Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.612 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.454.744 Miembros | 19.571 Autores | 99.918 Relatos 
Fecha: 09-Ago-17 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Cambio de Vida 2 - Jugando con pis

carlos
Accesos: 17.805
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 5 min. ]
 -   + 
Continua el día a día de los hermanos y descubren juntos que el incesto no es su única perversión Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Después de aquella noche en el club de intercambio nuestras vidas cambiaron radicalmente, pasamos de no tener sexo a una plenitud absoluta. Éramos todo lo felices que ni ella ni yo habíamos sido nunca.

Después de aquella noche en la que Marta en el club se meo mientras le follaba el culo me quedé muy sorprendido de lo que me excitó, hasta entonces nunca había sentido ninguna atracción por esos temas pero desde ese día para mis pajas suelo buscar videos de chicas meando o lluvia dorada…la verdad es que aunque con mi hermana no tengo tabúes y hay total confianza a todos los niveles, no me he atrevido a decírselo.

Una tarde me estaba haciendo una paja viendo porno en internet, una paja tranquila de las que disfrutas con tiempo, tenía toda la casa para mí hasta la noche que llegara mi hermanita.

Ella salió antes de trabajar y me pilló con las manos en la masa, no era la primera vez y la verdad es que su reacción siempre era la misma, se reía, me llamaba cerdo enfermo, bromeaba preguntándome si estaba viendo videos de incesto de esos de hermanos… y se sentaba a mi lado y me pedía que hiciese como si no estuviese allí, le ponía ver cómo me pajeaba.

Era verano y llevaba un vestido suelto de esos ibicencos, antes de sentarse a mi lado, se quitó las bragas y las puso encima de la mesa, al lado del teclado. Eran blancas con un lacito azul.

Las cogí y las olí, olían mucho y estaban húmedas, llevaba todo el día con ellas puestas. A ella le excitó que lo hiciera, se mordió el labio cuando vio que las olía y susurrando me pidió que las chupara.

Sin dudarlo lo hice, las lamí muy despacito, recreándome y saboreando la zona donde más húmedas estaban. Era un sabor ácido y salado, muy excitante, mi polla palpitaba

Estaba sentada como los indios y con una mano empezó a acariciarse los muslos por debajo del vestido. Reparó en ese momento en el video que estaba viendo, una chica meaba en la cara de su chico mientras este no dejaba de lamerle el coño…yo temí que no le gustara y me cortara el rollo, por un momento pensé que así era.

Me preguntó si me ponía ver eso, pero la pregunta la hizo sin dejar de acariciarse por debajo del vestido. Ya sin miedo le respondí que mucho y volví a lamer sus bragas tratando de saborear sus fluidos todo lo que pudiera.

Me las quitó de las manos, se levantó y se fue. No tardó ni cinco minutos en volver, venía colorada y con una sonrisa de traviesa que conozco de sobra. Venía con las bragas en la mano, se sienta de nuevo a mi lado y me dijo:

-          Acabo de tener un accidente con las braguitas, fui a hacer pis y me olvidé de bajármelas, me he meado en ellas….están empapadas, las echaré a lavar porque ahora no querrás seguir jugando con ellas, o si hermanito?

Ni le contesté, las cogí y me las acerqué a la boca, estaban calientes y empapadas. Olían dulce, las lamí y ella me agarró la polla mientras lo hacía, muy suave, sabía que estaba a punto de correrme, ella también lo notaba en su respiración. Tenía el vestido por la cintura, alargué la mano libre y busqué su coñito, me encontré con su mano que ya tenía dos dedos dentro de la vagina y se retorcía

-          Eres un cerdo me susurraba, estás lamiendo mis bragas meadas

Suelta la mano de mi polla y la lleva a las bragas, las empuja dentro de mi boca apretándolas, noto su pis en mi boca, me va a estallar la cabeza de excitado que estoy, las muerdo, quiero más.

Me las saca de la boca y acerca sus labios, me besa tímidamente como con miedo y poco a poco su lengua va profundizando más hasta que se desata y me besa con pasión, devorando mi boca. Para de golpe

-          Te sabe la boca a pis, es asqueroso me dice.

Con las bragas aún empapadas en la mano me las vuelve a meter en la boca apretándolas todo lo que puede, ahora si noto el sabor de la orina, el olor me invade la boca y la nariz ya continuación suelta las bragas y me besa lamiendo y mordiendo mi boca y mis labios, noto como tiembla, está a punto de correrse, coge mi polla y me masturba con fuerza, al mismo tiempo que lo hace ella, mientras nuestras bocas siguen saboreando su pis.

Ella se corre como una bestia, me muerde mientras lo hace y yo empiezo a gemir, siento que me viene pero es muy largo, me falta el aire, ella se agacha y la mete en su boquita.

Mi semen rebosaba por la comisura de sus labios, no me lo pienso, nunca lo había hecho pero hoy era el día, le tomo la cara con las dos manos y nos fundimos en un beso con su boca llena de semen y la mía con su pis.

-          Hermanito esto es asqueroso, vamos a ducharnos pero ya y con lejía!! bromeo

La verdad es que tenía razón, lo que hace unos segundos era absolutamente excitante y maravilloso, después de correrte es muy guarro pero una buena ducha y todo en su sitio.

Me quedé encantado de haberlo probado, no hizo falta hablar de ello, sabía que no volvería a repetirse, pero había valido la pena, sabía que me iba a hacer mil pajas recordando a mi hermana metiendo sus bragas recién meadas en mi boca.

El sábado por la mañana después de desayunar nos íbamos a dar un paseo y comer por ahí para disfrutar el día libre. Cuando la estaba esperando para salir de casa me llama desde el baño

-          Que pasa cansina? Cuando salgamos de casa ya será lunes, mira que eres lenta

-          Ven un segundo porfa y no rebuznes

Cuando entro al baño me la encuentro con su faldita azul con vuelo que tanto me pone remangada por la cintura y agachada encima del inodoro. Me pone esos ojitos de perra salida y empieza a hacer pis sin apartar su mirada de la mía.

No me lo esperaba y se me secó la garganta, mi polla reaccionó inmediatamente y ella sonriendo acaba, sacude un poco las caderas y me mira con cara de niña buena pidiéndome

-          No hay papel, me ayudas a limpiarme?

Ni me lo pienso, me arrodillo y acerco la boca a su coñito lamiendo y absorbiendo cada gota y limpiando con mi lengua a conciencia su coñito. Cuando me recreo en su clítoris me aparta la cabeza

-          Déjalo que hoy quiero que pasemos el día muy cerdos y si nos corremos se nos baja. Ya está limpito no? pues vámonos.

Me besó saboreando mi boca mientras se colocaba la falda

-          Y tus bragas?

-          Mejor no llevo no sea que las mee como el otro día y me guiñó un ojo

La abracé y le dije un te quiero que me salió del alma, sin duda el día prometía…


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© carlos

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (3)
\"Ver  Perfil y más Relatos de carlos
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)