Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.688 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.452.428 Miembros | 19.282 Autores | 97.844 Relatos 
Fecha: 21-Sep-16 « Anterior | Siguiente » en Orgías

La Invitación Inesperada tras Es Paradis

BebiSlut
Accesos: 15.235
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 18 min. ]
 -   + 
Como os habíamos contado en la primera parte, Kurt, uno de los socios d'Es Paradis, nos había invitado a Alice, Sonja y a mi, a una fiesta privada en su Villa junto al Caló de Ses Moltons. Una fiesta que no sabíamos de que rol iba, pero que nos excitaba mucho ser invitadas Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

La invitación inesperada

Nos pusimos los vestidos de nuevo y cuando nos trajeron las bebidas, nos quitamos la enorme sed que teníamos.

Con nuestros bolsos a manos, nos sentamos en el tocador de la estancia y nos fuimos arreglando el maquillaje y el pelo, además de perfumarnos de nuevo.

Mientras no poníamos sexys, Erika nos dijo, “He estado hablando con uno de los jefes, Kurt, y le he contado vuestro sensual y atrevido show”  “Le ha encantado tanto, que si queréis, dice que estáis esta noche invitadas a una fiesta privada, ya sabes Becka, de las que ellos suelen montar, en su Villa”  -añadiendo-  “así que ahora ya depende de vosotras, si os apetece asistir, pues empieza más tarde”

Apostillando –“Por el dress code, no os preocupéis, ya sabes que allí tienen todo tipo de conjuntos de los que más les gustan y acordes siempre, con el tema del party”

Uaau – respondí yo – “Es una invitación muy tentadora, porque se dice que las fiestas que organizan a este nivel de glamour, son conocidas por su atrevimiento, vicio y cuidado montaje”  “Por mi encantada de asistir”  ¿qué decís vosotras Alice y Sonja?”

La primera en responder, mientras a Sonja se la veía pensativa, fue mi pareja Alice.

“Por mi parte, será un placer poder asistir a una de sus famosas fiestas”  “Es todo un privilegio ser invitada por Kurt y sus socios y amigos”

“¿Que dices tu Sonja?  – le pregunto Alice-  ¡Anímate y vamos las tres juntas, ahora que hacemos un gran trío!  Cuidaremos de ti, tranquila!  Me han dicho que son unas fiestas interminables y para chicas como nosotras, sin tabús en el sexo – venga ven! No te arrepentirás, aunque posiblemente regresemos mañana por la mañana o nos quedemos a dormir en la Villa”

Sonja todavía dudando, repondió – “tendré que avisar a mis amigas de que no me esperen, para que no se preocupen”  -añadiendo-  “Estáis seguras de que me gustará la fiesta privada?

Sin ninguna duda, si te lanzas como antes hiciste en la pasarela, son fiestas para gozar a tope sin tabús ni cortarse, verás como una vez allí, te encanta, además, seremos de las pocas afortunadas en haber sido invitadas por Kurt, aunque chicas no faltan en sus fiestas, pero hay mucha puta y pocas amateurs como nosotras tres”

“ De acuerdo, bajo a despedirme de mis amigas, para que no me esperen, y vengo con vosotras”  añadiendo Alice – “Así me gusta Sonja, seguro que será una fiesta inolvidable”

Yo le pregunté a Erika, si sabía de que rol, iba en esta ocasión, pero no lo sabía, uno de sus ganchos para ir, era que hasta estar allí, nadie sabía de que iba el montaje, pero más o menos, ya me lo podía imaginar, dijo riendo – conociendo a los que iban a asistir a la Fiesta, - añadiendo – “cuando estéis listas, le dijo al chofer de la limousine que os lleve a la Villa, y a ellos que vais para allá encantadas! Ok?

Perfecto, y gracias Erika – respondí -  os lo habéis ganado por vuestra simpatía, morbo y el excitante show improvisado, jaja “  sois una chicas muy traviesas, jaja “

En cuanto estuvimos de nuevo a punto de “ir de marcha”, Erika nos acompañó hasta el garaje, donde nos esperaba la Limousine para llevarnos a la Villa.

Sin más preámbulos, tras el saludo al chofer y unos fuertes besos a Erika que apostillo -  “Me debéis una jaja “  “ya me contaréis”

Nos pusimos en marcha, algo entre nerviosas y excitadas, al no saber que tipo de fiesta nos íbamos a encontrar y si daríamos la talla ante nuestros anfitriones.

