Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.240 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.453.338 Miembros | 19.389 Autores | 98.555 Relatos 
Fecha: 29-Abr-17 « Anterior | Siguiente » en Transexuales

Vecinas con sorpresa: Trío de pollas

CyM
Accesos: 21.331
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 22 min. ]
 -   + 
Cuando estaba de vacaciones fui a pasar al verano a una casa donde justo al lado vivía una chica transexual. Un día nos conocimos, e hicimos un trío con su amiga, también transexual, era la primera vez que probaba una polla. Era genial. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Soy Carlos, y os quiero relatar un hecho que tuvo lugar hace dos veranos, en 2015.

En ese momento tenía 21 años, era julio y estábamos pasando las vacaciones de verano mi familia y yo en una casa en Salou. La casa era perfecta, había una piscina fuera, un piso superior donde estaban todas las habitaciones y el piso bajo donde estaba el comedor, la cocina, etc.

Estábamos, mi padre, mi madre, mi hermana pequeña, y yo. Teníamos una habitación para cada uno con una cama de matrimonio, y unas puertas de cristal muy grandes que daban al balcón y dejaban ver toda la costa. Como dije era perfecta.

Mi habitación daba a la parte lateral de la casa, y desde mi balcón veía otra casa como la miá. La casa de al lado tenía la distribución del patio diferente, el trozo de patio donde estaba la piscina daba a mi lado, en vez de estar en la parte de atrás como la mía, así que desde mi ventana balcón ver la piscina.

Todas las mañanas veía como mi vecina tomaba el sol en bikini en una colchoneta hinchable en la piscina, la mayoría de veces estaba sola o con alguna amiga suya y a veces algún hombre. Ella tenía unas tetas muy grandes y perfectas, a veces hacía topless y se le podían ver los pechos, tenía un cuerpo muy bonito y esculpido, un culo grande y bien puesto y unas piernas largas, era una chica con pinta de mujer, tendría unos 25 años y era guapísima, tenía el pelo largo y moreno y la piel también morena. Su amiga, que muchos días estaba allí con ella, era prácticamente igual, pero era negra muy oscura. Eran dos pibones de hostia, y casi cada mañana estaban ahí.

Yo cada mañana desayunaba en el balcón de mi habitación mirando el portátil, y como su piscina se vería perfectamente de ahí, pues también la miraba a ella y se me caía la baba. Creo a veces se daba cuenta, pero no le importaba. A mi me ponía bastante verla estirada con ese cuerpazo desde mi balcón. Desde ahí también se podía ver su habitación uando tenia la ventana abierta. Y cuando lo estaba, se podía ver su habitación toda pintada de rosa y su cama toda amarilla.

Un día estaba fumándome un cigarro en el balcón por la mañana mientras ella tomaba el sol, y vino mi hermana a acompañarme.

Marta: Tienes un cigarro?

Yo: Coge, esta en el escritorio.

Cogió un cigarro y volvió conmigo.

Marta: Joder con la vecina, no se corta, parece que lo haga adrede.

Yo: Ya te digo, pero bueno a mi no me molesta jajaja.

Marta: Por que tu eres un pervertido, seguro que estabas aquí mirándola embobado antes de que yo llegara.

Yo: Pues si, no te voy a mentir, hasta me he hecho alguna pajilla mirándola.

Marta: Jajajaja, que asqueroso eres, pero la verdad es que es un pibon.

Yo: Joder, ya te digo.

Mi hermana se fue y yo me quedé ahí, en ese momento se quito la parte de arriba del bikini y comenzó a echarse crema por sus increíbles pechos, yo no paraba de mirarla, que situación mas morbosa, me estaba empalmando un poco y todo. En esas que miró hacia mi, se quito las gafas de sol y se me quedó mirando mientras se echaba crema, yo me quedé aturdido unos segundos y me salí del balcón. Me había visto mirándola, que vergüenza.

