Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.436 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.452.427 Miembros | 19.282 Autores | 97.844 Relatos 
Fecha: 05-Ene-17 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

INFIDELIDAD POR AMBICION ( Final))

Andrea Haiken
Accesos: 11.647
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 23 min. ]
 -   + 
Todo el perverso plan dió resultado, sin embargo ellos saben que no podrán detener lo que inciaron Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Al día siguiente fueron a navegar en el yate de su suegro, Bárbara estaba impresionada por el lujo de la embarcación de 58 metros de eslora, tres cubiertas, cinco camarotes, dos lanchas rápidas y cuatro motos de agua, mirando a su esposo le comentó

-Esto es una casa Alex, ¿Hasta dónde puede navegar?

-Muy lejos Barb, a ver si un día acepta mi papá que vayamos a navegar varios días, hoy el yate no está preparado para eso, solo venimos porque me echaste en cara que nunca te habían invitado,

-A ver si cuando nazca su nieto él me invita

-Te lo aseguro

Pasar el día en alta mar en el enorme yate aumentó la ambición de Bárbara y dentro de ella el sentimiento de ser aceptada por su suegro dejó de ser algo sin importancia y se comenzó a volver una necesidad de ser la predilecta, la que le dio el primer nieto con sus apellidos y sonriendo pensó “Alejandro de la Vega y Borgard tercero”.

Cuando regresaron a la casa Alejandro y Bárbara subieron a su habitación, después de bañarse y cumplir con sus rituales de belleza, incluido el maquillaje, miró con seriedad a su marido y de pie frente a él preguntó

-¿Me veo sexy?

-Te ves hermosa, se va a volver loco solo de pensar en verte los ojos mientras te coge

Bárbara sonrió al recordar lo que Daniel le había dicho sobre eso y preguntó

-Bajo así, ¿desnuda?

-Como quieras…. ¡No!, Mejor ponte un bikini y te lo quitas para meterte a la alberca, te aseguro que te vas a poner muy cachonda cuando nos veas a los dos con el pito bien parado

Bárbara rió diciendo

-Espero que ustedes también se encueren

-Eso ni lo dudes

Respondió Alejandro y la abrazó para agregar

-Te ves deliciosa con las marcas del bronceado ¡Estás muy sabrosa!… Mira, tus pezoncitos ya están paraditos, se nota que la idea te tiene muy caliente amorcito

-Solo espero que sean capaces de apagar mi fuego  

Dijo en tono de reto, después se puso el bikini y una playera para bajar a tomar una copa mientras los tres admiraban la puesta de sol, cuando Alejandro se levantó a servir más alcohol Bárbara se quitó la playera y Daniel en voz baja le dijo

-Que ricas nalgas tienes cuñadita

Bárbara rió y preguntó

-¿Qué harías por tenerlas?

-Lo que tú quieras

Bárbara caminó hacia la escalera de la alberca, acomodó su cabello y antes de meterse al agua le dijo

-Entonces sigue mi juego sin reclamar y te las doy, de hecho se las pienso dar a los dos, quiero que me usen, que me disfruten y me dejen agotada de placer… Quiero terminar en calidad de muñeca de trapo

Daniel asombrado preguntó

-¿Alejandro está de acuerdo?

-Ya lo verás… Le pedí hacer un trio antes de embarazarme y decidimos que fuera contigo, solo que no se atreve a proponértelo… No vayas a decir lo que hicimos el fin de semana

Daniel se quedó desconcertado pensando “No los entiendo, que hagan lo que quieran, a mí solo me interesa meterle la verga y lo demás me tiene sin cuidado… Está muy buena mi cuñadita la putita”… En medio de sus pensamientos afirmó con la cabeza y ella continuó diciendo

-Alejandro quiere verme escurriendo el semen de otro, así que lo haremos frente a él, no te dejes llevar por la pasión y hables de más… ¿Te molesta que él nos vea?

Daniel sonrió y respondió

-¡Para nada!... Pienso que ver coger a su mujer con otro es el sueño de muchos hombres y yo con gusto me sacrifico por él… Es mi hermano, ¿Qué puedo hacer?

