Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.856 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.452.442 Miembros | 19.284 Autores | 97.879 Relatos 
Fecha: 26-Dic-16 « Anterior | Siguiente » en Gays

Cristiano Ronaldo y Víctor Valdés 1

mlt
Accesos: 5.297
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 15 min. ]
 -   + 
¿Rivales? Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Es el primer relato de una saga, no se si me leerán algunos de los que ya lo hicieron con anterioridad, pero esto es una versión mejorada de la saga anterior, saludos.

-----------------------

NOTA: Antes de comenzar he de decir que el relato no tiene nada cierto y es solo una invención del usuario...

Cualquier parecido con la realidad es pura casualidad.

-----------------------

Era las 20:30 de la tarde se daba una ducha en la habitación del Hotel y se preparaba para asistir a la cena de futbolistas, lucía un pantalón de vestir negro con camisa morada, zapatos negros y chaqueta negra de paño. Antes de salir se dio una última mirada en el espejo y de un portazo cerró.

Al entrar al salón donde servirían un aperitivo antes de cenar, encontró caras conocidas... El portero de su equipo y de la selección.

- ¡Llegas pronto! - Iker Casillas le recibió con una sonrisa.

- Si, no quería perderme detalle - Mencionó Cristiano con una sonrisa.

- ¿Firmaste la renovación? - Preguntó Iker.

- Si, hace unos días ya. - Afirmó CR.

- Haces bien aferrate a lo que tienes, no creo que otro equipo te quiera - Dijo Víctor Valdés riendo en tono burlesco irrumpiendo en la conversación.

- ¿Qué pasa Víctor?¿No tienes nada mejor que hacer que envidiarme? - Respondió con prepotencia C.Ronaldo.

- Claro que si, pero sería más cruel para ti. - Terminando con esas palabras acompañado de una sonrisa maliciosa Valdés se aparto del grupo.

- ¡Gilipollas! - Se disponía a dirigirse al portero cuando una mano en su ante brazo le paró en seco.

- No merece la pena.- Le dijo Iker mientras le miraba a los ojos.

- Iker no soporto a ese capullo. - Dijo Cristiano de forma despectiva.

- ¡Anda vamos! - Mencionó Iker apartándolo del lugar.

Transcurrió la cena de estrellas con buen rollo, después, comenzaron las copas y charlas. Ya eran las tantas de la madrugada, cuando acabó la velada, Cristiano andaba por los pasillos de aquel inmenso y lujoso hotel.Perdido y borracho encontró a Víctor.

" Esta es la mía" Pensó Cristiano al acercarse se percato de su estado ¿Qué pensaría la prensa si le viera así? Eso hundiría su imagen, así que decidió a trancas y barrancas llevarlo hasta su habitación para sacar unas fotos y así venderlas a la prensa de forma anónima, le parecía más que una justa venganza para el chulito de Víctor, al entrar a la habitación lo echo sobre la cama, cayó de mala manera sobre ella quedando boca arriba completamente dormido, Cristiano pensó que realmente tenía un aspecto horrible aunque su mirada se fue al abdomen y pecho del portero, la camisa se le ceñía al cuerpo y destacaba un abdomen bien definido, al igual que su pecho y sus brazos, mostrando con claridad la musculatura del portero, inconscientemente Cristiano mordió su labio inferior, mientras observaba el cuerpo definido de Víctor, con mucha suavidad y extrema precaución, metió una de sus manos por el interior de la camisa de Víctor y con la otra mano le desabrocho los botones de forma pausada, acarició el pecho de Víctor bajando hasta sus abdominales en un movimiento inconsciente, deslizaba las yemas de sus dedos con suavidad por su abdomen, acariciando su piel con delicadeza.

Víctor se movió por un instante y sus manos cogieron las muñecas del delantero, Ronaldo cual se asustó, dio un sobresalto y aparto con rapidez sus manos del cuerpo del guarda meta, le observó por unos instantes, Víctor no se movió más y continuo en aquel sueño profundo. Cristiano se levantó de la cama, dejando allí al portero, se dirigió a la puerta a hurtadillas y cerró la puerta tras de sí.

A la mañana siguiente...

