Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.036 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad TodoRelatos (Cams) ]  1.436.421 Miembros | 17.437 Autores | 85.075 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » AMOR FILIAL » LA TONTA DEL BOTE 3. LECCIONES GRATIS.
[ +
CAMS EN DIRECTO DE USUARIOS! [ COMUNIDAD TODORELATOS ] +10 CHICAS EMITIENDO AHORA!
¿Quieres mirar?
¿Te atreves a emitir?



ZONA SEXO

CONTACTOS

SEXSHOP

COMUNIDAD/CHAT

VIDEOS X
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad
Fecha: 21-Feb-13 « Anterior | Siguiente » en Amor filial

La tonta del bote 3. Lecciones gratis.

morfeito
Accesos: 17.655
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 14 min. ]
 -   + 
Al volver de la playa, Loli decide que su hijo, que es deficiente intelectual como ella, disfrute de una lección de educación sexual, pero el papá de uno de los chicos de la pandilla también quiere participar. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

LA TONTA DEL BOTE 3. LECCIONES GRATIS

 

 

Cuando llegamos de la playa y bajamos del autobús, todos los chicos se despidieron de mamá dándole dos besos en la mejilla y a mí unas palmaditas en la espalda

 

- Ha sido estupendo Loli, tenemos que repetir otro día la excursión

- Y tu Germán, después si quieres te puedes venir por casa

 

Iban muy contentos por todo lo que les había enseñado mi madre en las dunas, pero el que estaba mas feliz era el Gerva, que era el que había tenido la suerte de que mamá lo eligiera para demostrar como se folla con una mujer.

 

Mientras mamá subía delante de mí por las escaleras de casa, yo veía como su trajecito se movía a un lado y a otro dejando a la vista sus muslos morenos y fuertes, y como yo iba cargado con todos los trastos, hice como que estaba muy cansado para quedarme aún mas atrás.

 

¡Ahora si! Ahora podía verle perfectamente las braguitas negras del bikini, que se le metían en el culito y le dejaban las nalgas al aire, y eso me puso aún mas caliente, porque con todo lo que había visto y todo lo que habíamos hecho en la playa me dolían hasta las pelotas.

 

- ¿Estás cansadito, Germán?

- Si mamá muy cansado, pero me lo he pasado muy bien contigo

- ¿Conmigo?……y con tus amigos también ¿no?, ya verás como a partir de ahora no te van a faltar amigos

- El que mejor se lo ha pasado ha sido el Gerva que fue el que te metió la picha ¿porqué no me elegiste a mí? yo tengo dieciocho años y soy mayor que él….además la tengo mas grande

- Jajajajaja porque tú eres mi hijo, cielo, y creo que no estaría bien. Además si no hubiera habido nadie….pero estando todos delante ¡no! ¡ni pensarlo!

- Pues me gustaría no ser tu hijo y que me hicieras lo mismo que al Gerva

- ¡Vaya con el niño, como está de caliente!, en cuanto lleguemos te voy a dar una ducha con agua fría para que se te bajen esos humos

 

¿Ella decía que yo estaba caliente? Pues aunque soy muy lento en darme cuenta de las cosas y a veces se me pasan por alto, esta vez me daba cuenta de todo, pero de todo todo y sabía que mi madre estaba tan caliente como yo. Si no ¿porqué se había quitado el vestido nada mas entrar por la puerta y se había quedado en tetas sólo con las braguitas del bikini y con las chanclas?

 

De tanto tomar el sol su piel echaba calor, y si no se había quemado fue gracias a toda la crema que le puso el Sevi, que se dio el lote a costa de ella, venga a tocarle las tetas y luego por todos los sitios, hasta por el chocho. Y luego, eso que hizo con el Gerva, eso de follar de verdad delante de todos ¡vamos, que ella estaba peor que yo! os lo juro.

 

- ¡Venga! a la ducha, Germán….y no tardes mucho que yo también me muero de calor y quiero refrescarme

 

No me lo tuvo que repetir dos veces, como siempre que me manda a la ducha. Esta vez no protesté y la obedecí al momento. Tenía las bermudas llenas de arena y la sal seca me tiraba de la piel. Mi cuerpo necesitaba un buen roción de agua fresquita por el calor que tenía, así que me desnudé y abrí el grifo para meterme bajo el chorro.

