Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.756 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.454.195 Miembros | 19.504 Autores | 99.463 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » SEXO CON MADURAS » EXCURSIÓN DE FIN DE ESTUDIOS DE CON MIS ALUMNOS 2
[ +

ZONA SEXO

CONTACTOS

CAMS TODORELATOS
Fecha: 17-Jun-17 « Anterior | Siguiente » en Sexo con maduras

Excursión de fin de estudios de con mis alumnos 2

cornoturga
Accesos: 23.719
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 66 min. ]
 -   + 
Esperanza es visitada por el director del colegio en su habitación para ver si la pa-sa algo, pues ha oído ruidos extraños en ella. Ella le dice que no y tras una esce-na en la que disimuladamente se exhibe ante él, consigue que el director la permi-ta no asistir a la excursión programada para el día siguiente. Esperanza aprovecha para llevar a analizar el combinado que la han dado a beber la noche anterior sus alumnos. Cuando regresan de la excursión, ella sube a la habitación de ellos para asegurarse, amenazándoles con decir que la han drogado, que ellos no digan na-da de lo que ha ocurrido la noche anterior entre ella y los chavales. Pero los chi-cos la chantajean también enseñándola los videos que han sacado. Llegan a un acuerdo para que ninguna de las dos partes denuncie a la otra. Los chicos co-mienzan a tocarla y a excitarla y cuando más calientes están todos, Ignacio lo corta quedándolos a todos con las ganas y excitados. Ya Esperanza en su habitación recibe la visita de Ignacio y tras echarle la bronca por haber cortado antes y ha-berlos dejados con las ganas, tienen una sesión de sexo que la profesora ni el alumno esperaban. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Como recordarán por el relato anterior, cuatro de mis alumnos me drogan (y yo me dejo que lo hagan) para ser poseída por ellos y terminaba cuando Emilio tras follarme ya en mi habitación y traerme mi vaso con lo que me queda del combinado que me habían preparado para drogarme y calentarme, me deja sola en la habitación, aun excitada y con mi promesa de no salir esa noche de ella. Y ahora sigamos con el relato:

Tras marcharse Emilio y quedarme sola en la habitación, estaba bastante agotada de la movida que había tenido toda la noche con mis cuatro alumnos. Los efectos del combinado parecía que ya se estaban pasando. Tras cerrar la puerta al despedí a Emilio, miré la habitación y la cama y se encontraba un poco desordenada, así que pensé que aunque no la ordenara del todo por lo menos debía recoger todo lo que había por el suelo y colocar un poco los muebles. Me puse hacerlo y como no podía por el peso mover algunos de ellos los arrastre hasta que conseguir quitarlos del medio, haciendo un poco de ruido. Cuando acabe de hacerlo habían pasado al menos cinco minutos desde que mi alumno abandonó la habitación y la verdad es que me sentía ya más normal, el efecto del combinado que me habían dado  había pasado o estaba ya a punto de acabar. Después de toda la noche follando tenía todo mi cuerpo con restos de semen y fluidos y me escurría por mis piernas restos de la última corredura de Emilio, de modo que decidí darme una ducha y después acostarme. Cuando me dirigía hacía el cuarto de baño llamaron a la puerta, miré por la mirilla y sorpresa, era Miguel el director, busque algo que ponerme rápidamente por encima para tapar mi desnudez y no encontré nada mejor que una camisola larga que me llegaba hasta un poco por encima de mis muslos y me la abotone dos o tres de los botones de la misma y preguntando:

“Si ¿quién es?”

El director me contestó:

“Soy yo Miguel, ¿te encuentras bien?”

Yo le dije:

“Si, si estoy bien, pero espera te abro”

Me dirigí hacía la puerta y abriéndola, le dije:

“Entra, es muy tarde y no vaya a ser que alguien te vea en la puerta de mi habitación a esta hora y piense lo que no es”

Cuando pasó dentro y cerré le seguí diciendo:

“¿Qué pasa, quieres decirme algo para lo de mañana?”

Y él me contesta:

“No, no Esperanza, es que he bajado a dar un paseo y cuando he pasado por delante de tú habitación (su habitación estaba en el piso encima del mío) he oído como gritos y como si estuvieran moviendo muebles o algo y he pensado que haber si te estaban haciendo algo o si te encontrabas mal y me he asustado, por eso he llamado”

Yo le digo:

“No, gracias, he tenido un sueño y debo de haber gritado y después al despertarme he estado moviendo esos sillones que estaban por el medio, que deben de ser los ruidos de arrastre que has oído”

Según digo esto me doy cuenta que mi director no aparta su vista de mí. Me miró disimuladamente y veo que por la parte de arriba de la camisa se me ven prácticamente todos mis pechos, probablemente desde su posición pueda haberme visto incluso parte de mis aureolas, aunque no creo que llegue a ver mis pezones. Por la parte de abajo, al estar con las piernas un poco separadas, por la apertura de la camisa desde el último botón que tengo cerrado hasta la punta de la misma se me ve perfectamente mi coño, pues con las prisas no me he puesto nada debajo y seguro que también habrá podido ver los hilillos de semen y flujo que me corren por las piernas. Tras acabar de decirle yo esto , él se queda un momento callado, seguramente por estar distraído mirándome , no creyéndose estar viendo lo que en ese momento yo le enseño sin querer de mi anatomía la cual ha deseado y desea desde hace tantos años, pero al final me dice:

“Debe de haber sido eso, entonces si no necesitas nada y estas bien, me voy pues mañana hay que madrugar”

Pero yo antes de que se marche le digo:

“Miguel, la verdad es que no me encuentro muy bien, no sé si es por los trastornos que tengo del periodo por mi edad, pero llevo todo el día echando mucho flujo por mi sexo. Aparte de eso me encuentro cansada y con ganas de devolver, si no te importa y si tú puedes hacerte cargo de los dos grupos, preferiría mañana no ir a ver el castillo y quedarme aquí descansando en Orleans (le miento, pues quiero aprovechar el día siguiente para llevar analizar la muestra que he cogido del combinado que me dieron mis alumnos y además descansar de la noche tan ajetreada que he tenido).”

Ha todo esto me  he ido acercando a él y me he puesto casi pegada a su cuerpo y sé que en esa posición ha podido ver perfectamente por mi escote todo mi cuerpo desnudo y habrá sentido y apreciado mi olor a sudor y a sexo que desprendo.

Él un poco cohibido y nervioso, me dice:

“Si, si no te preocupes Esperanza, quédate descansando yo me haré cargo de los chicos, no creo que tenga problemas con ellos”.

Yo entonces hago con que me mareo y extiendo mis brazos con que para agarrarme a su cuello y me dejo caer sobre él como si me desmallara. Al apoyar mis brazos y parte de mi cuerpo sobre el suyo uno de mis pechos se sale de la camisa y esta se sube un palmo quedando todo mi sexo al aire (yo sigo como si estuviera inconsciente) entonces él me empieza a llamar y yo sigo como si no le oyera. Entonces me coge pasándome su brazo por debajo de mi culo desnudo y me lleva en brazos hasta mi cama, donde me deposita, comienza a darme palmadas en mi cara y a llamarme:

“Esperanza, Esperanza, espabila, espabila, Esperanza….”

Yo sigo simulando con que estoy desmayada y no le oigo. Él de nuevo me vuelve a llamar y yo actuó como la otra vez, siguiendo como si estuviera desmayada sin conocimiento. Él entonces convencido de que he perdido el conocimiento, lleva su mano derecha  a la parte interior de mi muslo derecho y me le toca ascendiendo hasta que llega con su mano a la mata de pelo de mi coño, la cual está totalmente empapada y mojada. La deja depositada un tiempo con su palma abierta tocándome todo mi sexo, para luego volver a llamarme:

“Esperanza, Esperanza ¿estás bien?”

Yo sigo sin contestarle esperando a que hará ahora, si se atreverá a seguir tocándome aprovechando que “estoy inconsciente”  o tratará de reanimarme. Entonces él se atreve a meter dos de sus dedos dentro de mi coño y a tocar con el pulgar de esa mano mi clítoris, eso me produce un escalofrío de placer y no puedo reprimir soltar un suspiro de placer:

“Ummmnnn, aaaahhhhhh”

Él se asusta y rápidamente saca sus dedos de mi coñito y retira su mano de mi sexo y comienza a darme palmaditas en la cara, notando yo como los dos dedos que ha tenido dentro de mi coño y la mano que ha tocado mi sexo, me moja mi cara. Yo hago con que reacciono y en uno de los movimientos disimuladamente logro que los botones que aún permanecen abrochados de mi camisa se desprendan quedando ahora completamente abierta la camisa y dejando a la vista de él todo mi cuerpo desnudo. Abro los ojos y simulando estar aún medio dormida, me abrazo a él pegando mis pechos a su cuerpo y le digo:

“Si, si, donde estoy, que me ha pasado, donde estoy…..”

Miguel nervioso, me agarra por mi espalda llegando con una de sus manos, la punta de sus dedos, a tocar unas de mis grandes tetas, me contesta:

“Tranquila, tranquila, estábamos hablando y te has desmayado y has perdido por unos segundos el conocimiento”

Yo entonces sin soltarme de él, le digo:

“Perdona, Miguel  que te haya ocasionado tantos problemas y que te encuentres en esta situación. Se me ve todo mi cuerpo, perdona déjame que me cubra, que vergüenza desnuda delante de ti, por favor, por favor perdona, ha sido sin querer, perdona”

Él muy nervioso me dice:

“No te preocupes, ha sido todo una serie de circunstancia, que sin querer han producido esta situación en la que nos encontramos.”

Yo sigo diciéndole:

“Si, la verdad es que sí, pero me da tanta vergüenza que tú me hayas visto  desnuda, y más ……”

Me quedo callada un rato para luego continuar diciéndole:

 “Sabiendo los sentimientos que hace unos años tenías hacía mí, estoy avergonzada de mostrarme así ante ti, perdona, perdona…. No sé si mañana voy a poder mirarte a la cara, pues cuando lo haga pensaré que cuando me miras me ves desnuda y me dará mucha vergüenza y corte. Por favor ahora déjame descansar y perdona por este mal trago que te estoy haciendo pasar”

Yo disimuladamente miro hacía su entrepierna y me doy cuenta que esta excitado, pues se le nota un buen bulto bajo el pantalón dibujando toda su polla. Yo me rio para mis adentros y sé que mi compañero en esos momento desearía hacer algo más conmigo, pero no es el momento. Además quiero hacerme de rogar aún más con él y hacerle sufrir un poco para que así aumente su deseo hacía mí. Quiero que poco a poco vuelva a resurgir su deseo hacía mí, por si a lo largo de estos años se ha enfriado o ha olvidado y creo que con el numerito de mi mareo y la exhibición de mi cuerpo lo he logrado y que vuelva a tener ganas de estar conmigo. Yo seguiré dándole de vez en cuando una de cal y otra de arena, para mantener latente su deseo hacía mí.

Él me suelta y dándose la vuelta se dirige hacia la puerta y al salir me dice:

“Descansa, y tranquila que no pasa nada, mañana quédate como te he dicho aquí descansando que yo me hago cargo de los chicos tuyos”

Yo cuando se marcha y cierra la puerta no puedo por menos que echar una carcajada procurando que no se oiga, para no hacerle sentir mal. El jueguecito que he tenido con mi director, me ha calentado y no soy capaz de evitar el masturbarme. Tras correrme de nuevo, me da pereza ducharme y decido quedarme en la cama y dormir.

