero si parece que te duele. Porque no lo has dicho antes?

―Eh... esto... No me di cuenta.

―Que despistado eres, ven aquí que te voy a volver a ayudar.

Una vez mas mi madre empezo a masturbar suavemente a Dani y poco a poco mojandose pues por muchas veces que lo hiciera el pene de mi hijo la seguia poniendo a mil. Se lo metio en la boca y empezo a mamarlo suavemente. Mi madre sentia la excitación subir mas y mas y decidio dar un paso mas.

―A ver si esto te ayuda también, dijo mi madre mientras se disponia a introducir el pene de mi hijo en su vagina.

Entro la cabeza y poco a poco entraba el resto, costaba un poco pues hacia tiempo que nadie habia entrado ahi.

―Ahhhh duele pero da placer al mismo tiempo, gemia la abuela.

―Esta caliente ahi dentro y no pensé que iba a estar tan cerrado

―Es que tu abuelo no la tenia tan grande y gruesa como la tuya y llavaba mucho tiempo sin hacerlo

―Mmmm se siente bien abuela.

―Eso es hijo, ahora te voy a cabalgar.

Mi madre empezo a cabalgar a mi hijo durante unos minutos hasta que llego al orgasmo

―AARRGGGHHH DANI!!!

―Toma abuela toma!

―Uffff ya me he corrido pero creo que se acerca un segundo!!

―Yo aun puedo darte hasta que te canses

―Pues dame! Dame y no pares! Dame!!

Cambiaron de posicion, mi hijo la puso a 4 patas y le dio bien duro hasta que su abuela se volvio a correr. Cambiaron de posicion varias veces mas y la abuela ya se habia corrido 4 veces y estaba exhausta cuando Dani se acerco al climax.

―Argh ya estoy cerca abuela donde acabo?

―Ven que te voy a hacer acabar con mis tetas

―SIIII HAZME ACABAR CON TUS GRANDES TETAS

Dani se subio encima de su abuela y metio su manguera entre sus pechos, la abuela empezo un movimiendo con sus pechos hasta que Dani se corrio, llenandole las tetas, la cara y parte de la boca de semen. Después de limpiarse la abuela se tumbo exhausta en la cama.

―Madre mia hijo eres increible... Me has matado, nunca habia follado asi.

―Yo también me lo he pasado bien. Tienes unos pechos muy grandes y fabulosos.

―No sabia que te gustaran tanto.

Durmieron los dos muy felices y muy cansados por el sexo salvaje que venian de tener.

Al amanecer la abuela se fue a preparar el desayuno y algo de comer para la salida al monte. Dani aparecio minutos mas tarde ya con la ereccion calmada y se sento a desayunar. Despues la abuela se vistio con la ropa de deporte, se puso una camiseta sin sujetador por debajo y una falda deportiva que le regalo mi hermana para supuestamente jugar al tenis con amigas pero que nunca utilizo. Dani se puso la camiseta de su equipo de baloncesto y el pantalon de chandal y salieron a recorrer el monte pues el dia era precioso. Llamé para saber como estaban los dos y mi madre me dijo que estaban perfectamente bien y que salieron a dar una vuelta por el monte por lo que decidi no molestarles.

Estaban paseando cuando encontraron un lugar donde parar a comer, habia una mesa y unas sillas ambas de madera. Pararon a comer y Dani le dijo a su abuela que verle el culo todo el camino mas el calor le habian provocado una ereccion de campeonato asi que viendo qe no habia nadie ahi y que ese monte no era muy visitado generalmente, la abuela se quito toda la ropa, bajo el pantalon de Dani y se la chupo hasta dejarla bien mojada.

―Ahora te toca a ti chuparme a mi dijo la abuela subiendose a la mesa y ofreciendole el conejo a su nieto.

Mi hijo se la comio hasta que su abuela llego al orgasmo y le rogo que se la metiese.

―Por favor acaba ya con mi sufrimiento y clavamela!

―Aqui al aire libre?!

―Claro! No hay nadie y si viene alguien solo podra tener envidia de ver como una polla como la tuya se folla a un chocho como el mio. Vamos metemela ya!