Fui a la playa, y al rato, cuando volví, subí a la habitación y me duché en el baño de mi habitación, salí desnudo a la habitación y vi que las puertas del balcón estaban abiertas aunque con la cortina bajada para que no se viera el interior de mi habitación desde fuera. Derrepente vi que la ventana de su habitación también estaba abierta y ella y su amiga negra estaban allí, bailando y haciendo el tonto, en bikini las dos. Yo las miraba y pensaba en lo buenas que estaban, no podía dejar de ver el espectáculo, derrepente, vi como se empezaban a quitar la ropa y se quedaban en tetas. No podía creérmelo, las estaba viendo a las dos desnudas desde mi habitación, me empecé a empalmar y tuve que comenzar a tocarme, pero a los pocos minutos bajaron la cortina y ya no pude ver nada. "Que estarán haciendo las dos desnudas y bailando en la habitación?" Pensaba yo. Pero llevaba tal calentón que tuve que ponerme algo de porno en el portátil y acabar de hacerme la paja. Cuando acabé, me limpié y salí sin camiseta al balcón para fumarme un cigarro y no dejaba de pensar que lo que estaría sucediendo en esa habitación.

Al día siguiente, volví a la rutina de siempre, a desayunar al balcón con mi portátil, y vi como ella salía a la calle en busca del correo. En ese momento volvía mi hermana de correr y se la encontró. Vi como mi vecina le decía algo, luego ella entraba a casa, y salía para darle algo a mi hermana, se despedía y volvía a su casa.

Cuando mi hermana entró a casa, vino directamente a mi y me dio un paquete de tabaco.

Marta: Oye, la vecina me ha dicho que ayer cuando te fuiste se te cayó esto, desde cuando fumas esta marca?

Yo: Ah si? Ya decía que no lo encontraba, pues es que no había otro paquete en la maquina y tuve que coger de este.

Era mentira, para mi era un misterio, no sabia de donde había salido ese paquete de tabaco. Lo abrí y faltaban unos poco cigarros, y dentro del paquete había un numero de teléfono escrito. Sería el suyo?

Rápidamente lo introducí en el móvil y le envié un mensaje.

Yo: Hola?

??: Hola, soy tu vecina, me llamo Princesa.

Yo: Encantado! Soy Carlos, como que me has dado tu numero?

Princesa: Pues, como te veo cada día mirándome cuando tomo el sol, pues quería conocerte, ayer incluso te vi en la habitación cuando estaba con Yolanda, mi amiga.

No sabia que contestar en ese momento, así que me encendí otro cigarro y agarré de nuevo el móvil sin saber que decirle. Al minuto me dijo, "Oye te vienes a mi piscina y tomamos algo un rato?", "Vale, me visto y voy".

Rápidamente me vestí, salí de casa, y toqué su timbre.

Ella me abrió al momento, iba con unos pantaloncitos cortos y finos, una camiseta de tirantes muy escotada que dejaba ver sus grandes pechos que no pude evitar mirarlos sin disimular.

Princesa: Holaa, como estas?

Tenia voz dulce y grave a la misma vez.

Yo: Holaa, bien y tu?

Princesa: Pasa y nos tomamos algo, te gusta el gintonic?

Yo: Si, me encanta.

Pasamos a su jardín y fuimos a su piscina, nos sentamos en el borde y hablamos.

Princesa: Cada día te veo ahí en el balcón, ya era hora de que nos conociésemos, jajaja.

Yo: Pues si, es que como hace sombra me quedo con el portátil ahí, a veces te veo aquí en la piscina.

Princesa: Y te gusto?

Yo: Jaja, claro, no hay mas que verte.

Princesa: Jajaja, que mono. A veces hago topless para que no se me quede marca, y me ves igualmente, así que no te importará si me tumbo al sol ahora no?

Se quito la parte de arriba y se tumbó, le daba igual que yo estuviese. Tenia unas tetas muy grandes, operadas, con unos pezones pequeños. Desde aquí cerca podía ver su cuerpo, tenía un cuerpo fuerte. Estaba buenísima.

