Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.508 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.452.469 Miembros | 19.284 Autores | 97.887 Relatos 
Fecha: 09-Nov-16 « Anterior | Siguiente » en Lésbicos

Aprendiendo a Amar Cap. 58

Tami22
Accesos: 3.880
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 22 min. ]
 -   + 
-Basta Tamara – Tatiana se paró gritando frente a mí y todos hicimos silencio, las chicas me soltaron y Pablo soltó a mi rival – Subite a mi auto de una puta vez y vámonos Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Espero les guste el nuevo capitilo!!! gracias por comentar tanto aca, como en Facebook y Twitter, Tambien a todos los que me envian correos!!!

Agreguenme a Facebook: https://www.facebook.com/tami.denise.56

Siganme en Twitter: https://twitter.com/AaAmarTR

Envienme correos: tami.denise.22@hotmail.com

Saludos ;)

Capítulo 58

>>Tami<<

Sofí estaba parada frente a mí, me miraba esperando que yo dijera algo pero no salía una sola palabra de mi boca, no podía controlar mis manos, temblaban como una hoja en el viento, cerré mis puños, sentía la necesidad imperiosa de golpear a Isabella, mi mejor amiga prefirió no seguir esperando y me abrazo, ni bien sentí sus brazos rodearme me puse a llorar del enojo, ella me llevo al sillón y nos sentamos

-      No sé qué es lo que paso y para decir algo al respecto voy a esperar a que me cuentes pero como tu amiga tengo que decirte dos cosas – la mire – Tati no merece que la lastimes y si algo tenes que hablar al respecto con Isabella o Samanta hacelo afuera de la empresa, pensa en los problemas que nos puede ocasionar si esta… - suspiro – Se le ocurre demandarnos por maltrato laboral

-      No puedo creer que Samanta haya hablado mal de mí y más con la pendeja esta – me puse de pie y empecé a caminar por mi oficina

-      Explícame porque así no entiendo nada – se paró y me tomo de las manos para que me detenga

-      Las vi besándose, eso sería lo de menos aunque si me da mucha bronca pero escucharla decir que su ex es una estúpida por haberla engañado y no sé cuántas cosas más – golpee con mi puño mi escritorio

-      Tranquila – miro mi mano que estaba colorada por el golpe - ¿Ella hablo de su ex o dijo tu nombre?

-      La puerta se abrió, Mica nos miraba – Las estamos esperando para la reunión

-      ¿Queres ir Tami? – asentí y fuimos a la sala de reuniones

La reunión se me hizo eterna y más teniendo a Samanta frente a mí, Jenny y Tati hablaban sobre los tres proyectos que habíamos conseguido pero yo no prestaba atención, solo pensaba en lo que había pasado hace un rato atrás.

Al terminar la reunión me fui a mi oficina, Tati vino detrás mío y me miraba seria, yo no quería hablar y ella lo entendió. Baje hasta el estacionamiento, fui hasta mi moto y me agache para sacarle el candado a la cadena, cuando estaba por levantarme sentí un golpe en la moto y esta se cayó al piso, me voltee de inmediato y vi a Isabella

-      Ahora decime las cosas en la cara pendeja – se me paro frente a mí y en menos de un segundo la sangre me hirvió – Ya no estamos ahí adentro – señalo en dirección a la entrada de la empresa

Preferí no decirle nada y la calle con una trompada en la boca, ella se fue un poco hacia atrás por el golpe y me lo devolvió igual de frente dándomelo cerca del ojo, no me quede quieta, ninguna de las dos nos quedamos ahí, empezamos a golpearnos en la cara y en el abdomen, en ese mismo momento llego Pablo y agarro a la hija de puta

-      Soltala, que quiero romperle toda la cara – vi que ella tenía sangre en el labio y en la nariz – Puta de mierda – seguí provocándola y ella forcejeaba con Pablo – me acerque para darle otro golpe y unos brazos me rodearon – Soltame

-      Basta Tami, contrólate, ya fue demasiado – Jenny se paró frente a mí – Mira como tenes la cara

