Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.576 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.452.911 Miembros | 19.347 Autores | 98.321 Relatos 
Fecha: 16-Abr-17 « Anterior | Siguiente » en Hetero: Infidelidad

Me devoró

Wend07
Accesos: 15.876
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 653 min. ]
 -   + 
Poco a poco con el movimiento de su cadera penetrandome me fui haciendo hacia atrás de la cama hasta tocar con el barandal y la pared con mi cabeza, el me tomo de mis piernas ya con mi vestido casi dejando ver el inicio del liguero, me cargo y el se puso de rodillas en la cama Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Les quiero compartir algo real, que desde muy en el fondo tenía muchas ganas de compartir con alguien, me moría de ganas que alguien lo supiera pues me encantaría repetirlo.

 

Soy Wendy, les contaré acerca de la primera vez que fui infiel y la verdad la vez que más he disfrutado del sexo y a pesar de que hoy en día sigo con mi novio y nunca se enteró, fue por mucho una de las mejores veces en la cama con un chico.

 

Soy de tez blanca más no pálida con toques de color durazno, la verdad tenía algunos amigos y amigas que decían que parecía una Elfa del señor de los anillos.

Mido aproximadamente 1.58, cabello color café oscuro, un rostro precisamente similar a una Elfa, ojos que inspiran ternura, boca pequeña, pestañas medianas, mirada coqueta.

 

No soy muy agraciada de los pechos, sin embargo tengo al menos, es la parte que menos deslumbra de mi cuerpo, tengo una cintura bien marcada pero no a base de ejercicio por lo que tengo un poco de pansa, no gorda más bien tengo de donde agarrar, una pansita sensual, una cadera pronunciada sin exagerar ya que junto con mis piernas y nalgas es la mejor parte de mi cuerpo, justo donde acaba mi cadera empiezan mis nalgas que muchas veces confunden con mis caderas ya que soy un poco ancha, dirían que tengo unas pompotas pero sin ser grotescas, mis piernas justo donde acaban mis nalgas son gruesas y muy bien torneadas, pero a tres cuartos para abajo comienzan a adelgazar y eso hace dejad mucho a la imaginación, dirían que son piernas de tenista pero tan trabajadas.

 

 

Todo empezó cuando recién entre a la universidad, por lo regular siempre me sentaba sola pero poco a poco comencé hacer amistades, uno de los se llamaba Luis, sin embargo sabia el por qué me hablaba, una como mujer siente la mirada cuando te busca para llevarte a la cama y el en una fiesta a la que fuimos varios amigos era lo que querían y ahí mismo me enteré que era una niña deseada y pretendida por algunos ahí, por esa razón deje de hablarle a Luis.

 

 

Comencé a hablarle a un grupo de amigos, María, Julio, Ricardo, Monse, Oscar y Fernanda, todos somos muy unidos y poco a poco avanzaron los semestres, a quien más le comenté a hablar fue a Ricardo quien cada que salíamos en grupo era de quién me tomaba de su brazo como amigos claro sin embargo ambos sabíamos que sentíamos algo más que en ese momento no reconocíamos y a pesar que yo tenía novio algo me parecía atractivo de el y su forma de ser, claro que era también por cuestiones que en aquellos momentos tenía problemas con mi novio y tal ves buscaba refugiarme en alguien.

 

La verdad al pasar del tiempo cada uno del grupo ya tenía alguna pareja y yo con Ricardo me veía muy bien, se portaba tierno conmigo y yo correspondía, sin embargo María era quien quería tener algo con el, yo solo me sentía a gusto a su lado.

 

En una ocasión decidimos salir al centro de la ciudad entre todos, aquel día decidí ir vestida con un pantalón de mezclilla claro y pegado que remarcaba mi sonríes, una blusa de tirantes blanca pegada y un chaleco, todo el trayecto me senté junto a Ricardo y nos abrazábamos mientras los demás platicaban, en el centro ya que llegamos me tome algunas fotos con el pegando mi cabeza y mejillas junto a las de el, de regreso ya que todos bajaron antes que nosotros el me dijo que me acompañaría a mi casa, aquel día nunca vi donde había comprado unos aretes que me regalo, los acepte y me abrazo, yo coloqué mi frente en la suya y sentí una enorme necesidad de besarlo el solo acercó su boca a la mía y tiernamente me dio un pequeño beso rápido, me abrazo y yo me metí a la casa, aquella noche no pare de pensar en el, era lo que mi novio no era aquel instante.

 

Sabía que tres semanas después nos teníamos que reunir todos nuevamente en casa de julio para grabar un video tipo cortometraje, pasaron las tres semanas y entonces acordamos que duraria la grabación al rededor de 2 semanas por que era para un proyecto escolar.

