Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 9.640 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.453.799 Miembros | 19.451 Autores | 99.120 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » LÉSBICOS » LA HISTORIA DE LA CANTANTE, UNA DAMA Y SU POETA 21
[ +

ZONA SEXO

CONTACTOS

CAMS TODORELATOS
Fecha: 24-Sep-16 « Anterior | Siguiente » en Lésbicos

La historia de la cantante, una dama y su poeta 21

Rc Adrii Torres
Accesos: 2.173
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 22 min. ]
 -   + 
¿Eso que significaba? Algo tan insignificante como no perderse inmediatamente una vez tuvo la oportunidad significó mucho para mi. ¿Esperaba a que entrara al hotel? ¿Me cuidaba? No lo sabría. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Capitulo 21

            Ya no soportaba mas, no quería solo besarla. Quería hacerla mía, sentir que temblaba y no de frio que el silencio de esa noche fuera roto por sus gemidos esos que se hacían presente entre las dos, me di la vuelta dejándola abajo de mi, posicionando me para obtener la vista que conseguía, y ahora era magnifica, quise ser diferente con ella. Bese sus labios como si besase a una nube, acaricie su cuerpo como un pintor seduce su lienzo en blanco creando una obra maestra con la máxima inspiración. Su cuello se convirtió en mi punto de partida, lo llene de besos, y algunas leves mordidas que intensificaban el momento, subí al lóbulo de su oreja que con disimulo deje escapar un suspiro, con mi mano derecha acariciaba su vientre plano, hice un camino de saliva con mi lengua que paro en sus labios en un beso suave y apasionado.

            Dirigí mi mano a la parte baja de su abdomen retirándole esa ultima prenda deleitándome con su desnudez. -Eres perfectamente hermosa.- Le susurre muy despacio, llegando a sus magníficos pechos, quede extasiada, definitivamente mientras mas la observaba mas me gustaba. No quise darle mas vuelta al asunto y me fundí en ellos, llevándome su pezón derecho a la boca, mientras con mi mano iba masajeando de una sutil manera su otro pecho. No tarde mucho rato en sustituir mi mano por mi boca, que chupaba su pezón como el chocolate mas dulce. Sentía su respiración mas agitada, no estaba siguiendo ninguna estrategia o paso a paso, esta vez era solo mi instinto por hacerle disfrutar el magnifico momento tanto como yo lo estaba haciendo. Baje poco a poco, besando cada parte de su abdomen, regalándole un suspiro en cada beso, su piel bronceada y algunos lunares transparentes. Descendí haciendo un largo camino de besos y lamidas por toda su pierna, tratando con infinita dulzura su pie, no deseaba hacerle daño. Bese sus piernas, de tanto en tanto la observaba mordía su labio inferior con sus ojos cerrados como si se encontrase en un trance. No quise hacerla esperar mas, y ascendí intercalando mis besos entre sus piernas posicionándome en el medio de ellas llegando a su pubis -Dios- susurre dejando un poco de mi aliento en ella. Estuve observándola unos cuantos segundos quería que esa imagen no se borrase de mi. Empece a besar sus labios mayores, y en partes los menores ella arqueaba su espalda como pidiendo que terminara con su sufrimiento, bese su monte de venus tantas beses que su sabor ya estaba grabado en mis papilas gustativas. Cuando creí que era el momento di un lamenton de abajo arriba acabando en su pubis. Su espalda se arqueo aun mas, sabia que le había gustado, lentamente pase mi lengua por su clítoris con pequeños toques, con una de mis manos acariciaba su abdomen y pechos ya lo estaba disfrutando aun mas, mi boca no daba tregua a su clítoris chupándolo como si de ello dependiese mi vida . Pase mi lengua de nuevo de arriba abajo penetrándola con ella, absorbiendo todos sus jugos, esos que sabían a gloria. Volvía a su clítoris y mientras ahora dos de mis dedos la penetraban lentamente al sentir el contonear de sus caderas aumente la velocidad de mi mano, sentía las contracciones de su vagina, la estimulación de tantas zonas la estaba haciendo gemir a mas no poder sentía el estallar de algo en ella, me preocupo un poco de no a ver sido por ese grito tan despampanante que me dio a saber que el orgasmo había alcanzado.

            Me devolví a sus labios y la bese, acaricie su rostro acomodándome a su lado, tras un beso y su mirada hermosa de ojos verdes nos envolvimos entre sabanas cayendo en un sueño profundo entrelazadas como una.

            Cuando abrí los ojos, un suave atisbo de aire rozaba mi nuca. Su respiración me daba en la espalda mientras su mano descansaba en mi vientre. De golpe se vinieron a mi mente los momentos de hacia algunas horas y el calor se me subió a la cara. ESTEFANIA DEL CASTILLO!!! Aun no podía creerlo.

