Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 8.000 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.452.954 Miembros | 19.349 Autores | 98.358 Relatos 
Fecha: 01-Nov-16 « Anterior | Siguiente » en Orgías

La puta del Diablo

Iris
Accesos: 32.443
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 12 min. ]
 -   + 
Una noche que parece aburrida termina convirtiéndose en un descenso a los abernos Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Hoy al llegar a mi casa después de una noche de fiesta intensa, lo primero que he hecho es encender el ordenador para ponerme a escribir, tenía que contaros lo que me pasó anoche, bien se merece un relato.

Anoche 29 de Octubre la gente salió a los bares disfrazada por halloween, y yo no iba a ser menos, mis amigas y yo salimos en plan zorreo, vestidas todas de diablesas, aprovecho a decir que me costó mucho encontrar un disfraz a mi medida, ya que como todos los que han leído mis relatos anteriormente soy una chica gordita.

Íbamos mis cuatro amigas y yo bastante sexys, con un top negro, pantalones negros, diadema de cuernecitos y un tridente, todas pintadas de rojo en la cara, los brazos e incluso el escote. Debo confesar que como me había sobrado pintura roja me pinte el cuerpo entero, menos el coño claro, me llevo un par de horas, pero quién sabe si acabaría desnuda esa noche. Tenía que estar colocándome las tetas cada tres por dos porque se me salía una y se me veía un pezoncito.

Nos fuimos todas a nuestro garito favorito a tomarnos unos cubatas y bailar en plan zorrón para atraer a los tíos. Mis amigas son todas delgaditas y en todo momento estaban rodeadas de chicos intentando ligar con ellas, entre tanto "pivón" nadie se fijaba en mí. Cuando iba ya por el cuarto cubata me separé un poco de ellas, ligeramente deprimida y malhumorada, ¿qué coño tenía que hacer para que alguien se fijara en mí?

El camarero me puso la copa y antes de volverme con mis amigas le pegué un trago mientras le echaba un vistazo general al garito, pfff mis amigas seguían rodeadas de chicos disfrazados de esqueletos y zombis. En un instante sentí en mi hombro una mano apoyándose en él, giré la cabeza y era un chico vestido de demonio, con una gabardina de cuero negra, la cara pintada de rojo y unos cuernos grandes en la cabeza.

-Perdóneme bella lacaya mía, estaba en la otra punta del bar y no he podido evitar fijarme en una de mis súbditas, la diablesa más guapa que he visto en quinientos años.

Uffff, no se me gustaba más, si lo guapo que era, o el rol que llevaba de señor de los infiernos.

-Hola mi señor oscuro, me alaga usted con sus alabanzas.

-¿Le importaría que la invitara a un chupito en esta oscura aunque preciosa noche?

Contesté que por supuesto, y cuando se giró para pedir dos chupitos me ahuequé el escote y deje que se me viera un poquito la areola de las tetas, en cuanto se dio la vuelta su vista fue derechita a mi escote.

-Aquí tienes bella diablilla, espero no pecar de grosero pero mis lujuriosos ojos se han fijado en que se te ha bajado el top y casi se escapan tus bellos pechos.

-Huy que vergüenza, muchas gracias.

Me volví a colocar las tetas dentro mientras vi como mi señor oscuro se relamía, ¡BIEN! le habían gustado mis tetas, ya casi lo tenía hecho, cada palabra que salía de su boca me hacía estremecer.

-Siento ser tan directo pero, ¿le apetecería acompañarme hasta un garaje de mi propiedad donde nos esperan mis amigos con mas bebida?     

-No sé, es que mis amigas están al otro lado y me acabo de pedir la copa.

Intenté resistirme un poco pero en mi interior sabía que acabaría yéndome con él.

-No me diga eso dulce diabla, nos lo podríamos pasar muy bien, esta es nuestra noche, la noche de los espíritus y los demonios y no se me ocurre mejor forma de pasar esta noche que con la diablesa más guapa del infierno.

-Está bien, saldremos sin que mis amigas nos vean.

Nos escapamos del bar y nos pusimos dirección hacia su casa, por el camino le fui hablando de lo frustrante que estaba siendo la noche pero a su vez del giro tan interesante que había acontecido. Tras cinco minutos andando llegamos a su garaje.