Bárbara rió y respondió

-Tienes razón, sacrifiquémonos para darle gusto a tu hermano, pero insisto no vayas a  hablar de más

-Te lo juro, ni una sola palabra de lo que pasó entre nosotros, le haré creer que es la primera vez

El sol se había ocultado cuando ella se metió al agua miró a Daniel y quitándose el bikini le dijo

-Me gusta nadar desnuda… Ven, métete al agua conmigo

-Daniel se metió mientras  Bárbara se acercó a la orilla y le gritó a su esposo

-¡Alex!...Si enciendes las luces de la alberca te doy una sorpresita

Alejandro encendió las luces y se acercó, sin darle importancia al hecho de ver a su mujer desnuda dentro del agua puso las copas en la orilla de la alberca y se metió al agua con ellos, mientras bebían de sus copas ellos no separaban la mirada de Bárbara quien se decidió a comenzar con el juego reclamándoles

-¿Por qué solo mi bikini está flotando en el agua?... No veo sus trajes de baño, ¡Por favor!, no sean tímidos

Ante el silencio de los dos ella agregó

-Aclaremos las cosas de una vez… Estamos los tres solos en éste paradisiaco lugar y sin duda ustedes al igual que yo están deseando coronar la experiencia con el placer de los placeres, el que a ustedes solo les puede dar un suave cuerpo femenino y a mí un atractivo cuerpo varonil… ¿No es así?

Los dos afirmaron con la cabeza y ella replicó

-Pero existe un problema… Yo soy la única mujer aquí, así que si quieren disfrutar a plenitud, me tendrán que compartir como buenos hermanitos, así que díganme ¿Qué deciden?

Alejandro sonrió ante el descaro de su mujer y la abrazó, Daniel se acercó a ellos y preguntó

-¿Hablas en serio?

Bárbara rió, le pidió a Daniel que se acercara a ellos y le dio un ardiente beso en la boca, después de juntar su lengua con la de su cuñado hizo lo mismo con la de su marido y respondió

-¿Conformes?... Yo estoy dispuesta a todo, ¿Y ustedes?

Alejandro dijo

-Yo también

-¿Y tú?__ Le preguntó Bárbara a Daniel

-Por supuesto que lo estoy ¿Pero cómo lo hacemos?

-Eso lo decido yo, recuerden que “I have de pussy, so I make the rules” (Yo tengo la vagina, entonces yo pongo las reglas)___ Dijo Bárbara en tono cantado y agregó

-Ustedes solo déjense llevar y obedezcan… Primero quiero que me pongan muy, muy cachonda

Bárbara se hizo hacia atrás frente a ellos donde la luz interior de la alberca iluminaba su cuerpo y abrió los brazos en cruz, Alejandro observó los erectos pezones de su mujer, se acercó, se agachó a besarlos, los chupó apretando con sus labios los pezones para sorberlos y mientras lo hacía Daniel se acercó por la espalda de ella, metió su mano por la parte interna de sus muslos y le dijo

-A mí me vuelven loco tus nalgas y esta parte donde termina tu muslo y comienza tu sexo, me encantaría besar y lamer esa parte de tu piel, comerme lo que por años he deseado y ya satisfecho del delicioso sabor de tu sexo hacerte el amor hasta venirme muy muy adentro, ahí donde te sientas colmada de mí

Bárbara sonrió exclamando

-¡Guauu!.. Mi niño precioso me desea como mujer

Entre los dos hermanos la acariciaban alternándose los húmedos besos en la boca y en los erectos pezones, los dos jugaron con el femenino sexo apretando los labios y metiendo sus dedos en la vagina, en un momento en que los dos le metieron el dedo simultáneamente Bárbara gimió de placer y se separó de ellos caminando hacia la escalera, se salió de la alberca y de pie en la orilla los miró, sonrió al observar que los trajes de baño de ambos ya flotaban sobre el agua y exclamó

-¡Me encantan desnudos!

Después se sentó en la orilla subiendo sus talones para quedar con las piernas separadas y su sexo frente a ellos y dirigiéndose a Daniel le dijo

-A ver Dany, aquí está lo que siempre has deseado, mi oscura cueva de placer, ¡Es toda tuya!

