Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.936 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.454.278 Miembros | 19.506 Autores | 99.533 Relatos 
Fecha: 12-Jul-17 « Anterior | Siguiente » en Gays

Vidas cruzadas 7ª parte

axeljordan
Accesos: 1.014
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 27 min. ]
 -   + 
, mi verga cimbreó cuando llegó dentro y él gimió, tiró de mi corbata acercándome a él besándonos de nuevo mientras él tiraba de la corbata y mis empujones cada vez más severos Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

                             VIDAS CRUZADAS 7ª PARTE

   Estoy en la cama con Peter y me susurra frases cariñosas mientras me acaricia el cuerpo besándome después, entonces aparece Jonas con tres bebidas, yo dije: ¡Creo que no necesitamos tomar afrodisiacos! Él dijo riendo: ¡Bogdan son solamente unos refrescos! Dejó las bebidas en la mesita y nos hizo levantarnos de la cama, puso una rodilla en el suelo y de su dedo meñique sacó un anillo de acero, mirándome a los ojos dijo: ¡Bogdan te desposó con éste anillo de placer, te quiero y te amaré por siempre en los buenos y malos momentos, hasta el fin de mis días! Tomando mi polla pasó el anillo sobre ella y luego besó mi capullo metiéndose toda la verga en su boca, por mi cuerpo recorrió un escalofrío, se levantó y besó mi boca. Al separarnos Peter se arrodilló de igual forma diciendo: ¡Bogdan yo te desposó colocándote éste anillo de placer pasando tus huevos por él, te amaré eternamente, ya sean buenos o malos tiempos siempre estaremos juntos, te quiero! Y pasó un huevo tras otro por el anillo colocándolo bien, besó mi capullo y se tragó mi polla después de pie me besó, por mi cara se deslizaban lágrimas. Me acerqué al armario y tomando mi bolsa con todas mis cosas dentro saqué una cajita, la abrí mostrando dos anillos idénticos y balbuceando dije: ¡Era mi regalo de despedida, para vosotros dos! Y tomando uno lo puse en la verga de BJ, el otro en la de Peter, mientras introducía los huevos de BJ y después los de Peter dije: ¡BJ te quiero desde el primer día que te vi, Peter sin conocerte también te amé simplemente por lo contado por BJ sobre ti, él tenía razón en todo lo amas con locura! ¡Por eso me desposo contigo Peter y contigo BJ por siempre jamás en cualquier momento de nuestras vidas, sean buenos o malos estaremos juntos, os quiero! Besé ambas pollas forzando mi boca a tragarse las dos al mismo tiempo y luego nos besamos los tres juntos, brindamos tumbándonos de nuevo en la cama.

   Peter se puso boca abajo sobre mi cuerpo, sus labios lamían mi cuello y su mano acariciaba mis costados del cuerpo, mi polla estaba dura de nuevo y el frotaba su cuerpo sobre ella, BJ le acariciaba la espalda bajando lentamente su mano sobre su nalga y sus largos dedos frotaron su ano, Peter gimió y Jonas se puso de rodillas entre sus piernas separándole las nalgas y enterrando su boca sobre su ano chupándolo con fervor, fui deslizando mi cuerpo hacía arriba quedándome recostado en el cabecero y Peter capturó con sus labios mi polla, separé mis piernas y Peter con su mano sujetó mi polla la besó lamiéndola con su lengua, yo acariciaba su cabello al compás de su mamada, los dedos de su otra mano entraron dentro de mi ano dilatado causándome gran placer, yo tenía una amplia visión de su cuerpo, con sus anchas espaldas, su estrecha cintura, un culo precioso y la cara de placer de Jonas lamiendo el apetitoso ano una y otra vez, mi mano acariciaba su espalda y la otra apretaba su cabeza sobre mi verga que era engullida en su totalidad.

   Jonas le metía los dedos en el ano abriéndose paso mientras frotaba su polla sobre el trasero de Peter y poco después lo penetraba con rudeza sujetando las caderas de Peter, que gemía de lujuria, Jonas dio la vuelta al cuerpo de Peter dejándolo boca arriba y lo penetró de nuevo, yo deslicé mi espalda sobre el pecho de Peter sujeté su dura polla metiéndola dentro de mí, ladeé un poco mi cuerpo mientras nos besábamos, las manos de Jonas sobre mis caderas forzaban la dos penetraciones, inclinó su cuerpo sobre el mío uniéndose a nuestros besos dejando resbalar su saliva que capturábamos con avidez con nuestras bocas, el ritmo se aceleraba cada vez con más intensidad, mi cuerpo y el de Peter se arqueaban de placer mientras que una mano de Peter me masturbaba con fuerza, el anillo apretando mis huevos y polla hacían que estuviera dura como una roca, yo gemía, Peter también lo mismo que Jonas que empujaba con más rapidez, Peter en un postrer gemido empujó su verga dentro de mí llenándome con su semen mientras su mano aceleraba el ritmo y eyaculé mi cuerpo temblaba de pasión entre esos dos hombres amados, Jonas gimió terminando dentro de Peter con un fuerte empujón.

