Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.640 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.452.448 Miembros | 19.284 Autores | 97.879 Relatos 
Fecha: 23-Nov-16 « Anterior | Siguiente » en Lésbicos

Aprendiendo a Amar Cap. 65

Tami22
Accesos: 4.181
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 23 min. ]
 -   + 
-¿Cuándo empezaste a tener relaciones con Bella? – mordió su tostado sin dejar de mirarme, hasta cuando come me parece atractivo -Una semana después de conocerla – se atraganto con el tostado y bebió un trago de capuchino Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Espero les guste el nuevo capitulo!!!

Agreguenme a Facebook: https://www.facebook.com/tami.denise.56

Siganme en Twitter: https://twitter.com/AaAmarTR

Envienme correos: tami.denise.22@hotmail.com

Saludos ;)

Capítulo 65

>>Tami<<

El lunes fui al médico, me dijo que tenía 5 kg menos de los que debía, me envió a hacerme análisis de orina y de sangre, también una resonancia magnética para descartar cualquier cosa aunque él creía que era más que nada por estrés, también me comento que debía tomar unas vitaminas y hacer una dieta especial para recuperar los nutrientes que había perdido, nos despedimos y quede de regresar cuando tuviera todos lo resultados. Al salir fui a la recepción, solicite turno para los análisis y tenía que regresar el viernes para hacérmelos. Ni bien salí me subí a la moto y fui a la empresa, salude a los que me cruce en el camino hasta la escalera, cuando subí salude a las recepcionistas y fui a avisarle a Jenny de que ya había llegado, al verme se puso muy contenta, le explique lo que había dicho el médico y luego fui a mi oficina, suspire al verla, estaba tal como la había dejado, saque mi Mac, mi agenda y mi libreta, deje mi celular a un lado de la computadora y me senté, abrí la laptop y comencé a revisar correos, tenía unos de dos posibles cliente a los cuales respondí rápidamente y en ese momento me llego uno de Tati

Lunes 23 de enero de 2017 08:47 am

De: Tatiana Peretti

Para: Tamara Martínez

Asunto: Bienvenida

Buenos días Dra. Martínez, espero que este retomando labores de la mejor manera, me gustaría poder revisar algunos proyectos con usted, la espero en mi oficina a las 12 pm. Por favor, sea puntual

Atentamente

Dra. Tatiana Peretti

La manera en que se dirigió a mí se me hizo tan sexy, quise correr en ese mismo momento a buscarla y hacerle el amor sobre el escritorio pero me contuve, minimice el correo y llame a Luz para pasarle los datos de los clientes para que se comunicara y programara las citas.

Se hizo la hora en la que me cito Tatiana, salí de mi oficina y entre a la suya sin golpear, al verme sonrió y se puso de pie, camine hasta ella

-      Doctora ¿Qué es lo que necesita? – se puso seria - ¿Cuáles proyectos debemos revisar

-      Son unos que tengo de este lado del escritorio – lo rodee y cuando estuve a su lado me hizo sentarme arriba del escritorio – Están por acá – comenzó a desabotonar mi camisa, lentamente, botón por botón, una vez que termino acaricio mis pechos sobre el sostén – Debería acercarme más para ver si los encuentro

Comenzó a besar mi pecho y fue bajando entre besos hasta el inicio de mis pechos, en ese mismo momento se abrió la puerta, volteamos y era Samanta, lo primero que hice fue cubrirme, ninguna de las tres dijo nada, ella dejo unos papeles en el escritorio y se fue, Tati y yo nos mirábamos, abotone mi camisa y ella me hablo

-      Anda a hablar con ella – detuve lo que hacía para mirarla – Me deje llevar y no pense en lo que podía pasar

-      Espera, no hicimos nada malo – abrió sus ojos – Estábamos en tu oficina, no en medio de la empresa

-      Tami, no sé si es mejor que hables vos o yo con ella – termine con mi camisa y me puse de pie - ¿Queres que vaya?

-      Conociendo a Sami no va a querer hablar con ninguna de las dos pero dejame a mí – le di un beso y salí

Baje la escalera, fui hasta su oficina, golpee y Marcelo abrió la puerta, le pregunte si estaba Sami, me dijo que no, que recién se había ido a comer junto con Jennifer, subí nuevamente y le conté a Tati, le dije que más tarde insistiría y regrese a mi oficina.