Daniel se acercó para besar la piel entre los muslos y los labios vaginales, le besó los labios, después los separó, observó el rosa y brillante sexo de su cuñada, lo lamió como ella le había enseñado su primera noche juntos haciéndola gemir y mientras Daniel disfrutaba del femenino sexo Alejandro la observaba excitado, cambió lugar con Daniel para saborear el sexo de su mujer ya humedecido con la saliva de su hermano y segundos después ella se puso de pie, tomó una toalla y mientras se secaba les dijo

-Ya ven que si soy suficiente mujer para los dos… ¡Los espero arriba!

Dejó la toalla y caminó desnuda hacia las escaleras

Al entrar a la habitación la encontraron sentada en la cama, Daniel se acercó a Bárbara quien nuevamente sintió emoción y asombro al observar su erección, y él preguntó

-¿Te gusta?

Ella lo tocó con la mano y Alejandro excitado le dijo

-No te limites amor, yo sé que te encanta, así que hazlo sin temor

Daniel estaba de pie entre las piernas de Bárbara quien sentada en la cama con los pies apoyados en el piso comenzó a disfrutar del delicioso miembro de su cuñado besando, lamiendo, chupando y tragando el trasparente líquido que fluía de su uretra, después de uno o dos minutos de hacerlo se acostó en la cama  y con voz jadeante les dijo

-Soy toda suya…Úsenme, disfruten mi cuerpo y apaguen éste fuego que me quema por dentro

Los planes de Alejandro eran demostrarle a su mujer que si la penetraría estando llena del semen de otro así que con una seña le indicó a su hermano que subiera a la cama, Bárbara dobló sus piernas apoyando sus pies sobre la sábana para que Daniel se metiera entre ellas, al hacerlo él con su mano apoyó su pene sobre el pubis de Bárbara, ella puso su mano sobre el miembro de su cuñado apretándolo sobre su piel y al notar lo cerca que el glande estaba de su ombligo hizo un gesto de asombro y él sonriendo preguntó

-¿Me la aguantas?

-Toda papito, soy suficiente mujer para esto y más, así que no me presumas lo que no me vas a dar

Alejandro quien observaba excitado el espectáculo, miró a su hermano, le sonrió y observándole el miembro pensó “La tiene grande el cabrón, ya entiendo por qué le gustó tanto y ¡Qué manera de mamársela!”. Miró a su mujer, conocía ese gesto y esos jadeos, ¿Cuántas veces no había disfrutado de ese fuego?, bien sabía que ya nada, absolutamente nada la podría detener en sus ansias de placer, estaba como muchas veces lo había estado “poseída por el demonio de la lujuria” sonrió de su último pensamiento e incrédulo que estuviese disfrutando tanto del espectáculo dirigiéndose a Bárbara le dijo

-Gózala mamita

Alejandro se sentó en una silla a un lado de la cama mientras Daniel arrodillado entre las piernas de Bárbara la abrazaba por los muslos junto a sus rodillas y la comenzó a penetrar lentamente, ella gimió con fuerza cuando el pubis de Daniel se juntó al de ella, miró a su marido lo que la hizo aumentar su lujuria y tal vez buscando la aceptación o tal vez el pretexto que la disculpara con Alejandro con un dulce tono de voz que Alejandro sintió como un agradecimiento a su complicidad le dijo

-Es una delicia amor…. ¡Me encantó!

Alejandro sumamente excitado respondió

-Te la dejó ir hasta el fondo mamita… Ya es tuya Daniel, así que hazla gozar

Jadeante e incrédula de la perversa emoción que había en su esposo al verla con otro levantó sus brazos, y Daniel se recostó encima de ella

Sentado en una silla acariciándose el pene Alejandro observaba cómo su mujer y su hermano cogían apasionadamente, los veía besarse en la boca entrelazando sus lenguas, se lamían, él detenía sus movimientos para chuparle los pechos, para después continuar con su “mete-saca” suave y profundo… El rubor cubría el rostro de su mujer quien levantó las piernas con sus pantorrillas horizontales y sus pies a los lados de la cadera de su amante que la seguía “bombeando” sin parar, los jadeos de Bárbara se incrementaron y minutos después exclamó con voz entrecortada