-      Y se la voy a dejar peor si me sueltan – Isabella tampoco se detenía – Sami no merece una porquería como vos, lo mejor que hizo fue dejarte

-      Jennifer soltame – sentía los brazos de mi amiga sujetarme más fuerte y ahora ya se sumaba Sofí porque Jenny no podía sujetarme del todo – Esta puta arrastrada no me va a faltar el respeto

-      Basta Tamara – Tatiana se paró gritando frente a mí y todos hicimos silencio, las chicas me soltaron y Pablo soltó a mi rival – Subite a mi auto y vámonos

-      Tengo mi moto – la mire molesta

-      Esa mierda está rota – yo seguí parada mirándola, no podía creer lo enojada que estaba y me di cuenta que jamás la había visto así – Subite a mi auto de una puta vez

Desactivo la alarma y camine hasta su auto que estaba a unos pocos metros, abrí la puerta y me subí, iba a cerrar la puerta pero Tatiana se me adelanto y la cerro fuertemente, se subió del lado del conductor cerrando su puerta de la misma manera, encendió el auto y condujo en silencio, era un silencio demasiado incomodo, de a poco comencé a sentir dolor en mi rostro y en mi estómago, toque mi labio y tenía sangre al igual que mi nariz, sentía también mucho dolor en mi ceja derecha y al tocar sentí un corte y cuando mire mis dedos tenia sangre, mire a Tati que estaba muy seria mirando hacia adelante. Nos detuvimos en una clínica

-      Bajate y hace que te atiendan, te espero acá – me hablo sin voltear a verme

Me baje y entre en la sala de urgencias, espere un rato considerable para que me atiendan y cuando así fue la doctora comenzó a cuestionarme sobre lo que me había pasado, me dijo que en la ceja debían darme dos puntos y que lo otro solo unas curaciones y unos analgésicos, se retiró y entro una joven enfermera, también me preguntaba que me había pasado mientras me cosía, me puso una curita para proteger la pequeña herida y luego curo mi nariz y mi labio inferior, me dijo que en cuanto llegara a mi casa me pusiera una bolsa con hielo en el ojo pero que no me salvaría de tenerlo morado. Una vez que termino me di cuenta que mi camisa estaba manchada con sangre, mi puño estaba muy rojo y tenía alguna salpicaduras de sangre, salí y en la farmacia de al lado compre las pastillas y la pomada que me habían recetado y volví al auto, ni bien me senté Tatiana me miro, seguía muy molesta y negaba. Seguimos el viaje hasta mi casa, nos bajamos y abrí la puerta, ni bien cerró la puerta se giró y me dio un cachetazo del lado en que no tenía tan lastimado

-      ¿Qué mierda te pasa por la cabeza? – se sacó sus tacones y los empujo con su pie hacia un costado – No te importo que estabas en el estacionamiento de la empresa – iba a hablar pero me interrumpió – No te justifiques, no hay nada que lo haga – se agarró la cabeza - ¿Por qué se agarraron a los golpes?

-      Ella me provoco – sus gritos me asustaron

-      ¿Acaso vos sos una niña? – revoleo su bolso y cayó a un lado del sillón - ¿No tenes sentido común?

-      Discutimos dentro de la empresa, me iba a ir, ella llego y pateo mi moto, me empezó a insultar – dio unos pasos y luego se detuvo frente a mí – Yo me estaba yendo a mi casa

-      ¿Por qué pelearon? – nuevamente me grito

-      Porque me insulto hablando con Samanta – me miro incrédula – La escuche cuando fui a buscar a Samanta a su oficina

-      ¿Qué te dijo? – se quitó su saco

-      A mi nada pero estaba hablando de mi – entrecerró sus ojos deteniendo su acción de doblar su saco – Dijo que su ex era una estúpida por haberla engañado y no sé cuántas cosas mas

