Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.408 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.454.287 Miembros | 19.511 Autores | 99.500 Relatos 
Fecha: 22-Jun-17 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Secretos de familia II

Marcelita
Accesos: 26.033
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 15 min. ]
 -   + 
Los secretos de una familia van mas alla de lo que uno puede suponer Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

                                                                  Secretos de familia II

Luego de ese largo y fantástico día en la casa de Susana y Gustavo, decidimos irnos a dormir. Nos dividimos en las habitaciones de ellos.

Luchy durmió con Gustavo, Pablo con Karina, Nahuel con Carla y yo con Susana y Ariel.

Dormí como un tronco, no escuche a los demás cuando se levantaron, solo sentí que unas manos me masturbaban, abrí los ojos y era Karina.

Abrí un poco mis piernas para facilitarle su trabajo. La verdad que esa niña sabía muy bien lo que hacía y despertarme teniendo un buen polvo me estaba encantando.

Le pedí que se diera vuelta para un 69 y le chupe esa hermosa concha peludita. Tome todos sus jugos al acabar, minutos después termine yo. Nos dimos un beso y quedamos abrazaditas hasta que vino Susy a preguntarme si quería desayunar.

Ya en la mesa me conto;

"Todos los hombres se fueron juntos, Gustavo le quería enseñar a Pablo y Nahuel unos sembradíos que tenemos a unos kilómetros de acá y Ariel a esperar el camión de la leche así se lleva lo ordeñado hoy"

"Jajaja una real vida de campo. Pablo no sale de su oficina, le va a hacer bien esto"

"Un poco de aire puro a Uds. que viven todo el día entre tanto cemento no les va a venir mal"

"Y las chicas?"

"Carla y tu hija fueron hasta el pueblo a comprar cosas que necesitaos"

"Ahh genial"

"Y vos como amaneciste?"

"jajaja genial, cogiendo con una pendeja de 14?"

"Jajajaj y Harina es así, es la peor de todos nosotros, vive caliente"

"Además tiene la experiencia de una mujer del doble de su edad"

"Si, tiene mucha experiencia y en otras cosas también"

"En que otras cosas?"

"Ah, eso tendrás que averiguarlo. Es algo que compartimos solo ella y yo. Pero no es para todos, solo te lo cuento porque veo que sos una mujer audaz y que te animas a todo"

"Jajaja estoy abierta a todo, de que se trata?"

"Ahora vamos y lo averiguas"

Fuimos hasta el garaje y me dio una bici para mi y otras para ellas.

"Anduviste en bicicleta desnuda alguna vez?"

"Jamás"

"Ahora vas a ver lo lindo que es"

Y tenia razón, es hermoso andar en bicicleta desnuda. Fuimos pos un sendero en el bosque unos 15 minutos hasta que llegamos a otra casa, mucho mas chica pero igual de hermosa.

"Llegamos. Esto es algo que hacemos con Karina, a Carla no le gusta y tanto Gustavo como Ariel lo saben pero no intervienen, ni molestan"

Karina abrió la puerta y dos perros grandes salieron, saludando muy alegremente a ambas.

"Te gustan los perros o tenes?"

"De chica tuve un caniche toy, ahora no tenemos, por una cuestión de tiempo"

"Bueno, ahora vamos a hacer algo con Kari, si luego vos te animas, lo haces también"

Entramos a la casa y Karina le acariciaba la panza, ahí me entere que eran de raza San Bernardo.El animalito se tiro y ella se puso cerca de su cara, acercando su concha a su hocico, el sacaba la lengua y se la lamia, saltando en cada lamida.

"Es distinto que la de una persona" decía la nena

"Veni, acércate, no muerde, ponete en cuclillas a mi lado"

Lo hice y el perro, me la lamio, yo algo asustada di un salto, era una lengua áspera y su tamaño ocupaba todo el largo de mi concha hasta mi culo.

