Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.628 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.453.367 Miembros | 19.396 Autores | 98.590 Relatos 
Fecha: 18-May-17 « Anterior | Siguiente » en No Consentido

Raptados.

Florx
Accesos: 12.724
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 7 min. ]
 -   + 
Alejandra despierta en medio de una habitacion con 4 personas: Su novio y su mejor amiga amarrados y sus dos antiguos violadores. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Recupere el conocimiento poco a poco. Me sentía mareada así que intenté moverme lentamente pero algo freno mis brazos de pronto. Abrí los ojos de golpe.

Estaba en una cama, con las manos atadas a mi espalda conectadas a una cadena que salía de la pared a la cabecera de la cama, sólo tenía mi ropa interior. Reconocía ese lugar. Mire a mi alrededor y en el otro extremo de la habitación pude ver a Carlos y Karen, mi novio y mi mejor amiga, sentados en el suelo, amordazados y con un collar que los encadenaba a la pared.

Intenté liberarme inmediatamente pero era en vano, luche hasta que la pesada puerta de metal en la habitación se abrió y vi entrar a Alberto y a Bestia.

-Hola preciosa-dijo Alberto-que bueno que ya despertaste. ¿Recuerdas este lugar?

Claro que lo recordaba. Alberto me habia llevado a ese lugar hace dos años para violarme junto a su amigo Bestia. Karen y Carlos también lo sabían, así que cuando lo oyeron preguntarme si lo reconocía sabían lo que vendría y comenzaron a forcejear intentando liberarse. Fueron ignorados.

-Por favor! -suplique- Déjanos ir, te juro que no diremos nada.

-Pensé que me dirías eso-dijo Alberto-así que se me ocurrió un trato: Te voy a soltar y te daré 20 segundos de ventaja, saldrás corriendo y si llegas a la camioneta antes de que Bestia te atrape, los dejaré libres a los 3 y aquí nada paso ¿Te parece?

Mire a Bestia. Era un hombre enorme con cara y mirada de maldito. Acepte el trato.

Me soltaron y comencé a correr. Nos tenían encerrados en el sótano de una casa que estaba en medio de la nada en un terreno desértico, cuando llegue afuera ya podía escuchar a Bestia tras de mi pero seguí corriendo, ya veía la camioneta. Entonces caí de espaldas cuando me tomo por los cabellos.

-¡De aquí no te vas a ir, puta!-Dijo Bestia- Llevo demasiado tiempo queriendo volver a tenerte para mi.

-¡AYUDENME! ¡AYUDA!-grité- ¡POR FAVOR SUELTAME! ¡POR FAVOR! TE LO RUEGO!

Pataleaba contra él intentando liberarme pero era demasiado fuerte. Me llevo arrastrando por los cabellos, incluso en las escaleras que daban al sótano. Cuando llegamos me avento como a una muñeca de trapo y pude escuchar a mi amiga y pareja gritarle que me dejará, ya no estaban amordazados.

-Bestia lleva mucho tiempo soñando volver a escucharte llorar, zorra de mierda -dijo Alberto- asi que no esperes mucha compasión de su parte.

Bestia ya estaba sobre mí, acariciando mi cuerpo con sus asquerosas manos, me llenaba de sus sucias babas al besarme el cuello y la cara.

-¡POR FAVOR NO! ¡DEJAME IR POR FAVOR! ¡TE LO RUEGO, SUELTAME POR FAVOR!- le suplicaba mientras comenzaba a llorar.

-SUELTALA INFELIZ!! DÉJALA YA!!-escuchaba gritar a Carlos y Karen- SUELTALA MALDITO!!

Bestia arrancó mi sostén de un tirón y comenzó a morder mis pechos. Atrapaba el pezón con sus dientes y entonces tiraba como si quisiera arrancármelos

- BASTA!!! BASTA!! POR FAVOR PARA!! TE LO RUEGO PARA YAAA!! AAAAH!! AAAAAAAAAH!! POR FAVOR! POR FAVOR PARA!!- gritaba yo mientras lloraba. El dolor era insoportable, chupaba, mordía y jalaba,  chupaba, mordía y jalaba. Intenté empujar su cara con mis manos y a cambio sólo recibí un puñetazo que me partió el labio

Me encanta cuando me haces enojar asquerosa zorra-dijo bestia mientras se quitaba la camisa y se desabrochaba el pantalón.

 -Por favor!!- rogué mientras lloraba al saber lo que pasaría- por favor!!  SUELTAME!  No lo hagas, no lo hagas por favor!!!

-Llórame perrita, llórame- decía él mientras seguía chupando mis ya sangrantes pezones y me quitaba la única prenda que me quedaba.

Abrió mis rodillas con sus piernas y se posiciono para penetrarme, seguí intentando luchar pero sabía que era imposible que me violara, escuchaba aún a Karen y Carlos gritar ofensas y olía el cigarrillo que Alberto había encendido mientras miraba la escena.

Entonces Bestia metió de golpe su enorme verga en mí...

