Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.384 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.453.338 Miembros | 19.389 Autores | 98.555 Relatos 
Fecha: 17-May-17 « Anterior | Siguiente » en Sexo con maduras

La carnicera 1ª Parte

elguardian
Accesos: 28.232
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 10 min. ]
 -   + 
Despertar adolescente mezcla de voyerismo y sexo con maduras Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Acababa de sacarme el carnet de conducir y se aproximaba un verano de trabajo ya que los suspensos de el recién acabado curso habían hecho que mi padre decidiese mandarme a trabajar con mi tio el cuál regentaba una empresa de distribución de carne a pequeños comercios.El primer reparto sería esa misma mañana y mi tio me permitió llevarme a dos compañeros del barrio algo menores que yo.Decir que yo tengo 19 años y mis dos colegas Marcos y Andrés 16 y 17 respectivamente.Al llegar al almacén de mi tio teniamos ya la furgoneta cargada.Un buen número de cajas de carne que ocupaban más de media furgoneta.Mi tio nos dió la dirección de la carniceria donde debíamos dejar la mercancia y sin más demora nos pusimos en marcha los tres.

La ruta no fue excesivamente larga,en poco más de 20 minutos habíamos llegado a nuestro destino.Bajé yo para avisar a la dueña de nuestra llegada.

-Buenos días,soy el sobrino de don Julián y vengo a traerle el pedido de carne de vacuno para esta semana,le dije.

-Buenas,yo soy Mirian y ya me dijo tu tio que este verano serías tú el encargado.Debes ir bajando todo con cuidado y pasar todas las cajas para la cámara de frio que está al final del local,yo te ayudaré a colocarlas los primeros días.

Mirian era una mujer de unos cuarenta años.Su pelo castaño con unas mechas teñidas de rubio que daban un aspecto juvenil a su media melena.

Media sobre 1,70,con un cuerpo realmente maravilloso.Aquella mañana llevaba una camisa rosada semi transparente que dejaba entrever un sujetador color salmón.Sus pechos eran grandes y redondeados.Vestia además unos vaqueros ceñidos que contorneaban su precioso culo y dejaban adivinar unas piernas estupendas.

Yo asentí con la cabeza y me retiré hacia la furgoneta donde esperaban Marcos y Andrés.

Comenzamos a bajar cada una de las cajas que pesaban unos 3 kg y las fuimos llevando hasta el final del local donde esperaba Mirián.Le ibamos pasando las cajas y ella se ocupaba de acomodarlas en la cámara.

En el primer viaje que hicimos los tres clavamos la vista en los pechos de Mirián.El frio de la cámara le había puesto los pezones extremadamente duros y ni el sujetador podia disimularlos.Daba la sensacón de tener unos pezones realmente grandes y desde el primer contacto visual creo que los tres volvimos empalmados a por el siguiente lote.

-Joder con la carnicera dijo Andrés.Menudos pezones se gasta,me pasaría toda la mañana llevándole cajas.

Pese a ser el más joven de los tres creo que todos estábamos igual de salidos ya que nunca ninguno de nosotros habíamos tenido contacto alguno con ninguna mujer,lo que hizo que los tres nos pusiesemos un tanto colorados sabiendo que todos estábamos con un empalme considerable lo cuál nos hacía caminar como patos.

Los viajes se fueron sucediendo y nuestras miradas eran cada vez más dificiles de disimular.Cada vez que acercábamos una caja a las manos de Mirian esta la recogia y se inclinaba ante nosotros para colocarlas ordenadamente unas sobre otras.Nuestros ojos se clavaban una y otra vez en aquellos pezones cada vez mas sobresalientes y en cada una de las cajas que Mirian colocaba ante nuestras miradas dejaba que parte de sus pechos se asomaran por el escote en cada una de las inclinaciones de su cuerpo.

Con cada uno de los viajes nuestro nerviosismo iba en aumento y parecia evidente que Mirian se habia dado cuenta de lo que pasaba aunque fuera de preocuparse parecía no importarle demasiado que la deborásemos con la mirada.se sintia deseada por tres adolescentes inexpertos que estaban disfrutando de un espéctaculo único.

Trás unos cuarenta minutos de viajes se acabó el trajín y los cuatro nos fuimos a una pequeña oficina que Mirian tenia en el local donde procedió a pagarnos la factura y ofrecernos unos refrescos.

-Pareceis agotados y algo nerviosos,dijo mientras clavaba su mirada en nuestros abultados paquetes con una mueca maliciosa en su cara.

-Lo habeis hecho muy bien.Tomaros algo en lo que yo preparo el dinero.

-Es nuestra primera vez,y no queremos defraudarla a usted ni a mi tio,respondí.

La cara de Mirian esbozó una sonrisa por mi contestación tomándola con un doble sentido.

-La próxima vez será mejor,ya vereis.

los tres nos púsimos colorados ya que no teníamos claro a que se referia.Sin mas,nos retiramos los tres y nos fuimos todo el viaje sin apenas hablarnos fantaseando cada uno con la tremenda carnicera que acababa de entrar en nuestros sueños.