"No te asustes, no pasa nada, te esta identificando"

Yo con mucho pánico no me movía por eso. Por otra puerta llego Susana con algo parecido a unas botitas, se las puso al perro, al que llamo Tony y acerco también su concha a su hocico.

EL perro la comenzó a lamer a ella, nosotras solo nos paramos al lado, ella le acariciaba la panza hasta llegar a su pija, que se veía toda peluda, pero asomando una partecita muy roja, ella, sin cerrar sus piernas, se agacho para lamer la verga del can, que ya estaba mas descubierta y mucho mas grande.

En un momento ella se puso en cuatro y golpeando su glúteo le decía;

"Venga mi Tony, venga, acá esta tu perrita esperándote"

El perro como sabiendo lo que le decía, la monto, pero se bajo rápidamente, ella lo llamo de nuevo, así varias veces hasta que en un momento, como si estuviera mejor ubicado comenzó a menearse.

Karina fue y le tomo la pija, supongo yo, ya que no lo vi, se la puso en la concha de su madre y el perro comenzó con un violento meta y saca, muy rápido.

Susana comenzó a jadear y le decía

"Vamos, así así, no pares"

Pero el perro se bajo, dio una vuelta y la monto de nuevo, esta vez con mas firmeza y Karina ayudando. En un momento Kari se separo y el perro la abrazo con sus patas de adelante en su cintura con mas fuerza y Susana a los gritos

"Si así así ya casi esta así dale dale"

El perro  en un momento se paro y Susana comenzó a acabar, era un orgasmo tras otros, fue impresionante. Karina se acostó frente a ella, abrió sus piernas y su madre la chupo, ambas acabaron juntas varias veces y el perro quieto ahí hasta que en un momento se bajo y un rio de liquido blanco salió de Susana, que aun muy agitada me dijo

"Es hermoso, tenes que animarte, no te vas arrepentir"

Me encontraba en un dilema, sentir esa cantidad de orgasmos de ella, pero a su vez el pánico que me daba hacerlo.

"Jajaja yo me animo a todo, pero esto me da algo de miedo"

"Quédate tranquila, nosotros vamos a estar acá para ayudarte"

Respire profundo, y pensé que ya estaba ahí. Era probar y ver que pasaba.

Le abrieron la puerta a Tony y entro el otro, se llamaba Charly, era igual, le comenzaron a hacer los mismos mimos, me dijeron que me pusiera ahí para que me la chupara y me reconociera. Mi olor a excitación lograría, según ellas que el me quiera poseer y hacerme su hembra, su perrita. Me deje lamer mientras Susana se la chupaba, yo solo cerré los ojos y me deje llevar por esa lengua.

Sentía que me mojaba cada vez mas y el perro lamia mas fuerte, el perro se paro y me vino a lamer toda.

"Ya está, sabe el que estas caliente y quiere hacerte su perra"

Mientras Karina le ponía esas botitas, Susana me pidió;

Ponete en posición de perrita, arquea tu espalda, trata de tocar el piso con tus tetas, abrí las piernas y levanta la cola, el resto lo hacemos nosotras y el"

Hice lo que me pidió, y sentí los golpes de Karina en mis glúteos llamándolo

"Vamos Charly, vamos acá tenes una nueva perrita, dale, vamos cogela, dale"

El se acerco y me paso la lengua desde mi pubis hasta el agujero de mi culo, varias veces, esa lengua áspera y grande me estaba calentando, me gustaba mucho que me lamiera, mi culo ya sin miedos se relajaba.

"Vamos Charly, vamos subí"

Se subió y su peso casi me tira, pero intente mantenerme como perrita. Se afirmo a mis caderas y sentía como pinchazos en mis labios, mis cachetes hasta en el agujero de mi culo. Susana lo tomo y acomodo su pija en la entrada de mi canal y el la metió de un golpe, me dolió un poco, pero esa rapidez del bombeo me calentó mas, pero se bajo.