   Lentamente nos fuimos separando y BJ levantó mis piernas dejando mi culo al aire y succionó mi ano metiendo sus dedos sacando el semen depositado allí, lamió el semen de mi cuerpo e hizo lo mismo con el culo de Peter. Nos tumbamos los tres abrazados sin saber qué hora era.

   De costado mi cuerpo apretado contra la espalda de Jonas y mi polla que no bajaba ni queriendo, acerqué mis labios a su oreja susurrando en voz baja su nombre, su mano tomó la mía llevándola sobre su verga, que también estaba que muy dispuesta, lo fui masturbando mientras él decía: ¡Me gusta oír mi nombre con tu leve acento extranjero y tu voz me enardece! Peter giró su cuerpo quedando frente a él acercando su mano a la verga ansiada se la cedí, al poco BJ estaba boca arriba, me puse de rodillas a horcajadas sujetando su polla que entraba dentro de mi culo, yo gemía, acaricie a Peter atrayéndole detrás de mí, se puso igual que yo a horcajadas, incliné mi cuerpo sobre BJ y la polla de Peter entró con dureza en mi culo abriéndose paso junto a la de nuestro amado BJ, yo gemía, las arremetidas de Peter me gustaba sentir dentro de mí las dos pollas tan duras y de forma entrecortada con los embistes iba diciendo: ¡Ahora sí… estoy desposado… con los dos…hombres de mi vida…Peter y… Bryan! Disfruté un rato más de esa doble follada y levanté mi cuerpo quedándome pegado al pecho de Peter, que girando mi cara me besó con lágrimas en los ojos diciendo: ¡Te quiero y me gustaría disfrutar de vuestras pollas dentro de mí! Sacó la suya de mi culo, me levanté y él ocupó mi lugar sentándose sobre la polla de BJ, también se inclinó y clavé mi verga en su culo, gimió, ahora yo dirigía las embestidas, Peter dijo: ¡Tengo dentro de mí… a mis dos amores… y estoy desposado con ambos…Bogdan y Bryan! Continué metiendo mi polla, me gustaba notar la de Jonas junto a la mía, gemí mientras abrazaba la espalda de Peter dije: ¡Lo siento no pude aguantarme y me he corrido dentro de ti! Jonas o BJ o Bryan dijo: ¡Yo también lo siento porque también me he derramado dentro de ti! Peter riendo dijo: ¡Que mejor celebración que tener el semen de los dos dentro de mí, os quiero!

   Momentos después BJ dijo: ¡No hay dos sin tres! Y en medio de la cama levantó su culo casi en vertical apoyándose sobre los omoplatos y hombros, yo frente a él de pie sobre la cama con las piernas algo dobladas metí mi verga en su culo, enfrente mío Peter de igual forma fue metiendo su polla junto a la mía, los tres gemimos, su ano estaba prieto, pero se dilató para recibirnos, nuestras  vergas entraban juntas mientras las forzábamos hacia abajo, nuestros cuerpos casi pegados, nos mirábamos embelesados de lujuria mientras las pollas subían y bajaban entrando dentro de Bryan, que gemía ante la intrusión y balbuceaba: ¡Tengo a mis dos hombres dentro de mí… mis esposos… mis amantes… mis amigos…preñarme con vuestro semen…para sellar nuestro amor…Peter…Bogdan! Yo veía el reflejo del espejo, que los dedos de Bryan entraban en el culo de Peter sacándole nuestro semen dejándolo resbalar sobre su polla, su otra mano comenzó a masturbarse con nuestro semen, sus dedos seguían en el ano de Peter, éste inclinó su cuerpo sobre el mío gimiendo y chupando mi lóbulo de la oreja, yo lamía su cuello besándolo con pasión, su mano apretó mis nalgas buscando mi ano y sus dedos entraron en él, el placer de todos fue en aumento, la mano de Bryan masturbaba de forma continuada su polla mientras nosotros clavábamos las nuestras en su culo, besé los labios de Peter y mordisqueé su oreja, gimió llenándole el culo con semen a Bryan, mientras él se corría sus dedos forzaban mi ano provocándome tal placer, que también derramé mi semilla dentro de Bryan, éste al notar el viscoso y caliente liquido en su culo aulló mientras que su polla soltaba semen una y otra y otra vez y otra sobre su cara y pecho, su gran verga no cesaba de gotear semen.