Pasó la semana entre viajes y descargas que nada tenian que ver con la primera hasta que llegó de nuevo el lunes.

Mi tio tenía de nuevo la furgoneta cargada y se repetia el mismo pedido que el lunes pasado.Aunque mis os amigos habían dejado de acompañarme no dudé en llamarlo para que me acompañaran a ver a Mirian,por un lado me daba tranquilidad ir con ellos y por otro sabía que tenian las mismas ganas que yo en volver a verla.

Por fin llegamos,nuestros corazones palpitaban a un ritmo frenético.Esta vez Mirian tenia una preciosa camisa negra con dos de sus botones desabrochados y una corta falda de vuelo tambien negra,con medias a juego.En un primer momento los tres advertimos qu no parecia llevar marcas del sujetador por lo que nuestro empalme fue al momento imaginando que realmente fuese cierto que no lo llevase puesto.

Salimos los tres a comenzar la descarga y la frase no se hizo esperar.

-Joder con la tia,gritó Marcos,no lleva nada debajo.

-Cállate que te va a oir.Le dije,tenemos que ser discretos que esta tia es una mina.Si nos descubre igual se jode todo.

Apresurados por salir de dudas nos fuimos con las primeras cajas hacia la cámara,los tres nerviosos y en fila,atentos a cada movimiento de Mirian.

El frio y la luz de la cámara frigorífica pronto nos puso en alerta.Sus pezones y su aureola se dibujaban nítidamente bajo la blusa quedando los tres en fila prácticamente petrificados.

Con la primera caja en la mano Mirian se agachó a colocarla dejando ver totalmente sus pechos colgando lo que hizo que casi nos reventaran las pollas.

Sus dos enormes tetas colgaban claramente permitiendonos ver con total claridad como sus pezones puntiagudos rozaban la blusa y un trozo de su oscura aureola.Casi no dábamos tragado saliba y poco a poco los tres intentamos disimuladamente colocarnos las pollas que casi no nos permitian caminar.Cada caja entregada nos ofrecia una magnífica visión de aquellas tetas cuando tras varias filas Mirian se giró para colocar las del fondo dejando ante nuestros atónitos ojos la visión de unas nalgas espectaculares apenas cubiertas por un tanga negro y unas hermosas piernas tremendamente sexys bajo unas medias que dejaban al aire la parte superior de sus muslos.Aquella visión era cada vez más complicada de aguantar.Los tres nos mirábamos en cada viaje que cada vez hacíamos mas apresuradamente para pasar el mayor tiempo posible dentro de aquella fria cámara pero muertos de calor.

-¿Está todo bien chicos?.Os veo muy callados y algo nerviosos.

Era evidente que nuestra manera de disimular era patética y solo pudimos contestar con un tímido:Todo bien señora,son los nervios del trabajo.

En uno de los últimos viajes pude ver una caja registradora abierta al fondo del mostrador y le dije a Andrés que se acercase a ver si había dinero.Tan pronto se acercó pude ver como tenia un billete de 100 euros en la mno lo cual hacía que la mañana fuese todavia mas perfecta.

Buenas vistas y 100 euros pensé....

Trás terminar la descarga volvimos a psar a la oficina para cobrar la factura.Con el trajín de la descarga a Mirian se le había desabrochado otro boton y tenia los pecho practicamente a la vista.Los tres en fila ante ella intentando tapar los bultos de nuestros pantalones con las miradas clavadas en aquel tremeno escote donde asomaban casi por completo la silueta de aquellas tremendas tetas redondas.Mirian contaba el dinero a sabiendas de lo que nos había enseñado durante toda la mañana.La cosa parecia evidente y parecia disfrutar con nuestros pálidos semblantes.

Nos miró fijamente mientras decia:

Muy bien chicos,os habeís portado muy bien.La próxima vez tendré que daros propina,sonrió.

Nuestras mentes comenzaron a fantasear con aquello y como el lunes pasado nuestro viaje de vuelta fue un mar de sueños.Ademas la propina ya la habíamos cobrado con aquellos cien euros que nos agenciamos de la caja.

                                    Algo cambió al día siguiente.Mi tio me llamó de urgencia diciéndome que tenia que regresar a la carniceria de Mirian con mis dos amigos por que habia tenido un problema con unas cajas al tiempo que me advertia diciéndome que esperaba que no hubiese hecho nada mal por lo que daría cuenta a mi padre.LLamé a mis socios y solamente Andrés me pudo acompañar.LLegamos nerviosos,mas que de costumbre.Mirian esperaba tras el motrador.LLevaba un jersey blanco ajustado y al igual que el dia anterior no llevaba nada por debajo.Una larga falda plisada hasta los tobillos y unos zapatos con algo de tacón.

-Buenos días señora,mi tio me ha dicho que había tenido un problema con la mercancia.

Muy seria nos miró y nos dijo:-no exactamente,acompañazme a la oficina.

Se sentó en la mesa y le dió la vuelta a la pantalla de un ordenador portatil donde se veia con total claridad a Andrés cogiendo el dinero el día anterior.

En ese momento los dos temblábamos como dos hojas.

