Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 4.888 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.451.965 Miembros | 19.233 Autores | 97.493 Relatos 
Fecha: 02-Ene-17 « Anterior | Siguiente » en Sexo con maduros

Consigo lo que quiero y más....

Paola
Accesos: 30.180
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 13 min. ]
 -   + 
Un señor en un bar nos paga los tragos a mis amigas y a mi... yo terminé pagando :3 Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

 

 Holi!! Ya algunos me conocen por aquí o en Twitter (Me suspendieron mi cuenta :c) y saben que soy Paola, soy de alguna parte de México, no soy muy alta, delgada, unos pechitos de buen ver, pero un culo de mucho mejor vista, piel poco clara, cabello negro y labios gruesos. Si quieren ver como soy en Twitter hay fotos jiji :3

 

Ahora contaré un encuentro con un señor que conocí en un bar :3 en esa ocasión iba con unas amigas, queríamos divertirnos y tomar, vestida con un vestido entallado de esos que parecen de piel o cuero y con escote poco provocador, pero aun así se veía algo jiji... Esta vez no llevaba tacones, eran una plataforma negra, como costumbre mi tanga negra, no era de hilo y bra blanco, todo muy bonito :3.

Bueno, estábamos nosotras platicando sobre nuestras aventuras y así jiji cuando el mesero se acerca con una bebida diciendo que el señor de cierta mesa me la enviaba. Yo no supe que hacer y mis amigas comenzaron con las burlas, yo con pena la acepté. Después de una rato llega nuevamente el mesero con otra bebida, y diciendo:

 

- Dice el señor que la cuenta de ustedes corre por él, y que usted es muy linda.

Mis amigas nuevamente con burlas y diciendo que debería ir con él para agradecer. Yo no sabía qué hacer, no quería, yo buscaba otra cosa pues el señor ya se veía algo pasado de edad, gordo, con abundante barba y ya con bastantes canas, pero se veía alto. Notaba que no me quitaba la mirada de encima y mis amigas dijeron:

 

-Ay Pao! Que te haces del rogar, ve y que tal si sacas algo...-reían-

 

- No no! ¿Qué tal si ni es conmigo y el mesero se equivoca?

 

- Pues ya vemos que hacemos Jajá

 

Al final lograron convencerme, no sé ni como pero ahí iba.

 

- Hola, muchas gracias por la atención esta noche guapo.

 

- No! Gracias a ti por no rechazar y venir hasta acá a cruzar palabra.

No supe que más decir, y entonces él rápido sabía muy bien que quería, puso su mano sobre mi pierna y comenzó a acariciar. Sabía que tenía su intención muy bien puesta en la mesa. Me puse nerviosa y quité su mano de mi pierna:

 

- Basta por favor.

 

- ¿Que pasa linda? ¿Acaso no te gusta? Si de lejos se ve que te encanta coger, si no ni hubieras venido hasta acá con el pretexto de agradecer lo que les estaba invitando.

Cuando dijo eso sentí un nerviosismo de ese que excita, poco común pero agradable.

 

- O sea que pretendes cobrar lo que nos dabas?

 

- Tu que crees princesa? Mira, yo les pago la cuenta, pero tu ven conmigo.

 

No supe que decir, pues venía con mis amigas, no me iba a ir, así como si nada.

 

- Mira, piénsalo, y si aceptas, solo píntate los labios nuevamente para dejar la cuenta pagada y nos veremos en mi camioneta en el estacionamiento.

 

Me fui, pensaba en que hacer, quería una noche de diversión, pero no sé si con él, la cuenta ya estaría pagada, pero debía irme con él. Mis amigas interesadas querían saber que tanto hablé, pero no quería decirles, sabía que ellas por su locura me mandarían rápidamente. Después de un rato el señor me miraba y levantaba su copa a nosotras, como si fuese un brindis.

 

Después de estar un buen rato decidí hacerlo, me iría con él. Saqué mi labial rojo bermellón y me pinté. Él rápidamente llamó al mesero y dejo buena cantidad de dinero para cubrir los gastos, yo dije a mis amigas que ya quería irme y así fue. Al ir al estacionamiento encontré al señor, él ya estaba en su camioneta, parecía ser del año y era color blanco. Me hizo subir y rápido arrancó y dijo:

 

- Me alegra que hayas venido, estas exquisita.

