Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.464 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.454.231 Miembros | 19.507 Autores | 99.490 Relatos 
Fecha: 21-Feb-17 « Anterior | Siguiente » en Voyerismo

El quinto chat de mi Esposa

Tomas
Accesos: 11.678
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 8 min. ]
 -   + 
Hola, este es mi quinto relato. En este episodio les narrare lo aconteció en el mes de enero del año 2016. Soy Javier, vivo en Argentina, tengo 40 años, casado con Soledad (39 años) y con un hijo de 5 años. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Después de esa noche de buen sexo con mi esposa (leer relato cuarto)  las cosas volvieron a la normalidad. Ya habíamos entrado en el año 2016, y era momento de unas buenas vacaciones en familia. Nos tomamos 15 días de vacaciones en el mes de enero, nos fuimos a la costa de Brasil. La verdad la pasamos muy bien los tres.

Yo pensaba que ella podría haber cambiado un poco su forma de ser después de esa noche de pasión, en el cual le hice saber que me gustaba mucho cuando se vestía sexy para mí; pero lejos de eso, ella seguía igual. Se seguía vistiendo como una vieja, con la misma ropa de siempre y esos corpiños que me desesperaban.

Tuve la esperanza que se soltaría un poco más en eso días de vacaciones. Por eso se me ocurrió la idea de regalarle una bikini blanca - amo el color blanco – que la parte de arriba era totalmente suelta con bolados y abajo cola lees. La compre en la playa, era su talle. Cuando vio mi regalo exclamo que ¨ni loca se iba a poner eso¨. Se enojó mucho, se sacó fuera de sí y me dijo que ella no era la mujer que yo quería que sea, que me busque otra. Después de ese día las cosas empeoraron, ambos estábamos cansado de tantas diferencias, la separación era inminente.

Al llegar a la Argentina ambos reiniciamos nuestros quehaceres laborales. La segunda quincena de enero yo debía viajar a Buenos Aires por cuestiones de trabajo. Estuve 5 días fuera de casa, eso ayudo a achicar el mal humor del día a día de la relación.

El viernes por la tarde volví a mi ciudad, se notaban que las cosas en estaban un poquito mejor. Mi hijo me recibió con un gran abrazo y ella con un beso. Esa noche salimos cenar los tres, junto con mi suegra que estaba de visita – o sea que no iba a ver sexo -, y después todos se fueron a dormir.  

Desde la tarde del miércoles 30 de diciembre del 2015 que había leído la última charla con su amiga Daniela nunca más use la notebook de Soledad, por ende no habías leído sus charlas en el Facebook. Tal vez en ese tiempo no tuve necesidad de leer sus conversaciones, o por lo que fuera, pero esa noche fui como un autómata a prender su notebook cuando toda mi familia se durmió.

Al revisar sus charlas no encontré nada raro. No había conversaciones con su amiga Daniela - ella también estaba de vacaciones en ese tiempo -, pero si con su hermanastra Antonella - 25 años de edad, una chica muy linda – y con Rebeca, la empleada doméstica.

La charla con Antonella versaba sobre las vacaciones y de Maximiliano, pero en un momento Soledad le hace mención sobre mi regalo de la bikini que le había regalado en Brasil. Al parecer a Antonella le encanto mi regalo y le dijo que le quedaría bárbaro, que se anime a usarlo. Soledad, terca como es, se ofendió y le contesto que ese tipo de prenda no se sentía cómoda, y que ella también - haciendo referencia a mí - debería ya conocerla ante de emitir una opinión favorable a ese tipo de prenda.   

