Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.576 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.452.911 Miembros | 19.347 Autores | 98.321 Relatos 
Fecha: 17-Abr-17 « Anterior | Siguiente » en Sexo con maduras

La señora Rodríguez y los chicos (4ª parte)

Sondeluna
Accesos: 22.846
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 33 min. ]
 -   + 
La morbosa aventura de la señora Rodríguez con cuatro chicos (4ª parte) Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

          LA SEÑORA RODRÍGUEZ Y LOS CHICOS (4ª parte)

                        (Indispensable leer la 1ª, 2ª Y 3ª  parte para seguir el hilo de la historia)………………..

   Durmió bien toda la noche. Se levantó recordando la aventura, preocupada porque tenía que volver a ser la señora Rodríguez, presidenta de la Ampa. Tenía que controlar a toda la excursión y ocuparse  de la organización, visitas culturales, viajes, comidas, etc…

No podía quitarse de la cabeza todo lo acontecido, pero según iba avanzando el día  se iba metiendo mas y mas en su papel de siempre e iba olvidándose de lo que había pasado, pero cuando cruzaba la mirada con los cuatro chicos y la miraban con una sonrisa pícara y de complicidad, volvía a sentir la preocupación…..

“Le contarán algo a los demás chicos……..ayy….. como se enteren….como alguno cuente algo….. me muero…”

Aún así, tenía ganas de que llegara la noche. No tenía claro si iba a seguir con los juegos o iba a cortar por lo sano. En algún momento pensó en decirle a una de las profesoras que quería cambiar su alojamiento e ir a dormir a la residencia de estudiantes para no quedarse sola otra vez con los cuatro chicos…..

Intentaba no pensar en estas cosas, aunque tampoco tenía mucho tiempo porque la organización le tenía absorbida.

Mientras estaban visitando un museo, tuvo un rato de sosiego y salió a dar una vuelta por los jardines ella sola. Diego y Luis la vieron y fueron tras ella. 

            D.- Hola Puri… ¿qué tal estás?

            SR.- No me llaméis así…  aquí llamadme como siempre…

            L.- vale…no te preocupes

SR.- Bueno…..ahora iros con vuestros compañeros…ya hablaremos esta noche…

D.- pero…¿estás bien…verdad?...no estás enfadada

SR.- No…tranquilos….estoy bien

L.- Es que cuando te pones así de seria te pareces a la Cospedal

SR.- ¿a quién….?

L.- A la ministra…..la Cospedal…

D.- Joder Luis…ya estás diciendo tonterías

L.- Vaya….si lo digo porque es muy guapa

SR.- ¿me parezco a Dolores de Cospedal?

L.- Un poco….bueno….tu eres mucho mas guapa y estás mas buena

SR.- Bueno…vale….ya vale…. ¡hala!... volved con los demás.

La Cospedal…. no sabía que pensar, se empezó a reír para sus adentros. La verdad es que para ella era una buena modelo, le gustaba la ministra, le parecía elegante y atractiva. Además como ella era también de derechas, no le desagradaba parecerse a ella, una mujer con poder, y con muy buena posición.

Con una sonrisa despidió a los chicos y según se marchaban se quedó mirándoles el trasero. Se sorprendió a si misma mirándolos, sentía deseo, le gustaban… jóvenes, con anchas espaldas… le ponían… volvía a sentirse cachonda… “las cuatro pollitas para ella sola….mmmmmmm”

Por su parte los chicos no paraban entre ellos de darle vueltas a la aventura y todos deseaban que llegara la noche.

D.- Tíos… esta noche nos la follamos todos… ¡Bua!... me corro solo de pensarlo

Q.- Tranqui… hay que pensar bien lo que hacemos y no pasarse.  De momento vamos a comprar algo de “priva” para esta noche, para que se ponga bien cachonda otra vez.

L.- Yo se la voy a meter hasta los güevos…

J.- No digas tontadas… si no sabes ni como se mete. No te has comido un rosco en tu puta vida.

L.- Bueno… no la he metido nunca, pero he visto porno hasta cansarme…  y seguro que aprendo rápido… ja,ja,ja

D.- Tíos, porque no le compramos un regalo… o algo para camelarla aun mas.

L.- Le compramos un consolador por si no tiene bastante con nuestras pollas… ja,ja,ja

Q.- Acordaros que hay que respetarla y tratarla bien…. y desde luego no os vayáis de la lengua… bueno… solo para comerle el coño… ja,ja,ja

L.- Si, el coño peludo…

J.- A mí me gustan depilados… ¿le decimos que se lo depile?