            Donde había quedado todo ese resentimiento? Ahora yo solo estaba desnuda a su lado, ella me había explorado hasta la conciencia con su boca porque hasta la conciencia había exhalado con todos esos gemidos.

            Por algún estúpido motivo suspire. Se sentía tan bien el contacto de su piel desnuda por mi espalda que… AISH!! ES ELLA!!! POR TODOS LOS CIELOS!!  La sonrisa se ahogó en la sensación de autocomplacencia que experimentaba mi cuerpo junto al suyo y que solo incitó tras muchas recriminaciones, tan solo una sonrisa.

            Con mucha suavidad moví su brazo un poco y ella en medio de quien sabe que sueños – Sonreía. Se veía preciosa. – se acomodó para dormir. Me acomodé descansando la espalda contra el interior de la puerta del auto y me quedé viéndola. – Alexandra Medina – Susurre con una sonrisa cómplice para conmigo misma. Mi ropa interior estaba esparcida por ahí, corrección “ELLA ME LA HABÍA ARRANCADO Y LA HABÍA TIRADO POR AHÍ” Suspiré una segunda vez y la situación se me estaba volviendo intolerable en tan solo unos segundos.

            Me obligué a guardar la compostura, tenia minimamente que recuperar la dignidad así que tomé el tanga y me lo puse, luego el brassier.  Victoria Secret volvió a mi cuerpo y me sentí mas protegida, luego busqué la ropa que ella me había prestado la noche anterior.  Justo cuando comenzaba a vestirme vi que Alexandra abrió los ojos. QUE FORTUNA HABERME COMENZADO A VESTIR JUSTO EN ESE MOMENTO.

-       Buenos días… - Susurré sintiendo que mi cara se enrojecía. NO! – Su sonrisa aperezada en el asiento se veía tan preciosa que sentí mariposas en el estómago.

-       Good Morning Lady- Saludó ella como si no le importara estar ahí desnuda bajo una sabana. POR FAVOR! NO MAS IMÁGENES SEXIES.

Sin mucho dialogo pero con esa clase de silencio cómplice ella comenzó a vestirse. Su ropa ya había secado y no tuvo que usar el camisón aquel que en la noche la había dejado casi totalmente expuesta.

De pronto escuchamos el sonido del claxon de un auto. Alexandra rápidamente terminó de vestirse, la escena fue divertida.

-       Señorita Estefania, pero que les paso? – Era don Misael asomándose por la ventana. Si eso hubiera pasado veinte minutos menos, se hubiera encontrado con una escena bien distinta.

-       Misael, nos a pasado factura la carretera y atascadas nos hemos quedamos, el coche no salio y la noche aquí pasamos. Ahora usted alma hermosa nos puede ayudar a pagarle la deuda al camino sacándonos de este lio - Explicó Alexandra con cara tranquila. En verso, sonrei por eso. Tuve que disimular para no reírme.

-       Tuvimos que pasar la noche en el frio. – Dije con acento de inocencia. El rostro de Alexandra esbozó una pequeña sonrisa. Don Misael se retiró de la ventana y miró hacia las llantas traseras del auto.

-       Claro, vengan yo les ayudo a sacar el carro del lodo.

-       Por poco… - Musité en voz baja. Alexandra soltó un enorme respiro, mientras tanto se escuchaba a don Misael haciendo algo en la parte de adelante del auto. Durante el par de minutos que siguieron, hubo un silencio neutro entre las dos, notaba que nos costaba hablar, las dos estábamos pensativas y de hecho había motivo para estarlo.

Ambas al mismo tiempo buscamos la radio para poner algo de música y nuestras manos se tocaron.

-       Que quereis que ponga.? – Preguntó.

-       Cualquier cosa que te relaje. – Recordé mi respuesta de la noche anterior y ambas sonreímos al mismo tiempo note algo. Química.

-       Vale - Y puso uno de esos temas tranquilos de música contemporánea. Ese tipo de melodía tampoco sonaba como Alexandra, sin embargo ella no hizo ningún comentario.

            El auto comenzó a moverse gracias a don Misael, quien se aseguro que las llantas salieran del barro. Alexandra encendió de nuevo el motor y comenzamos a avanzar una vez nos despedimos de él.

            Y de nuevo ese silencio. No tuve mas alternativa que recostarme en el asiento lo mejor que pude y tratar de cerrar los ojos. Esta vez fue la mente la que no dejó tranquila, a mi mente venían los recuerdos, los gemidos, las caricias… El tatuaje.  Se le veía tan  bien!! Entre todo recordé mis propias acciones, la manera en que yo había… Me estremecí. Abia pasado mis propios limites y quizá me había gustado.