-      ¿Ni siquiera te nombro? – pregunto queriendo confirmar lo que le estaba diciendo y yo negué – Hay te juro que la que tendría que golpearte soy yo – levanto su mano y creí que me pegaría otra cachetada, cerré mis ojos – No te voy a golpear, no estoy tan mal de la cabeza como ustedes – dio un paso más hacia mí – ¿Te das cuenta que es estúpida la razón por la que hicieron esa escena de novela barata? – baje mi mirada, sabía que tenía razón pero ya lo había hecho y no había marcha atrás – Me voy a mi casa, no sé qué mierda te habrá dicho el medico pero en eso comportate como una adulta y obedece

Se puso sus zapatos, se agacho a recoger su bolso, agarro su saco y se fue también golpeando fuertemente la puerta de mi casa. Me quede parada donde estaba, se perfectamente que estuve mal pero sinceramente en ese momento no pensaba, sentía muchísimo dolor en mi abdomen, me quite la camisa y ya tenía varios moretones, me quite mi sostén y fui hasta la cocina a buscar un vaso de agua, regrese a la sala a buscar las pastillas y me las tome, pensé en ir a bañarme pero las piernas comenzaron a temblarme, estaba empezando a aflojarme por tanta tensión y mi cuerpo estaba reaccionando, me fui a mi cuarto, me quite el pantalón y para agacharme fue un sufrimiento ya que el abdomen no me permitía hacerlo muy bien por el dolor, me vestí como pude y me metí en la cama, las pastillas me ayudaron bastante a dormir ya que de no haberlas tomado no habría podido.

Al día siguiente abrí mis ojos, no sentía dolor pero al querer incorporarme sentí un agudo dolor en todo mi cuerpo, me levante, como pude me bañe, me vestí y me cambie la curita de la ceja, al verme al espejo me di cuenta que me veía demasiado mal, mi labio partido, la nariz un poco inflamada, al costado del ojo izquierdo estaba morado, el ojo lo tenía rojo y en la ceja del otro lado me había dado las dos puntadas. Busque en uno de los muebles de la cocina algo para comer, no tenía nada más que un paquete de galletitas, lo agarre y pedí un Uber, en cuanto llego me subí, el señor me miraba un poco sorprendido, se le notaba que estaba intrigado de preguntarme que fue lo que había pasado pero nunca se animó. Al bajarme le pague en efectivo, cruce la puerta principal de la empresa y Samanta estaba en la recepción hablando con Mica, al verme se quedaron calladas, Mica me saludo y le conteste solo con un hola, fui hacia mi oficina y me quede ahí encerrada.

>>Sami<<

Después de la pelea en mi oficina subí a la reunión sin ni siquiera decirle nada a Isabella, me senté y como en la anterior reunión me toco frente de Tamara, por momentos nos mirábamos y era con el mismo enojo que antes de hablar hace unos días atrás.

Ni bien termino se quedaron hablando de sus cosas, baje rápido, tome mi bolso y justo antes de irme Isabella me quiso hablar pero ni le di oportunidad, fui al estacionamiento y me fui. Sentía demasiado enojo, no podía creer que peleaban como dos perros alfa por su hembra, me sentí el objeto de ellas y eso fue lo que más me emputo.

Entre a mi casa y mis padres se me quedaron mirando, seguramente era muy obvia mi cara

-      ¿Cómo te fue hija? – pregunto mi padre y yo solo lo mire negando

Subí las escaleras lentamente y al entrar a mi cuarto comencé a golpear mi almohada, no quería ver a ninguna de las dos, se comportaron de una manera horrible y lo peor es que apenas con Tamara estaba empezando una amistad después de lo que paso y todo se fue a la mierda por su estúpida actitud ¿Por qué demonios no se pudo haber comportado? Y encima ¿Querer golpearla? Ninguna de las dos tuvo un poco de autocontrol y supo manejar la situación.

Isabella me marco varias veces pero no respondí ninguna de las llamadas, vi que envió varios WhatsApp y preferí ponerlo en modo avión para no escuchar mi teléfono sonar cada dos minutos. Me puse mi ropa de dormir y aunque el enojo no me dejaba descansar trate de dormirme para no seguir pensando.