D.- Díselo tú… a que no tienes güevos

Q.- Bueno… vale ya… vamos a comprarle un pañuelo o perfume, algo que le haga sentirse guapa y que sienta que nos tiene en el bote. Es muy mandona y hay que seguirle la corriente para poder sacar a la cachonda que lleva dentro.….. ¡esta noche follamos…tíos!

La señora Rodríguez, también pensaba en la noche. No sabía que hacer.

“Me tendría que depilar… porque la verdad… lo de ahí abajo lo tengo descuidado……. y si me quedo embarazada… no llevan protección….

 lo mejor sería terminar con esto… pero… no puedo… ¡Dios!...

es una aventura muy peligrosa….  pero me gustan  los nenes…  me ponen… y mi marido… ya no me hace caso… y eso que estoy bien buena… mejor que la Cospedal… tengo mas pecho y soy mas alta….y tengo el culo bien duro… ya quisieran muchas niñatas, estar tan buena como yo…”  

           

Por fin llegó la noche. Después de un día agotador de visitas, de controlar a los estudiantes y de organizar y re-organizar las actividades para el día siguiente, la señora Rodríguez estaba deseando darse una ducha y descansar.  El autobús los dejó de nuevo en el chalet antes de llevar a los demás estudiantes a la residencia. Los cuatro chicos bajaron del autobús ilusionados y con una sonrisa, parecían que se iban a una fiesta. Los demás compañeros y compañeras les vacilaban…

_. ¡¡¡Os vais de fiesta…..de botellón… ja,ja,ja… cuidar bien a la señora Rodríguez… que tiene mucha marcha… ja, ja ja!!!

La señora Rodríguez bajó detrás de ellos después de dar un montón de recomendaciones y normas para portarse bien en la residencia y para quedar en los horarios del día siguiente.

Todos los estudiantes la escucharon con alguna chanza pero con respeto y al partir el autobús les saludaron desde las ventanillas con bromas  y pedorretas.

Entraron en la casa y la señora Rodríguez se dirigió rápidamente a su habitación para darse una ducha y ponerse ropa cómoda.

Según se estaba duchando llamaron al puerta.

            D.- Puri…. ¿vas a bajar al salón?... te hemos traído una sorpresa

            SR.- Siii….luego bajaré ahora quiero descansar un poco.

Sabía que la sorpresa que le querían dar tenía que ver con los juegos sexuales. Sabía que esa noche iba a ser movida y sabía que lo iba a tener difícil para no caer en la tentación. Pero seguía sin saber que debía hacer, si tener una noche loca de sexo desenfrenado o mantenerse como la respetada señora Rodríguez y dar a entender que todo lo ocurrido la noche anterior había sido fruto de la locura producida por el alcohol.  

El agua le reconfortaba, se enjabonó bien todo el cuerpo y se masajeó bien, sopesando sus hermosos pechos con los pezones duros, su barriguita plana, el trasero terso y duro….se entretuvo en recorrer su anatomía y disfrutar de sus propias caricias… su sexo… acarició su entrepierna y pensó en los chicos que la estarían esperando…  sentir la admiración que les propiciaba, como la miraban, como la adoraban… con sus pollas duras, siempre dispuestas y que esa potencia, esa fuerza de la naturaleza la provocaba ella.

Sintió un chisporroteo en sus bajos, se le despertó el ansia, el morbo, las ganas…. las ganas que todo el día había intentado controlar.

Su mente podía decir lo que quisiera pero su cuerpo quería sexo… quería que la mirasen, que la besaran, que la chuparan…que le metieran todas las pollas hasta reventar y que la llenaran….

Se estaba tocando el pubis y de pronto fue consciente de que tal y como le había dicho Luis, lo tenía muy peludo y ahora, lo que se llevaba era la depilación brasileña, no un “mato grosso”. Tenía que depilarse.

Sin pensarlo más, sacó sus utensilios y comenzó la depilación. 

Los chicos ya estaban todos en el salón, se habían puesto cómodos y la esperaban con impaciencia. Sacaron el alcohol que habían comprado y se hicieron unos “cubatas”.  Pusieron la tele en marcha y rebuscaron entre los videos antiguos alguno interesante que les inspirase para sus intenciones. Encontraron una película antigua, que les hizo bastante gracia por las escenas  de sexo “light”, se titulaba “Emmanuelle”.

Pasaba el tiempo y la señora Rodríguez no bajaba. Los chicos empezaban a impacientarse. De pronto oyeron a su espalda que la señora Rodríguez bajaba taconeando por la escalera. Se paró en la mitad y se quedó mirándolos. Los chicos sentados en el sofá la miraban absortos como si fuera una aparición.

            SR.- ¿Qué tal chicos?... ¿me estabais esperando?