   Lentamente fuimos saliendo de su ano dilatado dejándonos caer de rodillas sobre la cama, yo tenía delante su culo y comencé a lamerlo, él forzaba el semen al exterior que yo capturaba con mi lengua glotona, Peter lamió los huevos y la gran verga de Bryan, mientras éste le lamía el culo a Peter, cuando quedó bien limpio todas las zonas nos tumbamos a su lado lamiendo su semen de la cara y pecho besándolo después, Peter dijo riendo: ¡Somos Los Tres Mosqueteros, uno para todos y todos para uno! A lo que Bryan añadió: ¡Y si aparece algún agregado, será D`Artagnan, que entra y sale, pero no se queda! Y todos nos carcajeamos. Yo solté: ¡Es una lástima no poder pasear con la polla fuera, para mostrarles a todos el anillo de bodas! Y volvimos a reír. Y así amaneció el día de nuestros esponsales secretos.

                                          NIK

   A pesar de pasar toda la noche follando con mi amado Brett junto a Sean y Ross, en un receso sexual envié un mensaje de móvil a BJ citándole en el restaurante cercano donde yo comía asiduamente. Mi cabeza no paraba de darle una y otra vuelta a todo lo acontecido estos últimos meses, eso no era fruto del azar, había algo más, tenía mis dudas pero necesitaba aclararlo, para no volverme loco.

   Al joven y guapo camarero Lucca le pedí una mesa muy discreta fuera de la vista de todos, pero él dijo, que a esa hora las comidas habían terminado, le acaricié el brazo insinuándole que esperaba a una persona muy especial, él entendió indicándome una mesa oculta a la vista en un rincón, me puso un Martini con hielo y soda guiñándome el ojo, mientras aguardaba recordé la primera vez que me atendió Lucca, como tenía bastante tiempo rememoré aquel día un par de años atrás:

    Estaba bastante lleno el local, con bastante gente gay, me miraban al pasar entre las mesas buscando una vacía, el encargado un joven muy amable me indicó una mesa, me trajo la carta y pedí la comida, tras comer a base de bien pedí un postre, pero en lugar del camarero me lo trajo un joven pinche de cocina, era un Banana Split (plátano abierto por la mitad, tres bolas de helado, una de fresa otra de vainilla y otra de chocolate, cubierto con crema de leche, con nueces espolvoreadas, sirope de chocolate con caramelo. y unas guindas marrasquino) el chico lo traía con sumo cuidado, cuando lo iba a dejar sobre la mesa, de la mesa de al lado se levantó un hombre dándole un ligero golpe en el codo haciendo que todo el Banana Split terminara sobre mi camisa y entrepierna, el joven azorado recogió lo que pudo con sus manos disculpándose, luego con un paño mojado intentó limpiarme el pantalón, pero su insistencia fue peor, porque me empalme de golpe, el encargado le dijo que me llevara al baño de ellos, que había un producto para las manchas del caramelo y chocolate.

   Entramos en ése baño y cogiendo un spray lo agitó, se agachó frente a mí abriéndome el pantalón, metiendo parte de su mano dentro mientras la otra frotaba las manchas, la intensidad del frotar movió mi verga, el contacto con el dorso de su mano acrecentaba mi dureza, lentamente la fricción fue menguando, yo solamente miraba el cabello del joven agachado, la mano del pantalón giró dejándola sobre mi polla erecta, levantó su cara mirándome y bajándome la prenda con el slip comenzó a chupar mi verga ¡Que placer su boca parecía saborear el Banana Split! Me hizo sentar sobre la tapa del WC y se abrió el pantalón mostrándome su dura polla, me incliné sobre ella chupándola con ganas ¡Eso era un buen postre! Él se mordía los labios para no soltar un gemido de placer, bajó mi pantalón hasta los tobillos levantándome las piernas dejando mi culo a su merced, se mojó con saliva y me penetró con rapidez, di un respingo y me folló con ganas mientras buscaba mi boca, su lengua no se saciaba de entrar dentro de ella mordiéndome los labios con intensidad, sus sacudidas eran fuertes y poco después resolló llenándome con su semen. Al separarse dejó mis piernas sobre el suelo y bajándose el pantalón se puso dándome la espalda sentándose sobre mi verga con sus manos apoyadas sobre mis muslos subía y bajaba clavándose mi verga con cada movimiento era lo más parecido a una batidora, yo estaba agitado y gemí en susurros contra su espalda sobre la chaquetilla blanca descargando mi semen dentro de él, pasado un rato más dije: ¡Un poco más mi semen sale montado como la nata! y se levantó sonriendo, nos vestimos en silencio y antes de salir al comedor dijo: ¡Mi nombre es Lucca, ha sido un inmenso placer! Yo respondí: ¡Soy Nik, lo mismo digo todo un placer! Con el tiempo supe que llevaba poco tiempo trabajando allí, alguna vez vino al local a verme y tomamos algunas copas, también repetimos teniendo sexo algo más calmado en mi buhardilla, pero ahora somos buenos amigos.