"Quedate quieta, ya se sube de nuevo, es normal"

Y así fue, se subió nuevamente y gracias a Susana, encontró mi concha mas rápidamente. Ya no había dolor, ese roce con tanta velocidad me calentaba y un orgasmo se formaba dentro mío, hasta que sentí que me apretaba con sus patas mas fuerte y tiro todo su peso sobre mi, Karina ayudo para que no me cayera y en ese instante sentí algo muy grande en la puerta de mi concha que quería entrar, me asuste mucho;

"Calmate, quedate quieta, vas a ver que lo que viene te va  gustar, aguanta, se quiere abotonar, te quiere preñar"

Cuando dijo la palabra abotona, mi sangre se helo de repente, no me podía mover mas que por el peso del animal, por el miedo que tenia.

Sentí nuevamente algo de dolor y esa cosa entro, latía dentro mío y hacia presión en mis nervios internos, acabe y luego de nuevo y otra vez y en cada latido que daba yo acababa.

"Ya esta, te abotono, gozalo nena"

Los orgasmos continuaban y sentí un liquido muy caliente en mi interior, era algo que nunca había sentido,;

"Esta muy caliente"

"Gozalo, es su leche, te quiere preñar"

Karina al igual que con su madre, se puso frente a mi con sus piernas abiertas para que la chupe, cosa que hice mientras ella acababa. Mis órganos continuaban pero mi cuerpo ya no aguantaba su peso, ya no sabía cuánto tiempo había pasado y sus latidos continuaban como mis orgasmos, hasta que la presión de esa cosa bajo y deje de acabar, segundos después hizo un ruido raro y se bajo y una catarata de liquido aun muy caliente me salía de mi interior. Me costo pararme y al mirar al suelo no podía creer la cantidad de leche que me había dejado.

Vino Susana, beso mi boca y me dijo;

"Ya sos su perrita, bienvenida al club"

Me senté muy cansada, pero Karina vino a continuar besándome. Yo estaba exhausta. Muy lentamente regresamos, ya que mis piernas aun me temblaban y al llegar, me bañe y me acosté a dormir.

Me desperté tipo 6 de la tarde, mi concha aun latía y ya habían regresado todos, pero no quisieron despertarme, vino Susana a decirme;

"Hola nena, buenas tardes, dormiste bien? Mira que no le contamos a nadie nuestra historia, quedara en vos si lo decís o no, ahora levántate que nos metemos en la pileta"

Aun cansada salí y Pablo me dijo que era una dormilona. Me metí en la pileta y aun costado estaba Luchy acostada, abierta de piernas y Gustavo cogiéndola duro.

A mi lado Carla decía

"A mi papa parece que le gusta coger con Luchy"

"Si, eso veo. Aun tenemos que hacerlo entre nosotras"

"Si, queras que vayamos al arroyo?"

Yo, aun cansada no pude negarme a esa invitación y nos fuimos de la mano como adolecentes enamorados.

Ya en el arroyo, nos subimos al muelle y la apoye en una de las barandas, dándole un beso fuerte en su boca, su lengua jugo con la mía, le bese el cuello y sus tetas de futura madre (era la primera vez que tenia sexo con una embarazada)

"Sos hermosa al igual que Luchy, me encanta las dos"

"Vos también sos una hermosa mujer"

Ahora era ella quien me chupaba las tetas mientras nos masturbábamos mutuamente.

Me acosté en ese muelle, bajo el rayo del sol y en pleno campo, mientras ella, se colocaba en posición de 69.

Yo chupaba la concha donde su hermano entro para preñarla, estaba deliciosa, sus jugos brotaban por la excitación y el placer que estaba recibiendo. Y ella por su parte lamia mi propia vagina, aun muy sensible por mi aventura canina de la mañana y demasiado receptiva a cualquier estimulo externo, un coctel que a pesar de mi cansancio, lograra acabar (Y no seria el ultimo por el resto del día).

