Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.648 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.454.722 Miembros | 19.569 Autores | 99.902 Relatos 
Fecha: 28-Jul-17 « Anterior | Siguiente » en Hetero: General

El casting

avaz22
Accesos: 13.430
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 26 min. ]
 -   + 
Ante la rutina del día a día, una idea de negocio aborda mi cabeza.... Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

El casting.

El verano pasado en uno de esos días de calor y aburrido en casa viendo alguna película porno tuve la mejor idea de mi vida.

Puedo decir que la vida no me ha tratado mal y tengo cierto poder económico, no vivo mal y disfruto de status social medio-alto, y aunque no estoy casado ni tengo pareja estable tampoco me puedo quejar ya que tengo una vida sexual activa, aunque he de reconocer que siempre estoy pensando en una cosa “el sexo” y nunca me canso de verlo o practicarlo, aunque imagino que como cualquier otro hombre…

Bueno pues como os contaba, esta tarde que estaba en casa aburrido y cascándomela como un mono y pensando que ya estaba algo harto de tener que estar adulando a las mujeres para poder practicar sexo, y poder ir quemando etapas… no sé si me entendéis, pero no sé por qué las mujeres tienen el concepto de que si se liberalizan demasiado en el sexo se las trate de mujeres fáciles o putas… y a lo mejor no les falte razón, pero no me van a negar que cuando encuentras una mujer activamente sexual, que rompa con los moldes es el mejor tesoro que un hombre pueda encontrar.

Estaba cansado de siempre lo mismo, salir los fines de semana, conocer alguna pedorra, tirarme media noche invitándola y adulándola para follarmela y después si te he visto no me acuerdo, sentía como si fuese un autómata, siempre lo mismo, es como si el interés se estuviera desvaneciendo, ya no había ningún morbo en hacerlo en algún sitio público o el follar con una desconocida o con alguna casada insatisfecha, también me estaba resultando bastante caro, ya que las bebidas solían correr de mi cuenta, así como las habitaciones de hotel, ya que era reacio a llevarlas a mi casa a las primeras de cambio, salvo que la mujer en cuestión mereciese la pena y repitiéramos y por lo tanto había más gastos.

La idea aunque descabellada era sencilla, tenía ganas de darle una vuelta a mi vida sexual, quería volver a sentir ese morbo ese placer por disfrutar del sexo y en todas sus facetas, por lo que se me ocurrió que si ponía un anuncio para realizar un casting porno igual aparecía alguna que me recordara viejas vivencias, o quizás nuevas quien sabe.

Esa idea la estuve rumiando durante varios días, la verdad que se había apoderado de mí, como hacerlo, donde, necesitaría ayuda para llevarlo a cabo y que fuera creíble.

Así fueron pasando los días y poco a poco la idea se fue convirtiendo en un plan y si salía todo bien en un negocio, muy lucrativo y goloso.

El sitio no había problema ya que disponía de un local en un polígono en la afueras de la ciudad, que adecentándolo un poco tenía claro que sería el sitio perfecto.

Uno de mis hobbies es la fotografía, por lo que el tema de las fotos tampoco había problemas, compraría varias cámaras de video y alguna otra cosa y eso también lo tenía prácticamente solucionado.

Pero mi problema era quien sería mi socio ¿? A quien le podía contar mi idea sin que me tratase de loco o me mandara a freír espárragos ¿?

Mentalmente iba pensando en todos mis amigos y conocidos con los que tenía confianza y o bien estaban casados y con hijos o no tenía la confianza suficiente como para proponerles semejante propuesta.

Así que decidí que me tiraría a la aventura yo solo, por lo que decidí comenzar con los arreglos del local, tras una buena limpieza decidí separar el local en cuatro habitaciones, las paredes serian de pladur, por si la cosa no iba bien todo eso se podría tirar fácilmente, por lo que hable con un colega para realizar la obra, el local era bastante grande por lo que la distribución y las nuevas habitaciones iban a ser amplias y cómodas, el local una vez terminado quedo muy cuco, a la entrada había un recibidor con dos baños, allí colocaría una maquina expendedora de bebida y comida rápida, así también podría sacar un dinerillo extra, con varias sillas y una mesita de cristal donde colocaría varias revistas de todo tipo.