A la mañana siguiente me desperté, me di una ducha y me vestí, agarre una valija pequeña, puse varios bikinis ya que no sabía cuál usaría, bastante ropa ya sea para la playa y para salir en la noche, pedí un auto ya que luego me iría en el auto de Juanjo.

Al llegar a la empresa deje mi valija en la oficina y me fui a la recepción a hablar con Mica

-      No sabes lo que paso ayer después que te fuiste – me decía aun asombrada

-      ¿En la reunión? – negó - ¿Entonces?

-      Tami se agarró a los golpes con Isabella en el estacionamiento – abrí mis ojos y la miraba esperando que me diga que era una broma

En ese mismo momento entro Bella y tenía varios golpes en la cara y el labio superior partido, ambas la miramos y ella nos sonrió

-      Buenos días chicas – no espero ni que respondamos y se fue a la oficina

-      Mica, ¿Qué fue lo que paso? – pregunte esperando una explicación razonable aunque interiormente sabía que no la había

-      Cuando llegamos todos al estacionamiento ya estaban golpeándose, te juro que me impresiono como se daban – nos callamos al ver que entro alguien – Hola Tati

-      Hola ¿Cómo están? – se la veía tranquila – Mica, le pedí ayer a diez de las chicas que entrevistamos que vengan hoy para poder decidirnos así ya podes estrenar tu oficina – sonrió – La persona que se quede acá abajo la van a elegir ustedes, ya que convivirán con ella todos los días

-      Me parece genial Tati – me sonrió – Nos avisas para ponernos de acuerdo

-      Si, vamos a entrevistarlas una vez más y después deciden – apoyo su mano en mi hombro – Las veo más tarde

Mica me siguió contando, por lo poco que sabía Bella rompió la moto de Tamara así que estoy segura que eso empeoro las cosas. Estaba esperando que llegue Juanjo para ir a la oficina ya que si no Isabella trataría de hablar conmigo pero yo no quería escucharla. Una vez más se abrió la puerta y entro Tamara, estaba peor que Isabella, nos quedamos mirando, no podía creer lo que había hecho, desvié mi mirada y Mica le hablo

-      Hola Tami – saludo Mica

-      Hola – fue la única respuesta que dio mi ex novia y se fue hacia las escaleras

-      Sami ¿Qué fue lo que paso realmente? – la mire sin entender – Esto no empezó en el estacionamiento, ayer antes de la reunión Tami estaba muy molesta

-      Discutieron en mi oficina, Tamara escucho cosas que no debía escuchar y se encargó de empezar una discusión en la que Isabella no se quedó callada – Juanjo entro con su portafolio colgando de su hombro – Hola guapo

-      Hola princesa – me dio un beso en los labios – Me voy a la oficina para ver los pendientes así nos vamos en cuanto se haga la hora de salida – me decía muy emocionado

-      Vamos, te acompaño – mire a mi amiga – Te veo más tarde Mica

Caminamos hacia la oficina, en ese momento me puse nerviosa por lo que diría Isabella de los golpes, no quería que le dijera que fue por mí y que se hiciera más en grande. Abrió la puerta y al ver a Bella se quedó paralizado

-      Isa ¿Qué te paso? – me quede quieta esperando la respuesta

-      Tuve un problema con una persona y la situación se nos fue de las manos – me miro y yo respire aliviada

-      ¿Ya te vio Martin? – Juanjo se acercó a ella

-      No, está metido en su viaje a Alemania así que no tiene tiempo para mí – me senté en mi escritorio y abrí mi laptop – No quiero hablar más del tema ¿Podemos trabajar?

Ellos se fueron al estudio mientras yo completaba las tablas que me había enviado Sofía para las cotizaciones y luego las envié por correo a nuestros clientes.

Una hora más tarde los dos regresaron a la oficina, ella se sentó en su escritorio y el camino hacia la puerta

-      Tengo que ir a buscar unos papeles a la oficina de Jenny y seguimos trabajando en el plano de González los tres juntos – sonrió, salió y nos quedamos solas, cosa que había tratado de evitar durante toda la mañana

-      Sami, te necesite toda la noche – vino hacia mí, tomo mi mano y la quite - ¿Por qué estas enojada conmigo?