La Villa estaba situada al Norte de la Isla al lado de Caló des Moltons, sabía que era una Villa sin casas cerca, entre los pinares de la costa que rodean el Port de Sant Miquel.

En Ibiza, las distancias son cortas y en poco tiempo, nos deteníamos ante la verja de la Villa, que se abría para darnos paso.

Un camino asfaltado llevaba hasta la Villa, pero el coche no nos dejó en la entrada principal, pues rodeó la casa y se detuvo en la parte trasera.

Allí nos recibió Natasha, una preciosa chica ucraniana que trabajaba (de no se que, exactamente) para Kurt y sus socios.

Nos dio la bienvenida a la Villa y nos dijo que el rol que nos habían reservado para las tres, iba a ser excitante formando parte de las  chicas con el rol más caliente de la trama de la fiesta, pero que como lo importante era la sorpresa y la espontaneidad, no podía adelantarnos la trama en que se basaba toda la diversión.

Si nos adelantó que los invitados Vip, eran unas 30 personas entre hombres y parejas, para las que Kurt había organizado una cena con mucha diversión, y que cuatro chicas más, interpretarían el mismo rol que nosotras tres.

También había otros roles distintos para otras personas, pero eso formaba parte del secreto de la trama.

Nos dijo que la acompañásemos para que pudiésemos vestirnos adecuadamente al rol que teníamos asignado y que nuestra misión, era obedecer los deseos de cualquiera de los invitados Vip, o de Kurt.

Su bienvenida y sus palabras, nos ponían muy cachondas, a sabiendas que iba a ser una fiesta  de mucho nivel y sin límites.

Pasamos a una sala grande, que hacía las veces de camerino y donde se guardaba la ropa de los distintos roles, así como una hilera de espejos para maquillarnos.

Nuestro vestuario era idéntico o casi, para todas, y se componía de muñequeras y tobilleras de cuero negro con ribetes rojos, unos zapatos negros de tacón alto, combinado con un liguero negro que sujetaba unas sensuales medías negras, con la parte elástica superior roja, y como no, también un collar de perra de cuero negro, donde habían escrito el nombre de cada una de nosotras, wow, …. Solo eso íbamos a lucir durante la fiesta, ni tanga, ni sujetador ni nada que distrajese la atención, al margen de nuestros culos, coños y tetas.

Nos miramos las tres, y con una mueca traviesa, empezamos a vestirnos (más bien era adornar nuestros cuerpos desnudos) pero eso nos excitaba, y también el detalle de llevar escrito nuestro nombre en el collar.

Al cabo de unos veinte minutos, entró Natasha y tras dar un repaso de última hora a nuestro uniforme, nos dijo que nuestra primera misión iba a ser, salir una detrás de otra al salón comedor y servir las bebidas que ya habían preparado en la sala contigua.

Con grata sorpresa, pudimos ver, que también habían dos o tres chicos negros bien dotados, que parecían ser también del servicio.

Dos de los chicos (más vestidos que nosotras) lástima, nos precedieron en la entrada al salón comedor, y nosotras de dos en dos, nos fuimos repartiendo por la estancia ofreciendo la diversas bebidas que llevábamos en la bandeja.

Los invitados, hombres y parejas, sonrieron de aprobación al hacer nuestra entrada, la fiesta empezaba.

En la imagen, Natasha entre Sonja y yo, llevaba un corpiño negro para distinguirse de nosotras y a la izquierda Alice con su cara de  niña buena, jajaja

Algunos invitados ya estaban sentados y otros deambulaban por la amplia sala charlando, por lo que nuestra presencia como siete esclavas sexuales, animó inmediatamente la reunión, y empezamos a sentir como con frecuencia, las manos de aquellos caballeros, se deslizaban por nuestra cintura y culo, lo que  a mi me producía halago y sumo placer, igual que los comentarios calientes y sucios que iban subiendo de tono entre los distinguidos invitados.

Mientras se tomaban sus copas y aprovechaban para “repasar” nuestros cuerpos de puta con los ojos y las manos, se fueron acomodando poco a poco en su sillas.

Las “señoras” que había en la fiesta, eran elegantes, pero seguro que muy calientes y putas como nosotras, y todo lo que llenaba la sala, rebosaba buen gusto al mismo tiempo que un cálido ambiente de morbo y lujuria, muy adecuado para el estilo de velada que nos esperaba.