            Minutos después ya estábamos frente al hotel. Nuevamente esa sensación extraña y ese silencio. Justo en el momento en que me animé a hablarle para despedirme, giré hacia ella y ambas nos encontramos en una sola mirada, fue inevitable sonreír, me sentí una tonta.

-       Creo que ha sido todo, verdad? –Dije tratando de disimular que sentía calor en mis mejillas y que me iba a enrojecer como una tonta.

-       Cuidad ese tobillo, y la muñeca, la has de necesitar aunque se bien que eres ambidextra no esta de mas recordar – Sonreí. Sabia que a ella no le gustaban las escenitas, pero la nuestra había durado suficiente como para mantenernos la noche juntas. No obstante, quería que este momento se terminara bien.

-       Hasta otro día. – Sin avisarle, me acerqué a ella y literalmente le robé un beso, luego bajé del auto cuidando mi pié.

            No quise mirar atrás pero si fui consciente de que ella no arrancó de inmediato el auto. ¿Eso que significaba? Algo tan insignificante como no perderse inmediatamente una vez tuvo la oportunidad significó mucho para mi. ¿Esperaba a que entrara al hotel? ¿Me cuidaba? No lo sabría.

Con la muleta en la mano pero flotando en una especie de nube caminé hasta el hotel, y continuando sobre la nube, llegue hasta la habitación. Todo el tiempo en mi cara tuve esa especie de sensación de estiramiento en la cara, como si estuviera tan contenta que el reflejo de sonreír fuera incontenible. Al entrar a la habitación y ver mis cosas, no le puse cuidado a nada, solo entré y me quedé recostada con todo el peso contra la puerta.

-       -           Estefania….  Que hiciste… - Murmuré para mi dejándome a la sonrisa.

A LA MAÑANA SIGUIENTE, LE PEDÍ A MI ASISTENTE QUE SE ENCARGARA DE TODAS MIS MALETAS Y MIS COSAS, ASÍ COMO TAMBIÉN, QUE SE ENCARGARA DE CONSEGUIR UN LUGAR DECENTE PARA ESTABLECERME. MARLEEN ERA EFICIENTE, SABÍA QUE ELLA SE LAS ARREGLARÍA PARA CONSEGUIRME UN BUEN LUGAR, ELLA ERA UNA DE LAS POCAS PERSONAS EN LAS QUE CONFIARÍA MI TRASERO, Y VAYA QUE EN SU MOMENTO ELLA HABÍA SABIDO COMO TRATARLO. ELLA ESTABA EN MI LISTA DE AFORTUNADAS.

SIGUIENDO EL ITINERARIO, TOMÉ EL VUELO HACIA LA CIUDAD, EL CUAL FUE BASTANTE ENTRETENIDO, HUBO TIEMPO PARA TEMBLAR Y SALTAR UN POCO, INCLUSO PENSÉ QUE EL AVIÓN IBA A DAR AL TRASTE CONMIGO CONTRA LAS MONTAÑAS, PERO NO FUE ASÍ. AL LLEGAR, MARLEEN YA HABÍA ARREGLADO TODO Y UNA FABULOSA 4X4 ESTABA ESPERÁNDOME, TAL COMO LO NECESITABA. EL AUTO ERA ABSOLUTAMENTE AMPLIO Y CÓMODO, ERA FÁCIL DESCANSAR AHÍ.

-       MIS COSAS ESTÁN EN EL AVIÓN MARLEEN, ENCÁRGATE. - MARLEEN ME CONOCÍA, LO MÍO NO ERA PEDIR EL FAVOR. ERA UNA EXIGENCIA Y CADA EXIGENCIA MÍA ERA SU TRABAJO CUMPLIRLA. DE HECHO TODOS SUS ESFUERZOS ERAN BIEN RECOMPENSADOS.

-       SI LAWAN. - TAMBIÉN LE PERMITÍA QUE ME LLAMARA POR MI NOMBRE. ERA LO JUSTO, ELLA PROCURABA LOS MEJORES LUGARES PARA MI.

-       LOGRASTE CONSEGUIR ALGO BUENO PARA MI? - DIJE CERRANDO LA PUERTA DEL AUTO.

-       SI, EN LAS AFUERAS, ES UN LUGAR DIFÍCIL.

-       DIFÍCIL? - COMENTÉ CON CURIOSIDAD.

-       LAS CONDICIONES DE VIDA DE ESE LUGAR SON INCREÍBLEMENTE POBRES. - EXPLICÓ. POR ALGÚN MOTIVO SE ME HIZO LÓGICO QUE ESTEFANÍA ESTUVIERA ALLÍ.

-       Y QUE HAY DE ESTEFANÍA. - SE ME ACELERÓ UN POCO EL CORAZÓN.

