Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.156 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.454.744 Miembros | 19.571 Autores | 99.918 Relatos 
Fecha: 09-Oct-16 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

MAMÁ CHARI. Segunda parte.

Inmacul
Accesos: 31.840
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 14 min. ]
 -   + 
Mamá chari se va a una granja a trabajar y follar con sus cuatro hijos. Los tiene dominados. Es la matriarca. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

SEGUNDA PARTE

Con 46 años Charo se fue a trabajar a la granja heredada de su padre con sus cuatro hijos. Organizó el sistema de trabajo: Sus dos hijos mayores se encargarían de las tierras y ella junto sus dos hijos menores del ganado, principalmente de los cerdos.

Lo primero que hizo fue seducir a su hijo pequeño pues no tenía sentido que los otros tres se la follaran y él se quedara mirando pajeandose, ya que más de una vez lo había visto.

David, que así se llamaba el pequeño, todavía tenía 17 años pero no estaba dispuesta a esperar más porque el chico era muy maduro y bastante mujeriego según le decían sus hermanos.

Así que una tarde, recién llegado del instituto lo llamó:

Charo está sentada en el salón en el sofá, hace mucho calor y la muy descarada lo espera con tan sólo unos shorts muy cortos y sin camiseta. Va directa al grano.

-     ¿Qué haces mamá sin camisa?

-     Vamos al grano niñato, sé que estás harto de hacerte pajas viéndome follar con tus hermanos, así que estás acostumbrado a verme los pezones ¿no?

-     Si, ya sé lo puta que eres mamá, pero yo no quiero follar con mi madre.

-     Estás seguro? Entonces por qué tienes ese bulto tan grande en tu bragueta?. Anda, déjate de escusas y huele esto.

Charo se quita el short empapado de jugos en su entrepierna y se lo tira a la cara mojándosela. David enseguida huele a coño y semen.

-     Guarra!, huele a semen, seguro que acabas de follar con tus hijos.

-     Si, y quiero fállame al único que me falta.

Charo se levanta y se acerca a él diciéndole:

-     Si no quieres follar a tu madre dime No y te dejaré en paz, si no lo dices te voy a echar un polvo que nunca olvidarás.

David se queda pasmado y no dice nada, al contrario lleva su mano derecha a los labios colgantes de su madre mientras se pune a morrearla.

Charo, le baja el pantalón dejando al aire una polla tan grande como la de su hijo mayor, pero claro, al ser David mucho más pequeño de cuerpo parece mucho mayor.

-     Joder, niñato, qué pollón tienes con lo chico que eres. Nunca me lo hubiera imaginado. Ahora sí que no te escapas.

Charo desnuda totalmente a su niño lo tumbó en el suelo y se sienta sobre su cara para que le coma el chocho. Haciendo un ejercicio de contorsionismo se dobla hacia atrás hasta llegar con su boca al pedazo de nabo de su chico.

De esa forma después de cuatro minutos se corren los dos, ella en la boca de David y él dentro de la garganta de su madre que como tiene la cabeza bocabajo le sale la leche por la nariz.

A partir de entonces ya tenía a sus cuatro hijos dispuestos en cualquier momento para follarla cuando ella quisiera. Los tenía dominados.

-     No podéis salir de la granja, yo soy la que irá a comprar. Os quiero sólo para mí. Si os vais no volved nunca.

Lo siguiente que hizo Charo fue cambiar de look, se cortó el pelo a estilo chico, con lo cual parecía aun más joven, y harta de ver los cuerpos depilados de sus hijos les ordenó que quisiera a machos con pelo, que no se depilaran.

-     A partir de ahora quiero pelos. ¡Donde hay pelo hay alegría!. Ella hizo lo mismo, a partir de entonces no se depilaba el pubis, ni los sobacos ni las piernas, llegando a tener largos pelos negros. En plan hippie.

Utilizaba babis abotonados por delante cortitos sin ropa interior, de manera que siempre estaba marcando pezones y al agacharse enseñaba el culete.

Dormían en tres habitaciones. En el dormitorio más grande con una cama de matrimonio grande dormía Charo con su amante hijo Miguel como si fuese su marido. Los dos hijos mayores dormían en habitaciones individuales. Y para el pequeño David hizo que le construyeran una cuna grande de su tamaño para que durmiera en su habitación de matrimonio como si fuese un bebé.

Desde que se fue a la granja se volvió más guarrilla. Le excitaba cuando venían sus hijos sudados del campo u oliendo a cerdos.

