Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 8.624 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.452.386 Miembros | 19.275 Autores | 97.801 Relatos 
Fecha: 17-Dic-16 « Anterior | Siguiente » en Hetero: General

Follando a la dueña del departamento

Roberto Mendoza
Accesos: 20.976
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 8 min. ]
 -   + 
Un viaje a la capital termina con una rica sesión de sexo cortesía de una solterona deseosa. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Mi viaje a la capital no había sido nada bueno, fueron 7 horas horribles, extrañaba a mi novia, no la vería en 15 días, por que la semana anterior a mi viaje ella iba a pasar con su hermana y llegaba justo el día en que yo me iba, y ya no me alcanzaba con pajearme con las fotos de ella ni con las bragas que me regalo, ni con recordar esa culeada de despedida… necesitaba meterla… pero bueno… cosas del destino. 

 

Después del largo viaje al fin habíamos llegado a la capital, mis hermanas, papa y mama, es decir toda mi familia, en vista de que íbamos a estar una semana nos íbamos a alojar en nuestro departamento que habíamos adquirido hace años, el departamento estaba arrendado por la hija de una de las mejores amigas de mis padres. 

 

El motivo del viaje, como siempre, era de comprar ropa para el negocio, cosa que a mí personalmente me aburría mucho, toda la tarde pase excitado peros sin poder desahogar debido a la presencia de mi familia pero, ya en la noche mientras mi familia y yo descansábamos, suena la puerta y era nada más y nada menos que Venus la chica que vive aquí en el departamento, una chica soltera, que ya va para los 35 y sigue sola lo cual es raro, ya que es muy bonita, alta, de pelo largo castaño, piel morena unos pechos grandes un poquito caídos por la edad, y falta de uso je… y un culo de proporciones épicas, había escuchado hablar mucho de sus tetas puesto que la mama siempre tenía dificultad para comprarle ropa debido al tamaño de sus senos…  

 

Ella saludo como siempre muy amable, abrazos y besos, en esos momentos en que estaba a falta de culeo que me saludara así no ayudaba mucho… aparte había pasado toda la noche haciendo comentarios sugerentes. 

V: Uy mijito, si que estas grandote

Cada que me lo decía yo solo pensaba en lanzarme a mamarle las tetas. Esa noche, desgraciadamente me toco dormir con mi hermana por lo cual no pude hacerle un tributo de semen a Venus, eso hizo que mi hambre crezca mucho mas… 

A la mañana siguiente ella se había ido como siempre muy temprano, lo cual me calmo un poco, no verla y desearla me calmaba, entonces me bañe con agua helada para tratar de aplacar a la excitación que sentía, pero no funciono puesto que me imaginaba bañándome con ella, quería masturbarme pero mi familia esperaba afuera… al salir del baño mi mama me pregunto que si yo quería salir de compras y dije que no, eso me aburre demasiado, por lo cual me iba tocar quedarme solo en casa, aparte iba a hacerme la paja de inmediato puesto que ya no aguantaba más… 

 

Entonces se fueron, estaba solo, y excitado, tenía muchas ideas para mis pajas, llamar a mi novia y hacerlo por teléfono, o encender la compu de Venus y buscar algo de porno en internet, entonces me ilumine… podría buscar fotos de Venus en su compu, que se yo alguna porno casera de Venus, oh sí, eso me excito, pero nada, solo había hombres y más hombres, y yo y mi bestia seguíamos con hambre, entonces empecé a resignarme, me dirigía muy enojado al baño para utilizar a mi fiel mano, pero me percate de algo, Venus había dejado abierto su cuarto… 

 

Entre y lo primero que pensé fue, necesito las bragas, necesito mamar y frotarme esas braguitas deliciosas, entonces empecé a buscar como loco en los cajones, pero no había ni una braga ni un sujetador, nada!, al parecer la maldita perra no tenia bragas, otra vez resignado, me iluminé y recordé que me faltaba buscar en un lugar, en el mejor lugar de todos… Y efectivamente en la ropa sucia de Venus encontré ese tesoro tan preciado, lo mejor de todo era que estaban usadas, por lo tanto allí aun había residuos del sudor, y de los fluidos de su cueva oh!, solo pensarlo me excito, escogí una que estaba revuelta con ropa de gimnasio, pues esa es la que más se suda, era azul y negro, y un sujetador blanco, me dirigía al baño, pero pensé que sería mejor hacerlo en cama de Venus, así sería más realista… 

 

Mientras me frotaba con esa belleza de braga, recordé la última vez que me masturbe a escondidas con bragas de otra persona, si! fue tan bueno, aquella vez comenzó el romance con mi novia ah!... 

 

Lo lamia y lo frotaba con mi palo alternadamente, trataba de oler hasta la última fragancia, ponía las copas del sostén a cada lado de mi polla, entonces estaba a punto de correrme y escuche un sonido que me bajo toda la calentura, la puerta, alguien, abría la puerta, y yo metido en el cuarto de Venus y pajeandome con sus calzones para colmo. Entonces pensé que si hubieran sido mis papas habrían llamado a la puerta, pero no, entonces con las bragas y la polla en la misma mano, estaba paralizado. 