Un pasillo largo donde había tres habitaciones, la primera era mi despacho todo acristalado donde yo podía ver todo pero ellas a mí no me podrían ver, en esa habitación colocaría un escritorio, con varias estanterías y dos sillas así como una mesa de madera fuerte.

La habitación contigua seria donde realizaría el estudio fotográfico, allí colocaría un panel blanco, y varios cristales y focos.

La siguiente habitación era la más grande estaba divida en dos zonas la primera nada más entrar allí seria donde se rodaría las escenas por lo que colocaría una cama cómoda, en la segunda zona había un baño amplio con una ducha y un jacuzzi (ya que era uno de mis antojos), y varias alfombras.

Y por último un cuartillo donde tenía todas las cosas que había antes en ese local y espacio suficiente para otros bártulos que pudiesen ser de utilidad.

Tras un tiempo y bastante dinero invertido ya tenía todo, el local estaba preparado, había adquirido un ordenador y colocado cámaras de video ocultas en todas las habitaciones y baño controladas desde el ordenador, también compre varios juguetes sexuales y ropa sugerente que coloque en la sala donde se rodarían las escenas, y me diseñaron una página web donde podría colgar todo el material e ir sacando algo de pasta.

Es evidente que estaba emocionado con mi nueva etapa, todo me parecía poco, aunque ahora que lo tenía todo y me había gastado una pasta tenía dudas de que todo esto funcionase, ahora estaba algo acojonado ya que era un mundo desconocido para mí y no sabía cómo me podría salir esta experiencia, sin embargo os puedo asegurar que el gusanillo que tenía en la tripa y la excitación de todo lo que podría hacer allí me excitaba hasta un punto que no se si podría controlar.

Tras esto, coloque un anuncio en todos los periódicos de la ciudad en revistas eróticas y páginas web, el anuncio era muy sencillo: “Casting para rodaje porno, se gratificara en función de experiencia, solo mujeres”.

Ahora ya solo quedaba esperar, lógicamente había adquirido un teléfono de prepago por si no salía bien la cosa deshacerme de él y olvidarme de todo esto.

Sin embargo cual fue mi sorpresa cuando a las pocas horas el teléfono comenzó a sonar, muchas de las llamadas eran curiosos y hombres salidos a los que les tenía que colgar, pero hubo 4 o 5 mujeres interesadas en el tema con las que quede en diferentes horas en el local para no hacerlas coincidir.

La cosa iba viento en popa no sé qué es lo que aparecería por el local pero la excitación iba en aumento, comencé a preparar varias hojas para entregar a las mujeres, así como el contrato de confidencialidad por ambas partes y el poder hacer uso de todo el material que se obtuviera de dichas sesiones, eran un par de hojas que me había redactado un conocido que ejercía en la abogacía y que me debía varios favores, y también cree algunas tarjetas de visita con la página y el contacto.

Yo trabajaba en una entidad financiera y por lo tanto tenía las tardes siempre libres, y gracias a mi puesto no estaba de cara a la clientela por lo que poca gente sabía dónde trabajaba.

Así llegaron las 4 de la tarde y la primera mujer con la que había quedado apareció en el local, yo estaba muy nervioso, esperaba que no se notase, la abrí y le indique que esperase un segundo en la sala de espera, active todas las cámaras, podía verla allí sentada también parecía inquieta, era rubia, de complexión normal, ni muy delgada ni muy gorda, alta aproximadamente 1,70 metros, no parecía española, por el acento me pareció rusa o rumana.

No tarde mucho y la hice pasar a mi despacho, nos saludamos y me indico su nombre Gianina, tras el saludo cordial, le di a firmar el contrato de confidencialidad y permiso para el uso de todo lo que pasase a partir de ese momento, ella lo leyó un momento y me lo devolvió firmado.

Tras esto procedí a realizarle una encuesta que había preparado concienzudamente para saber un poco como era ella y la experiencia sexual que tenía y hasta donde estaba dispuesta a llegar.

Las primeras preguntas fueron sencillas, DNI (solicitándole una copia), nombre, nacionalidad (Rumana) edad (34) dirección, teléfono, si estaba casada (no), relación estable (si), el segundo bloque de preguntas ya eran más íntimas, si era virgen (no) si había practicado sexo anal (no) si había realizado tríos (no) si había estado con otras mujeres (si), si había ejercido la prostitución (no), si su pareja o novio estaban en conocimiento de esto (no)…

Y por último las medidas, me indico que no sabía qué medidas tenía que medía 1.72 y de pecho usaba una 95 c de sujetador.