Ya casi a las 5 pm volví a bajar, nuevamente golpee y ahora me abrió Juanjo, me sonrió y me dejo pasar

-      Hola Juanjo ¿Esta Sami? – note que no estaba en su escritorio

-      Hola Tami, está en el estudio, Marce y yo nos vamos recién a comer – puso su mano en mi hombro – Las dejamos hablar tranquilas

-      Se fueron y abrí las puertas del estudio, Sami al verme sonrió – ¿Podemos hablar? – asintió – Quiero explicarte lo que viste arriba

-      No hace falta, no hay nada que tengas que explicarme – respondió muy tranquila

-      Pero te fuiste mal – camine unos pasos más hacia ella

-      Fue la sorpresa de encontrarme en esa situación – dejo el lápiz sobre una de las grandes mesas – No somos nada Tami, no necesitas darme explicación ni yo te la estoy pidiendo

-      ¿Seguimos bien entonces? – estaba sorprendida de su reacción

-      Sí, claro, como siempre Tami – ambas fuimos hacia la oficina

Al subir, Sofí me pidió de que fuéramos a comer pero le dije que quería estar un momento sola, entré a mi oficina y me senté en el sillón color chocolate, no terminaba de comprender la reacción de Sami, sabía que le había afectado vernos en ese momento, sentí vergüenza que nos hubiera visto en esa situación, pude ver en sus ojos la desilusión como anteriormente había pasado en la empresa de Bruno. Apoyé mis codos en mis piernas y mi cabeza en mis manos con la mirada había abajo, jamás quise lastimarla, jamás quise que nuestra relación se fuera a la  basura después de tantos problemas que tuvimos para estar juntas, ella siempre será el amor de mi vida y admito que tuve gran responsabilidad en nuestra separación pero no estaba a gusto con tantos celos y me fue más fácil lastimarla que luchar por nuestro amor, siempre odié la infidelidad y juré que jamás perdonaría a quien lo fuera conmigo pero no vi que yo fui esa persona.

Mi vida antes de volverme a encontrar a Sami era sencilla sentimentalmente, me di cuenta que amar implica más que sólo historia y contacto de piel a piel, implica nutrir  diario para que siga existiendo, esforzarse y luchar porque siga creciendo, pero sólo se da si ambas partes lo desean y están dispuestas a salir adelante juntas, sé que no podía amar si no maduraba, cuando peor estuve siempre me acompañó Tati, en ella encontré lo que estaba necesitando, calma, madurez, estabilidad, además de ser una mujer hermosa físicamente, lo es por dentro, muy comprensiva, está centrada en su vida y sabe perfectamente lo que quiere. Quise intentar una relación con ella porque supo enamorarme, hace poco seguía teniendo en mi mente a Sami y creía que podíamos regresar pero me di cuenta que ambas seguimos en la misma postura, no resultaría y podrían terminar peor las cosas. Decidí enfocarme en mi chica y a ser feliz a su lado, a pesar de que no tenemos casi tiempo de estar juntas, siempre buscamos la manera de sentirnos. Al hablar con Sami en su oficina y la manera en que me contestó, me hizo darme cuenta de que ella ya me sacó de su mente y eso me dio la tranquilidad de hacer mi vida sin sentir que le debía explicaciones de mis actos.

Me levanté, tomé mi bolso y salí de la empresa, la vi salir tomada de la mano de Juanjo, sonreí al verla cruzar hacia la cafetería de enfrente, le desee internamente lo mejor, arranqué mi moto y me fui a mi casa. Al llegar saqué del refrigerador una cerveza clara, puse en un plato papas fritas y me senté a jugar Uncharted 4.

Después de pasar varios capítulos me tome un descanso, deje el control en la mesita de centro y me levante a buscar otra cerveza, la puerta se abrió, entraron los hermanitos y el pequeño vino muy contento a saludarme, le serví un vaso grande de Coca-Cola y quite mi juego, puse el FIFA 17 y lo deje jugando, agarre una cerveza más para Sofí y nos sentamos los tres en el sillón, estuvimos hablando sobre lo que me había dicho el médico y sonó el timbre de mi casa, Sofía se paró a abrir la puerta y al escuchar la voz de Tati sonreí y fui hasta donde ellas estaban

-      Hola hermosa – la abrace – Que bueno que viniste

-      No quería quedarme sola en casa y tengo muchas ganas de estar con mi chica – le di un beso cortito – Hola Santi

-      Hola Tati – dejo el control y fue hasta ella, lo cargo y él beso su mejilla - ¿Me trajiste algo?

