Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.828 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.454.185 Miembros | 19.504 Autores | 99.449 Relatos 
Fecha: 07-Jul-17 « Anterior | Siguiente » en Transexuales

3.- fantaseando con la mujer que llevo dentro.

buscofollamigobcn
Accesos: 2.615
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 7 min. ]
 -   + 
La cena y posterior cita con Rosana Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Dejé caer el tenedor bajo la mesa e inmediatamente me agaché a cogerlo, metiéndome debajo. Allí rápidamente fuí a por mi premio, bajándole la bragueta a Mario y metiéndomela entera en la boca, mmmmm

MARIO: Joder nena, me vas a volver loco del todo, ufff

Le dí un par de chupetones más a mi barra de carne y salí de debajo, tampoco era plan de que nos pillaran. Cuando me volví a sentar en la mesa pude ver la mirada de vicio que tenía Mario, jajajaaj

El resto de la cena transcurrió sin incidentes, salvo que me había descalzado los tacones y le tocaba la polla -todavía fuera del pantalón-

Acabamos los cafés y subimos a la habitación, eran las 22:30 y Rosana no tardaría en llegar. En el trayecto del ascensor volví a arrodillarme a saborear mi premio, bufff, me estaría todo el día chupando, que rica...

Llegamos a la habitación, cerramos la puerta y me fuí a cambiar. Mario me había comprado un conjunto de lencería de color morado, con sus ligueros y medias, y una bata de seda del mismo color. Al mirarme en el espejo me ví muy sexy y guapa. Repasé mi maquillaje, pintándome los labios de rojo intenso, me perfumé y salí del baño.

Mario estaba preparando unas copas y casi se le caen al verme:

MARIO: Wauuu nena, estás para comerte enterita. A ver, desabróchate la bata que te vea.

NOEMI: ¿Podrás soportarlo?

Sin esperar su respuesta desaté la bata y le mostré mi cuerpo a Mario, que al verme se arrodilló cogiéndome del culo y mordisqueándome el paquete por encima de la lencería.

En ese instante golpearon a la puerta. 

MARIO: ¿Si?

VOZ FEMENINA: Soy Rosana, la chica de recepción. ¿Puedo pasar?

MARIO: Te abro, un segundo.

Yo aproveché para recolocarme el peinado y atarme la bata, mientras Mario abría la puerta y allí estaba Rosana, vestida con una camiseta de tirantes ajustada, con ambos hombros y brazos hasta el codo tatuados, unas tetazas increíbles, y un minishort ultracorto que dejaba ver parte de su culo. Que pibonazo.

MARIO: Pasa Rosana, pasa

ROSANA: Gracias Mario. Noemí, ¿Que tal?

NOEMÍ: Pues bien, aquí esperándote. ¿Te preparo una copa? ¿Que tomas?

ROSANA: Un ron con cola, por favor.

NOEMÍ: En seguida. Rosana, te preguntarás por qué te hemos invitado a venir, ¿cierto?

ROSANA: Imagino que ha sido porque has notado como te miraba.

NOEMÍ: ¿Y por qué me has mirado así? Le dije mientras le entregaba su copa.

ROSANA: Verás, soy muy abierta en el sexo y me has llamado mucho la atención.

NOEMÍ: Ah si? ¿Entonces te parezco atractiva?

ROSANA: Me pareces super sexy, y me das mucho morbo. Pero bueno, ¿me habéis traído aquí para hablar?

Mario en ese momento se desnudó y con la polla en la mano se acercó a Rosana, diciéndole:

MARIO: ¿Que te parece?

Rosana, sin mediar palabra abrió la boca y empezó a mamársela. Yo estaba super excitada, así que tiré hacia arriba de la camiseta de Rosana  y se la saqué. Al hacerlo, saltaron dos melones deliciosos, de grandes pezones rosados, y me puse a chupárselos y mordiaquearlos, mientras ella continuaba mamando a Mario. Pero lo que realmente me apetecía era otra cosa, así que le desabroché el minishort y se lo saqué a la vez que el culotte que llevaba puesto, dejando su culito al aire.

Ella ya estaba a cuatro patas mamando la polla de Mario, y él estaba de rodillas en la cama, así que yo me tumbé boca arriba y metí la cabeza entre sus piernas.

Allí estaba su almeja, completamente depilada, semiabierta, rosada, de labios grandes y carnosos, y de la que ya colgaba un moco transparente. Inmediatamente me lancé a cojerle toda la almeja entre mis labios, saboreándola mmmmm

ROSANA: Ahhhh que loba, que boca tienes puta

NOEMI: Que coño tienes, buffff, mientras pasaba mi lengua por toda su raja, que estaba empapada. Sabía embriagadoramente. ¿Que hay mejor que comerse un buen coño?

Entonces descubrí algo que Rosana nos había ocultado:

Cuando llevaba dos minutos comiéndole el coño empezó a gemir y me empapó la cara. Entonces me di cuenta de lo que pasaba. ¡Rosana era squirt!

NOEMI: Wauuu Rosana, me has empapado, que delicia

ROSANA: ¿Te gusta? Me cuesta encontrar gente que acepte mi peculiaridad...

