Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.236 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.454.659 Miembros | 19.556 Autores | 99.841 Relatos 
Fecha: 12-Ago-17 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

Cambio de Vida 3

carlos
Accesos: 10.056
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 22 min. ]
 -   + 
Sigue la escalada de perversión de los hermanos. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Dedicado a Ibero54 por sus comentarios, espero que lo difruteis pareja y no es quejeis que os he puesto un restaurante...

La situación me estaba superando, mi hermana no dejaba de sorprenderme.

Ella había salido alguna vez sin braguitas pero para ir al local de swinger. Hoy iba con una faldita muy ligera con vuelo que le llegaba cuatro dedos por debajo del culo. No era escandalosamente corta pero siempre que se la ponía sin querer acababa viéndole la ropa interior, así que hoy o tenía muchísimo cuidado o alguien se iba llevar el premio de ver su coñito que por otro lado es un pecado taparlo.

Por encima nuestro plan es tomar unas cañas por el barrio, comer unas tapas en alguna terraza y dar un paseo por la zona comercial a ver si por fin encuentra un vestido para llevar a la boda de nuestro primo el mes que viene. Así que me toca pasear al lado de mi hermanita a la que acabo de comer el coñito después de hacer pis, sin bragas y caliente como una antorcha…vaya plan, me duelen los testículos solo de pensarlo.

Salimos de casa y enfilamos la rambla, ella camina a mi lado como siempre pero está radiante, feliz, con esa sonrisa de pícara que me pone cardíaco. Corre una brisa muy agradable y ella tiene que agarrar la falda para que no vuele, lejos de incomodarla la noto divertida.

-          Sabes? Me pone cachondisima ir así por el barrio, me siento desnuda en medio de la gente. El vientecillo este me está acariciando el coñito y es una sensación increíble. Lo tenemos que hacer más veces.

Yo no puedo ni responder, le sonrío y disimuladamente bajo la mano que tengo en su cintura y le acaricio el culo por encima de la falda. Sentir sus nalgas duras desnudas debajo de esa tela me está mareando.

Nos paramos a tomar la primera caña en una terraza, ella se sienta y yo entro a por tabaco y de paso le pido al camarero que nos sirva. Cuando estoy saliendo del bar hacia la terraza me encuentro con Lourdes sentada justo de frente a la puerta, tiene las piernas cruzadas pero cuando me ve venir me pone de nuevo la mirada de esta mañana en el baño y hace un sutil movimiento que me permite ver su coñito sin un solo pelo y brillante.

Me muero de ganas por comérmelo, se me cae la cajetilla de tabaco y ella se ríe de mí.

Como está disfrutando haciéndome sufrir!! Mientras enciendo un pitillo llega el camarero con las cañas y unas aceitunas. Necesito esa caña pero ya. Dos tragos después me relajo y mientras charlamos tranquilamente como una aceituna. La verdad es que estaba un poco insípida, muy floja

-          Vaya mierda de aceitunas nos puso, están muy flojas

Mi mente sucia empezó a trabajar y se me ocurre que si con sabor a anchoa están buenas, con sabor a coño tienen que estar deliciosas.

-          Estás mojada? Le pregunto

-          Bufff voy chorreando…

-          Podías solucionar lo de las aceitunas entonces, yo creo que les falta salsa jejeje

Se rio y poniéndose muy roja me dijo

-          Pero aquí no puedo, joder como me pone que me pidas guarradas pero aquí es una locura, está la terraza casi llena

Es cierto que al principio estábamos solos pero ahora solo quedaba una mesa libre y hacer cualquier travesura allí era descabellado. Me sorprendieron las ganas que tenía de hacerlo, lo que le calentaba enfrentarse a ese desafío. Sin decirme nada más coge 5 aceitunas en la mano, la cierra y disimuladamente se levanta y entra en el bar.

