Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.912 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.454.244 Miembros | 19.507 Autores | 99.510 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » INTERRACIAL » MI AMIGO NEGRO, EL MACHO DE MI MADRE 14A, PORROS
[ +

ZONA SEXO

CONTACTOS

CAMS TODORELATOS
Fecha: 06-May-17 « Anterior | Siguiente » en Interracial

Mi amigo negro, el macho de mi madre 14a, porros

Pucelano
Accesos: 21.921
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 24 min. ]
 -   + 
Nelson sigue follandose a mi madre. En este capitulo la empieza a tramar como usarla como puta para que sus negocios le sean más rentables. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Me levante al día siguiente pensando en lo que había pasado con el pequeño viajecito que hicimos a la tienda de sexshop. Mi madre se estaba convirtiendo en una guarra en toda regla y toda la culpa la tenia el puto negro de mi amigo. Ya se la había follado por todos sus agujeritos y ella pedía más. Después del sexshop y de ir todo el viaje metiéndola juguetitos que habían comprado, siguieron follando toda la noche.

  • Sara: Ahí Nelson que gustito da lo que me has comprado, jejejejeje.

  • Nelson: A mi niña ahí que comprarla todos los juguetitos que ella quiera, jajajaja

Ufff me ponía enfermo sus risas de colegiales. Puto asco y lo peor es que no se si me gustaba o me daba grima. Se follaba a mi madre!!! Pero al ver sus tetas botar y verla gemir la polla se me ponía tiesa y no podía luchar contra ello, ver como la trataban como una puta, dándola bien duro y haciéndola gozar, me calentaba, arggggggggggggggg. Me levante de un brinco de la cama y abrí las cortinas de la habitación.

El puto negro estaba en la piscina sentado en el borde de ella. Pufff que vida de lujo estaba llevando el cabrón. Mi madre le mantenía ahora y la gozaba follandosela. Se la sudaba suspender las asignaturas, solo quería hacer el vago y follarse a mi madre. ¿Pero donde estaba ella ahora? No oía nada por la casa, así que igual habría salido, pero me fije más en Nelson que estaba de espaldas a mi y tenía las piernas muy separadas!!!! JODER MI MADRE LE ESTABA COMIENDO EL RABO. Ella estaba metida dentro del agua y Nelson solo tenía las piernas metidas dejando colgar su rabo desde el borde de la piscina para que mi madre lo mamara.

  • Sara: Ummmm que rabo tienes cariño.

  • Nelson: Chupa bien de la fuente que va a salir bien de leche luego.

  • Sara: Glup glup glup

Mi madre le comía el rabo con ansia, agarrando a Nelson de sus muslos se metía la polla hasta el fondo de su garganta, le pasaba la lengua de arriba a bajo, se veía que mi madre lo estaba disfrutando. Ya no había marcha a atrás, la polla de Nelson para mi madre era como una droga de la que no podía privarse ningún día. Le agarraba bien de los glúteos para que no se la escapará ni un centímetro de su polla.

  • Nelson: Echa un poco de agüita sobre mi capullo.

Nelson se apoyo sobre sus manos en el borde de la piscina y levanto la cintura haciendo que su polla mirara al cielo.

  • Sara: ummm que rica esta!!!

Mi madre cogió un poco de agua de la piscina con la boca y la fue soltando sobre la polla de Nelson gota a gota. Parecía su polla reluciente con el brillo del sol. Después mi madre fue soltando babas que la dejaron bien lubricada, para seguir mamándolo.

  • Nelson: Uffff Nena ya la tengo a tope sal del agua que necesito follar ese chochito

Mi madre dejo de mamar su polla con cierta reticencia y salió por las escaleras de la piscina, en ese momento me debió ver en la ventana de mi habitación y sin importarla que yo estuviera allí se dirijo a la hamaca donde estaba Nelson tumbado meneándose la polla. Mi madre apareció del agua con la tetas fuera por encima de la parte de arriba del bikini, seguramente Nelson se las habría estado magreando y el tanga lo tenía un poco apartado dejando ver su conejito, cuando se giró un la hamaca de Nelson pude ver como llevaba metió en su culo UN PLUG ANAL!! Nelson estaba tumbado boca arriba con la polla tiesa hacia el cielo, mi madre al acercarse a él le aparto la mano de ella y siguió con el pajeo mientras con la puntita de la lengua le estimulaba el glande.

