Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 8.548 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.454.714 Miembros | 19.563 Autores | 99.889 Relatos 
Fecha: 07-Ago-17 « Anterior | Siguiente » en Hetero: General

Los miedos de las primeras veces

Manoloteescribe
Accesos: 5.722
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 5 min. ]
 -   + 
Morbo y miedos unidos, los miedos y sensaciones de las primeras veces Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Buenas.

Soy Manolo tengo 31 años y soy de Valencia (España), voy a contar un nuevo relato. Esto es algo que me ha sucedido hace muy pocas fechas y la verdad fue una experiencia muy morbosa y placentera.

Hace pocos días publiqué este relato pero me equivoque de sección es por ello que lo quité y vuelto a poner pero en la sección que corresponde. Disculpen molestias.

Esta experiencia tiene mucho que ver con el descubrimiento sexual, cuando empiezas a hacer cosas que sientes curiosidad y miedo, te apetece pero no te atreves. Quieres hacer pero te da palo por si no lo haces bien. Esos inicios que tantos quebraderos de cabeza traen.

Esto me sucedió con Julia una chica de 18 años que resulta que es la hermana pequeña de un viejo amigo mío. Una chica que conozco desde muy pequeña por mi amistad con su hermana, con la que siempre había tenido muy buen feeling y siempre que pasaba por su pueblo iba a ver a su hermano y a ella, pero era como una hermana pequeña para mí.

Hace no mucho fueron las fiestas de su pueblo, al ir como cada año le avisé a ella, porque esta vez mi amigo se encontraba por motivos laborales fuera de España.  Ella me dijo que cuando estuviese le avisase, hacia mucho que no nos veíamos casi dos años y la verdad me apetecía saludarla sin más intención y pretensión que esa.

Al llegar al pueblo le avisé por whatsap pero ella estaba con sus amigos y no podía salir. Quedamos que cuando me fuese a ir volver a avisarle para saludarnos. Así fue le avisé y fui dónde se encontraba, la encontré muy cambiada, digamos que más mujer. La recordaba más niña. Julia había crecido, era una rubia espectacular. Tras el saludo se le notaba que había bebido un poquito, le dije que ya me iba del pueblo. Ella ya se iba a casa que al ser la primera noche de fiestas del pueblo quería reservarse para días posteriores, le dije mi coche está cerca de tu casa vente conmigo, por acompañarla a casa.

De camino íbamos hablando, ella me preguntó por mi exnovia y el dije que no seguíamos juntos. Ella había tenido un novio pero tampoco estaba ya con él. Al llegar a la zona le dije vente un rato al coche y hablamos así me pones al día del todo, también para que se le pasarán los efectos del alcohol y sus padres no la viesen así.

Una vez en el coche siguió la conversación que derivó en temas sexuales, ella me contó que era virgen que tan sólo con su exnovio le había hecho un par de pajas y que él a ella le había hecho sexo oral varias veces. Empezaba a tontear con otro y le apetecía hacer algo pero tenía miedo y demás. Me confesó que nunca se había masturbado que le apetecía pero como que tenía miedo.

Tras confesar ella me empezó a contar por experiencias mías. Ella no paraba de preguntar cosas por ejemplo si me la habían chupado, que era algo que le apetecía hacer, así como le confesé algunas de mis experiencias más morbosas en la playa, probadores y ella decía que guay que algún día lo tenía que hacer. Confesó que su fantasía era un trío con dos chicos yo le confesé que me ponía algún día hacerme una paja con alguien mirando.

Sin duda se le notaba con muchas ganas de vivir un despertar sexual más intenso, pero con miedos y dudas. Yo le dije que no tuviera miedos, que hiciera lo que quisiera y con quien quisiera, que era guapísima y que muchos desearían una chica así. Le confesé que durante la conversación, al ser temas sexuales y a pesar de verla como mi hermana pequeña, estaba muy buena, me había empalmado.

Ella se sorprendió por eso y preguntó directamente ¿ahora la tienes empalmada? La verdad en ese momento no, estaba morcillona pero no del todo. Ella me dijo que le gustaría vérmela, por curiosidad, le daba vergüenza pero tenía curiosidad. Yo le pregunté que si estaba segura, tenía dudas. Se notaba que si que quería pero lo típico de las primeras veces todo son dudas, miedos, vergüenzas.

Yo dije va te la enseño pero no se lo digas a nadie que tu hermano me mata.  Tras un instante de duda me abrí la cremallera del pantalón, me separé el calzoncillo y la saqué, está feo decirlo yo pero la tengo grandecita. No es muy larga pero sí bastante gorda, ella se quedó mirando y dijo la tienes más grande que mi ex y que mi hermano. No pude evitar el reírme.

Le noté que quería decir algo pero que tenía vergüenza, pese a la conversación, el alcohol, la confianza. Los miedos de las primeras veces se notaban que estaban inmersos en ella. Fue cuando le dije no te preocupes di lo que quieras, no te voy a morder. Me dijo que le gustaría verme haciéndome una paja. Yo dudé pero la verdad que el calentón y la excitación ayudaba.

Empecé a hacerme una paja, le dije déjame tocarte tetas que así me ayuda. No respondió pero se dejó hacer. Tras un poco le dije ¿quieres tocar? Ella miraba pero no se atrevía. Se notaba en su mirada que le apetecía. Le cogí la mano y muy suavemente la llevé a mi polla. Los miedos invadían su mirada pero sus ganas de hacerlo le mantenían ahí. Tras unos segundos de dudas rodeó mi polla y empezó a acariciarla, a moverla. Se notaba su inexperiencia, sus ganas de experimentar, el querer ver mi reacción a cada momento. Yo le dije haz lo que quieras, prueba lo que te apetezca no te cortes.

Ahí hizo algo que no me imaginaba y me dijo quiero probar a que sabe. Se agachó y se metió mi polla en su boca. Simplemente le dio un lametón inicial antes de metérsela entera en la boca. Yo le iba indicando como tenía que hacerlo iba intercalando momentos de paja con momentos de mamada. Se notaba cada vez más suelta, sin duda le estaba gustando y yo lo estaba disfrutando. Al final me corrí, ahí ella dijo quiero ver a que sabe y me la limpió con su boca. Había sido su primera e inesperada mamada, fue el principio de una noche inolvidable.

Si os ha gustado seguiré contando todo en siguientes relatos. Si eres chica y de España (no responderé ni a chicos ni a chicas de fuera de España), te has sentido identificada con este relato con esos miedos y vergüenzas bien porque lo has vivido o porqué todavía no...  escríbeme y si veo que os gusta escribiré la segunda parte de este relato escriborelatosinteresantes arroba hotmail.com


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© Manoloteescribe

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (1)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Manoloteescribe
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)