La verdad que no estaba mal era una rubia de ojos color miel, alta con buenos pechos y un culito respingón, cogí una cinta métrica y comencé a medir su torso, cintura, y piernas y las anote.

Tras esto le indique si tenía alguna duda al respecto, ella callo un momento y me indico que muchas, a lo que sonreí y le indique que adelante que para eso estábamos.

Las preguntas de ella eran muy claras y evidentes, desde cuanto se cobraría, hasta donde se publicarían las escenas.

Yo la conteste que en función de las escenas que quisiera hacer cobraría y la publicación dependería en un principio solo lo colgaría en mi página web pero una vez que alguien pagase por dicho material, lo que hiciesen con ese material ya no era responsabilidad mía..

Ella se quedó pensativa yo no sabía si saldría de allí corriendo o se quedaría, pero tras pensarlo un momento ella sonrió y me dijo que de acuerdo que estaba dispuesta a probar, yo para tranquilizarla le indique que nunca haría nada que ella no quisiera, que siempre se haría todo bajo su aceptación y permiso.

Tras esto fuimos a la sala de fotografía donde le realice diversas fotos de cara tanto de perfil como de frente, y tras esto le indique que se quitara la blusa, ella parecía dudar se le veía en el rostro como se sonrojaba pero poco a poco se la quitó y yo aproveche para realizarle varias fotos, después le indique que se quitara esos pantalones, esta vez mas decidida se los comenzó a quitar y yo no deje de hacer fotos en ningún momento, cuando ya estaba en pelotas pude apreciar ese hermoso cuerpo, la pase a la otra habitación cogiéndola de la mano y suavemente la lleve hasta la cama donde poso como toda una profesional, algo cohibida pero las fotos estaban quedando perfectas mitad inocencia, mitad picantes… al comienzo ella no estaba muy suelta pero tras varios comentarios míos comenzó a abrir las piernas obsequiándome con unos primeros planos de ese velludo conejito, coronado con una sonrisa picarona.

Tras la sesión de fotos, le di un pendrive con todas las fotos realizadas y 50 € así como una hoja con las tarifas de lo que se le abonaría según las escenas que estuviera dispuesta a realizar.

Ella la miro detenidamente y se marchó, yo no sé si volvería pero las fotos eran buenísimas.

Habíamos estado una hora y media y aun tenia media hora hasta que llegara la próxima mujer con la que había quedado.

Estaba descargando las fotos que le había realizado a Gianina en el ordenador cuando el timbre sonó, eran las 17.45 h, vaya parecía que la mujer con la que había quedado tenía prisa, mire por el portero y vi una pareja, eso me disgusto un poco no esperaba que viniesen acompañadas, a fin de cuentas yo estaba solo y si el novio o marido o lo que fuese se ponía tonto podría haber problemas y serios.

Tras un momento de duda les abrí y los pase directamente a mi despacho, les di a firmar las hojas de confidencialidad y permiso de uso de todo el material que se sacase de esa entrevista y procedí a la encuesta.

También se la hice al hombre ya que me indicaron que eran una pareja liberal que estaban en algún apuro económico y que el dinero les vendría bien.

La verdad que eran bastante atractivos, hacían una bonita pareja, el chaval era joven moreno no muy alto de 29 años de edad, delgado de cara atractiva, ella era mulatita no negra, de 27 años no era muy alta pero tenía una carita aniñada muy dulce con unos pechos preciosos y un culito respingón muy típico de la mujer latina.

Tras esto pasamos a la sala de fotografía y les hice fotos a ambos, primero de cara y posteriormente en pelotas, ellos parecían muy cortados, no estaban habituados a esto, era evidente que no tenían mucha experiencia, pero tampoco quedaban nada mal las fotos, se podía ver esa inocencia en dos jóvenes apuestos, primero se las hice a ella luego a él y posteriormente aproveche para hacerles varias fotos en pareja de manera acaramelada, con poses inocentes pero cargadas de un contenido erótico.

Tras esto los pase a la sala contigua donde estaba la cama, y decidí pasar al ataque.

Bueno chicos, ya tengo sus datos pero ahora quiero ver si valen para esto, es aquí donde me demuestran su experiencia y si delante de gente desconocida y cámaras son capaces de realizar una escena sexual ya que no todo el mundo es capaz.