Lo siguiente, fue servir un menú de degustación, que era la excusa, para la cena al fin y al cabo, cosa que hicimos aprovechando para rozar nuestras tetas al inclinarnos sobre el mantel con las mejillas y los hombros de los invitados, algunos de los cuales, con decisión, aprovecharon para pellizcar nuestros pezones y ver si estaban ya duros.

Nosotras nos fuimos repartiendo por la Sala, a la espera de cualquier demanda de los invitados….., pero con sorprendente rapidez, el que estaba delante de mi, se levanto y me invitó a tumbarme sobre la mesa de espalda a el y de cara a una de las “señoras”.

Tras acariciar brevemente mi espalda y mis tetas que se balanceaban sobre la mesa y mientras la “señora” empezaba a acariciarme la cara, sentí su dura polla apretándose contra mis nalgas, frotándola arriba y abajo, y esparciendo su dulce líquido pre seminal por todo el canalillo de mi culo, hasta que abriéndome con una mano los labios del coño, ya muy mojado, me metió su honorable polla, hasta el fondo, sintiendo como sus duras bolas, golpeaban mi mojado y caliente coño a cada embestida.

Apoyada sobre mis codos en la mesa, y el, cogido con ambas manos de mis hombros, para tirar de mi hacia el, empezó a follarme como a una caliente perra a pelo, sin ponerse condón, y sintiendo el gran placer de su gordo glande, rozar las paredes de mi vagina a cada embestida que me daba con fuerza, haciendo que yo empezase a jadear de placer, con el morbo de haber sido cogida así de improviso y follada como una simple puta.

En la posición que estaba sobre la mesa, de cara a la pared, no podía ver a mis amigas y a las otras chicas, pero estaba segura por los sonidos, que la orgía se había desatado ya.

Y no me equivocaba, porque pude ver de reojo como Alice situada debajo de la mesa, entre las piernas de otro invitado, se afanaba en hacerle una caliente y profunda mamada, ante la mirada complacida de los que en este momento observaban, esperando su turno.

El complacido caballero, no tardó mucho en correrse como un cerdo, llenándole la boca a Alice con su cremoso, dulce y caliente semen, recién ordeñado por mi amiga, que mientras el la sujetaba la cabeza, obligándola a tragárselo todo, se deleitaba con su primera corrida en la boca de la noche, una noche que sin duda iba a ser larga e inolvidable.

La velada iba adquiriendo la perversión y el vicio que a mi tanto me gustan, y tras recibir esa primera carga de semen en mi coño de zorra, al instante me encontré mamándole la polla a un mulato de gruesa y dura polla que se estaba follando a Sonja a cuatro patas, y me daba su duro rabo a mamar, antes de seguir jodiendo a mi amiga sueca.

Al mismo tiempo, alguien estaba acariciando maravillosamente mi culo, introduciendo sus dedos en mi canalillo y entreteniéndose en explorar mi ano y mi hinchado coño todavía goteando semen, mientras con la otra mano, me azotaba con una fusta de cuero, las nalgas, algo que me ponía muy caliente, terriblemente excitada y con deseos de ser jodida a placer.

En unos instantes, desde que me había jodido aquel desconocido sobre la mesa, la cena se había convertido en un sírvase usted mismo, y ya no servimos ni los postres.

Allí cada invitado se afanada de degustar comerse, lo que más deseaba, como un jugoso coño, una polla, o iniciando juego de exhibición muy excitantes, …… todos y todas estaban enfrascados en cosas más placenteras que la cena.

Una de las chicas, era exhibida por otra, atada como perra y recorriendo la sala, en busca de machos que gozasen montándola, mientras una invitada, yacía recostada entre las piernas de un hombre, tras haber follado a placer, otros simplemente gozaban como privilegiados mirones de ese caliente espectáculo que se desarrollaba a su alrededor, cambiando constantemente de situación, la mayoría de zorras e invitados de la fiesta, pero sin que en ningún momento, dejase de haber tres o cuatro puntos donde alguien estaba follando con vicio o era follada.

Cuando el atractivo caballero, retomo el coño de Sonja, para follársela a placer, un macho negro, me hizo girar en redondo y de rodillas como estaba, sujetándome por la cabeza para dirigir a su gusto mi mamada, me lleno la boca con su negro y grueso rabo, que hundía cada vez más en mi boca de puta, viendo que todavía no me atragantaba a pesar de que si me la hubiese metido entera, seguro que me hubiese sido imposible respirar al mismo tiempo.