 

 

Ya en los últimos días estaba muy apegada a Ricardo y prácticamente eran bromas entre todos y ya ubicábamos la casa de julio, hasta nos dejaba a veces subir a descansar o jugar videojuegos en su cuarto, justamente para el último día sentía una necesidad de estar con Ricardo y algo dentro de mi sabía que el también conmigo, así que ese último día decidí vestirme un poco más provocativa, me puse un vestido que comienza abajo de los hombros justo en las axilas sin tirantes, color negro hasta la cadera y de ahí hacia media pierna se turnaba de líneas blancas y grises claro con oscuro, era un vestido corto pero tan vulgar, me puse unas medias negras con líneas aún más oscuras que llegaban casi hasta donde terminaban mis piernas y comenzaban mis nalgas, utilice un bóxer para mujer tipo cachetero y un liguero para sujetar las medias, me solté el cabello y use unas botas negras como estilo rockero, útiles una chamarra de mezclilla negra que me había prestado mi novio, desde que llegue note que hasta el novio de Monse me veía con cara de que me desnudaba con la mirada, recuerdo que cada uno de los chicos del grupo me intentó cortejar de alguna manera aquel dia, y Ricardo también, solo que él consiguió algo mas.

 

Sabíamos que no podíamos perder esa oportunidad así que Ricardo le dijo a julio por la tarde que subiría a su cuarto a jugar videojuegos, yo después de 15 minutos le dije que necesitaba dormir por lo que me dijo que podía usar el cuarto de su mama, así que subir, ahí estaba Ricardo esperándome, inmediatamente que llegue al barandal de arriba me tomo de la cintura y me besó, yo correspondí y caí rendida, inmediatamente me cargo, me tomo de ambas piernas y me llevó al cuarto de julio, su cuarto era pequeño, inmediatamente que entrabas a unos escasos centímetros a la izquierda estaba su cama, y a la derecha la pared y conforme caminabas texto pues parecía un túnel encontrabas el final de la cama y la tele igual a la derecha y al fondo la ventana, aunque entre el espacio entre el fin de la cama y la pared que estaba donde la ventana había un espacio pequeño como para que entrara un cuerpo completo sin embargo había cobijas amontonadas en el piso algunas bolsas, inmediatamente que entramos Julián me tumbo en la cama pero como no cabía de manera horizontal me incorporé rápidamente y me senté en la orilla de la cama, el cerro la puerta de madera y yo cruce las piernas de manera sensual, de inmediato se puso de rodillas y me tomo de mi barbilla y me besó mientras acariciaba mi pierna intentando llegar a mis nalgas, yo lo tomé de la nuca y no lo soltaba, abrí las piernas y el se incorporó, me tomo de ambas y subió mi vestido hasta tres cuartos de pierna y el se puso de rodillas ya encima de la cama, giró para que cupiéramos y me recostó y se acostó encima de mi, yo estire un poco mis pies para no abrazarlo aún con mis piernas en la espalda y entonces él comenzó a besarme y acariciarme, yo correspondí y lo tome con mis brazos fuertemente los pase entre sus axilas hasta sus hombros, entonces me tomo con su mano izquierda mi pierna derecha y comenzó a masajearla intentando subir mi vestido hasta mi liguero, yo baje mi mano y la puse encima de la suya y poco a poco iba bajándola, me besó el cuello y entonces fue cuando pude voltearlo, quede encima de el cabalgandolo y puse mis manos sobre su pecho, el tomo mis piernas y me acarició hasta mi cintura, admirando todo mi cuerpo, comenzó a sobar mis pechos y yo me agachaba para besarle el cuello, me recosté completamente sobre el y fue entonces que subió mi pierna a su cintura estando yo sobre él recostada nos acariciamos mutuamente, después de un rato asi volvió a darme la vuelta y mientras abría mis piernas lo abrazaba de la espalda con mis manos, el puso sus manos en mi cadera y me jaló hacia el para que mis nalgas chocarán con sus muslos, enseguida yo visualizaba la escena y retire mis manos hasta la altura de mis hombros como esperando la señal y algo coqueta, comenzó a desabrocharse el pantalón y yo como pude me quite un botín con un pie y el otro enseguida aún con las piernas medio levantadas a la altura de su cintura entre sus brazos.

 

Saco una pequeña bolsa cuadrada como chicle y supe que era un condon, en ese momento se lo puso frente a mí y casi sin parpadear metió mis manos en mi vestido sin bajarlo y llego hasta mi cachetero rápidamente, lo tomo por los extremos e intentó bajármelo pero lo rompió de la desesperacion, lo arrojó al suelo y yo solo asentí tiernamente con mi cabeza, enseguida me penetro y mientras me tomaba de la cadera y cintura, yo volví a colocar mis manos sobre sus hombros y el manoseaba todo mi cuerpo, coloque mis piernas extendidas sobre el sin abrazarlo y solo veía como rebotaban mis tobillos arriba y abajo sobre el, me excitaba eso, no podía gemir más que suave para que nadie nos escuchara, y el solo lanzaba "ah ah" rápidos para tampoco ser oído, después de un rato sentí que todo el cuerpo me picaba, estaba excitadisima

Estire mis manos hasta el naranjal y lo tome con ambas, sentía que me corria, era lo que quería desde hace mucho.

