Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.524 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.453.348 Miembros | 19.394 Autores | 98.567 Relatos 
Fecha: 19-May-17 « Anterior | Siguiente » en Fantasías Eróticas

Blanca Nieves

TIACALIENTEPAM1
Accesos: 3.927
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 8 min. ]
 -   + 
La historia de Blancas Nieves me hace tener muchas fantasías Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Esta es una de mis fantasías favoritas, ser como Blanca Nieves y tener 7 enanos para mí, 7 enanos vergudos que me cojan por todos lados. Me imagino todas las ricas orgías que pudo tener Blanca Nieves, imagino que el príncipe llega cuando los siete enanos se la cogen, él le dice que se vayan a ser felices a un reino hermoso donde todo será alegría, que ella será su princesa, y Blanca Nieves le dice que no, que ella lo que quiere es ser la puta de los 7 enanos que saben llenarla de placer, que se quedará con ellos.

Pues bien yo estoy en el bosque, llevo una tanga roja debajo de un vestido de Blanca Nieves, pero arriba con un gran escote, abajo es una minifalda, medias blancas hasta arriba de la rodilla y tacones negros de aguja. Voy disfrutando de la tranquilidad que ofrece la soledad del bosque, veo ardillas corriendo, una se detiene, yo me agachó sin doblar las rodillas a saludarla, una tortuga que esta atrás me dice –Que rico culo tienes. Yo me río y sigo mi camino.

Un zorro me ve a lo lejos y me alcanza.

Z -Que piernas tan ricas tienes.

P –Gracias zorro.

Z –No te da miedo andar sola por el bosque, podrían violarte.

P –No zorro, si alguien intenta algo primero me lo cojo yo.

El que los animales me tiraran la onda me ponía caliente, tenía ganas de verga y me puse a cantar. Soy Blanca Nieves, soy bien puta, me gusta la verga. Los pájaros silbaban mi canción. Voy en busca de un buen macho que me de su verga bien duro. Yo cantaba y me tropecé, caí en una especie de trampa, perdí el conocimiento.

Me despertaron unas voces, yo estaba en una cama, eran 7 enanos que me veían con lujuria.

E1 –Miren ya se despertó.

E2 –Caíste en una trampa de los cazadores, te trajimos aquí para que estuvieras bien.

P –Gracias, son muy amables.

E3 –No tienes nada que agradecer.

E4 –Nos gusta ayudar a los demás.

E5 –Más sí son mujeres y están tan buenas como tú.

P –Travieso, no me digan que si no estuviera buena no me hubieran ayudado.

E6 –Sí te hubiéramos ayudado, pero no con tantas ganas.

P –Y está es su casa.

E7 –Sí está es.

P -¿Por qué viven en medio del bosque?

E2 – Para poder llevar una vida normal.

P –Y ¿Cómo es una vida normal?

E6 –Pues es traer putas, cogerlas muy duro y que puedan gritar sin molestar a los vecinos.

P -¿Traen putas muy seguido?

E7 –Cada 3 días.

P –¿Sus penes son pequeños como sus cuerpos?

Los 7 comenzaron a reír, se bajaron los pantalones, cada uno tenía una verga de 30 centímetros, gruesas 10 centímetros de diámetro, con dos testículos muy grandes muy velludos, sentí como me moje.

P –Yo quiero ser su puta.

E3 -¿Crees aguantar las 7 vergas?

P –Sí, necesito sentirlos a todos.

E6 –Que bien hicimos en traerte a casa.

E1 –Se ve que eres una puta.

P –Sí soy bien puta, me encanta la verga.

El enano 1 se acercó y me puso en la boca su enorme verga, apenas pude meterme la cabeza, la boca me dolió pero era más el deseo, el morbo, de ser la puta de esos 7 hombres. Todos se juntaron y se las comencé a chupar, todo por afuera, apenas me metía la punta.