Con respecto a la charla con Rebeca, Soledad la hacía recomendaciones del cuidado de nuestro departamento en el tiempo que nos ibas a acentuar. Pero en un fragmento de la charla, Soledad le pide de disculpaba - se sentía avergonzada - por lo ocurrido a la madrugada de esa noche de la fiesta de fin de año:

  • Sole dice: Rebe, de paso quería disculparme contigo de esa noche que se despertó el maxi y me viste así vestida. Salí rápido de la pieza y no me di cuenta que estabas vos con maxi.
  • Rebe dice: no señora, todo bien, entiendo, tiene derecho a su intimidad
  • Sole dice: bueno, pero me sentí avergonzada que me veas así ¡
  • Rebe dice: no se haga problema señora, yo entiendo
  • Sole dice: gracias rebe y perdón nuevamente
  • Rebe dice: de nada señora, chau

Cuando estaba a punto de apagar la notebook, me llamo la atención era una solicitud de amistad que estaba pendiente de confirmación, que ante no me había percatado. Al verla, era de ese Walter N-----. Bingo pensé yo, por fin el tipo avanzo en persona. Me quede paralizado, no hice nada, solo cerré la notebook y me fui a dormir muy intranquilo y tal vez un poco excitado.

El sábado a la mañana temprano fui a una casa de informática a comparar una notebook muy moderna para mi esposa. Ya se imaginaran la jugada, quería tener posesión absoluta de la notebook de Soledad para leer sus charlas cuando yo desee y en cualquier lugar. Ella recibió con agrado mi regalo, le explique que yo me quedaría con su vieja notebook ya que me seria de utilidad cuando tengo viajar por cuestiones laborales, dado que tiene una pantalla de 14 pulgadas ideales para trabajar en los aeropuertos. Ella se tragó el anzuelo. La verdad que ella no tiene ni idea como se configuraba un inicio de sesión automático en las redes social - yo se lo había hecho en su anterior notebook-, para ella era chino básico. A esta nueva no la configure, para no despertar sospecha.

Llego la última semana de enero partí nuevamente para Buenos Aires a trabajar. Ese mismo lunes monitoree todo el día el facebook de Soledad con su anterior notebook. No había novedades de la aceptación de la solicitud de amistad de ese Walter. Al día siguiente había una charla con Daniela. En ella hablaron de las vacaciones, de los hijos y de la familia, nada importe para mí. Ahora le transcribo lo que seguro les interesa:

  • Sole dice: amiga, te tengo que contar algo top secret. Me mando la solicitud de amistad Walter.
  • Daniela uuuuuuuu, y?
  • Sole dice: nada, no le acepte, no lo voy hacer, mejor así ¡
  • Daniela dice: vos sabrás Sole, pero contame, que te dijo la fiesta de fin de año?
  • Sole dice: nada, solo me hablo de tonteras, fueron unos minutos, yo estaba re nerviosa
  • Daniela dice: si, te entiendo, pero que te pareció?
  • Sole dice: piola, jajaja
  • Daniela dice: pero esta bueno guacho ¡, te gusto?
  • Sole dice: si, está buenoooo
  • Daniela dice: es grandote, viste
  • Sole dice: si, re alto
  • Daniela dice: jaja, te gusta?, te imaginas desnudo ….
  • Sole dice: basta Daniela, deja de decir esas cosas, yo no me imagino nada.
  • Daniela dice: buenoooooooo

Después la charla se fue para otro sitio, empezaron de hablar cosas sin importancia. Pero en un momento tocaron un tema que podía delatar en mi rol de impostor por hacerme pasar por Soledad:

  • Sole dice: che, ahora me acuerdo, te compraste un pantalón igual al mío, por qué?
  • Daniela dice: jajaja, para comparar a quien le queda mejor
  • Sole dice: jajaja, que loca que sos
  • Daniela dice: y vos porque te lo pusiste, también para comparar?
  • Sole dice: noooo, me lo pidió Javier
  • Daniela dice: mmmm, ese pantalón amiga, por dios, estas calentado pijas a todos: a Walter y a tu esposo, jajaja
  • Sole dice: jajaja, parece que sí, muchos miran….
  • Daniela dice: jajaja. Zorra, y si, el blanco llama la atención. Quien más te miro?
  • Sole dice: jajaja, el baboso del portero
  • Daniela dice: noooooooo, contame
  • Sole dice: deja nena, una boludes
  • Daniela dice: jajaja
  • Sole dice: bueno, besos
  • Daniela dice: chau