   Apareció Lucca seguido de BJ, como siempre tan espectacular, al retirarse, Lucca me hizo un gesto con el puño cerrado mostrando el pulgar en señal de aprobación, saludé a BJ que se sentó a mi derecha, casi en el banco esquinero, mientras Lucca servía la bebida y algo para picar, BJ dijo: ¿Qué era tan urgente, que no puede esperar a otro día? Yo dije: ¡Necesito averiguar lo que ocurre, necesito saberlo! Y dejé resbalar mi servilleta casi entre sus piernas inclinándome sobre ellas estirando mí mano para cogerla puse mi boca sobre su entrepierna mientras mi mano abría su pantalón, BJ dijo: ¿Por qué haces esto? Yo respondí: ¡Porque eres el primer amigo que tuve y siempre has estado en mi corazón! Dejé resbalar mi cuerpo quedándome de rodillas entre sus piernas sacando su polla comencé a lamerla y chuparla, sus dedos acariciaban mi pelo como aquel primer día, yo me tragaba su polla entera casi ahogándome pero insistía en ello, él movía su pelvis y derramó su semen dentro de mi boca, que fui saboreando lentamente dejándole la polla limpia, ajusté el pantalón y me senté a su lado diciendo: ¡Gracias Bryan de nuevo! Me abrazó acunándome como años atrás diciendo: ¡Pronto todo saldrá a la luz, pero de momento es secreto! Continuó: ¡Tras la exposición de Drew, estaréis en la fiesta y todo se explicará, por ahora no puedo responder a tus preguntas, aguanta unos días más, por favor!

   Su voz como siempre me encantaba, me cogió por la cintura tras apartar lo de la mesa sentándome sobre ella frente a él, abrió mi pantalón sacándome la polla, olió mi vello púbico y capturándola con sus labios, gemí, mi verga crecía y crecía entre sus labios como nunca lo hubiera hecho antes, mis dedos entre sus largos cabellos seguían el ritmo de su mamada, el joven Lucca estaba cerrando el local para limpiar para más tarde, se acercó y lo vi a través de una estantería, ya más cerca su mano dentro del pantalón se masturbaba, se sentó al lado de BJ abriéndole el pantalón e inclinándose sobre su verga que comenzó a chupar, como yo anteriormente en un ligero receso para tomar aire me dijo: ¡Sí tu no lo quieres, me lo quedo para mí, esto es la gloria bendita! Y continuó chupándole la polla y no paró hasta conseguir su ansiado semen, que fue tragándoselo, la boca de Bryan cada vez arreciaba más sobre mi verga y también terminé derramándome en su boca. Bryan puso a Lucca de pie sobre el banco de asiento bajándole el pantalón, me incliné sujetándole la polla y chupé, BJ separaba las nalgas de mi amigo camarero metiéndole su lengua mientras acariciaba sus huevos, finalmente Lucca también derramó su semen dentro de mi boca gimiendo sonoramente.

    Sentí algo de celos cuando Bryan besó los labios de Lucca de forma apasionada, pero luego me besó a mí y yo me derretía a su contacto.

   Tras arreglarnos la ropa BJ dijo: ¡Soy el hermano de Nik, bueno hermanastro! Y Lucca dijo: ¡Yo quiero un hermano como él para mí solo! BJ dijo después de pagar y antes de separarnos: ¡Podría venir a la fiesta tras la exposición, habrá mucha gente para conocer!

                                    -------------------

                                         BRYAN

   Por la noche al acostarnos en la cama les conté a Peter y Bogdan mi encuentro con Nik en el restaurante y también lo acontecido allí, a pesar de todo tuvimos una buena noche de sexo los tres.

    Muy temprano fui al despacho, repasé el audio de la película, apenas me percaté de la hora transcurrida y el despacho se fue llenando, los cuadros de antaño ya estaban en la Galería de la Exposición junto a otras fotos más recientes, solamente faltaba lo de la pantalla con la suave voz de fondo de Nikita (Nik) mientras que las fotos en la pantalla se superponían una tras otra de forma secuencial, avisé a Eric, que estaba en el cuarto oscuro por si había alguna cosa urgente, me senté en el sofá y apreté el play para ver el resultado final y el sonido comenzó junto a la primera foto, la canción iba más pausada de lo normal, alguien entró pero se mantuvo atrás junto a la puerta.

 

A MI MANERA

 

Y ahora, el final está aquí,

Y entonces enfrento el telón final.

Mi amigo, lo diré sin rodeos,

Hablaré de mi caso, del cual estoy seguro.

He vivido una vida plena,

Viajé por todos y cada uno de los caminos.

Y más, mucho más que esto,

Lo hice a mi manera.

 

Arrepentimientos, he tenido unos pocos

Pero igualmente, muy pocos como para mencionarlos.

Hice lo que debía hacer

Y lo hice sin exenciones.