            D.- Siii…. ¡guau¡…¡qué guapa estás!...

            Q.- Te hemos traído un regalo…

La señora Rodríguez les miraba con una sonrisa, se había maquillado, peinado y llevaba puesta la bata y los zapatos de tirita. Se quedó en una pose de vedette, enseñando una pierna por la abertura de la bata.

            SR.- Uuyyyy…uyy… que detalle… ¿qué será?

Luis sacó de detrás del sofá el regalo que le habían comprado, un pequeño ramo de flores de varios colores y muy olorosas. Subió las escaleras y se lo ofreció como si fuera la ganadora del certamen de Miss universo.

SR.- ¡Qué bonitas!... gracias… ¡que detalle!....me encantan y que bien huelen…

La señora Rodríguez  se emocionó, casi se le saltaron las lagrimas. Los miró y los vio a todos tan enamorados, todos pendientes de ella… con cara de admiración y de deseo…  igual que la cara que debía de tener ella… enamorada y con deseo… mucho deseo

            SR.- Yo también tengo un regalo para vosotros…

Comenzó a bajar las escaleras despacio, insinuante y con elegancia,  mirándolos con picardía, poniendo un pie delante del otro para resaltar sus caderas como si fuera una modelo en la pasarela. Cuando estuvo en medio de la sala, dejó las flores encima de la mesita y comenzó a desanudar el cinturón de la bata….despacio….. se dio la vuelta quedando de espaldas a los chicos y dejó que la bata fuera resbalando por sus hombros hasta que cayó al suelo.

            Q.- Buaaa… ¡qué buena estás!....

            D.- Diosss… qué culo….joderrrr

            L.- Buuuuuuaaaaa….tía…..

            J.- Hostiiiiaaaa…… ¡como me pones!.......

No llevaba nada debajo de la bata y su hermoso trasero, lucía espléndido, redondito, ancho y profundo…..

Volteó la cara para mirarles por encima del hombro…

            SR.- Qué…. ¿os gusta mi regalo?....ja,ja,ja

Cambió el peso de una pierna a otra, moviendo el pandero para resaltarlo todavía más. Le encantaba ver las caras de bobalicones que tenían los chicos, que babeaban como bebés ante un dulce.

            SR.- ¿Queréis ver mas?...

            Todos.- Si…si….. date la vuelta……¡qué buena estás!

La señora Rodríguez se reía y no paraba de mover el trasero. Cogió el ramo de flores y se fue dando la vuelta, despacito. Con el ramo se tapaba el pubis y con el brazo apenas se cubría sus hermosas tetas.

            SR.- Bueno…..que hacéis así todavía….¡venga desnudaros todos!

Los chicos comenzaron a quitarse la ropa desordenadamente, dando traspiés y tirando la ropa por todos los sitios, hasta que quedaron todos en pelotas.

La señora Rodríguez no paraba de reír por lo graciosa que resultaba la escena y verlos con el armamento bien cargado y en ristre…

SR.- Uyyyyuuuuuyyy… como estáis…ja,ja,ja… que os pasa en las pistolitas, me están apuntando todas… ja,ja,ja

Q.- Te vamos a comer entera…..queremos hacerte el amor…..y follarte…

SR.- Bueno… bueno… tranquilos… ja,ja,ja … eso son palabras mayores ….

Bueno…ahora os voy a enseñar de verdad mi regalito….¿queréis verlo?

Todos .- Si …si … queremos verlo… ¿qué es?

Bajó el brazo y con un movimiento de hombros hizo que sus pechos se movieran de lado a lado y rebotaran.

            Todos.- ¡Dios ¡….que tetas….que tetazas… joderrrrr… mmmmm

            SR.- ¿Os gustan mis tetitas?...

            Todos.-  Si…si….te las vamos a comer enteras

            SR.- Ja,ja,ja…. ¡vaya!....tenéis mucha hambre…ja,ja,ja…

D.- Siiii…y también te queremos comer tu cosita… tu..coñ …digo…tu… conejito

SR.- ¿mi conejito?... ¿os gusta mi conejito?...

Todos.- Siiii… si… enséñanoslo…por fa…

SR.- Bueeeeno… este es mi regalito….para que Luis esté contento…

 

Apartó el ramo de flores y dejó que los chicos vieran su recién depilado chochito. Un triangulito de bello recortado y bien perfilado adornaba su entrepierna dejando adivinar el principio de su rajita.

Los chicos empezaron a dar pitidos y exclamaciones, avanzando hacia ella con intención de empezar a magrearla.

SR.- Quedaros quietos…. así…  esperad un poco... Vamos a jugar, pero con mis reglas… tenéis que hacer lo que yo os mande y nos lo pasaremos muy bien todos. Tenéis que respetarme y seguid mis órdenes ¿estáis de acuerdo?