Mientras mantenía mi cabeza quieta con sus fuerte manos, eran sus caderas las que marcaban el ritmo follándome la boca, hasta que vio cuanta porción de su rabo, era capaz de tragar sin ahogarme.

Manteniendo esa profundidad de follada, aceleró el ritmo diciéndome “Nada me gusta más, que ver a una puta blanca como tu, con la boca llena de polla negra”

“Me consta que a todas las zorras blancas y también las casadas con un blanco, las vuelve locas ser folladas por un gran macho negro”  “Las blancas tenéis una piel suave y un dulce coño, y además me gusta lo sumisas que sois, ofrecidas con gusto para los BBC” jajaja

“Hazme caso puta, date a un Daddy negro, y se su puta para siempre, no serás tan feliz, ni estarás tan bien jodida, con otro que no sea negro”

A mi me era imposible responder, con la boca llena y sabiendo que en cualquier momento, un torrente de cremoso, dulce y caliente semen repleto de semillas de macho negro, Wow ¡  …., que excitante sería dejarse un día preñar por un BBC.

Como esperaba, tras sentir como se tensaba su polla dentro de mi boca, un torrente de sabroso, dulce y caliente semen de aquel gran macho negro, se estrelló contra mi garganta y seis o siete cochorros consecutivos, inundaron mi boca y empezaron a descender por mi garganta hacia mi estómago.

A duras penas pude tragar toda aquella miel, pero a pesar de que me estaba ahogando, el mantuvo mi cabeza apretada contra su polla y me obligó a tragármela toda, mientras gemía de placer, vaciándose en mi boca de zorra blanca.

A mi espalda, otro de los invitados, también un gran macho negro, había estado acariciando mi espalda y culo, y gozando mientras veía como su amigo me follaba sin piedad la boca.

Cuando terminé de lamer la polla y las bolas de los restos de semen dulce que no había cabido en mi boca, el macho de detrás, dijo “Una buena hembra blanca de cría sin duda” –añadiendo- “es una lástima que no esté decidida a entregarse a un macho negro en exclusiva para ser su puta, y dejarse preñar por el”  “estoy  seguro que eso es lo que desea pero le falta un empujón para decidirse”

Cogiéndome del pelo, me llevó hasta una mesa y me obligó a ponerme de rodillas sobre ella y apoyada en mis manos, para ofrecerle mis hoyos y así sobre la mesa, que todos pudiesen gozar del espectáculo, de ver como me jodía.

Tras comerme el culo y el coño, agarrado y hundiendo sus dedos en mis nalgas, se puso de pié detrás de mi, imaginando que iba a llenar mi enrojecido y excitado coño con su gruesa polla, pero me equivocaba.

Cuando sentí la gruesa cabeza de su polla, recorrer varias veces, el camino entre los labios de mi chocho y el mojado y cremoso agujero de mi culo, dudé por cual se decidiría, pero pronto mi presentimiento de que deseaba encularme como una cerda, se confirmaron.

Sentí muy excitada, como la cabeza de aquella gruesa polla, se acoplaba a la entrada de mi culo, y el ya con su polla solo insertada a la entrada de mi blanco culo, me cogió del pelo tirando hacía atrás de mi cabeza, mientras con otra mano, me tapaba la boca y sin esperar, me daba su primer duro empujón, que atravesaba mi esfínter, ahogando mi grito con su mano.

Sentía como si mi culo fuese a explotar de tan tirante y lleno, con aquella caliente y dura polla, metida un buen cacho dentro de mi.

Su segunda culeada, me la metió casi hasta el fondo, pero ya no me dolía, tras haber atravesado mi esfínter con el primer empujón, así que retiró su mano, para que todos me oyesen gemir a cada embestida, y con la tercera, sentí como sus grandes huevos golpeaban mi coño, como si deseasen entrar en el.

Sabía que muchos nos estaban observando, porque siempre es excitante ver a una perra blanca, montada y sodomizada por un gran macho negro.

Empezando el sin soltarme el pelo para atraerme hacia su duro rabo, primero a follarme lento, sacando en cada ocasión, casi todo su rabo, para que viesen los que gozaban del caliente espectáculo, “todo” lo que me estaba metiendo por el culo.