Me imagino lo que va a hacer y tengo que encender otro pitillo, no sé cómo sentarme para que no se note el bulto del pantalón. Cuando sale por fin se sienta apartando la falda, con el culo directamente en la silla.

-          Tengo que apartar la falda que estoy empapada y la voy a manchar, además me encanta sentir la silla así sin nada…buff creo que si me muevo un poco podría correrme.

-          De correrte nada que esto se está poniendo interesante. Y las aceitunas?

-          Jejeje tienes hambre?

-          Siii mucha.

Alargando la mano me ofrece cuatro aceitunas, cojo una y la pruebo. No sabría decir a que sabía pero el morbo de comerla sabiendo que se la había restregado por el coño era brutal. La segunda la metí en la boca y la chupé un buen rato. Ella se comió las otras dos mirándome sin pestañear y jugando con su lengua.

-          Queda una –me dice ella-

Me imagino donde está y se me ponen los pelos de punta. Hace un movimiento como de rascarse y colocarse la falda y disimuladamente mete la mano entre sus muslos mientras habla y sin dejar de mirarme.

-          Esta es especial, está calentita y jugosa –me susurra mientras me la pone en la mano-

Lo de la aceituna me pone malo pero lo verla con el culito desnudo pegado a la silla y cachonda perdida me supera, estoy en el limbo.

Con la aceituna en la boca voy a pagar y seguimos nuestro paseo, la abrazo fraternalmente y pongo la mano en la cadera, justo donde en condiciones normales notaría el elástico de la braguita y solo noto piel, una fina tela y su desnudez.

-          Te gusta que vaya así casi desnudita no?

-          Me encanta, es muy morboso. Me tienes loco cariño.

-          Bufff pues yo lo estoy disfrutando muchísimo…que sensación de libertad, crees que esta blusa transparentará demasiado si me saco el suje?

Llevaba una blusa de tela blanca con bordados tipo ibicenca en la que se notaba perfectamente su sujetador, por detrás y por los laterales sobre todo pero la zona de los pechos el bordado era como más denso haciéndola más opaca.

-          No creo que quede escandalosa, se notará que no llevas pero no enseñarás nada que no quieras.

-          Ahora mismo quiero enseñar todo jajajaa me siento putísima.

Llegamos a una vinatería que frecuentábamos y nos acercamos a la barra, se acercaba la hora de comer y estaba bastante concurrida. Mientras pido un par de albariños se va al baño, no me lo puedo creer, lo ha hecho. Cuando la veo acercarse sus tetas se mueven libres y sus pezones se marcan en la blusa amenazando con romperla

-          Hace frío en el baño?

Le pregunto mientras disimuladamente le rozo un pezón por encima de la blusa. Ella da un respingo y casi un gemido. Está muy caliente, nunca la había visto tan excitada.

-          De frio nada, de hecho he tenido que quitarme el suje porque me quemaba la piel.

-          Así estás perfecta, me muero de ganas por comerte enterita

Brindamos y apuramos el trago, los dos necesitamos refrigerar un poco. De nada valió, así como estábamos de pie en la esquina de la barra me las apañé para disimuladamente meter mi mano debajo de la faldita y alcanzar su coño.

Estaba empapada y ardiendo, su cara era un poema, allí delante de todo el bar, estaba ella con una blusa y una faldita y su hermano le estaba metiendo un dedo en el coño. Su cuerpo lo tapaba yo con el mío, yo le daba la espalda al resto del bar pero ella, su cara era perfectamente visible.

No sabía qué hacer para disimular, se mordía un dedo, resoplaba. Su mirada me decía para pero su coño me apretaba y me quemaba el dedo. Lo dejé quieto y ella con pequeños movimientos lo follaba, así de pie en la esquina del bar, con la copa de vino en la mano, acompañada de su hermanito, estaba a punto de correrse y lo imposible se convirtió en inevitable. Empezó a temblar y yo la abracé para taparla, ella hundió su cara en mi pecho y me mordió al mismo tiempo que me agarró la polla por encima del pantalón y terminó el mejor orgasmo, según me dijo después, que había tenido hasta entonces.