Sin darles tiempo para que asimilaran lo que les acababa de soltar, comencé a organizar el tema, en primer lugar la chica me hará una mamada, y cuando me corra tendrá que retenerlo en su boca y mirando a la cámara deberá tragárselo todo.

La chavala pareció dudar pero enseguida su novio con un casi imperceptible movimiento de cabeza le indico a la chavala que fuera hacia mí, era obvio que esto lo habían hablado entre ellos y parecía ser más idea del chaval que de ella.

Tras esa duda inicial y la aprobación de su novio, ella muerta de vergüenza y con la cabeza baja mirando al suelo venia en mi dirección, a pesar de la poca gracia que tenia o que mostraba viniendo hacia mí, hay que reconocer que parecía una princesa de ébano, a pesar de no ser muy alta su pecho era muy grande y turgente debido a su juventud que con ese culito pino y saliente la hacían muy deseable, ella intentando mantener su decencia se tapó con ambas manos su chochito, cuando estuvo frente a mí, se arrodillo con la mirada perdida en el suelo y comenzó a sacar mi flácida polla de su prisión, vi como acerco su nariz imagino que para ver si olía, y comenzó a darme besitos en la punta y por todo el palo hasta llegar a los huevos peludos donde comenzó a pasarme la lengua mientras me hacia una suave paja, por lo que rápidamente mi polla se puso dura como el acero, esa suavidad y esos roces me estaban volviendo loco, al poco rato comenzó a introducirse el glande en su boquita, era una maravilla sentir esa cavidad caliente abrazar todo mi glande mientras con sus pequeñas manitas me masajeaba los huevos y me hacia una dulce paja, en esas estaba cuando decidí mirar a su novio, ahí estaba contemplando la escena haciéndose una paja con los ojos fuera de sus orbitas y muy excitado ante lo que estaba viendo.

La chavala en ningún momento abrió los ojos pero pude sentir como cada vez imprimía mayor ritmo a la paja que me hacia así como se introducía cada vez más carne de mi falo y más rápido, hasta que estalle en su boca, fue monumental, ella seguía chupando con ansias como si no me hubiese corrido y así estuvo un buen rato, yo al tenerla tan sensible sentía un placer inmenso, entonces abrió la boca y los ojos, unos ojazos grandes y negros, muy brillantes de la lujuria que había en ellos y enseñándome mi corrida comenzó a tragarla sin síntomas de que le diese ningún asco.

Tras esto le indique al chaval que la cogiese y la llevase a la cama y le comiera el coño como compensación a semejante mamada, yo coloque la cámara de forma fija y en una posición que pudiera grabarse todo, y comencé a ordenar a los chavales lo que tenían que hacer, la verdad que era un gustazo obedecían como autómatas, no decían a nada que no, y entonces cuando yo estaba a tope le indique a la chavala que se colocase encima del chaval, ella no tardo un segundo en hacerlo se la podía ver lo cachonda que estaba, se veía que lo estaba gozando aunque siempre mantenía la mirada baja.

Tras un rato le di instrucciones desde atrás al chaval para que la cogiese fuerte a la chavala para poder encularla y hacerle un gustoso bocadillo entre los dos, a lo que el chaval con sus potentes brazos la asió de los hombros y la atrajo a su pecho ofreciéndome ese lindo culo que iba ser profanado en pocos segundos…

Cuando el chaval sintió que subía a la cama dejo de follarla y con su falo en el coño de ella, comencé a pasarle un dedo por el ano a la chavala a lo que ella comenzó a protestar, indicando que era virgen de culo y que no quería que la íbamos a romper, a lo que el chaval la cogió con más fuerza y acercándose a su oído le dijo algo que no entendí.