A la mañana siguiente cuando me desperté eran las 10, había dormido de un tirón y no me había enterado ni siquiera de cuando los chicos y mi compañero Miguel marcharon para la visita al Castillo de Chambord . Me levanté, sentía molestias en mi coño y culo y los pechos me dolían un poco, me puse delante del espejo, que tenía en el armario de la habitación, y pude ver varias marcas en mis pechos, me lleve mis manos a ellos y me los acaricie y levantándolos hacia arriba examine a ver si tenía más marcas. Luego con mis manos separé los pelos de mi coño y me miré mi sexo, estaba un poco hinchado y enrojecido como consecuencia de la batalla que libre ayer con mis alumnos. Me di la vuelta y separando los cachetes de mi culo con mis dos manos abrí la raja de mi culo y aprecié que mi agujerito negro estaba también irritado, me dirigí al cuarto de baño y metiéndome bajo la ducha deje caer el agua templada sobre mi cuerpo. Me enjabone bien todo él y así estuve bajo el agua al menos 5 minutos, que me vinieron de maravilla , para relajarme. Cuando acabe, saque de mi maleta un tubito de crema especial que siempre llevo para la irritación, no solo vaginal y anal sino que vale para todo tipo de irritación y cogiendo un poquito con mis dedos me lo aplique a lo largo de todos mis labios vaginales e introduciendo dentro de mi vagina dos dedos también me di por la zona interior que notaba irritada, lo mismo hice con mi culito. Tras esto me vestí y cogiendo el frasco donde había depositado un poco del combinado que me dieron la noche anterior mis alumnos me fui a la calle. Desayuné en una cafetería que hay en la plaza donde se encuentra el monumento de Juan de Arcos y después me dirigí a una farmacia para ver si me podían analizar la composición del combinado, les dije que me corría prisa y me dijeron que para las tres de la tarde podrían darme los resultados.

Maté la mañana paseando y viendo monumentos,  y entré también a curiosear un poco a la “Galeries Lafayette” donde me compre un conjunto bastante sexi de sujetador y braguitas transparentes con encajes de color salmón clarito.

A las doce y medía me dirigí a un restaurante, donde había reservado mesa, y donde degusté una exquisita comida francesa. Tras comer y tomar café di un paseo por el centro, haciendo tiempo y a eso de las tres de la tarde me dirigí a recoger los resultados del análisis del líquido del combinado que mis alumnos me habían dado a beber la noche anterior. Me entregaron un sobre cerrado y el recipiente con el líquido que había sobrado de hacer la prueba. Impaciente me dirigía al hotel para ver el resultado y descansar, con el fin de que cuando llegaran de la excursión del castillo, el director me viera que estaba en la habitación descansando.

Cuando llegue a la habitación me puse cómoda, quedando solamente con mi ropa interior. Me tumbé en la cama abrí el sobre y leí los resultados. Como me imaginaba me habían dado un combinado realizado con una mezcla de pastillas afrodisiacas cuyo componente principal eran hierbas naturales y cortezas de un árbol y plantas que se dan en República Dominicana, con lo que consiguieron que estuviera excitada , yo diría muy excitada durante al menos 5 horas si no llegaron a ser 6. Esto lo mezclaron con un líquido (una droga) que anula la voluntad y la personalidad de quién lo ingiere quedando a la completa voluntad de mis alumnos, para que pareciera un combinado lo añadieron agua hasta completar un litro y le echaron una cucharada de granadina, para darla un color rosado. Me reí para mis adentros, pues aunque sí perdí mi voluntad y personalidad y estuve completamente entregada a ellos en todo lo que quisieron hacerme y a pesar de mi excitación, yo fui consciente, desde el primer trago que probé, en todo momento que lo que me estaban dando era una droga y un afrodisiaco y sabía perfectamente el fin que tenía que lo tomara y deseaba ser poseída por mis cuatro alumnos. Pero ahora tenía que asustarlos y hacerlos callar para que no se fueran de la lengua y se lo contaran a sus compañeros.

A eso de las 5 de la tarde llegaron todos de la excursión al castillo. Nada más llegar Miguel, el director, llamó a la puerta a la vez que pronunciaba mi nombre. Yo entonces, le contesté:

“Espera un momento, estaba en la cama descansando, espera ahora te abro.”

Guarde el sobre con los resultados del análisis del combinado en el cajón de la mesilla de noche y dirigiéndome al armario descolgué la misma camisola que me había puesto la noche anterior, cuando el director estuvo en mi habitación, y me quedé también los 4 botones de arriba y los dos de abajo sin abrochar, de tal forma que se pudieran ver bien, la mayoría de mis grandes pechos encerrados bajo el sujetador transparente de color salmón que me había comprado esa mañana. Por la parte de abajo se me veían, a cualquier movimiento que hiciera, mis bragas del mismo conjunto, dejando a propósito que se me salieran por los lados de ella parte de mi gran mata de pelo que en esos momentos tenía alrededor de mi coño. Fui a la puerta y le abrí diciéndole:

“Pasa, perdona que te haya hecho esperar, pero es que estaba en ropa interior tumbada en la cama y me he tenido que tapar un poco con esta camisola, espero que ahora no me pase lo de anoche”

Él sin aparta sus ojos de mi cuerpo, me di la vuelta con que para cerrar la puerta, con el fin de que él pudiera verme también por mi parte de atrás y pudiera observar el comienzo de mi culito para ponerle un poquito caliente. La verdad es que insinuaba, quería enseñar, pero en realizar no enseñaba nada aunque si invitaba a imaginárselo. Él entonces me dijo:

“¿Qué cómo te encuentras, estas mejor, se te ha pasado el malestar?”

Yo sentándome en la cama y separando un poquito mis piernas pero no demasiado, de tal forma que pudiera ver el interior de mis muslo y la unión de mis piernas con mis bragas y así poder mostrarle como por descuido o como si no me diera cuenta los pelos de mi coñito saliéndose por los laterales de mis bragas, le contesté:

“Estoy mejor, gracias, ya todo pasó, no sé qué me pudo ocurrir. Y tú has tenido mucho problema con los chicos”

Él dirigiendo su mirada justo a mi entrepierna me contesta:

“No, son buenos chicos, se han portado bien y todos se han preocupado de ti. Sobre todo tus cuatro compañeros de paseo de ayer, que todo hay que decirlo, también son los que me han dado un poco más de guerra, como siempre, ya sabemos que son un poquito gamberretes, pero en el fondo son también buenos chicos.”

Yo le digo:

“No te preocupes hablare luego con ellos, y así aprovecho y les digo algo que se me olvido comentarles anoche”.

A la vez que le digo esto paso una de mis manos por encima de mis pechos metiéndomela entre la copa del sujetador y mi pecho, como si me le estuviera colocando, detalle del que él no pierde su atención. Le miro a su entrepierna y me doy cuenta que se le está produciendo por segundos un gran bulto bajo su pantalón. Quiero hacerle sufrir un poco más y empiezo a jugar abriendo y cerrando mis piernas a la vez que le pregunto por sorpresa:

“Miguel, perdona por el espectáculo que te di anoche al mostrarme sin querer desnuda delante de ti, he estado toda la mañana pensando en ello y he recordado los tiempos en que llegaste al instituto y me comenzaste a tirarme los trastes (aun sabiendo que estaba casada), estoy segura que ahora ya no me ves ni me deseas como entonces, fíjate lo que ha hecho el pase de los años en mi cuerpo – Me pongo de pie  acercándome a él y me recorro con mis manos todo mi cuerpo, siguiéndole diciendo- o todavía te gusto, porque ……?”

Cuando digo esto le miró hacía su entrepierna y muy finamente le hago una indicación con mi mano, me acerco más a él, pegando  mi cuerpo al suyo y quedando mi boca cerca de la suya. El entonces acerca su boca para darme un beso en mis labios y cuando está a menos de un centímetro de llegar a ello, me separo y vuelvo a sentarme en la cama, esta vez abierta de piernas sin disimular nada y le digo:

“Dime, la verdad, ¿Cómo me ves? ¿Te gusta lo que ves?, ¿anoche cuando me tuviste desnuda ante ti te excite, me deseates?”

Él acercándose a mí y sentándose en la cama a mi lado, me dice:

“Estas preciosa Esperanza, y los años en vez de estropear tu cuerpo le han formado y hecho más bello y excitante. Te voy a ser sincero, si me excite ayer cuando te vi desnuda y cuando te deje en la habitación no tuve más remedio que al llegar a mi habitación que masturbarme pensando en ti, perdona si he sido sincero y atrevido, pero me has preguntado y te he contestado”.

Yo le digo con una voz melosa, acercándome a él:

“¿Y ahora también estas excitado? , ¿me deseas?”

Él envalentonándose me dice:

“Si me tienes muy excitado y te deseo”

Yo entonces llevo mi mano al bulto que forma su pantalón y se le acaricio a la vez que dándole un beso cerca de la comisura de sus labios le digo:

“Ya lo veo y lo noto. Igual que tú me has sido sincera, te diré que yo anoche al marcharte también estaba muy excitada y también tuve que masturbarte pensando en ti. Pero Miguel, no podemos ni debemos desearnos, esto no puede ser, pues los dos estamos casados y no debemos, además si sucediera algo entre nosotros y se corriera o enterasen de ello los alumnos, los compañeros y los padres de nuestros alumnos, sería un escándalo que pagaríamos los dos muy caro. Será mejor que sigamos como estamos, siendo buenos amigos, aunque en estos momentos daría cualquier cosa por poder gozar entre tus brazos (mentía para ponerle aún más caliente y excitado), pero ya somos adultos y debemos saber vencer a esta tentación”

Él hace amago de seguir insistiendo, pero yo le retiro despacio con mis manos, entonces me dice:

“Tienes razón, será mejor que me marche, pues si seguimos aquí, no seremos capaz de seguir rechazándonos”

Se aparta de mí y se dirige hacia la puerta y antes de que la abra, le digo:

“Es lo mejor, nos vemos en la cena, gracias por todo y por preocuparte por mí, Miguel”

Deje pasar como veinte minutos, me vestí decentemente y baje a recepción para que me hicieran una fotocopia del informe del laboratorio sobre la sustancia que mis alumnos me habían dado en el combinado. Volví a subir a mi habitación y deposite el original en mi maleta en un sitio seguro que aunque rebuscaran no pudieran encontrarlo. Marqué el número de la habitación de Ignacio y  le dije que dentro de dos minutos iba a subir a su habitación y que quería que estuvieran los cuatro pues quería hablar con ellos. Esperé cinco minutos (para darles tiempo a estar en la habitación a Luis y a Ramón, pues Emilio  era el compañero de habitación de Ignacio y cuando hable con él le oí decir algo , por lo que sabía que se encontraba  con su compañero) y me dirigí a la habitación de Ignacio y Emilio, llame y tras esperar unos segundos me abrieron y me hicieron pasar dentro, donde ya se encontraban los cuatro, diciéndome Ignacio:

“Pasé, pase profe, como se encuentra, ya nos ha dicho el director que no ha podido acompañarnos a visitar el castillo por encontrarse indispuesta, se ve que los combinados de anoche la debieron de sentar mal, ja, ja,ja,….nosotros también estábamos los cuatro esta mañana un poco resacosos, pero al ser alumnos no tenemos la suerte de usted de poder quedarse descansando en la cama, ¿Por qué es lo que ha hecho, no?”