Para responderla convenientemente, seguí comiéndole el coño mientras ella seguía soltando ese líquido amargo y caliente, mmmmm

Mario entonces dijo:

MARIO: Nenas, creo que me voy a correr ya si seguimos asi, a lo que yo le respondí:

NOEMÍ: De correrte en su boca nada, ya sabes donde quiero mi leche. Y me puse a cuatro patitas. Mario empezó a lamerme el coño y a meterme la lengua, mientras Rosana me la mamaba, uffff

Cuando ya estaba dilatada Mario me dijo que me iba a follar, pero lo paré y le pedí a Rosana que se pusiera a cuatro patas. Entonces me puse detrás y se la metí en su dulce almeja, uff que calentita, suave y estrecha la tenía. Mario entonces me empezó a penetrar el chocho, mientras coordinábamos los movimientos.

Imaginaros como estaba yo, en medio de aquel tren de la lujuria, llena de polla y con la polla hundida en aquel coño delicioso. Lógicamente no duré demasiado y avi´se diciendo:

NOEMÍ: Me voy a correr ya, uff que coño tienes puta, me absorve y me estrangula la polla, me encanta

ROSANA: Córrete zorra, lléname de tu leche caliente, mientras gemía como una loca.

MARIO: Pues yo también estoy a punto, nena, avísame y nos corremos juntos.

NOEMÍ: Me viene, ya, uissss   siiiiii mmmmmmm ssiiiiii

MARIO: Mmmmmmmmmmmmmm puta, toma mi leche bien dentro, toma, ahhhhh mmmmm 

Entonces noté los trallazos de mario en mi chocho mientras soltaba los mios dentro de Rosana... ufff que intensidad, nunca había vivido algo así, me estaba mareando y todo.

Cuando acabamos, me tumbé en la cama muerta, rendida, pero satisfecha como nunca.

MARIO: Rosana, te voy a mostrar algo que se le da muy bien a mi puta. Ponte encima de ella, a cuatro patas, como para hacer un 69.

ROSANA: Ok, ¿Y ahora?

MARIO: Ahora te comes mi polla, dijo metiéndosela en la boca.

MARIO: Noemí, déjale el coño bien limpito a Rosana, que me la quiero follar.

Yo empecé a lamer aquella almeja caliente, de la que colgaba mi propio semen junto con sus flujos, mmmmm estaba delicioso. Rosana en seguida volvió a correrse a modo de squirt, llenándome la cara de ese líquido exótico mientras gemía como una puta.

MARIO: Venga Rosana, ahora ponte encima, que quiero que me cabalgues

ROSANA: Ok guapo, mientras se subía a mi polla.

Yo por mi parte, por celos o por morbo la hice inclinarse sobre él, quedándo su ojete expuesto, así que me puse a comérmelo mientras la penetraba con la lengua.

ROSANA: Mmmmm que puta, como sabes lo que me gusta

NOEMÍ: Porque soy mujer igual que tú, cariño

Me lubriqué un dedo con sus jugos, luego dos y la fuí penetrando, hasta que ya estaba suficientemente dilatada.

Lo siguiente fué meterle el capullo despacito, mientras se follaba a Mario, sin forzar, siguiendo el ritmo. Y ella se iba echando hacia atrás, buscando una penetración más profunda, hasta que se la metió entera. Ahora ya era un tema de coordinacion entre Mario y yo.

La sensación era increíble. Podia notar la polla de Mario desde dentro del culo de Rosana. La estábamos perforando y ella no dejaba de gemir, estaba poseída.

ROSANA: Ummm que bueno, que locura, me estais destrozando.

Mario le comía la boca mientras yo le agarraba las tetazas... Que culo tenía, que niña más bien hecha, y que vicio tenía.

Tanto Mario como yo estábamos a punto de corrernos e hicimos para acabar a la vez, llenando de leche los agujeros de Rosana. Ella se corrió también y se tumbó en la cama, mientras repetía: me habeis matado, ufff, estoy muerta

MARIO: Cariño, ya sabes lo qye te toca

NOEMÍ: Mmmmm si, dije mientras le lamía bien la polla para dejársela limpita. Luego le lamí la almeja a Rosana, y le di la vuelta para limpiarle el culito. Que leche máa rica, ummm

Luego nos fuimos a dar una ducha, despidiéndo a Rosana y volviéndola a citar la noche siguiente.

Rosana salió de la habitación tambaleándose, no estaba acostumbrada a tanta caña, jajaj

Mario y yo nos pusimos la TV y me dormí abrazada a su pecho.

Sobre las 3:00 algó me sobresaltó y me desperté. Mario dormía profundamente, pero roncaba como un búfalo, así que decidí hacer una de las mias y aparté las sábanas, dejando al descubierto su polla flácida. Me acerque y toque la puntita con la lengua. Nada. Asi que la cogi entre los labios. Mario dejo de roncar y solto un mm.

Yo pare y cuando empezaba a roncar volvia a chupar. ¡Que juego tan divertido! 

La polla ya estaba bien dura, pero el seguia dormido, asi que me dedique a mamarle suavemente hasta que se corio en mi boca. Crei que se habia despertado pero no, solamente se movio y se puso de lado, Como pude, me acomode para dormirme con la polla en la boca, mi biberon.... (CONTINUARA)



© buscofollamigobcn

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (0)
\"Ver  Perfil y más Relatos de buscofollamigobcn
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)