Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.756 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.454.195 Miembros | 19.504 Autores | 99.463 Relatos 
Fecha: 05-Jul-17 « Anterior | Siguiente » en Sexo con maduras

Mi excompañera de trabajo y yo.

raimond2004
Accesos: 34.049
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 9 min. ]
 -   + 
Como es el reencuentro entre mi excompañera de trabajo y yo, en mi perfil tenéis los 2 primeros relatos de esta serie. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Voy a contar la tercera parte de la saga que inicié con mi compañera de trabajo, dejo enlace al segundo relato desde el cual se puede acceder al primero también.

http://www.todorelatos.com/relato/125012/

Yo había dejado hace tiempo de trabajar en el centro comercial e incluso había trasladado mi residencia a la capital, por lo que ya no coincidíamos ni si quiera en el pueblo, pero teníamos contacto ocasional por whatsapp y alguna otra red social, sobre todo Facebook, por lo que estábamos más o menos al día.

Me había contado que había tenido un par de parejas ocasionales para buscar parte de lo que había sentido conmigo pero no lo había encontrado, sí que había disfrutado pero no era lo mismo, según ella tenía que masturbarse mientras la penetraban, para poder tener su orgasmo. No es que yo sea un experto ni nada parecido, pero tampoco se me da mal y pongo mucho empeño a los preliminares para que a la hora de la penetración sea un disfrute mayor.

Por circunstancias de la vida llevábamos sin vernos en torno a 6 meses y yo sabía que se había apuntado al gimnasio, bueno en concreto al mío ya que me pidió recomendación lo que pasa que ella solamente podía ir en horario de mañana, que era justo cuando yo trabajaba por lo que no nos habíamos visto y no sabía de sus progresos físicos. Y vaya progresos!!! Se lo estaba tomando muy en serio y los resultados eran más que evidentes. (no había visto fotos si quiera, ya que ella a Facebook no es de subir muchas cosas, y por whatsapp a pesar de que sí que nos hemos calentado alguna vez tenemos la broma de que mejor un recuerdo mental que una foto para asi vernos).

Hacemos una recapitulación en ese aspecto, si recordáis en el primer relato dije que ella estaba gordita, con unos pechos muy grandes y un culo y piernas en relación a su peso, pues ahora había perdido bastante peso ya que había combinado el ejercicio en el gimnasio con una dieta equilibrada, no es un cuerpo 10 como nos intentan vender, pero para mi se había convertido en un cuerpo 8, las tetas seguían igual de grandes en cambio el resto del cuerpo se había visto reducido en función de su buen hacer en la cocina y en el gimnasio, teniendo unas piernas duras y un culo… que vaya culo!!! Duro y grande, que tenías donde agarrarte vaya. Un gran cambio que le había sentado de maravilla incluso parecía más joven con un color de pelo más moreno del habitual.

Yo en cambio seguía parecido sí que es cierto que siempre he hecho deporte y como dije no estaba ni gordo ni delgado, digamos que normalito, pero al haberme independizado empecé a comer un pelín mejor no había tantas cosas para picar como en la casa familiar por lo que había mejorado un poquito, no se me veían los abdominales pero casi y había ganado un poquito de masa muscular.

Bueno, pues vamos al tema y como quedamos otra vez para vernos, bueno en realidad no quedamos ya que quise que fuera una sorpresa, en el lugar donde trabajamos siempre hacíamos una quedada en la noche de San Juan, una vez cerrado todo a las 22 horas se recogía, cada tienda llevaba algo de su departamento para picar y los que no trabajaban en alimentación ponían bote y compraban algo de bebida, unas cervezas para picar y algo de copas para luego terminar la noche con un puntito curioso.

A pesar de no trabajar ya en el centro comercial tenía muy buena relación con mis excompañeros de la tienda y como apenas hay rotación conocía aún a todos y me habían invitado para la fiesta de San Juan y así celebrar la llegada del verano como antaño coincidiendo que el día siguiente tenía fiesta en el trabajo me pareció genial la idea y me apunté.

A Teresa ni una palabra avisé a mis compañeros, es más a uno de ellos le comenté que era una sorpresa ya que sabían que éramos del mismo pueblo y que nos llevábamos muy bien, dije que hicieran cuentas como si fuera a ir su pareja.