Pasaron las últimas semanas de enero y seguía leyendo las conversaciones de mi esposa. Pero lo que sospechaba que iba a pasar, al fin paso. El martes se produjo un hecho que marcara el devenir de la relación con esposa: Un mensaje de ese tal Walter ¡ Hola ¡, pero no hubo respuesta. El miércoles otro mensaje: Hola, no vas a contestar?, me presento, soy Walter, amigo de la Vero y conocido de la Daniela. Hablamos personalmente un rato en la fiesta de fin de año pasado, te acordas? No hubo contestación por parte de Soledad. Jueves: Sos mala Sole, solo quiero charlar con vos; entiendo que no me acepte la invitación de amistad porque tal vez te comprometa, pero si podemos chalar un rato por acá. No hubo respuesta de mi esposa.

Me sentí bien que Soledad no haya constatado ningún mensaje de ese Walter, la verdad eso fue un gran alivio para mí. Yo podías seguir confianza en ella. No obstante, me seguía calentando esa idea que ella fuera un poco más sexy, que se libera un poco más, que sea más perra, que sea desea por otros hombres. Ese jueves por la tarde vi conectada a Daniela y me hice pasar nuevamente Soledad:

  • Sole dice: está ahí?
  • Daniela dice: si Sole
  • Sole dice: rápido amiga, ahora puedo hablar. Dani, porfi, en la fiesta casi metes la pata cuando me hiciste esa pregunta del pantalón frente de mi esposo.
  • Daniela dice: si boluda, perdón, me di cuenta, no lo voy hacer más
  • Sole dice: si, acordate lo que te dije, lo que hablamos por face, muere acá, borras todos las charlas por favor, para no dejar evidencia, jajaja
  • Daniela dice: sisi, perdón de nuevo. Dale ¡
  • Sole dice: hablando de secretos, no te imaginas como me miro el portero….
  • Daniela dice: jajaja, en serio?
  • Sole dice: si, se me cayó las llave al piso, la junte, el vio todo de atrás, jaja
  • Daniela dice: uuuuuuu, te vio todo la bombachita
  • Sole dice: sisi, jajaja, era tipo culotte. Para la próxima tengo que ponerme la que usas vos
  • Daniela dice: ya te voy regalar una
  • Sole dice: sisi quieroooooo
  • Daniela dice: hay sole, estas terrible ¡, pasaste de la vedetina al culotte, y ahora ….
  • Sole dice: imagínate si viera a vos con tu pantalón y la tanga de hilo
  • Daniela dice: ahora vos sos lo loca cheeee
  • Sole dice: la culpa es tuyo, que me metes ficha con Walter y ahora el portero
  • Daniela dice: jajaja, noooooo, no te digo más nada
  • Sole dice: jajaja
  • Daniela dice: te dejo amiga
  • Sole dice: besos

Por fin llegue el viernes la tarde a mi ciudad. Estaca cansado, necesita abrazar a mi hijo y darle un beso a mi esposa, después de todo ella me seguía siendo fiel, a pesar de esas actitudes que ha tenido últimamente. Me fueron a esperar al aeropuerto. Me gusto ese gesto por parte de ella. Los abrace a los dos ¡  

Esa noche comimos en familia, la pasamos bien. Después que mi hijo se durmió hicimos el amor, nada nueva bajo el sol, sexo oral, misionero, ella arriba y listo; al terminar me fui a fumar un cigarrillo a unos de los balcones de la tercera habitación. Al terminar, mire la notebook, la prendí y entre al Facebook de Soledad. Había otro mensaje de ese Walter: Esta es la última vez que te escribo ¡. Respuesta: Hola ¡

Al leer esa respuesta se me seco la garganta, por fin Soledad le contesto los mensajes de Walter ¡

Continuara …


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© Tomas

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (4)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Tomas
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)