-Más rápido Dany, más rápido y no te vayas a detener, me tienes al límite, no pares, por favor no pares

Alejandro estaba incrédulo de sentir esa gran emoción, era como excitarse con una película porno donde la artista era su mujer, Daniel con voz agitada le había dicho más de una vez a ella lo deliciosa que estaba, definiendo la experiencia como un sueño, ella puso sus manos en sus rodillas para detener sus piernas dobladas hacia sus pechos como buscando que la penetración fuera muy profunda y sus gemidos se comenzaron a tornar en gritos cada vez que Daniel se dejaba caer con fuerza dentro de ella llevándola a la  inexplicable pero a la vez deliciosa mezcla de placer y dolor

La vio agitar su cabeza de un lado hacia el otro, sus piernas comenzaron a temblar, abrió su boca y un fuerte grito fue la señal con la que Alejandro supo que comenzaba el orgasmo de su mujer, asombrado observó cómo el cuerpo de Bárbara brincaba a causa de las fuertes contracciones que la hacían gritar “Ohh Dios, ohh Dios, que delicia, que delicia” y al ver como se estaba viniendo irremediablemente sintió celos o tal vez envidia de que otro le diera el placer que él nunca le había dado. Jamás llegó a sospechar que su mujer fuera capaz de actuar parte de ese placer… “¿Para qué fingir si no tiene motivos?”, fue lo que pensó y aún sigue pensando 

Bárbara cubrió sus ojos con su antebrazo y expresando un “UFFF” de satisfacción dejó caer su pies sobre la cama y esperó a que Daniel terminara, soltó un “Ahh” de molestia cuando él empujó con fuerza, quitó su brazo de encima de sus ojos y vio a su cuñado apoyando sus manos sobre las sabanas y arqueando su cuerpo para mantenerle el pene en el fondo de la vagina, observó en su cara ese rictus de placer, segundos después comenzó a sentir las contracciones del viril miembro y un especial calor dentro de su vagina que la llenó de placer, nuevamente había logrado sentir los chorros de semen dentro de ella, levantó sus manos para acariciarlo en las mejillas y él la miró satisfecho compartiendo con ella una tierna sonrisa

Daniel en silencio se bajó y se sentó en el sofá frente a la cama mirando como Alejandro se subía para arrodillarse entre las piernas de su mujer observando con enorme lujuria como de su vagina  fluía el blanco semen de Daniel, se masturbó con fuerza y acercó su pene a los labios, Bárbara le dijo

-Deja que me limpie amor

El negó con la cabeza y hundió su miembro dentro de la suave carne de su mujer que ésta vez tenía un especial húmedo calor, se recostó sobre de ella diciéndole

-Eres increíble, que forma de venirte, me dio envidia amor, ¡Qué hembra tengo por esposa!

Barbará sonrió complacida y cuando Alejandro besó a su mujer en la boca, aspiró y sintió en su lengua el inconfundible sabor del pene de otro hombre… Eso fue el clímax, no tuvo que moverse dentro de ella ya que no lo soportó más y exclamando “Ohh por Dios amor” se vació dentro de ella. Por más de un minuto permanecieron unidos, besándose y acariciándose, hasta que él perdió la erección, después se bajó de la cama y se sentó junto a su hermano en silencio observando incrédulo y a la vez emocionado a Bárbara, a su mujer, ahí acostada desnuda, con su antebrazo sobre sus ojos, las piernas muy abiertas y dobladas con los pies apoyados en la sabana mientras que el semen de ambos que fluía de su vagina ya había escurrido por su periné y su ano hasta caer en la cama

El sábado muy temprano por la mañana Bárbara entró a su habitación donde Alejandro dormía, se quitó la toalla que llevaba anudada arriba de sus pechos y al subirse desnuda a la cama su marido despertó preguntando

-¿Ya se fue Daniel?

-Sí…Te dejó dicho que le hables cuando regresemos… Ya llegaron Filiberto y la güera

-¿Los viste?

-¿Cómo crees amor?, estoy desnuda… Les abrió Dany

-No sé por qué te fuiste a su cuarto desnuda

-¿Vestirme para caminar diez metros?

-Mmmm…. ¿Y cómo la pasaron?