 

Era Venus, vi su sorprendido rostro, vi su mirada que iba de su braga a mi polla, luego a mi rostro y luego al sujetador que yo estaba mamando, ella también se había quedado inmóvil… 

 

Venus empezó a caminar en mi dirección, a la vez que empezaba a quitarse el saco, y yo muy pendejo miraba sus piernas y tetas, y me la imaginaba sin ropa, en vez de mirar su rostro y pedirle disculpas, entonces me atreví y la mire a la cara y estaba sonriente, me miraba y sonreía, y entonces... la sorpresa. Venus estaba quitándose la falda, y luego la blusa, lo que la dejo frente a mí con ropa interior, yo me había sentado para ver si eso era cierto, y si, ella estaba en la puerta sonriente, ya sin nada de ropa encima, entonces tire el calzón que tenía en la polla, que por cierto se estaba parando otra vez, me arrodille y me acerque a su vagina que estaba empezando a mojarse y eso que era bastante peluda por cierto, y comencé a darle placer. 

 

Primero pasando mi lengua por todo el sector, era delicioso, jamás había probado una cuca peluda, puesto que mi  novia siempre se la depilaba, era delicioso sentir esos vellos retorcidos, en mi cara y lengua, mientras, ella pellizcaba sus enormes pezones, luego empecé a meter mis dedos, y con la lengua le hacía bailar el clítoris, ella parecía de gelatina, no paraba de temblar 

 

Uy si! Dame! Dame! Mas! Mas! – Me decía en medio de gemidos de placer 

 

Aumente el ritmo con los dedos y lengua, y ella casi se cae en el piso debido a la excitación, entonces decidí que era mejor recostarla, la acosté en su cama y seguí lamiéndola y metiéndole mis dedos hasta que en medio de gritos y gemidos, se corrió, yo no aguantaba más las ganas y no espere a que se recupere para que mame la verga, y correrme en su boca, sino que de una le di por el coño, que ya lo tenía bastante mojado y abierto, yo la bombeaba como animal, mi verga entraba a tope con su cueva, quería desgarrarle la vulva con mi palo… ella aun disfrutaba de su orgasmo anterior, casi ni gritaba solo hacia gemidos, ronroneaba como una gatita, estaba por las nubes, lo que me demostró que tenia quizás décadas si culear, la bombee como loco hasta que me corrí… 

 

Yo quería mas pero mi verga aun estaba recargándose así que decidí acelerarlo todo, al empezar a juguetear con sus tetas, primero las cogía, las besaba, chupaba sus deliciosos pezones, recuerdo que se los mordí y la hice gemir de placer, ella estaba casi inconsciente así que podemos decir que yo la estaba violando, tenía ya mi verga enorme otra vez, entonces decidí hacerme una paja rusa con semejantes pechos, una teta a cada lado de mi verga, empecé despacito y luego ya le daba como una locomotora, no me importaba lastimarla, en medio de su ensoñación le metí la verga en la boca antes de correrme, por lo que no tuvo mas remedio que tragarse toda la leche, estaba calientita, en un clima frio como ese, le venía de maravilla… 

 

Pero yo no estaba conforme así que la puse al borde de la cama, ella todavía seguía en otro planeta, la puse de espaldas y la lubrique muy bien, y le metí un dedito por el culo, despacito, luego le metí dos, no quería meterle más dedos, porque ellos no eran los que iban a disfrutar, entonces solté a la bestia otra vez, y se la metí de golpe, esta vez sí grito como nunca, se corrió, tuvo varios orgasmos anales, que la dejaron KO, y a mí no me había dejado satisfecho aun, entonces la agarre del pelo y le dije: 

 

Tu eres mi puta, y ahorita me vas a mamar toda la polla, y vas a beber toda mi leche ok? 

 

Entonces sin fuerzas se agarro de mi polla y empezó a mamar, tímidamente, se la metía y la sacaba, le pasaba la lengua, pero al cabo de un rato ella era toda una profesional, no podía parar de mamar, era como si mi polla fuera su única esperanza de vida, se la tragaba todita, entonces me corrí en su boca otra vez. 

 

Entonces en ese momento, me sentí en deuda con ella que me dio una mamada de lujo, decidí que era mi turno de hacerla disfrutar le puse en cuatro la agarre de sus tetas enormes y se la mande de un solo, entonces empecé a cabalgar a mi potra, le empecé a dar por la chucha, primero despacito, lo cual la hacía gemir 

Oh si mmm, damelo despacito, solo despacito 

 

Le susurre al oído que así seria, la iba a complacer, entonces se empezó a encender y me gritaba 

 

Mas! Mas! Mas! Mas! Mas! Mas! 

 

Y yo le di mas le metí otra vez toda la longitud de mi polla, hasta que nos corrimos juntos, ahora yo si que estaba satisfecho y empapado en sudor al igual que ella, pero al parecer el último sexo había despertado a Venus que quiso hacerlo una vez más y asi varias veces más.. 

 

Al medio día llegaron mis padres, y Venus se comporto como si nada, hubiera pasado, me guiñaba el ojo, inclusive una vez me toco la verga debajo de la mesa con su pie… 

 

Toda esa semana repetimos esos encuentros los cuales me calmaron, y me hacían olvidar a mi noviecita… 


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (2)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Roberto Mendoza
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)