Yo paso y le mirón como si estuviera enfadada y les digo:

“Bien sabéis porque no he ido esta mañana con vosotros a la excursión, pues os pasasteis un montón al drogarme, con lo que me echasteis en el combinado, para abusar y aprovecharos de mi”

Ellos bajan la cabeza mirando hacía el suelo y permanecen un rato callado, entonces yo al ver que no contestan les digo:

“No quiero perjudicaros y espero que no me hayáis dejado preñada, ya que me follasteis los cuatro sin preservativos y estoy en los días fértiles y más tras mi tratamiento de fecundidad. Pues  mi marido quiere que después de todos estos años volvamos a tener otro hijo y como ya soy mayor y tenía trastornos con el periodo, decidimos someterme a un tratamiento de fertilidad y según mi ginecólogo, de nuevo estoy en condiciones de poder quedar preñada. Yo estoy dispuesta a no decir nada ni a denunciaros, e incluso si me habéis preñado no os haré responsables y le diré a mi marido que es suyo. Pero necesito vuestra palabra y compromiso que lo que ha pasado anoche en esta habitación entre vosotros cuatro y yo no lo diréis bajo ningún concepto a nadie: Caso que lo hicierais o me entere que alguien lo sabe o que se lo habéis contado alguna persona, os denunciaré diciendo que me forzasteis bajo los efectos de la droga que me suministrasteis en el combinado como lo demuestra este certificado del análisis de la sustancia que me disteis  y que esta mañana me han analizado en un laboratorio. Y para que veáis que es verdad aquí os dejo una copia de los resultados de ese  análisis, el original le tengo guardado a buen recaudo “

Se lo doy a Ignacio, el cual lo mira y se lo pasa a los otros a la vez que se acerca a mí y con todo su descaro, me coge por la solapa de mi blusa acercándome a él hasta que mis pechos tocan su cuerpo. Luego desabrochando los botones de mi camisa, hasta mi cintura, mete una mano en una de las copas de mi sujetador y me soba una de mis tetas a su placer para luego sacarla de la cazoleta del sujetador y dejándola al aire, enciende su móvil y me muestra un video en el que me veo desnudo y siendo poseída por Emilio, y a la vez me dice:

“Esperanza, nosotros somos unos caballeros y no tenemos pensado decir nada de lo que ha ocurrido. Y como estás viendo en este video, no creo que estés en condiciones de amenazarnos con denunciarnos, pues en él dices tú misma que nos deseas y que te follemos. A parte de este video que yo tengo en mi móvil, cada uno de nosotros te grabamos en nuestros móviles  y tenemos toda la sesión de anoche grabada y en ningún momento te hemos forzado hacer algo que tú no hayas querido o nos hayas pedido y tampoco se nos ve que en la bebida te hayamos echado nada para drogarte y excitarte. De modo que si alguna vez nos denunciaras por abusar de ti, forzarte o drogarte nosotros podremos demostrar con los videos que es mentira e incluso decir y demostrar que has sido tú la que nos has seducido y pedido que lo hiciéramos”

Yo me quedo callada y cortada a la vez que sorprendida por la explicación que acaba de darme mi alumno y comprendo que realmente tiene razón y que como mucho seria mi palabra contra  lo que demuestra el video. Los chicos al ver mi cara y mi silencio se sonríen y me miran como preguntando o esperando mi respuesta. Entonces de nuevo Ignacio metiendo su mano en mi otra teta, que aún está metida dentro del sujetador me la sobetea y me la saca de la prenda dejando de esta forma mis grandes pechos desnudo a la vista de él y sus compañeros y me dice:

“Pero no te preocupes, te prometemos que si eres buena y cumples con lo que te pidamos, nunca nadie sabrá lo que anoche pasó en esta habitación ni de lo que pueda pasar entre nosotros cinco a partir de ahora, eso sí tienes que ser buena y hacernos algunos favores y cosas que te vamos a pedir a cambio”

Yo me doy cuenta que estoy en sus manos y no me queda más remedio  que ceder en lo que me pidan, aunque procuraré pactar esas condiciones con ellos y les digo:

“Está bien, veo que también vosotros tomasteis vuestras precauciones para cubriros vuestras espalda anoche y que con ellas hemos llegado a un equilibrio de poder entre ambas partes. Lo que está claro es que no nos conviene a ninguna de las partes que esto salga y se sepa fuera de nosotros cinco, por las consecuencias que ellos nos pueden acarrear a todos. ¿Qué es lo que queréis proponerme?”

Ellos se apartaron un poco de mí y por lo bajo estuvieron hablando. Tras cinco minutos de nuevo Ignacio se acercó a mí y sacando de mi falda la camisa desabrocha los dos botones que estaban aún sin desabrochar dejándome la camisa completamente abierta. Después deslizando la prenda por mis hombros la hace caer al suelo quedándome prácticamente desnuda de medio cuerpo para arriba, pues las tetas seguían fuera de las cazoletas del sujetador. Y me dice:

“Estas son nuestras condiciones: Tú no nos denunciaras y nosotros tampoco diremos nada de lo que ha pasado. A cambio por tu parte, tendremos mientras dure la excursión a diario encuentros contigo, como los de anoche y cuando estemos en España seguiremos teniendo contactos contigo unas veces en conjunto y otros individuales cuando creamos oportunos. Y esta tarde tras la cena, volverás a salir con nosotros por la ciudad y tendrás que ser amable como con nosotros con un amigo nuestro, al que tú ya conoces, es el chico español que trabaja en uno de los Pub donde estuvimos ayer, le prometimos que hoy le llevaríamos un regalo y ese regalo queremos que seas tú. Cuando….”

Le corte y le dije:

“¿Cómo dices? Que me habéis ofrecido ayer sin contar conmigo como un regalo para ese chico? De eso…”

Ignacio no me dejo seguir y me cortó diciéndome:

“Todavía no hemos terminado, aún queda más que te lo iba a decir cuando me has cortado. Lo del regalo es innegociable pues se lo prometimos al chaval y aparte cada vez que folles con nosotros, dado que tú marido y tú vais buscando tener un hijo, os ayudaremos follándote a pelo sin protección alguna”

Yo enfadada les digo:

“Me suponía que iríais por esos derroteros y ya me había hecho a la idea de que me pedirías repetir en alguna ocasión más lo de anoche con vosotros. Pero que me ofrecierais de regalo a alguien que no conozco de nada y sin contar conmigo, no me lo esperaba y no estoy por la labor. Referente a seguir entregándome a vosotros cuando estemos en España, os pongo la condición que no podremos hacerlo hasta que no finalice el curso y hayáis abandonado el instituto. Una vez que no tengáis ninguna relación con el colegió, si son esporádico y seguimos manteniendo el secreto, puedo aceptarlo y si lo hacemos será individual con cada uno y quizás en alguna ocasión lo haríamos en grupo. Lo de hacerlo sin protección, estos días no lo acepto, pues sino me habéis quedado anoche preñada será un milagro, y no quiero seguir corriendo ese riesgo. Aunque, si os soy sincera,  sí que me gustaría hacerlo sin preservativo pues gozo muchísimo más al sentir vuestro esperma caliente derramarse en el interior de mi vagina, pero es peligroso y no quiero seguir tentando a la suerte.”.

Ignacio entonces llevó su mano a los botones laterales de mi faldita y desabrochándolos la dejo caer al suelo dejándome en bragas y en medias ante todos los demás y agarrándome de la cintura acercó su boca a la mía y me comenzó a besar y morrear a la vez que con sus manos no paraba de sobarme mis grandes cantaros. Esto hizo que me comenzara a excitar el verme semidesnuda delante de mis alumnos y el morreo que el chico me daba, junto con la forma en que me estaba tratando, hacía que cada vez me sintiera más excitada. Cuando separó su boca de la mía me dijo sin soltarme ni dejar de sobar todo mi cuerpo:

“Profe, aceptamos lo de una vez en España no volver a estar contigo hasta que hayamos finalizado nuestra relación y dependencia con el colegio. Lo de hacerlo con preservativo no lo aceptamos, pues como tú misma acabas de decir va mucha diferencia de hacerlo con preservativo a hacerlo a pelo, pues sin   protección se goza mucho más. Además ¿Qué más te da si lo que quiere el cornudo de tu marido y tú es tener otro hijo, pues si te preñamos eso que llevas de adelanto, con decir a tu marido que es suyo tienes bastante. Referente a lo de ser el regalo de nuestro amigo es innegociable, y es más tendrás que complacerle en todo lo que te pida y quiera, si quieres podemos pactar durante cuánto tiempo, aunque nosotros pensamos que no debería ser menos de 3 o 4 horas. De modo que si no aceptas esa condición, aquí se rompe la baraja y tú veras las consecuencias que esto pueda tener”

Todos esos comentarios me estaban haciendo hervir la sangre. Cuatro niñatos de 17 y 18 años hablándome así, a mí su profesora. ¿Quién coño se creían que eran?. Pero me daba cuenta que hablaban en serio y encima la situación y su forma de proceder estaba haciendo que  la excitación me fuera aumentando. Notaba algo raro en mi interior,  seguramente por la morbosidad que sentía al ser chantajeada y tratada de esa forma por unos chavales que prácticamente eran unos críos, les dije:

“De acuerdo seré el regalo de vuestro amigo y aceptaré lo que quiera hacer conmigo y mi cuerpo durante como máximo dos horas. A cambio solo estaré una noche más con todos vosotros y el resto de los días que quedan os lo compensaré pasando una noche solo, en mi habitación,  con cada uno de vosotros, reservándome dos noches de las que quedan para que volvamos a España para mí. Y  para compensaros de esas dos noches que me guardo libres para mí acepto hacerlo sin protección.  Y a cambio vosotros me pasareis todos los videos que me habéis hecho y después me dejareis vuestros teléfonos para borrarlos, ¿De acuerdo?”

Todos rieron y al unísono contestaron:

“De acuerdo profe, pero los videos si quieres se los pasamos, pero de borrarlos nada, pues usted tampoco nos ha entregado el original del análisis “

Yo les contesto:

“Vale seguiremos manteniendo cada uno las pruebas que tenemos en nuestro poder, pero si me gustaría que me pasarais los videos, pues si os soy sincera me encantó lo que hicimos anoche y me gustaría tener ese recuerdo para verlos cuando lo desee”.

Entonces Ignacio dijo:

“Y ahora vamos a sellar el acuerdo de la mejor forma que se puede hacer: follándola”

Los otros tres se acercaron dónde estábamos Ignacio y yo y comenzaron a tocarme y sobarme y besarme por todo mi cuerpo y no habrían pasado ni un minuto, cuando reposaban en el suelo las pocas prendas que aún quedaban en mi cuerpo. Me cogieron entre los cuatro en volandas y me llevaron a la cama. Ramón se acercó a la puerta de la habitación y echó el pestillo de la misma para que no pudiera entrar nadie y nos cogieran infraganti. Se desnudaron los cuatro y se acercaron colocándose alrededor de la cama. Ahí estaban cuatro críos  alrededor de una cama, conmigo en el medio  con mis brazos bajo mi nuca, ofrecida  desnuda y despatarrada ofreciéndoles la mejor visión de mi cuerpo.

Luis y Emilio colocándose tumbados en la cama cada uno a un lado de mi cuerpo  e inclinando sus cabezas sobre mi cuerpo comenzaron  a degustar mis grandes cantaros en principio con sumo cuidado. Yo cerré los ojos mientras con mis manos les acariciaba sus cabezas, y sus caricias hacían que aumentara aún más mi calentura  haciéndome emitir mis primeros gemidos de placer realmente, y no pudiendo más les digo:

“Siiiiiiiii, cómerolosssss todossssssssss, los pezonesssssssssss, comerme los pezonesssssssss. – Ellos obedecían mis órdenes y fueron saboreando intensamente cada pecho, cada pezón, los chupaban y apretaban como si les fuera la vida en ello. Ramón, guiñándoles el ojo a sus compañeros se colocó entre mis piernas y comenzó a comerme mi coño, como él sabía hacerlo, haciéndome sentir muchísimo placer, yo al sentir la boca del chico en mi coño no pude por menos que sentir un inmenso placer y no pude reprimir otro suspiro:

“ Ohhhhhh, ohhhhh, siiiiiii, siiiiiii….”

 Entonces Ignacio le dijo:

“¡Venga Ramón cómele el coño a esa puta!

Los tres chicos se afanan en su trabajo y están a punto de hacerme subir a un grado máximo de placer y fuera de mí les digo:

“Cabrones que me estáis haciendo, me estáis matando de placeeeeerrrr seguiddddd seguidddd por favoooorrrrr…..”

Yo en esos momentos me encontraba  experimentando sensaciones contradictorias, por una parte estaba traicionando mi ética como profesora  dejándome manosear por unos chiquillos que eran mis alumnos. Por otra mi coño estaba palpitando, no paraba de manar líquidos, nunca había sentido algo así, tenía una tremenda calentura, pero eso no estaba bien. Siento como si me abandonan las fuerzas, no podía hacer nada para evitar excitarme de esa manera y esta vez era natural, pues no me habían dado a tomar ninguna sustancia.