Suelo pecar de ser bastante puntual, incluso en ocasiones llego antes y allí estaba yo esperando donde quedábamos siempre la noche más corta del año para poder empezar antes a pasarlo bien y vi como fueron llegando excompañeros y como no para variar… la última sería la buena de Tere jejeje, empezó a saludar y como estaba de espaldas no me conoció y ya se dirigió al grupo de mis amigos de la tienda y cuando dijo presentadme a vuestro amigo… me giré y no se quien de los dos se quedó más sorprendido si ella al verme allí o yo al ver su cambiazo radical. Duró un par de segundos ya que al momento nos abrazamos y nos dimos dos besos y prácticamente desde ese momento no perdimos el contacto en toda la noche ya que cuando estábamos lejos manteníamos un contacto visual continuo. Lo cual hacía ver como podíamos terminar la noche.

Ya cuando la gente se iba recogiendo y el alcohol terminando… estábamos todo el grupo junto y ella a mi lado, pregunté que donde iba a dormir y me dijo que tenía pensado no coger el coche y alquilar una habitación en un hostal de la zona y todos pusimos el grito en el cielo y dijimos que se quedaba en casa de alguien ofreciendo varios una habitación, yo con un poco de mano izquierda dije que tenía el coche averiado y que como al día siguiente tenía que bajar a por uno de mi padre mientras me reparaban el mío ofrecí mi casa y que así al despertar nos bajaríamos juntos al pueblo, nadie sospechó nada pero ella rápido dibujó una sonrisa en su rostro y me acarició la mano que las teníamos muy cerca.

Tras ir a una discoteca donde ponen música infernal y alcohol malísimo decidimos ir retirándonos para casa, cogimos un taxi ya que las miradas eran de un deseo por llegar a casa brutal, rápido en el taxi nos sentamos muy cerquita y ella sin más prolegómenos puso su mano encima de mi polla, recostó la cabeza en mi hombro y dándome un lametón en el lóbulo de la oreja me dijo la quiero ya!!! Yo tenía la mano encima de su muslo, ya que llevaba un vestido de verano y para lucir sus avances en el gimnasio era relativamente corto, a la vez me asomaba al balcón que formaban sus pechos y su vestido con escote palabra de honor, viendo como poco a poco los pezones se iban erizando más.

Al bajar del taxi pagamos dejando allí el cambio y rápido fuimos a mi portal, ella ya con los tacones de la mano y al llegar el ascensor… nos comimos la boca como habíamos estado deseando toda la noche entre besos en la boca, mordiscos en el cuello… íbamos subiendo hasta el piso nº 8 que es donde vivo yo, entre los magreos… desabroché la cremallera del vestido que cayó en el ascensor quedando ella solo con su tanga puesto y yo relamiéndome al volver a tener esas tetazas entre mis manos, al ser las horas que eran… no le dimos importancia ya que sabíamos que no encontraríamos al único vecino con el que comparto escalera ya que vivo en el ático, de manera que al llegar el ascensor seguimos un rato nuestro show particular, ella me había sacado la polla por la bragueta del pantalón y agarrándomela tiró de mi y dijo cual es tu puerta que necesito que me folle a cuatro patas ya!!!

Entramos en mi casa, ella con mi polla en una mano y en la otra el vestido, al cerrar la puerta se puso de rodillas y engulló mi polla con una maestría que yo desconocía hasta ese momento, me dijo que había estado ensayando con un juguetito que se había comprado pero que mucho mejor de carne, a la vez que ella estaba de rodillas y yo apoyado en la puerta tenía su teta de la mano y con mis pellizcos y magreos su pezón estaba a tope, hasta que ya sabiendo que son ese ritmo tardaría poco en correrme… tiré del pezón para arriba haciendo que se levantara con mi tirón y una vez de pie la puse de espaldas a mi, encajé mi polla entre sus piernas y la di un azote, a la vez que agarraba su cintura e íbamos andando hasta mi habitación.