-      Santiago – exclamo Sofía – No seas tan sin vergüenza

-      Te traje este chocolate – saco una tableta bastante grande y se la entrego – Pero no te comas todo ahora, guarda para mañana

-      Gracias Tati - le dio un beso y volvió al sillón para seguir jugando

-      ¿Podemos hablar un ratito Tami? – asentí y me fui con mi novia a mi cuarto

-      ¿Qué pasa preciosa? – me senté en la cama y ella también

-      ¿Hablaste con Sami? – asentí - ¿Qué te dijo?

-      Que no debía darle explicaciones, que no somos nada – miro hacia el frente – Es verdad, no debí ir a decirle nada, estoy con vos y ella parece ser que con Juanjo

-      Es que de verdad me sentí mal, la última vez que entro a una oficina y nos vio juntas termino todo muy mal – bajo la mirada

-      No pasa nada Tati – la hice mirarme – A mí me gustaría que siguieras buscando los proyectos – desabotone mi camisa y la quite - ¿Habías dicho que estaban por acá? – toque mis pechos y quite mi sostén – Así podes buscarlos mejor

Se mordió el labio, se acercó con calma beso el derecho y luego el izquierdo, los acaricio y por ultimo metió mi pezón derecho a la boca, sonreí y luego suspire, rápidamente se pusieron erectos, ella dio una pequeña mordida, llevo su mano a mi sexo tocándolo sobre la tela, lo hacía suavecito, trataba de volverme loca y sabia como hacerlo, hice mi cabeza hacia atrás y sentí que comenzó a desabrochar el pantalón, su mano se metió por debajo quedando en contacto con mi vagina, la acariciaba con sus dedos índice y mayor, me sobresalte cuando presiono un poco sobre mi clítoris, deje caer mi espalda a la cama y ella con tranquilidad me empezó a masturbar, le pedí que me besara porque no quería que me escuchen, ella se acostó a mi lado y callo mis gemidos con un rico beso, su lengua tocaba la mía y hacia que mi cuerpo sintiera una electricidad, cerré mis ojos, sentí su dedo índice hacer presión en mi entrada, de a poco fue entrando, cuando estuvo por completo adentro lo saco y volvió a meterlo pero acompañado del dedo medio, por suerte su boca seguía sobre la mía si no hubiera escuchado mi fuerte gemido, los metía y sacaba lentamente y a medida que mis gemidos aumentaban lo hacía a más velocidad. Cuando alcance mi orgasmo ella saco sus dedos y los metió a su boca, ese me calentaba muchísimo, lo hacía siempre tan sexy, nos besamos y le quite su ropa, también me saque la ropa que todavía tenía puesta y baje a hacerle sexo oral, ella sabía contener sus gemidos más que yo así que me quede tranquila y metí su rico clítoris a mi boca, estuve varios minutos chupándolo para luego acomodarme quedando nuestras piernas entrecruzadas y nuestros sexo unidos, sentí el calor que salía de su vagina y sus fluidos se mezclaban con los míos, comencé moverme y ella también, no faltaba mucho para que alcancemos el punto máximo del amor así que lo hacíamos a un ritmo bastante acelerado, la primera en conseguirlo fue ella pero no dejo de moverse ayudándome a alcanzar el mío. Nos dejamos caer en la cama y la tape con la sabana, la abrace y me quede mirándola

-      Quiero decirte algo que desde hace varios días lo tengo atragantado – me miro sonriendo – Te amo

-      Su sonrisa se amplifico, un brillo ilumino sus ojos, sus mejillas se sonrojaron y note que no sabía ni que decir, la deje que se tome su tiempo para hablar, mientras tanto bese sus labios y eso la hizo reaccionar - ¿De verdad?

-      Si mi amor, te amo mucho – me abrazo – De verdad no me canso de decirte lo gran persona que sos

-      Lo soy por vos, porque quiero darte lo mejor de mí y vos, solamente vos sacas lo mejor de mí – se acostó encima mío – Te amo mi vida

La abrace dejando mis manos sobre su hermosa y redondita cola, bese su frente, nos deseamos las buenas noches y nos quedamos dormidas.

