Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.452 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.454.659 Miembros | 19.556 Autores | 99.841 Relatos 
Fecha: 05-Ene-17 « Anterior | Siguiente » en Gays

El ultimo año – La general Patton capítulo 12

George
Accesos: 2.463
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 17 min. ]
 -   + 
Aliados, siempre son perfectos en tiempos de guerra. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Primeramente quiero agradecer a todas las personas que me han ewscrito ya sea por los comentarios o por el correo, de verdad lo super aprecio para mi esas palabras son lo maximo pues me impulsan a continuar con esta historia, que tantas personas esten tan pendientes de esta historia, es algo para mi genial, lo quiero mucho a todos, un enorme abrazo para todos ustedes mis queridos lectores.

/////Isadora/////

    Un mes entero, todo un largo y fastidioso mes, y ahora por fin estoy en mi nuevo colegio, si supieran cuanto tuve que rogarle, suplicarle, y pedirle a mi madre para que me dejara estar aquí, y es que odiaba mi antiguo colegio, las personas allá son tan superficiales, solo te miran por encima de la ropa, y esperan que seas tan estúpidos como ellos, nunca he conocido allá a nadie que me agrade de verdad a alguien a quien yo pudiera llamar un amigo, solo puros interesados, estúpidos superficiales. Claro todo eso cambio, cuando conocí a Marc, tenemos varios amigos en común en facebook, y cuando vi su foto de perfil me pareció un chico de lo más atractivo, bien parecido y con un aire diferente, no lo dude y le envié una solicitud, a los pocos días me acepto, y fue cuando comenzamos a hablar, al principio solo era un presumido, pues solo hablaba de que tanto hacia ejercicio, y cuanto podía alzar, y esas cosas estúpidas, para ser sincera para mí la apariencia es lo de menos, una vez me enamore de un chico al que llamaba la mole Bill y es que de verdad tenia tantito de sobrepeso, y hasta llegue a decírselo, pero todo se arruino cuando comenzó a decir toda una gama de mentiras de cosas que yo nunca había dicho, una cosa es presumir a quien te gusta de la mano, otra es exhibirla de la mano como si fuera un premio, y para él eso era yo un premio. Después de que le aclare a Marc que yo no quería nada con presumidos, egocéntricos, fue que cambio su actitud, y empezó a ser el mismo, el chico listo, agradable y a veces algo ñoño, y eso me gusto, porque no estaba aparentado algo o alguien quien no es, está siendo el mismo, aun cuando a veces hable de temas que ni yo misma entiendo, me fascina porque está siendo el mismo, y es que ser autentico no radicar en ser diferente a los demás, ser autentico es ser siempre quien tu eres, no fingir algo para agradar o parecer interesante, o ser el chico malo, para que te teman, o cualquier cosa, es ser siempre tú, y solo tú.

