Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.700 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.452.428 Miembros | 19.282 Autores | 97.844 Relatos 
Fecha: 21-Nov-16 « Anterior | Siguiente » en Bisexuales

Placeres de la vida 1. Descubriendome en la playa

Jose Dulce
Accesos: 25.805
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 11 min. ]
 -   + 
Tomando el sol con mi amiga Sandra y un chico que se nos acerca, descubro una faceta mía, un poco bisexual, un poco gay y puede que un poco transexual. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Placeres de la vida 1. Descubriendome en la playa nudista

 

Aunque eramos amigos desde hacía poco tiempo parecía que Sandra me conocía de toda la vida. Era una chica de mentalidad muy abierta y cuando follábamos sabía disfrutar de verdad, con placer morbo e imaginación. Gracias a ella hice mi primer trio con una amiga suya, fue una pasada. Los tres follando como locos, me encantó no sólo poder follar con mi Sandra y que ella misma me sugiriese que se la metiera a la otra chica, sino verlas a las dos como se tocaban, como se chupaban y como se corrian.

 

Pero últimamente le estaba gustando fantasear conmigo y hacerme probar cosas nuevas. A mi me gusta probar lo que Sandra me propone y ella cada vez más le gustaba jugar con mi culito, meterme un dedo y ultimamente hasta probar a meterme un consolador pequeñito y cuando yo estaba a punto de correrme me decía que me imaginase que era una polla dura y caliente dentro de mi. Yo no decía nada, pero reconozco que a veces me daba mucho morbo.

 

El otro día estabamos en casa y nos pusimos a ver porno en internet y ella empezó a pinchar videos de transexuales. Abiertamente comentamos que era muy morboso esos cuerpos preciosos con enormes pechos y que de repente tenían una preciosa polla toda dura. Noté como a Sandra le encantaba que yo elogiara esas pollas y yo con lo atractivas que eran las actrices las hubiera tocado sus pollas y lo que me pidieran.

 

Desde ese día Sandra siempre me enseñaba fotos de pollas, y veíamos videos porno gay donde los actores tenían unas pollas enormes que se chupaban y se metían en el culo sin piedad. Yo no podia evitar fijarme y a Sandra eso le excitaba. Cada vez más veces jugábamos con el consolador cuando follábamos y me lo metía en el culito diciéndome al oído que me imaginara que era una de las pollas que habíamos visto en las pelis porno.

 

Pero la aventura de verdad comenzó unos día que nos fuimos los dos a la playa. Teníamos una habitación en un hotel cerca de unas preciosas playas y una de ellas era una famosa playa nudista en la que el ambiente era sobre todo de chicos.

 

-Claro que me parece buena idea ir a la playa nudista, cielo- le dije yo. - Además hay mucha menos gente y estaremos más tranquilos. La playa era preciosa. Nos pusimos a tomar el sol en una zona un poco apartada, pero ese día pasaba mucha gente relativamente cerca.

 

Nos echamos crema en nuestros cuerpos desnudos. A mi me encantaba echar crema por todo el cuerpo de Sandra, especialmente por sus preciosas tetas. Y ella se entretuvo sobre todo en mi polla para que no se me quemara, pero con tanta caricia se me puso bastante empalmada, y en mi culito, que medio en serio medio en broma mientras me echaba crema me metió un par de veces el dedo dentro.

 

Jose cariño, has visto que de tios buenos hay en la playa?-

 

-Sí, jeje, te estás poniendo las botas. Que pena que creo que todos son gays.

-bueno, ya sabes que yo pienso que todos somos bisexuales, y cuando menos el disfrutar de ver esos cuerpos y esas pollas colgando no me lo quita nadie jeje. Seguro que a ti también te está gustando verlo - me dijo mientras me rozaba mi polla disimuladamente.

 

-Bueno, a mi me gustan las mujeres - dije yo.