-Creo que Dany no olvidara su última noche de vacaciones

-¿Te encanta coger con él verdad?

-Pues digamos que me he esforzado en complacerlo ya que pienso que mis servicios como puta se los estamos cobrando muy caros… Ha pagado mucho por el placer ¿No crees?

-¿Te refieres al negocio?... Él también va a ganar conmigo al frente de todo

-Eso sí, pero no me refería a eso, me refería a engendrar un hijo que nunca le podrá decir papá

-¿Moralismos a estas alturas Barb?... Ya es tarde para prejuicios y arrepentimientos ¿No crees?.. Además él ya tendrá sus propios hijos… Y me refiero a tenerlos con su mujer, porque el que tienes en el vientre también es suyo ¿Ya es seguro?

-Lo sabremos la semana que entra, yo siempre he sido muy regular y no siento que vaya a bajar, pero podríamos comprar una prueba llegando, no sea que me atrase por puta

-Al rato compramos una de esas cosas donde meas para saberlo… Duérmete un rato

Alejandro se giró para dormirse otra vez y Bárbara sentada con las piernas dobladas hacia su pecho, recargó su mentón sobre sus rodillas, observó cómo sus pechos y su pubis estaban bronceados, pensó “Es bueno pasar tres días desnuda bajo éste sol, me veo muy cachonda” y sonrió recordando su aventura…Había pasado un fin de semana sola con otro hombre, su esposo la había visto coger, habían hecho tríos donde ella en “cuatro patas” disfrutaba a uno cogiéndosela de perrito mientras que a otro le hacía el sexo oral y al alternar ellos lugares pudo disfrutar del semen de ambos en la vagina y en la boca, la habían masturbado entre los dos, habían pasado los días desnudos y ambos se la habían fajado y cogido a placer en cualquier lugar de la casa.

Ya no recordaba cuantas veces quien y en donde se la había cogido, acostada, de pie, de frente, de espaldas y siempre dándole un espectáculo al otro “Duro con ella, hazla gritar” “Déjame ver como se la mamas” “Me la voy a coger” “Primero yo” “Vamos a venirnos los dos en sus tetas” “Mámanos la verga a los dos al mismo tiempo hasta sacarnos toda la leche” “Tómese su lechita la nena”… Esas y muchas otras habían sido las frases que había escuchado durante esos días “Me trataron como puta y me encantó ¡Qué mal estoy carajo!....Pero no me arrepiento de nada, es increíble despertar desnuda en medio de esos dos bellos y sensuales cuerpos masculinos”

Incluso se había animado a una doble penetración, ella montando a Daniel con la vagina mientras que Alejandro la había penetrado por el ano, “Duele, pero sentir esos dos miembros dentro de una tocándose a través de la pared de la vagina y el recto es la locura… Pobre Dany, no se podía mover, se vino con el roce de la verga de Alex”, rió y Alejandro le dijo

-Duérmete un rato amor, después nos bañamos y bajamos a desayunar

Bárbara se acostó poniendo la cabeza en la almohada, juntó su mentón a su pecho para observar su cuerpo desnudo pensando en la noche anterior cuando Daniel le había pedido a Alejandro que quería pasar la noche a solas con ella y pensó “Dany tuvo los huevos de pedirlo y recibió un gran premio por ello, claro que conmigo se arriesgó a perder los huevos, lo dejé más seco que el desierto del Sahara, va a tardar en recuperar fuerzas, pero me encanta el chamaco y coge de maravilla, a mí también me dejo agotada, sabía que era multiorgásmica pero los orgasmos de anoche fueron la locura, un largo tren de orgasmos, largos, intensos y seguidos, me encantas Dany, te juro que eres lo mejor de lo mejor en la cama”

En medio de sus excitantes pensamientos, Bárbara se quedó dormida

Tres años después en una comida por el cumpleaños de su suegra en el jardín de la casa paterna don Alejandro se  acercó a Bárbara llevando en sus brazos al primogénito de ella para decirle

-Quiere estar con su mamá, pero no lo cargues no sea que te pongas a parir en mi jardín

Puso la mano sobre el vientre de Bárbara y preguntó

-¿Cuando nace?