>>Sami<<

Juanjo se quedó mirándome, no borraba su hermosa sonrisa de sus labios, esperaba su respuesta pero él no decía nada, los segundos se hacían eternos, mordí mi labio y el agrando su sonrisa

-      ¿Ya termino todo con Isabella? – de repente se puso serio – Definitivamente quiero ser tu novio pero debemos hablar bien, quiero quedarme tranquilo de que no habrá nadie más

-      ¿Qué te parece si al salir vamos a tomar un café y té explico todo lo que necesites? – asintió – Me parece bien

-      Igual mi decisión está tomada, quiero estar con vos – me abrazo rodeando mi cintura y me acerco a él – Te prometo hacer todo lo que este a mi alcance y mucho más para hacerte feliz – beso mis labios – Le voy a decir a Marce que vayamos a comer, son las 5 pm y aun no lo hemos hecho

Se fue y yo me quede en el estudio, seguí haciendo unos trazos que me había pedido Marcelo que hiciera, la puerta se abrió y entro Tami, quiso darme explicaciones sobre lo que ocurrió pero le dije que no hacía falta, realmente no quería escuchar algo que a mí no me interesaba, decidí hacer mi vida, estar con la persona que estos últimos meses me demostró que es capaz de esperarme a pesar de todo, de perdonarme y entenderme cuando le expliqué lo que había estado pasando, sinceramente tal vez podemos llegar a tener una amistad pero eso lo dirá el tiempo, voy a dedicar mi vida a ser feliz y eso sé que puedo conseguirlo con el hermoso arquitecto que supo conquistarme.

Seguí trabajando, faltaba poquito para irnos así que empecé a guardar mis cosas, Juanjo agarro su portafolios y salimos tomados de la mano, cruzamos la calle y entramos a la cafetería, recorrió la silla para que me siente y luego se sentó frente a mí, pidió dos capuchinos y unos tostados, me miraba como un niño al que le habían dado un dulce, cuando la agradable camarera dejo nuestro pedido el comenzó a hablar

-      ¿Cuándo empezaste a tener relaciones con Bella? – mordió su tostado sin dejar de mirarme, hasta cuando come me parece atractivo

-      Una semana después de conocerla – se atraganto con el tostado y bebió un trago de capuchino

-      Todavía estaba con Martin – asentí – ¿Fue la semana que estuve en Chile? – volví a asentir

-      Si, fuimos a celebrar su contratación y terminamos en un hotel – se quedó en silencio – Habremos tenido sexo unas ocho veces, pero ya hace más de una semana que no pasa nada – note que seguía muy serio – Puedo dejar de vivir con ella

-      No, eso no me interesa, confió en vos – sonreí – Hay que tener mucho valor para decir las cosas así – tomo mi mano – Me gusta mucho tu forma de ser, entiendo que necesitaste probar para ver qué es lo que querías y me hace muy feliz saber que me elegiste

-      ¿Dónde estuviste todo este tiempo? – me miro sin comprender – Hubieras aparecido hace mucho en mi vida y estoy segura que no hubiera sufrido todo lo que sufrí

-      Recorrió la silla quedando a mi lado – Me hubiera encantado conocerte hace tiempo atrás y no haber perdido tantos años de mi vida – me dio un tierno beso

Seguí contándole sobre mis aventuras desde que termine con mi ex novia, no creí que fuera necesario contarle quien era mi ex, no quería más problemas de los que ya tuvimos en la empresa.

Luego de eso fuimos a su casa, él fue al gimnasio y yo saque a pasear a Frida, es demasiado juguetona pero muy obediente. Al regresar puse música y fui a su estudio, me gusta mucho ver sus planos y sus maquetas, es muy detallista.

Cuando volvió del gimnasio se dio un baño y preparo una ensalada con todo tipos de verduras crudas y unos trocitos de pechuga de pollo, nos sentamos a cenar, me contaba sobre la rutina que hacía en su gimnasio y me dijo que si yo quería podíamos ir juntos, que el entrenador es muy buena onda y va a indicarme una rutina adecuada a lo que yo le pida, me pareció muy buena idea así que acepte gustosa ya que pasaríamos más tiempo juntos.