-      ¿Me lo preguntas en serio? – asintió – Se mataron a golpes como dos animales, eso me pasa, no pudieron pensar dos veces antes de reaccionar

-      Sé que estuve mal, mi intención no era que pasara esto pero ella me golpeo y reaccione – bajo su mirada

-      No, acá ninguna tiene más culpa que la otra, las dos se comportaron peor que nenes de primaria – golpearon la puerta – Pase

-      Permiso – Tati entro – Isabella cuando puedas subí a la sala de reuniones por favor

-      Si, en cuanto llegue Juanjo subo – dijo en un tono muy bajo

-      Gracias – Tatiana se retiro

-      ¿Sabes que hasta te pueden despedir? – asintió mirando al piso - ¿En qué mierda pensabas?

-      Te quise defender – antes de que pueda interrumpirla siguió hablando – Ella estaba escuchando una conversación que no le correspondía y ataco tanto a mi como a vos y no podía permitirlo

-      Ya regrese chicas – nos sonrió – Jenny me dijo que subieras Bella

-      Si, te estaba esperando para subir – abrió la puerta y se fue

-      Tami también está toda golpeada – asentí - ¿Se agarraron entre ellas?

-      Si, parece que no saben resolver los problemas laborales – me puse de pie

-      Te noto un poco molesta y a la vez triste ¿Estas bien? – me tomo de la mano y la beso

-      Solo quiero irme a la playa con vos – lo abrace – Prometeme que vamos a disfrutar mucho este fin de semana

-      No te lo prometo, te lo aseguro – me beso – Vamos a ver ese plano

Entramos al estudio y él me empezó a explicar los trazos que debía hacer, aunque es un proyecto importante, se veía calmado y con paciencia trabajamos en el plano.

>>Jenny<<

Aún seguía muy molesta con Sami por haberme dejado colgada esperándola para que hablemos, desde ese día la he evitado y ella tampoco trato de hablarme, preferí dejar las cosas así y el fin de semana buscarla para solucionar todo.

El viernes en la reunión Tami y Sami casi no participaron y estaban con mala cara, se me hizo raro ya que todos estos días se estaban llevando bien por lo que Sofí me había dicho.

Después de la junta Sami se fue rápidamente sin despedirse, al igual que Tami pero ella se fue a su oficina, los demás seguimos hablando un rato más hasta que todos juntos nos fuimos, pensábamos irnos a festejar la primer semana de trabajo y en el estacionamiento vimos algo que a todos nos dejó impactados Isabella y Tami se estaban dando a puño limpio, Pablo fue el primero en reaccionar, corrió a agarrar a Isabella pero como Tami no se quedaba quieta y mucho menos callada yo también corrí para agarrarla, ella forcejeaba mucho y se me estaba complicando detenerla así que le hice señas a Sofí de que me ayudara, enseguida vino hacia nosotras y la sujetamos entre las dos, las dos seguían provocándose hasta que la voz de Tatiana nos dejó a todos quietos, le gritaba a Tami y le ordeno que se subiera al auto, Tami se negó pero luego hizo caso y se fueron, Pablo miro a Isabella molesto

-      ¿Estas totalmente loca? – Mica lo tomo del brazo buscando calmarlo

-      Si defenderme es estar loca, si estoy muy loca – se dio media vuelta y se fue

-      ¿Qué es lo que paso? – pregunte y nadie contesto - Nunca había visto así a Tami

-      Vamos amor – Sofí me agarro la mano – Hasta mañana chicos

Me despedí de Mica y Pablo, subimos a la camioneta de Sofí, mientras ella iba manejando yo le mencionaba cada golpe que recordaba sin entender que las llevo a que lo hicieran. Mi celular sonó, respondí rápido al ver que era Tatiana

-      ¿Qué paso? – pregunte un poco asustada ya que Tami estaba bastante mal cuando se fue