 

-Amor mio, tienes que tener una mentalidad más abierta. O no disfrutabas mientras chupabas mi consolador y te imaginabas que era una polla? . Además me estoy dando cuenta que te estás fijando en el cuerpo de algún chico y en su polla jiji. -Te gustaría que charlásemos con alguno?

 

-Pero Sandra, que te propones?. Si aquí no conocemos a nadie, - le dije yo empezando a asustarme de lo que se le pudiera ocurrir.

 

Y de repente pasó cerca de nosotros un chico en el que ya nos habíamos fijado el día anterior porque estaba alojado en nuestro hotel. Era alto, guapo y musculoso y nos habíamos fijado porque en el hotel estaba con su pareja, otro chico.

 

-Mira, ese chico es de nuestro hotel, le voy  a saludar y que se acerque.- dijo Sandra

 

-jaj que pudoroso, lleva el bañador puesto - comenté yo - y se le nota mucho que es gay.

 

-Hola, - le saludó Sandra.

 

El chico que pasaba cerca nos miró y se acercó. - Hola que tal?, estáis en el mismo hotel que yo verdad?

 

-Sí - dijo Sandra- te hemos reconocido y como no conocemos a nadie te hemos saludado. Cómo te llamas?

 

-ah, muy bien. Me llamo Juan. Encantado de saludaros

 

-Además- soltó Sandra descaradamente- mi amigo se ha fijado en que llevas el bañador puesto en esta playa nudista, jeje, es que estaba fijándose en algunos cuerpos y creo que se ha quedado con ganas de ver el tuyo sin cubrir, jeje.

 

-De verdad? - dijo Juan- Vaya con tu marido jeje.

 

-No. - respondió Sandra - José no es mi marido jeje, es sólo un buen amigo. Además es gay.  -Soltó de repente Sandra

 

Yo me quedé con los ojos como platos. Y Juan me miró con una sonrisa.

 

Inmediatamente repliqué: - Yo no soy gay, que dices Sandra?. A mi me gustan las mujeres.

 

Reconocelo Jose, estabas fijandote en las pollas de los chicos que veíamos en la playa, y estabamos hablando de Juan y de que era una pena que justamente él llevara bañador porque seguro que tenía una polla bonita y grande. O no? - dijo Sandra.

 

Yo me estaba poniendo completamente rojo de vergüenza y solo atinaba a balbucear.

 

No tiene nada de malo mirar el cuerpo de otras personas, aunque sean hombres - me dijo Juan.- Además eso no quiere decir que seas gay, simplemente que tienes curiosidad, como le pasa a mucha gente.

 

Juan, quedate un rato con nosotros porque creo que la conversación es interesante - dijo Sandra.- además así José te podrá mirar más de cerca jiji.

 

Vale, me quedo un rato con vosotros. Me iba de vuelta al hotel, por eso tenía el bañador puesto, pero aún tengo tiempo.

 

Pues quitate el bañador, estamos en una playa nudista, así estarás como nosotros - dijo Sandra.-  Además Jose se muere por ver de cerca tu polla, a que sí Jose?

 

No, yo.- balbucee como pude- pero instintivamente mis ojos se iban hacia el paquete de Juan y se clavaban en su polla que salía libre a medida que Juan se quitaba el bañador. Me estaba poniendo rojo como un tomate pero no dejaba de mirar su polla.

 

Juan se sentó a mi lado con lo que nuestras piernas totalmente desnudas se tocaban, y se acomodó su polla. - Perdonad pero con la tontería se me está poniendo un poco morcillona, lo siento.

 

No te preocupes Juan- le dijo Sandra- tienes una polla muy bonita y seguro que la gusta que la miren jiji. Además mira como a Jose tambien se le está empalmando. - y mientras lo decía, Sandra me acarició descaradamente mi polla que estaba excitándose .

 

No te avergüences Jose - me decía Juan - el cuerpo desnudo es lo más natural del mundo, y el tuyo es precioso. Aunque no seas gay puedes tocar la polla de otro chico por curiosidad. Yo estoy acostumbrado, mi pareja actual es un chico y está todo el día tocandomela en casa.