Al terminar lave los platos, Juanjo me estuvo ayudando limpiando la mesa y barriendo la cocina. Luego nos fuimos a la sala, me dejo que escoja una de sus películas y agarre la de “El Padrino”, no la había visto nunca, él se puso muy contento cuando la escogí ya que es su película favorita, la puse en su Blu-Ray, me acomode en el sillón a su lado, muy atentamente vimos la película mientras él no dejaba de acariciarme, me sentía muy feliz, estaba con una gran persona, pasando un hermoso momento y todo lo malo estaba saliendo de mi mente.

>>Jenny<<

Ya paso un mes desde que estoy separada de Sofía, todos los días salgo pasadas de las 8 pm, algunos días pase a buscar a Santi para que venga a estar conmigo, generalmente vamos un rato al parque, llegamos a casa, jugamos videojuegos, preparamos la cena y luego a la hora de dormir siempre termina acostándose conmigo, a la mañana siguiente lo dejo con Rosy y voy para la empresa. Casi no tengo vida social, no he salido ni siquiera a tomar una cerveza con Sami, la cual siempre me invita para convivir con ella y Juanjo pero realmente no tengo tiempo.

Un dia llego mi padre de sorpresa a la empresa, me traía diez proyectos, me dio muchísima felicidad pero el noto mi cara y comenzó a cuestionarme

-      ¿Por qué esa cara mi vida? – suspire – No me llamaste en todo este mes, podría haber enviado a Máximo para que te traiga los proyectos pero quería verte

-      Estoy feliz con lo que hago pero a veces siento que es demasiado – cerré mis ojos y apoye mi espalda en el respaldo de mi silla – No tengo vida, me la paso acá adentro

-      Siempre me recriminaste eso hija, que me la pasaba en la empresa todo el dia – asentí - ¿Por qué lo estás haciendo?

-      Porque de mi depende casi todo, si yo no superviso las cosas no funcionan – mi padre negó - ¿Qué?

-      No cometas el mismo error que yo, cumplí un horario de trabajo y luego enfócate a vivir tu vida, siempre va a haber clientes que te llamen a las 9 de la noche, no respondas o usa otro teléfono para tu vida personal – lo mire incrédula de lo que decía – Perdiste a tu pareja por este trabajo, no salís con amigos

-      ¿Cómo hago si todo depende de mí? La empresa recién comienza papá, no puedo darme el gusto de dejar pasar proyectos – me miro sonriendo - ¿Qué es lo que tengo que hacer?

-      Mira, gracias a dios han conseguido una buena cartera de clientes, va a sonar poco modesto pero es la realidad, ser una sucursal de mi empresa les da un prestigio, soy el mejor del país – corrió todo lo que estaba sobre mi escritorio hacia un lado y tomo mis manos – Hija, no necesitas esfuerzo y dedicación extra, con el horario que manejan es más que suficiente, antes de las 8.30 am y después de las 6 pm no existe el trabajo, si no vas a terminar como yo, que me perdí muchas cosas al lado de tu mamá – baje a cabeza – Yo no estuve cuando tu madre te dio tu primer baño, cuando empezaron a salirte los dientes, cuando dijiste tus primeras palabras y tampoco estuve cuando caminaste por primera vez – una lagrima cayo por su mejilla – Disfruta tu vida, claramente sin descuidar tu trabajo pero no lo hagas tu primera prioridad

-      Me puse de pie, camine hacia él, me senté en sus piernas como cuando era chiquita y lo abrace – Papá, a pesar de lo que decís siempre estuviste conmigo, no tengo nada que reprocharte

-      Yo si – respondió a la vez que yo secaba sus lágrimas – Quiero que vivas tu vida, no quiero arrepentirme de haberte dado este tipo de responsabilidad

-      Te amo mucho papá – apoye mi cabeza en su hombro

Mi padre me hablo, me había quedado dormida, le pregunte cuanto tiempo paso y me dijo que solo media hora, volví a mi silla y me explico sobre los proyectos que me trajo, él se tomó el trabajo de revisarlos y hacerme unas anotaciones sobre las cotizaciones que podíamos manejar. Casi una hora después ambos salimos y nos encontramos con Sofía que estaba hablando con Laura en la recepción

-      Hola Sofía – mi padre la saludo y ella se acercó - ¿Cómo estas tanto tiempo?