 

Poco a poco con el movimiento de su cadera penetrandome me fui haciendo hacia atrás de la cama hasta tocar con el barandal y la pared con mi cabeza, el me tomo de mis piernas ya con mi vestido casi dejando ver el inicio del liguero, me cargo y el se puso de rodillas en la cama y yo lo abrace de la nuca, lo rodee con mis brazos, me embistió al menos 4 veces contra la pared y barandal, entonces quizo ponerse de pie y mientras colocaba un pie en el piso de alfombra para apoyarse escuchamos como julio gritaba su nombre desde la sala, nos sorprendimos y yo me reincorporé rápidamente, y mi vestido que estaba ya casi hasta el liguero cayó sobre mis piernas tapándolas nuevamente, el aún lo tenía parado, esperamos al menos un par de segundos en silencio, sin embargo quería que acabara conmigo aquella tarde, y yo sabía que él quería comerme por completo, comerse aquella Elfa y pedazo de cuero, el mientras contestaba el llamado yo le besaba el cuello y su boca

 

El se escuchaba entre cortado y mientras lo tomaba del cuello lo jalaba hacia atrás hacia el espacio entre la cama y la ventana de la pared donde estaban las cobijas y bolsas en el piso, caminaba de puntas para alcanzar su cuello y de inmediato me tire sobre aquel rincón, al momento en que sentía que se alzaba el vestido y justo mientras caíamos me penetraba, con su mano izquierda me acarició la pierna derecha y la levanto, desde la puerta quien entrará visualizaba mi pierna derecha al fondo con su mano acariciandome y si levantaba la vista verían los cuerpos, mi cuerpo desde la cadera levantaba un poco por el montón de cobijas y bolsas en ángulo como de 30 grados, primero lo quite la playera y el a mi la chamarra de mezclilla de mi novio, la puso a una lado, me comenzó a quitar la parte de arriba del vestido tomando desde mis axilas y bajándolo hasta mi cadera, dejando ver si brasier negro y mi suculento abdomen y pancita sexy, me dio en un beso cerca de mi ombligo y continuo bombeandome, yo sentía mariposa por todo el cuerpo y pensaba que a pesar que había tenido sexo con mi novio y lo disfrutaba nunca había sentido una sensación así, el hecho de ser descubiertos me excitaba. Aquella escena, tirado entre las bolsas y las cobijas era excitante para cualquiera.

 

Ricardo me devoraba por completo y yo me sentía completamente rendida y sin aliento, sentía que se me iba la respiración y quería gemir a todo pulmón, como pude apoye mi boca entre su hombro y oreja para tapar mi voz y comenzar a gemir en su oído y gritar "ah ah" no quería que se despegara de mi, tomó mi pierna izquierda y comenzó a subir su mano , mientras yo estiraba mi pierna derecha, conforme subía su mano por mi pierna ya que la había acariciado de manera frontal y no de lado mi liguero comenzó a desprenderse ya que subía y bajaba su mano casi hasta llegar a mi cadera por debajo del vestido, mi media se desprendió y dejo ver una parte de mi piel desnuda, yo tome la chamarra de mi novio, lo tape con ella y la usamos como sabana lo besaba tiernamente pero también perversamente, de repente, entonces alguien tocó la puerta diciendo si estaba ocupado pensando que era el baño, no nos importo y seguimos cogiendo, abrió la puerta de madera, era María, quien aquel día note los celos de que Ricardo me estuviera comiendo, en cuanto vio la escena grito sorprendida de la escena y con Pena, "Wendyyyyy, hay wey" m, yo no me pude contener mas y lance un gemido, largo y agudo, comencé a gritar y Ricardo solo lanzaba gritos entrecortados, María visualizo la escena unos cuantos segundos y se fue rápidamente, nosotros seguimos con lo nuestro, Ricardo bajo su rostro hasta mi sexo y comenzó a lamerlo mientras con sus manos tomaba mis nalgas por debajo del vestido, yo admiraba la situación y gemia a todo pulmon, me lamio la vagina y hubiera querido que nunca terminará, se incorporó y volvió a penetrarme, poco a poco sentí caliente dentro de mí y supe que Ricardo se había venido pero parecía como si estuviera orinando, se vino tanto que que sentí cómo comenzó a salir el semen del condon y caía dentro de mi, él quería sacarlo pero lo impedí empujándolo contra mi, lo abrace con mis piernas en su espalda y al hacer eso quedó aprisionado su pene contra mi vagina y no podía liberarlo, y aquella tarde Ricardo devoró un cuero de mujer, y para mí fue la mejor noche de mi vida la cual quería que me hiciera suya. Sin lugar a duda nuestros amigos se enterarón de aquello pero nunca nos importo. sabiamos que no estariamos juntos pues yo tenía pareja pero...

 

La verdad si me dieran a eligir si mi novio se enterará al día de hoy a cambio de que se volvierá a repetir, sin duda eligiria aquel día.

 

Tengo solo unas pocas fotos que me tomaron aquel día, me gustaría una opinion :)