Los rayos del sol entraban por la ventana de la habitación de Víctor, con dolor de cabeza y la boca seca se dirigió al baño, se metió en la ducha, mientras enjabonaba su cuerpo intentaba recordar, lo que le llegó a la mente fue tan extraño que pensó que estaba confundido salió de la ducha y con la toalla rodeada a su cintura se sentó sobre su cama, pensó por un momento y lo ultimo que recordó fue a Cristiano, allí en la habitación con él, con gesto extrañado, decidió dejar las cosas tal y como estaban, aunque pensaba en aquello con frecuencia.

Un mes y medio después. Cristiano y Víctor, se vieron las caras en un encuentro de fútbol, antes de saltar al terreno de juego en el túnel de vestuarios los jugadores de un equipo y otro hablaban entre si.

- ¡Qué gane el mejor! - Sonrió Sergio Ramos de forma sarcástica.

- De acuerdo. - Dijo tendiendo la mano a Sergio y hubo un apretón de manos entre los jugadores.

- ¡Ten cuidado, es muy fácil manejaros! - Dijo Cristiano en tono vacilante.

- Tú que sabrás...- Víctor miró al delantero a los ojos.

- La última vez que te vi, fue muy fácil llevarte - Dijo Ronaldo riendo, después de que Sergio se separará de ellos, para que no se percatara de aquello.

- La última vez nadie... - Antes de que Víctor pudiera acabar la frase, les tocó ponerse en fila para saltar al terreno de juego.

 

Al acabar el partido los dos equipos corrieron lo misma suerte, el resultado fue 1-1. Los jugadores se marcharon a vestuario con un sabor agridulce. A la salida Víctor y Cristiano volvieron a encontrarse, esta vez provocado por el portero que aguardó hasta que Cristiano salió del vestuario.

- No quiero que vuelvas a vacilarme con lo de la otra noche porque estaba borracho no amnésico. - Dijo con seguridad Valdés.

- Deberías agradecer que te llevara a tu habitación, a saber donde hubieras acabado. - Miró de arriba abajo al guarda meta.

- Seguro que te importa lo que me pase. - Dijo irónico. Cristiano se acercó al portero.

- Me diste pena, si, es lo único que causas Víctor pena. - Mencionó mientras lo miraba fijamente a los ojos, ambos cara a cara.

- También te daba pena mientras abrías mi camisa, mientras me tocabas. - Dijo Valdés sin dejar de mirarle a los ojos y sujetando su barbilla con fuerza, CR le devolvió la mirada.

- ¿Por qué me dejaste? ¿Qué pasa te gusto?

Víctor quedó callado, Cristiano apartó su cara, pero no lo consiguió lo sujeto con más fuerza y fue acercándose más a él. Valdés comenzó a besarle de forma agresiva en los labios, sin soltarle, Cristiano forcejeo con Víctor, cuando Valdés busco la lengua de Ronaldo con la suya, el portugués no respondió se quedó quieto y cerró sus ojos. El ruido de unas voces lejanas de otros compañeros hizo que automáticamente Víctor se separará de Cristiano, volvieron a mirarse a los ojos por un momento sin decir nada, ambos tenían esa misma mirada, momentos después cada cual siguió su camino desapareciendo del lugar.

Después de eso no volvieron hablar, ni a verse, los días pasaban, todo seguía igual, partidos, entrenos, ruedas de prensa. Cristiano se acordaba de lo sucedido, incluso a veces ese pensamiento de las cosas que se encontraba haciendo en esos momentos, por su parte Víctor estaba de igual manera, ambos tenían a sumido que fue algo momentáneo que no se olvidaría con facilidad, semanas más tarde, coincidieron en una reunión deportiva, durante la cena de futbolistas, ambos cruzaban las miradas de vez en cuando, pero no llegaron a estar ni cerca, después de que todo terminara, Cristiano llegó a su hotel, daba vueltas sobre la cama, pensando en Víctor de forma involuntaria.

Tocaron a la puerta y le despertaron de sus pensamientos, al abrir la puerta quedó sorprendido Víctor estaba frente a él, los dos se miraron en silencio por unos instantes.

- ¿Podemos hablar? - Preguntó Víctor sin moverse del sitio.