-       TAMBIÉN LA LOCALIZAMOS. - DIJO EXTENDIÉNDOME UNA FOTOGRAFÍA. SENTÍ ALGO DE TRISTEZA, SE LE VEÍA DESANIMADA, UN TANTO PÁLIDA, COMENCÉ A PREOCUPARME CUANDO VI SU TOBILLO VENDADO. SU MANO TAMBIÉN PARECÍA LASTIMADA.

-       PIENSAN QUEDARSE TODO EL DÍA ACÁ? - PROTESTÉ. - ARRANQUEMOS DE UNA VEZ HACIA ALLÁ!! - A VECES SENTÍA QUE LA GENTE ERA ESTÚPIDA, EN VERDAD QUE NO HABÍA ALQUILADO ESTE AUTO SOLO PARA QUEDARME COMO UNA IMBÉCIL DENTRO DE EL.

NO SÉ SI FUE EL CANSANCIO POR EL VIAJE O QUIZÁ LA AJETREADA NOCHE CON CAMILA, QUIZÁ AMBAS, PERO DORMÍ TODO EL CAMINO. MARLEEN SIEMPRE ESTUVO CUIDÁNDOME TODO EL TIEMPO, COSA QUE LE AGRADECÍA, SIN EMBARGO, A VECES TAMBIÉN ODIABA QUE ESTUVIERA TAN PENDIENTE DE MI. A VECES IMAGINABA COSAS EN MI CABEZA, OJALA A MARLEEN NO SE LE PERDIERAN LOS PAPELES DE ESTA SITUACIÓN, PORQUE YO SE LOS RECORDARÍA. ELLA ERA MI ASISTENTE Y YO SU JEFE, ELLA TENIA QUE SERVIRME EN TODOS MIS ASUNTOS, Y SI ALGUNA NOCHE SE ME ANTOJABA, CON TODA TRANQUILIDAD PASARÍA A SU HABITACIÓN Y POSEERÍA SU CUERPO COMO BIEN ME DIERA LA GANA. SIN TERMINAR EL AMANECER Y EN CUANTO CERRARA SUS OJOS, YO SALDRÍA DE LA HABITACIÓN Y ME TOMARÍA UN WHISKY.

ASÍ ERA ESTO. NO ME IMPORTABA SI ERA JUSTO O NO, SUS HONORARIOS ERAN ALTÍSIMOS TENIENDO EN CUENTA LO QUE VALÍA UNA ASISTENTE, Y SI ERA POR SUS SERVICIOS EN LA CAMA, TAMPOCO PODÍA QUEJARSE. ELLA ERA LIBRE DE ACEPTARLO O RECHAZARLO, JAMÁS LA OBLIGABA. ESO SÍ, ELLA SABÍA QUE EL DÍA QUE ME RECHAZARA PODÍA DAR POR TERMINADO SU CONTRATO. HABÍA MUCHAS QUIZÁ MEJORES QUE ELLA Y MEJOR CALIFICADAS.

-       LAWAN, HEMOS LLEGADO. - SU VOZ ME SACÓ DE UN AGRADABLE SUEÑO Y DE LA INCOMODA POSICIÓN DE MI CUELLO. MIRÉ MI RELOJ, HABÍA PASADO UN MONTÓN DE HORAS.

-       WOW, ESO SI QUE FUE UN VIAJE!! - DIJE MIRANDO POR LA VENTANA DE LA CAMIONETA. SE TRATABA DE UN PARQUE, LOS LUGARES ALREDEDOR PARECÍAN BASTANTE PRECARIOS, HABÍA MUCHOS CURIOSOS QUE VEÍAN EL AUTO. - ESTAMOS ABSOLUTAMENTE SEGUROS DE QUE ESTAMOS EN EL MISMO CONTINENTE Y NO ESTAMOS EN LA INDIA, O ALGO ASÍ?

-       ABSOLUTAMENTE. - CONTESTÓ MARLEEN.

-       BIEN, SÁCAME DE ESTE AGUJERO, QUIERO IR A MI CASA. - MARLEEN SEÑALÓ AL CONDUCTOR DEL AUTO EL CAMINO, SIGUIENDO UNO DE LAS CALLES AVERIADAS QUE RODEABAN AL PARQUE. EN ALGUNOS MINUTOS LLEGAMOS A LA QUE SE SUPONE SERÍA MI LUGAR.

AL LLEGAR SENTÍ LA NECESIDAD DE ESTIRAR LAS PIERNAS. AL LEVANTAR LA VISTA, LO PRIMERO QUE VI FUE LA FACHADA DE UNA CASA QUE PARECÍA MUCHO MEJOR CONSTRUIDA QUE TODAS LAS QUE HABÍA VISTO POR EL PARQUE.

-       POR FAVOR MARLEEN, DIME QUE ESTA NO ES MI CASA.- DIJE PARA FASTIDIARLA. DE HECHO COMPARATIVAMENTE NO SE VEÍA TAN MAL.