Él golpeó la verja metálica y un amigo suyo la abrió desde dentro, su amigo estaba pintado todo de negro con pequeños tribales blancos en la cara y con una túnica negra también, se quedó mirándome y le dijo a mi diablo...

-Veo que no se está dando la noche mal del todo, pasar y disfrutar.

-Más respeto con mi invitada, es la diablesa más guapa del infierno.

Dios, no hacía más que ruborizarme, cada vez me excitaba más y estaba deseando ver lo que había al otro lado. Pasamos dentro, había un par de luces rojas para dar ambiente infernal, una mesa llena de bebidas y unos sillones donde habría unos cinco amigos más y dos amigas, las dos amigas estaban liándose con dos de los que estaban allí, mientras mi señor me llevaba para el fondo de la sala puse observar cómo se metían mano, y los otros chicos estaban en el sillón bebiendo y charlando. Al fondo de la sala había una cortina que mi amo apartó y detrás de esta solo una cama y un sillón de una sola persona. Se paró al lado de la cama delante de mí y acarició muy despacio mi cara.

-Sois bella como lo puede ser el diamante más caro del mundo.

Tras decir esto me besó, yo acepte ese beso de buena gana y nuestras lenguas juguetearon un rato dentro de nuestras bocas.

-Tus labios son el mejor manjar que he probado jamás.

Se acerco a mi oído y me susurró...   

-Seguro que lo único que lo puede superar es el sabor de tu coño.

En cuanto dijo eso se me escapo de los labios un gemido que salió incontrolablemente de mi alma, y a su vez note como mi vagina se iba humedeciendo a velocidad de vértigo.

-Túmbate bella dama, estaréis más cómoda.

Obedecí y me recosté en la cama sin apartar la vista de él. Mi señor demoníaco se desabrochó el pantalón y se saco la polla, tiesa como una vara, gorda a punto de explotar, pero lo que más llamó mi atención es que también estaba pintada, Joder que morbo me dio eso.

Se tumbó a mi lado y deslice mi mano hacia su polla para pajearla, ardía en mi mano y palpitaba como si fuera a estallar, El mientras me besaba, desabrochó mi pantalón y  metió su mano hasta llegar a mi chocho.

-Mmmmmm me encanta que estés depiladita.

Me metió dos dedos de golpe y con lo mojado que estaba se deslizaron hasta el fondo, gemí como una diablesa cochina a la vez que el movía sus dedos dentro de mí, cada vez que lo hacía mi chocho sonaba muy fuerte con todo el flujo que había.

Me señor paró un momento para desnudarse por completo, dios todo el cuerpo estaba pintado de rojo como el mío, yo también hice lo mismo empezando por el top y el sujetador.

-Dios que tetas más gordas, y te las has pintado enteritas.

Se subió encima de mí y me las agarró con fuerza, me las aplasto hasta casi hacerme daño y metió su polla entre las dos.

Mmmmm le estaba haciendo una paja cubana al mismísimo diablo, estaba cachondisima, el flujo que emanaba mi coño me llegaba hasta el agujero del culo.

-Mmmmm Se me está borrando la pintura de la polla.

-Ha ha haaaa haaaa, y más que te la voy a borrar, que me muero de ganas de chupártela.

Se bajo de encima y entonces me subí yo pero al revés, haciendo un 69, comenzó a comerse mi coño con un ansia animal, del gusto que me estaba dando pensé que no podría meterme su polla en la boca, la agarre con fuerza y entre gemidos me la clavé hasta la garganta, sabía a pintura que poco a poco iba desapareciendo de su polla pero me daba igual, quería follarme con la boca esa polla así que subí y baje la cabeza desde el principio de su capullo hasta que sus huevos chocaban con mi frente, ignore las arcadas y me centre solo en mamar, las arcadas hicieron que produjera mas babas y poco a poco se resbalaba con mayor facilidad, termine por borrarle la pintura roja de la polla y los huevos que con mis babas se iba borrando.

-Quiero follarte, mi señora quiero entrar dentro de vuestro agujero más oscuro.

Le di un par de chupadas mas y obedecí, me baje de encima suyo y me puse a su lado, pero me quede un poco confusa cuando vi que él se levantaba y se sentaba en el sillón.

-¿No me la vas a clavar?