- Pasa... - El guarda meta entró en la habitación, antes de cerrar Cristiano observó el pasillo del hotel, no había nadie. Valdés se quedó de pie en mitad del salón de la habitación, miró a Cristiano quedando embelesado con él, el delantero vestía solo con un pantalón de pijama color blanco, con el torso desnudo. - Habla. - Le dijo Cristiano al Catalán, Víctor reaccionó y articuló palabra.

- Quería hablar contigo de lo que sucedió... - Volvió a callar.

- ¿Y bien? - Dijo Cristiano mirándole a los ojos fijamente.

- Me gustaría que fueras discreto con este tema.

- ¿Con qué tema? ¿Qué eres maricón? ¿Por qué tendría que serlo? Es tu problema no el mio. - Ronaldo levantó sus cejas.

- Se que no somos amigos y no se me da bien pedir las cosas por favor, pero... Por favor te pido que no airees este tema. - Dijo Valdés tragando su orgullo antes el portugués. Ronaldo le miró con una sonrisa maliciosa.

- ¡Vaya quien iba a decirme a mi esto!¡Qué tú, el todo orgulloso Valdés vinieras a pedirme un favor! - dijo sonriendo.

- ¿Estás disfrutando con esto verdad? - Preguntó Víctor de forma retorica.

- ¡No sabes cuanto! - La sonrisa no se borraba del rostro de CR. Víctor le miró descorazonado.

- Mira eres un capullo de primera, merecerías que contará estos por algunos vestuarios, pero no lo voy hacer Víctor. - Cristiano informó, una sonrisa se dibujo en la cara del guardameta, Cristiano le respondió a la sonrisa de la misma manera. - Vete Víctor. - El tono de Cristiano parecía amistoso.

- Gracias. - Víctor se acercó a Cristiano, puso su mano sobre el rostro de Ronaldo y lo besó en los labios, el portugués agarró la muñeca de Víctor acariciándola, mientras el pulgar de Valdés se paseaba por sus labios, los dos se miraron a los ojos, los dos comenzaron a besarse de forma seguida y ansiosa. Las manos del delantero no pudieron contenerse, se paseaban por el cuerpo de Víctor, hasta adentrarse en su pecho, sin parar de morrearse, sus lenguas se encontraban, su saliva se mezclaba y sus respiraciones se iba convirtiendo en una sola. Valdés acarició su espalda, la recorría con sus manos mientras se morreaban, hasta que agarró con fuerza las nalgas de CR, sus cuerpos estaban completamente pegados, Ronaldo sentía el corazón acelerado de Valdés pegado a su pecho, Cristiano abrió la camisa de Valdés, entre los dos despojaron al catalán de su camisa, sus respiraciones se agitaban más y más. Víctor buscó el pezón de Cristiano, este suspiró excitado al notar como los dientes de Víctor agarraban su pezón, mientras lo lamía de forma seguida, agarrando con fuerza al portugués lo pegaba a él, mientras le comía los pezones de forma seguida, Ronaldo le agarraba la cabeza con fuerza mientras echaba su cabeza hacía atrás, volvieron a morrearse sin parar de tocarse mutuamente, sin parar de besarse se echaron sobre la cama,

Valdés quedó encima del delantero, agarró las manos de Cristiano y las sujetó poniéndolas sobre su cabeza, le besaba con alevosía sin parar, besaba su cuello, poco a poco bajó hasta su pecho, volvió a recorrer con sus lengua el pecho de CR, sin parar de jugar en sus pezones, haciendo movimientos circulares poniéndoselos muy duros, haciendo suspirar al portugués, continuó recorriendo su cuerpo, bajando hasta sus abdominales, recorrió cada una de sus líneas con la punta de su lengua, soltó las manos de Cristiano para bajar su pantalón, se lo quitó dejando a Cr en bóxer, pasó su lengua sobre la tela del bóxer, mojándola, todo la polla de Cristiano se dibujaba bajo la tela, era grande y estaba muy dura, bajó el calzoncillo hasta los muslos y Valdés empezó a lamer los huevos recorriendolos bien con su lengua, subió por la base, recorriendo todo el tronco, hasta llegar al glande del portugués, metió la cabeza en su boca y jugó con ella, llenándola de su saliva, fue bajando poco a poco, sin detenerse hasta lograr meterla casi todo en su boca, la sentía en su garganta y comenzó hacer movimientos circulares sin sacarla.