-       FUE LO MEJOR QUE PUDIMOS CONSEGUIR LAWAN. - DIJO CON CIERTO GRADO DE FRIALDAD MIENTRAS BAJABA DE LA CAMIONETA.

-       NI MODO... -SUSPIRÉ. ESTEFANÍA MIRA NADA MAS EN LAS QUE ME PONES. MARLEEN SABÍA QUE NO ESTABA ACOSTUMBRADA A CONDICIONES DE VIDA PROMEDIO, Y QUE SI AL MENOS LA CASUCHA NO SERVÍA PARA MUCHO DESDE AFUERA, AL MENOS ESPERABA QUE EN EL INTERIOR ESTUVIERA BIEN ACONDICIONADA Y CON TODAS LAS COMODIDADES: MI GYM, MI SALA DE ENTRETENIMIENTO, UN BUEN CUARTO DE BAÑO, ETC. COSAS SIMPLES, COSAS QUE MERECÍA. - MARLEEN, POR FAVOR CONSÍGUEME UNA DE ESAS CASITAS LOCAS QUE HAY POR EL PARQUE, ENCÁRGATE DE DARLE EL DOBLE O EL TRIPLE DE DINERO PARA QUE DEJE SUS COSAS AHÍ. - AÑADÍ MIENTRAS ENTRÁBAMOS A LA CASA, PINTABA BIEN POR DENTRO.

-       CLARO QUE SÍ LAWAN. - SONREÍ. ME ENCANTABA EL TONO DE SU VOZ CUANDO SENCILLAMENTE ACEPTABA LAS ORDENES.

-       BUENA CHICA, AHORA VE Y TÓMATE UN DESCANSO, DA UNA VUELTA POR AHÍ Y EXAMINA EL LUGAR, NECESITO SABER QUE PASA. - ELLA SONRIÓ LEVEMENTE Y SALIÓ DE LA CASA. LUEGO DE CERRAR LA PUERTA REVISÉ LA CASA Y ENTRÉ A LA MEJOR HABITACIÓN, MARLEEN SIEMPRE ME DEJABA PISTAS DE CUAL ERA  MI ESPACIO.

LUEGO DE UN DUCHAZO CON AGUA CALIENTE ME ASOMÉ POR EL BALCÓN DE LA HABITACIÓN. VAYA QUE SI ESTABA EN UN AGUJERO!! LAS CASITAS SE ASOMABAN ENTRE LA SELVA Y NO HABÍA EDIFICIOS, LAS CONSTRUCCIONES SOLO TENÍAN UNO O DOS PISOS CUANDO MUCHO.

-       TERCERMUNDISTAS... - MURMURÉ. DONDE ESTAS ESTEFANÍA? EN ESE MOMENTO SENTÍ QUE ALGUIEN LLAMÓ A LA PUERTA. - SIGA. - MARLEEN SE HABÍA CAMBIADO DE ROPA, ME PREGUNTABA EN QUE MOMENTO. ESA MUJER ERA BELLA, PERO SIN DUDA ESTEFANÍA LO ERA AUN MAS.

-       AUN NO LOGRAMOS CONSEGUIR LA CASA QUE NECESITA EN EL PARQUE, AUN ESTAMOS TRABAJANDO EN ELLO. - MENCIONÓ.

-       QUE MAL. - LA MIRADA DE MARLEEN ERA SERIA PERO CANSADA. SE LE VEÍA EL ESFUERZO POR LOGRAR TODAS LAS TAREAS. - Y QUE INFORMACIÓN TIENES?

-       TAMBIÉN ESTAMOS EN ESO, PARA MAÑANA TENDREMOS LA INFORMACIÓN DE LO QUE NECESITA. - AÑADIÓ PERMANECIENDO INMÓVIL. ALGO LE PASABA.

-       ESTAS BIEN MARLEEN? - NO ES QUE ME PREOCUPARA, SENCILLAMENTE, NECESITABA SABER SI QUERÍA RENUNCIAR O QUE PASABA CON ELLA.

-       SOLO EL AGOTAMIENTO. - SONREÍ.

-       VE A DESCANSAR. - LE SONREÍ  TOMÁNDOLE LA MANO, LUEGO LA CONDUJE HASTA MI CAMA. - QUÉDATE Y DESCANSA. - ELLA CON CALMA SE DEJÓ LLEVAR Y SE RECOSTÓ, LUEGO LA CUBRÍ CON MI CUERPO Y BESÉ SUS LABIOS. - VOY A SALIR UN RATO, PERO VOLVERÉ PARA RELAJARTE UN POCO, ESTAS MUY TENSA. - ELLA SOLO PERMANECIÓ EN SILENCIO Y ASINTIÓ.