P –Que vergotas, saben muy rico.

E2 –Chupa puta, enséñanos lo que sabes hacer.

Yo no dejaba de pasar mi lengua por sus vergas, también me las pasaba por la cara, el enano 2 me hizo ponerme en cuatro, y me la metió, el dolor fue enorme, varias lagrimas salieron de mis ojos, pero también sentí placer, el me nalgueó muy duro, me gritaba que era su puta, yo no aguantaba tanto placer y me vine. Así pasaron los otros 6 enanos, cada uno me hizo acabar, ninguno de ellos se vino.

Cuando me termino de coger el último mis piernas me temblaban por completo, me recosté en la cama.

E1 –Aún te vamos a coger puta.

P –Si cójanme ya estoy muy cansada pero amo sus vergas.

El enano 1 se acostó me hizo subirme en el sentí como su verga trataba de entrar toda, pero ya no se podía más, el enano 7 sacó una botella con un líquido rosa, me lo unto en el ano, me metió dos dedos, me metió gran parte de su verga, no sentí dolor solo un gran placer, no sé qué era ese líquido pero me ayudó a recibir la enorme verga de ese hombre en mi ano. Los dos comenzaron a moverse y me hicieron llegar a otro orgasmo.

P –Sííííííííííííííííííííííííí denme verga, llénenme con sus pitotes.

Los siete enanos me cogieron por atrás y por delante, perdí la cuenta de los orgasmos que me hicieron tener, ellos no se venían.

P -¿Qué ustedes nunca eyaculan?

E3 –Sí pero es de una forma especial.

Me llevaron al baño, había una tina, me hicieron entrar en ella. Ellos la rodearon, comenzaron a masturbarse, y eyacularon, de sus vergas salían litros de semen, caía por todas partes de mi cuerpo, dejaron de eyacular cuando la tina se llenó. Ellos salieron del baño, yo me quede y me relaje en ese baño de semen.

Salí del baño toda pegostiosa, los enanos me veían, yo les sonreí, me pidieron que les prepara la cena, les dije que estaba muy cansada que quería dormir. Uno de los enanos sacó una botella con un líquido azul, me dio unas gotas. Al tomarlas parecía que hubiera dormido dos días, me sentía muy bien, les hice la cena. Cuando acabaron, les pedí que me cogieran otra vez.

Durante toda la noche me cogieron, esta vez sí acababan dentro de mí, en la cama había un enorme charco de semen, mi culo, mi concha y mi boca se sentían muy calientes pues su leche estaba saliendo muy caliente. Nos dormimos, los 7 y yo en una sola cama, una limpia.

Al amanecer ellos ya estaban chupando mis senos cuando me desperté. Uno de ellos me abrió de piernas y me la metió en la concha.

P –Que vergota, dame duro.

Él me la metía muy duro, parecía que me iba a romper, pero era muy rico. Me la sacó y se vino sobre mí, los otros seis hicieron lo mismo. Era maravilloso estar en esa cabaña del bosque con esos 7 enanos. Uno de ellos me dijo que era hora de que me fuera.

P –No por favor, quiero quedarme aquí, ser su puta siempre.

E5 –Está bien pero harás un juramento, levanta la mano derecha y lee esto.

P –Prometo ser una puta fiel de los 7 enanos, solo a ellos les daré las nalgas, mi boca mamará sus vergas cada que ellos quieran, mi vagina recibirá solo sus vergas y las de nadie más. Limpiaré la casa, no andaré de puta con los animales del bosque.

Todos me felicitaron, bese a cada uno de los enanos, un beso largo, donde nuestras lenguas jugaban. Después se pusieron en fila y cada uno me iba nalgueando, yo era la puta más feliz del mundo. Todo ese día me estuvieron cogiendo y cada vez quiero más.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© TIACALIENTEPAM1

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (0)
\"Ver  Perfil y más Relatos de TIACALIENTEPAM1
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)