Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 8.180 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.454.140 Miembros | 19.500 Autores | 99.439 Relatos 
Fecha: 22-Abr-17 « Anterior | Siguiente » en Sexo con maduros

El baño de mi suegro

TIACALIENTEPAM1
Accesos: 56.529
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 7 min. ]
 -   + 
Un suegro tienen un accidente, se tiene que bañar y yo me ofrezco a ayudarlo, en la regadera lo convenzo para que hagamos el amor Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Tenía un novio que se llamaba Vicente, el era un chico muy guapo, muy formal. Su familia me quería mucho, eran una familia de origen alemán por parte de la madre. Su madre era guapísima, al igual que su hermana. Su papá, era como muchos mexicanos el resultado de la mezcla del mestizaje.

Él señor se llamaba Nestor, desde que lo conocí me gusto muchísimo. Era muy guapo con un tipo  muy varonil. Yo tenía 21, Vicente 19, Nestor que ya tuvo grande sus hijos tenía 59 años, su esposa era 12 años más joven.

Un día estábamos Vicente y yo estábamos en una comida, cuando sonó el celular de Vicente le hablaban de la cruz roja, su papá se había caído de la escaleras de un puente. Fuimos a verlo, el señor quedo con los dos brazos enyesados, afortunadamente sus piernas no fue necesario enyesarlas, tuvo que usar un collarín.

Una semana después, mis suegros tenían una boda. Por como estaba el señor, mi suegra fue con mi cuñada. Mi novio y yo estábamos cuiadando a mi suegro en su casa.

En algún momento Nestor le dijo a Vicente que lo bañara, pues llevaba dos días sin bañarse, Vicente le dijo que en un rato lo bañaba.

Los tres estábamos viendo una película de terror, era una película muy buena, cuando estaba en una buena parte, sono el teléfono, los tres brincamos. Vicente contestó, era un primo suyo, había tenido un problema, se peleó y lo llevaban a los separos. Necesitaba que lo fuera ayudar. Mi suegro le dijo que fuera, Vicente me pidió que me quedara a cuidar a mi suegro.

Vicente se fue, nosotros seguimos viendo la película. Cuando acabó mi suegro me pidió que buscará alguna otra película de terror. Mientras la buscaba, nos hablo Vicente. A su primo le pedía dinero y los amigos del primo se lo iban a prestar, tenía que recorrer varios lugares.

Nosotros nos pusimos a ver la otra película, cuando acabo eran como las 6 de la tarde.

N –Yo creo que este día tampoco me bañe.

P –Sí quiere yo lo baño.

N –Gracias, pero no es correcto, no puedo estar desnudo enfrente de ti.

P –Pues use un traje de baño, así yo baño lo demás y ya después, alguien se su familia le lava lo que falta, así estará más comodo y descansara mejor esta noche.

N –Esta bien gracias, me iré a mi cuarto, cuando este listo te grito, me tardaré un poco porque no será fácil ponerme, el traje de baño.

P –Espere.

Me acerque le quite los tenis, y calcetas, después le quite la playera. Me dieron ganas de besarle el pecho el cual era muy velludo, le desabroche el cinturón y le dije listo.

Él se fue, yo llevaba puesto un pants de lo más normal, con una playera de Bogota, Colombia.

Después de unos 10 minutos me grito que estaba listo.

Entre al baño, habías unos plásticos con los que le envolvían los brazos, para que no se mojaran los yesos, se los puse. Abrí las llaves, regulé el agua. Cuando estuvo todo listo mi suegro entró en la regadera, le lave el cabello. Me mojé mucho la ropa.

N –Lo siento, te estás mojando mucho.

P –Espera un momento, salí a su habitación me quite todo, solo quede en bragas y brassier, así regresé al baño.

Él al verme abrió muchísimo los ojos, le pedí que se volteara, comencé a tallar su espalda. Se la talle bien, después con delicadeza se la enjuage. El decía que se sentía rico, que era como un masaje. Le di la vuelta y talle su pecho. Despues lo enjuage con delicadeza también, cuando estuvo listo, metí mis dedos entre sus vellos, comencé a jugar con ellos. Después acaricie su pecho con mis uñas. Un bulto se le empezaba a formar en el traje de baño.

Yo bajé y lave sus piernas, las enjuague y él me dio las gracias. De reojo vi que su verga estaba muy parada.

P –Lo mejor es que te lave por completo.

Le baje el traje de baño, rápidamente le tomé el pene y le pase la telita con la que lo bañaba.

N –No espera, ¿qué haces?

P –Tranquilo solo lo estoy bañando.

Era un pene de como 18 centímetro, con mi mano izquierda le tome la punta con la otra le pasaba la tela.  Después le limpie los testículos. Le di la vuelta y le lave las nalgas.

N –Gracias Pam, y disculpa mi erección.

P –No se preocupe eso es algo normal, espere se me olvido algo.

Lo volteé nuevamente, tome su pene y le baje la piel limpie bien su cabeza.

N –Ohhhhh Pamela.

El cerró lo ojos, aproveche y le pase la lengua por la cabeza.

N –Pamela no debemos eres la novia de mi hijo.

Yo no hice caso y seguí chupando su cabeza, después chupé todo su pene, me lo metí a la boca y se lo mame muy rico. Antes de que fuera a terminar lo dejé, lo sequé. Lo lleve a su cuarto, donde me desnude por completo.

P –Cogeme, desde que te conocí te desee, quiero sentirte dentro de mí.

Lo acosté, y en cunclillas me senté sobre su pito. Comencé a bajar y subir lento. Él me miraba sin poder creer lo que pasaba. Sus brazos al no poderlos mover no podía tocarme, yo tenía el control. Comencé a moverme más rápido.

P –Vamos suegrito, cogete a la puta de tu nuera.

Comencé a brincar su verga.

N –Sí puta brinca, cogete mi verga.

P –Sí suegro te voy a coger, siempre quise que fueras mi macho.

Estuvimos un rato en esa posición, después seguí en la misma posición solo que dándole la espalda, así podía ver mi culo. Yo brincaba sobre sus verga, el estaba desesperado por tocarme, el yeso se lo impedía.

P –Dame duro, así, cógeme, cógeme.

Me incline completamente sobre sus piernas y seguía bajando y subiendo en sus verga, la visión de mis nalgas debía de ser una gran tentación para él, no me podía tocar, esa situación me gustó. Así en esa posición y con movimientos en círculos, lo hice acabar.

N –Pamela, Pamela, que mujer.

Unos segundos después yo llegué al orgasmo.

P –Síííííííííííí mi macho, me estás haciendo acabar, suegro eres el mejor.

Nos quedamos unos minutos así, nos recuperamos, lo desmonté.

N –Pamela ¿tomas algo para no quedar embarazada?

P –Sí tomo pastillas, pero si fallan le decimos a tu hijo que es suyo.

Yo me reí, después lo vestí me vestí yo y regresamos a la sala.

Como a la media hora regreso mi novio, vio a mi suegro bañado. Nestor le dijo que fui muy amable y lo bañe usando un traje de baño. Vicente me volteó a ver me dio las gracias, volteo a ver a su papá, momento que yo aproveche para cerrarle un ojo a mi suegro y mandarle un beso.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© TIACALIENTEPAM1

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (0)
\"Ver  Perfil y más Relatos de TIACALIENTEPAM1
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)