-AAAAAAAAAAAAAH!!!! AAAAAAAAAAAAAAAH!!! SUELTAMEEE!! POR FAVOR!! ME DUELE!!! ME DUELEEE!!!-grité mientras lloraba.

-Aaaaah, siiiii, que apretadita estas zorra- gimió Bestia dentro de mí, sin moverse. Volteó a ver a mi novio- Se ve que no te la echaste todavía, ¿verdad? Aprieta muy  rico está perra.

Yo seguía llorando, suplicando con un hilo de voz que se saliera de mí, me ardía como mil demonios pero la peor parte apenas iba a comenzar. Bestia volvió a su tarea con mis pezones pero esta vez no se limitó a morder sino que dedicó tiempo para masticar cada uno y mientras lo hacía comenzó a moverse dentro de mí. Rápido y profundo.

-PARA! PARA! POR FAVOR!! ME DUELE! YA NO YA NO YA NO!! YA POR FAVOR!! SIELTAME SUELTAME AAAAAAH AAAAAAH SUELTAME AAAAH!! ME DUELE! POR FAVOR!! AAAAH! ME DUELE MUCHO!!- rogué, pero él no me escuchaba, masticaba mi pezón derecho unos segundos y después iba al izquierdo para después regresar, mientras lo hacía tomaba mis muñecas con sus enormes manos para impedirme moverme y lo sentía clavarme las uñas hasta que comenzaba a sangrar pero lo más agonizante era el dolor entre mis piernas, metía su enorme pene hasta que sus bolas chocaban conmigo para volver a retroceder hasta casi salir y entonces entrar de nuevo. Debía llevar unos 5 minutos sin darle tregua a ningún parte de mi cuerpo pero yo sentía que era una eternidad. Ya ni siquiera gritaba, sólo lloraba, deseaba que terminara y me dejará ir pero sabía lo mucho que podía aguantar. Era consciente de que mi vagina había comenzado a sangrar pero ya no era consciente de mi pareja y amiga gritando, tal vez ya se habían rendido también. Bestia volvió a meter su pene hasta el fondo y se quedó quieto pero no termino. Siguió manoseándome y besando mi cuello mientras su pene seguía dentro de mí; entonces lo saco de golpe y me tomo para darme vuelta.

-Nonononono, por favor no hagas eso, así no por favor así no-dije apresuradamente.

-Que rico se ve este culito-dijo mientras detenía mi forcejeo y masajeaba mi trasero- ya te lo quiero romper.

Puso su verga en la entrada de mi culo y me lo perforó de golpe

-NOOOOOO!!! NOOOO!!! AAAAAAAHHH!!! POR FAVOR NO!!! SACALO POR FAVOR! SACALO!!! POR FAVOOOR!! NOOOOO!!!!-

-Grita perrita, grita- dijo mientras salía y entraba con fuerza de mi- sisi que rico, que rico culito.

Bombeaba fuertemente y me mordía la espalda y los hombros, yo me movía intentando hacer que saliera de mi pero creo que eso sólo le daba más satisfacción, sentía que su pene saldría por mi garganta en cualquier momento, me faltaba la respiración y el dolor era insoportable. Comenzó a bombear más fuerte hasta que lo sentí inundarme las entrañas, lloré aún más al sentirme tan sucia y él salió de mi de golpe. Me puso borra arriba y se sentó en mi pecho

-Abre la boca puta, tienes que limpiar tu cochinero.

Hipaba a causa de mi llanto, sólo quería que me dejara ya pero él aún quería que se la chupara, no tenía fuerzas para hacerlo y tampoco quería. Dos tremendas cachetadas me cruzarón la cara.

-No escuchaste zorra estúpida? Abre la puta boca

-Por favor, por favor... Ya déjame por favor... aaaah!!- estaba retorciendo mi dañado pezón

-Abre la maldita boca o voy a hace que tu estúpido novio me limpie las bolas!

Mi novio. Ahora podía escucharlo a él y a Karen, ambos sollozaban.

Abrí un poco la boca y entonces Bestia metió hasta mi garganta su pene con restos de fluidos, sangre y excremento.

-Nada de dientes putita o le pasaremos el trabajo a alguien más.

Abrí más mi boca para evitar que mis dientes lo tocaran pero era difícil por el tamaño de su verga. Él metía su pene hasta el fondo y sentía las arcadas que me impedían respirar sumado a mi incontrolable llanto. Me metía la verga con la misma fuerza que había usado en mis otros dos hoyos hasta que sus bolas tocaban mi barbilla, comenzó a hacerlo más rápido y se corrió de nuevo en el fondo de mi garganta por suerte en menor cantidad. Saco su pene de mi boca y se levantó, yo me puse de lado y me abracé a mí misma mientras seguía llorando, esperando morir en cualquier momento.

-Vuelvo en dos horas, la quiero limpia para entonces- dijo Alberto a Karen y Carlos y él y Bestia salieron de la habitación.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© Florx

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (2)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Florx
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)