 

Yo callada y nerviosa.

 

- Te llevaré a un lugar que dudo ya te hayan llevado, verás que te va a gustar.

Yo no tenía idea a que se refería, no pasaba de ser un motel y ya, quizá pagaría por la habitación en un hotel, pero quien sabe.

Durante el camino lo único que pregunto fue:

 

- ¿si eres mayor de edad verdad?

 

- Claro que sí! Si no como estaría en el bar.

 

- Simple precaución linda.

Cuando al fin llegamos a donde decía, me sorprendí pues realmente era un lugar donde nunca me había llevado. Entró con la camioneta y le saludaron y él pidió una suite. Me sorprendió más. Me miró y dijo:

 

- Pudimos haber cogido aquí en la camioneta, pero una princesa como tu merece algo mejor.

Me tomó del cabello y me besó mientras su mano acariciaba varias partes de mi cuerpo, entre ellas mi entrepierna. Ya me estaba mojando. Nos bajamos y nos dirigimos a la habitación, el por detrás de mi murmurando que tenía un hermoso culo. Yo muy putita lo movía más jiji :3

Al entrar noté que si era una habitación muy diferente. Esta tenía un pequeño bar, una cama grande y un mueble muy raro, parecía un diván, como esos de los psicólogos, después me enteré que realmente son para tener sexo y muchas posiciones jiji...

Él se acercó por atrás de mí, me tomó de mi cadera y comenzó a besar mi cuello, era muy excitante.

 

- No sabes cuánto imagine mientras te veía con tus amigas...

Me dijo al oído, me gustó mucho jiji...

 

- Ah sí? Dime.

 

- Mejor te lo haré sentir... Harás lo que diga.

 

Cuando dijo eso me prendió demasiado, me vino un sin fin de cosas de lo que haríamos, aunque por otro lado me daba curiosidad que podríamos hacer pues no tenía un cuerpo muy fácil de acomodar, recuerden que era gordo.

Me llevo tomada de mi cadera a la cama. Me pidió que me empinara en la cama, no que me acostara ni pusiera de perrito, parada e inclinada en la cama. Mi culo sobresalía con ese vestido de textil.

 

- Mira nada más que hermoso culo.

Me dio una nalgadita suave, pero de esas que se escuchan tronar, fue muy excitante.

 

- Vaya que ni me arrepiento de haber pagado esa cuenta, estas ricas niñas.

 

- Sí? ¿Y qué haremos?

 

Yo queriendo jugar más jiji, subió lentamente mi vestido y se encontró con la tanga, mis labios ya estaban muy inflamados de la excitación y también muy mojada la tanga. Con su dedo de en medio comenzó a acariciar mi vagina por encima de la tanga que la mojaba más y más.

 

- Me estas gustando putita, no imaginaba estar aquí.

Se agacho como pudo, y me bajó la tanga, al estar ahí se acercó a mí y me lamió la vagina, yo estaba súper excitada. Gemí pues en verdad me gustó.

 

- Creo que te va a gustar mucho esta noche, te haré de todo para que te prepares.

Se levantó y comenzó a desnudarse, yo me quité la tanga y quedé con el vestido. Verlo de cuerpo completo no me agradaba, era muy gordo, quedó simplemente con su bóxer. Se recostó en la cama y me dijo:

 

- Quiero ver que tal la mamas, pero no te desvistas, así como estás vestida quiero que la mames, te ves tan puta.

 

Bajé el bóxer y empezó a gustarme jiji :3. La tenía gordísima! De esas que cuando la meten siento sus venas, solo de verla me mojé, rápido quise empezar a mamar. Lo tomé con mis manos y lo escupí, estaba fascinada con esa verga entre mis manos. Un color rosita, la cabeza más rosa que el tronco y en forma ovalada, la punta de su pene literalmente era punta pues antes de llegar hasta arriba se engrosaba y en la parte baja era delgada.

 

- Que pasa? No siento que empieces.