-      Hola Carlos – se dieron un abrazo – Muy bien, en quince días empiezo a cursar nuevamente así que estoy tratando de adelantar trabajo

-      Estas acá con Laura, no te veo adelantando trabajo – la rubia me fusilo con la mirada – Digo lo que veo

-      ¿Cómo sabes hija que no están trabajando? – mi padre también me miro con mala cara y regreso su mirada a Sofía – Me da mucho gusto que sigas cursando – la abrazo nuevamente – A ver cuando venís a cenar un dia a casa, Claudia también quiere verte

-      Espero poder ir pronto – mi padre y yo fuimos hacia la escalera – Licenciada – voltee a verla – Mas tarde te envió por correo los días y horarios que voy a cursar

-      Está bien Sofía – seguí caminando junto a mi padre

Me fui a almorzar con mi papá, estuvo dándome algunas enseñanzas para sobrellevar el trabajo y me recomendó contratar otro contador, supe que era lo más ideal. Cuando terminamos mi padre pago y nos fuimos cada uno a nuestras empresas.

Al subir me pare frente a Luz, le pregunte por Tatiana y me dijo que estaba en una reunión, le pedí que por favor cuando terminara le diga que fuera  mi oficina y me retire a seguir trabajando.

Cerca de las 4 pm golpearon la puerta, Tati entro y se sentó frente a mí, lo primero que hice fue comentarle lo de los proyectos que consiguió mi padre, se alegró mucho y decía que todo iba tomando un buen curso

-      Estoy de acuerdo en eso pero voy a necesitar que contratemos un contador – busque el correo de Sofía y se lo enseñe volteando mi laptop – Va a trabajar medio dia, su ayuda se va a reducir a la mitad y realmente no voy a poder sola, no hay un dia que no descanse

-      Estoy totalmente de acuerdo, te lo plantee desde la primer semana pero no quisiste – asentí - ¿Tenes a alguien en mente?

-      Creo que Juanjo tenía un amigo contador, estaba trabajando por su cuenta pero le voy a decir que le diga que venga a conversar con nosotras – agarre el teléfono de la empresa y marque a la oficina de arquitectos, Sami respondió – Amiga, necesito que me pases a Juanjo – me dijo que esperara un minuto y me comunico con él – ¿Todavía tenes a tu amigo contador?

-      Se rio – Si, vamos al gimnasio juntos ¿Qué paso?

-      ¿Por qué no lo llamas y le decís que venga a hablar conmigo? Necesito manos libres para que me ayuden – mire a Tati que me sonreía

-      Va, hoy lo veo y le digo que mañana vaya a reunirse con vos – iba a colgar pero me hablo - ¿En qué horario?

-      Lo más temprano que puedas – mire la hora en mi reloj – En la mañana en lo posible

-      De acuerdo jefa – me reí – Hasta luego

Termine de explicarle a Tatiana sobre la contratación y que si todo iba bien íbamos a tener más tiempo libre ya que ella también ha estado saliendo más tarde.

El dia se acabó, fui a mi casa lo más temprano que pude, en el camino compre comida así no tenía que ponerme a cocinar. No muy tarde me fui a mi cama y en cuestión de segundos me dormí.

Al otro dia me levante, me di un baño y luego me vestí, desayune un jugo de naranja y unas galletitas, me subí a mi auto y fui con calma hasta la empresa. Estacione en mi lugar, después de saludar a mamá Carmen subí y estuve reunida con Tati toda la mañana hasta que nos avisó Laura que había llegado un muchacho que quería hablar conmigo, ambas salimos nos encontramos con un hermoso hombre de unos 29 años, mediría aproximadamente 1.80 cm, de tez morena, cabello corto, barba muy cuidada al igual que sus cejas, unos ojos en forma de almendra de color gris, rodeados por unas largas pestañas, claramente era de ascendencia árabe por las facciones de su rostro, una hermosa sonrisa, con unos dientes muy blancos, un perfume que se podía percibir desde que salí de mi oficina, voltee a ver a Luz y a Laura y lo miraban embobadas, también mire a Tati que lo miraba de la misma manera que yo

-      Hola ¿Sos Jennifer? – asentí, su voz era grave, iba perfecta con su masculinidad – Soy Karim, el amigo de Juanjo – estiro la mano y se la tome

-      Hola Karim, ella es Tatiana, la otra socia mayoritaria – la miro y le sonrió

-      Buenos días – la doctora sonrió - ¿Pasamos a la sala de reuniones?