  • Sara: Glup glup glup glup

  • Nelson: Ummm nena vas aprendiendo.

  • Sara: Serag porg todo lo que me hag enseñagdo tu, glup glup glup glup glup

  • Nelson: Y más que te queda por aprender, te voy a convertir en todo una

  • Sara: Uffff comog meg poneg

  • Nelson: Ven nena que te voy a dar.

Nelson se levantó cogió a mi madre previamente morreándola en los labios y la tumbo boca abajo en la hamaca, quedando su cara mirando hacía a mí. La cogió del culo, la separo los cachetes y aparto el tanga, para empezar a comerla el coño y con una mano jugar con el plug anal metiéndoselo y sacándoselo.

  • Sara: Ummmmmm ufffffffffffffff ummmmmmmmmm ummmmmmmmmmm

Mi madre estaba fuera de sí, estaba gozando como una autentica perra, tenía la cara desencajada y no dejaba de morderse los labios del placer que estaba recibiendo. Nelson había conseguido que el coño de mi madre necesitará caña todos los días, se había vuelto una adicta a las folladas de Nelson. Ahora lo veía claramente, estaba en la hamaca disfrutando como una guarra de la comida de coño de Nelson sin importarla lo más mínimo que la estuviera viendo.

  • Nelson: Ummmm nena te voy a abrir bien ese conejito para que te salga bien el próximo bebe negrito que tengas.

  • Sara: Ummmm como me lo comes cariño.

Así estuvieron por lo menos media hora, el coño de mi madre estaba encharcado en sus jugos. Nelson la había estado metiendo 2, 3 y hasta cuatro dedos, sacando y metiendo su plug del agujero que a él le pareciera en gana, dilatándolos al máximo. Uffff me estaba poniendo malo solo de verlo, era como ver una peli porno en vivo.

  • Nelson: es hora de tu ración de polla nena

  • Sara: Ufff ya era hora cariño

Nelson se tumbo boca arriba en la tumbona sujetando su polla por la base. Mi madre completamente en bolas se puso a horcajadas encima de él, se abrió el coño con dos dedos de una mano y con la otra guio la polla hacía la entrada de su agujero. Sin dejar de mimarme fue bajando lentamente, la cara de mi madre se iba desencajando a medida que bajaba por ese tronco.

  • Sara: Ahhhhhhhhhhhh

Poco a poco se la fue metiendo hasta que el prepucio de Nelson toco fondo, todavía le quedaba como 10 cm. de polla fuera de mi madre. La cara de mi madre se volvió de alivio y poco a poco empezó a botar sobre ese mástil apoyándose en el pecho de Nelson.

  • Sara: Ahhhh ahhhh ahhhhhh ahhhhh creo q no me voy a poder meter toda tu polla dentro en la vida.

  • Nelson: Tranquila Sara, poco a poco te iré dilatando el coño ahhhhh ahhhhh

  • Sara: Siiii ahhhhhhhhh joderrrrrr

  • Nelson: Por cierto Sara no te has dado crema. ¿Por qué no dices a tu hijo que te la dé, que me he dado cuenta que está en la ventana y le estas mirando? Que te vas a quemar la espalda.

  • Sara: Ahhhh ahhhhh, ¡¡¡¡Pero estamos follando!!!!

  • Nelson: ¿Y qué? Ya nos ha visto varias veces.

  • Sara: Noooooo

  • Nelson: ¡¡¡Díselo o te quitas de encima ahora!!!

  • Sara: Joooooo.

Cariño!!!! ¿Puedes venir a ayudar a tu madre?

Puta mierda, ya me habían pillado y querían que bajará a verles las cerdadas que hacían.

  • Carlitos: ¿Qué quieres?

  • Sara: Quiero que me des crema

  • Carlitos: ¿Y por qué no te la da Nelson?

