Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 8.876 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.439.065 Miembros | 17.760 Autores | 87.187 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » SEXO ORAL » EN LA ESCUELA CON MI PROFESOR
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Fecha: 10-Oct-10 « Anterior | Siguiente » en Sexo Oral

En la escuela con mi Profesor

lolitaputita1
Accesos: 79.752
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 8 min. ]
 -   + 
se la chupo a mi profesor. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

El día de hoy me levante para ir al instituto, eran las 6:30 a.m. cuando me desperté, me quede quieta por un rato mire a los lados, para buscar a mi padrastro que paso la noche con migo, pero como siempre lo hace los días lunes se levanta temprano para ir a trabajar en oficinas my importantes en él estado, para esa hora mi pequeña vagina todavía estaba algo irritada por la tremenda cogida que él me propino por no sé cuánto tiempo; cuando dieron las 7:00 a.m. me levante para meterme a bañarme, al salir del baño me puse el uniforme del instituto, que consta de una diadema blanca en la cabeza, una blusa blanca, una corbata de color azul marino oscuro, un suéter de color azul marino oscuro, una falda tableada tipo escocesa pero en lugar de esos colores rojos era de color azul marino oscuro, la altura de la falda es tres dedos arriba de la rodilla, unas calcetas blancas, y zapatos escolares de color negro. Después de estar lista, me dirigí a la cocina, leche, coctel de frutas, cereal con leche y yogurt es lo que tiene mi desayuno para este día, después de subí a mi cuarto para alistar mis útiles escolares para ese día de clases, siempre tengo mis útiles desde la noche anterior pero esta vez no pude alistarlos ya que mi padrastro llego para cogerme. Como todos los días hago; bueno casi todos porque a veces mi padrastro me lleva al instituto, llame por teléfono para que viniera un taxi y a las 7:55 a.m. estaba entrando al instituto cinco minutos antes de la hora de entrada.

Me agrada mucho mi escuela, es el instituto es el más cotizado de todo el estado, ya que es una escuela privada, solo entran estudiantes de familias adineradas edificios lujosos, los mejores profesores, el mejor servicio, la mejor calidad educativa. lo único que no me gusta de esta escuela o bueno de este tipo de escuelas es que los chavos son muy fresas, mimados, tontos, mis gustos son más maduros jajajaja…

Mi salón esta en el edificio central de todo el instituto, en el segundo piso, al llegar todos los chavos me saludaron pero solo alzando la mano ya que no me gusta el clásico saludo de beso por qué no me gusta darles falsas ilusiones, mi asiento está en la parte final de la fila que está a un lado de la entrada, lo más alejada posible del escritorio del profesor, yo escoja este lugar porque es un lugar estratégico para divertirme por ejemplo con mi profesor favorito, el de la primera hora; e me da la clase de matemáticas que es de dos horas.

Puntualmente el entro al salón, detrás del llegaron mis dos grandes amigas Rachel y Wendy, no es de estrellarse de que leguen tarde, ellas son así, después de saludarme se sentaron y se prepararon para la clase.

Mis amigas son unas zorras de lo peor, si hay un chico que les gusta, no dudan en llevárselo a la cama, les gusta divertirse a lo grande, siempre me cuentan las travesuras que hacen todos lo sábados que salen a un antro, mínimo le dan una mamada a alguien, amigos o desconocidos, una vez cuando no las dejaban entra a un antro que estaba de estreno Wendy le prometió al cadenero que le aria una mamada si las dejaba entrar, y antes de salir del antro tuvo que cumplir su promesa, la verdad no creo que le haya sido difícil ya que les gusta mucho la verga.

Después de la primera hora de la clase de matemáticas, se me ocurrió jugar con mi profesor, cuando él me miraba yo cruzaba lentamente las piernas, o le lanzaba una mirada lujuriosa y traviesa, llevo mucho tiempo dejándome coger por él para ya saber qué es lo que lo excita mas; también mordía el lápiz o pasaba mi mano por una de mis piernas mordiéndome el labio inferior, con el movimiento de mi mano jalaba un poco mi falda para que se me viera bien las piernas.