 

Me hizo mucha gracia que al quitarme el bañador, la picha se me quedó enganchada en él y al soltarse pego un brinco hacia arriba como un muelle de lo tiesa que la tenía. Me hizo tanta gracia que empecé a reírme y mi madre se mosqueó y vino a ver que estaba haciendo

 

- Pero niño ¿Qué estás haciendo?

- Nada mamá, jajajajajaja ¡mira mira!

- ¡Pero hijo mío! ¿Como tienes eso así? eres incansable ¡que barbaridad!

- Anda mamá, dúchate conmigo, como cuando era pequeño

- No, no, acaba ya y no te toques mas, joder, que eso no puede ser bueno tenerlo así,  siempre hinchado

- ¿No es bueno? Pues a mí es lo que mas me gusta de todo en el mundo, me da mucho gustito….yo creo que no es malo

 

Cuando le dije eso, mi madre se quedó como pensando, y luego se puso a mirarme fijo como con pena, aunque después me sonrió. Yo creo que pensaba que yo tenía razón y que ella no la tenía, porque se quitó el bikini, se soltó su melena, tan larga y tan negra, y se metió conmigo en la ducha

 

- ¿Quieres que te enjabone?

- Si, si, como cuando era pequeño

- No, hoy lo vamos a hacer como lo hacen los mayores

- ¡Vale! y luego te enjabono yo a ti

 

Me frotó muy bien la espalda para quitarme todo el salitre. Tenía las manos muy calientes y me gustaba sentirlas resbalosas por el jabón. Después bajó hasta el culo y me enjabonó entre las piernas, esta vez mas suave, para no hacerme daño. Yo le di las gracias porque era muy agradable y ella hasta me metió un dedo por el boquetito para lavármelo mejor, sin que le diera asco.

 

- ¿Te gusta, Germán?

- Siii, gracias mamá, me gusta

- Jajajaja ¿no serás mariquita, verdad? ¡Anda, ahora date la vuelta!

 

Por el pecho otra vez volvió a frotarme fuerte, porque todavía me quedaba crema protectora y estaba un poco pringoso. Me gustaba ver como se movían sus tetas al hacer fuerza para lavarme, con una mano sobre mi pecho y otra aguantándome por el hombro para que no me fuera para atrás, así que yo la agarré por la cintura para ayudar. Noté que con el agua fría ya tenía la piel mas fresca y con todo el gel de baño que le caía estaba muy suave y las manos se me deslizaban.

 

Si hasta ese momento estaba disfrutando de la ducha con mi madre, cuando empezó a enjabonarme por el vientre ya fue demasiao. Como la tenía tan tiesa y tan grande, sus manos rozaban de vez en cuando con la punta de la picha (bueno, con el capullo, como dicen mis amigos) y yo estaba deseando que me frotara por ahí y se lo decía, pero ella se reía y me hacía sufrir, porque se acercaba y me rozaba, pero no terminaba de cogérmela.

 

Cuando le dije de broma que era muy mala conmigo, volvió a reírse y se agachó hasta ponerse de rodillas delante de mi, mirándome de una manera muy pícara. Entonces, cuando empezó a darme con sus manos llenas de jabón por ahí, sentí algo tan rico que sólo lo puedo comparar con lo que vino después.

 

Mi madre empezó a darme besitos y mordisquitos por el capullo, pero sin hacerme daño, mientras ella se daba en el chocho con una mano para darse gustito también. Cuando vi lo que estaba haciendo la levanté y empecé a darle yo con mis dedos, pero ella me hizo parar y se lo abrió bien para enseñarme el bultito donde dice que le da mas gusto a las mujeres.

 

¡Es verdad! Al poco rato de estar dándole ahí, mi madre me abrazó y me dijo que me quedara muy quieto, que no podía aguantarse y  que no moviera la mano. Yo sentía una cosa muy rara y muy buena, porque sus tetas estaban aplastadas contra mí y notaba sus pezones oscuros clavados en mi pecho a la vez que apretaba mi polla contra su barriga.

 

 El agua fría nos caía sobre la cabeza, pero yo sentía un gran calor por dentro, y entonces tuve que sacar mi mano de su chocho, porque me abrazaba tan fuerte que me dolía un poco, así que lo que hice fue ponerla en su culo y tocarle el bultito por detrás.

 

La veía perfectamente en el espejo grande de la pared y le dije que estaba muy guapa. Su cuerpo estaba brillante por el agua y tan moreno, que con la marca del bikini parecía que llevaba unas braguitas blancas, y con la melena negra que tiene que le llegaba hasta el culo.