En ese momento de duda, aproveche para coger un poco de lubricante y se lo pase con cuidado por el orificio anal, en un suave masaje, después me embadurne bien de lubricante toda la mano y especialmente los dedos, y comencé a introducirle un dedo, la verdad es que ese culito estaba muy prieto y sinceramente dude que le pudiera entrar una polla, pero continúe estimulando poco a poco ese culito, ella protestaba débilmente y se contraía de dolor cada vez que intentaba introducirlo un poco más, así estuvimos un rato hasta que sentí como ella se relajaba un poco y el dedo entraba con más facilidad, por lo que me embadurne bien la polla y retirando el dedo  aproveche para embocar mi glande en el ano de la chica, a lo que esta dio un chillido que nos asustó a todos, yo me quede inmóvil, la presión que ejercía en mi polla ese culo era fascinante, además de sentir como el chaval se la follaba lentamente, ella estaba muy tensa, lloriqueando, el chaval le daba besos en la boca y le decía cosas al oído, yo poco a poco intentaba introducirle un poco más de carne en esa cavidad tan estrecha parecía que sería imposible introducir más, pero poco a poco iba entrando, sentir el falo del chaval contra el mío separado tan solo por una fina piel me ponía a mil, hasta que poco a poco pude introducirle todo mi falo en su cavidad trasera, el gustazo que sentía era impresionante.

Por momentos ella pareció relajarse un poco a lo que aproveche para cogerle esos hermosos pechos y estrujarlos a mi gusto, amasándolos y pellizcando esos duros pezones negros, el chaval se metió uno en la boca y comenzó a follarsela mas rápido, ahora ya no hacía falta agarrarla ella se había echado al cuello del chaval y se dejaba llevar, imagino que las sensaciones de la chica en este momento estaban siendo contrarias, por un lado el placer que le profería su amante novio taladrándole el coño con suma violencia y por otra la tortura que yo le estaba profiriendo a su cavidad trasera.

Así estuvimos un rato hasta que el chaval se corrió en sus entrañas y al poco yo lo hice en su culo.

La sesión fue fantástica y más cuando los despedí sin darles ninguna compensación económica indicando que eso era una prueba y que en función de las demandas que tuviera seria cuando comenzarían a cobrar.

Estaba seguro de que esta parejita era perfecta y que haría más escenas con ellas.

Cuando estaban para marcharse sonó el timbre debía ser otra mujer entonces les indique que se quedaran aquí que iría a abrir, cuando entro en la nave ese bellezon moreno me quedé asombrado, la acompañe hasta mi despacho y pude observar un hermoso y duro culo moverse con suma gracia y elegancia, cuando se sentó en la silla me excuse un segundo  y fui a despedir a la pareja.

Cuando entre en el despacho ahí estaba ella una morena no muy alta pero preciosa de cara unos ojos grandes y verdes que te embaucan con una amplia sonrisa de hermosos y carnosos labios que invitan a cualquier cosa coronados con esa piel aceitunada que da las horas de sol, junto con esa hermosa cabellera negra cayéndole por los hombros, con unos pechos no muy grandes pero si provocadores junto con esa cinturita de avispa y esas piernas moldeadas y preciosas, vamos un Ángel caído del cielo…

La vestimenta no era muy especial, unas mallas negras que parecían una segunda piel que resaltaban ese culito y marcaban de forma muy sugerente ese chochito, con un top blanco que dejaba a la vista esa tripita lisa, sin casi maquillaje, un poco de colorete en sus mofletes y un rojo intenso en sus labios.

Me pareció bastante joven, por lo que lo primero que hice fue solicitarle el DNI, y efectivamente hacia un mes que había cumplido los 18. Pero bueno a fin de cuentas mayor de edad.

La chavala se llamaba Elena, y tenía mucho desparpajo, le indique que esto era una prueba que hoy no se cobraba pero que en función de cómo fuera la prueba podría ganar mucho dinero.

Ella me dijo que no había problema que estaba convencida de que pasaría la prueba.

Tras esto la pase a hacer fotos y he de reconocer que se le daba francamente bien, era una mujer muy coqueta y viva sabía cuándo reír o cucar un ojo cuando  mirar directamente a la cámara o una mirada esquiva, estaba claro que estaba hecha para esto y pese a ser la más joven que había estado en el día de hoy parecía la más veterana.

Después la lleve a la sala donde la iba a catar pero antes quería que se probara varios trajes que había comprado en un sex-shop y que estaba seguro le quedarían de miedo, y así fue, cuando se los probo todos (enfermera, colegiada, policía…) la mande a la ducha.