-      Está atendiéndose en una clínica – le dije lo que me había dicho en un susurro a Sofí – Mañana tenemos que hablar para ver cómo vamos a resolver esto, no sé qué va a pasar si siguen trabajando juntas

-      Si, en cuanto llegue a la oficina te aviso para que nos juntemos a hablar – temía preguntarle si ella sabía que había pasado así que preferí callarme – Me llamas cualquier cosa

-      Si, gracias Jenny – colgó

-      Puse mi celular entre mis piernas – La están atendiendo – mi chica negó – Vos sabes lo que paso ¿Verdad?

-      Si, Tami escucho que Bella hablaba con Sami mal de su ex y entro enfurecida a la oficina, casi terminan a los golpes ahí si no la hubiera detenido – la mire sin creerlo – En el estacionamiento no tengo ni idea pero es más que obvio que continuaron lo que Sami y yo interrumpimos en la oficina

-      Pero ¿Sami hablando mal de Tami? – clave mi vista al frente – Se estaban llevando bien, vos misma me lo habías dicho

-      No, Bella no sabía que Tami es la ex de Sami – ahora entendía menos que antes – O sea nunca hablo mal de Tami si no de la ex de Sami sin saber quién era

-      Ah – Pense unos segundos – Entonces, Tami es una pelotuda que se echó tierra solita encima – Sofí asintió – Eso es por que actúan antes de pensar

-      ¿Qué te dijo Tati? – me volteo a ver en una semáforo en rojo

-      Que mañana hablemos para tomar una decisión sobre que vamos a hacer con ellas, no pueden seguir trabajando juntas – me miro asustada

-      ¿Las van a despedir? – no respondí – Amor, respóndeme

-      No lo sé – tape mi cara con mis manos – Me pelee con Sami por unas malas caras queriendo prevenir que esto pasara y termino todo peor

El resto del viaje hasta la casa del amiguito de Santi fue en silencio pero cuando el pequeño se subió a la camioneta nuestro estado de ánimo mejoro, sin dudas era nuestra alegría.

Al llegar a casa, cocine mientras Sofí bañaba a su hermano y luego se dio una ducha ella, luego ellos pusieron la mesa y yo subí a darme un baño que me ayudo bastante a sacarme todo el estrés de este pesado día. Cenamos y ya muy cansados nos fuimos a la cama.

El sábado llegue a la oficina un poco más tarde, Mica estaba en la recepción y a pesar de no ser su puesto de trabajo estaba muy contenta de estar ahí y tener tanto contacto con todos nosotros y los clientes que entraban.

Subí la escalera y golpee la puerta de la oficina de Tati, abrí y ella me sonrió

-      Hola socia, buenos días – me senté frente a ella - ¿Cómo estás?

-      Como trabajadora de la empresa nerviosa porque no sé qué va a pasar y como novia de Tami muy furiosa por su estúpido comportamiento

-      El empleo de las dos va a depender de su actitud y la disposición que muestren cuando hablemos con ellas – Tati suspiro – Bajas a buscar a Bella y yo voy a buscar a Tami

Se puso de pie y en cuanto salimos Juanjo me detuvo justo cuando golpee la puerta, Tami salió y él la miro sorprendido, le pedí a Tami que fuera a la sala de reuniones que queríamos hablar con ella y luego me fui a mi oficina con el arquitecto. Me estuvo comentando sobre el proyecto de González y me pidió unos papeles que necesitaba para comenzar a trabajar en los siguientes proyectos, una vez que terminamos se me quedo mirando

-      Te quiero agradecer por haberme presentado a Sami – le sonreí – Este fin de semana nos vamos a ir a pasarlo a la playa – mis planes de solucionar todo con mi amiga se vieron truncados – Ella no quiere nada formal aun pero no me doy por vencido, es una hermosa mujer y lo único que me interesa es hacerla feliz después de lo que sufrió con su ex pareja – pensé “Hay puta madre el también nombrando a su ex, ruego que no entre Tami”

-      Sé que podes conseguirlo, sos un hombre muy bueno y no dudo que ella se termine enamorándose de vos – nos pusimos de pie – Diviértanse mucho

-      Voy a hacer todo lo que estén en mis manos para que así sea – me sonrió

-      Antes de que te vayas – se detuvo y me miro – Decile a Bella que suba

Fui a la sala de reuniones y Tami ya estaba ahí sentada. Me senté frente a ella, tenía su mirada hacia abajo, preferí no preguntarle nada y espere a que llegaran Tati e Isabella.