Yo seguía gimiendo cada vez que me la metía de nuevo y mis piernas empezaban a temblar, mientras el iba aumentando el ritmo, mientras me decía en voz alta para que todos lo oyesen. 

“Vaya, veo que a esta perra blanca, ya le deben haber follado su blanco culo de puta muy buenas pollas, por la facilidad con que se la he podido meter” –añadiendo-  “Ella que se hacía la inocente, cuando la he propuesto ser de mi propiedad como hembra de cría”  “ahora me doy cuenta de que es una buena y experimentada perra blanca”

Preguntándome mientras yo seguía gimiendo a cada embestida y el me follaba cada vez más duro – “Dime puta, seguro que ya no recuerdas, cuantos machos te han sodomizado, porque tienen que haber sido bastantes” 

Yo entre gemidos de placer le respondí “No recuerdo cuantos han sido mi Daddy”

A lo que el respondió – “Estoy seguro de ello, no puedes recordar el número, pero han sido muchos y te gusta que te sodomicen puta”  -añadiendo- “Tienes hijos? Te han preñado ya algunas veces?”

Respondiendo yo – “No, no tengo, nunca me han preñado” entre jadeos de placer.

A lo que el vaticinó “ Pues ya va siendo hora, de que un gran macho, como una puta blanca como tu, sana y hermosa, seas preñada para ser una buena hembra de cría” “ Habrá que remediar ese desliz tuyo de no dejarte preñar!”  “Imagino que tomas la píldora, pues te ordeno que dejes de tomarla ya!  Y entonces en un par de semanas ovularas, o como tarde en un mes, y te honrare con preñarte para que tengas un hermoso bebe con mis genes, preciosa linda puta”

“Para cualquier hembra blanca, es un gran privilegio, que un gran Macho Negro como yo, te elija como hembra de cría, de un hermoso bebe”

Sus palabras me excitaban tanto, que me vino el primer orgasmo antes que a el, lo cual sintió, con las contracciones repetidas de mi esfínter sobre su polla que taladraba mi blanco culo.

El no dejó pasar la oportunidad de anunciar a todos que me corría y dijo ¡”Esta cerda blanca ya se está corriendo, lo siento con sus contracciones, y lo hace al saber que voy a honrarla con dejarla bien preñada en cuanto ovule”

“Linda putita, pronto lucirás orgullosa una buena barriga” y cuando nazca tu bebe, todos sabrán, que eres propiedad de un semental Negro” jajaja

A pesar de que no podía pensar, solo me centraba en gozar de aquella jugosa polla, que me estaba matado de placer, sintiéndola muy profunda en mis entrañas, me excitaban las fantasías que aquel macho me proponía.

El al sentir como me corría de gusto siendo sodomizada, redoblaba el ritmo de sus enculadas y en pocos minutos, se tensaba y podía sentir en mi interior como descargaba su caliente carga de semen, que recorría mis tripas, wow, lo cierto es que me había sodomizado maravillosamente, y me había puesto cachonda como perra en celo.

Tras descargar su caliente y cremosa en lo más profundo de mi cuerpo, me la sacó del culo, para adornarlo, con sus últimos chorros de espeso semen de macho, para placer de los que se divertían con el espectáculo y lo que me decía.

Tras terminar de sodomizarme, me la metió ahora de un solo empujón dentro de mi chorreante coño, mientras tumbado sobre mi, me decía.  “Recuerda lo que te he dicho”  “Deja hoy mismo de tomar las antibaby, quiero que estés preparada y ovulando en pocas semanas para poder preñarte, me gustas mucho, eres la perra blanca perfecta y bonita, para criar un bebe mío”

Quería dejarle claro, que no deseaba que me preñase nadie, pero cuando vio que iba a responder, me tapó la boca y me dijo.  “No digas nada puta, luego me lo agradecerás” “tienes la edad perfecta para hembra de cría”  “ Vas a ser la primera perra blanca que decido preñar, y te he elegido con sumo cuidado, para que seas la mejor”  -añadiendo-  “Después de la fiesta hablaré con Kurt para arreglar todo”

Intenté volver a protestar, pero de nuevo me tapó la boca y me dijo “Te dejo que sigas gozando de la fiesta y que seas bien follada” “porque cuando seas mía y te preñe, seré yo quien decida con quien debes follar”

Tras incorporarse, me dio un par de buenas palmadas en el culo y se marchó sin dejar que yo protestase o le diese mi opinión.