Princesa: Total, ya las has visto, jajaja.

Yo: Jajaja, ya bueno, como quieras, es tu piscina.

Princesa: Oye esta noche viene mi amiga a tomar algo, quieres venirte tu también? Estaremos los 3 solos.

Yo: No tengo planes, así que claro que si.

Y aunque tuviese planes, los cancelaría para ir. Me estaba poniendo muy caliente de verla. Seguimos hablando un buen rato, como una hora, yo a veces la miraba y se me ponía un poco dura, pero lo disimulé bien. Al rato me fui.

Princesa: Bueno, ya son las 5, tengo que currar un poco, nos vemos luego vale?

Yo: De que trabajas?

Princesa: Soy... modelo de webcam.

Yo: Y que haces shows y todo eso no?

Princesa: Si, eso mismo, hago shows y bueno, se cobra bien.

Yo: Está bien, bueno entonces nos vemos esta noche.

Me fui y me quedé pensando, y si la busco por Internet? Eso hice, la busque y la busqué pero no la encontré. Por la tarde estuve con mi hermana en la piscina.

Yo: Esta noche saldré un rato.

Marta: Donde vas?

Yo: Bueno, voy a casa de la vecina, me ha invitado a tomar algo.

Marta: Vaya vaya, entonces esta noche mojas no?

Yo: Eso espero, jajaja.

Seguimos hablando, llegó la hora de cenar y mas tarde oí como un coche llegaba, salí a mi balcón, y era su amiga Yolanda, así que me duché, me vestí y salí a tocar su timbre. Me abrieron desde dentro, Princesa me esperaba en la puerta de la casa. Entré y fuimos hacia el salón donde estaba Yolanda.

Yolanda: Holaa! Como estás, yo soy Yolanda!

Yo: Muy bien y tu? Princesa me ha invitado a venir esta noche.

Yolanda: Mejor, no tenemos muchos amigos aquí, así que esta bien.

Seguimos hablando mientras le miraba el escote de esas tetas preciosas que escondían su camisa. Tenía un cuerpo fuerte también, pero estaba buenísima, "quizá van juntas al gimnasio", pensé. Derrepente, llegó Princesa con un gintonic para cada uno.

Seguimos hablando, y Princesa no paraba de traer gintonics. Cuando ya íbamos un poco ciegos, Yolanda sacó marihuana.

Yolanda: Os apetece? -Asentí

Empezamos a fumar y cada vez nos poníamos mas ciegos, no parábamos de reír y de decir tonterías, nos contábamos cosas graciosas que nos habían pasado alguna vez. Mas tarde, Princesa trajo una bolsita y dijo "Es cristal, quieres? Yo invito". A veces cuando salía de fiesta con mis amigos pillábamos cristal, porros o cocaína y nos poníamos hasta el culo, pero hacia tiempo que no tomaba nada. Yo le dije que si.

En ese momento empece a chupar algo de cristal y fumando marihuana mientras bebía otro gintonic, al igual que ellas dos. Iba súper puesto y el efecto de la mezcla me causaba un efecto raro, era como si estuviese muy cachondo y relajado a la vez, pero en plan pasivo. Yolanda se levantó y fue al baño, cuando volvió traía una bolsita muy pequeña con cocaína, "Yo también tengo algo, queréis o será demasiado?", "Que no pare la fiesta" dije. Todos reímos. Nos hicimos una raya pequeña cada uno en mi móvil y esnifamos.

Yo: Joder, vaya ciego llevo jajaja.

Yolanda: Yo igual, bff, además hace un calor.

Yo: Vamos a la piscina?

Princesa: Tenéis bañador?

Yolanda: Da igual, en ropa interior, o sin nada, que mas da, Jajaja.

No lo podía creer, iba a bañarme en la piscina desnudo con las dos chicas mas sexys que había visto en mi vida. Pero en ese momento se miraron serias como si se hubiesen acordado de algo.

Princesa: Y por que no vamos a mi habitación directamente?

La cosa se iba poniendo mas intensa.