Después de unos juegos más termino la clase, la siguiente fue la de educación física, todos nos fuimos a los vestidores para ponernos la ropa deportiva, que es una playera blanca y un short de color azul rey, y pospuesto los tenis, la clase de educación física es como todas algo cansada pero a mí me gusta mucho ya que me encanta el ejercicio, voy tres días a la semana al GYM, siempre me divierto con el profesor de educación física, aunque nunca le he dado razones para que me abre, siempre le doy de que pensar durante la clase por que cuando nos manda a que toquemos con los dedos la punta de los zapados sin doblar las rodilla, mi hermoso culo se alza al cielo, redondo, paradito, firme, hermoso al tacto y a la vista, el siempre se pone detrás de mí para admirar mi lindo culito, yo me humedezco de tan solo imaginar las perversiones que estará pensando cuando me mira.

Al terminar la clase de educación física nos fuimos a las regaderas después de ponerme de nuevo el uniforme del instituto tuvimos un pequeño descanso de media hora la cual aprovechamos para ir a la cafetería y comer algún refrigerio, algunos chicos se acercarnos para poder conquistar a Wendy o a Rachel, con migo no lo intentan ya que se cansaron de las negativas que les doy, lo mío como ya lo dije son cosas más maduras. Pero con mis amigas, es diferente ya que si algún chico tiene suerte, su verga probara alguno de los labios de mis dos amigas.

Regresamos para la última clase que es la de historia me gusta mucho la clase ya que la profesora que la imparte es muy simpática.

Al salir del salón lo primero que hacemos todos es prender los celulares ya que esta prohibido tenerlos encendidos en clase; la pantalla de mi celular se apareció un mensaje de una llamada perdida desde muy temprano, al ver el numero del celular se me dibujo una gran sonrisa porque es el numero de mi profesor favorito; lo primero que hice fue remarcarle.

  • hola profe.
  • Hola putita.
  • ¿en qué puedo ayudarle?
  • Esta mañana te portaste muy picara y me dejaste muy caliente.
  • Solo quería darle algo de inspiración para el resto del día.
  • Gracias, pero ahora me duelen las bolas de lo caliente que estoy y quiero que vengas a mi oficina para que me des una mamada con esa hermosa boquita de putita que tienes.
  • Pero tardare un poco ya que tengo dos pequeños problemas.
  • ¿Qué pasa?
  • Estoy con mis amigas y no puedo ir con tigo hasta que ellas no estén, deja me libero de ellas y voy rápido con tigo.
  • No tardes putas, porque me duelen las bolas.
  • No tardare.

Después me acerque con mis amigas, camine con ellas, Rachel me dijo que haría la rutina de todos los lunes, que consiste en atravesar la calle y caminar hasta que un auto lujoso la convenciera y se le parara a un lado, como siempre el conductor le ofrecería llevarla a casa, Rachel aceptaría si la convence el conductor y si todo sale bien se dejaría besar por el tipo, a lo mejor alguna que otra manoseada.

Wendy, por su parte, se iría con el chofer de su padre, nosotras siempre le hacemos burla de que no podemos creer que no se haya acostado todavía con el chofer ella siempre lo niega pero nosotras podíamos asegurar que eran amantes.

Después de dejar a mis dos grandes amigas en la puerta del instituto y asegurarme de que no regresarían me di media vuelta y me dirigí hacia la oficina de mi profesor favorito.

Su oficina es la ultima del último piso del último edificio de todo el complejo estudiantil, me gusta mucho el lugar donde está ya que es nunca nos descubrirían haciendo nuestras travesuras.

Al llegar como toda niña buena toque a la puerta.

  • ¿Quién es?
  • Maite profe.
  • Pasa.

Antes de entrar a su oficina me percate que nadie me viera entrar. Deje mi mochila de portafolio a un lado de la puerta, el estaba sentado en su escritorio revisando algunos papeles, yo me acerque y recargue mi culito en el filo de el escritorio a un lado de el poniendo mis manos en el escritorio a cada lado de mi cuerpo.

Mi profe Carlos (que si antes no avía dicho su nombre es porque no se me ocurrió jajajaja…) inmediatamente metió una de sus manos debajo de mi falda y la levo directamente a mis braguitas.