-Por supuesto que sí, pero tú te sentaras encima de espaldas a mí.

Me levanté rápido y fui a sentarme despacito encima de su gorda polla, la agarré para metérmela en el coño pero él me detuvo.

-No no no, os he dicho que quería entrar dentro de vuestro agujero más oscuro.

Me quitó la polla de la mano y la puso en la entrada de mi ano, sin yo decir nada comenzó a empujar y mi culo al notar que algo se quería meter dentro se dilató de una forma increíble, lo malo es que yo no quería que mi amo pensara que soy una cerda viciosa del anal, quería hacerle ver que era mi primera vez, sacar... "la señorita" que llevo dentro.

-Con cuidado por favor, nadie me la ha metido por ahí y a lo mejor de duele.

No terminé de decir esto cuando me la clavo de golpe entera, abriéndose pase por mi interior rasgándome por dentro, fue inevitable que me doliera un poco pero de ese dolor también saque placer.

-¿Con que virgen de culo no? no está bien mentir a tu señor.

-Tienes razón amo oscuro, quería parecer virgen para dar más morbo, os he mentido... castigarme.

Me castigó, me castigo con su polla, me agarró los muslos y me los hecho para atrás como en las películas porno, y comenzó a meter y sacar su dura polla de mi culo lo mas rápido que podía, mi coño estaba abierto de par en par y el flujo que salía de él iba a parar a mi ojete y servía de lubricación.

-Haaaaa, dios, me estas taladrando, haaa haaaaa.

Cerré los ojos instintivamente para concentrarme en el placer, sus brazos levantando mis piernas, su polla bombeándome el culo, su lengua lamiendo mi nuca... Dios jamás había tenido el chocho tan abierto en esa postura.

Abrí un momento los ojos y lo que vi casi consigue provocarme un infarto. Todos sus amigos habían corrido la cortina y estaban viéndonos, joder que vergüenza, me estaban viendo con todo abierto siendo follada por detrás. Estuve a punto de levantarme e irme pero entonces me fijé en que todos estaban desnudos, tres de los chicos se estaban pajeando viéndonos, y las dos chicas les estaban haciendo una mamada a sus respectivos chicos, eso no solo me tranquilizó si no que me excito aun más.

-¿Os gusta ver a una diablesa indefensa abierta? haa haaaaaa haaaa, disfrutar viendo como me empalan por el culo y dejarme ver como os pajeais.

Cuando termine de decir esto, el chico que nos había abierto la puerta, el que estaba pintado de negro con tribales blancos, se acercó  a nosotros y miró mi coño abierto.

-Joder que desperdicio de agujero ¿no?

Se quitó la túnica y tenía todo el cuerpo pintado de negro con los mismos tribales que en la cara, se agarró la polla que ya estaba un poco descolorida también y vino hacia mí.

-¡NO! no por favor los dos no que me destrozáis, nunca he hecho doble penetración, por favor no.

Mis suplicas no sirvieron, mi amo me agarro con más fuerza aún las piernas para que no me moviera y su amigo introdujo su rabo en mi coño. Sentí una tensión increíble, me iba a romper. Cuando uno de ellos la sacaba el otro la metía, y yo ya no pude decir nada mas, mis gemidos pasaron a gritos, mis agujeros hacían toda clase de ruiditos antes tal follada, estaba llena de pollas, estaba en el paraíso, dolía un poco, pero comparado con todo el placer bienvenido era el dolor. Mis ojos se ponían de vez en cuando en blanco al no poder mi cuerpo soportar tanto placer, me había convertido en un juguete y estaban jugando muy bien conmigo, me estaban dando de si el coño y el culo.

-Chicos me corro, me corro joder.

Un orgasmo invadió mi cuerpo y un placer que no puedo describir se apoderó de mí, pegue un grito desgarrador y noté como mi coño y mi ojete se contraía dificultándoles la penetración, y entonces ocurrió me paso algo que jamás me había ocurrido y solo vi hacer a una amiga, empecé a eyacular chorros y chorros de flujo obligando a la polla que tenía en el coño a salirse, mi primer squirt y había sido en una doble penetración, todos se quedaron con la boca abierta, unos gimiendo y otros solamente asombrados, mis chorros habían salido de mi coño con fuerza mientras gritaba como una cerda. Caí de espaldas encima de mi amo y cerré los ojos aún con su polla dentro de mi culo, ¿cómo? mi amo seguía moviendo su polla dentro de mí y justo cuando iba a decirle que me diera un minutito de descanso su amigo volvió a clavármela en el coño, dios no podía más, estaba exhausta ya casi no tenia voz para gritar.