    En fin Marc fue una de las razones por las cuales, decidí cambiarme de colegio, la otra fue esa chica de a que me hablo mi novio después de que la fiesta de navidad se volviera un caos, Estrella Serrano, quien en mi opinión no es más que una bruja que no puede aceptar cuando la han votado, y es que no tenía el más mínimo derecho en hacer lo que hizo, más bien nadie tiene ese derecho, en mi antiguo colegio, yo era algo así como la reina roja, aunque esa faceta no fue algo con lo que yo naciera, yo siempre fui muy tímida, y callada, siempre fui solitaria, y era el blanco perfecto de muchas chicas, que les fascinaban hacerme bullying a mí a otras chicas más, muchas de ellas, decidieron ser las arrastradas de las pesadas como le decíamos, pero yo no, yo no quería ser una de esas que le lamia las botas para que me dejaran en paz, quería estar tranquila, en paz, así que tome una decisión, debía aprender a defenderme, debía aprender a olvidarme de la chica tímida y empezar a ser una guerrera, y eso hice. Pero no sola, una persona me ayudo, esa fue mi prima Pamela, ella siempre ha sido más fuerte, más decidida, más ruda, y yo quería aprender a ser así y sin decirle la observaba siempre que podía, que la visitaba, o que su familia iba a visitarnos, aprendí a ser más fuerte, a defenderme y a defender a quienes quiero, y en lo que creo, eso hice, y con el tiempo, era alguien distinto, una nueva yo, era alguien que luchaba por su paz y por la paz de aquello que solo querían estar tranquilos, si me atacaban yo respondía más fuerte si atacaban a alguien que me importara o alguien que no le hacía daño a nadie, yo los defendía, hasta cierto punto todo salió bien, hasta que Rosalin la líder de las pesadas, le dio a todo el mundo dos opciones o estaban con ella o en su contra, todos sabían lo mala que ella podía llegar a ser así que se aliaron con ella en mi contra, muchos pensaran que para hacer una simple adolescente hay demasiados problemas tipo telenovela, lo que la mayoría no sabe es que en un día promedio un adolescente tiene más problemas que un adulto en toda una semana, y mi vida estaba plagada de ellos hasta que claro después de tantas derrotas todos entendieron que yo no soy una rival fácil.

    Ahora mi problema es esa Estrella, perversa, manipuladora y en definitiva una perra, estos chicos me cayeron de maravilla, son geniales todos, por eso estoy de su lado, las navidades pasadas fueron las mejores, con ellos pase unos momentos increíbles, y pretendo pasar más tiempo con ellos.

    -Hola, preciosa. Adivina quién soy. – en definitiva si sabia quien era, pero como no ceder ante un juego como este, y él que siempre es tan tierno.

    -Apostaría que seguro eres el novio, más lindo y tierno del mundo. – dándome la vuelta y quitándome sus manos de mis ojos, para ver a mi chocolatico.

    -Pues ganaste, sabes cuál es tu premio?

    -No, cual?

    -Este. – dándome un beso, suave y cariñoso, que en un momento se volvió algo excitante, y volvió a ser suave de  nuevo.

    -Búsquese un cuarto.

    Oímos una peculiar voz, que se me hizo muy familiar, Marc y yo nos separamos, y volteamos los dos al mismo tiempo a la misma dirección. Y sí, era el rubio, que como siempre venia de la mano de Rafael. Manuel me cae bien, pero a veces es demasiado insoportable, tiene una actitud de que todo le vale madres, y en ocasiones me pregunto que es lo que le ve el cachorro, - sí, yo también le digo cachorro, a todos se nos pego decirle así, y él bueno se adapto. – al rubio, pero después veo como este lo protege, lo mima, y siempre está pendiente de él, que luego se me pasa, y lo entiendo todo.

     Aunque es algo que aun no le he dicho a nadie, yo soy la futura dueña oficial de club nocturno donde trabaja Manuel, me entere hace unas pocas semanas, no le he querido decir nada, pues no quiero que se sienta incomodo, prefiero esperar a que él y yo seamos más amigos, y se lo pueda decir sin ningún inconveniente, aunque espero que no me salga el tiro por la culata, pero bueno.

    -Déjalos que se ven bien juntos, ya era hora de que Marc tuviera novia, todos en el grupo, estamos en pareja y él se veía solito.

    -No me ayudes tanto compadre. – decía mi novio que ponía cara de regañado. Nos atacamos de la risa sin quererlo.

    Los cuatro entramos al colegio, estuvimos esperando a que los demás llegaran pero no se veía nadie, así que decidimos esperar dentro, en el camino, como de costumbre formamos pequeños grupos dentro del grupo, Manuel y Marcos como eran más de deportes, y esas cosas, se pusieron a hablar de partidos, de futbol, y no sé que otro montón de cosas, en cambio Rafael, y yo nos pusimos a hablar de temas un poco más importantes, relacionado obviamente con el tema del año nuevo, Estrella Serrano, su existencia y como exterminarla.