  • Estas húmeda.
  • Si profe a si me pongo al estar junto de usted.
  • Así me gusta, que estés preparada para que use esta hermosa vagina que tienes, chiquita, apretada, muy apretada húmeda y cálida como me gustan.
  • Jajajaja…
  • Pero lástima que hoy no podre cogerte como la putita que eres.
  • ¿y por qué no?
  • Tengo mucho trabajo y solo me da tiempo de que me des una buena mamada ya que desde la mañana me dejaste muy caliente.
  • ¿solo eso?
  • Si, y ya agáchate y ponte a chupar puta que no tengo todo el día.
  • Ok.

El se quedo en su sillón y se aparto un poco del escritorio para que yo pudiera meterme en medio de sus piernas, me hinque y cuando ya estaba en medio de ellas, le estruje esa verga hermosa que tiene; inmediatamente pude notar que ya tenía una muy buena erección, al parecer si tenía rato excitado, le di un pequeño mordisco y un beso cariñoso sin sacar su verga.

Desabroche su pantalón, metí mi mano y sentí muy caliente esa verga, dura, gorda, la saque y como estaba muy cerca casi me pica un ojo por lo larga que la tiene. Yo siempre he tenido suerte con las vergas ya que siempre me tocan unas que están grandotas y lar gotas como a mí me gustan jajajaja…

Lo masturbe un par de veces, sin dejar de mirarlo le di un pequeño besito de piquito a la punta de su verga, después de eso le di un lametón a su punta, como si fuera el mas delicioso helado. No deje de pajearlo mientras hacía todo esto, tome su verga con las dos manos, siempre me impresiono de lo grande que la tiene, pero no tanto como la de mi padrastro jajajaja… abrí la boca lo mas que pude y la fui acercado a su verga, y me metí solo la punta, el suspiro al sentir la calidez de mi boca, cerró los ojos y se recostó en su sillón, me tomo de la cabeza tirando al suelo mi diadema blanca y empezó a jalar de mí para que entrara mas su verga yo lo deje que hiciera lo que le gusta, su verga empezó a entrar mas y mas hasta que sentí unas arcadas porque ya la tenía en la garganta, y todavía tenía un pequeño pedacito fuera; el después jalo mi cabeza hacia fuera, después hacia dentro y esto lo hacía todo el tiempo.

Sentía la cabeza de su verga chocar contra mi garganta, su calidez, su fuerza, su dureza.

  • Así, si, que rico mamas, que rico.

Yo no le contestaba por que todo el tiempo tuve la boca llena de su verga; sus movimiento cada vez eran más fuertes y rápidos mi boca se acostumbraba cada vez a ese pedazo de carne y entraba cada vez mas y mas, hasta el punto de que ya toda la verga la tenia dentro y mi barbilla chocaba contra sus bolas, yo para eso ya tenía las manos en las rodillas para apoyarme y que el hiciera todo lo que le pareciera bien.

Algunos líquidos pre seminales ya escurrían por mi barbilla, y otros me los tragaba cada vez que podía, después de un buen rato de estarme cogiéndome la boca, comenzó a echar todo su semen dentro de mi boca obligándome a tragarme parte del ya que antes de que terminara me la saco y derramo mas leche en mi cara, un chorro me callo desde la boca hasta la frente, otro me tapo uno ojo y otro más en la barbilla y en mi cabello y en mi suéter.

Un hilo de semen quedo desde mis labios hasta la punta de su verga, lo cual yo jale con mi lengua y me lo trague; con su verga recoja toda la leche que quedo esparcida por mi cara y me la lleve a la boca, el seguía jadeando.

Después de limpiarle la verga con lametones y mamadas, se la guarde en el pantalón.

  • ¿ya puedo hirme?
  • Sí, claro.

Tome mi diadema del suelo, y levantándome me la acomode, y me dirija a la puerta, cuando me agache para tomar mi mochila de portafolio, sentí las manos de mi profesor acariciándome mi culito, al levantarme otra de sus manos me tomo de un seno y me lo estrujo.

  • Hoy no tuve tiempo de usarte como se debe, pero a la próxima te cogeré muy rico jajajaja… no sabes las ganas que tengo de usar este hermoso culo que te cargas niña.
  • Gracias

Después me soltó y me Salí de su oficina, me dirigí a los baños para lavarme la cara y después me fui a mi casa.

Después les contare otra historia más.


Nuevas series de Videos Amateur
Los reyes del fuking en Internet!.

Haz click aquí para entrar!

© lolitaputita1

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (23)
\"Ver  Perfil y más Relatos de lolitaputita1
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)