Todas las tardes cuando llegaban de trabajar tenían que pasar por el baño todos y uno tras otro mamá Chari iba bañándolo como niños pequeños. Antes los olía.

-     ¡Qué guarros venís hoy!. Cómo oléis a cerdo y a sudor. Mirad como se me pone la pipa tiesa.

Mientras dice esto enjabonaba a sus machos abriéndose de piernas para enseñarles el chocho mientras refriega con una esponja y con la otra mano sus cuerpos, entreteniéndose especialmente en sus pollas tiesas y sus huevos colgantes y peludos.

-     Ay, mamá Chari!, no nos tires de los pelos del pubis, que nos duele!

-     Sed fuertes y aguantad los caprichos de mami, maricones

Y es que a Charo le gusta atraer a sus hijos agarrándolos por la pelambrera. Más de una vez se queda con un mechón de pelos en sus manos.

Luego sus hijos tienen que bañarla a ella. La enjabonan por todo el cuerpo manoseándoselo y poniéndola caliente al máximo. Además tienen que ponerle una lavativa de agua y aceite para limpiarle los intestinos que luego ocupan con sus pollas.

Uno de ellos se ocupa de preparar la lavativa y otro se la mete en el ano. La secan y luego se va al váter donde echa todo el líquido con la caca que tenía dentro.

Ya están preparados para la gangbang diaria.

Así estuvo Charo un año entero sin dejar de salir a sus hijos. Los tenía dominados y ninguno se atrevía a abandonarla.

Le gustaba jugar mucho con sus hijos, se divertía, es una mujer de muy buen humor y lo pasaban muy bien. Con su hijo menor le gustaba jugar a que era un bebé. David encantado disfrutaba de ésta manía de su mamá:

Para dormir por las noches debe disfrazarse de bebé y a media noche se levanta para cambiarle el pañal y darle un biberón. Para ello le tiene ordenado al chaval que llore para despertarla.

-     Mamá, mamá. Lechita!

-     Voy hijo. Uy! Hoy tienes los pañales llenitos de pipí. Y además has hecho caquita!

Charo se levanta desnuda pues siempre duerme desnuda y enciende la luz. Y le dice a su hijo marido Miguel.

-     Miguel, ve a prepararle el biberón al niño mientras yo lo cambio que se ha meado y cagado.

Mamá Chari, le quita a David el pañal y ve que está lleno de orina y caca. Lo tira a la basura y con unas toallitas húmedas de papel le limpia toda la mierda del niñato, después le echa polvos de talco.

Mientras le limpia los grandes huevos y el enorme pito, Miguel se empalma exhibiendo a su madre un pollón enorme para un bebé.

-     Qué pito más grande se te ha puesto mi niño. Tranquilito, toma , bébete el bibi mientras mamá Chari te va a quitar este hinchazón de pito y huevos.

Miguel le da el biberón a su hermano y este se lo bebe mientras su madre se agacha, le agarra con fuerza los gordos testículos y se mete su gordo glande en la boca, dándole un bocado muy largo en él. Le masajea los huevos hasta que el “niño” se corre vaciando su leche en la boca de su madre que como está hacia abajo se le sale sin dejar de darle el bocado en el capullo.

Ese ritual lo repite una noche si y otra no.

Un día mientras estaba follando con su hijo bisexual Manolo, que entonces tenía 20 años, y le dijo:

-     Manolillo, así que te gusta que te den por el culo ¿no?

Dice esto mientras Manolo esta sobre ella follandole el coño y de repente le mete un par de dedos en el ano de su hijo.

-     Ay mamá, que sorpresa!. Si me gusta que me enculen. Lo echo mucho de menos. No te lo he dicho porque pensaba que no te gustaría.

-     No te preocupes cariño que mamá te va a dar mucho gustito por el culete. Te voy a dar por culo maricón, quítate de encima.

Charo pone a su hijo a cuatro patas y lo primero que hace es chuparle un ratito el culo. Con su larga lengua roja le ablanda el ano llegándosela a meter hasta el fondo.

-     Ay qué gusto mamá, que guarrilla eres!

Después empieza a meterle dedos. Tiene el ano muy abierto y flexible, como ella.

-     Joder, Manolo que culo más grande tienes. Te entra toda la mano.

-     Si mamá, méteme mas. Estoy acostumbrado al fisting con mis amantes. Empuja.

Charo empuja y empuja hasta tocar fondo.