Con el manejo que traían Luis y Emilio en mis pechos mis pezones estaban duros como escarpias, los chicos se habían cansado de chuparlos y habían empezado a mordisquearlos, yo respiraba agitadamente y mis entrepiernas estaban ya  encharcadas, hacía tiempo que no me encontraba como estaba en esos momentos, me estaban haciendo llegar a un grado de excitación brutal y les digo:

“Uhmmmmmmm uhmmmmmm, siiiiii, Diosssss, me gustaaaaaaaa, me gustaaaa, vais a conseguir que me exploten los pechos de los duro que los tengooooooo, siiiiiii siiiiiiii ….”.

Ramón me estaba realizando un buen lavado de bajos, era todo un experto a pesar de su corta edad en saber comer y hacer disfrutar a una mujer con su boca y lengua comiéndola su coñito. Su trabajo al poco tiempo comenzó a hacer su efecto, y me comenzaron a llegar convulsiones anunciando mi orgasmo que no tardó en llegar y comencé acorrerme abundantemente mis labios vaginales se abrían y cerraban solos y comencé a gemir de placer:

"¡Me corroooooooooooooo......!"

Grité repentinamente continuando dando gritos:

“Uuhmmmmmm, uhmmmmmm, siiiiiii, joderrrrrrr que gustooooo, siiiiii… uhmmmmmmm uhmmmmmm, siiiiii, diosssss, me gustaaaaaaaa, me corroooooooo……siiiiiiiiiiii”

 Un mar de líquido salió de mi interior. Parecía como si me estuviera meando de la cantidad de flujos que comencé a echar. Entonces Ramón separándose de mi coño dijo a sus compañeros:

"¡Mirad como se mea de gusto!"

Dijo Ramón con su cara empapada por los efluvios míos y continuó diciendo:

“Mirad, mirad como me ha puesto la cara la puta de la Profe con sus jugos, está echando por esa gruta tantos líquidos que parece un rio”.

Ese fue el momento que Ignacio, colocándose detrás sobre mi cabeza aprovechó para meterme su polla, que ya la tenía bien tiesa, en la garganta, me la metió de un golpe hasta los cojones. Agarro mi cabeza con las dos manos y empezó a follarme por la boca, haciendo que la punta de su herramienta me llegara hasta mi garganta. A mí, al tocar mi garganta me hizo tener unas nauseas como si fuera a vomitar pero no lo hice. Mi alumno comenzó a moverse a dentro y fuera como si me follara por mi coño, el empujaba con toda su alma, yo no podía hablar pero comencé a emitir ruidos guturales con mi boca totalmente ocupada por su polla:

““Ummm, siii, ummmm glooooo, glooooo ummmmmm “

El seguía empujando y llenando toda mi boca, golpeando una y otra vez mi garganta y de pronto comencé a notar en él espasmos, que me indicaron rápidamente que estaba cerca su orgasmo. No tardó mucho en correrse, empujo su polla todo lo que pudo obligándome a tragarme toda su corrida, a la vez que me gritaba:

“ Ohhhhh, ohhhh siiiiiiiiii como la comes putaaaaaaa, oh síiiiiiiii, tienes una boca que es una maravilla, ohhhhhh, ohhhhh, siiiiiii, siiiiiii, Profeeeee que biennnnnn la chupas, no paressssss, sigue ….me vas a hacer correrrrrr, siiiiiiiiii, siiiiiiiiiii, zorra, sigue, que me corroooo…..tomaaaaa todaaaaa mi lecheeeeeee….¿te gusta mi leche pedazo de puta? Siiiiiiiiii….. te gustaaaaaaa……..”

Yo muy excitada trato  de tragarme toda y al hacerlo le grito:

“Me voy a correr, vais a conseguir arrancarme otro orgasmooooooo, joderrr cabronazos, que caliente me habéis puesto y estoy deseando de tenerla dentro la quiero toda dentro, todaaaa…..siiiiiiiiiiiii”

Mientras decía esto Ramón se subió sobre mi vientre y colocó su polla, la más grande de todos ellos, entre mis dos grandes pechos y quitándoselos de sus bocas a sus compañeros Luis y Emilio, los agarro con sus dos manos y comenzó a masturbarse con ellos, yo le miraba con deseo y la imagen de su polla entre mis tetas me excitaba muchísimo. Yo sigo disfrutando como hace tiempo no lo hacía sin ser penetrada, me inclino hacía Luis y le empiezo a besar el cuello, las mejillas y pronto nuestras dos bocas están fuertemente unidas dándonos un gran morreo, el retorcía su lengua con fuerza y profundidad en mi boca y yo le correspondía. Una de sus manos comenzó a tocar todo mi muslo y pierna entreteniéndose y quedándose sobre mi sexo todo mojado, subiendo luego hasta mi clítoris y comenzando a masturbarme. Yo entonces baje una de mis manos y agarrando con ella su duro miembro comencé también a masturbarle. Entonces Emilio se colocó entre mis piernas obligándome abrirlas y comenzó a meterme  primero uno, luego dos y hasta cuatro dedos como si me follara con ellos, haciéndome al poco tiempo llegar a alcanza otro orgasmo. Los otros dos alumnos, que me estaba tocando en ese momento también les llegaron sus orgasmos. Ramón fue el primero en correrse, lanzo tres chorros, uno directo a uno de mis  ojos, otro a los labios y el último se quedó en mis tetas. Luis con el manejo de mi mano también comenzó a escupir su néctar sobre mi cuerpo saltando varios chorros de su caliente leche sobre mi costado y muslo. En ese momento solo se oían suspiros de placer de todos nosotros, menos de Ignacio que tras correrse en mí boca se había sentado en un sillón desde donde contemplaba toda la escena y Emilio que con sus dedos no paraba de darme placer y arrancarme orgasmos:

“Aaaahhhhhh siiiiii aaahhhhh que tetaaaasssss ooooohhhhh que placeeeerrr siiiiii que gustooooooo me da masturbarme con ellassssss aaaaaahhhhhh siiiiiii me corrrooooooooo……siiiiiiiiiii tomaaaaa…tomaaaa todooaaaaaa cabronaaaaa…….”

Yo les decía:

“Uuuuummmmm ooooooohhhhhh Emiliiiiioooooooooo  sigueeeee sigueeee metemeeee otrooooo maaaaassss siiiiiii…vas biennnnn, vas biennnnnn, ahora empiezo a notarrrrrrrr algoooooo, siiiiiiii, siiiiiii, joderrrrrrr no sé cómo lo haces pero megustaaaaaaa….. aaaahhhhhh me corrro de nuevoooooooo…..siiiiiiiiii…no se co,mo lo haceiisssss pero me volveiiiiissss locaaaaaaa de placeeeerrrrr…..aaaahhhhhh…..”

Emilio me contesta:

“Aasiiii asiiii es como te gustaaa te gusta que te metaaaa mis dedos en ese pedazo de coño que tieneeeessss, no voy a parar de follarte con ellos, hasta que te corras conmigooooo, siiiiii, putaaaaa, como te muevessssssss, como te muevesssssss……me estas poniendo mi mano perdida con la cantidad de líquidos que estas echando….”

Y Luis me decía, a la vez que yo no dejaba de menear su polla con mi mano:

Profeeeee Esperanzaaaaa, joderrrrrr putaaa joderrrrrrrr que gustazoooooo que pajaaaaaaaa diossssss, como la meneassssssss, dios te voy a llenar de lecheeeeeee, diosssssss, me corroooooooo…….”

Nuca había disfrutado tanto con un hombre sin haberme poseído con su polla por mi coño o culo, como en esta ocasión, con mis alumnos, estos cuatro chavales, casi unos niños. Y estaba deseando que siguieran y comenzaran a follarme como habían hecho la noche anterior. .

Entonces tras corrernos todos se echaron sobre mi cuerpo desnudo  Ramón, Luis y Emilio, yo les dejaba descansar con la idea de que cuando se recuperaran continuásemos, pero pasado dos o tres minuto Ignacio se levantó de donde estaba sentado y dirigiéndose a todos nos dijo:

“Bueno, por ahora ya está bien, no podemos seguir pues si lo hacemos ahora , esta noche no podremos ni con los pantalones, ya nos hemos aliviado un poco las ganas todos con nuestra puta Profe y ella con nosotros. Ella tiene que estar fresca para complacer primero a nuestro amigo y después cuando regresemos otra vez a nosotros como hizo ayer”

Yo entonces, enfadada, aparto a los chicos que están sobre mi cuerpo y le digo:

“No, eso no podéis hacerme, yo necesito ahora que sigáis, necesito que me folléis. Con vuestras caricias y toqueteos me habéis calentado tanto que no puedo aguantar más necesito vuestras pollas dentro de mí, por favor no puedo esperar a esta noche…..”

Ignacio haciendo que se levanten sus compañeros, les dice:

“Venga vosotros vestiros e iros a duchar para bajar a las 7,30 a cenar, ya sabéis que ahora no es la hora de continuar. Y tú Esperanza, vístete y ves también a tu habitación a ducharte y prepárate como una profesora responsable y decente para bajar a cenar para que nadie sospeche nada. Y no te preocupes que esta noche vas a tener más pollas dentro que las que te  imaginas y con la cantidad de semen que van a echarte dentro de ese pedazo de coñazo de puta que tienes, será difícil que te libres de quedar preñada.”

Yo viendo que habla en serio y que sus compañeros le hacen caso y que no tienen intención de continuar, me levanto de la cama, recojo mis ropas y me visto y dando un portazo cierro la puerta y me dirijo a mi habitación.  Entré en ella y no pude por menos que meterme mi mano bajo mi falda y entrarla entre mis bragas y comenzar a acariciarme mi clítoris, quería correrme y aparte de querer lo necesitaba, estos cuatro chicos me habían puesto a cien y me habían dejado a medías cuando más caliente estaba. Cuando llevaba ni un minuto acariciándome, llamaron a la puerta a la vez que decían:

“Profe, puede abrirme, soy Ignacio”

Me saque la mano de mi coño, me baje la falda y me dirigí a la puerta abrirle. Al hacerlo pude ver ante mí a Ignacio sonriendo, entró en la habitación y cerró la puerta tras él. Mi respiración era agitada, sin darle tiempo a nada, plaf , le doy una tremenda bofetada en su cara, a la vez que le digo:

 “Que quieres? ¿Voy a ducharme como me has dicho. Lo que me has hecho ahí arriba no se puede hacer, estaba y sigo muy excitada, necesitaba que me penetrarais para calmarme. Si no tenías pensado hacerlo, no me hubierais excitado y puesto en ese estado de excitación, simplemente me hubierais propuesto lo que deseabais de mí y ya está. Pero hacerme eso es abusar de mí y maltratarme psicológicamente, eres un cabrón Ignacio al cortarlo, porque tus compañeros sí que hubieran deseado continuar, lo he podido ver en sus caras  y yo lo necesitaba. Cuando has llamado a la puerta me has cogido masturbándome para ver si conseguía correrme y de esa forma poder cortar mi calentura. Bueno ya te he dicho lo que me había quedado con ganas de decirte antes en tú habitación y ahora dime que quieres ¿ha que has venido?”