Planeé cada programa de acción,

Cada paso cuidadoso a lo largo del camino.

Y más, mucho más que esto,

Lo hice a mi manera.

 

 

 

Sí, hubo oportunidades,

Estoy seguro que lo sabían,

Cuando mordí

Más de lo que podía masticar.

Pero al final,

Cuando hubo duda,

Me lo tragué todo y luego lo dije sin miedo.

Lo enfrenté todo y estuve orgulloso,

Y lo hice a mi manera.

 

He amado, he reído y llorado.

Tuve malas experiencias, me tocó perder.

Y ahora, que las lágrimas ceden,

Encuentro tan divertido

Pensar que hice todo eso.

Y permítanme decir, sin timidez,

'Oh, no, oh, no, a mí no, yo sí lo hice a mi manera'.

 

Pues que es un hombre, ¿qué es lo que ha conseguido?

Si no es a sí mismo, entonces no tiene nada.

Decir las cosas que realmente siente

Y no las palabras de alguien que se arrodilla.

Mi historia muestra que asumí los golpes

Y lo hice a mi manera.

 

Sí, fue a mi manera.

    Casi al tiempo de finalizar una mano se posó sobre mi hombro apretándola de mi cara resbalaban sendas lágrimas, puse mi mano sobre la de mi hombro mientras me enjuagaba las gotas de mis ojos, la mano tenía un ligero vello, era de alguien mayor giré mi cara para encontrarme mirando a Alfred, el tío de John y Peter, me levanté quedándome frente a él, sus largos y delicados dedos me secaron los ojos de nuevo, mi corazón latía con fuerza y dije: ¡Tiito Al! Abrió sus brazos apretando mi cuerpo contra el suyo mientras él decía llorando: ¡Mi niño, mi niño, cuanto has sufrido tú solo y nosotros egoístas sin saber nada de tu sufrimiento! Sus manos sobre los hombros me separó de su cuerpo mirándome de arriba abajo asintiendo dijo: ¡Sí no es por tus ojos no te reconocería, estás estupendo Bryan! ¡Ahora comprendo la euforia de Peter estos últimos días! Añadió: ¿Me acompañas a tomar algo, casi no he desayunado?

   En el restaurante cercano mientras tomábamos algo hablamos largo y tendido, le conté todo explicando mis distintos personajes, como BJ y Jonas, me habló sin tapujos del problema que tuvo con Peter tan difícil de solventar, el alejamiento de John tan obsesionado con Drew, le pregunté por su íntimo amigo y amante Martín, me dejó perplejo saber que había muerto poco después de mi accidente de una neumonía aguda nosocomial tras la intervención correcta y en el postoperatorio falleció, ahora casi hacía vida monacal. Le dije que lo veía en forma, él comentó que hacía una vida más saludable, con ejercicios, corría todos los días y de vez en cuando echaba una cana al aire, a sus 39 años estaba mejor que nunca y se lo dije, también me comentó que un año atrás había encontrado un jovencito que le recordaba a mí, yo le dije: ¿Por lo gordo? Y él dijo, que por su ternura, Albert siempre nos observaba a sus sobrinos y a mí mientras nadábamos o jugábamos, según él yo era más sincero de corazón que sus sobrinos John y Peter, aunque los quería con locura, me comentó que el joven se habían encontrado dos veces en la sauna, al principio pensó que era un chapero, pero luego vio su error, fue varias veces más a la sauna pero no supieron darle noticias del joven, solamente sabía su nombre: Lucca, me describió con pelos y señales al joven al terminar de hablar me disculpé sacando el móvil llamé hablando con el dueño de otro restaurante, tapé el auricular preguntando a Alfred si cedía la finca para la fiesta tras la exposición para  unas 50 personas más o menos, él asintió y continué hablando por el móvil, luego colgué, para marcar de nuevo dije: ¡Bogdan, puedes recoger al encargado del restaurante de ésta dirección y lo llevas en coche a la finca de Peter y John! Bogdan dijo algo y añadí: ¡Sí también puede venir si le apetece y puedes coger el Pontiac Firebird del 81 rojo! Tras un leve respiro miré a tío Alfred diciéndole: ¡Tío Albert, creo que será una fiesta genial, como en los años 70 y 80 todo de hombres sexys y cachondos! Albert se sonrojó ligeramente y solté una risotada, cosa que él también hizo, después de pagar con la tarjeta de la empresa, él subió a su coche con su chofer y miró como yo me enfundaba el casco subiéndome a mi moto y ambos partimos en dirección a la finca.