 

Claro que sí José, - dijo Sandra- tienes pegado a ti un cuerpo masculino con una bonita polla, como las que te gusta ver en las pelis porno. Juan, te importa si Jose te acaricia un poco esa bonita polla, es que lo está deseando.

 

No, no, yo no tengo esos deseos- dije yo sin convición y creo que por eso no me hicieron mucho caso-  Yo no soy gay, a mi me gustan las mujeres.

 

No pasa nada Jose, - dijo Juan- aunque te gusten las mujeres no pasa nada por acariciar una polla. Es como cualquier otra parte del cuerpo, como si yo te acaricio a ti una pierna. - Y mientras lo decía Juan me puso la mano en mi rodilla y me acarició la pierna casi hasta mi polla, ufff. No sé porqué pero sufrí una erección instantanea y como Sandra tenía mi polla en su mano lo notó inmediatamente.

 

Ves como no pasa nada Jose, - dijo Sandra- Juan te está haciendo una caricia y a ti te gusta. - y cogiéndome mi mano la acercó a la polla de Juan que me miraba fijamente a los ojos asintiendo.

 

Cuando noté la polla de juan en mi mano sentí un escalofrío por todo mi cuerpo, pero no sé porqué la agarré y la empecé a acariciar. Y Sandra me felicitaba. - muy bien Jose, ves como no pasa nada, yo sabía que te iba a gustar y mucho. Sigue acariciándola así, con dulzura, nota su calor y como se va poniendo dura.

 

Seguimos hablando como si nada, al menos ellos, y yo seguia sin soltar esa preciosa polla.

 

Aunque no seas gay acaricias muy bien Jose. - me dijo Juan-

 

Claro que sí, yo sabía que lo iba a hacer muy bien - dijo Sandra. - José, simplemente disfruta de lo que tienes en la mano y de lo dura y caliente que se está poniendo. A que te gusta dar placer y que gracias a tus caricias una preciosa polla se esté empalmando?

 

Pero yo no soy gay, - dije timidamente.

 

Bueno, aunque te gusten las mujeres eso no quita para que también tengas una parte de ti más femenina y que tengas un lado gay- me dijo Sandra-. De hecho me encanta imaginar que eres un mariquita y que tengo a un buen amigo que es gay y con quien siempre estoy junta. Jose, me encanta imaginarte que eres super gay y que tienes un novio tan guapo y varonil como Juan y que le das placer todos los dias tocandole y chupando su polla.

 

Pues de verdad Jose que si fueras gay, aunque solo por un día, tendrías mucho exito - dijo Juan - un chico atractivo y dulce y que acaricia tan bien seria un bomboncito que muchos nos queríamos follar jiji.

 

Solo por la conversación Juan estaba empalmado a tope y de su polla estaban saliendo muchas gotitas que mojaban toda mi mano. Y yo, no sé porqué, pero seguía con mi mano agarrando de arriba a abajo toda la polla, notando su calor, su dureza y su humedad que iba mojando mis dedos y les hacia resbalar mejor. Me estaba muriendo de corte, pero a la vez notaba que yo era el que ocasionaba esa erección a Juan, pensar que gracias a mi esa polla se estaba poniendo enorme y dura mmm, me hacía sentir bien.

 

-Es una gozada esta situación - decía Juan- estar charlando con vosotros dos de forma tan agradable en una playa nudista, tomando el sol, y que un chico tan agradable me esté acariciando mi polla tan bien.

 

Claro que sí, a Jose le está gustando tambien la situación ademas que también se está empalmando - Dijo Sandra mientras ella me acariciaba mi polla que también estaba soltando gotitas - Jose tiene una polla muy rica, verdad Juan?

 

-Sí, la verdad es que tiene un buen cuerpo y una polla muy bonita - asintió Juan mientras en su cara se notaba mucho placer con la paja que yo le estaba haciendo - Además es muy atractivo tener una polla tan rica y unos modales tan femeninos.