Yolanda: Mejor empezamos aquí, jajaja. Oye Carlos, me ha dicho Princesa que nos espías cuando hacemos topless, y eso no es justo, por que tu nos has visto a nosotras, pero nosotras a ti no.

Yo: Jajaja, no os espio, es que mi habitación da a la piscina y es inevitable.

Princesa: Pues ahora te toca a ti enseñarnos a nosotras. -Dijo esnifando otra raya de coca.

Iba tan ciego que me daba igual todo, me bebí de un trago lo que me quedaba en la copa y me levante como pude. Me quité las zapatillas y me bajé los pantalones haciendo el tonto. Nos reímos todos y me volví a sentar.

Princesa: Los calzoncillos también!

Yolanda: Eso mismo! Ademas, lo vamos a ver todo antes o después, así que no nos hagas de rogar, Jajaja.

Yo: Si vosotras os quitáis la parte de arriba, me quito los calzoncillos.

Se miraron, y se empezaron a quitar la parte de arriba una a otra. En un instante estaban la dos enseñándome sus preciosos y grandes pechos. Se los agarraban y se los movían haciéndolos botar. Al ves el espectáculo, comencé a empalmarme.

Princesa: Ahora tu! Ademas tu amigo parece que quiere salir ya!

Nos reímos. Esnifé otra raya de coca y chupe un poco de cristal al mismo tiempo, para tener un buen subidon. Me levanté y me empecé a quitar los calzoncillos. Mi polla estaba ya casi empalmada, era normal, pues las estaba viendo a ellas con sus pechos apuntándome directamente. Estaba muy cachondo, y ellas también.

Yolanda: Vayaa, miralo si estaba deseando salir de su escondite! Jajaja

Princesa: Vamos a tener que hacer algo entonces!

Las dos vinieron hacia a mi y me sentaron en el sofá, se sentaron una a cada lado y empezaron a acariciarme las piernas. Mi polla iba creciendo sin parar. Yolanda se dio cuenta y me agarró la polla, comenzó a acariciármela mientras se miraban entre ellas, y entonces Princesa se agachó y comenzó a chupármela. No me lo podía creer, hace un día ni siquiera las conocía y ahora iba a follar con ellas, estaba como loco. Princesa me la chupaba muy bien, me pasaba la lengua por todo el tronco y me volvía loco, yo mientras me besaba con Yolanda, que jugaba impresionante-mente bien con la lengua. A los pocos minutos cambiaron los papeles. Princesa abrió una botella de cava y empezamos los dos a beber mientras Yolanda me la chupaba con esos labios carnosos. Seguia sin creérmelo, estaba en el paraíso. Comencé a comerle las tetas a Princesa y ella para jugar comenzó a echar cava por ellas, de modo que me caía en la boca. Estaba viviendo el momento mas caliente de mi vida.

Al rato, yo tenia unas ganas de correrme que me moría, así que se lo dije.

Yo: Bff, como sigáis así voy a correrme.

Yolanda: Pues espera, que ahora a nosotras.

Yolanda chupo un poco cristal y se termino el gintonic de un trago. Se levantó y se comenzó a bajar los pantaloncitos lentamente mientras Princesa seguía chupándomela y pajeandome. De pronto se giró, mostrándome el precioso culo de negra que tenía y comenzó a bajarse las bragas poco a poco. Sin girarse se sentó, comenzó a comerme la boca, agarró mi mano y la llevo y la condució a su entrepierna. De pronto noté algo, toqueteé algo y reaccioné a los pocos segundos. Aparte la mano y aparté a Yolanda suavemente. Entonces las dos se dieron cuenta de que me había dando cuenta en ese momento.

Yo: Joder, tienes polla!

Yolanda: Si amor, no lo sabias?

Yo: No, no sabia nada.

Yolanda: Las dos tenemos. Pero escucha, ahora has llegado hasta aquí, estas seguro de que te importa?