Todos.- Siii…si..si

 SR.- Vale… ahora daros la vuelta…. Venga quiero que os deis la vuelta y me enseñéis vuestros culitos….ja,ja,ja…

 

La señora Rodríguez se sentía poderosa, era la dueña de la situación. De alguna manera quería imponer su disciplina al igual que la imponía con todos los alumnos y alumnas de la excursión. Deseaba dominar la situación a su antojo, aunque eso le hacía sentirse un poco como una puta que usa su cuerpo para provocar  el deseo en los hombres.

Empezó a notar que le gustaba sentirse como una puta…. una viciosa…. Un sentimiento que no había experimentado en toda su vida. Ella era una respetada señora, una persona sensata y cabal… pero…  le gustaba….era un sentimiento perverso, quería volver a gozar, a tener esos maravillosos orgasmos que había descubierto y que durante tantos años se había perdido, ese placer desconocido  que esos adolescentes le habían revelado……

Tenía que seguir controlando…….

Los chicos se giraron todos dándole la espalda y entre risas y muecas se divertían moviendo sus traseros.

            D.- Que tal Puri…te gustan nuestros culos…ja,ja,ja

            SR.- Si…están muy bien

La verdad es que le encantaba ver a los chicos así, sus culitos prietos, las espaldas anchas y fuertes, los brazos musculosos.

SR.- Ahora quiero que me mostréis los bíceps como los forzudos….así marcar los músculos.

Todos empezaron a marcar cuerpo entre bromas y haciendo poses de mister universo. Ella se reía pero la verdad es que se estaba poniendo a cien… cachonda perdida.

Se acercó a ellos que seguían de espaldas y comenzó a acariciar sus espaldas….les arañaba con suavidad, les palpaba los bíceps, les daba cachetitos en las nalgas.

Los chicos se reían a carcajadas porque a veces les hacía cosquillas.

Luego empezó a pasarles las tetas por la espalda, se abrazaba suavemente a ellos rodeándoles con sus brazos. Les tocaba sus pezoncitos jugueteando con ellos mientras que con los  pezones duros y erguidos de sus peras se refrotaba suavemente.

            SR.- ¿os gusta?....

            Q.- Puri…eres la hostia…..me encanta

Comenzó a magrearles el trasero a cada uno, a estrujarles los cachetes y a recorrer la raja casi tocándoles el agujerito del culo.

            SR.- Ayyy, que culitos tan monos tienen estos nenes….ja, ja, ja

Los chicos estaban con una empalmada bestial y ella caliente como una perra en celo. Después de un buen rato de frotamientos y magreos la señora Rodríguez también necesitaba que la agasajaran. Sin decirles nada, los dejó y se fue hasta el sillón se puso la bata y se sentó con las piernas cruzadas.

            SR.- Bueno…. ¿os ha gustado?

Se dieron la vuelta y la vieron sentada, mirándolos con su pícara sonrisa.

            D.- Joder Puri… eres la mejor.

            J.- Buaaa¡… que gustito me ha dado…yo quiero más.

Q.- Ahora nosotros te lo vamos a hacer a ti… te vamos a hacer lo que quieras… dinos que es lo que quieres…. que te gustaría hacer… tú mandas…

SR.- ¿Qué os gustaría a vosotros?

L.- Yo quiero….yo quiero…. ver tu chochito y quiero…..follar

SR.- Vaya…ja,ja,ja….que directo… eso no puede ser. Eso no puedo hacerlo con vosotros…. me puedo quedar embarazada. No hay que pasarse. Mirad, vamos jugar otra vez con la botella y vamos pidiendo deseos,  menos ese que ha dicho Luis.

D.- Y… ¿si vamos a por condones?

SR.- ja,ja,ja…. que machotes…no, no ….olvidaros de eso….

Q.- Bueno… se pueden hacer otras cosas divertidas.

SR.- ¿qué cosas?

Q.- vamos a jugar y te las enseño.

Se fueron sentando en el suelo alrededor de ella que seguía en el sillón. Quique preparó unos cubatas y también para ella.

            SR.- Pero… ¿de dónde habéis sacado el alcohol?

Q.- Lo hemos comprado en un supermercado y lo hemos traído en la mochila.

SR.- Eso no está bien….sois todavía muy jóvenes para beber alcohol

J.- Bahh¡… si todos los jóvenes lo hacen.

D.- No pasa nada por un cubata.

SR.- Bueno…pero no me lo carguéis mucho, que ayer me pasé de la raya.