   Debido al trafico llegamos algo más tarde de lo habitual, el Pontiac rojo estaba aparcado y poco después nos encontrábamos frente a Bogdan, Peter y Lucca, estos últimos hablando de la mejor ubicación para la fiesta, tanto Lucca como Alfred se quedaron de piedra al verse enfrente, pasados unos minutos intentaron disimular los dos, les dije que se fueran a hablar de la fiesta, que yo me iba con los chicos a bañar en la piscina y tardaríamos bastante, mientras soltaba eso les guiñaba el ojo a ambos y se retiraron al interior de la casa. Peter dijo: ¿Crees que esos dos se entenderán, tío Alfred es tan antiguo y el otro tan joven? Yo respondí: ¡Yo veo a tiito Al de fábula, está mejor que nunca y aún no llega a la cuarentena de años y creo que le ira bien lidiar con un joven toro! Bogdan añadió: ¡Parece que lo hubieras planeado todo, parece que no se te escapa nada! Yo mientras me desnudaba decía: ¡Vosotros no os escapáis de la nada, quiero mi venganza de anoche! Riendo se fueron desnudando mientras íbamos camino de la piscina saltando al agua de golpe, haciendo varios amagos los acorralé en una esquina de la piscina apretando mi cuerpo contra ellos mientras mi boca besaba a uno luego al otro, desnudos completamente nuestras vergas se restregaban ya endurecidas, mis manos tomaron ambas pollas descubriendo que llevaban el anillo en ellas, la mano de cada uno cogió mi verga notando mi anillo puesto alrededor de la polla y huevos.

   Les di la vuelta colocándolos de cara contra la pared de la piscina y metiéndome en el agua chupé el ano de Peter y después el de Bogdan así varias veces, sus anos ya palpitaban, apreté mi cuerpo sobre sus espaldas diciéndoles: ¡Necesito que me penetréis como ayer los dos para saber que estoy vivo y soy feliz por estar con vosotros! Peter me puso con la espalda contra la pared apoyándome en el borde con los brazos doblados, colocándose entre mis piernas acercó su pene a mi ano separando mis piernas clavándolo de una buena estocada, gemí mirándole a los ojos, su amor por mí se traslucía en ellos, mientras  Bogdan buceaba dentro del agua mordiéndome una tetilla acariciándome el pecho con una mano y la otra sobre las nalgas de Peter instándole a la dura penetración, luego apretó su cuerpo sobre la espalda de Peter sujetando mi cintura forzando la follada, Peter miraba mis ojos embobado acerqué mis labios y me besó con mucho ardor, su lengua entraba y salía mis labios parecían pequeños ante tal devastación, mi polla soltaba hilos de placer, ahora Peter mordisqueaba mi lóbulo mientras susurraba ¡Te quiero Bryan! Note como se derramaba dentro de mí y sin tocarme yo eyaculé intensamente.

   Cuando Peter se apartó su lugar lo suplió Bogdan, me penetró con rudeza, como siempre mirándome me dijo: ¡Ya sé que soy el segundo, pero has de saber que te quiero! Atrapé su cabeza besándolo y luego dije: ¡Nunca has sido el segundo, Peter es mi sueño hecho realidad y tú Bogdan eres la realidad hecha un sueño, si alguno de vosotros me faltara mi corazón estaría medio vacío, por eso os quiero a los dos conmigo, te quiero tanto como a Peter! Sacó su polla de mi culo y colocando sus pies sobre la pared de la piscina con las piernas dobladas y la mano sujetando mi hombro se clavó mi verga en su culo, sus manos se sujetaba ahora en el borde de la pileta mientras su cuerpo subía y bajaba sobre mi polla, que iba creciendo al momento dentro de él, nuestros pechos se rozaban Peter buceando sujetaba mis huevos y verga apretándola contra el ano de Bogdan, yo gemía, él gemía levantando su cabeza hacia atrás, sabiendo su punto sensible chupé su nuez y después la yugular dándole tal placer que terminó soltando su semen en el agua apretando su esfínter y proporcionándome más placer llenándole con mi semen el ano, deslizó su cara sobre la mía diciendo: ¡Gracias Bryan por amarme tanto! Y nos besamos con mucho amor. Más tarde los tres nos besábamos con voracidad.

    Después de vestirme decorosamente subí al primer piso al despacho de Albert, allí sentados en el gran sofá totalmente desnudos y algo sudorosos Lucca y Albert se besaban como dos novios recientes, carraspeé acercándome a ellos y dije sonriendo: ¿Habéis solucionado el tema de la fiesta? Ellos me miraron respondiendo a la vez: ¿Qué fiesta? Yo respondí: ¡Tranquilos yo me encargo de todo, quince mesas redondas, unas carpas para la comida fría y caliente y camareros, que entiendan, lo de la fiesta gay! Azorado Lucca dijo: ¡En el restaurante no saben que soy gay y no hay nadie más que lo sea! Yo sonriendo añadí: ¡Pero tú jefe quiere hacer dinero por servirnos la comida, tú estarás al mando y el resto de camareros vendrán de Leonid`s, donde trabaja Nikita (Nik) al fin y al cabo soy el dueño del local! Cuando hayáis terminado estaremos en el jardín de las rosas.