-En unos quince días suegro

-También se va a parecer a su abuelo, así como Alejandrito que es mi clon, cualquiera diría que es mi hijo y no mi nieto… ¡Es lindo como su abuelo!

Exclamó besando al niño y Bárbara después de reír ante las palabras de su suegro con fingido reclamo le dijo

-Por eso pasa más tiempo contigo que con sus papás… Cada vez que salimos de la casa lo primero que me dice es “Casa abuelo”

Don Alejandro puso su mano sobre el vientre de Bárbara y respondió

-Eso me lo deben de agradecer, ya ves que cuando me lo llevé a San Antonio mi hijo y tú se divirtieron como enanos estando solos y aquí ésta la prueba… Dentro de unos meses te prometo llevármelos a los dos para ver si terminas otra vez así, pero esta vez con una niña

-Agradécenos tú, que nos sacrificamos por cuidarte la casa en las vacaciones de Filiberto.

-Ya se les hizo costumbre, ¿verdad?.... Lo que no me explico es que hacen con Daniel

-El sale todo el día en su barquito y nos deja solos a Alex y a mí

-¡Y chinos libres todo el día!... Entonces mis nietos han de ser Acapulqueños “diurnos”

-¡Ni como negarlo!, Claro que ahora que Dany se casó, será más difícil, pero nos daremos nuestras mañas

Don Alejandro soltó la carcajada y en tono serio dijo

-Tenías razón, es una buena chica… Me refiero a Nora Patricia….

Bárbara afirmó con la cabeza y su suegro dudó un momento sobre lo que iba a decir, pero decidido le dijo

-Te voy a confesar un secreto hija… Ahora que me decidí a repartir en vida mis propiedades y ya que los negocios quedaron en manos de tu marido, para no comprometer legalmente las propiedades la casa de Acapulco la pienso escriturar a tu nombre y al de Daniel, quedará mancomunada, ya que entre ustedes no hay problemas, cada vez que tienen oportunidad ahí están los tres, bueno ahora serán los cuatro y sus hijos, me da gusto que se hayan acomodaron tan bien en la casa, sin pleitos, ni discusiones de ningún tipo… Muy diferente a mi hija Silvia, ella es… ¡Que te digo!, si ya lo sabes, basta con recordar el drama que hizo cuando nació tu hijo…

-¿Cuál drama?..

Preguntó Bárbara fingiendo no saber, pero riendo por dentro

-¿Cómo cuál?...No fue a sacar sus cosas de Acapulco diciendo que no compartiría una casa contigo… Hija de….. ¡Dios mío, qué mujer tan conflictiva!, pero ni hablar es mi hija y ya veré como la separo de los otros dos para que mi herencia no termine siendo la tercera guerra mundial.

-No te preocupes, Alex y yo nos llevamos muy bien con Dany, nos entendemos muy bien y creo que con Paty será lo mismo y en cuanto a Silvia, pues ya se le pasará ¿No crees?

Don Alejandro movió la cabeza negando y cambió el tema preguntando

-¿De verdad le van a poner Daniel al chamaco?

-Si suegro, mis hijos se llamarán como los tuyos

 -No me convence, pero en fin es su hijo y su decisión, solo que si van por la niña, no se les ocurra ponerle Silvia

Dijo don Alejandro negando con las manos con las palmas extendidas hacia su nuera y retirándose de ahí

Cuando su suegro se retiró Daniel se acercó a Bárbara y le preguntó

-¿Cuándo nazca tu hijo?....

Ella se adelantó a responder en voz baja

-Me pienso ligar y nos podemos divertir libremente

-Me encanta la idea, no sabes cómo extraño estar dentro de ti

-Cállate que nos van a oír

-¿Me extrañas?