Se fue al baño a recomponerse, y tomamos otro vino que nos supo a gloria.

Un poco alegres por el vino y muy excitados por lo que acabábamos de hacer nos vamos a tomar unas tapas.

Pensamos en ir a una tapería nueva que le recomendaron pero entonces se me ocurre que mejor vayamos a alguno al que no volvamos a ir nunca. Cogemos el metro para alejarnos de nuestro barrio.

Ella entró primero en el vagón y se apoyó en las barras horizontales que hay en los laterales de la entrada al vagón para viajar de pie apoyando el culo, yo me situé justo enfrente apoyado en las barras también. Había sitio a su lado pero quería disfrutar de observarla como lo hacían los demás, como lo haría con una desconocida.

Ella puso cara de extrañada cuando vio que no me situaba a su lado pero enseguida entendió mis intenciones. Sacó el móvil del bolso, yo pensé que era para disimular pero enseguida me llegó un whatsapp

-          Me vas a volver loca si me sigues mirando así, me acabo de correr y estoy cachonda perdida otra vez

-          Ya lo sé, tus pezones no mienten. Tócatelos

Se llevó una mano al brazo contario como si le picara y cuando la retiró la pasó por el pecho izquierdo acariciándose el pezón.

-          Dios que morbazo. Necesito que me folles

-          Yo también lo necesito, me va a estallar la polla, mira –separando la camisa que llevaba por fuera le dejé ver el bulto que llevaba en el pantalón.

-          La quiero en mi boca, quiero toda esa leche, fóllame por donde quieras pero termina en mi boca

-          Pufff sabes que me encanta

-          Tengo muchas ganas de hacer pis, estoy apretando los muslos, al no llevar nada me siento muy desnuda y cada vez me pongo más cachonda. Me viene a la cabeza lo de esta mañana en el baño, me encantó que me limpiaras. Es una cerdada pero me pone a mil.

-          Si no hubiese nadie en el vagón me encantaría que te mearas aquí mismo, te limpiaría el coñito encantado

-          Mearme no pero mira mi pierna

No me lo puedo creer…una gota estaba resbalando por el interior de su muslo izquierdo hacia la rodilla…sonriendo se pasa la mano por el muslo disimuladamente para secarla

-          Se me ha escapado una gotita y como no hay salvaslip ni bragas jejej

Mirándome se llevó a la boca el dedo de la mano con la que se acaba de secar la pierna. Tengo que cambiar la mirada al suelo, esto es demasiado. Afortunadamente llegamos a nuestra estación.

Plaza Cataluña, es el mejor sitio para perderte en medio de guiris y convertirte en anónimo, eres un bulto más. La abrazo al salir del vagón y nos fundimos en un beso apasionado, la follaría allí mismo, noto sus pezones clavados en mi pecho, sus caderas se pegan a las mías rozando mi bulto contra su coño desnudo bajo esa fina tela. Mi mano busca su culo bajo la falda y lo aprieta…tenemos que parar que se nos va de las manos, estamos dando un espectáculo que por otro lado aunque nos pusiéramos a follar allí mismo lo único que ocurriría es que una manada de guiris nos grabaran y puede que hasta nos echasen alguna moneda.

Subiendo Rambla Cataluña encontramos un local nuevo muy bonito, de estos de diseño todo en blanco con mesas altas y taburetes como de barra en lugar de sillas. El nombre me pareció muy original también Ibero54. Tenían una carta muy atractiva basada en productos ibéricos.

La última mesa estaba libre, yo me siento de espaldas a la pared y ella enfrente dando la espalda al resto del establecimiento. Se sentó directamente en el taburete, separando la falda.

Enseguida nos vinieron a tomar nota y después de pedir unas tostas y unas cañas nos vamos al servicio.