    -Crees que Terry vaya a venir al cole? – le pregunte a mi amigo, mientras caminábamos y teníamos los brazos entrelazados.

    -No tengo idea, sé lo mismo que todos ustedes, incluso Mani, me dijo que intento ir a su casa, pero todo fue feo.

    -Cómo que feo?

    -Pues según Mani, cuando fue le abrió la puerta la madre de Terry y dijo que allí no vivía nadie llamado Katherin.

    -Crees que la hayan echado de su casa?

    -No tengo idea, y Pam tampoco sabe nada de ella, teme que ya ni siquiera este en el colegio.

    Al primer lugar que llegamos fue a la cafetería, el primer día de clases después de navidad siempre es uno de los más tranquilos, hasta los profesores llegaban tarde, bueno en mi antiguo colegio así era, supongo que aquí es igual. Al entrar al gran comedor de la cafetería, en el centro de este había dos mesas que fueron movidas para hacer una sola mesa más grande, en la que se encontraba todo el pelotón, no dudamos ni un solo segundo en llegar hasta allá.

    Ahí estaba todos, Alejandro y Oscar sentados uno al lado de otro y enfrente de ellos estaban Pam y Terry, todos se levantaron y nos saludamos, de abrazos y demás, fue un placer ver a la novia de mi prima, pues ella había estado súper triste todas las fiestas al no poder compartir los momentos agradables con su novia, y ver a la gran Pamela Lustrillo con la energía en cero absoluto era algo la verdad deprimente.

    Al sentarnos se hizo un enorme silencio en el cual todas las miradas se dirigían únicamente a Terry, quien no disimulo su incomodidad.

    -De acuerdo, de acuerdo, se que todos quieren saber lo que me paso después de la fiesta, y ahora que estamos todos juntos se los contare, pero antes quiero darle gracias a mi cuñadito Alex por guardarme el secreto.

    Todo miramos a Alex de manera acusadora, había un secreto que él sabía y no nos había contado, van a rodar cabezas hoy, ya lo vi todo, se despertaron mis poderes de clarividencia, alguien va a morir hoy.

    -En mi defensa yo quería decirlo, pero ella me pidió que no lo hiciera. – decía Alex.

    -Eso luego lo juzgaremos. – Dijo mi prima con su mirada asesina.- no les digo yo que alguien va a morir.

    -Pues, esto fue lo que paso. Después de que mi madre me sacara a arrastras del auditorio, me llevo a mi casa, en todo el camino me estuvo diciendo lo horrible y asquerosa que yo soy, lo decepcionada que estaba, y lo decepcionado que estaría mi padre, que tanto esfuerzo y sacrificios habían hecho para darme una buena educación, para criarme correctamente, y yo solo era una desviada, y enferma. Al principio si estaba aterrada porque tenía miedo de que mi padre reaccionara justo como ella me lo estaba diciendo, y estuve todo el camino llorando, por el miedo y el pánico que sentía. Cuando llegamos a mi casa, mi padre no estaba, había salido a resolver algo de la compañía, y mi madre aprovecho para quitarme mis cosas, computadora, tablet, celular, incluso mi Xbox. No se canso de gritarme y tratarme mal, hasta que mi padre, llego. Primero él, la calmo para que le explicara qué fue lo que había pasado, yo estaba aterrada, tenía miedo de que el reaccionara de la misma manera que lo hizo mi madre, fue cuando le dijo que yo soy lesbiana y que al parecer tengo novia, y le explico todo lo que había visto en el auditorio…

    -Y que dijo tu padre. – era Marc que al igual que todos nosotros estaba comiendo ansiedad.