Los chicos estaban sentados y entre las piernas cruzadas sobresalían sus pollas como astas de bandera. Algunos no dejaban de tocársela  y se la meneaban sin ningún reparo.

            SR.- Vaya, vaya…tenéis los pitos en buena forma….ja,ja,ja

L.- Si… tú, nos ves a nosotros desnudos, pero nosotros no podemos verte a ti.

SR.- Bueno….que prisas….vamos a jugar y ya veremos. Además, Quique nos quiere enseñar “cosas divertidas”. De todas formas voy a poner reglas en el juego….como solo hay una chica, que soy  yo y hay cuatro chicos…..siempre que salga un chico, yo mando la prenda, si me toca a mí, mandáis vosotros…¿os parece?

Todos.- vale….guay

 

Bebieron unos sorbos de cubata y empezaron a hacer girar la botella. Le tocó a Javi.

            SR.- Vale….quiero que bailes conmigo

            J.- Venga….

Pusieron la música del video de los strepteases y se levantaron a bailar el ritmo lento y pausado de una balada. La señora Rodríguez con la bata puesta y Javi en bolas se abrazaron siguiendo el ritmo. Los otros los miraban.

            SR.- Javi…..dame besitos en el cuello…..eso es….suavecito

La señora Rodríguez sentía la polla del chico incrustada en su vientre y notaba como empujaba con ella. Como era algo incómodo, ella misma cogió la pija y la metió entre sus piernas pero con la bata por medio. El chico notaba el calor que desprendía su coño y estaba sudoroso a punto de reventar.

            SR.- Tranquilo…..relájate…. disfruta despacito….

Se separó un poco le miró a los ojos y le dio un tierno beso en los labios.

Poco a poco se fueron besando con más fluidez y terminó el baile con un morreo de tornillo y lengua.

Los chicos los miraban extasiados. Cuando terminaron, comenzaron a aplaudir.

Se sentaron y volvieron a hacer girar la botella. Le tocó a Diego.

           

            SR. - Quiero que bailes para mí y me conquistes.

            D.- Vale… pero  baila tú también conmigo… que lo haces muy bien.

            SR.- Ja, ja,ja…vale…..poned algo movidito….

Diego estaba totalmente desnudo, le dio la mano a la señora Rodríguez para que saliera a bailar con él. En la TV sonaba música sensual algo salsera y un poco trasnochada, pero ideal para moverse. Empezaron a bailar cogidos de las manos.

            L.- Puri… te tienes que quitar la bata para estar a juego con Diego.

SR.- Ja, ja,ja…. no seáis ansiosos….lo que queréis es verme desnuda otra vez...¿verdad?

L.- Claro…

Q.- Queremos que nos enseñes ese cuerpazo que tienes…

SR.- Ja,ja,ja….bueno….tranquilos….es que no llevo nada debajo…ja,ja,ja

L.- Venga…quítate la bata….

Todos.- ¡¡¡Que se la quite, que se la quite, que se la quite….!!!!

La señora Rodríguez se estaba divirtiendo como nunca, se sentía el centro del mundo, admirada y deseada. Cogió su cubata, bebió un trago largo y volvió al baile. La polla de Diego botaba con los movimientos y ella la miraba constantemente porque le hacía mucha gracia.

Después de unos momentos de baile cogidos de la mano, se soltó y cerró los ojos, para sentir mejor la música y dejarse llevar por el ritmo. La música le trasportaba, era como un ritual, una catarsis sensual. Se desanudó el cinturón y de espaldas a ellos volvió a dejar caer la bata hasta sus pies como había hecho anteriormente. Se llevó las manos a la raíz del pelo y con los brazos levantados, comenzó a mover la cadera cadenciosamente. El culo de la señora Rodríguez se convirtió para los chicos en el mayor espectáculo del mundo. Duro y suelto a la vez… profundo… se movía provocando una atracción irrefrenable. Bailaba como una bailarina oriental en la danza del vientre.

Ella sentía entre sus piernas el ardor y el deseo y también en sus pechos que botaban rítmicamente.

Diego se acercó por detrás, la abrazó y empezó a besarle y mordisquearle el cuello. La señera Rodríguez lo aceptó de buena gana, pero de pronto notó el punzante dardo que pinchaba su trasero. Se metía en su raja del culo sin poder llegar a penetrar hacia las profundidades. A la vez las manos del chico jugaban con sus tetas como  sopesándolas y cogiendo sus pezones con pequeños pellizcos. Ella se dejaba hacer sin parar de bailar….sintiendo…. gozando.