Tenían una puerta que daba al pasillo de los lavabos y en este las tres puertas de chicos, chicas y minusválidos. La intimidad que proporcionaba que desde el restaurante no se viera en que baño entrabas me animo a abrir la puerta del de minusválidos y empujarla sin preguntar adentro. Cerré el pestillo y antes de que reaccionara le di la vuelta, la incliné contra el lavabo y subiéndole la falda le introduje la polla de una estocada. Actuaba como un animal por instinto, estaba fuera de mí, ni la escuchaba ni la veía solo la follaba desesperadamente. Llevaba demasiado tiempo empalmado y aguantándome las ganas.

No sé el tiempo que pasó follando, parecían horas pero seguramente un par de minutos, de los cuales llevaba uno y medio aguantando las ganas de correrme. Ella se mordía una mano para no gritar, con la otra se sujetaba al lavabo para no caerse, sus tetas se balanceaban colgando al ritmo de mis embestidas.

-          Quiero romperte el culo

-          Siii joder que grande está, atraviésame por favor

La saco y así con lo mojada pongo la punta en su culito y la dejo quieta, es ella la que haciendo fuerza hacia atrás la va introduciendo poco a poco hasta que mis huevos tocan sus nalgas

Se remanga la falda del todo y con el pie empuja la papelera que estaba debajo del lavabo y la sitúa entre sus piernas.

-          Lo siento pero no puedo más, me meo

Empiezo a moverme y ella ya no puede reprimirse más y gime, nunca la he visto tan salida, se mea, mientras se toca el clítoris y le follo el culo. Una catarata de orina cae en la papelera, eso me supera y apurando el ritmo me corro como un animal intentando atravesarla con mi polla.

Nos quedamos quietos intentando recuperar la consciencia de nuestra locura. Nos da un ataque de risa, estamos como cabras. A ver como salimos de esta, realmente no hemos estado mucho tiempo, no creo que más de cinco minutos así que si nos damos prisa en recomponernos aún podemos salir de esta dignamente.

Mi hermana se sienta en la taza a limpiarse, terminar de hacer pis y expulsar mi leche de su culo

-          Solo se te ocurre a ti correrte en mi culo cuando voy sin bragas…yo te mato jajja

-          Lo siento pero no me llegaba la sangre al cerebro. Y no te vi a ti mucha intención de pararme tampoco.

-          Anda sal ya y espérame en la mesa.

Cuando llego a la mesa venía el camarero con la bebida, seguramente habréis tardado más en leerlo que nosotros en hacerlo. Al rato llega ella, como si nada, radiante y feliz.

-          Acabo de tener el mejor orgasmo que recuerdo y creo que es la segunda vez que digo esto hoy.

-          Y por lo que veo sigues sin sujetador, por que no te lo has puesto?

-          Porque sé que te pone verme así y el día no ha acabado. Además lo de hoy es todo un descubrimiento, a partir de ahora solo usaré ropa interior de lunes a viernes para trabajar, de viernes a domingo quiero que seas tú el que elijas lo que me ponga. Quiero que me folles como acabas de hacerlo, empotrándome, rompiéndome. buff vamos a cambiar de tema que ya estoy empezando a mojarme de nuevo…

Después de comer salimos a la zona de tiendas, hacía una tarde magnifica para pasear y aunque lo de ir de tiendas es una cruz para mí, hacerlo con mi hermana casi desnuda era un morbazo, rozar su culo, sus pechos cada vez que nos acercábamos o nos parábamos en algún escaparate, hacían que mi polla volviese a estar como un hierro.

Vimos una tienda que  tenía vestidos de fiestas en liquidación, casi no me da tiempo a seguirla, entró y ya tenía uno en la mano. Yo me quedé embobado mirando un vestido rojo que tenía un maniquí. Tenía la espalda al aire, anudado al cuello y bajaba en dos tiras independientes hasta la cintura, dejando un escote en forma de v infinito.