  • Sara: Esta ocupado

  • Carlitos: Pero si está ahí tumbado contigo.

  • Nelson: Baja de una puta vez!!!! Ayuda a tu madre o luego te meto dos ostias.

  • Carlitos: Joder, valeeee

Baje las escaleras de casa y me dirigí hacía ellos, mi madre estaba quieta sobre el vientre de Nelson. Podía ver de cerca como esos 10 cms de polla asomaban del coño de mi madre, la cual estaba de puntillas para no clavársela más.

  • Nelson: Coge la crema del bolso de playa de tu madre y dásela por la espalda. Cuidado no la manches el bikini con ella.

  • Carlitos: ¿Qué bikini?

  • Nelson: Es verdad!!! Si no tiene, jajajaja

  • Sara: Así es mejor, no se me ensucia ahhhhh (gimió mi madre levente)

Le eche con el espray la crema y fui esparciéndosela por toda la espalda, podía notar la respiración de mi madre acelerada, después de follar un poco necesitaba recuperarse. También podía notar como su cuerpo levemente subía y bajaba. Cuando llegue a la parte de debajo de la espalada pude apreciar ese movimiento y como su coñito se comía poquito a poquito esa polla negra. Sus piernas temblaban y su culo se contraía, me daba cosa bajar más tocarla ese culo, lo estaba deseando, era el culo del que de pequeño me enamore.

  • Nelson: No bajes más que de esa zona que me encargo yo, sigue dándola por los brazos y las piernas pringado

El cabrón parecía que me leía el pensamiento. Me quede con las ganas de sobar el culo a mi madre. Me di cuenta que ya no llevaba el plug anal y que esté, estaba caído en un lado de la hamaca, sin más continué con los brazos de mi madre. Estaban apoyados en el pecho de Nelson y temblorosos de sostener su peso para evitar clavarse la polla. Cuando les rodee con mis manos para echar la crema me fije en las tetas de mi madre. Sus pezones estaban totalmente empitonados, parecía que con ellos podía cortar un cristal, pocas veces había visto así sus tetas y eso era fruto de la excitación.

  • Sara: Cariño ves como me cuida Nelson. Se preocupa por mi de que no me queme al sol, ahhhhh

  • Carlitos: Ya ya

  • Sara: Y además ya ves como me quiere (dijo bajando su mirada desde la mía hacía su coño, para ver como Nelson tenía clavada su polla en ella)

  • Nelson: Voy a ser mejor padre de familia del que lo fue tu padre y sobre todo voy a dar más amor a tu madre que él (Cuando dijo eso, levanto su pelvis más haciendo que su polla se metiera más adentro de ella)

  • Sara: Sii ahhhhhh

  • Nelson: Termina de dar crema a tu madre por las piernas que del resto me encargo yo.

  • Carlitos: Si (dije resignado por la situación que estaba contemplando)

Las piernas de mi madre eran delgadas y larguísimas, además de fibrosas por todo lo que andaba. Estuve esparciéndola la crema por todo la pantorrilla, pies y cuando llegue al muslo me fije en su entrepierna.

  • Nelson: Espera que levanto a tu madre para que la des bien por todo el muslo, que pegada a mí no puedes llegar a todos los lados.

  • Carlitos: Vale

Subió a mi madre y pude contemplar como la polla de Nelson salía poco a poco, salió casi entera solo dejando su capullo dentro, en ese momento cayeron del coño de mi madre gotas de su flujo vaginal. Tuve que seguir dándola la crema solar mezclándola con los pequeños regueros que recorrían sus piernas.

  • Nelson: No te acerques más que esos es territorio prohibido para ti.

Aparte las manos de sus piernas y Nelson soltó a mi madre, haciendo que esta se clavara toda su polla.

  • Sara: Ahhhhhhhh ahhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhh

  • Nelson: Gracias pringado por el favor, ya te puedes ir, que el resto se lo doy yo.