Después de unos momentos se dio la vuelta le echó las manos al cuello y le atrajo hacia ella. Buscó sus labios con los suyos y empezó con un beso sutil que poco a poco se convirtió en un morreo tórrido y húmedo. El falo del chico  se interponía entre sus cuerpos y se le hincaba en el pubis.

Volvió a darse la vuelta a la misma posición anterior, le había gustado sentir las estocadas en su hermoso culo y que le mordisquearan el cuello.  En un momento la pija se quedó como clavada entre sus glúteos. Le hizo gracia  y ella  buscaba los movimientos para que no se saliese. Le estaba masajeando  la punta del pito con los cachetes.

De pronto sintió que algo húmedo y caliente le mojaba su hendidura y empezaba a descolgarse entre sus piernas. Diego se aferró fuerte a ella y sus besos se convirtieron en:

            D.- Mmmmm…….mmfffff…..aahhhhhhhhhh………………mmmmm…                      

La señora Rodríguez notó como le venía el orgasmo al chico  y acompasó los movimientos de su pandero para que pudiera gozar al máximo.

Diego intentaba tapar sus gemidos apretando su boca en el cuello de la señora y con los ojos cerrados se dejó ir, inundando el hermoso culo de la señora Rodríguez.

La abundante corrida del muchacho la dejó totalmente pringada. Los otros chicos los miraban con atención mientras se sobaban sus respectivas pollas.

SR.- Bueno……bueno…. como me has puesto…..tengo que subir a limpiarme un poco…

D.- Mmmmmmmm….. no he podido aguantar…. lo siento

SR.- Tranquilo…. ¿Lo has pasado bien mi amorcito?

D.- Si….si….muy bien

SR.- Bien….ahora vuelvo….un descanso

Comenzó a subir la escalera meneando su pompis del que goteaba descolgándose la corrida de Diego.

Los chicos no perdían detalle, sin dejar de mirar como subía la escalera. Ellos también deseaban correrse en la profundidad de aquel  majestuoso culo.

Cuando la señora Rodríguez entró en su habitación, los chicos empezaron a hablar bajito entre ellos.

Q.- Hostia….tíos….yo le quiero dar por el culo….quiero metérsela por detrás….

L.- Yo también… si no nos deja por el coño…. le damos por detrás

J.- No creo que se deje…

D.- Buaaaa….yo creo que si…. ¡Joder!... estoy seguro de que le gusta que se la metan por detrás, porque me había cogido la polla como un cepo…  si llego a aguantar un poco más, se la meto entera por el culo…¡qué corrida he tenido¡

Q.- Ja, ja,ja….. yo se lo voy a proponer cuando le toque en el juego de la botella.

L.- Yo, si lo tiene limpio, le voy a chupar el ojete como en las pelis porno y luego se la voy a meter hasta los güevos.

Q.- ¿le vas a chupar el ojete?

L.- Siii….en las pelis porno está de moda

Q.- Joder macho…..eso es lo que estudias tú … ja, ja,ja

L.- Que va en serio tío….que a las tías les encanta que les coman el culo

D.-Ja,ja,ja…a la Puri, lo que le gusta es que le coman el coño…

Estaban todos riéndose y haciendo bromas cuando oyeron que bajaba la señora Rodríguez. Se había puesto un sujetador blanco con puntillas y una braguita a juego. Estaba espectacular bajando las escaleras. Los chicos silbaron y aplaudieron la aparición.

            Q.- ¡Qué guapa….tía buena!....

SR.- Ja, ja,ja…¿os gusta mi modelito?....

L.- ¡Espectacular!

SR.- Bueno… ¿de qué os reíais tanto?

Q.- Ya sabes… cosas de Luis… cosas que te va a proponer  cuando te toque en el juego

SR.- ¿Ah si…? ¿qué cosas?

L.- Buenooo… si te toca te lo diré

SR.- Bueno, bueno….que misterio… lo que quiero es que no me manchéis este modelito… o sea que aguantar vuestras pistolitas un poco… ja,ja,ja. Bien, vamos a jugar… a ver si tiene suerte Luisito.

Se sentó en el sillón y ellos se sentaron todos alrededor de ella en el suelo. Hicieron girar la botella y….. justo… le tocó a la señora Rodríguez.

            SR.- La teníais preparada …..ja,ja,ja…. me habéis hecho trampa...ja,ja,ja

            D.- ¡Qué va!… ha sido la suerte

SR.- Bueno… a ver que me pedís…ya sabéis que hay cosas que no se pueden hacer.

Q.- Ahora te mandamos una prueba entre todos….

SR.- ja, ja, ja….¡uy que cara!... así no es el juego….pero me da igual… venga…,  Javi, empieza tú, que estás un poco callado.

Empezaron a rumorear entre ellos y a decirse cosas al oído.