-     Coño, te entra hasta el codo, mariconazo.

-     Siiii, ahora mételo y sácalo y menéamela que me corro puta!

La madre le agarra la polla tiesa y se la ordeña mientras lo folla por el culo con el brazo. Manolo no tarda en vaciarse sobre la cama.

Después mientras descansan Manolo le dice:

-     Me ha gustado mucho madre, pero te tengo que confesar que echo mucho de menos disfrutar de pollas, y tú que tanto te gustan debes comprenderlo.

-     No te preocupes mi niño que vas a disfrutar de los pollones de tus hermanos. Ya me encargaré yo de convencerlos.

-     Qué bien mamá, no sabes cómo me pongo cuando veo las pollas de Juan y David principalmente.

-      

Al día siguiente la orgía diaria transcurrió así:

Después de típico baño se van al dormitorio de matrimonio y lo primero que hace es ponerlos a todos con el culo en pompa. Charo se entretiene un rato lamiéndoles uno a uno la raja del culo con su larga lengua, metiéndosela todo lo que puede en el ano, saboreando el sabor de sus culos.

Charo: Sabéis que el olor de vuestros culos me calienta mucho?

Juan: a ti que es lo que no te calienta mama Chari?

Charo: ah, antes que se me olvide, hoy no quiero que os corráis hasta el final. Quiero que me bañéis el cuerpo  con vuestra leche. Mi piel esta falta de semen.

A la vez se entretiene en lamerle también los huevos y las pollas de sus hijos. Con la de su hijo mayor se entretiene metiéndosela hasta el fondo en la garganta.

Juan: Canija, cómo te la tragas, se te hincha el cuello. A ver si eres capaz de meterte también los huevos.

Charo, hace un esfuerzo y se rellena su boca grande con los gordos testículos de su hijo mayor. Se lo saca todo y dice;

Charo: Vaya hijo!, Que cipote más bonito y grande tienes es precioso, eres todo un superdotado

A continuación se tumban los cuatro en la cama y la madre está un ratito chupándole los pies.

Miguel: Cariño, cada vez eres más guarra, te quiero.

Charo: si hijo, cada vez me gusta hacer mas cochinerías con vosotros y el olor de vuestros pies me pone la pipa tiesa. Me los como!. Vale, ahora me vais a comer el chocho uno a uno un poquito.

Charo se tiende en la cama y todos van pasando por la almeja oscura de su madre que le abre los largos labios menores para que degusten sus caldos que ya están manando.

Charo: Manolo, no me muerdas tan fuerte los labios colgantes que me los vas a arrancar, hijo de puta!

Manolo: Mamá es que te huele tanto a coño que me vuelvo loco y me encanta tragarme tus colgajos.

Mientras Manolo le chupa el coño, los otros tres se ponen de acuerdo y Juan le agarra bien los pelos del pubis mientras que David y Miguel le cogen los pelos de cada axila. Se los magrean, los huelen y de pronto tirando hacia arriba levantan su delgado cuerpo colgando por los pelos

Charo: Aaag! Soltadme maricones que me vais a arrancar los pelos!

Miguel: Puta, ¿no decías que donde hay pelo hay alegría?. Pues tú tienes mucha, pero que mucha alegría.

Charo: esperad, que me estoy meando

David; mama Chari, ¿por qué no te meas en tu boca como me enseñaste anoche?

Charo se levanta de la cama y abriendo las piernas poniéndolas tiesas se dobla hacia delante metiendo su cabeza bajo su coño. Se orina echando el chorro directamente en su boca se lo traga todo.

Charo: Umm qué bueno!

Manolo; que madre mas cerda, Así no te hace falta ir al baño

Charo se levanta y ahora se dobla hacia atrás metiendo su cabeza entre las piernas asomándole por delante.

Charo: Miguel fóllame el chocho de pie, y tu David métemela en la boca.

De esa manera la follan un rato en un ejercicio de contorsionismo

Después Charo se tumba en la cama boca abajo con la cabeza en el borde, hace a Manolo que le folla la boca, al rato se la saca y dijo:

Charo: Manolo, mientras me follas la boca méteme la lengua en el coño.

Manolo: ¿Cómo?

Charo sin mover su tronco dobla el culo y las piernas sobre su espalda apoyando los pies a los lados de su cabeza y dejando el ano a disposición de la boca de su hijo Manolo, el cual se come el culo de su madre.

Charo; Ahg, que gusto maricón, me corro, me corro. Tú no lo hagas, ni se te ocurra.