BIEN, QUE CLASE DE ROPA SE DEBERÍA USAR EN UN AGUJERO COMO ESTE? ACÁ MI ROPA TERMINARÍA HECHA TRIZAS. DEBÍA RETOMAR LA ROPA QUE USABA EN TAILANDIA, QUE ERA BASTANTE MODESTA, Y COMO LA DETESTABA!! INCLUSO LA TENÍA EN UNA PARTE MUY OLVIDADA DEL GUARDARROPA.

-       BIEN, VOLVEMOS AL RUEDO. – DIJE MIENTRAS SACABA ESA ROPA TAN SIMPLE. SIN DUDA TENDRÍA QUE COMPRAR ALGO MAS DE ESTO PARA ESTAR EN SINTONÍA CON TODOS, INCLUYENDO A ESTEFANÍA, QUE SOLÍA PONERSE MUY AL NIVEL DE LOS DE SU ENTORNO PARA LOGRAR EMPATÍA.

LUEGO DE VESTIR UNOS PANTALONES DE TELA, Y UNA CAMISETA LOCA QUE AUN GUARDABA DE ESE TIEMPO EN TAILANDIA, BUSQUÉ UN CALZADO QUE PARECÍAN SANDALIAS Y SALÍ DE CASA HACIA EL PUEBLO. CUANDO IBA A LA MITAD DEL TRAYECTO COMENCÉ A VER QUE TODOS LOS HOMBRES SE ME QUEDABAN MIRANDO, DESGRACIA INFINITA!! DONDE ESTABAN ACÁ LAS MUJERES? QUIZÁ SIRVIÉNDOLE CERVEZA Y COMIDA A SUS HOMBRES. SONREÍ PENSANDO EN ESA TONTERÍA, LAS MUJERES ÉRAMOS DIFERENTES!!! AHORA LIDERÁBAMOS ESTE MUNDO!!

DE PRONTO LLEGUÉ AL PARQUE. HABÍA LLEGADO MAS RÁPIDO DE LO QUE PENSABA, ESTE PUEBLUCHO ERA PEQUEÑO. AL DAR UNA MIRADA ALREDEDOR SE ME ANTOJÓ PENSAR QUE ESTE ERA EL TIPO DE LUGAR QUE ESTEFANÍA ESTARÍA. HABÍAN COSAS EN REALIDAD BASTANTE CURIOSAS, LA SEÑORA VENDIENDO ALGÚN TIPO DE COSA ENVUELTA EN HOJAS, UN SEÑOR VENDIENDO HELADOS, EL ANCIANO EN UNA BANCA, AL OTRO LADOS HOMBRES TOMANDO CERVEZA. NO PODÍA SER MAS BIZARRO Y LOCO.

ESTEFANÍA LUCÍA TAL COMO EN LA FOTO, DEMACRADA, CANSADA Y SI SE PUEDE DECIR HASTA ENFERMA. HASTA ESOS EXTREMOS ERA CAPAZ DE LLEGAR CUANDO SE TRATABA DE SU PROFESIÓN, TENIA QUE DECIRLO, ME GUSTABA LA MEDICINA Y AYUDAR A LAS PERSONAS, PERO TAMPOCO IBA A PONER MI TRASERO EN PELIGRO PARA QUE OTRO ESTUVIERA BIEN.

-       DOCTORA DEL CASTILLO… GUTEN MORGEN – DIJE CON UNA ENORME SONRISA. ELLA SE PARALIZÓ UN SEGUNDO Y LUEGO GIRÓ LA CABEZA.

-       La… - SE LLEVÓ LAS MANOS AL ROSTRO SORPRENDIDA.

-       AJÁ, LAWAN DIE GLEICHE SIE WISSEN. – LE EXTENDÍ LOS BRAZOS. – LA MISMA LAWAN QUE CONOCES… - POR ALGÚN MOTIVO CUIDÓ SU PIÉ DE APOYO Y VINO HACIA MI. JAMÁS DISFRUTÉ TANTO UN REENCUENTRO COMO ESE. LA ESTRECHÉ CONTRA MI CON FUERZA RODEÁNDOLA POR LA CINTURA. – NO TIENES IDEA DE CÓMO TE EXTRAÑÉ…!! – HACIA TIEMPO QUE MI CORAZÓN NO HABLABA, Y CREO QUE EN ESE MOMENTO LO ESTABA HACIENDO. ELLA NO RESPONDIÓ, SOLO SE QUEDÓ AHÍ CONMIGO COMO YO LO NECESITABA.

-       Quehacesacá?Comomeencontraste? – OH, OH. ESA PARTE NO LA HABÍA PENSADO. YO SOLAMENTE HABÍA DECIDIDO VENIR A BUSCARLA PORQUE LA EXTRAÑABA, LA NECESITABA EN MI VIDA. –

-       TRABAJO PARA UNA ONG. – ELLA ME MIRÓ CON DUDA.