Él tocándose la cara donde yo le había dado la bofetada y  llevándose la otra mano al bulto que se le ve bajo su pantalón, me contesta:

“Mire, mire como estoy yo también, se ha precipitado al darme la bofetada. He dicho eso y he hecho que todos se fueran porque solo estaba deseando estar a solas con usted, quería gozarla y hacerla gozar y más viendo como estaba de excitada. Esperanza, he estado enamorado de usted desde el primer día que me dio clase, desde entonces la he deseado y me he masturbado infinidad de veces pensando ,en mis fantasías, que estaba con usted amándola y haciendo el amor en su cama. Me conformaba con eso, con soñar, pues sabía o al menos pensaba que sería imposible que alguna vez pasara lo que ocurrió anoche. Ante mis compañeros me hago el fuerte y el duro y si la trato así ante ellos es para que me respeten. Pero bien sabe Dios que  lo único que deseo es amarla y si pudiera mi máximo deseo, en estos momentos, sería pasar el resto de mi vida a su lado. Pero sé que eso es imposible pues está casada y usted nunca dejaría a su marido, por dos razones: la primera porque sé que le ama y la segunda por miedo al escándalo, pues la realidad es que es mi profesora y al menos me saca treinta años o más a mí y si esta relación saliera a la luz sería un escándalo ante la sociedad en la que nos movemos y relacionamos. Pero tras haberla probado anoche la deseo a todas horas y si no voy a poder estar el resto de mi vida a su lado, al menos quisiera pasar ratos como los de anoche a menudo con usted. Por eso estoy aquí, no quiero que cuando acabe esta excursión todo acabe, de acuerdo respetaré nuestro acuerdo de que no vuelva usted a estar con ninguno de nosotros hasta que no hayamos abandonado el colegio, no me importa esperar unos meses, pero esté segura que después quiero ser su amante de por vida. Llevo tantos años deseándola que ahora que al fin he podido estar con usted no quiero perderla. Perdone que la haya cortado cuando estaba tan excitada, pero mire, mire como estoy yo también, quiero amarla, quiero hacer el amor ahora con usted  Esperanza, y sé que usted en su estado también lo está deseando, esto no lo sabrán ninguno de los otros. Para que no nos puedan molestar, les he dicho a Luis y a los demás, que vayan a comprarla ropa para que se la ponga esta noche, para que esté deseable ante nuestro amigo, el del pub, cuando le te entreguemos a él como regalo. Yo les he dicho que en mientras prepararía más del combinado que le dimos ayer, y no han puesto ninguna objeción. Cuando se han marchado, he bajado con la esperanza de gozar a solas con usted, venga no sea tonta si sé que lo está deseando, se dé usted prisa,  pues al menos tendremos una hora hasta que vuelvan de las compras”.

 La verdad es que el niñato tenía razón, yo seguía tan caliente o más de cuando nos cortó el mismo en su habitación, y sus palabras de amor hacía mí, me habían enternecido, pero ahora quería ser yo la que se hiciera la fuerte  y llevara las riendas de la situación por eso, entonces le digo:

“Ahora soy yo la que no quiere, vas a sufrir lo que yo he sufrido  por no dejar que acabáramos antes (estaba mintiendo, yo lo deseaba tanto como él y él lo sabía) y después de haber hecho lo que hicimos anoche, no me llames de usted mientras estemos solos o fuera del colegio, creo que ese hecho te da la suficiente confianza como para tratarme de tú”

Ignacio se acerca a mí y agarrándome por mis dos muñecas me empuja con fuerza contra la pared me suelta una de mis manos (yo me quedo como estoy sin resistirme) y con la mano libre la lleva a mi falda y me la sube hasta mi cintura recogiéndomela con el elástico de la misma prenda y dando un tirón con todas sus fuerzas de mis bragas me las rajas dejándolas caer al suelo y quedándome desnuda de cintura para bajo. Lleva su mano a mi coño y nota lo mojada y excitada que estoy, juega con sus dedos en mi pelambrera y clítoris, haciéndome emitir un suspiro de placer:

“Ahhhhhh …..oooohhhhhhhh siiiiiiiiii”

Entonces él me dice:

“Y tú eras la que decías que no querías si estas que te derrites, estas totalmente encharcada,  que pedazo de golfa que eres Profe, ja, ja, ja, “

Diciendo esto pega su pantalón por la parte de su bragueta a mi sexo y noto toda su polla dura contra mi pubis, refriega una y otra vez su bragueta sobre mi coñito, yo le pido que me suelte mis manos. Al hacerlo acerca su boca a la mía y nos fundimos en un beso con lengua. Yo bajo una de mis manos descendiendo por su cuerpo hasta llegar a sus vaqueros, busco el botón de los mismos y lo desabrocho, al hacerlo, cae la prenda al suelo, quedando mi alumno solamente con unos pequeños slips que evitaban  la desnudez completa de cintura para abajo del muchacho.

 

Con mis manos comienzo a acariciar suavemente el tremendo bulto que se escondía detrás de la prenda íntima masculina. Siento en mis manos sobre la tela de la prenda, una polla muy dura, venosa, caliente. No era posible que Ignacio estuviera así de excitado. A sentir el contacto de mi mano sobre su miembro cerró los ojos y empezó a jadear:

“Uhmmmmmm, uhmmmmmm, siiiiiii, joderrrrrrr que gustooooo, siiiiiii”

Yo separo la tela del slip e introdujo en su interior mi mano, la toco está ardiendo de lo caliente que esta y siento en la punta de la misma su  líquido pre seminal en su punta, se la agarro y comienzo a acariciársela con pequeños movimientos arriba y abajo,  lo que provocó una gran subida de tono de los gemidos:

“Diossssssss, que gustooo zorra, diossssssssss que manos tienes como la meneas”

Yo le saco su polla del slip y comienzo a hacer movimientos más seguidos, masturbándole ya abiertamente, mi alumno me abraza, dejando solamente el espacio suficiente para que mi mano siguiera con su labor. Con la otra mano le bajo calzoncillo hasta por debajo de su culo a la vez que con la mano al volver a su cintura le voy acariciando su culo. El me roza ya con su polla libre mi coñito y lo nota completamente mojado y me dice:

“Uuhmmmm uhmmmmmmm que gustoooooo que gustoooooo, nunca podré olvidar estos momentos y estos días en mi vidaaaa  aahhhhhhh…..”

Mientras dice esto dejo de masturbarlo, (pues si sigo se va a correr antes de metérmela)  y acerco su miembro a mi coñito y me lo refriego arriba y abajo del mismo, solo deseo que me folle, lo estoy deseando, Yo me aprieto más a él y él nota en su polla como estoy yo también de caliente y me dice:

“Ya la empiezas a notar, ¿no? Mi profe preferida. Estas muy pero que muy caliente, estoy notando tus jugos de puta corriendo por mi polla, no me lo niegues golfa, dime que sí, dime que quieres que entre en ti”

Yo con mis manos le quito su camisa dejando su torso desnudo, el me quita mi blusa y desabrocha mi sujetador dejándome también desnuda de cintura para arriba y quitando el botón de mi falda la deja caer al suelo quedándome completamente desnuda. Se quita del todo su calzoncillo quedando ahora completamente desnudo. Me pego todo lo que puedo a él y le digo:

“Si, mi niño mal consentido, si estoy ardiendo y deseo que me folles de una puñetera vez, ven vamos a la cama, pero date prisa, cabrón no puedo estar más tiempo sin tenerte dentro, por favor, vamos…..”

Me agarró de mi cintura dándome otro beso, y al llegar a la cama me subí a ella y me eche boca arriba, indicándole se  subiera en mí para penetrarme, pero él en vez de colocarse sobre mí y penetrarme, se sentó sobre mi vientre y metió su duro pene en el canalillo que formaban mis gordos pechos y cogiendo estos con sus dos manos los apretó contra su polla y comenzó a moverse como si me estuviera follando, masturbándose con ellos.  La punta de su polla llegaba hasta mis labios y yo trataba de cogérsela con el fin de metérmela en mi boca y chupársela, pero él no me dejaba. Yo miraba su cara de placer y le decía:

“Te gusta, te gusta masturbarte con mis tetas, verdad, mi niño, siiiii, sigue asiiiiiii, date placer con las tetas de tu Profe preferida aaaahhhh”

Él cerrando un momento sus ojos me dice:

“Siiiiii uhmmmmmm, uhmmmmmm, siiiiiii, joderrrrrrr que gustooooo, siiiiiii,Diossssssss, que gustooo zorra, diossssssssss que tetas tienes cabronaaaaa…..”

Yo pienso que seguirá hasta que se corra, y si lo hace, de nuevo me quedará con las ganas, voy a decirle que pare y que me folle, pero no me da tiempo. Él suelta mis pechos y se inclina hacia adelante hasta mi cuello que besa y comienza a deslizarse rozando todo mi cuerpo hacía abajo. Recorre todo mi cuello con su lengua y boca, sigue bajando hasta mis pechos donde se detiene a jugar con su boca en mis aureolas y gordos pezones, ya tiesos y erectos por la excitación, me los come y degusta mis senos con sumo cuidado, yo cierro los ojos y comienzo acariciar con una de mis  manos su cabeza, la caricia que con sus labios me hace en mis pechos hace que comience a emitir  de nuevo gemidos de placer, no puedo reprimirme y le digo:

“Siiiiiiiii, cómetelos todossssssssss, los pezonesssssssssss, comeme los pezonesssssssss, chupa, chupa de ellos, mámalos,  pronto si me preñáis podrás bebe mi leche, será toda tuya, solo tuya, la guardaré para ti mi niño, comételos ahora son solo tuyos, mama, siiiiiiiii mama de ellooooossss…..sigueeeee….no pareeesss….”

Tras un rato abandona mis pezones y va deslizando sus manos por todo mi cuerpo, con su lengua llega a mi vientre  y sigue bajando hasta mi pubis, se detiene y me mira sonriendo, el muy cabrón ve mi estado de excitación, quiere hacerme sufrir  haciendo el momento aún más largo, después continua y al llegar a mi sexo lo acaricia con una de sus manos y la otra la lleva a mi culo que soba y acaricia con placer, todo esto hace que yo me excite aún más y fuera de mí le digo:

“Chúpame, chúpame mi clítoris y mi coño, mi niño, lo deseo y lo necesito, por favor….”

Él me hace caso, me agarra mis muslos y me los separa aún más, dejando completamente abierto y expuesto mi coño todo lleno ya de mis fluidos vaginales, mientras me dice:

 “Abre bien las piernas, voy a comerte esa preciosidad de chocha que tienes, te voy hacer disfrutar como nunca antes lo has hecho, te la voy a comer como nadie en toda tu vida te la ha comido y si cuando estés con tu marido te lo hace, te acordaras de este momento, ya que él nunca llegará a darte el placer que yo voy hacerte sentir, Profe”

Luego mi alumno me agarró por los tobillos mis piernas y me las abrió aún más que las tenía colocándose entre ellas e impidiendo que yo pudiera cerrar mis piernas. A continuación él lleva sus manos a mi culo y lo prieta contra su cara, quedando mi coño completamente aplastado contra su boca. Luego fue deslizando sus manos por mis muslos, acariciándome el interior de los mismos a la vez que con su boca pasaba rápidamente con sus labios por mi pubis y rajita para llegar a donde empiezan mis piernas entreteniéndose en pasar su lengua por la unión de mis ingles que me chupaba y besaba pasando de una a otra y de arriba abajo rozando con su barba al hacerlo todo mi sexo. Esta caricia me estaba excitando muchísimo y volviéndome loca, esto hizo que yo no pudiera reprimir mis gemidos de placer:

“Uuummmmm, que delicia, que placeeer me haces sentir con tu lengua mi amoooor….siiii sigue asiiiiii……”

Él entonces, mira mi coñito y lo ve todo mojado y brillante por la excitación y el placer que me está proporcionando. Entonces suavemente me aparta los labios de mi coñito  y mira los labios internos a los que acerca su lengua y me los chupa suavemente subiendo a través de ellos hacía arriba hasta que encuentra mi clítoris excitado, pero aún escondido bajo mi prepucio, esto me hace vibrar de placer. Él a su vez coge uno de sus dedos y llevándoselo a su boca se lo moja y tras dejar de acariciar con su lengua mi clítoris, acerca este dedo y comienza acariciármelo hasta conseguir que mi clítoris vaya saliendo por la excitación de debajo de su prepucio.

No sé dónde Ignacio ha podido aprender a comer un coño así pero me lo está haciendo como nunca nadie antes lo ha hecho, estoy disfrutando muchísimo., me está haciendo subir al séptimo cielo con su comida de coño.