Yo comencé a grabar y le indique que se tocara, como si estuviera en casa ella sola, ella con una sonrisa coqueta y siempre mirando a cámara, comenzó a tocarse los pechos, a llevarse un pezón a la boca, pezón que comenzaba a endurecerse y amenazar desafiante, después de un rato le dio al agua y se dio la vuelta, dejándome disfrutar de ese culito duro y prieto, y apoyando las manos en la pared de la ducha comenzó a abrir las piernas y a poner el culo en pompa, a pesar de haber estado con la parejita no hacía más de 30 minutos he de reconocer que estaba comenzando a sentir como mi entrepierna pedía salir de su prisión, ella lo estaba dando todo, no dejaba de sonreír y de mirarme de una forma sensual y picarona, esos ojazos verdes taladraban la pantalla y ese brillo la conferían una hermosura y fiereza difícil de parar.

Pude ver como una de sus manos se deslizo hasta su monte de venus, monte rasurado y sin ningún pelito, como Dios la trajo al mundo, un chochito echo para el deseo, en ese momento al sentir su mano en su conejito cerro los ojos, y lentamente se volvió para colocarse frente a mí y apoyándose en la pared de la ducha me dio un primer plano de su coñito, cerradito y rasurado con un dedito frotándose entre sus labios vaginales, cuando pensaba que ya no se podía mejorar ni ser la escena más sensual o erótica nuevamente me sorprendió, levantando una de sus piernas y apoyándola contra la otra pared comenzó  a meterse un dedo en el  coño y otro por su culo, yo me agache para tener una mejor visión y vaya si la tuve…

Ahora ella imprimía mayor ritmo a su masturbación, su cara había mudado, donde antes había una carita angelical e inocente, ahora estaba una mirada directa, vidriosa y turbada por el gozo que se estaba infringiendo, ese angelito se había convertido en un demonio.

Un demonio que estaba encendiendo todo mi ser, cuando por fin pude ver como se corría, era impresionante Elena estaba explotando de placer delante de un desconocido y sin ningún rubor.

Tras esto y algo turbada aun por el orgasmo que acababa de tener le indique que se tumbara en la cama, esta de forma sugerente y provocativa fue a la cama y se colocó a cuatro patitas encima de ella mirando directamente a la cámara con una sonrisa maliciosa y emitiendo ruiditos guturales como si de una gata se tratase.

Yo me quite los pantalones sin dejar en ningún momento la cámara y me coloque frente a Elena que con una sonrisa y sin dejar de mirar a la cámara cogió con su mano derecha mi polla ya erecta y me indico que esta iba a ser la mamada de mi vida.

A lo que acto seguido se introdujo la mitad de mi polla en su boca y sin dejar de mirar a la cámara y abrazándome con sus manos, comenzó una fuerte e intensa mamada.

Ver como esos labios carnosos envolvían gran parte de mi falo y a la vez sentir como su lengua jugueteaba con mi glande, ciertamente estaba siendo una mamada sublime y de no ser porque hacía poco que había tenido sexo probablemente no hubiese durado dos segundos con semejante mamada.

Yo estaba perdiendo el norte, el placer que me estaba dando era sensacional, con mi mano libre comencé a acariciarle la cabeza para poco después comenzar a empujar esa cabeza como queriendo ayudarla a que se metiera un poco más de carne en esa dulce boquita.

Podía sentir como mi glande chocaba contra el final de su garganta, produciéndole alguna que otra arcada, como su campanilla rozaba mi falo y como su nariz chocaba con mi vello púbico, estaba en la gloria y podía sentir como ella se dejaba el alma en hacerme disfrutar del momento.

Al rato ella se separó y con una sonrisa y con voz de exclamación me dijo, vaya cabron estas echo como se nota que estas en este mundo, eres el primero que no se corre con una mamada mía.

Oír eso me gusto pero he de reconocer que si no me corrí fue porque no hacía mucho que había follado, sino puedo aseguraros que sería otra muesca más de su excelente mamada, aunque también en cierto modo me fascinaba un poco la seguridad que esa mujer tenía en sí misma.

Tras esto deje la cámara fija y la tire a la cama boca arriba, comencé a besarla, y me sorprendió que no me rehuyese, nos besábamos como dos novios enamorados, yo mientras tanto aprovechaba para sobar esas tetas duras y turgentes por su juventud y a pasar varios dedos por su sexo sin llegar a introducírselos, al poco me cogí mi polla dura y la encamine a su jovial y humedecido coño, le pase varias veces el glande por los labios vaginales, tentando donde estaba esa hermosa cavidad que iba a penetrar a no mucho tardar, cuando levante la vista para observarla pude ver como ella también estaba mirando, no perdía detalle, me sonrió y se pasó su lengua por esos carnosos labios a lo que yo con un certero y duro movimiento de cadera aproveche para clavarle más de media polla en ese hermoso coño, a lo que ella respondió con un intenso ruido gutural y abriendo del todo la boca, a lo que aproveche para introducirle toda mi lengua en su boca.