Me detuve dos segundos a pensar. En realidad en ese momento no me importaba nada, de hecho, en ese momento hasta me ponía mas cachondo que tuviesen polla. A veces había tenido alguna fantasía con chicas transexuales y esta era la ocasión perfecta para cumplirla.

Las dos me miraban.

Yo: Que va, en realidad solo me ha sorprendido, no lo sabía, pero creo que ahora mismo me pone mas cachondo y todo.

Las dos rieron y respiraron de nuevo. Princesa volvió a chupármela y Yolanda se levanto y puso una rodilla en el sofá y otro en el suelo, dejando su polla a la altura de mi cara. Tenía una polla negra y gorda, estaba un poco empalmada y era grande, debía medir como 18cm. Agarré la polla negra de Yolanda y comencé a pajearsela. En ese momento Princesa se dio cuenta y también se desnudo, adoptó la misma postura que ella pero al otro lado y comenzó a señalarme con la polla. Estaba muy empalmada, tenia la polla aun mas grande pero no tan gruesa, el capullo era mas gordo que el resto del tronco. Las dos tenían un buen aparato. Comencé a pajear a Princesa con la mano izquierda y a Yolanda con la mano derecha. Ellas me miraban muy cachondas.

Solté sus pollas y me incliné para esnifar otra raya de coca, en ese momento necesitaba ponerme mas, quería estar en las nubes.

Yolanda: Oye, haztela en mis tetas y esnifa de ahí.

No lo dudé, hice una linea fina en sus tetas y me lo esnifé directamente.

Princesa: Yo también quiero!

Ella hizo lo mismo, y Yolanda hizo lo mismo encima de mi polla. Pintó una raya fina del tronco al glande y esnifó directamente. Lo que quedó en el capullo lo chupó sin pensar. Nunca se me había pasado por la cabeza una escena como esta pero era lo mas cerca al éxtasis que podía estar. Mientras chupé algo mas de cristal para ponerme a tono y note algo en la cara. Era la polla de Yolanda.

Yolanda: Quieres chupar una polla negra?

Le agarré la polla y me la metí en la boca mientras pensaba "me voy a comer una polla negra". Íbamos tan ciegos los 3 que eso era una locura. De pronto Princesa me agarró la cabeza y me la llevo hacia su polla gorda.

Princesa: Chupámela a mi también, a las dos a la vez.

Y eso hice, con una mano masturbaba una polla mientras me comía la polla de otra. Las dos tenían una polla grande y me estaba encantando, era la primera vez que hacía algo con alguien que tuviese pene, y en vez de empezar con uno, empecé con dos. Oía como hablaban entre ellas aunque no llegaba a comprender algo con normalidad, solo entendía "joder como la chupa este cabrón" y "Vaya noche estamos pasando", todo cosas del estilo.

Yolanda: Tumbate Princesa, que vamos a hacer un 69.

Ella se tumbó en la alfombra, se puso boca arriba en el suelo y me hizo un gesto como de 'ven aquí'. Yo hice caso y me senté en su cara poniendo mis huevos en su boca, cosa que no dudo en chuparlos con su lengua y metérselos en la boca. Bajé hasta su polla y empecé a chupársela mientras ella me chupaba a mi la polla. Yo me movía para follarle la boca, entonces Yolanda vino con un puñado de condones y dijo "Vamos a gastarlos todos esta noche".

Saco el condón del envoltorio y se lo puso, tenia el condón muy apretado dado que su polla era grande. Sacó un bote de lubricado que parecía estar preparado en un cajón del comedor y empezó a ponerle lubricando a Princesa en el culo y luego ella se puso en la polla.

Princesa: Me vas a follar el culo puta?

Yolanda: Te lo voy a reventar.