  • Carlitos: Vale

Me quito el bote de las manos para untarse él crema en las manos y empezar a sobar las tetas delante mio. Las magreaba en círculos, sobaba, tiraba de los pezones. Se movían que daba lujo, eran unas tetas perfectas. Decidí irme porqué estaba empalmándome solo de verlo.

  • Nelson: Espera pringado. Se nos ha caído la joya de tu madre al suelo. ¿Podrías cogérnoslas?

  • Carlitos: Si, puffff

Llamaba joya al plug anal, porque en el extremo que no se mete tiene incrustado una especie de rubí falso. Lo cogí y fui a dejárselo en la mesa.

  • Nelson: Noooooo, ponlo en su sitio, me dijo con una sonrisa picará y mirando al culo de mi madre.

  • Carlitos: Ainsss

Mi madre miro a Nelson con cara de sorpresa.

  • Nelson: Espera que te ayudo

Y cogió a mi madre de los cachetes del culo y los abrió. Yo ya sabía lo que tenía que hacer y me dispuse a ello. Me puse detrás de mi madre y pude ver su culo bien abierto. Su coño rodeaba la polla de Nelson y el ojete lo tenía cerradito, acerque la punta del plug y lo fui metiendo poco a poco.

  • Sara: Despacio cariño que lo tengo muy sensible, ahhhh.

  • Carlitos: Si mama.

Fue metiéndose con facilidad debido a sus jugos hasta llegar hasta el fondo.

  • Sara: Ahhhhh , gracias cariño.

  • Nelson: Falta echarme crema a mí, que aunque sea negro también me puedo quemar. Pringado pásame el bote de aceite de coco, que yo no necesito tanta protección como tu madre.

  • Carlitos: Toma

  • Nelson: Yo solo necesito proteger la parte más delicada

Levanto a mi madre sacándola de su polla otra vez y empezó a echarse un chorro del aceite balsámico sobre su polla.

  • Nelson: Nena, necesito que me lo esparzas bien.

  • Sara: Claro

Mi madre cogió la polla con ambas manos y empezó a subir y bajar extendiendo todo el aceite. Su polla esta reluciente al máximo y las manos de mi madre deslizaban por ese tronco sin problemas.

  • Nelson: Ufff nena que bien lo haces, ahhhhh. Échame también por los cojones, que no quiero tener huevos fritos, jajajajaj

  • Sara: Si , claro

Le empezó a sobar los cojones, jugando con ellos, parecía una niña pequeña con canicas.

  • Nelson: Uffff nena así me gusta. Pero creo que a ti también te vendría bien un poco.

Y empezó a echar aceite sobre las tetas de mi madre. Yo me quedaba embobado viendo como relucían y como el aceite resbalaba por ellas con regueros que llegaban hasta sus pezones. Nelson se dedicó a extender todo el aceite sobre sus tetas, empitonándolas a tope.

  • Nelson: Nena ya que has terminado con la polla guárdamela.

Mi madre entendido lo que quería y la agarro con su mano guiándola hacia la entrada de su conejo para volvérsela a meter.

  • Sara: Ahhhh que a gusto se está así al sol

  • Nelson: Ya te digo. Pringado porque no te quedas con nosotros y tomas el sol

  • Carlitos: No que tengo cosas que hacer

  • Nelson: Que te quedes!!!!

  • Sara: Toma échate ahhhhhh tu crema también ahhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhh que si vas a estar al sol te vas a quemar ahhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhh.

  • Carlitos: Valeeee

  • Nelson: ¿Para protegerte mejor del sol nena porque yo me pongo yo encima y te tapo?

  • Sara: De acuerdo cariño.

Yo me empece a echar crema por el cuerpo, me daban ganas de echármela sobre la polla también para podermela pajear mejor, mientras Nelson cogió a mi madre del culo y sin sacarla la polla del coño la recostó sobre la hamaca, cayendo él con todo el peso encima del cuerpo de mi madre.

  • Sara: Ahhhhhhhhhhhhhhh

  • Nelson: Ahhhh ufff a ver si me acomodo bien encima de tuyo que se esta estrecho.

Nelson movía la cintura en círculos de un lado, metiéndola y sacándola haciendo que mi madre disfrutará y yo mientras viéndolo.