                                  --------------------

                                       ALBERT

   Finalmente iba a conocer al conocido BJ, dueño de la empresa contratante de la Galería de Arte, el encargado me mostró la puerta y entré, ni chirrió y una gran pantalla comenzó a escupir imágenes masticando unas sobre otras, muchas fotos eran conocidas por mí, entre las imágenes aparecían números aleatorios, en silencio mis ojos comenzaron a lagrimear, un atractivo perfil sentado en el sofá pendiente de las imágenes también lagrimeaba, la canción era asombrosa compaginaba con las fotos secuenciales, en mi estómago notaba el dolor y sufrimiento acaecido en esas secuencias, una imagen quedó grabada en mi retina, parecía el dibujo del “Hombre de Vitruvio” de Leonardo Da Vinci, pero encorsetado en yeso y suspendido casi en el aire, ése cuerpo solamente dejaba los ojos al descubierto de arriba hasta abajo cubierto de escayola con numerosos torniquetes saliendo de las piernas y brazos, mientras el cuerpo volteaba de derecha a izquierda, adelante y atrás para voltear el cuerpo lentamente en círculos, como si fueran las pruebas para subir a la luna. El dolor se reflejaba en esos ojos tan azules, tan transparente y difíciles de olvidar, por lo menos para mí, era mi querido Bryan, mi niñito, que siempre apoyó mi relación con mi amante Martin frente a mis sobrinos John y Peter haciéndoles saber que era de lo más normal y que continuaban en buenas manos, siendo casi de la misma edad parecía más dotado en todo, pero siempre fue tímido frente a su amor por Peter.

   Mi corazón se aceleró cuando un desconocido se levantó, pero esos, esos ojos nunca habrían unos igual, nos abrazamos como cuando era jovencito, lloramos y fuimos a tomar algo para terminar en la finca, allí de un coche habían bajado Peter y Bogdan, que me fue presentado junto al jovencito que robaba mi sueño nocturno, Lucca estaba más hermoso que un año atrás y no recuerdo bien terminamos los dos solos dirigiéndonos a mi despacho en silencio.

   Una vez allí le pregunté si quería tomar algo y me dijo, que lo mismo que yo, preparé unos vasos de vino blanco frío, le entregué una copa mientras que yo con la mía apoyaba mi trasero sobre la mesa escritorio cruzando mis piernas estiradas, mi verga temblaba de emoción ante el cuerpo espectacular de Lucca sentado en el sofá con las piernas separadas, notaba su entrepierna abultada y eso me encendía más, alzamos nuestras copas mirándonos a los ojos y bebimos un largo sorbo del líquido frío, ya no era el joven tan tímido que había conocido, era más audaz, dejó su copa levantándose se acercó frente a mí, dejó mi copa sobre el escritorio tomando mi corbata deslizando lentamente sus dedos sobre ella finalmente agarró mi cinturón tirando de mi cuerpo mientras que sus labios se juntaban sobre los míos, hubo fuegos artificiales, pensé en Bryan diciendo-maldito niño lo sabe todo- los labios de Lucca arrasaban los míos, su otra mano bajando del cinturón frotaba mi polla embutida en el bóxer que estaba por reventar, su lengua se deslizaba sobre mis labios, incitaban más todavía. Ahora su cuerpo se apretaba sobre el mío notaba su dureza frotándose contra mi muslo, sus dedos me desabrochaban la camisa de abajo arriba, sus manos me sacaron la chaqueta dejándola sobre el escritorio, luego le siguió la camisa, dejándome la corbata puesta.

   Me dio la vuelta quedándose detrás de mí, su miembro se frotaba sobre mi trasero y se quitaba la chaqueta, el suéter abriéndose el pantalón, ahora sus dedos abrían el mío bajándome la prenda hasta el suelo inclinó mi pecho sobre el mueble mientras que sus dedos deshacían los cordones y sacaban el resto de mi ropa, su boca capturó mi ano succionándolo con determinación, gemí de placer, mordía y lamía mi ano chupándolo con fuerza, hacía muchos años que no sentía tal placer, Lucca se había desvestido y levantándose acercó su polla sobre mi raja paseándola sobre ella mientras soltaba saliva en mi raja, después su verga mojada me penetró lentamente, apoyé mis manos sobre el escritorio levantando un poco mi cuerpo gimiendo, mordisqueó mi nuca y cuello buscando mi boca besándonos con ardor mientras su pelvis empujaba su polla dentro de mí y yo gemía, sus manos algo ásperas me tocaban el cuerpo excitándome más, yo arqueaba mi cuerpo con cada embestida de Lucca, mi verga endurecida rozaba los bajos del mueble goteando de placer, en mi ano notaba su dureza clavándose con rotundidad una y otra vez mis manos hacia atrás apretaban mis dedos sobre sus nalgas forzándole a penetrarme con más rudeza, momentos después se apartó de mi culo llevándome de la mano.