Era largo hasta los pies, con dos aberturas laterales que llegaban a la cadera. Era lo más atrevido y sexy que he visto pero sin ser vulgar.

Ella me vio la cara/baba

-          Quieres que me lo pruebe?

-          Quiero que te lo lleves

-          Jajjaaj eres un pervertido. No se si me atreveré a ponerme algo así. La verdad es precioso, me lo pruebo para ti y ya veremos.

Se acercó una chica a atendernos y le dio el vestido en su talla, animándola porque estaba muy rebajado y sentaba genial

Los probadores eran de esos individuales con una cortina. Cuando la cortina se abrió y veo a mi hermana con ese vestido creí estar soñando. Sus pechos encajaban perfectos en las tiras, la tela era lo suficiente gruesa para no ser vulgar y a la vez marcaba perfectamente el pezón y la forma del pecho. Las aberturas de la falda hacían que fuese imposible llevar ropa interior que no se viera. Todo el muslo hasta la cadera era visible y claro si se giraba tenía que tener cuidado que no se abriera porque su coñito quedaría expuesto.

Se acerca la chica con unos zapatos de tacón para ver mejor el largo del vestido, se agacha para ponérselos y mi hermana se dobla a ayudarle. El resultado fue que la chica abrió los ojos cuando a 15 cm de su cara apareció el coñito de mi hermana brillante y sin un solo pelo.

-          Te iba a comentar que tenemos un culote en el mismo tono del vestido pero ya veo que no te va a hacer falta. La verdad es que luce mucho más sin nada.

-          Si yo creo que este vestido hay que llevarlo así – contesta mi hermana tratando de parecer segura pero completamente desbordada por la situación-

-          Entonces te lo quedas? –pregunto/suplico yo-

-          Claro que si!! Lo necesito jejeje Por cierto, mamá me dijo que no tenía ropa todavía. El que me iba a probar antes está genial de precio, te parece que si hay su talla se lo llevemos?

-          Pues si, de camino a casa podemos pasar por la suya y que se lo pruebe y de paso le hacemos una visita

Nuestra madre enviudó joven y vive sola. Es muy activa y a sus casi 60 se mantiene muy bien físicamente, prácticamente usan la misma talla mi hermana y ella, de hecho comparten ropa . De vez en cuando se echa un noviete pero se aburre enseguida, dice que son un coñazo que no le aguantan el ritmo.

Iremos los tres a la boda de nuestro primo en Galicia el mes que viene, va a ser un viaje de terror, tener a mi hermana al lado y tener que aguantarme…por encima reservamos 2 habitaciones de hotel, una para ellas y otra para mí, vaya plan.

Cuando llegamos a casa de mi madre la calentura estaba otra vez por las nubes, 15 minutos de manoseo en el metro nos pusieron como motos otra vez. Cuando subíamos en el ascensor, mi hermana repara en que no lleva sujetador, le da al botón de parada y se apura sacándose la blusa y poniéndoselo mientras aparta mi boca de los pezones entre risas y agobio.

Mi madre estaba en bata, se acababa de duchar porque en un rato se iría a baile de salón. Una disculpa de la gente mayor del barrio para magrearse un rato los sábados y volver a casa con un calentón o con un nuevo novio jejeje

Mi hermana le enseña el vestido y le encanta, era un vestido corto, negro, palabra de honor, ceñido hasta las caderas y hacia abajo bastante suelto.

Mi madre se va a la habitación a probárselo, mi hermana la acompaña. Mientras lo prueban me voy al baño, me estoy meando. Acabo no sin antes sobármela un poco, el día que estoy pasando no es para menos y cuando salgo del baño paso por la puerta de la habitación de mi madre. Ahí estaban las dos, mi madre en bragas y sujetador y mi hermana sujetando el vestido. Me quede congelado en el pasillo, ver a mi madre así me estaba excitando.