 

De pronto oímos a alguien andando por el pasillo y diciendo “¡Holaaaa! ¿se puede pasar?” y nos quedamos los dos muy quietos, sin saber que hacer y muy asustados. Seguro que mi madre no había cerrado el portón, como siempre.

 

Un hombre bajito y regordete, vestido con un mono azul, apareció en la puerta del baño. Era calvo y tenía un bigotito muy gracioso y cuando nos vio se quedó mirándonos con la boca abierta. Sobre todo a mi madre, que la recorrió entera con los ojos de arriba abajo.

 

- ¡Hostias! Perdón señora, yo no sabía…soy el padre de Paquito, el fontanero

- ¡¡¡Pero hombre, no se quede usted ahí mirando, váyase al salón que ahora voy yo!!!

- No quiero molestar, pero vengo a hablar muy seriamente con usted, Loli

- ¡¡¡Pero déjeme que me ponga algo, coño!!!

- No me grite, que el que viene cabreao soy yo

 

Mi madre seguía abrazada a mí, seguramente para que no se le viera todo por delante, pero como Paco el fontanero no se iba y seguía allí mirándonos y hablando, al final se salió de la ducha y cogió la toalla blanca del lavabo intentando taparse con ella. Como la toalla es mas bien pequeña le tapaba poco, la verdad, y como Paco no la perdió de vista al salir, pues le vio todo, bien visto. Además, como solo se tapaba lo de delante, me di cuenta que él le estaba viendo el culo reflejado en el espejo grande de la pared.

 

- A ver, coño, ¿Qué es lo quiere usted, que no me deja ni vestirme?

- ¿Qué que es lo que quiero? Mire, mire (le enseñaba el móvil de Paquito) ¿como tiene mi hijo un video, con usted en pelotas y follando con un menor?

- Y a usted ¿Quién le ha enseñado eso?

- Lo he descubierto yo, que me preocupo por lo que hace mi chavea, que al muy golfo lo voy a embrear a palos

- ¡Pues eso! Que su hijo es un golfo y anda grabando sin permiso a las mujeres

- ¿Sin permiso? La voy a denunciar, porque los chavales son menores

- ¿Si? Pues yo los denunciaré a ellos por abusar de una minusválida y a usted por entrar en mi casa sin mi permiso

- ¡¿Eh…..minusválida?!

 

Jajajajaja, ahí mi madre lo había pillado, que una cosa es ser disminuido y otra ser tonto, como dice mi amigo Gus, y entonces Paco ya no gritaba tanto y empezó a sudar.

 

- Bueno, dejemos las denuncias, Loli

- Si, mas vale que dejemos las denuncias, y hablemos con educación

 

Yo no se si mi madre lo hizo a propósito (yo creo que si), pero se subió la toallita hacia arriba para taparse mejor el pecho, dejando al aire todo el felpudo. Paco abrió mucho los ojos, y se lo miraba sin disimulo ninguno, pero mi madre no se tapaba, como si no se diera cuenta de sus miraditas.

 

- Bueno, Loli, por lo menos dime porqué hace eso con unos chicos ¿no? Habiendo hombres hechos y derechos, dispuestos a todo….porque tu eres muy guapa, guapísima, estás muy buena y no te faltarán los tíos ¿no?

- Favor que usted me hace, Paco, pero si lo hice fue por que los chavales me dieron pena, coño, que los padres no les explicáis nada del sexo y luego pasa lo que pasa

- Si, ya veo que tu se lo estabas explicando ahora a Germancito ¿no te jode? a tu propio hijo….pero vamos, si hace falta yo te ayudo, para que no digas que no me preocupan los chavales

 

Nunca entenderé a mi madre. Si hasta entonces parecía que estaba muy enfada y molesta, de pronto fue y se puso a reír, con una risa un poco rara, como se ríen algunas artistas en las películas de mayores. Y encima, con la toallita con la que se tapaba, va y se la pone en el pelo como un turbante y se queda totalmente desnuda con las manos en las caderas, mirando a Paco.

 

- Pero hombre ¿usted todavía puede?.....ya sabe

- ¿Qué si puedo? Ahora vas a ver si puedo, Loli, y mas con un bombón como tú, chiquilla

 

Paco se quitó el mono y la camiseta a una velocidad que yo no me di ni cuenta, mientras que mi madre seguía riéndose. Yo creo que le hacía gracia ver a ese hombre tan gordito y con barriga, con las bolas tan oscuras y peludas. Además tenía la polla también muy oscura y tiesa, pero algo mas pequeña que la mía.