-      Sí, claro – caminamos los tres, al entrar nos sentamos juntas y enfrente de él

-      ¿Traes tu curriculum? – asintió y le entrego unas hojas a Tatiana – Fuiste contador de Nike – asintió y yo no podía dejar de mirar su sonrisa, recibí un codazo imperceptible de Tati y reaccione - ¿Por qué no trabajas más con ellos?

-      Sinceramente me tuve que ir a Arabia, mi padre es un empresario exitoso allá y me pidió que lo ayude pero unos meses pero decidí regresar a Argentina, ya tenía mi vida armada aquí – nos miró a ambas – En este momento estoy ayudando al dueño del gimnasio en el que me ejercito pero cuando Juanjo me comento que estaban buscando un contador en una empresa como esta y que ustedes habían solicitado hablar conmigo me alegre mucho

-      Te agradezco el cumplido – sonreí – Te voy a ser franca, yo soy la contadora y otra de las socias está cursando la universidad pero recién va en el segundo semestre, necesito ayuda, tenemos más proyectos de los pensados y sola no puedo – asintió mirándome seriamente – Creo que tanto la Doctora como yo estamos de acuerdo en tu contratación pero vamos a ir probando, ver como trabajas para decidir que sea algo definitivo

-      Comprendo perfectamente – saco de su carpeta el título universitario junto con su identificación – No sé si necesiten algo más, estoy a su disposición

Nos pusimos de pie y fuimos a mi oficina, Tati se fue a la suya ya que tenía unas reuniones, le dije que se sentara en mi silla, le explique más o menos como me manejo para hacer las cotizaciones, le mostré el catálogo de materiales que manejamos y que en base a eso y a lo que pide el cliente hacia la cotización, también le comente que lo iba a ayudar mucho que hiciera las cotizaciones con alguno de los arquitectos ya que iban a poder ayudarlo a familiarizarse con los materiales y se le haría más fácil la cotización. Él se puso a trabajar y yo me senté en el sillón, mientras hablábamos sobre su vida y como decidió quedarse a vivir acá, varias veces interrumpíamos la conversación por algunas dudas que le surgían.

En un momento golpearon la puerta, di autorización de que entren y Sofía se sorprendió de ver a Karim sentado en mi silla

-      Jennifer, necesito los datos de Salazar para poder continuar – volvió a mirar a el nuevo empleado y luego a mi

-      Te presento – me puse de pie – Él es Karim – lo señale – Ella es Sofía – señale a ella y estrecharon la mano – Es el nuevo contador, va a estar trabajando conmigo, en mi oficina así que cualquier cosa que necesites y yo no este pediselo a él – lo mire al bonito árabe – Ella es una de las socias, está estudiando para contadora

-      Un gusto Sofía, de verdad cualquier cosa que necesites estoy a tus ordenes – le sonrió y volvió a tomar asiento

-      Gracias Karim – me miro a mi - ¿Lo de Salazar?

-      En cuanto lo termine te lo puedo enviar – ella volvió a mirar al muchacho de ojos grises

-      Te lo agradecería – sonrió y se fue

Seguimos trabajando el resto del dia, trabajaba muy parecido a mí así que por dentro supe que podía relajarme.

Al salir Sami me detuvo, estaba con Juanjo y me invitaron una cerveza, les dije que sí y ellos se quedaron sin decir nada

-      Si quieren no voy – Sami me golpeo y sonreí – Me gusta mucho como trabaja tu amigo – le dije a Juanjo

-      Y también te gusta su amigo – acoto Sami y ahora la golpee yo – Hablando del rey de Roma, hola Karim – lo saludo con un beso en la mejilla y luego se saludaron entre hombres con un apretón de manos - ¿Queres venir a tomar algo con nosotros?

-      Sí, me encantaría, para festejar mi contratación – me miro y sonrió – Gracias Jenny por darme esta oportunidad

-      En ese momento Sofía venía con Tami, se me quedo mirando, pude sentir sus celos y eso me hizo sonreír internamente – Para mí es un placer de que trabajes con nosotros – mire a Sami - ¿Vamos?

Nos subimos al auto de Juanjo y entre los cuatros pasamos una divertida noche como hace tiempo no lo hacía, me sentí muy bien de haber salido temprano y estar compartiendo tiempo con mi mejor amiga, su novio y el simpático árabe.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© Tami22

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (4)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Tami22
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)