Q.- Bueno….es una prueba en cuatro partes, una de cada uno, pero participamos todos…. ¿te parece bien?

SR.- Bueno….a ver….no os paseis….ja,ja,ja

D.- Queremos que te quites las bragas, que abras bien las piernas  y nos enseñes tu chochito, bien abierto.

Q.- Luego te lo queremos lamer todos.

SR.- Pero bueno…..ja,ja,ja…que descarados…ja,ja,ja….y….¿eso es todo?

J.- No, luego te tienes que dar la vuelta y enseñarnos tu culito…bien abierto y luego, Luis te lo quiere lamer también.

La señora Rodríguez puso una mueca como de asco y de extrañeza aunque sonriendo

SR.- ¿mi culito?.....uy…. que cochino….ja,ja,ja…..¿esa era la propuesta secreta que quería hacerme Luisito?

L.- No … todavía hay mas… ya lo verás si te vuelve a tocar la botella.

SR.- Uy, uy ,uy… que cosa más rara….¿de dónde te has sacado esa idea?

L.- Lo he visto en los videos porno… ahora está de moda

SR.- Ja, ja,ja… ¿en eso te entretienes tú en vez de estudiar?... ¿en ver pornografía?

Q.- eso mismo le he dicho yo

SR.- Bueno….ja,ja,ja… a ver si aprendemos algo… lo voy a hacer pero ya sabéis que no os podéis pasar de la raya.

La señora Rodríguez descruzó sus piernas y juntó las rodillas. Se echó las manos a la braguita y con una sonrisa insinuante, empezó a jugar con la goma haciendo como que se las bajaba. Así estuvo un ratito incitándoles, hasta que las deslizó poco a poco hasta los muslos. Como tenía las rodillas juntas, los chicos que estaban sentados en el suelo no podían ver todavía el coñito y la animaban con urgencia para que terminara de bajárselas del todo.

Por fin después de muchas risas, se las bajó hasta los tobillos.

Empezó entonces a separar un poquito las piernas pero las cerraba rápidamente. No paraba de reírse a placer viendo la cara que ponían los chicos. Les picaba con el jueguecito, hasta que empezaron a protestar.

Se sentía en el trono del poder viendo  a los chicos pendientes de su juego y a la vez le excitaba que pudieran ver su cuevita recién depilada.

Cerró los ojos y comenzó a abrir las piernas, todavía le daba un poquito de vergüenza exhibirse de esta manera.

            L.- ¡Qué bonito!...tienes un coñito divino

Q.-Abre mas las piernas… a tope……así… eso es… y ahora ábrete con tus dedos para que veamos bien tu rajita

La señora Rodríguez se llevó las dos manos al chocho y se abrió bien los labios mayores, dejando a la vista sus pliegues rosaditos y brillantes por la humedad que rezumaba y coronando la entrada de la rajita, estaba bien erguido el clítoris, hinchado como una almejita.

Ella notó que le entraba aire al tener todo tan abierto, como si estuviera en el ginecólogo y le gustó la sensación. Levantó las piernas y las puso en los apoyabrazos del sofá quedando totalmente despatarrada.  

En un instante notó que varias manos empezaban a tocarle el interior de los muslos y que se iban acercando a su nidito de amor… y de pronto, un besito suave… y un lametazo…y otro…y otro…. unas manos que se apoderan de sus tetas y las sacan de la opresión del sujetador….y otro lametazo. No quería abrir los ojos, no quería ver… solo sentir.   

Manos, lenguas, saliva… alguno le cogió por los papos y empezó a besarle en la boca.

No sabía en donde poner su atención, en donde sentía más placer…. en sus pezones…en sus labios…. en su coñito….empezó a notar que un dedo comenzaba a explorar el interior de su gruta… y luego otro dedo… notó como se encharcaba, como bajaba la humedad facilitándoles la entrada….

            SR.- Mmmmm….mmmmmfffffff…...ahhha…..   mmmmffff… ohhhhh              

Se deshizo de los labios que besaban su boca para poder gemir a gusto… para gritar…

            SR.- Siiii…si….no pares…..mmmmmmmsii…mmno pares  ….sigue…sigue

            Ahh…ahhh…ahh…ahhh.ahh..ahhhhhhhhhh…mmmmmfffffffffff…ajjjjjj…

           

Empezó a mover la cabeza de lado a lado y unos pequeños espasmos la sacudieron.

SR.- Sigue…sigue…chúpame……chupa…..joderrrrr……..mmmmmffff… Diooossssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss……………………..

Se quedó sin fuerzas,  un placer increíble le había  estallado en sus entrañas pero los chicos seguían chupa que chupa sin parar.