Él ahora ha bajado a la parte interna de mis muslo, me los está chupando haciendo dibujos con la punta de su lengua y se va acercando a mi almejita, yo empujo mi culo hacía él, quiero que llegue pronto, quiero que me lo chupe y coma ya, no puedo resistir esas caricias que me están sabiendo a gloria, pero quiero más quiero que su lengua, su boca, se coma literalmente mi coño. Pero él sabe cómo me tiene y quiere alargar más mi necesidad de sentir su lengua, ahora chupa los pliegues donde las piernas se juntan con mi coño, acaricia mi pubis todo lleno de pelos con su cara al rozármelo, pasa casi sin rozármelos una y otra vez (como si lo estuviera cepillando) sus labios sobre mi rajita sin presionármela. Esta caricia me excita muchísimo y vuelvo a moverme para ver si me acerco o él se acerca más a mi sexo. Entonces pone sus labios en la superficie de mi raja, me la besa suavemente y después más fuerte y con su lengua me va separando los labios de mi chocho, cuando ha logrado abrirlos hace correr su lengua arriba y abajo entre las capas de carme de mi coño, yo no aguanto más y le grito:

“Siiiii, siiiiii….…asiiiii….…..asiiiiiii……….que placer me estas dandooooo…. .nunca nadieee……… me ha comido mi sexo como tú lo estas haciendoooo…….aaaahhhhhhh…..cometeloooo……cometeloooo….yaaaaaaaaaa…..me estas matandooooo de placeeeeeerrrrr……”

Yo con mi calentura he cerrado un poco mis piernas, él entonces las separa un poco más con sus manos. Mete su lengua en el interior de mi vagina traspasando mis labios mayores y menores, comienza un mete y saca con ella como si me estuviera follando, esto es lo más no sé cuánto voy a poder resistir sin correrme, necesito que me coma o toque mi clítoris y le digo:

“Cabronazooooooo……aaaahhhhh……cometeee mi clitoriiiis tocameleeee, quiero que te le comaaaass….aaaaaahhhhhh me estas volviendo locaaa……”

Él entonces de nuevo se moja en los jugos que estoy echando por mi coño su mano y la lleva a mi clítoris, el cual comienza a masturbar.  Mi clítoris se me ha puesto muy excitado está completamente fuera de mi prepucio o tela que habitualmente le cubre, el al tocarlo y ve mi movimiento sabe que estoy a tope, sabe que mi botoncito está a punto. Entonces quita su mano la vuelve a bajar a mi raja y se la vuelve a mojar, luego lleva su lengua hasta la parte superior de mi raja y comienza a jugar con ella sobre mi clítoris, esto hace que me dé como un calambre y levanto en un acto reflejo mi pubis hacía su boca. Él me le chupa más fuerte y me le presiona haciendo fuerza con su boca hacia mi pelvi y comienza amover su lengua rápidamente y a succionar fuerte mi botoncito mi perla del placer, esto hace que mis piernas se tensen y comiencen a temblar. En ese momento mete dos de sus dedos en mi coño y busca el hueso de mi pelvi cuando lo encuentra los coloca formando su forma y comienza un movimiento de mete y saca con ellos como si me estuviera follando con su polla, esto hace que no aguante más, estoy a punto de correrme me va a llegar el orgasmo. Pero él no para parecer como si no se diera cuenta y entonces coge y colocando sus labios formando como una O toma todo mi clítoris de nuevo con su boca y comienza a chuparme muy suave, me mira a mi cara, el cabrón quiere ver mi cara de placer y de perra salida que debo de estar poniendo. Al ver la cara que pongo comienza a chuparme más fuerte, más fuerte y a la vez sin dejar de follarme con sus dedos, yo no aguanto más y comienzo a correrme como una puta, dando gritos y soltando palabras soeces como fruto de la excitación que estoy sufriendo. Subo mi pelvis hacía arriba cuando me llega el orgasmo y él acompaña su boca a mis movimientos, no me deja de chupar y de penetrarme con sus dedos yo no aguantando más y le grito:

“!No pares!, ¡No pares! ,¡No pares cabrón…..¡!Sigueeeeeeee……Sigueeeeeeee…….me mataaaasss, me corrrooooooo….y vaaasssss a conseguiiiiiiir  hacermeeeeee correeeeeeerrrrr ….ahhhhhhhhh……..uuhuuuuuuummmmmm que placeeeerrrr ….me estoy corriendooooooo , me estoyyyyy corriendooooooo….sigueeeee…….sigueeeee…..chpandomeeeee tragateeeee todo que lo estoy echandoooooooo, mis correduraaaassss , mis jugooooosssss ….soyyyyyyy toda tuyaaaaaa……tuya para siempreeeeeee…. Tu mujeeeeerrrr tu putaaaaa tu esclavaaaaaa…. Todo lo que túúúúú´quieraaaaasssss pero sigueeeee no pareeeees quiero estar siempre contigooooooo …..quuiero ser tuyaaaaa mi niñooooooo ….queiro ser para tiiiii lo que tuuuuu quieraaaas que seaaa pero por favoooorrrr no pareeeees sigueeeeeee……siiiiiiiiiii…aaaahhhhh”

Pero Ignacio aun viendo mi orgasmo no deja de chuparme y comerme mi clítoris, sigue castigándomele, ahora presiona su lengua contra el lado inferior de mi clitoris cubriendo con sus labios la parte superior, y mete su lengua moviéndola hacia dentro y hacía fuera de mi coño y no deja de mover sus dedos (aunque más suave) que aún tiene metidos en mi coño y de nuevo me provoca otro orgasmo, y otro así me tiene un buen rato sin apartarse de mi sexo haciendo que enlace un orgasmo tras otro y él se va tragando todos mis flujos y líquidos que en ese momento estoy echando como si fuera un grifo, no puedo más y sigo gritando de placer:

 “¡Qué bien me lo comeeeee! ¡Jodeeeeer, MI niñooooo!, mi amor esres una  máquina con la lengua! ¡Ahhhh! ¡Mmmm! Ignaciooooo ¡Cómo me estás comieeeendoooo el coño, cabrón! Qué bieeeennnn me lo comeeeeessss..¡Joder, chavaaalllll…..paraaaaaaa……paraaaaaaa…..no puedo maaaaaassss ¡Me matas! ¡Dios mío! ¡Me estás destrozandooooo!

Él entonces va bajando poco a poco el ritmo de su mamada y con sumo cuidado va tragándose todos mis jugos, hasta que consigue que yo me vaya calmando y quede completamente destrozada tumbada en la cama. Entonces él se aparta  y saliendo de entre mis piernas se echa a mi lado y me coge una de mis manos y la lleva a su polla que sigue tan tiesa o más que antes. Yo comienzo a acariciársela mientras me recupero.

No han pasado ni cinco minutos, cuando me hace levantar mi cabeza de la almohada, la coge y la coloca bajo mi culo, se acerca a mí cara dándome un beso. Entonces yo agarrando su polla que aún se mantiene tan tiesa como al principio le digo:

 “Es toda para mí, y a partir de ahora me encantaría que fuera solo para mí, (aunque sé que eso con la edad que tienes será imposible) tócame mi sexo, es también todo para ti, tómalo”.

El chico inclino su cabeza sobre mis pechos y comenzó a degustar mis senos con mucho cuidado, yo cerré los ojos y comencé  a acariciar la cabeza de él, que empezó a emitir unos gemidos de placer a tener entre sus labios mis pezones y poder saborearlos, yo entonces le dije:

“Siiiiiiiii, cómetelos todossssssssss, los pezonesssssssssss, cómeme los pezonesssssssss, chupa de ellos,  son todos tuyos, todos tuyos mi amor, chupa y lame mis aureolas, estrújame y aprieta mis pechos, como si me ordeñaras y ves practicando por si me dejáis preñada para cuando tengan leche , ahora en este momento son  solo para ti, son todos  tuyos…mi amor, despacio…sin prisas no aprietes, trátalos con cariño con delicadeza, como tú sabes, son muy sensibles…..aaaaaaahhhhhhh como me gusta que me los chupeeeesss y te los comaaaassss….– uhmmmmmmm uhmmmmmm, siiiiii, Diosssss, me gustaaaaaaaa, me gustaaaa, vas a conseguir que me exploten los pechos de los duro que los tengooooooo, siiiiiii siiiiiiii.”

El obedecía mis órdenes y fue saboreando intensamente cada pecho, cada pezón, succionaba con fuerza como si quisiera extraer de ellos la leche que no tienen.

Yo en mientras voy descendiendo con mi mano por su cuerpo hasta que llego de nuevo a su espléndido pene, el cual cojo y comienzo a acariciárselo suavemente, noto en mi mano su dureza y la suavidad de su piel, y ahora él dejando por un momento de comerme mis pechos veo que cierra sus ojos y comienza a jadear diciendo:

“Uuuuhmmmmmm, uhmmmmmm, siiiiiii, joderrrrrrr que gustooooo, siiiiiii,…. Tocameleeee…..asiiiii….aaahhhhh…umuuuhhmmmm, diossssssss, que gustooo zorra, diossssssssss que manos tienes como la meneas, que gusto me estas dandoooo….siiiiiiii….”

Yo sigo tocándole su miembro y meneársela un poco, no quiero que se corra, pues quiero que lo haga dentro de mí, solo deseo ponerlo un poco más a tono si esto es posible, entonces le digo:

“Mi amor, que polla más hermosa tienes, es enorme, como me gusta, estoy deseando tenerla dentro de mi chochita mi amor….siiiii… la quiero y la quiero cuanto antes mi amooooorrrr…., aunque con lo grande que es  y con mi edad mi coñito ya está acostumbrado a que le entren pollas , no sé si me vas hacer daño…mi amor, es inmensa,  bastante más grande que la de mi marido (esto le gusta y le anima) ten cuidado al metérmela no me hagas daño , mi amor”

Él también en voz baja, me contesta:

“No te preocupes, yo sé cómo hacer para que disfrutes tanto o más que las otras veces que te la han metido, tu tranquila, ya verás como la vas a disfrutar”

Él entonces me indica que le suelte su polla y colocándose sobre mi cuerpo va bajando con sus labios acariciando cada parte de mi vientre, de mi sexo de mis muslos y piernas hasta llegar a los dedos de mi pie. Luego comienza en el otro pie y reanuda su recorrido en sentido contrario hacía arriba hasta llegar de nuevo a mis pechos. Yo entonces noto que el capullo de él  se restriega suavemente una y otra vez sobre mi rajita, como si quisiera buscar entrar en su interior haciéndose hueco en el comienzo de su entrada gracias a lo mojada que yo me encuentro, por mi reciente orgasmo. Él no aprieta, aún no quiere penetrarme, ahora ha subido sus manos también a mis pechos que toca con placer completando y aumentando de esta forma las caricias que con su boca lleva unos instante prodigando en ellos,  estas caricias me están produciendo un placer infinito , abro mi boca para  que me bese  a la vez que le digo:

 “Te noto, noto tu capullo sobre mis nalgas, noto como buscas el interior de mi coñito, estoy deseando que le entres, ¿Por qué no aprietas y me penetras mi amor? , estoy muy caliente, no puedo más , te deseo , por favor? ¿Tú no me deseas o  me deseas tanto como yo a ti? Y si es así porque me haces sufrir tanto, porque haces tan larga la espera de estar dentro de mi….mi amor”

Entonces mi alumno me dice:

“Tranquila, querida, si, si te deseo y estoy seguro que ahora mismo tengo más ganas y te deseo más que tú a mí, pero las cosas hay que hacerlas bien y a su debido tiempo, no tengas prisa déjate llevar y disfruta, he esperado muchos años este momento y no quiero estropearlo por la impaciencia del momento”

Yo entonces le digo:

“Ya sé que ante los otros hemos acordado que me follareis vosotros sin preservativo, pero por favor, en esta ocasión me gustaría que te le pusieras, pues quiero disfrutar y estar tranquila sin pensar si me lo echas dentro o fuera o si me puedes o no quedar preñada”

 Sin esperar su respuesta ni levantarme de la cama,  alargo la mano y del cajón de la mesilla saco una caja de condones, que siempre me acompaña y cuando voy a sacar uno, con voz de enfado y muy excitado, me dice:

 “Pásame los condones,, si es así como quieres que te joda ahora lo haré , pero será la última vez, pues a partir de ahora deberás cumplir con el acuerdo y te voy hacer cuando sea tu amante la más puta de las puta y la más grande de todas las que han pisado la tierra. Dame el condón de una puta vez”

Él me coge la caja, saca uno y tira la caja a la mesilla y cuando se dispone a ponérselo le digo:

“Ignacio déjame que te le ponga yo, de esa forma te compenso un poco por acceder a ponértelo”

Entonces él me le entrega y yo se le pongo en la punta de su polla, acerco mi boca, (que abro al máximo), a la misma y cogiendo entre mis labios el preservativo voy introduciéndome su polla poco a poco en mi boca a la vez que con mis labios voy desenroscando el condón a lo largo de toda la longitud de su picha. Una vez puesto paso unas cuantas de veces mi lengua a lo largo de todo su instrumento hasta quedarse bien lubricado con mi saliva. Cuando acabo, yo jadeo de desesperación y de deseo de tener su miembro dentro de mí. Entonces él  dirigiéndose a mí y comenzando a jugar con su sexo en mi rajita,  coloca la punta de aquella enorme y gorda polla en la entrada de mi almejita tapando sus primero milímetros de polla mis labios mayores y llevando sus manos a mis caderas me dice:

“Ahora te voy a pegar una buena follada, voy a hacer que te corras como una

loca, va a ser una follada que nunca olvidarás, porque nunca nadie, antes,  te habrá follado como yo lo haré esta tarde ni habrás disfrutado tanto en tu vida”

El chico comienza a apretar poco a poco y empieza a meterme su polla, yo noto que le cuesta pues a propósito hago fuerza con mis músculos vaginales quiero que piense que soy estrecha y quiero ir sintiendo como poco a poco me va entrando y rozando todas las paredes de mi vagina,  mi calentura es tal y mi deseo de tenerla dentro es tan grande que levanto un poco más mi culo, con la intención de apretar hacía su miembro para que me entre más aún y entonces no puedo por menos que decir:

“Aaaahhhhhh Diosssssss, es enormeeeeeeee, (miento) no me entra, Ignacio tú aprieta, aunque yo grite de dolor tú no dejes de apretar, quiero tenerla toda dentro, sigueeee…..aprietaaaa”

Esto parece gustarle, al pensar que es el dueño de la situación y le alaga que le diga que es tan grande, y me contesta:

“Tu tranquila, poco a poco, si no te pones nerviosa ya verás como la vas a disfrutar, déjame a mí, pero tranquila no tengas prisa, tenemos suficiente tiempo antes de que llegue la hora de la cena, disfruta del momento, no estés tensa cariño, relájate….tranquila….”

Él de nuevo comienza a apretar en un segundo intento de seguir penetrándome, para ganar unos pocos de milímetros, yo no noto su avance aunque él sí y le digo de nuevo:

“Joder mi amor, no entraaaaaaaa, es gordisimaaaa….aaaahhhhhyyyyy…, no pares sigue, sigueeee……”

Mi amante de nuevo vuelve a decirme:

“Tranquila, tranquila, relájate y ten paciencia, ya verás como todo va bien, mi amor”

Él con mucha delicadeza y cuidado comienza de nuevo a apretar en su tercer intento de penetrar la entrada de mi coño. Yo no quiero seguir torturándole y dejo de apretar  con mis músculos vaginales y comienzo  poco a poco a notar como su mástil se va deslizando hacía dentro de mi  rajita y entonces él me dice:

“Vessssssss, la notaaaaaaassssss cariñooooo  ya ha empezado a entrar, tienes que tranquilizarte, ahora ya vas a empezar a gozar, siii mi amooorrr siiiii”

Yo le respondo:

”Siiiiiiiii siiiiiiiii joderrrrrrrr si la notoooooooo, la notoooooooo y la disfrutooooooo, joderrrr que pollonnnnnnn, como me pones mi amooooorrrr, que gustoooo , que gustooooooo me dassssssssss…sigueeee…..sigueeee empujandooooo….entramela todaaaa…..siiiii la quiero toda dentrooooo….siiiiii…ahhhhhhh…..que gustoooooo….. asiiiiiii….asiiiiiii….quiero sentirme llenaaaa……como la notoooooo..asiiiii….noto como roza mis paredes vaginales mi amoooooorrrr…..”

Él atrayéndome poco a poco, suave pero firme y decidido me dice:

“Ahora estate quieta un momento hasta que tu chochito se dilate y se amoldé a mi polla, (si el supiera que mi coño esta ya bien adaptado a su polla, y rio para mis adentros, mientras él continua diciéndome:) así muy bien, ahora vamos a entrar un poco más, hasta que te entre toda, que ya verás como la vas a gozar mi vida….asiiii….asiiii…ya la tienes toda dentro, ya falta poco….aguanta un poco más ….. ….”

Yo le hago caso y obedezco hasta que toda su herramienta desaparece dentro de mi vagina, entonces le digo:

“Diosssssss Diossssssss ahora sí que la notooooooo, mi niño que gustooooooo, me destrozassssss mi amoooorrrr, siiiiiiiiii, ahhhhhhhhhh, esto es divinoooo, noto como si me reventasessssss, siiiiiiii, siiiiiiiii, ooooohhhh que placeeerrrr….”-

 

Yo entonces no pudiéndome contener más comienzo a mover mis caderas y mi pelvis, el aguanta y yo trato de elevar un poco mi espalda para ver si llego a su cara, quiero besarle, quiero darle las gracias por follarme, quiero que me coma entera. Yo continuo con mis movimientos de pelvis cada vez más rápido, pero él sigue aguantando sin moverse, estoy haciendo yo todo el trabajo de la follada, soy yo quien le follo, estoy tan caliente que no ceso en mis movimientos aunque deseo que él comience también a moverse: De pronto el chico me aferra fuertemente por mis caderas y comienza a sacar para fuera su miembro, noto como se desliza a lo largo de mi vagina, como se va saliendo, yo no quiero que se salga y empujo hacía él para que no se me salga sino todo lo contrario que me entre. Entonces cuando tiene casi toda su polla fuera, solo el capullo dentro de nuevo empieza a empujar y noto como se desliza por mi interior, luego hace lo mismo que antes para fuera y me dice:

“Sigue mi ritmo, acompasa tus movimientos con los míos, comienza el baile Profe, sigue ….sigue el ritmo ….Esperanza”

Yo me adapto a su ritmo y consigo coger y acompasarme a su mete y saca que comienza poco a poco a coger ritmo, noto como entra y sale con sumo placer, me está haciendo disfrutar muchísimo, le digo:

“Uuhmmmm …….uhmmmmmmm   siiiiiiiii……..mi niñooooo…… sigueeee…sigueeee…mááásss deprisaaaaa….oooohhhh que gustoooooo que gustoooooo no pareeeeeesss……”.

Mi alumno al oírme acelera sus penetraciones, me está dando duro, es mucho el placer que siento y él también, sigue entrando y saliendo de mí, se tira sobre mi cuerpo, me le aplasta con sus embestida, me está follando bestialmente, entonces se acerca a mi cara y a pocos centímetros de mi boca me dice, notando su aliento en mis labios:

“Te gusta Esperanza, estas disfrutando, es esto lo que esperabas, siii, siiii, dimelooo a que es esto lo que te gusta zorra asquerosa, guarraaaaa…disfruta golfa, te voy a destrozar ese coño a pollazos, ya verasssssssss , joderrrrrr putaaa joderrrrrrrr que gustazoooooo me está dando tu chochita  oooo hhhhh que ricaaaaa estaaaassss …..esto es mejor que en mis fantasiaaaaaasssss ……que placer siento al rozar mi polla con las paredes de tu vaginaaaaaaa….. Dios te voy a llenar de lecheeeeeee , aunque aún falta para que me corra, quiero hacerlo cuando tú lo hayas hecho infinidad de veces y no puedas más y me lo pidas, Diosssssss…. qué rica estaaaaassss….”

Luego tras decir esto acerca su boca a la mía y comienza a besarme con ansias con fuerza, como si quisiera comerme, yo hago lo mismo y nos fundimos en un beso espectacular, nos mordemos nuestros labios, nos bebemos nuestras abundantes salivas. El lleva sus manos a mis pechos y los aprieta con fuerza, sin dejar de follarme con fuerza con un mete y saca rápido violento espectacular que hace que yo vibre y no pueda reprimir decirle:

“¡Qué bien me follas! ¡Cómo me gusta tu polla! ¡Sigue así, mi niñoooo! ¡Fóllame,

soy tu puta!, ¡eres mi dueño! Te quierooooo….siiiiii….sigueeee… follarme….ahhhhh…..me vuelve locaaaaa….siiiiiii… “

A Ignacio parece gustarle que le diga eso y de nuevo sigue fallándome si es posible con más fuerza, me está volviendo loca de gusto, me está haciendo vibrar, noto que se me acerca un orgasmo, y le animo a que siga diciéndole:

“AAAAhhhhyyyyyy miiii amooooor, me..meeee….vieeeneeeeee….voy a corrermeeeee…sigueeee…sigueee, no pareeesss…sigueeeee…, siiiiiii siiiiiiii destrozameeee, follameeeee, me corro cabrón, me corro cabrón, la quiero todaaaaa todaaaaa…..”

Pero cuando iba a llegar el deja de moverse y de un golpe me la saca, dejándome sin acabar, yo entonces le digo:

“Ignacio por favor, continua, no pares ahora, estaba ya que me venía, por favor, continua…..lo necesito, quiero correrme estoy a punto no me hagas lo de antes en tu habitación de dejarme a medías y con las ganas”

Entonces mi alumno coge una de mis piernas y comienza a recorrerla con su lengua y sus labios hasta el talón de mi pie que besa y chupa, luego la deja caer y me coge la otra y hace lo mismo, yo le vuelvo a decir:

“Sigue por favor, sigue, no me tengas más tiempo así por favooooorrr ”

Y él me dice:

“Solo seguiré si me dejas que siga follándote a pelo, si quieres que siga con el condón puesto no seguiré, lo siento Esperanza, pero a mí me gusta follar a una mujer tan caliente como eres tú a pelo sin goma por medio, otra me hubiera dado lo mismo pero yo a ti te deseo y quiero gozar al máximo contigo y para ello necesito follarte sin condón”

Entonces le digo:

“Por favor, necesito que sigaaaasss , necesito que me folles ahora mismo me da igual con condón que si condón, cabrón sigueeee quítate de una puñetera vez el condón si es lo que quieres y fóllame , quiero sentirte de nuevo dentro de mí y quiero sentir  tu leche caliente regándome mis entrañaaaassss……ya he cedido a tu petición y estoy tan caliente que necesito que sigas follándome , te necesito dentro de miiiiii YAAAAAAAA……”

Entonces Ignacio quitándose el condón y tirándolo al suelo, me dice:

“Muy bien allá voy pedazo de puta calentorra, sabía que cederías, ja, ja,ja,….”

Yo me miro estoy totalmente espatarrada, abierta al máximo mis piernas y el agujero de mi coño se le ve dilatado por la polla que acaba de sacar el chico de él, la vista que tiene que tener mi amante de mi cuerpo debe de ser espectacular, seguro que muchas putas no han estado tan expuestas y ofrecidas como lo estoy yo ahora a la vista de mi joven alumno, entonces llamando al cabrón del niñato, que me tiene y me ha llevado a esa situación, con mis manos apremiándole le digo:

“¡Fóllame bien, vamos! ¡Méteme ese pollazo hasta el fondo! ¡Fuerte que no me rompo! ¡Vuélveme loca! ¡Síííííííííííííííí!”

Él entonces, todo lleno de sudor por el esfuerzo antes realizado, apunta de nuevo su miembro, ya libre de la goma a la entrada de mi rajita y ayudándose con su mano derecha arrima su punta a la entrada y empuja entrando esta vez sin ninguna dificultad, al estar aún dilatado mi coño por la follada que el muy cabrón interrumpió cuando estaba a punto para salirse con la suya de follarme a pelo. Una vez que tiene la punta dentro empuja fuerte hasta que consigue metérmela toda. Yo llevo mis pies a su espalda cruzándolos sobre la misma y mojándome todas mis piernas por la gran cantidad de sudor que le corre por su espalda.