Yo seguí chupando la polla de Princesa mientras veía como la gran polla negra de Yolanda se iba introduciendo en su culo. Empezó metiéndola suave y poco a poco iba subiendo la intensidad. Yo estaba apunto correrme y quería correrme en la boca, así que no dije nada, apreté mi polla en la boca de Princesa mientras Yolanda le follaba el culo y me corrí, noté que me corría muchísimo, ella solo gemía y hacia "aaah", soltaba sonidos como de que le gustaba, notaba la garganta de Princesa en la punta de mi polla y eso me ponía muy cachondo. Cuando me acabé de correr vi como Yolanda se reía. Levanté el culo y mire a Princesa por debajo de mi, aún en la posición de 69. Y ella me miraba con cara de éxtasis con la boca llena de semen. Me encantaba. Se trago toda mi leche y siguió gimiendo.

Princesa: Me encanta tu polla y tu semen, dame mas.

Mi polla quedó en estado flácido pero volvió a ponerse duda al minuto. Eso no me había pasado nunca. Tal vez la droga y la situación habían hecho que me pusieran tan cachondo.

Princesa: Mira en el cajón y coge las pastillas que hay.

Fuí y las cogí, se podía leer que eran viagra.

Princesa: Coge una y pártela en tres trozos así podemos follar hasta por la mañana sin problema.

Cogí una y como pude la partí en tres trozos, me tome un trozo y pensé, no se como va a reaccionar esto con todo lo que llevamos en el cuerpo. Me dio igual, me la tomé bebiendo un poco de gintonic que quedaba en una de las copas, esnifé coca y chupe cristal de nuevo y volví con ellas. No sabía lo que iba a aguantar mi cuerpo pero estaba dispuesto a llegar al limite.

De pronto comencé a empalmarme de nuevo.

Yolanda: Quieres follártela tu ahora? Ponte un condón y ven.

Cogí un condón, lo saqué del envase y me lo puse torpemente debido al ciego que llevaba.

Princesa: Venga follame cabrón.

Ella se puso en posición de 4 y comencé a follarle el culo. Estaba muy apretado pero se sentía estupendamente. La follaba duro como si pudiese reventárselo. Se lo follaba sin ningún tipo de cuidado, le embestía con mi polla para partírselo. Pronto cambiamos de posición. Me senté en el sofá y Princesa se sentó encima mio introduciendo mi polla en su culo. Yolanda se tomó un trozo de pastilla, y volvió. Se quito el condón y me metió la polla en la boca. Era la mejor sensación del mundo, follar con una mientras le chupaba la polla la otra.

Yolanda: Yo también quiero que me folles, cabrón.

Princesa se levantó, y Yolanda comenzó a echar lubricante en su culo mientras Princesa me seguía pajeando. A los pocos segundos, vino y se sentó encima mio, mirando hacia mi, con su polla y sus huevos botando encima mio cada vez que subía y bajaba. Princesa se comió el ultimo trozo de pastilla, vino, y metió su polla en mi boca, todo el rato tenía una polla en la boca, me sentía un guarro y me ponía súper cachondo. Con una mano pajeaba la polla de Princesa mientras se la chupaba y con la otra masturbaba a Yolanda mientras votaba encima de mi polla y gemía como una zorra. Pronto noté el sabor del semen de Princesa mientras lamia su polla.

Princesa: Me voy a correr ya!

Yo no dije nada, solo seguí chupándosela y masturbando su rica polla. Pronto comencé a sentir como brotaban chorros de semen de su rabo y me llenaba la boca, me apretó la cabeza contra su polla para que no me apartase y lleno mi boca de semen. Yolanda miraba y sonreía con picardia.

Princesa: Es tu primera lefada?

Yolanda: Por su cara parece ser que si, jajaja, le hemos desvirgado la boca.