    -Pues, de un momento a otro pareció que mi madre no existiera, y se alegro por mí. – todos empezamos a hacer preguntas, estábamos extasiados por lo que ella nos estaba contando. – si me dejan continuar la historia, contestare a todas sus preguntas. – nos miro a todos de manera individual, esperando alguna objeción, pero no las había. – Ok. Pues parece que mi padre ya sabía que me gustan las chicas. – esta vez miro a Pamela directamente. – Recuerdas esa discusión que tuvimos antes de que ya no, nos habláramos más?

    -Sí.

    -Pues mi padre la conocía, él la leyó por accidente, o eso dice, con los padres nunca se sabe. El caso es que él, había querido que yo me sincerara con todo esto desde hace tiempo, que me ama tal cual soy, que pues se siente feliz de que tú y yo – señalando a Pamela. – Estemos juntas. Claro me dijo que le hubiera gustado que fuera de otra manera y no bajo esas circunstancias. Todo fue tranquilo hasta que noto mi mejilla hinchada, y le pregunto a mi madre que fue lo que paso, y eso claro desato un huracán en mi casa, mis padres pelearon, se gritaron, muy feo, más de lo usual.

    -Como que más de lo usual? – Pregunto Oscar.

    -Pues no lo había querido contar  antes, pero desde hace meses, mis padres, pelean y se gritan, y ni siquiera duermen en el mismo cuarto, esto que ocurrió para mi padre fue como la gota que derramo el vaso, mi madre me insulto enfrente de mi padre y él no lo tolero y esa misma noche mi padre le pidió el divorcio a mi madre.

    -COMO!?

    -Sí, así lo hizo, y no fue todo, mi madre dijo que me apartaría de mi padre si el llegaba a divorciarse de ella, porque… - hubo un largo silencio, uno muy largo donde Terry miro al suelo, algo consternada. - …porque mi padre, no lo es en realidad. Mi madre tuvo una aventura con otro hombre y quedo embarazada de mi, para ese tiempo mis padres estaban casados, a mi padre le costó pero la perdono, y el decidió criarme, y amarme como si fuera su propia sangre. Mi madre lo amenazo con eso, si él se atrevía a divorciarse de ella.

    -Y tu padre que hizo. – Pregunto el cachorro.

    -Mi padre le dijo, que si me apartaba de su lado, él le quitaría a mi madre hasta la última moneda que tuviera, y que la dejaría en la bancarrota total, y la puso a escoger entre el dinero, o mi custodia.

    -Y que hizo tu madre. – pregunte a la expectativa de todo.

    -Pues ahora mi padre y yo vivimos en el departamento que está arriba del de Alejandro. Alex y yo nos cruzamos un día que yo bajaba para hacer algunas compras…

    -Fue cuando me conto toda la historia, eso ocurrió unos días antes de la víspera de navidad.

    -Hoy no morirás. – dijo mi prima hacia Alex.

    -Y como has tomado todo esto. – era Manuel, quien hacia la pregunta más fuerte, y es que era la verdad había sido demasiadas bombas nucleares en tan poco tiempo.

    -Aun me adapto, a todo lo que sé, mi papá ya me lo ha explicado, me conto toda la historia, y aun así se siente raro, el sigue siendo mi padre, y el mejor padre de todos, eso nunca cambiara, pero aun tengo muchas cosas que asimilar.

    No era para menos todo ese cuento, todo lo que ha tenido que pasar, que tu propia madre reusé de ti, que prefiera el dinero que a ti, que eres su hijo, que se supone que debe amarte a ti por sobre todas las cosas, y que para un hombre con quien no tienes ningún tipo de lazo, signifiques tanto, eso solo da a demostrar, que el amor, el verdadero amor de un padre o una madre, no viene de la sangre, viene de los días y las experiencias, del convivir y de ver a esa criatura, la cual tu estas formando, crecer y desenvolverse en el mundo.