- ¡Aaaaaaaaaaaarrrg! ... Mmmmmmm... Aaaaaa... Uffff. - Cristiano gemía de placer sin poder contenerse.

Víctor comenzó a meter y sacar de su boca la pija de Cristiano, la cabeza de Víctor subía y bajaba entre las piernas del delantero, los líquidos preseminales impregnaban su lengua, siento todo su sabor, volvió a sacarla de su boca e introdujo en ella los huevos de Cristiano, los chupaba, primero uno en la boca hacía movimientos circulares con su lengua y después el otro, mientras con su mano pajeaba la polla de Cristiano, giró a Cristiano sobre la cama dejándolo boca abajo, agarró su culo con las dos manos y separó sus nalgas, la punto de su lengua comenzó a chupar su agujero, con movimientos cortos y rápidos, dio un lametón que recorrió todo su raja y volvió a chupar el agujero de Cristiano, que no había paraba de gemir, mientras arqueaba su espalda, Víctor metía su lengua en el ojete de Cristiano, su saliva lubricaba todo el agujero, estuvo un rato así, perdiendo su cara entre las nalgas de CR, después de un rato así, se separó, Valdés llevó sus manos a su bragueta y tras abrirla se descalzó, pronto Cristiano le ayudó a desnudarse por completo, librandole de sus pantalón y su bóxer, al fin los dos desnudos por completo, ambos quedaron de rodillas sobre la cama besándose, con sus cuerpos pegados, mientras sus pollas se rozaban, Cristiano cogió ambas y comenzó ha pajearlas sin parar de besarse, se dejaron caer sobre la cama, esta vez Ronaldo se encontraba sentado sobre Valdés con las piernas abiertas y sus manos apoyadas sobre su pecho, la polla de Víctor quedó entre sus nalgas, empezó a mover sus caderas metiendola aun más entre su culo, cada roce excitaba más a Víctor y Cristiano la metía con más ahincó en cada movimiento. Los dos jadeaban, sin cesar ese ritmo excitante, Valdés sentía como apretaba con sus nalgas su pija, que ardía de excitación, sus cuerpos estaban mojados por una fina capa de sudor que marcaban más sus musculados cuerpos, Cristiano bajo su cuerpo hasta besarse de nuevo con Valdés. El portero entre besos se puso sobre Cristiano que quedó con las piernas abiertas, debajo de Victor, la polla de Víctor estaba completamente empalmada y coloco la punta en la entrada del agujero de Ronaldo, agarrándole de los muslos, Cristiano notaba como no paraba de rozarle la punta del glande, Víctor se posicionó y apretó contra la entrada de su dilatado agujero, la punta de la polla de Valdés entró muy apretada, los dos se miraron a los ojos.

- ¡AaaaH! , des... despacio Víctor no... me la ... la han metido... nunca... - Dijo retorciendo las sábanas y enrollandolas con sus manos, Víctor se echó más sobre le quedando cara a cara y susurró ; Te prometo que te va a gustar. Empezó a meterla de forma seguida, siendo delicado pero sin detenerse, notando como el apretado agujero de Cristiano se iba abriendo poco a poco.

 

- ¡Aaaaaaaaaa! Ufff - Gimió Cristiano.

- ¿Te duele? - Preguntó Víctor sin detenerse.

- Si, pero no pares, me gusta. Mmmmm... - Gimió de nuevo de forma suave.

- Ya queda poco... - Cuando Víctor terminó de decir eso tenía su polla por completo en el interior de CR.

- Ammm... Mmmmmmm... - Suspiró Cristiano, Víctor se quedó quieto, el portugués notaba como ese considerable miembro hinchado se adaptaba a su agujero.

- Mmmm... Dejala un poco ahí dentro... - Dijo CR entre suspiros.

Víctor se echo por completo sobre él abrazándole, los dos se besaron mientras su agujero se acostumbraba a tan considerable miembro, Ronaldo notaba como su culo palpitaba, entre besos Valdés empezó con movimientos cirsculares suaves y constantes, aunque había dolor el placer que Cristiano estaba sintiendo lo superaba, sentir a Valdés tan dentro de él le hacía perder la noción del tiempo y estaba disfrutando cada segundo.

- Me gusta... - Susurro Cristiano regalando una sonrisa a Víctor.