Era cierto. Era la primera vez que chupaba una polla. Sacó la polla de mi boca y el semen de Princesa comenzó a chorrear por mis labios hacia mi pecho, ella bajó y empezó a besarme con mi boca llena de su propio semen y así pude saborearlo bien. Tenía un sabor peculiar, pero me gustaba. Cuando acabamos de besarnos, los dos teníamos la boca llena de esperma, tragué lo que me quedaba en la boca y pude ver como Yolanda se masturbaba fuertemente con la intención de correrse mientras mi polla la penetraba en cada movimiento que hacía. Se levantó y vino hacia mi boca, se empezó a masturbar fuertemente y de su polla comenzaron a brotar grandes chorros de semen hacia mi cara, con cada espasmo que tenía mas semen me lanzaba en la cara. Entre las dos me llenaron la boca y la cara de semen. Yo no podía creérmelo en ese momento pero me parecía gloria. Yolanda con su polla negra aun dura comenzó a arrastrarme el semen de mi cara hacia mi lengua. Y cuando tuve bastante, la saboreé y me la tragué.

Yo: Buff....

Las dos reían.

Princesa: Si te vieras..., estas completamente lleno de leche, jajaja.

Yo reía también. Comencé a masturbarme fuertemente y cuando estaba apunto de correrme le dije a Yolanda que me la chupara que ella también tenía que probar mi leche. En ese momento vino, comenzó a lamerme la polla con la lengua y entre espasmos comencé a correrme. Me corrí en su boca y en su cara, la llené de semen.

Yolanda: Mmmmm, que bueno, que rico. -Dijo viniendo hacia mi.

De pronto comenzó a besarme y pude notar que el semen de nuestra cara y se quedaba enganchado y se nos esparcía mucho mas.

Princesa: Esta fiesta es la leche -Dijo bromeando.

Yo: No lo había pasado tan bien en la vida.

Princesa: Espera que aun queda mas.

De pronto Princesa vino a mi y me empujó tumbandome en el sofá. Se colocó un condón y comenzó a ponerme vaselina en el culo. Yolanda estaba esnifando de nuevo mientras nos miraba.

Me introdució un dedo en el culo. Yo ya lo había probado antes pero en esta ocasión me daba mucho mas placer.

Princesa: También eres virgen de culo?

Yo: Si. -Dije con algo de miedo.

Luego me introdució dos dedos y me dijo "Tranquilo que no voy a ser dura.". Me comenzó a meter y a sacar los dedos del culo y a mi me daba mucho placer. Yolanda cogió la botella de cava que aún seguía por la mitad y comenzó a beber sentada en el sofá de enfrente mientras se masturbaba lentamente viéndonos con cara de placer.

Cuando tuve el culo preparado, Princesa se puso un condón y puso su polla en la entrada de mi culo, empujó un poco y entraron los primeros centímetros. Su polla invadía lentamente su culo mientras metía y sacaba lentamente su polla de mi culo. Entonces, de pronto, comenzó a apretar con cuidado, y entre dolor y placer, metió toda su polla en mi culo.

Princesa: Ya esta, tranquilo, ahora tu culo es mio.

Comenzó a embestirme lentamente. Yo gemía como una zorra, gemía como habían estado gimiendo ellas. Sabía que iban a partir el culo. Dijo "me encantan los culos vírgenes" y acelero el ritmo de las embestidas. Yolanda vino hacia mi, y metió su polla en mi boca. Yo le chupaba la polla con la cara llena de semen y culo lleno por una pedazo de polla. Cada vez me follaba mas fuerte. Yo gritaba de placer y dolor en cada embestida. Pronto el dolor se fue y solo había placer y éxtasis. Era la primera vez que hacia algo así y me estaba encantando, solo disfrutaba esperando que no fuese la ultima vez. Yolanda sacó la polla de mi boca y sentó en mi cara poniendo sus huevos negros en mi boca. Comencé a chupárselos sin pestañear. Ella bajó hacia mi polla comenzó a chupármela. Era gloria. Me chupaban la polla mientras me follaban el culo. Era una sensación estupenda, o incluso mejor.

Yolanda: Yo también quiero probar este culo, zorra, dejame a mi también.

Entonces se intercambiaron, Yolanda introdució su gran trozo de carne oscura en mi culo y Princesa comenzó a masturbarme sobre mi cara, dejando que se la chupara de vez en cuando. Yolanda me agarró la polla mientras me follaba y comenzó a masturbarme. Estaba tan cachondo que me iba a correr de nuevo, ya sería la tercera vez.