Al llegar nos quedamos parados a los pies de la cama y bajé su tanga que estaba empapado de sus flujos y como estábamos de espaldas bajé con mi lengua desde su nuca hasta su culo, dando un lametón a su agujerito y llegando hasta la raja de su coño, puso el pie en la cama y me dijo por favor cómetelo que tengo muchas ganas de ti, sus palabras fueron órdenes y así según estaba empecé a jugar con mi lengua en su coño y en ocasiones iba hasta su ano, ella ya solo gemía y decía sí sí prepara el pequeñín que hoy también vas a entrar, en esa postura la verdad que no aguantamos mucho, me incorporé, la giré y volvimos a comernos nuestras bocas, ahora sin piedad cambiando nuestros flujos que aún teníamos en la lengua y así según estábamos nos dejamos caer en la cama mientras nuestras manos nos masturbaban el uno al otro, la mordía los pezones, el cuello, la oreja y la susurraba que la iba a follar como nunca, a la vez que ella me dijo que era mía, que hiciera con ella lo que quisiera pero que por favor que quería empezar clavándose ella en mi y que luego hiciera con ella lo que quisiera pero que estaba apunto de correrse y el primer orgasmo lo quería así, la miré y la dije tus deseos son órdenes así que me puse boca arriba, agarré mi polla con la mano y dije toda tuya, ella se puso de espaldas a mi y se la restregó de nuevo por su coñito y su clítoris pero dijo no estoy para muchos más juegos y se fue sentando poco a poco, a la mitad de la penetración se quedó quieta y se dejó caer de golpe, dando un gran gemido, paró unos segundos y comenzó a moverse en círculos yo aprovechaba para jugar con su culito y apretarlo fuerte, pudiendo comprobar lo durito que se estaba quedando gracias a sus sesiones de gimnasio, al momento pasé una mano para adelante para tocar su clítoris y me encontré con que estaba ocupado por su mano pero me dije sigue tú sigue tú que a hacérmelo yo ya estoy acostumbrada y la verdad que no se si fue por la excitación acumulada o porque lo había bien pero a los 5 minutos se estaba corriendo, notándolo aparte de por sus gritos por como terminó mi polla de sus flujos.

Se dejó caer hacia atrás con mi polla aún dura y dentro, su respiración se fue pausando y me dijo, te toca a ti tienes todos mis agujeros a tu disposición y dándola un beso húmedo de nuevo la puse a cuatro patas y dije aquí están los dos que me faltan probar hoy y se la metí de nuevo en el coñito despacito hasta el final, agarré sus tetazas… y empecé a moverme deprisa cambiando movimientos de repente bajaba el ritmo para luego de un pollazo llegar hasta el fondo, ella seguía gimiendo y cuando menos se lo esperaba…. Metí un dedo en su culo y como si se encendiera una luz en ella me dijo si por favor clávamela por el culo que eres el único que me lo hace y me lo hará, salí de su coño y poco a poco fui metiéndosela y pude comprobar como efectivamente por lo apretadito que estaba que apenas nadie entraba ahí y me dijo después que ni siquiera ella con los juguetes se la metía por el culo, para ser sinceros…. No aguanté mucho entre la excitación de la noche, los juegos del ascensor y del taxi y la mamada de la entrada a los 3 minutos de estar en su culo avisé de mi corrida y me dijo que ella también se corría, me fijé y tenía la mano en el clítoris y vi como unos segundos antes de correrme yo ella se estaba corriendo de nuevo.

Nos dejamos caer, ella tumbada y yo encima con mi polla dentro que se iba saliendo, mezclándose mi semen con sus fluidos, cuando nos recuperamos cambiamos las sábanas y nos dimos una ducha, el uno al otro, para terminar con un sexo oral que sinceramente… no pudimos acabar ninguno, eran casi las 6 de la mañana y nos miramos y dijimos… mejor el segundo asalto mañana.

Yo me dormí con la polla dura y entre sus nalgas, notando también su humedad pero el cansancio físico nos impedía tener una segunda sesión pero el despertar… fue otro cantar, solo decir que yo desperté con mi polla en su coño en postura de la cucharita, hablándolo después me dijo que había estado mojada toda la noche ya que no había dejado de sentir mi polla dura a la entrada de su coño y que en un momento dijo pues adentro y se la metió sin más, no se movió ni nada, pero se quedó dormida, al despertar… como os podéis imaginar tuvimos que terminar lo que empezamos y prácticamente empalmamos hasta que ella tenía que entrar a trabajar.

Si os ha gustado os cuento en una siguiente entrega como nos despertamos y lo bien que lo pasamos en el ático y como una mironcilla disfrutó también de lo que hicimos.

Si queréis contactar… raimond_2004@hotmail.com o raimond rey mago en Facebook.

Un saludo.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© raimond2004

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (0)
\"Ver  Perfil y más Relatos de raimond2004
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)