Ahí estaba Elena espatarrada con media polla en su coño y morreándose como una posesa, cuando decidí cogerla de la nuca y comenzar a follarla como si no hubiese un mañana, el ritmo era frenético, podía sentir como le sacaba prácticamente toda la polla para volver a introducírsela de un certero golpe de cadera toda entera en esa hermosa cavidad, a lo que ella gemía sin dejar siempre de mirarme a los ojos y sonreír cuando no gemía.

No me lo podía creer la perra que tenía en mis manos, y todo esto sin cobrar que  no estaría dispuesta hacer por dinero ¿?.

Me vino a la cabeza que pese a la juventud que tenía cuando le pregunte si era virgen me dijo que no y también que había hecho sexo anal, así que pare un momento estábamos bañados en sudor, le di una cachetada amistosa en la cara, y la volví, cogí un bote de lubricante y le embadurne ese hermoso culo, luego me di un poco en la polla y tras varias cachetadas que hicieron que el culete tuviera un color sonrojado, apunte mi glande a esa entrada y con cuidado se la introduje hasta la mitad, para quedarme un segundo quieto, que ella se acoplase a esa intrusión, ciertamente he de reconocer que no era el mismo placer que sentí cuando encule a la chavala de la pareja pero ver ese bombón a mi disposición inmóvil asimilando mi penetración me calentó sobre manera, por lo que comencé a follarla primero a un ritmo cadente, suave y despacito hasta que entro toda en esa gruta anal, para después comenzar un ritmo frenético casi endemoniado, podía ver y sentir como ella chillaba como una loca y se agarraba fuertemente a las sabanas de la cama como si eso le apaciguase las embestidas que estaba sufriendo ese hermoso culo, yo la tenía fuertemente cogida por las caderas para evitar que se zafara, y no cesaba en mi ritmo, por lo que ella tenía los ojos completamente cerrados y de vez en cuando echaba una mano atrás como intentando que no entrara tan a fondo en su cavidad anal o que redujera el ritmo pero yo en ese momento estaba fuera de sí, sentía como las perlas de sudor surcaban mi espalda y frente y como caían en el perfecto cuerpo de Elena.

También podía sentir como toda la cama vibraba y daba la sensación que en cualquier momento se fuera a romper, pero esta aguanto y por fin me corrí de forma abundante en el interior de tan hermoso culo, dándole unas nalgadas que hacían que se coloreara de un rojo intenso y lo hacía más apetecible.

Caí encima de ella desmadejado y exhausto, cuando mire el reloj vi que habíamos estado dos horas y media y la chica con la que había quedado no había venido y casi lo agradecí la verdad.

Mientras nos estábamos vistiendo, una duda me rondaba por la cabeza y no podía dejar de hacerla, Elena dime como una chica tan joven y hermosa como tú, quiere meterse en un mundo como este ¿¿??

Ella pareció dudar un segundo para después con una sonrisa decirme el dinero, y el sexo.

Al ver mi cara de perplejidad, ella siguió contestando, disfruto mucho con el sexo, he llegado a pensar que soy ninfómana pero lo que más me gusta es la libertad que me daría el dinero, por eso he decidido venir.

Y tras esto y dándome un beso en la boca se despidió y se fue.

La verdad que el futuro no podía pintar mejor, una extranjera madurita una parejita latina jovencita y una española exuberante y picara, y por si fuera poco en móvil estaba saturado de llamadas y el email también tenía bastantes mensajes, estaba asombrado de la acogida que había tenido mi idea.

Si planteaba bien el tema además de gozar como los enanos podría sacar una pasta gansa.

 

 

Espero que les haya gustado y en función de la aceptación que tenga seguiré con una segunda parte, se agradecen todos los comentarios y observaciones siempre que estas sean en pos de mejorar, y se agradecerán ideas para futuras secuelas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© avaz22

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (5)
\"Ver  Perfil y más Relatos de avaz22
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)