 

- Ya voy

 

No quise decirle que me gustó su verga porque le daría motivos para verlo nuevamente. Así media erecta la tome y me la metí, fue delicioso, pase mi lengua desde abajo moviéndola de un lado a otro y el glande lo pasaba suave de arriba a abajo. Así media erecta la metí a mi boca, aún estaba un poco flácida. Deliciosa. Me puse a chupar sus testículos, grandes y bien levantados, no le colgaban, estaba jugando con ellos, me metía uno y sacaba el otro, su pene poco a poco empezaba a duro, estaba súper emocionada, quería que ya me la metiera, pero quería que todo fuera lento, luego querría volver a vernos jiji. Hice lo que tanto quería :3 me la metí entera, y adentro acariciaba lo que podía con mi lengua, con deseos de alcanzar esos testículos con mi lengua. Unas cuantas arcadas y que rico.

 

- Me estas gustando putita, no me arrepiento de pagar a tus amigas su peda, lo que si me arrepiento es no invitar a otra de ellas...

 

Y sin pensarlo rápido me traiciono mi inconsciente:

 

- Será en otra ocasión papi...

 

El rápidamente dijo:

 

-Entonces si habrá otra ocasión...

 

Yo mejor seguí mamando, no supe que contestar. Su pene ya lo tenía completamente ensalivado. Succionaba lo más fuerte que podía, entonces dijo:

 

- Ven, hagamos un 69 que quiero probar esa rica vulva.

Me levanté y subí a la cama, ya estaba súper mojada. Y fui a hacer lo que muchos gustarían :3 me senté en su cara. El rápido comenzó con su lengua, yo de la excitación me estaba gustando. Me olvidé de seguir mamando y mejor comencé a mover mis caderas, estando ahí, como si estuviera montando una rica verga, me hizo gritar, era delicioso. Me agaché para seguir mamando era delicioso. Ya quería sentir esa verga dentro de mí. Mamaba y me sacaba un gemido.

 

- Que rica estas niñas.

 

- Ay! ¡Siga! ¡Si!

 

Ya no me importaba que supiera que me gustaba, total, sabía que algún día lo volvería a ver pues me estaba gustando.

Me quitó e hizo levantarme, me desabrochó el vestido y lo bajó, mi bra me lo quitó, dejándome solamente con mis plataformas, mi culo se levantaba más. Jijiji :3 Me llevó al silloncito y dijo que me pusiera de rodillas en él y cerrara mis piernas, me estaba emocionando estar así.

 

- Mira el hermoso culito de esta princesita. Te voy a ensartar como no te imaginas.

 

- Mmmm.... Si papi.

 

Antes de penetrar se echó saliva a la mano, y acaricio mi vagina que ya la tenía inflamadita, estaba súper excitada. Metió un dedo y lo movía en círculos, súper rico. Se acomodó detrás de mí, mi vagina ya esperaba con ansias ese pene, puso la punta en mi vagina y poco a poco fue entrando, sentía cómo es que se iba abriendo paso, ahora lo recuerdo y me mojo. Me recargué en el sillón, era delicioso tener eso adentro. No se hizo esperar y el vaivén comenzó, me encantaba la forma de su pene, cada que entraba esa forma gorda deliciosa. Su panza chocaba con mis nalgas, no me importaba, me gustaba.

 

- ¿Que apretadito tienes princesa, te gusta que te den por el culo?

 

- Mmm... ¡Si!

 

- Me agrada eso, pero creo que no será esta ocasión.

Cuando dijo eso no sé qué pasó en mí que ahora yo quería que me diera por el culo, era la primera vez que alguien esperaría y me haría esperar para metérmela por atrás.

 

- Que? ¡No! Quiero que me la metas.

 

- Jajá hoy tengo otras cosas para hacer contigo.