El chico me agarra fuertemente por mis caderas y comenzando un salvaje mete y saca , aún más fuerte e insistente que el anterior me dice:

“¡Te voy a machacar ese coño que tienes pedazo de perra! ¡Te vas a acordar de esta follada mientras vivas, puta! ¡Puta de mierda, abre esas piernas bien abiertas!! No querías correrte ya! Pues toma, toma polla que yo también quiero correrme dentro de este caliente coñito….siiiiii….toma…toma….te gusta cómo te follo, te gusta zorra….dime si te gusta…te gusta  ….dímelo….disfruta follando zorraaaa….di…dímelo…”

Él me está dando con toda su rabia, me la entra y me la saca muy rápido, me está volviendo a llegar el placer, yo le veo que él también está muy caliente, yo noto como me va subiendo poco a poco la calentura y le contesto:

“!Si, si mi amor, mi dueño machácame destroza este coño que es solo tuyo, eres su dueño…..siiiiiiiii me gusta cómo me haces disfrutar…..siiiiiiiii….quiero que me folles ……quiero que te corraaaasssss ……dentro de miiiiiiiiiiiiiiiiiiiii……….quiero queeeee…meeeee……..preñeeeeesss……siiiiiii…..que me preñeeeessss ….siiiiiiiiiii…..mi niñoooooo…...”

Él  continua, con su ritmo, ahora deja mi cintura y se echa sobre mi cuerpo que me le aplasta lleva su boca a mis pechos, me los estruja, me los besa, me los muerde, chupa de mis pezones con fuerza hasta que consigue subirme a lo más alto del placer con su comida de pezones. Luego acerca su boca a la mía y besándome deposita su saliva en mi boca y yo me la trago. Mi alumno ahora coge una de mis piernas y se las pone encima de su hombro y la otra con la otra mano me la abre y la sujeta contra la cama, parece un toro bravo, con los huevos gordos y grandes balanceándose como dos cocos y golpeándome en mi culo. Esta postura me  enloquece pues el chavalito cada vez que empuja su polla hacía dentro me roza mi clítoris a la vez que siento su polla entrar y salir en mi almejita. Estoy a punto de perder el sentido, del placer que estoy sintiendo, me viene, me viene un orgasmo y no puedo reprimirme, comienzo a tener una serie de espasmos, característicos de la próxima llegada del orgasmo. Hasta que finalmente me corro como nunca, moviéndome y chillando como nunca, como una posesa como loca y gritando diciendo:

¡Me voy, me voy, Diooosss, me vieneeeee, me vieneeeee! ¡Siiiiiiii…….ya esta aquiiiiiiii……..!Aaaaarghhhhh! me corrrooooooooo……..siiiiiii, siiiiiiii destrozameeeeeee, follameeeeeee, me corrroooooooo cabrón la quiero toda dentroooooooo…….todaaaaa…….correteeeee tú tambiééénnnn……preñameeeee…..cabróóóónnnn…..preñameeeeee….quiero un hijoooooo…..quiero que me hagas un hijoooooo…..correteeeee dentro demiiiiiiiiiii……”

Él al verme en ese estado me dice:

“Esperanza, no grites tanto o nos oirán y nos descubrirán”

Yo sacudo la cabeza de un lado a otro y abro la boca pidiendo y buscando aire y a gritos le contesto:

“Me da igual que me oigaaaannnnn……me mataaasssss….! Dios mío! ¡Me estás destrozando de placeeeerrrr……aaaaahhhhhh me ahogoooo….que placeeeerrr”

Pero él aún no se corre, entonces sin sacármela me da la vuelta quedando él de espalda a la cama y debajo de mí y cogiéndome por mis cadera y sin dejarme recuperar de mi corrida, comienza hacerme botar sobre su polla, ahora al caer sí que la siento en lo más profundo de mi vagina, siento que me llega a mi útero, yo sigo enlazando orgasmo tras orgasmos, ya no sé qué numero hace y vuelvo a gritar y a moverme como una posesa y a gritar , aunque apagando todo lo que puedo y cuando soy consciente el tono de mi voz:

“Uuhmmmm uhmmmmmmm que gustoooooo que gustoooooo, me destrozaaassss ya no puedo mááááássss….no se cuantas veceees me he corridooooooo…..me vieneeeeee de nuevoooooo…..siiiiii….siiiiiiii aquí estaaaa….aaaaaahhhhhhme mataaaas de placeeeeerrr…mi niñooooo… ereeees todo un hombreeeee……que sabes cómo tratarme y hacerme disfrutaaaaaarrrr……..me corooooooo…..”

Mi alumno sigue follándome  y haciendo que yo cabalgue sobre su tiesa espada, mis pechos  suben y bajan bailando al ritmo de la follada, parecen campanas replicando un día de gloria. Ahora con sus manos manosea y soba a placer mis tetas dándome con su manoseo más placer si cabe. Noto que a él le falta poco por llegar, pues veo como acelera sus envestida, pero aun antes de que él llegue, de nuevo me viene a mí otro orgasmo más, pero él ya no aguanta más y tirándome fuerte de mis pechos, me los aprieta con fuerza y comienza a correrse dentro de mis entrañas, noto como la punta de su polla toca mi útero y en esta posición comienza a derramar su semen caliente en el interior de mi cuerpo, gritando:

“!Toma puta….., quieres polla pues tomaaaa, tomaaaa siiiiiiiiii…. Joder como me gusta follarteeee…siiiiiiii, eres una putaaaaaa Profeeeee, la mejor putaaaa del mundooooooo, eres una pedazo de zorraaaaa…te voy a bañar de leche todas tus entrañaaaasss y te voy a preñaaaaaarrrr. Que gusto daaaaa follarte golfaaaaa, zorraaaaaaa….siiiiii quieroooo corrermeeee dentrooooo de tiiiiii, te voy a llenar ese coño de puta que tienes de lecheeeee……te voy a preñaaaarrrrr puta asquerosaaaaaa….tomaaaaa…..tomaaaaa….tomaaaaa mi lecheeeee….quiero que te entre toda mi lecheeeee hasta dentrooooooo…..siiiiii hasta tú úteroooo…..quiero preñarteeee……”

Él se incorpora con su torso, pegándose a mis pechos sin sacármela y cogiéndome con sus brazos me da la vuelta cayendo los dos unidos y abrazados a lo largo de la cama, me besa en el cuello y me dice jadeando aún por el esfuerzo realizado:

“Gracias Profe, te quiero, quiero que vivas conmigo….te quiero”

Yo entonces toda sudada, mirándole y con mis pelos aún en mi cara por el esfuerzo, le digo:

“Cariño, ha sido inexplicable. Nunca me había corrido así, ni me habían hecho disfrutar de esta manera ¿y tú has disfrutado también? ¿te ha gustado, mi niño?.”

Él me contesta:

“Si mi Profe querida, he disfrutado como un loco, no se la cantidad de leche que mes has hecho depositar en tu interior, pero ha sido fantástico. Me duele la polla de tanto entrártela y sacártela de tu coño, ha sido genial, yo por mi firmaba ahora estar juntos toda la vida, eres maravillosa”

Yo le contesto:

“Si es eso lo que deseas, como es que as consentido en ofrecerme esta noche a vuestro amigo el del pub, un chaval que ni siquiera conocéis, que solo lo conocéis de haber estado una noche bebiendo y hablando con él”

Él se queda unos segundos callados y tras pensar un poco y con voz de arrepentido me dice:

“Sé que no te gusta que te entreguemos a otro que ni siquiera le conoces, pero ayer una de las veces que fuiste al servicio nos hizo varios comentarios sobre ti y de lo que le gustabas y de lo que daría él por poder pasar un rato contigo. Entonces debido quizás a lo que habíamos bebido le dijimos que no se preocupara que ya  veríamos nosotros la forma de entregarte a él, con tú consentimiento, para que hiciera realidad ese deseo y que pudiera hacer contigo en ese rato todo lo que quisiera. Pero que, a cambio de ello todo lo que consumiéramos tanto la noche pasada como lo que consumamos esta noche sería gratis. Él aceptó y nosotros le dimos nuestra palabra. Por eso cuando salimos al despedirnos le dijimos que mañana (por hoy) le llevaríamos su regalo. Si por mi fuera no lo haría, pero los demás dicen que él cumplió y nosotros debemos cumplir con nuestra palabra. Y aunque mucho me cuesta hacerlo, ( y más habiendo tú aceptado el trato), no me queda más remedio que hacerlo, pues aunque soy el líder del grupo si votamos por mayoría ganarán ellos y se mosquearían de que yo votara que no, ¿me entiendes, perdóname, por favor?”

Yo le miro y le acaricio su cabeza que tiene recostada sobre mi pecho derecho. Estaba completamente sudada, toda mojada por el sudor, por el canalillo de mis tetas caía un reguero de sudor que hacía que mis pechos brillaran. Me mire mis pezones y les vi tiesos y duros por el placer y la calentura que aún tenía, parecía que se fueran a reventar. Notaba como comenzaba a salir por mi coño un reguero de jugos, flujos y el semen de mi alumno, me salía líquidos por todas partes. Entonces mirándole y sonriendo le dije:

“No te tortures con eso. Es verdad que no me hace ninguna gracia entregarme a otro chaval, que no conozco, para que durante dos horas (como me habéis dicho), pueda hacer conmigo y mi cuerpo todo lo que quiera, pero te has portado también follándome que aunque me cueste y aparte de lo que he acordado con vosotros, será mi agradecimiento hacia ti por el rato de placer que me has hecho pasar esta tarde. Pero aparte de esto, quiero preguntar algo, ¿Cómo que eres tan bueno comiendo coños y follando, pues eres muy joven casi un niño, y se te ve con mucha experiencia y sabes hacer disfrutar y volver loca a una mujer“

Él se rie y me dice:

“Entonces te ha gustado y disfrutado de verdad, no fingías para hacerme sentir bien?

Yo le digo:

“No fingía y he disfrutado muchísimo, te diría que es uno de los días y veces en mi vida que más me ha hecho disfrutar un hombre en la cama”

Ignacio entonces me dice:

“Todo lo que he practicado en ti me lo enseñó hace unos años, cuando apenas tenía 12 años, mi abuela (la madre de mi madre) y una amiga suya. Cuando iba a visitar a mi abuela ….bueno eso es otra historia que si no te importa me la guardo para mí, solo te diré que con estas dos mujeres de más de 65 años cada una aprendí todo lo que sé y has visto que te he hecho y estuve teniendo sexo con ellas hasta hace poco menos de medio año en que murió mi abuela y desde entonces su amiga no ha querido que sigamos haciéndolo , pues dice que la trae recuerdos de su amiga y que sufre con ello muchísimo”

Yo le contesto:

“No te preocupes no te preguntaré más sobre el asunto, si esto nuestro y de tus amigos continua, sé que con el tiempo serás tú sin yo pedírtelo el que me contaras esa historia. Miro el despertador que tengo en la mesilla de noche y veo que aún falta una hora para la cena, entonces cogiéndole de la mano le digo:

“Estamos hecho un asco de sudor, flujo y semen, ¿quieres ducharte conmigo?”

No esperé su respuesta, le agarre de su mano y nos dirigimos al cuarto de baño y nos metimos los bajo la ducha lavándonos uno a la otra mientras entre un refregón y otro no parábamos de besarnos y tocar nuestros sexos y él mis pechos

Ya me alargado bastante, en un próximo relato les seguiré contando como se desarrolló el resto de los días que duró el viaje con mis alumnos y mi director a Francia.

Si alguien quiere ponerse en contacto conmigo puede hacerlo escribiéndome al correo J.trujicornu@hotmail.com


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© cornoturga

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (0)
\"Ver  Perfil y más Relatos de cornoturga
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)