Ella bajo de mi y cruzando sus piernas nos pusimos en posición de tijera. Nuestras conchas se besaron con pasión, compartiendo sus néctares de placer y nuevamente nuestros gemidos y gritos, rodeadas por la naturaleza no tardaron en llegar. Nos besamos y juntas nos metimos en el agua de ese arroyito que era solo para nosotras.

Regresamos a la casa abrasadas y besándonos como novias y ahí estaba su madre, apoyando su frente contra un árbol, de pie y mi marido dándole duro de atrás, ella lo tomaba de sus glúteos atrayéndola mas hacia su cuerpo y que la penetración sea más profunda. Mas allá, en el comienzo del césped que rodeaba la casa estaba Karina, boca abajo y mi hijo Nahuel, sobre ella entrando por su culito. Era evidente que esta familia era muy sexual, muy activa, a tal punto que nosotros habíamos quedado como simples principiantes. Sin bien era muy placentero no sabíamos cuanto aguantaríamos este ritmo de sexo sin límites.

Ya estábamos todos mas tranquilos cuando unos rayos iluminaron el anochecer, una tormenta se acercaba y parecía fuerte, Susana nos tranquilizo

"No se preocupen, es norma, acá las tormentas aparecen de repente con gran fuerza y después de un corto tiempo, se van con la misma velocidad"

Entramos corriendo por la copiosa lluvia que caía y aterrada por los rayos y relámpagos (me aterran).

Preparamos la cena entre risas y chistes para tranquilizarme ya que notaban mi nerviosismo por la tormenta, los relámpagos iluminaban el interior de la casa, fue algo feo. Por suerte paso y solo quedo una fuerte lluvia. Fuimos a el gran living y nos preguntaron si queremos hacer un juego, obvio del tipo sexual. Vinieron con algo similar al juego de la oca, pero con prendas sexuales, se tiraba unos dados y según el numero se avanzaba y había casilleros con diferentes prendas, diferentes para mujeres u hombres. El ganador debería recibir los mimos y las caricias de todos.

La encargada de leer las prendas era Carla, tiramos los dados, avanzamos y la primera le toco a Susana

"Mami, a vos te toca hacerle sexo oral al color amarillo, quien es?"

Era su hija Karina, la que rápidamente puso una silla en el centro, se sentó abriendo bien sus piernas y Susy, agachándose se la chupo, sacándole varios suspiros en el proceso.

La próxima prenda fue de Luchy.

"Le tenes que chupar la pija al color celeste"

Luchy se sentó en la silla y le dio una tremenda chupada a su papa, a tal punto que debió detenerla para no acabar en su boca.

Esta vez la prenda le toco a Karina,

"Tenes que ser penetrada sin bombeo por el color verde" que era Nahuel.

Mi hijo se sentó en la silla y la pequeña Karina se acomodo sobre el y sin ningún esfuerzo se dejo caer, entrando la pija de Nahuel hasta hacer tope con sus bolas. La niña antes de sacarla de su interior le dio un beso en los labios a mi nene (Era por lejos la mas caliente de esa familia)

Fui yo la próxima.

"Tenes que arrodillarte en la silla, abrir tus cantos y el color naranja te debe chupar el culo. Ahhhh yo soy naranja jajaja"

Y lo hice tal cual, me arrodille en la silla, abrí mis cantos y sentí la lengua de Carla lamiendo el agujero de mi culo, me encanto, no solo por el trabajo de su hábil lengua sino por los gritos y aplausos de los demás participantes.

Ahora entro Luchy en la casilla de prendas.

"Debes ponerte en cuatro y el color gris, penetrarte sin bombear por el color gris"

Como manejado por el destino, el color gris era Gustavo, que con una gran sonrisa por las ganas que tenia por mi hija, se puso detrás de ella y tomándola por la cintura se la metió lentamente hasta las bolas.