-Ahí está tu mujer, no seas… Grrr, te odio

Respondió Bárbara gruñéndole, después se acercó al oído de su cuñado para decirle

-No sabes cuánto… Ya pronto volverás a vaciar tu delicia dentro de mí

-No me pongas cachondo, que te la meto aquí mismo aunque te pongas a parir

-De ti no lo dudo… Te encanta

-Y a ti también

-Nunca lo he negado

Por la noche en su casa Alejandro entró a su habitación donde Bárbara lo esperaba acostada en la cama, se subió a la cama y levantó el camisón de su mujer para recostarse en sus muslos diciendo

-Por fin se durmió, que niño más inquieto, pero me encanta mi hijo

Bárbara afirmó con la cabeza y comentó

-Y a tu papá lo trae loco su nieto

-¿Y cómo no?... ¿Sabes? Deberíamos de irnos a una segunda luna de miel, a coger de día y de noche... Sabías que para eso se inventó la luna de miel, para desahogar toda la pasión reprimida en el noviazgo

Bárbara sonriendo dijo en tono de burla

-Sobre todo a nosotros…. ¡Cómo nos ahogaba y nos ahoga la necesidad!

-¿Qué te dijo Daniel?

-Me agradeció que hubiéramos decidido ponerle su nombre a éste bebé

Respondió Bárbara subiendo más su camisón para acariciar su desnudo vientre y Alejandro después de besarla en su “borrado” ombligo preguntó

-¿Te gustaría tener una hija?

-No, ya mejor que me liguen y cerramos la fábrica

-¿Qué te liguen?... ¿Y para qué, si tu marido es estéril?

-¡Por Favor Alex!…

-¿Qué quieres decir?...

-Nada que no sea verdad….Para ninguno va a ser fácil terminar con lo que empezamos… Al menos para mí será imposible

-No entiendo Barb… Dime… ¿Daniel y tú…Sin que yo esté enterado?... ¿A qué te refieres?

-¡A nada!….Solo que ya no quiero otro embarazo

Alejandro la miró con cara de asombro y exclamó

-¡Demonios amor!, creo que si te volviste muy puta

-Desde los 15 años Alex… ¿Y de quien fue la culpa?

-¿Qué me quieres decir?, ¿Qué todo es mi culpa?

-Qué cuando nos conocimos tú me querías para coger y yo acepté con la misma intención… Lo que vino después era inevitable

-¿Quiere decir que te acostaste con otros?

-¡Alejandro!...Quiero decir que me enamoré de ti al grado de hacer….Todo lo que hemos hecho…

Y acariciándose el vientre con las manos dijo

-Esto es muestra de lo que he sido capaz de hacer… Y solo por amor a ti Alejandro

-Lo sé Barb y créeme que te adoro por ello, pero no me has dicho si te has acostado con otro

-De seguro te refieres al hotel nudista….¡Como das lata con eso! Llevas años, “duro y dale” con lo mismo

Quedaron en silencio, Alejandro se recostó sobre los muslos de su esposa quien lo acarició en los cabellos pensando en que ya no era capaz de dar marcha atrás, habían quitado los frenos a su fidelidad y habían caído en el cinismo,  “Fue un riesgo que no tomamos en cuenta Alex, como dicen “Ya soy tiburón cebado”, me encanta acostarme con Dany”, observó su enorme vientre y se dijo “La ambición te convirtió en una puta Bárbara Hinojosa y te encanta serlo” Y acariciando su vientre en voz baja preguntó

-¿Existen las “P.A.”?

-¿Las qué?

 -¿Las Putas Anónimas?

-Tal vez, pero no me has contestado

-No lo hice Alejandro… Daniel es el segundo hombre que me… ¡En mi vida pues!

-No te creo

Ella negó con la cabeza y dijo

-Lo hubiera hecho, era muy atractivo y estaba muy bien dotado

-¿Ya ves?, si hubo alguien especial en ese hotel….Yo pienso que lo hiciste

-Piensa lo que quieras que ya nada importa

-¿De qué?

-¡Nada de nada amor!... Aunque no me creas a veces me da pena haber sido tan ambiciosa… ¡Tan puta!

-Ya no pienses en eso y disfruta de sus consecuencias

-Eso hago Alex… Y lo seguiré haciendo__ murmuró y después agregó

-Sin embargo creo que estoy siendo muy egoísta amor ¿Tú quieres una hija verdad?... No sé, se dice que el instinto de las niñas es ser más amorosas con su papá que con su mamá

-Entonces no, ese instinto nos podría descubrir

Ambos soltaron la carcajada, se besaron en la boca y se durmieron

  


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (4)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Andrea Haiken
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)