No se hizo esperar mas y le metio su miembro entero con fuerza, lo que provoco un grito de dolor y placer en mi madre. Después de haber cambiado de posicion 3 veces y haber tenido mi madre 2 orgasmos sin contar el que tuvo con la lamida de concha mi hijo se acerco al orgasmo.

―Donde lo quieres abuela?!

―Damelo en mis tetas asi no me puedo poner la camiseta y bajo del monte a casa con los pechos al aire y llenos de semen!

―Que caliente eres! AHI VA!! TOMA TODO!! grito mi hijo corriendose en los pechos de su abuela.

Por el camino mi madre solo se encontro con una amiga suya vecina que iba al monte a coger caracoles.

―Pero Carmen?! Que haces asi vestida?! Es semen eso que llevas ahi?!

―No! solo me mordio un insecto y me puse un poco de pomada para que se me pase por eso no me puedo poner la camiseta.

―Ay pero mujer es algo grave?! Quieres que te lleve al hospital?!

―No mujer no te preocupes que ahora voy a casa me pongo un poco de agua fria y se me pasa.

―Bueno pues que te mejores y ya pasaré a verte a ver como estas.

―Cuando quieras querida.

La vecina de mi madre se creyo todo lo que le dijo y eso les hizo gracia a los dos. Llegados a casa se metieron en la piscina juntos, los dos desnudos y pasaron el resto del dia ahi hasta la cena.

Por la noche repitieron lo mismo de la noche anterior, cena pelicula y sexo salvaje. A la maniana siguiente igual, la ereccion matutina de mi hijo les dio placer juntos, luego lo hicieron en la piscina, en la ducha, en el salon e incluso en la cocina durante el resto de la semana. Tuvieron una semana de sexo salvaje. Mi hijo se corrio en las tetas de su abuela, su cara, su culo, su vagina, su boca, en todos los sitios imaginables. Asi llego el final de la semana.

―Te prometo que la proxima vez que vengas tendras mi culo listo para recibirte, siempre he querido hacer anal con tu abuelo pero el nunca queria, decia que era algo nuevo y que preferia lo tradicional. Esta vez lo tendré preparado y dilatado para que puedas meter lo tuyo ahi dentro y me llenes con tu manguera.

―Vale, pasaré en unos dias despues de clase para darte la leche que querias para que te la apliques por la cara que dices que necesitas.

―Vale, no hace falta ni que llames, no salgo mucho, si salgo salgo a comprar verduras y vuelvo a casa asi que ven cuando quieras.

―Vale te prometo que no tardaré en venir.

Unos minutos mas tarde llegué yo y encontré a mi madre y a mi hijo desnudos en la piscina.

―Hija! Por fin llegaste!! Quitate la ropa y ven a meterte con nosotros que hace calor y el agua esta perfecta.

―No llevo baniador mama.

―Nosotros tampoco.

―Vale ahi voy, dije desnudandome y metiendome con mi hijo y mi madre en la piscina.

―Te he echado de menos mama.

―Yo tambien hijo yo tambien dije abrazandolo. Como llevas la enfermedad, te duele o algo?

―No, la abuela me ayuda mucho y ahora estoy bien pero sigo sin poder hacerlo solo.

―Bueno no te preocupes, al volver a casa te ayudaré yo y en unos dias iremos al hospital a ver a Marta asi te dice si te has curado completamente o no.

―Ay hija cuando lo lleves al hospital me llamas para decirme como esta vale?

―Vale mama.

Pasamos el resto de la tarde en la piscina y por la noche nos fuimos a casa. Estuve ayudando a mi hijo masturbandolo y follando durante casi una semana hasta que lo llevé conmigo al hospital para que vea a Marta y nos dijo que todo estaba bien y que se habia curado pero aun asi entre Marta, mi madre y yo no creo que haya tenido mucho tiempo desde entonces para masturbarse el solito.

 

Gracias a todos por haber leido esta historia hasta el final, podeis seguir contactandome por mail y preguntandome o compartiendo lo que querais y a los demas nos vemos en un proximo relato.

Un beso,

Manuela


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© Manuela

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (8)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Manuela
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)