    Ya habíamos pasado a la tercera hora de clases, el día la verdad se volvía tedioso, pero con mis amigos, es diferente, hasta las cosas tediosas me parecen interesantes. El primer día siendo nuevo siempre es el más duro, en especial en un colegio tan grande, incluso mi anterior colegio siendo uno para personas exclusivas como dicen por allá, no era tan grande, necesitaba urgentemente ir al baño y ya siento que me perdí.

    Me encontré que una señora encargada de limpieza a quien le pedí indicaciones, y fue así como pude3 llegar, fue al cubículo lo más rápido que pude, siendo franca cuando tienes ganas poder ir al baño se siente como la gloria en cuatro paredes, y por fin, pude calmar a mi vejiga que estaba pidiendo a gritos que fuera, fui a lavarme las manos, y….

    -Pero vean a quien tenemos aquí a la nueva mascota. – era ella quien estaba frente a mí, con su cabello rubio artífica, me pregunto si sus ojos serán naturales.

    -Y tú la bruja malvada. – le decía mientras la esquivabas y para llegar al lavabo, abrí el grifo y comencé con mi higiénico labor.

    -No se te ocurre algo más ingenioso querida, no estamos en la primaria.

    -El día en que madures, hablaremos de mejores apodos.

    No sé qué clase de demonio se le metió pero me agarro del cabello, me jalo y me estrello contra la puerta de uno de los cubículos, eso me dolió, sentí mi cabeza palpitar, ella solo me veía y con una cara de endemoniada.

   -Qué haces aquí?

    -Eres una estúpida, o solo estas demente, pudiste causarme un grave daño, perra psicótica! – le grite. Solo se me quedo mirando como si lo que yo dijera le tuviese sin cuidado. – Quiere saber? Pues bien me cambien de colegio, porque yo si voy a apreciar a los amigos que con tanto esmero has dañado, y claro a ponerte en tu lugar, hija de tu puta madre. – dije y esta vez fui yo quien la agarro y la estrello contra la pared del otro, no me controlo y le di un puñetazo en el estomago. – Eso fue por lo que le hiciste a Alex, y esto… - dándole una bofetada. – es por lo de Terry. – me aleje de ella.

    Ella se deslizo en por la pared y se quedo en el suelo con su brazo derecho en el estomago y su mano izquierda en su mejilla, al principio pensé que estaba llorando pero a medida que prestaba más atención me daba cuenta que solo se estaba riendo. Qué es lo que le parece tan chistoso a la estúpida esta?

    -Crees que estos golpes me afectan, te equivocas linda, tengo más trucos bajo la manga, y como viste en el auditorio, apenas comienzo. – alzo la mirada sus ojos brillaban con un aire de locura, incluso un escalofrió me paso por la espalda. – Nunca les voy a perdonar a ninguno de ustedes que me hayan separado de Oscar, y no perdonare a ese degenerado de Alejandro por estar con él, Oscar es mío, es mi hombre, y de nadie más.

    -Estás loca, Oscar te dejo porque se dio cuenta de la clase de mierda que eres, y de que ama a Alex.

   -MENTIRA! –dijo saltando y colocándose muy cerca de mí, retrocedí me daba miedo de que sacara un revolver y me disparara. – Oscar me ama, él me ama, y a nadie más, solo que ustedes con sus chismes, sus rumores, y sus comentarios déspotas y crueles lo separaron de mi, ustedes son los culpables, y te lo digo desde ahora, princesita, si no estás de mi lado para acabarlos a todos, estas en mi contra y cree me no quieres ser mi enemiga.

    Algo en lo más profundo de mi ser me decía que ella no estaba jugando, que era capaz de bajar al mismo infierno, y dar su alma a cambio de nuestro sufrimiento entorno, la chica estaba loca, tenia no uno si no todas, las tuercas, tornillos, remaches, resortes, placas sueltas, ese cerebro a de estar fundido, de tantas hormonas por la cantidad de anticonceptivos que debe tomar diariamente.