 

-Yo no tengo modales femeninos- dije sin entender qué pasaba.

 

-Sí, los tienes Jose, aunque no te des cuenta, y eso me encanta, - dijo Sandra - Jose tiene un lado muy femenino que el aun no conoce pero que yo le quiero ir descubriendo. Porque está sentado, pero si le ves de pie, tiene un culito muy rico jiji.

 

Y mientras decia esto Sandra bajó acariciando su dedo por mi polla y mis pelotas hasta empezar a meter el dedo entre mis gluteos.

 

Y estoy convencida de que pronto probará a sentir una polla dentro de este culito - dijo Sandra, - una polla que le dará mucho más placer que cuando yo le meto el consolador y gime como una zorrita.

 

Y mientras Sandra decia esto tocando mi culo yo estaba poniendome como una moto y aceleré inconscientemente la paja que le hacía a Juan.

 

Asi Jose, asi, acelera las caricias que haces a la querida polla de juan. A que te estás imaginando que está entrando en tu culito? mmm - Sandra seguía poniendonos calientes- y que sepas que Juan seguro que está pensando en metertela hasta dentro, verdad Juan?

 

Y según lo decía Sandra y yo aceleraba la paja Juan se corrió sobre mi mano con unos gemidos muy excitantes . ufff, me quedé extasiado, tanto como Juan, yo seguía moviendo mi mano y la leche no paraba de brotar salpicandome en mi pecho y chorreando por mi mano. Seguí masturbandole y con mi otra mano la puse encima de su capullo ahora hinchadisimo y al rozarle le excitó más y siguió corriéndose y mojando mis dos manos.

 

Juan estaba en la gloria con una paja inmensa y seguro que pensando en follarme salvajemente. Sandra disfrutando por el morbo de la situación, y yo con la mente borrosa porque no sabía lo que me estaba pasando. Sólo sabía que estaba disfrutando al máximo y que me gustaba saber que yo había dado tanto placer a una polla tan rica.

 

Notaba el calor de la leche que me manchaba las dos manos, y también notaba las gotitas que me habían salpicado en el pecho y que ahora me resbalaban acariciando mi piel.

 

Muy bien - dijo Sandra- tienes una parte de ti que es de una verdadera putita, a que has disfrutado? A que es genial dar placer?

 

-si, dije yo con voz baja.

 

- Uff, aunque no seas gay haces unas pajas de maravilla - dijo Juan - eres muy dulce y delicada.

 

- yo no sabía porqué me hablaba en femenino, pero me sentí bien.

 

Sandra sacó cleenex y nos limpiamos todos esperando que no lo hubiera visto la gente. Yo estaba muerto de verguenza pero Sandra y Juan se comportaban con total naturalidad.

 

-Bueno chicas - dijo Juan- tengo que irme que se me está haciendo tarde, pero que sepáis que me voy encantado de haberos conocido.

 

-jiji Juan ya te trata como si fueras una chica, Jose- dijo Sandra- Normal, le has dado mucho placer y en su cara se veía que se moría de ganas de follarte jiji.

 

-Hasta luego- dijo Juan- y Sandra, de verdad que creo que Jose necesita tu ayuda para conocer ese lado gay que tiene que es una maravilla jiji.

 

- Pero yo no soy gay esto solo ha sido para probar - dije yo mientras sentía escalofríos al percibir como las gotitas de leche de mi pecho, que no me las había limpiado  seguían resbalándome por mi cuerpo.

 

- Bueno, Juan, vamonos nosotras tambien al hotel que creo que necesitas una ducha jiij.

 

- yo estaba desorientado, pero con mi polla superempalmada me puse el bañador y me fui con Sandra al hotel.

---------------------------------

en cuanto pueda seguiré con el relato. Y estaré encantado de recibir sugerencias y comentarios si les ha gustado. un beso

dulcex@gmx.es


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© Jose Dulce

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (5)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Jose Dulce
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)