De todas formas, a pesar de que me quedé unos instantes quieta dudando, sabía que eso solo era una forma de dar más morbo a la situación, además,  sin tiempo a bajarme de la mesa, ya tenía a uno de los invitados ofreciéndome so polla para que se la mamase y en mi culo, empecé a sentir las caricias de un par de “damas” de la fiesta, así que, apoyada sobre mis codos, empecé a lamer aquella rosada y buena polla con mi lengua, que me ofrecía ese chico.

Sin manos, pues se que a los hombres les gusta más que no las use para frenar sus movimientos cuando me follan la boca, empecé a chupársela hasta la mistad, mientras el empezaba a gemir de placer y cogiéndome del pelo, guiaba los movimientos y la profundidad de la mamada, empujando sus caderas para meterme todo lo posible su polla en mi boca.

En mi culo, entre los comentarios y risas de dos “señoras” una rubia y otra morena, sentí como empezaban a excitar mi hinchado coño y abierto culo, con un vibrador, que me estaba dando mucho placer.

La combinación de azotes con la palma de sus manos de las “damas” y que además de recorrer todos mis muslos y culo con el vibrador y que me metían sus dedos en el culo y en el coño, como si me follasen, sacándolo impregnados todavía del semen del macho negro, con la follada que me estaba dando aquel chico de buen rabo en la boca, tenían mis sentidos saturados sin tiempo para el descanso, combinando mis placeres delanteros con los que recibía desde atrás.

A pesar de estar muy inmovilizada por el chico mientras se la mamaba como una puta y los juegos de las “damas” con mi culo, podía ver de reojo, que al estar sobre la mesa redonda, se había formado un corro de hombres y damas, gozando del espectáculo que estábamos ofreciendo.

Cerca de donde yo estaba, podía oír a Alice gemir como una perra, mientras una chica con un grueso baby doll de correas, se la estaba follando duro, cogida a sus caderas, y yo sabía lo mucho que le encantaba a mi compañera Alice, hacer eso conmigo y yo con ella, cuando follábamos juntas.

Junto a ella, Sonja se alternaba con Alice en mamarle la polla a un Vip denudo y tumbado boca arriba, junta a las tres zorras.

No tardo el Vip que me follaba la boca en correrse en ella y también en mi cara, para ver mi aspecto su sucia perra y puta, con toda la cara llena de semen, una imagen a que a los hombres les encanta.

Me acercó de nuevo su polla y yo se la limpie con mi boca, tras lo cual, me acarició y se fue a por otra de las zorras.

Las “damas” que habían estado jugando con mi coño y culo,  pidieron mi atención y una de ellas, tumbándose en un sofá y abriéndose de piernas ofreciéndome su cuidado y hermoso coño, me hizo ademán de que se lo comiese.

De rodillas entre sus muslos y ante la mirada de su amiga, gocé como una cerda, comiendo aquel jugoso coño, distinto al de Alice, pero igualmente seductor y sabroso.

Mientras yo gozaba como una  cerda de aquel jugoso coño y la “señora” empezaba a gemir mientras me acariciaba la cabeza con suavidad pero con deseo, a otra de las “damas” la tenía tumbada sobre la mesa boca arriba y con las piernas colgando, y mientras era sujetada de cada uno de sus brazos por dos amigas suyas, y otro caballero, mantenía una de sus piernas bien abierta como una puta, otra de las “chicas” equipada con un consolador de boca,  se afanaba en follarle el coño con ese grueso consolador, hundiéndolo a cada envite hasta dar con su cara en su coño.

La “dama” reía y gemía al mismo tiempo, cruzando miradas con las amigas que la sostenían para que una de las “chicas” le pudiese dar una profunda y larga follada, todo entre hembras, sin necesidad de hombres para ese juego.

…. ,y la fiesta no había hecho más que empezar, una orgía que se prolongaría hasta la madrugada y que os seguiré contando con todo detalle, en la siguiente entrega.

También si deseáis conocer a esta humilde aprendiz en escribir relatos, en algunos pasajes, veraces y en muchos otros de pura fantasía, pero que me encantaría llegar a realizar, podéis visitar mi blog (recién colgado) en https://www.tumblr.com/blog/beckabarker

Besos húmedos y traviesos, mientras sigo asediada por los invitados a la fiesta, Wow!


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© BebiSlut

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (2)
\"Ver  Perfil y más Relatos de BebiSlut
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)