    -Eres una loca, de remate, Estrella Serrano, no te tengo miedo, y si te metes con mis amigos, te metes conmigo, y si crees que eres mala, es porque aun no me has conocido bien. – Lo admito soy ruda, y me peleo con quien sea, por las personas que me importan, pero algo en esa loca, hacia que mis piernas temblaran.

   Sonrió enseñando los dientes como el gato rizón, - si es la segunda anécdota de Alicia en el país de las maravillas que uso, amo esa jodida historia, sus libros aun mas, supérenlo. – luego se alejo de mí, agarro su bolso y comenzó a caminar a la salida.

    -Deberías cuidarte a ti primero antes que a tus amiguitos, yo siendo ustedes, empezaría a mirar todos los días por encima de mi hombro.

    -No me asustan tus estúpidas amenazas.

    -Yo no amenazo querida, yo prometo, y como dice mi padre, lo prometido es deuda.

    Y si más se fue, desapareció, tras la puerta, me quede un momento dentro del baño, fui hasta el lavabo, y me eche agua en la cara. Su mirada, dicen que los ojos son las ventas del ama, y si eso es verdad, ella no debe tener alma, pues no vi más que sobras, y si la tiene es perversa, más de lo que nosotros nos podemos imaginar.

    -Te amenazo? – decía Terry. – Quien coño se ha creído esta perra?

    -No lo sé, pero creo que deberíamos tomar ese consejo, y tener un ojo siempre a nuestras espaldas.

    -Naaaahhhh!! Perro que ladra no muerde, esa Estrella es pura bulla y nada de acción. – decía Manuel muy confiado de lo que argumentaba.

    -No sé ustedes chicos pero después de lo que paso en el auditorio, de ella puedo creer cualquier cosa. – decía Rafa mientras se cruzaba de piernas y apoyaba su cabeza encima de su mano.

    -Bebe, no te preocupes, que va a hacer, pegarnos goma de mascar en el cabello, lanzarnos baldes de pintura, postear rumores en facebook, es solo una chica de disocies años, que tanto puede hacer. – Manuel se sentía súper confiado de que Estrella no era capaz de nada grave, pero a mi parecer las cosas eran peor de lo que pensábamos. Ella de verdad nos culpa de su ruptura con Oscar.

    -Se de lo que  habla Isa, yo también vi esa misma mirada en Estrella el día en que rompí con ella, fue como si otra persona tomara su lugar, y algo más perverso saliera a la superficie. – decía Oscar apoyando mi teoría de que ella está loca.

    -Sea lo que sea, somos más que ella, no podrá contra todos. – dijo Terry.

    -No lo sé, hay personas que son como el cáncer. Callados, casi indetectables, y completamente mortales, no hay que confiarse, opino que hay que tener cuidado, de ahora en adelante.

    -Pienso lo mismo. – dijo mi prima.

    -Pam de todas las personas que me imagine que dirían eso, no estabas en mi lista. – decía Manuel, quien seguía empeñado en que Estrella no representa ningún problema.

    -Pues te equivocas, llevo mucho conociendo a Estrella, y sé que es alguien de quien hay que cuidarse. Y quien más debe cuidarse eres tu Alex.

     -Yo? – decía Alex como saliendo de un trance.

     -Obvio que tú, ella te tiene de primerito en su lista negra, así que hazme el favor  y siempre que estés solo vigila bien tus espaldas, descarga una App si es que existe, pero no te fíes.

    El día concluyo con esa conversación, me he enfrentado a chicas territoriales, y que les gusta imponer su voluntad en todo, pero es la primera vez que me enfrento a alguien que parece capaz de prenderle fuego al mundo solo porque su peluquera no estaba  disponible el día que ella quería la cita. Hacer tanto por tan poco.

  

https://www.smashwords.com/books/view/681674

http://www.autoreseditores.com/libro/8325/george-rivero/psiquico.html  ya saben donde encontrarlo..



© George

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (3)
\"Ver  Perfil y más Relatos de George
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)