  • Sara: Ahhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhh.

  • Nelson: Ahhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhh

La estaba follando, la cara de mi madre era de puro placer, a veces la giraba mirándome a mí sin cortarse ya un pelo porque la follara un negro delante de su hijo.

  • Nelson: Ahhhhh esto esta muy estrecho para tumbarse bien, hay que hacerse un hueco más grande.

  • Sara: Siiiii ahhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhh

Nelson comenzó a follarse más fuerte todavía, ya no eran simples movimientos en círculos, su polla salía prácticamente entera para volver a entrar al coño de mi madre, el cual quedaba abierto cuando Nelson la sacaba. La hamaca se movía para todos los lados, aprecia que la iba a partir

  • Sara: AHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHHHHHH SIIIIIIII

  • Nelson: SIIIIIIIIII SIIIIIIIIIIIIIII AHHHHHHHHHHHHH

  • Sara: Me corroooooo me cooooooooo me corrooooooooooooo ahhhhhhhhhh

  • Nelson: Y yooooooooo. ¡¡Te voy a echar más cremita nena!!

Nelson dio las últimas embestidas sacando la polla, el coño de mi madre soltó flujo vaginal al salir su rabo de ella. Mientras Nelson cogió su polla y empezó a soltar chorros sobre las tetas de mi madre, gemía como un toro y la cantidad de lefa era ingente. La corrida caía desde los pezones hasta el canalillo para llegar posteriormente al ombligo. Algún chorro también salió hacia el cuello de mi madre formando un charco en su garganta.

  • Sara: Ahhhhhhhhhhhh que a gusto

  • Nelson: Joder nena que bien!!! Esparcete bien esa cremita que hidra y nutre bien

Mi madre con sus manos extendió toda la corrida de Nelson por su cuerpo, por las tetas cintura e incluso llegando a la entrada de la vagina, la cantidad lefa que echo Nelson la cubría bien y para más rabia cogió con su mano la polla de Nelson exprimiéndola para sacar sus últimas gotas.

  • Nelson: Puffff nena que bien dejas a uno!!!

  • Sara: Y tu también a mi.

Nelson se echó en la hamaca de al lado y mi madre quedo tumbada toda relajada, lefeada e incluso pasado un tiempo mi madre se quedo dormida. Los dos estaban bien pegaditos echados, dándose la mano, como dos enamorados. Yo solo veía la silueta de mi madre, sus tetas empitonadas, brillantes con el reflejo del sol y el ombligo reluciente, plano, comienzo de ese coñito que había gozado tanto , mientras, su culito seguía con el plug anal metido.

  • Nelson: Después de un buen polvo lo que apetece es fumar un buen porro.

Saco de su mochila unos filtros y papelina para liar.

  • Nelson: Pufff puta mierda, me falta costo para hacerme el porrito. Tendré que ir luego por la noche a comprar. Luego la digo a tu madre que me lleve a por un poco.

  • Carlitos: Bueno tu sabrás.

  • Nelson: Ya veras como me lleva, sino esta noche se queda sin folladita, jajajajaja.

Yo no supe que decir, mi madre estaba dormida, ausente a al conversación juestra. Me tumbe y me puse las gafas de sol. Nelson también se puso a tomar el sol, así paso toda la mañana.

La tarde fue pasando, yo haciendo deberes, jugando a la consola, etc. Mi madre se fue a hacer recados y estuvo limpiando la casa. Eso sí Nelson la obligo a ir en camisón transparente sin tanga ni sujetador y con otro plug anal metido en el culo, que tenía en su extremo una colita blanca como de zorrita. Cada vez que pasaba por al lado mío, no podía dejarla de mirar. Y ella lo sabía y me pillaba alguna vez con su mirada.

  • Nelson: Sara me tienes que llevar a comprar una cosa que tengo que ir en coche.

  • Sara: ¿A dónde quieres ir?

  • Nelson: Pues se me ha acabado el costo para hacerme los porros y necesito ir a comprar más.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© Pucelano

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (11)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Pucelano
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)