La primera en entrar fue Tatiana, se sentó a mi lado y unos pocos minutos después entro Bella

-      Sentate ahí al lado de Tamara por favor – le dije y ella lo hizo – Saben bien porque estamos acá ¿No?

-      Si, por lo que sucedió ayer – respondió Bella también mirando al piso

-      ¿Qué creen que va a pasar? – pregunto de forma retorica Tati – Saben que debemos prescindir de ustedes  - Tami bajo más su mirada – Sin embargo les vamos a dar una oportunidad solo si valoran su puesto de trabajo y si nos demuestran que podemos confiar en ustedes y hasta donde son capaces por la empresa – asintieron con sus cabezas – No vamos a confiar en sus palabras, queremos que nos lo demuestren

-      El lunes queremos que trabajen juntas sobre el reglamento de trabajo, en especial sobre lo que hicieron – Bella quiso hablar pero no la deje – Van a hacerlo en esta sala

-      Y a la primera que escuchamos que levantan el tono de voz están despedidas las dos – Tami asintió e Isabella solo miro a Tati – Y de acá a que nosotras veamos que pueden trabajar en un mismo equipo de trabajo cada proyecto con el que trabaje Isabella va a ser acompañado por Tamara

-      Estoy de acuerdo – Tami hizo una mueca de dolor al acomodarse en la silla – De mi parte no va a volver a suceder 

-      De mi parte tampoco –Isabella entrelazo los dedos de sus manos

-      Creo que sería bueno que se pidan disculpas – sugerí

-      Te ofrezco disculpas Isabella – Tami fue la primera en hablar

-      También quiero pedirte disculpas por lo que paso – estrecharon la mano – Me gustaría que aceptaras que mande a reparar tu moto

-      No te preocupes, yo puedo solucionar eso – respondió Tami seria

-      Bella, ahora que ya quedo claro todo podes retirarte – Tati la miraba firmemente a los ojos, se puso de pie y se fue – Todo esto es por vos – Tami asintió y se notaba que estaba avergonzada – Si fuera por Isabella ya las hubiéramos despedido a las dos, a quien realmente le estamos dando una segunda oportunidad es a vos

-      Lo sé y se los agradezco, como dije antes no va a volver a suceder – nos miró a ambas – Gracias

-      No nos agradezcas, debes comprender que sos una adulta, sos socia de una gran empresa, dueña de un importante restaurant y te comportaste como una niña de 6 años – nuevamente ante las palabras duras de Tati, Tami bajo la mirada – Sami debe estar igual de molesta que nosotras – deje que siguiera hablando Tatiana – No me molesta en lo absoluto que te hayas puesto celosa me molesta muchísimo que hayas actuado como un animal, sin razonar solo por instinto de supervivencia, ella me ataca entonces yo la ataco peor, eso fue lo único que pensaste

-      Estoy muy avergonzada por lo que paso, también quiero ofrecerles disculpas a ustedes, principalmente a vos Tati – Tami se puso de pie – No sé cómo estará nuestra relación y comprendo cualquiera que sea tu decisión, me gustaría que hablemos sobre eso al salir del trabajo

-      Si, debemos hablar claramente – Tatiana y yo nos pusimos de pie – Anda a tu casa, se te ve que te está doliendo mucho

-      Si, gracias por darme permiso – se retiro

Tati se quedó mal pero unos segundos después me sonrió y nos fuimos ambas a trabajar lo que restaba de la mañana.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© Tami22

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (4)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Tami22
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)