Llevaba un conjunto blanco de lencería casi transparente, nada del otro mundo, bragas de toda la vida pero su culo lo tenía perfectamente a la vista. Nunca había mirado a mi madre de esa forma, salvo por alguna paja de adolescente con sus bragas, pero fue una época pasajera de la cual siempre culpé a las hormonas.

Mi hermana que estaba de frente, me ve y sonríe, me ha pillado de lleno. Me siento avergonzado y me voy al salón.

Al rato aparecen las dos, mi madre con el vestido que le quedaba genial, un poco largo pero se podía arreglar. Mi hermana va a por afileres para marcar por donde había que subirlo y yo no puedo ni hablar, estoy muy salido y avergonzado porque mi hermana me pilló mirando a nuestra madre.

Mi hermana dobla el vestido para subirle unos cuatro dedos y que quede por encima de la rodilla , se agacha y a estas alturas se había olvidado que iba sin bragas

-          Hija, no llevas nada?

-          No mami, tuve un pequeño accidente y las manché así que me las quité para no ir mojada, total ya nos vamos a casa ahora.

-          Pero niña, cómo vas a ir así por la calle? Ahora mismo te traigo unas mías y te las pones, además que estás con tu hermano…

-          Tienes razón mami, solo se le ocurre a esta loca andar así, aún se le va a colar algo por ahí y después todo son disgustos jejeje -bromeé yo para quitarle hierro al asunto-

-          Mira ahora ni te muevas que estoy con los alfileres, además si quieres darme unas tuyas te saco estas que se marcan muchísimo en el vestido y te queda fatal

Sin dar tiempo a que mi madre pudiese decir nada, mi hermana metió las dos manos por dentro del vestido y le bajó las bragas a mi madre hasta los tobillos. Mi madre se quedó paralizada y tardó en reaccionar

-          Estás como una cabra, como se te ocurre quitarme así las bragas? Delante de tu hermano, que vergüenza por dios.

-          Anda déjate de tonterías que no se te vio nada y quiero acabar ya de marcarte el largo –dijo mi hermana mientras se subia las bragas de mami por los muslos y seguía poniendo alfileres- ves mami ahora el vestido te sienta mucho mejor, las bragas se marcaban y te hacían un culo horrible, verdad Xavi?

-          La verdad es que bonito no es que se marquen tanto, deberías probar con un tanga.

-          No tengo, tendré que comprarme alguno.

-          No se, creo que le va a marcar el tanga también, es tan ceñido, ya veremos pero creo que lo mejor es que no lleves. Es bastante largo, no tendrás problema en llevarlo sin nada.

-          Voy a estar muy incómoda así sin nada, me siento desnuda pero supongo que me acostumbraré. Ya me dejarás un tanga para probarlo y si no ya veremos.

Se fue a su habitación a quitarse el vestido y mi hermana la acompañó para ayudarla, al rato nos fuimos y en el ascensor mi hermana se sacó las bragas de mi madre que no llegó a subírselas del todo. Las guardó en el bolso y sonrió. Yo estaba una vez más descolocado, se colgó de mi cuello y nos besamos con furia.

Al llegar a casa fue como darle al play a una peli porno, follamos como bestias, se corrió en mi boca, le follé el culo una vez más mientras tenía un dildo en el coño, se corrió cuatro veces. Un auténtico maratón de sexo y me pidió que yo no lo hiciera que quería que acabara en su boca.

Cuando no pudo más me dijo q me tumbara boca arriba y empezó a masturbarme despacito, sacó del bolso las bragas de mamá y me las dio

-          Cógelas, las traje para ti

-          Pero …

-          Chsssss disfrútalas, vi como mirabas a mami y me puse cachonda yo también y ya sabes que yo estoy para complacerte en TODO siempre. No me las subí para que tuviesen su olor y solo su olor. Huélelas.