 

A pesar de ser un poco viejo estaba muy fuerte, porque cogió a mi madre en brazos y se la llevó corriendo por el pasillo, hasta el dormitorio, y yo salí corriendo detrás, no fuera a hacerle daño o a lastimarla. Pero no debía de ser así, porque cuando la tiró sobre la cama, ella no parecía asustada sino contenta.

 

- ¿El chaval puede mirar, Loli?

- Si. Ven aquí conmigo, Germán, acércate

 

Yo me senté en la cama junto a ella, mientras mi madre le puso los brazos alrededor del cuello a Paco para darle un beso en la boca, pero luego se volvió hacia mí y también me besó. Le daba un beso a Paco y otro a mí, uno a Paco y otro a mí, así hasta que él se soltó y se puso a darle besos a mi madre en todo el mismísimo higo.

 

Yo ya no podía aguantarme mas. Estaba reventando de ganas de tocarla por todos los sitios y me dolía la picha del tiempo que llevaba con ella tiesa, así que me arrimé a su culo y empecé a refregarme contra mi madre. Vi como apartaba muy suavemente a Paco y me decía que me echara boca arriba. Pensaba que iba a volver a mamármela, pero lo que hizo fue subirse encima de mí y agarrarme el nabo.

 

- Ahora te voy a hacer lo que tu querías, cariño, no te pongas nervioso

 

Con mucho cuidado, puso mi capullo en la entrada del chocho y fue sentándose muy despacio hasta que mi picha entró del todo. Era estupendo. Lo notaba muy caliente y húmedo, muy suave. Yo no quería ni moverme de lo bien que me sentía. Luego ella se inclinó hacia delante y sus tetas casi rozaban mi boca.

 

- Y yo qué ¿no me como nada?

- Jajajaja, tu dame por detrás Paco, mi culito es tuyo, cabrón

- Para el niño lo mejor ¿no?

- Si, hoy soy para él, si no estás contento, vas y te tiras a tu Engracia, a ver que te dice

- Serás puta…¡toma guarra!

 

Paco se la metió a la fuerza por el culo a mi madre. Yo creo que al principio le dolía un poco, porque apretaba los ojos y decía bajito “ay, ay, ay” pero luego, empezó a decir palabrotas y cosas como “fóllame el ciezo” “fóllame hijoputa”  “viejo cabronazo” y cosas así.

 

Con los empujones que le metía el padre de Paquito, se movía toda la cama, así que sin que yo me moviera, mi polla se salía hasta la mitad y volvía a entrar en el coñito de mamá, una y otra vez y cada vez que pasaba esto me daba un gustito estupendo y cada vez mas grande y mas bueno.

 

Las tetas de ella se movían adelante y atrás, adelante y atrás, y yo se las tocaba con las manos y le daba besos y chupetones en los pezones. De pronto, Paco empezó a dar los empujones mas despacio pero mucho mas fuerte, con todas sus ganas. También empezó a gruñir y a decir “puta, puta, puta” y mi madre cerró los ojos y apretaba el chocho tanto que casi me hacía daño en la polla, pero a la vez el gusto era muchísimo mas grande. Al final, mi polla empezó a escupir y yo notaba como se derramaba por fuera de mi madre el líquido caliente y pegajoso.

 

Paramos todos a la vez. El padre de Paquito se acostó bocarriba y se puso a fumar un cigarro de los que mi madre tenía en la mesilla, ahí, con toda la picha lacia y mojada el tío, sin importarle que viéramos esa barriga tan fea y las bolas tan peludas.

 

Mi madre se quedó un ratito mas sobre mí, moviéndose muy suavemente y preguntándome si me había gustado lo que habíamos hecho, hasta que mi picha se puso lacia y pequeña y se salió, y entonces ella también se acostó bocarriba y se puso a fumar.

 

Yo intenté levantarme porque tenía muchas ganas de ir a mear, pero las piernas estaban como flojas y me tuve que quedar un rato acostado con ellos. Bueno, ahora que os estoy contando todo esto se me está volviendo a empinar la picha, así que lo dejo por hoy y ya os seguiré contando mas cosas que pasaron después. Adiós a todos.



© morfeito

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (2)
\"Ver  Perfil y más Relatos de morfeito
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2014 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)