En un momento, casi al final, me toco tirar el dado a mi, sacando el 6, numero justo para llegar al final y ser la ganadora. Me vendaron los ojos y Carla dijo;

"Acóstate en el sillón y disfruta"

Sentí muchas manos tocándome todo el cuerpo, dos bocas chupando mis tetas, unos labios besándome, eran de mujer y probablemente de Karina, abrieron mis piernas y una lengua chupo mi concha, otra vagina fue apoyada en mi boca, tenia bello púbico, así que era Susana, la cual lamí, sentí un cambio en la lengua que me chupaba, esta al parecer era de una mujer.

La vulva de mi boca fue cambiada por una verga y otra me comenzaba a penetrar, muchas sensaciones hicieron que acabara, nuevamente una vagina en mi boca, conocía esos gemidos, era mi hija.

Acabaron dentro mío y nuevamente una mujer me la chupo limpiándome la leche de mi interior. Fui cambiada de posición, me ayudaron a montar un hombre, era Pablo sin dudas y una lengua me comenzó a lamer mi ojete, me iban a hacer una doble penetración. Un hombre me apoyo su glande en mi agujero y despacio mientras se dilataba lo metió y gracias al vaivén del que tenía por delante, fue entrando en su totalidad. Una mujer se paro entre el hombre que me penetraba por la concha (Luego supe que era mi marido y el que me hacia el culo era Gustavo), al ser peludita, era Karina, ya que era la única que la tenia así.

Tantas sensaciones juntas, mas los gemidos de los otros que no estaban conmigo lograron hacerme acabar varias veces hasta que Gustavo termino en mi culo, con Karina a los gritos y por último fue mi esposo el que me lleno.

Con mis orificios llenos de leche, me fui a acostar, ni me bañe y quede dormida de inmediato por el cansancio de un día de locura.

Me desperté al otro día tipo  10 de la mañana, solo las mujeres estaban en la cocina desayunando, yo me prepare un café con leche y cuando dije que iba a darme una ducha Carla me pregunto;

"Te animas a un paseo?? Luchy ya me dijo que si"

"Si, no hay problema, donde vamos?"

"Jajaja no es donde, sino como"

Y Luchy me mostro que afuera había 3 caballos listos.

"La última vez que me subí a uno tenía 14 años, me voy a caer o me va a tirar"

"Quedate tranquila, son muy mansos"

Y así desnuda, me ayudaron a subir. Despacio, recorrimos a la vera del arroyo toda la arboleda hasta un alambrado que dividía el camino del campo, era tan placentero el paseo que no nos dimos cuenta que unos trabajadores de la compañía eléctrica estaban haciendo reparaciones de una línea. Me imagino a esos pobres hombres, ver a tres mujeres desnudas paseando a caballo por un campo.

Regresamos a la casa riéndonos como locas.

Al llegar y estando solo las mujeres, nos fuimos todas a la habitación de Susana poniéndonos a jugar las cinco. A mi me busco Karina, nos acostamos besándonos en la cama mientras Luchy, Carla y Susana se recostaron en la alfombra.

Esa niña era una maquina sexual, me chupo con tremenda maestría, introdujo su lengua profundamente mientras metía un dedo en mi maltratado culo. Acabe, ya había perdido la cuenta cuantas veces fueron esos tres días. Me tocaba a mi, la puse en cuatro y le chupe su culito mientras las masturbaba, para luego darla vuelta y hacerle un hermoso sexo oral. Terminamos todas a los gritos y acabando de una forma impresionante.

Fue nuestra ultima sesión de sexo, ya que luego de almorzar, regresamos a nuestra casa no sin antes agradecerles por la estadía y prometiendo regresar pronto.

Durante nuestro regreso, les conté mi encuentro zoofilico, ya que entre nosotros no tenemos secretos, con lujos de detalles. la única que opino fue Luchy;

"Si la pasaste bien ma, estamos contentos, lo importante es disfrutar"

Mucho mas aliviada con las palabras de Luchy, decidí que a nuestro regreso compraría una mascota...........

                                                                                                                                         Marcelita

                      

PD: Ya tenemos nuestra mascota, se llama Pepe y es una pequeña tortuguita.

 


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© Marcelita

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (12)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Marcelita
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)