Abrió un poco los ojos y se vio rodeada por los chicos. Unas manos separaban sus muslos y la cabeza de Diego se perdía entre ellos. Los otros jugueteaban  con sus tetas.

Quique le dio la mano y la invitó a levantarse.

            Q.- Ven, levántate…. ahora viene lo bueno.

La señora Rodríguez estaba un poco ida y se dejó llevar.

Q.- Ponte a cuatro patas en el suelo….así….y ahora queremos ver tu culito…..venga enséñanos el culito………eso es…..así … ahora ábretelo con tus manos….enséñanos tu culo…..así… bien abierto.

A cuatro patas con la cabeza en la alfombra, se cogió sus nalgas y se las separó para que pudieran ver sus agujeritos bien dilatados. Los chicos alucinaban con la pose de la señora Rodríguez. Su ano de color oscuro con la forma de una estrella de mar y más abajo un potorro divino, abierto, hinchado, húmedo, reluciente.

Ella se sentía un poco humillada en aquella postura, pero quería complacer a los chicos.

Notó que unas manos se apoyaban en sus glúteos y los abrían todavía más.

De pronto dio un sobresalto por la impresión que le produjo algo húmedo que le tocó en el ano, dio un respingo y abrió los ojos como platos con una cara de estupor, cuando noto que era una lengua que le estaba lamiendo su agujero oscuro. Aquello le hacía unas cosquillas incomodas.

Quique se tumbó en el suelo a la contra y le hizo que pasará su pierna por encima de su cabeza de manera que quedaron en la posición del 69. La enorme polla del chico estaba debajo de su cara y él empezó a comerle el coño otra vez, mientras Luis seguía chupándole el culo.  Se sentía como un chupa-chús. Ella cogió por el tronco la pija y también empezó a chupar.

Los otros dos chicos de pie miraban la escena, mientras se meneaban sus pollas. La señora Rodríguez con la boca llena los miraba de reojo. Parecían estar esperando su turno, esperando a que quedara un hueco libre para unirse al juego, mientras veían una película porno.

La polla de Quique le ocupaba toda la boca, sabía a macho, a semen. Él culeaba para que le entrara más adentro en la boca, hasta la garganta,  pero no le cabía se iba a atragantar.

Un dedo empezó a hurgar en su ano que estaba todo encharcado de saliva y comenzó a intentar entrar.

Poco a poco se fue introduciendo. Era una sensación extraña, incomoda… pero le gustaba, se sentía un poco cochina… guarra… una puta.

Comenzó a mamar con más ganas, como si tuviera que absorber un fluido vital del cual dependiera su vida.

El dedo ya entraba y salía de su culo con fluidez y notó que empezaba a intentar entrar otro dedo.

Se estaba deshaciendo, notaba como su coño se llenaba otra vez de flujo que empapaba la cara de Quique. Le temblaban las piernas casi no le sujetaban y los dedos de Luis ya le perforaban el culo sin resistencia, entraban y salían, bombeando el agujero.

            SR.- MMmmmmmmm….ahhhhhhhh…ayyyyyyyaayyyyyyyaa……

De pronto los dedos dejaron de perforar y notó que otra cosa quería entrar.

Sin dejar de chupar y de engullir la polla de Quique, miró hacia atrás de reojo y vio que Luis le había cogido por las caderas con las manos y estaba culeando. Estaba intentando meterle la pija por el ano.

No quería… pero no podía protestar…. era demasiada humillación….todo estaba llegando demasiado lejos… le iban a dar por el culo…. delante de los chicos que miraban….

De un golpe de cadera, Luis se la ensartó…. le hizo daño…. gritó, pero el grito no se oyó por no salir de su boca al tener la enorme polla de Quique incrustada en su garganta y que justo entonces estaba empezando a dar espasmos y a soltar leche a borbotones.

Luis no duró ni veinte segundos, el calor del esfínter y el roce del estrecho túnel le hicieron perder el control…..

            L.- Toma…toma….tomaaa….joooooooooddddddddddddderrrr…….

Se corrió dentro del culo de la señora Rodríguez, inundándola por dentro.

Ella como una bestia en celo, se corría también entre gritos de dolor y de gusto…………………………………………………………………….

Los mirones que observaban la escena, aceleraron sus maniobras y también se corrían lanzando sus descargas sobre la espalda de la señora Rodríguez, bañándola totalmente en semen.

Se dejó caer sobre el cuerpo de Quique y el pito de Luis que estaba perdiendo consistencia, salió del profundo túnel dejando un reguero de leche….

Fluidos y mas fluidos……humedad…..relax.

CONTINUARÁ…………..


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (11)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Sondeluna
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)