Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.540 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.453.382 Miembros | 19.395 Autores | 98.604 Relatos 
Fecha: 12-May-17 « Anterior | Siguiente » en Grandes Series

Jornadas de 4 ruedas

juan
Accesos: 3.038
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 4 min. ]
 -   + 
Introducción de una serie que espero que os guste. Cosas que pasan trabajando Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Estoy cansado, que digo cansado agotado. Miro el panel del coche y son cerca de las 5 de la mañana.

-A ver si la ultima carrera me deja cerca de casa.-pienso esperanzado que así sea.

A lo lejos se acercan un par de chicos con claros signos de haber pasado una noche estupenda pero con ganas de finalizar la fiesta, no por nada, si nonque se les veia claramente perjudicados.

-Joooodeeeeeeer...-pienso para mí, espero que no me vomiten en el coche ya que seria el colofón a una noche terrible.

Abren la puerta del coche y se acomodan mientras yo los observo por el retrovisor.

-Hola chicos, donde vamos?.-les pregunto con amabilidad.

-Nos podrías llevar a casa,por favor.-contestaron jovialmente.

Me los quedo mirando a ver si en algun momento estaban con ganas de cachondeo o de pitorrearse del taxista, cosa que no aprecie y supuse que habia sido una confusión debido a la noche que llevaban.

-Pues como no me deis alguna pista más no me atrevo a donde ir.-dije medio en broma medio en serio.

-Ehh...Ahhhh.-momento de comprensión.-

El taxi, despues de un segundo de  silencio se lleno de carcajadas.

-Uy si perdona, vamos para Sant Just, para Xxxxx numero 25.

-Ok perfecto...vamoa para allá.

Mientras arrancaba y ponia el intermitente pensaba que perfecto mis cojones, justo para la otra punta. No era mala carrera pero luego tocaba cruzar Barcelona para ir para casa. 

Mientras me deslizaba por esas calles vacias de una noche entre semana de Barna, los chicos me comentaban como les había ido la noche. Que si esta todo muy caro, que si las chicas como van vestidas, que si les invitas a una copa y dos y tres y luego nada de nada, que si conseguir intercambiar un teléfono con una chica era practicamente imposible....cosas de chicoa que salen en modo cacería y vuelven al nido con el pico entre las patas.

-Pues ya estamos...son 14.20.-Les digo en el momento más "violento" de este trabajo...el de la transacción económica.

-Toma 15 y quédate el cambio, simpático.- Me dijo el más alto.

-Ah! Pues muchas gracias y buenas noches, a ver si hay mas suerte otra noche.-Les dije en plan despedida.

-Dios te oiga....buenas noches.-Se despidieron.

Salieron del coche y cerraron la puerta con cariño despidiéndose con un leve gesto de la mano. Les devolví el gesto y señalice mi incorporación al tráfico, cosa que no hacía falta debido a que no venia nadie ni aún que hubiese esperado media hora.

-Puffff. Pues para casa ya-me dije para mí.- Se acabo la noche.

Apagué el taxímetro y me dirigí a cojer la ronda dirección a Xxxxx, parking y casa.

Acortando por el polígono Xxxxxx y esperando a que un semáforo se pisiese en verde noto unos golpes en la ventanilla de la puerta de copiloto.

-Perdona, perdona, me puedes abrir por favor?

Me giro y veo a una chica rubia, no muy alta y con unos grandes ojos azules, labios finos y nariz respingona.

-Lo siento pero no estoy trabajando.-Le dije con cara de circunstancias.

-Ya pero es que no se donde estoy y me da un poco de miedo estar aquí. Llevo un rato ya y no pasa ningún autobus.

La miré y vi desesperación en su mirada...no le pude decir que no.

-Ok, entra.-le dije mientras accionaba el boton del cierre centralizado y con la mano le indicaba que abriera la puerta.

-Gracias, gracias.-Me dijo con un puntito de desesperación en su voz.

Al ver la puerta abierta pude observar a la mujer que me "suplicó" que le diera entrada. Una chica delgadita, entrenada de gimnasio, dura, de carnes prietas; bajita; no con mucho pecho pero muy buen puesto. Iba vestida con una faldita, un jersey y una tejanita, medias tupidas por el frío de la noche y un taconcito no muy alto pero que le hacia unas piernas muy bonitas.

De esas chicas que aunque no vayan a espectacular vestidas ni enseñando cacho van muy guapas y prometen mucho con lo que no enseñan.

-Pues mu....-empecé a decir.

-Hijo de puta...-dijo ella.

Ya me tocó la loca, me resigne.

-Perdona....encima!!! Ya te puedes bajar del coche.- le dije.

-No no perdona...me refería a mi novio, el muy cerdo me ha dejado tirada aquí en el polígono.- me dijo con la mirada suplicante.

-Bueno, pensaba que...da igual. A donde te llevo?

-Pues voy a Xxxxx.

Me sonreí para mí y pensé, por lo menos vamos al mismo sitio.

Era un viaje largo, unos 40 minutos, en los que me daria tiempo a hablar con la chica, que se la veia un poco nerviosa y enfadada.

-Vámonos para allá.- mientras encendía otra vez el taxímetro.

-Perdona.-Me dijo- El cabron ese se ha llevado mi bolso en su coche y no llevo nada de dinero, ni movil ni nada.

Apoyé la frente en el volante y di unos suaves toques con la cabeza en el mismo. Si es que me tiene que pasar a mi estas cosas.

-No te peeocupes.-me dijo-. Te doy mi número y mañana me llamas y te pago.

Mil veces habia escuchado la canción esa ya y como no habia acabado como la letra indica si no más bien con un "este número no es se esa persona", "se equivoca" y " el numero que ha marcado no existe" pues no me fiaba.

-Da igual...-le dije intentando aparentar ser un caballero.- La verdad es que me coje camino de casa y me parece que de disgustos tu ya andas servida esta noche.

-Ahh.Muchas gracias, aún queda gente buena por el mundo.-Me dijo con una sonrisa radiactiva que inundo el taxi con una luz especial- 

Arrancamos y nos dirijimos hacía la Ronda de Dalt. Poco a poco ella empezó a relatarme la noche de actos que había tenido con su pareja.

Continuará..............


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© juan

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (3)
\"Ver  Perfil y más Relatos de juan
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)