Cuando se recupera Charo obliga a su hijo Manolo a ponerse con el culo en pompa. Y poniéndose seria dice:

Charo: Chicos, quiero que veáis lo maricón que es vuestro hermano Manolo.

Charo le mete poco a poco dedos en el ano, y sigue empujando en el dilatado culo de su tercer hijo hasta meterle todo el brazo hasta el codo.

Manolo: Ay mamá que gusto.

Juan: Ostias mamá!  Te lo estás follando con el brazo.

Charo: si Juan, y a partir de ahora os ordeno que le deis por culo a Manolo todos los días en nuestras orgías. El pobre es medio marica y necesita disfrutar de vuestras pollas, no puede aguantar más. Empezad ahora.

Miguel: pero mamá a mí no me gusta dar por culo a un tío!

Charo: pues a ti que te la chupe. No me llevéis la contraria o no me volvéis a tocar a mí.

Lo dice tan seria que enseguida Juan le tiene metida todo el cipote dentro del culo de su hermano y Miguel le ofrece su pito para que se lo mame

Manolo: Gracias mamá Chari, qué gusto me dan. Vaya pollones que tienen mis hermanos.

Después David también encula a su hermano bisexual mientras este le come de nuevo el culo a Charo.

Charo: vale, dejadlo ya. Ahora quiero que probéis con mi culo. Quiero ver hasta dónde me llegan vuestros brazos.

Se tumba bocarriba y se agarra las piernas llevándoselas detrás de la cabeza.

Charo: Empieza tu David que tienes el brazo más pequeño.

Charo abre el ano dejando un agujero negro ofrecido. Su hijo pequeño mete con mucha facilidad el puño.

David: Joder, lo tiene mojado de caldos, mirad, le entra el brazo!

Charo: sigue hijo, sigue. Ahg, me llenas, empuja sin miedo!

El chico empuja metiéndole el brazo hasta el codo. Después se lo saca y lo releva Juan que es el que tiene el brazo más gordo y grande. Poco a poco aquel recto elástico se va tragando el brazo del hijo grande también hasta el codo.

Charo: aaahg, que gustazo, me revientas.

Juan se da cuenta que su brazo abulta el vientre delgado de su madre, empuja hacia arriba y dice:

Juan: Ostias, mirad cómo se nota el bulto de mi puño en su barriga.

Miguel: la ostia! Está cerca del estómago.

Charo: que morbo, agh, ahg, ahg,aaaah.

Charo se corre de nuevo.

Charo: ahora folladme como queráis.

El hombretón de Juan la coge en volandas agarrándola por el culete y le mete su cipote a su madre en su mojado coño. Se la folla subiéndola y bajándola con sus musculosos brazos.

Charo ve a su hijo Miguel detrás y se suelta de Juan echándose atrás agarrándose a Miguel y metiéndose su polla en la boca. Entre los dos hacían un puente con su madre.

Después la tiran violentamente a la cama y rápidamente Manolo la coge en brazos y poniéndola al revés le come el chocho mientras ella pegada a su cuerpo como una lapa se traga su nabo.

Al rato la tiró a la cama de nuevo y miguel volvió a cogerla a pulso, esta vez de espaldas metiéndosela hasta el fondo en el ano. Agarrándola por las piernas muy abiertas.

Miguel: David, aprovecha métele tu tranca en el coño a tu puta madre.

De esa manera Charo queda en el aire con las piernas abiertas al cien por cien enganchada por las dos pollas de sus hijo que le bombeaban bien el culo y el chocho lo que le provoca otro orgasmo.

La tiran de nuevo a la cama donde ella dice exhausta:

Charo: Vale hijos, muy bien. Ahora bañarme con vuestra leche.

Juan: con mucho gusto canija!

Ella despatarrada y los cuatro hijos meneándose sus pitos se van corriendo sobre su viciosa mamá:

Juan le echa sus chorros en su cara, ella se lo restriega y aprovecha para degustar un poco. Miguel se vacía sobre su entrepierna dejándole empapado el coño y el culo. David descarga su enorme cantidad en su barriga y su pecho, ella se lo unta sobre sus pezones duros y tiesos. Y Manolo se corre en sus pies y piernas

Entre todos le untan su semen al cuerpo de su madre que 0satisfecha que se masturbaba por la excitación que le producía el tacto y el olor del semen de sus cuatro hijos.

CONTINUARÁ…..


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© Inmacul

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (2)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Inmacul
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)