-       Unaong? – replico – tu familia debe estar muriéndose de saber que te les escapaste!! – ELLA SABIA QUE MI PADRE ERA ESTRICTO, POR ALGÚN MOTIVO, PERO QUE LO ERA. FALTABA LA PARTECITA DE LOS MILLONES DE EUROS DE MI FAMILIA, PERO ESO NUNCA VINO A NUESTROS DIÁLOGOS.

-       ASÍ ES – TIENES UN SEGUNDO DE LA VELOCIDAD DE LA LUZ PARA PENSAR LAWAN!! ONG DE QUE? LAS NEURONAS EN MI CABEZA HICIERON CORTO. UN MOMENTO, YA LO TENGO! – ESTAMOS BUSCANDO APOYO REAL DE PERSONAS EN EUROPA QUE QUIERAN APADRINAR NIÑOS EN LATINOAMÉRICA, SIN INTERMEDIARIOS. – A ESTEFANÍA LE BRILLARON LOS OJOS.

-       Eso es, increíble Lawan!! – DIJO MIRÁNDOME. – estás lindísima, te ves muy bien!!– ELLA ERA LA ÚNICA QUE ERA CAPAZ DE HACERME SONROJAR.

-       OJALÁ PUDIERA DECIR LO MISMO DE TI. – LA REPASÉ DE ARRIBA ABAJO. – PARECE QUE TE HUBIERA PASADO UN CAMIÓN POR ENCIMA.

-       No han sido mis mejores días. – DIJO MOSTRÁNDOME EL TOBILLO Y LA MANO. – tuve un par de accidentes. – ME DOLIÓ VERLA ASÍ, LE TOMÉ LA MANO VENDADA Y SE LA BESÉ. POR ALGÚN MOTIVO QUE ME DOLIÓ ELLA RETIRÓ LA MANO Y CAMBIÓ LA EXPRESIÓN DE SU ROSTRO.

-       Y ESTABAS SOLA? SI YO HUBIERA ESTADO AHÍ TE HUBIERA PROTEGIDO… - EN VERDAD QUE ME DOLÍA NO HABER ESTADO AHÍ PARA CUIDARLA.

-       Ya he aprendido a cuidarme sola Lawan - PROTESTÓ MIRANDO PARA AMBOS LADOS.

-       QUE? – DIJE ENCOGIÉNDOME DE HOMBROS – ALGÚN PROBLEMA? ACASO ESTÁ MAL QUE TE ABRACE? LLEVO MUCHO TIEMPO ESPERANDO.

-       Nada

-       DESDE CUANDO TE HA VUELTO A INTERESAR EL QUE DIRÁN? – DETECTABA A LA ESTEFANÍA QUE YO HABÍA CONOCIDO, ESTRICTA EN UNAS COSAS INNECESARIAS.

-       No es eso Lawan-DUDÓ UNOS SEGUNDOS Y LUEGO LEVANTÓ LA VISTA HACIA MI. – Es que ha pasado mucho tiempo... – DE INMEDIATO SENTÍ LA ATMÓSFERA DE RECHAZO SUTIL Y ESO ESTRUJÓ MI CORAZÓN. OTRA MUJER NI SIQUIERA ESTARÍA TENIENDO EL LUJO DE QUE YO LA FUERA A BUSCAR Y ELLA ME DESPRECIABA. POR QUÉ?

-       LO SIENTO, ME EMOCIONÉ UN POCO AL VERTE – ESTRATEGIA 1: APARENTA QUE NO TE LA QUIERES LLEVAR A LA CAMA. – HA PASADO MUCHO TIEMPO Y CREO QUE LO JUSTO ES QUE HABLEMOS…

-       Lawan yo… -

-       DEJA DE DECIR “LAWAN ESTO…”, “LAWAN LO OTRO…”, ME SÉ MI NOMBRE, OK? – LE DIJE EN MODO JUGUETÓN. ESTRATEGIA 2: FINGE INOCENCIA.

-       No cambias!!  - DIJO SONRIENDO.

-       SI CAMBIARA SERÍA MEJOR DE LOS QUE SOY, Y ESTE MUNDO NO LO SOPORTARÍA. – MENCIONÉ IMITANDO SU SONRISA. ESTRATEGIA 3: SIGUELE LE CORRIENTE.

-       Ven vamos a hablar a otro lugar. – ELLA COMENZÓ A CAMINAR CON PASOS PRUDENTES COMO PARA NO APOYARSE MUCHO EN EL PIÉ VENDADO. 

-       VAMOS, TU CONOCES MEJOR ESTE LUGAR. - VAMOS A MI DEPARTAMENTO, YA! ESTE AGUJERO DE PUEBLO NO DEBE TENER SIQUIERA UN LUGAR DECENTE DONDE TOMAR ALGO.