   Lucca se sentó a horcajadas sobre el apoyabrazos del sofá con su espalda inclinada hacia atrás y su culo casi al borde del apoyabrazos, una pierna doblada sobre el sofá y la otra colgante, sus ojos me miraban con intensidad, levantó ambas piernas dejándome ver su ano moviéndolo con palpitaciones, entre sus piernas sujeté sus muslos mientras clavaba mi polla dentro de él mirándole a los ojos, él no apartaba los suyos en ningún momento, pero sus dientes mordían su labio inferior mientras entraba en su ser, mi verga cimbreó cuando llegó dentro y él gimió, tiró de mi corbata acercándome a él besándonos de nuevo mientras él tiraba de la corbata y mis empujones cada vez más severos, mi pelvis arremetía una y otra vez cada vez más deprisa acrecentando el mutuo placer, mi mano sobre su verga acompasaba mis movimientos y las suyas apretándome las nalgas contra él, mi respiración era agitada, la suya también finalmente gemí llenando su culo con mi semen al tiempo que mi mano sujetaba su miembro mientras expulsaba su semen mojándonos a los dos, al separarme de él levantando sus piernas chupé su ano devorando mi semen depositado allí, luego fui lamiendo su pecho recogiendo su semen con amor, él hizo lo mismo sobre el mío y finalmente nos sentamos abrazados y nos besábamos, así nos encontró Bryan al entrar en el despacho, pensé- el muy cabrón sabe hasta el momento de aparecer tras un buen polvazo- Tras salir Bryan después de comentar algo de la fiesta se lo comenté a Lucca y éste dijo: ¡Según su hermanastro Nik, parece leer la mente de la gente, piensa algo y casi al instante lo tienes, hace un par de días que lo conocí y mientras los atendía pensé en ti, ahora te tengo junto a mí! Entonces sonriendo dije: ¡Parte de culpa es mía, hace unas horas le hable de un joven que había conocido en la sauna llamado Lucca describiéndote, pero reconozco su mérito al juntarnos de nuevo! Continué diciendo: ¡Ya no eres tan tímido en el sexo! Lucca dijo: ¡Tuve que aprender rápido, tras no encontrarte en la sauna y no saber localizarte, solamente sabía tu nombre de pila! ¡Desde la última vez que estuvimos juntos cada experiencia que tuve terminaba pensando en si eso te complacería y en mis fantasías nocturnas me imaginaba haciéndote lo aprendido, solamente para que me desearas! Yo añadí: ¡Lo mismo me ocurrió, tuve varios compromisos y no aparecí por la sauna, al volver ya no te encontré y no sabía dónde buscar, pregunté pero nadie me dio razón alguna! Dije: ¡Me preocupa la diferencia de edad entre nosotros, casi te doblo la edad, luego te buscarás alguien más joven para tus diversiones! Lucca muy serio respondió: ¡Podría pasarte a ti, que encuentres a otro jovencito y me dejes tirado! Casi sin pensarlo dije: ¡Eso no pasará nunca sí nos casamos, ahora ya podemos hacerlo! Él dijo: ¿Me pides en matrimonio? Yo asentí y sus manos cogieron mi cara devorando mis labios mientras su polla se erguía de nuevo.

   Me senté sobre su polla y galopé fundiéndonos ambos en un fuerte abrazo besándonos el cuello, su polla en mi culo me hacía sentir vivo de nuevo, la mía despierta se frotaba con su plano vientre mientras yo saltaba una y otra vez, sus dedos separaron mis nalgas clavándose más adentro y noté como me llenaba el culo con su semen gimiendo en mi oreja, fue tan caliente que mi verga rozándose entre nuestros cuerpos comenzó a escupir semen mojándonos a los dos, con mis manos en sus mejillas le miré a los ojos diciéndole: ¡Lucca, me gustas muchísimo, me gustaría que intentáramos empezar una nueva vida juntos, te quiero! Él bajó la mirada respondiendo: ¡Albert, cuando te miro mi corazón se acelera, pero yo no pertenezco a tu mundo, soy solamente un camarero, no tengo nada que ofrecerte, solamente mi cuerpo y mi corazón! Yo añadí: ¡Me conformo con tu corazón Lucca, lo otro se aprende en la vida, es como cuando empezaste en el restaurante, no sabías nada y ahora has aprendido, pues es lo mismo, yo puedo ayudarte! Y Lucca dijo: ¡Sí, quiero! Metió su lengua dentro de mi boca casi asfixiándome con la intensidad.

   Nos reunimos con el resto y hablamos de la Exposición y la fiesta.

                                              Continuará.

  

  

  



© axeljordan

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (0)
\"Ver  Perfil y más Relatos de axeljordan
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)