- A mi también.- Respondió Víctor mientras lo miraba a los ojos, volvieron a besarse, ambos estaban completamente abrazos. Valdés empezó a sacar su miembro suavemente y a volver a meterla de igual manera.

- Así, así, no pares Víctor. - Pidió Cristiano, los movimientos de Valdés se iban haciendo poco a poco más frecuentes y mas rítmicos, a la vez que más placenteros para ambos

- Aaaaaarg.... Aaaa.... Uffff.... Aaaaa.... Mmmmm... - Los gemidos de los dos se mezclaban. Víctor comenzó a penetrar a Cristiano de una manera seguida, el constante ruido en la penetración marcaba el ritmo, seguida, rápida, Cristiano sentía que los fluidos salían de su interior y mojaban su culo y la cama.

- Si... ¡Aaaah! Sigueeee... mmm... ¡¡No paaa.... Pareees!! - Gemía Cristiano.

La penetración intensa hacía mover mucho sobre Cristiano la cadera de Víctor, que cada vez disfrutaba más ese agujero estrechito que estaba abriendo en la follada, los dos se morreaban pasionalmente, mientras embestía a Cristiano.

- ¡Aaaaah, aaaaaaah! ¡ Si, si, si! ¡ Dios Víctor, no pares! - Esas palabras, aún ponían más cardíaco al portero, que follaba con intensidad a su amante, Víctor la sacó y Cristiano se puso a cuatro patas sobre la cama, arqueando mucho su espalda, Valdés la volvió a meter con rapidez y continuó con la follada, los huevos golpeaban bruscamente contra el cuerpo de Cristiano, le agarraba de los hombros para cogerlo con fuerza y embestirle con mas brutalidad, mientras entre gemidos de placer Cristiano le pedía más y más. La penetración era muy intensa, el ambiente de la habitación estaba cargado con olor a sexo, una sensación nuevo recorrió todo el cuerpo de Cristiano, estaba corriéndose, cada vez que Valdés le embestía un chorro de semen salía, era tanto el placer que sentía con esa gran barra de carne en su interior, que estaba corriéndose sin tocarse le pija, los gemidos de placer de Cristiano se transformaron el gritos, Víctor giró a Cristiano cuando acabo de correrse, volvió a quedarse boca arriba y Víctor de rodillas frente a él, separó sus piernas y Ronaldo las apoyo sobre sus hombros levantando aún más el culo para Víctor,

colocó la cabeza de su polla en la entrada del agujero y empezó a bombear de nuevo, el portero sentía como sus huevos chocaban en el culo de Cristiano. La sacaba y la metía con rápidez, los gemidos de ambos volvían a mezclarse, empezó a notar como su polla se hinchaba, Cristiano lo sintió en su interior, los movimientos se volvieron frenéticos, entre jadeos, el cabezal de la cama golpeaba continuamente contra la pared.

- ¡Me corro! Estoyyyy...aaa apunto... Mmmmm.... - Anunció Valdés.

- Mmmm... Si... Mmmmm... Hazlo dentro, quiero tenerte sentirte dentro. - Dijo Cristiano excitado, clavando sus dedos en el cuelo de Víctor, esto hizo que el portero se pusiera a cien y comienzo a follarlo de forma muy brusco, su cuerpo se tensó y su polla palpitaba sin parar, pronto comenzó a brotar el semen de su interior, espeso, caliente, en gran cantidad, llenando el interior de Cristiano

- Oh... Oh... - Víctor Jadeo.

- Mmmmmm... Ahhhhh ¡Qué caliente Víctor!

Los dos quedaron agotados, Valdés acabó sobre Ronaldo, el sudor de los dos se mezclaba, el portero no la saco de sus interior, tan solo se abrazaron fuertemente y la dejó dentro, hasta que poco a poco salió por ella misma, liberando el semen del interior de CR, cayendo sobre el cuelo del portugués y la cama. Cristiano y Víctor se abrazaban y se besaban apasionadamente sobre la cama, las manos de Cristiano recorrían la espalda impregnada de sudor de Víctor, mientras tanto el portero se abrazaba con fuerza al delantero y lo besaba con mas ganas, hasta cayeron sumidos en un profundo sueño, abrazos.

Espero sus comentarios y sus críticas. :) Saludos a todos.



© mlt

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (3)
\"Ver  Perfil y más Relatos de mlt
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)