-No se que decir señora,intenté mirar a mi compañero con cara de enfado para evitar que la bronca cayese sobre los dos.

-No hace falta que le culpes a él,dijo.Se que tu lo has visto y no dijiste nada.Lo que no se es como proceder ahora.Puedo llamar a tu tio y explicarle lo sucedido o llamar directamente  la policia y pasarles directamente el video del robo.

-No por favor!! suplicamos Andrés y yo.Nos buscaremos la ruina,tiene que haber otra forma.Harémos lo que sea.

Mirian permanecia totalmente seria ante nosotros.En aquel momento no sabiamos como salir de aquello,y entonces Mirian se levantó y vimos como cerraba con llave la puerta de la carniceria.

Volvió a sentarse en aquella mesa mirándonos fijamente.

-Está bien dijo rompiendo aquella calma tensa.Quiero que os quiteis las camisetas.

Aquella frase nos dejó totalmente descolocados pero realmente los dos habíamos soñado aquel momento.Sin dudarlo procedimos a quitárnolas dejando ver nuestros torsos desnudos.Ella observaba impasible.Yo mucho mas musculado que Andrés no parecia haber despertado gran interés en Mirian que no apartaba su mirada del mas pequeño de los tres.Parecia como si tuviese cierta predileccion por los jovencitos y aunque yo no era mucho mayor fue algo que me dejó pensativo.

-Quitaros los pantalones.Pidió tras observarnos unos instantes.

No sabiamos donde iba a para aquello pero no teníamos mas remedio además de que a los dos no parecia rlmente excitante aquella situacion.Procedimos a bajar los pantalones y nuestro calzoncillos apenas podian disimular aquellas dos vergas erectas.La mia sobre 16 cm y bastante gorda y la de Andrés algo mayor que la mia dejaba ya asomar el capullo por fuera del calzón.

Mirian pareció abrir las piernas bajo la mesa y daba la sensacion de que se habia subido la falda pues podiamos ver sus tobillos desnudos bajo la mesa y levemente parecia que su brazo comenzaba a moverse como si estuviese tocándose.

No tardó mucho en completar su peticion.-Desnudaros concretó ya con una voz mas entrecortada.

Los dos obedecimos y alli estaba aquella estampa llena de miedo y morbo.Nuestras pollas como dos lanzas apuntaban al techo de la sala y nuestros corazones bombeaban como si fuesen a estallar.

Mirian parecia disfrutar con el momento,-Ahora quiero que os pajeeis para mi,continuó.Claramente se habia apartado su ropa interior y se tocaba sin ningún pudor pese a que no podiamos verla.

Sin mirarnos comenzamos a apartar nuestros vírgenes glandes suvemente de arriba a abajo y en cuestion de segundos el mio comenzó a babarse con un extraño líquido algo espeso lo cuál nunca me había sucedido antes.Cada golpe de muñeca apenas podia contener los espasmos de mi polla ya a punto de correrme.Miré de reojo a mi amigo y pude ver como de la misma manera su culo empezaba a convulsionar y se mordia lo labios para intentar aguantar su corrida.

Mirian se dió cuenta que el espetáculo no duraria mucho y nos mandó parar al tiempo que se levantaba de la silla.Nuetras pollas temblaban y palpitaban como si tuviesen corriente.Ella se acercó a poco más de dos metros y sin decir nada se quitó la parte de arriba dejando ante nuestras miradas unas tetas semicolgadas,grandes y redondeadas con unos pezones oscuros y una aureola todavia mas oscura.eran tremendas y en aquel preciso instante mi polla comenzó a expulsar cada vez mas líquido viscoso al tiempo que mi cuerpo se contraia en espasmos sin control,estaba corriéndome sin tocarme.No llegué a eyacular como de costumbre cuando me pajeba en mi soledad pero si sentia una satisfacion similar al orgasmo aunque mucho mas intensa.

Viendo mi cara de asombro y mi tembloroso cuerpo Mirian decidió acercarse a Andrés.

-Supongo que nunca habeís visto desnuda a una mujer en persona.¿que os parece vuestra primera vez ante una?

-Está usted tremenda dijo Andrés,yo apenas podia hablar.

-¿Os gustán?preguntó al tiempo que juntaba su pecho con ambos brazos.

Los dos asentimos con la cabeza.

-Tócalas le dijo a Andrés.Tímidamente levantó su brazo y con la palma de su mano la suspendió como si estuviese pesándosela.Sus tetas se balanceban suavemente de arriba abajo .No pude contenerme mas y me acerqué a ella cogiendo fuertemente la otra.Aquel tacto ya nunca se me olvidaria,aquella sensacion de algo blando y a la vez firme desataba autenticos escalofrios por mi espalda acabando en lo mas extremo de mi polla haciendo que cada vez que apretaba aquel pecho con suavidad el tronco de mi polla parecia que cobrase vida propia y martilleaba contra mi barriga como si me diese latigazos.

Fin de la primera parte.Espero sus comentarios.

                                                                  


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© elguardian

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (3)
\"Ver  Perfil y más Relatos de elguardian
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)