Abrí los ojos y vi como sus otros amigos se acercaban a mí con la polla dura en sus manos, se colocaron a mis dos lados y empezaron casi a la vez a descargar sus pollas sobre mis tetas, volví a gemir como una perra en celo, me volvió el calentón al ver como tres pollas más me echaban todo su semen en las tetas, mirara a donde mirara había pollas eyaculando en mis tetas, echándome toda la leche que caía en mis tetas pintadas, mis pezones inundados se ahogaban en leche blanca, eso capullos no dejaban de soltar liquidito blanco. Terminaron de vaciar sus pollas en mis gordas tetas empitonadas y acto seguido me encontré con las dos chicas mamándomelas, que putas zorras y que cachonda me pusieron, tenía a dos chicas disfrazadas de brujas mamándome los pezones, baboseándome las tetas enteras y lamiendo toda la corrida que había sobre ellas, según yo iba perdiendo la pintura de las tetas a ellas se les ponía la boca roja.

-Muy  bien chicas lamérmelas enteras.

Las animaba a seguir, una vez me las habían dejado relucientes me mordieron cada una un pezón y estiraron hasta hacerme un poquito de daño, que placer, que sensación todo esto mientras seguía empalada por culo y coño. Me volvieron a morder los pezones y cuando estaban estirando lo volví a notar... un orgasmo aún más fuerte que el anterior, acompañado con otro squirt, increíble, una de las chicas bajo la cabeza para beberse mi eyaculación, pobrecita le deje la cara empapada.

Placer, placer, no podía mas y mis piernas y cuerpo empezaron a tiritar del gusto, tanto que se me salieron las dos pollas y caí al suelo aún corriéndome y eyaculando las últimas gotas de flujo.

-Nos corremos, nos corremos.

Al oír eso me cuerpo se levanto como con un resorte, ellos se levantaron y juntaron sus pollas enfrente de mi cara mientras se pajeaban para correrse con fuerza, una de las pollas olía a mi ojete y la otra estaba llena de mi pegajoso flujo.

Juntaron sus capullos y yo enfrente de tan maravillosa imagen abrí la boca y cerré los ojos.

Corrida en los pómulos, corrida en la barbilla, corrida en la boca, corrida en la frente, me bañaron toda la cara, cuando terminaron cogí las dos pollas y me las metí en la boca las dos a la vez para ordeñar de sus capullos la última gota.

Y así terminó todo, caímos rendidos, algunos en el sofá, otros en la cama y yo... yo en el suelo como una perra, sin mediar palabra todos se durmieron, a mí me costó más, hasta que no se me relajaron los agujeros no pude dormir, me palpitaba el culo con fuerza y lo sentía abierto como jamás lo había sentido.

A la mañana siguiente fui la primera en despertarme, estaba desnuda como todos, las sabanas y todo estaba manchado con nuestra pintura corporal, decidí vestirme e irme antes de que alguien se despertara.

Al salir de allí mientras iba andando hacia mi casa me encontré a un par de calles a mi novio, ups me iba a pillar, ¿pero cómo? estaba en un portal liándose con una guarra. Fui hacia él y cuando lo tuve enfréntelo agarré de la espalda y le di la vuelta.

-¿Qué? ¿Te lo estas pasando bien con esa guarra?

-Cariño mío ¿qué haces aquí?

- ¿Que qué hago aquí? buscándote como una tonta durante toda la noche y me encuentro esto.

Sin dejarle contestar le di una hostia en toda la cara y me fui.

-Lo hemos dejado cabrón putero.

Me fui rápido de allí para que no se me espera una risa floja, si... soy una puta pero me encanta, me vine rápido a mi casa y decidí que os tenía que contar todo lo que viví anoche, espero que os guste porque yo aún estoy alucinando, anoche baje a los infiernos y me follé a mismísimo demonio.

Besos.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© Iris

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (4)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Iris
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)