¡Cuando término de decir eso me dio una nalgada e inició a darme un cogidon súper delicioso! ¡Me hizo gritar! Escuchaba como mis nalgas chocaban con su panza, ese golpeteo me agradaba. Me empezó a doler que tuve que intervenir para que se detuviera poniendo mi mano atrás. Se detuvo un momento, creía que ya estaba entendiendo, pero entonces me tomo del brazo y jaló el otro que tenía adelante apoyándome y empezó a dar unas embestidas deliciosas. Al principio si me dolieron mis brazos y después lo olvidé pues su pene me traía bien pendeja. Perdón :3 ya sé que no digo cosas así pero así me traía. Mis gritos combinados de dolor y placer no faltaban, era delicioso. En cuanto me soltó tuve un orgasmo y el no paraba de moverse e hizo que me levantara del asiento:

 

- Te gusta niña?

 

- Ah sí! ¡No pares!

 

- Cambiemos, quiero ver como coges tú.

 

Me la sacó y yo como perdida sólo hacía lo que me pedía, se sentó en el sillón

 

- Siéntate aquí mi niña.

 

Me monté en él, era algo incómodo con esa panza de por medio, pero no imposible jiji. Tomé su pene y poco a poco fui introduciéndolo en mí. Haciendo movimientos suaves, en forma de círculo, sentía que hacía twerk en su pene :3.

 

- Ohhhh sí que sabes moverte....

 

Mis gemidos no callaban, seguían y seguían. Se levantó y me abrazó, besando mi espalda, me estaba gustando como me hacía sentir. Me giró y a la altura de mis senos había quedado, así que comenzó a besarlos. Lo hacía delicioso. Me guio a la cama, me volteó, y nuevamente, como al principio, me empinó, y así fue introduciendo, mis piernas abiertas y sintiendo nuevamente como entraba.

 

- Muévete tu mi niña, anda...

 

¡Como pude comencé a meterla y sacarla, me tenía loca! Él sólo me tenía tomada de la cintura mientras que en ocasiones me daba una nalgada. Cuando estuve a punto de tener otro orgasmo me tomó e inició un vaivén brutal, sentía que mis piernitas temblaban así que me subí a la cama, era delicioso. Me levantó, ni descansar me dejaba.

 

- Ven, vamos a hacer algo que creo no has hecho, ponte sobre el sillón, pero tu cabeza hacia abajo.

 

Yo no sabía que haría, me daba miedo así por si luego me caía.

- Anda mi niña, tu tranquila, pero no olvides quitarte los zapatos.

 

Estando como me pedía e hizo como pudo y se puso atrás de mí, mí vagina apretadita y jugosita quedaba al aire.

 

- Mira que delicioso se te ve eso princesa.

 

¡Fue metiendo y muy rico, pero estando así podría caerme, pero sentía muy rico!!! No quería moverme.

 

- Ah! ¡Si! ¡Si! ¡Si!!! ¡Dame más fuerte!!!!

 

Sus movimientos suaves me encantaban, y en esa posición todo era más rico, comenzó un vaivén brutal, sentía como mis pies sólo apretaban, mis nalgas sentían sus manos apretarlas y como se ponían rojas entre nalgadas. Un orgasmo apareció y casi me caía, no me importó quería seguir sintiendo esa verga en mí.

De pronto sus movimientos fueron haciéndose lentos, estaba viniéndose dentro de mí. Me llenaba demasiado, yo relajadita descansando y disfrutando de como mi vagina se inundaba.

 

- Mmmm... Perdón mi niña, si duré poco, pero me excitas mucho.

 

- Ahhh... No importa papi.

 

Me bajé y giré para mamarle y limpiarle su pene :3 no le limpiaba la cabecita solamente, me lo metía entero a ver si se paraba nuevamente pero no :( al final sólo le dije eso que al principio no creía que pediría.

 

- Promete que nos veremos nuevamente, me gustó todo.

 

- Claro princesa.... Es más, una de esas quiero que sea con otra chica.

 

Me emocionó eso, nunca había hecho un MHM, pero siempre había querido :3

Me llevo a casa, me temblaban las piernas, pero rico, ah... Y antes pasamos a una farmacia por las pastillitas famosas :3 él quería estar seguro de que si las tomara. Tuvimos otro encuentro, donde por fin me rompió el culo, fue delicioso, pero aún está pendiente el trío. Besitos…. Manden correos opinando :3 pananasexy@hotmail.com


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© Paola

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (5)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Paola
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)