FINALMENTE LLEGAMOS A UNA PEQUEÑA TIENDA. HABÍAN UNOS HOMBRES TOMANDO LO QUE PARECÍA SER UNA CERVEZA DE POCA CALIDAD. SIN DUDA ESE TIPO DE BEBIDA SOLO LA CONOCÍAN POR ACA.

-       Don Rafael, buenas tardes como ha estado? – LOS OJOS DE ESTEFANÍA BRILLABAN CUANDO HABLABA CON ESE TIPO DE TERNURA EN MODO “DON DE GENTES”. EL VEJETE MAL VESTIDO DE LA TIENDA LA SALUDO, PERO YO NO LE ENTENDÍ NADA AL HOMBRE. – Se ve usted muy bien hoy, siga así don Rafael. -ESTEFANIA LUEGO SE DIRIGIÓ A MI. – Que quisieras tomar?

-       UNA BOTELLA CON AGUA. – IUUUUUUGHHHH… CIANURO POR FAVOR.

-       Don Rafael, podría darnos una botella con agua y una coca-cola? – “TERNURITA.” ME ENCANTABA CUANDO ELLA HABLABA ASÍ,  MEDIO NIÑA MEDIO DOCTORA. LUEGO DE RECIBIR LAS BOTELLAS NOS SENTAMOS UNAS MALTRECHOS ASIENTOS CERCANOS A UN ÁRBOL. ESTO ERA RIDÍCULO.

-       Y BIEN ESTEFANIA, QUE HA PASADO DESDE QUE TE DEJÉ EN TAILANDIA? – LE PREGUNTÉ CON VERDADERO INTERÉS. NECESITABA SABER QUE ERA TODO ESO QUE HABÍA PASADO Y QUE HABÍA HECHO LA DIFERENCIA ENTRE ELLA YO. SEGÚN RECORDABA, LA ULTIMA VEZ QUE ESTUVIMOS JUNTAS, ESTÁBAMOS VIENDO EL AMANECER EN LA  PLAYA. POR POCO LOGRO EL OBJETIVO DE HACER EL AMOR, PERO ELLA SE RESISTIÓ.

-       Ese año fue fantástico, no hay nada que contar realmente todo transcurrió como cuando estabas alla. – EXPLICÓ MIRANDO LA COCA-COLA DURANTE UNOS SEGUNDOS Y SE SONRIÓ. HABÍA APRENDIDO QUE CON ELLA CUALQUIER GESTO PODRÍA EXPLICAR CUALQUIER COSA, ASÍ QUE DEJÉ UNA NOTA MENTAL DE EXAMINAR ESE ENVASE LUEGO.

-       Y QUE PASO? COMO FUE QUE DECIDISTE IR A COLOMBIA? – DIJE BEBIENDO DE LA BOTELLA CON AGUA. QUE TIENE ESA BOTELLA?

-       Ya era hora de volver, quizá sentimiento patrio o que se yo. . – ENCOGIÓ LOS HOMBROS E HIZO UN GESTO CON LA CARA QUE ME RECORDÓ LA PRIMERA VEZ QUE LA VI EN TAILANDIA. RECUERDO QUE CON GESTOS COMO ESOS ME ENAMORÓ.-

-       Y YA QUE ESTAMOS AQUÍ LAS DOS, QUE SE TE OCURRE PARA QUE PODAMOS CELEBRAR ESTE REENCUENTRO? QUIZÁ IR A COMER A ALGÚN LUGAR, NO LO SE… - SEGUÍ TOMANDO DE LA BOTELLA CON AGUA, QUE SABIA RARO, MUY RARO.

-       Este pueblo no tiene muchos lugares lawan. – DIJO SEÑALANDO CON LA MIRADA.

-       YO ME INVENTARE UN LUGAR. – SONREÍ. DESDE LUEGO MARLEEN TENDRÍA QUE ENCARGARSE DE PREPARAR LA ESCENA PERFECTA.

-       Tú eres capaz de cualquier cosa. – DIJO LANZANDO EL ENVASE VACIÓ DE COCA-COLA A UN CESTO DE BASURA. DISIMULADAMENTE ME LEVANTÉ DEL ASIENTO Y ME DIRIGÍ CERCA AL CESTO Y MIRÉ EL ENVASE.

RcAdriiTorres!

Se reserva el derecho de autor.

Gracias por el apoyo. Por sus mensajes, lamento los errores en las antiguas publicaciones, he tenido varios percances al publicar.

Dios les bendiga, exitos! Que esten bien... En su mente estan todos los deseos que mueren por hacer y en su corazon la fuerza para hacerlos!


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© Rc Adrii Torres

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (0)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Rc Adrii Torres
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)