La calentura me superó la vergüenza y las acerque a la nariz, era un olor especial y el morbo hizo que mi polla se inflamara más aún, ella lo notó y lejos de acelerar la masturbación para que me corriera, bajó el ritmo hasta pararse y simplemente apretarla

-          Te gusta como huele el coñito de mami? Te gustaría probarlo?

-          Mmmm si, me encantaría comerlo

Por fin me tiré a la piscina, estaba fantaseando con mi hermana sobre el coño de mi madre.. ella con su otra mano se masturbaba también, por mucho que folles siempre queda espacio para una paja, es como el postre

-          Disfrutaste viéndola en su habitación, con esas bragas que estás lamiendo ahora justo donde tenía su coño. Te hubiese gustado quitárselas tú verdad?

-          Siii se las hubiese quitado con la boca –susurré mientras lamia las bragas por la zona donde más húmedas estaban

-          Le viste el culito a mami, que pena que no le hayas visto el coño. Te gustaría verlo?

-          Bufff

-          Es peludito pero arreglado y los labios sobresalen mucho, me encantaría verte comiéndolo

-          Te pone imaginarme comiéndoselo?

-          Si mucho, me pone muchísimo, de hecho en breve me voy a correr como una perra, nos vamos a correr juntos pero viendo el coñito de mami, el coñito por el que entramos a este mundo los dos

Estiró la mano y sacó el móvil de dentro del bolso, yo no entendía nada hasta que pone un vídeo. Cuando acompañó a mi madre para ayudarla a cambiarse disimuladamente dejó el móvil grabando encima del tocador y puso a mi madre de frente mientras le bajaba la cremallera del vestido por detrás. En la pantalla aparece mi madre y ella detrás soltándole el vestido que va deslizándose poco a poco. Quedan al descubierto sus tetas apretadas en el sujetador pero los pezones se transparentaban lo suficiente para ver que eran mas grandes que los de mi hermana.

Ella aumentó el ritmo un poco de mi masturbación y de la suya también. Paró el vídeo

-          Te gustan sus tetas? Quieres que siga, estás seguro que quieres que corramos viendo a mami desnuda?

-          Claro que me gustan y como no sigas te mato, a ti te pone cachonda también ver a mami no?

-          Me pone cerdísima , no me reconozco. Le comería las tetas y hoy cuando le quite las bragas me hubiese gustado meter la cabeza debajo de su falda y restregarme su coño por la cara

-          Quieres probarlas? –le ofrezco las bragas de mi madre , se pone muy colorada, su respiración se acelera como cuando va a correrse-

-          Trae, acércamelas a la cara que quiero seguir con las pajas

Se las acerco a la nariz y cierra los ojos absorviendo el olor, saca la lengua y lame las bragas, yo voy a estallar con el morbo que me está dando. Le da a play y el vestido de mamá sigue bajando, vemos su vientre y empiezan a asomar unos pelitos negros. Cuando su coño es totalmente visible lo para y acelerando la paja

-          Llena de leche el coño de mami cariño

-          No puedo más…

-          Yo tampoco, quiero que te corras aquí en su coño y yo lo limpiaré

   Empiezo a correrme como un aspersor, gritando de placer y ella pone la pantalla del móvil justo delante para que llenara de semen la imagen. A continuación lo limpia con la lengua mientras sigue masturbándose, está temblando. Cojo las bragas de mamá que ha soltado, me limpio todo el semen que ha quedado esparcido y se las meto en la boca mientras se está empezando a correr. Se le ponen los ojos casi en blanco, que locura de orgasmo.

Cae rendida en mi pecho y así sin limpiarnos siquiera nos quedamos fritos. Lo último que pienso antes de dormirme es que el viaje del mes que viene que antes me parecía una tortura ahora prometía bastante…


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© carlos

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (2)
\"Ver  Perfil y más Relatos de carlos
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)