Yo: Joder me voy a volver a correr.

Yolanda: Correte mientras te follo.

Princesa puso sus huevos en mi boca y adoptó la posición que antes tenia Yolanda. Comenzó a chuparme la polla mientras me pajeaba fuertemente y cuando no pude aguantar mas, eyaculé en su boca y en su cara, le llené la cara de semen y todo el semen calló de su cara a mi polla y mi barriga. Yolanda aceleró el ritmo mientras yo tenía espasmos por la eyaculacion, sacó la polla y eyaculó sobre mi llenándome los huevos, la polla, y la barriga con su leche. Al momento Princesa comenzó a masturbarse con fuerza y eyaculo sobre mi cara y mi pecho. Estaba completamente lleno de semen. Tenia desde la cara hasta la ingle cubierta de lefa. Cuando ella acabó hubo una pequeña pausa para respirar, y cubierto de semen les dije "Esto hay que repetirlo". Ellas rieron, les gustó mucho, y a mi también.

Nos incorporamos en el sofá y comenzamos a bromear sobre todo lo que había pasado. Princesa fue con su polla colgando chorreando gotas de semen hacia la cocina y preparo 3 gintonics. El efecto de la viagra hacía que aún hubiéramos las pollas algo empalmadas. Ni yo ni ellas nos limpiamos el semen del cuerpo en ningún momento, nos gustaba tenerlo ahí y que los demás lo vieran. Yo estaba completamente lleno, y eso me daba mucho morbo.

Pronto Princesa trajo los gintonics y comenzamos a beber. Poco después volvimos a follar, nos íbamos turnando, estuvimos toda la noche follando y corriéndonos hasta que salió el sol. Las ultimas veces que nos corría ya casi no nos salía nada de esperma, habíamos acabado secos, nos corrimos como 6 o 7 veces cada uno, una verdadera locura. Cuando acabó, nos miramos y estábamos tanto ellas como yo, totalmente cubiertos de semen y sudor. Estábamos destrozados. Eran las 6 o 7 de la mañana.

Nos partimos la ultima raya que quedaba entre los 3, la esnifamos y decidimos bañarnos en la piscina para limpiarnos. Así que eso hicimos.

Fuimos a la piscina silenciosamente para no despertar a mis padres ni a mi hermana que estaban en la casa del al lado durmiendo y nos metimos en el agua. Nos estiramos los 3 en la parte menos profunda porque no teníamos energía para nadar. Compartimos un porro mientras veíamos como el semen se iba flotando en el agua de la piscina e iba saliendo el sol. Poco después, entramos y fuimos a dormir todos en la cama de matrimonio gigante de Princesa. Los 3 nos tumbamos desnudos en la cama. Yo mandé un mensaje a mis padre diciendo que volvería por la tarde o la noche, que estaba en casa de un amigo. Nos abrazamos y nos quedamos dormidos.

Dormimos como 10 horas. Nos despertamos por la tarde, cuando ya comenzaba a bajar el sol. Serían las 5 o 6 de la tarde. Nos duchamos por turnos. Los 3 teníamos una resaca increíble, pero nos miramos y sonreímos. Casi sin decir nada por el malestar de la resaca. Yolanda y yo nos vestimos, y cuando íbamos a irnos, Princesa nos dio un buen beso en la boca tanto a ella como a mi y después salimos de su casa. Yolanda me besó en la cara y me dijo "Espero volver a verte" yo respondí que esperaba lo mismo, subió al coche y vi como se iba. Yo fui hacia mi casa, abrí la puerta y me encontré a mi hermana.

Marta: Que tal la noche? Por lo que veo bien no?

Yo: Increíble, pero no preguntes mas, jajaja.

Me fui a ver a mis padres, luego subí a mi habitación, me estiré en la cama, y seguí durmiendo hasta el día siguiente.  



© CyM

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (2)
\"Ver  Perfil y más Relatos de CyM
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)