Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.116 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.455.539 Miembros | 19.657 Autores | 100.665 Relatos 
Fecha: 26-Feb-13 « Anterior | Siguiente » en Gays

Delirios de Soledad V. (Final).

Mebarak
Accesos: 2.377
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 35 min. ]
 -   + 
Quinta y final parte de la historia de mi vida, mi vida llega a un momento decisivo y lleno de emociones… ¿Será que el amor triunfará en mi vida? Yo creo que sí... Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Capítulo 5: Las Fases del Amor.

¡Hola! A todos queridos lectores, aquí está el capítulo final de mi saga, algunos me han preguntado si tengo pensado seguir escribiendo alguna otra saga de relatos luego de esta, pues les informo que no, terminada esta saga se terminará mi labor como escritor acá en TR.

De antemano muchas gracias a todos lo que me han leído hasta el momento, espero les haya sido de su agrado y no defraudarlos con este capítulo final. Sin más que decir los dejo ya con la acción.

***

“Luego de haber salido de la tormenta, el ángel salvador se llevó nuevamente a su ángel amado a la cueva donde este descansaba cada noche. Al llegar a la entrada de esta se detuvo y lo puso en pie, se separó de él un instante para mirarlo a los ojos, los tenia cerrados y en su cara denotaba la preocupación, poco a poco los abrió y los dejó ver, en estos el celestial salvador pudo ver el miedo que aun habitaba en lo profundo de su corazón a causa de la malévola tempestad.

 

No encontró otra forma de calmarlo que volviéndolo a abrazar con mucha ternura y fuerza, extendió sus hermosas alas blancas y con estas lo envolvió completamente como en aquella ocasión cuando lo rescató y lo llevó por primera vez a la cueva. Efectivamente la criatura se sintió tranquila de estar con su ángel, y más cuando este le susurró al oído un “Te amo”.

 

A partir de ese momento las cosas volvieron a ser como antes, todas las mañanas el ángel salvador llegaba desde lo alto del cielo en busca de la criatura convertida en ángel y se iban juntos y se iban a volar por todo el inmenso y profundo cielo azul, llenos de alegría, felicidad, cariño… y sobre todo… amor”.

Esa noche de lunes en que finalmente tuvimos nuestra tan anhelada… bueno al menos de mi parte… conversación caliente, logramos superar esas diferencias que nos habían hecho pasar grandes disgustos, tensiones y hasta la pelea de la noche anterior. Lo hicimos de la mejor manera diría yo, con un poco de sexo virtual y sincerándonos con nuestros sentimientos ya que luego que él me dijera “Te amo” yo les respondí de la misma manera aunque él ya sabía cuáles eran mis sentimientos hacia sí.

Al siguiente día, todo fue muy diferente a como habíamos estado en los pasados, ya que podía sentir la tensión que había entre nosotros hasta al saludarnos, eran simples “Hola” que más que parecer saludos sinceros parecían solo de cortesía pero ahora ya era diferente, era como antes:

ÁNGEL: Hola Alejandro :D

ALEJANDRO: Hola Angelito lindo melocotoncito :3

ÁNGEL: ¿Un beso? :*

ALEJANDRO: Claro que sí :*

ÁNGEL: Me encantan tus besos :3

ALEJANDRO: Jejeje a mí también los tuyos.

ÁNGEL: ¿Cómo has estado?

ALEJANDRO: Bien, gracias por preguntar ¿Tú?

ÁNGEL: Muy bien :D

ALEJANDRO: ¿Todavía no se te quita la sonrisa por lo de anoche verdad lindo?

ÁNGEL: No jejeje no se me quita aún.

ALEJANDRO: Jejeje loquito pervertido.

ÁNGEL: Noooo yo no soy pervertido, eso lo eres tú jajaja.

ALEJANDRO. ¿Yo? No… yo no era el que decía el que gemía como loco y pedía más jajaja.

ÁNGEL: Jejeje era yo pero tú eres el pervertido acá, yo soy un inocente O:)

ALEJANDRO: Sí… ya te creí, muy inocente xD

ÁNGEL: Jejeje sí :3

ALEJANDRO: Eres todo un pícaro xD

ÁNGEL: Jejeje la verdad sí 3:)

ALEJANDRO: Ves jajaja.

ÁNGEL: ¿Te gustó lo que hicimos anoche?

ALEJANDRO: Me encantó :3

ÁNGEL: Jejeje a mí también :D

ALEJANDRO: Me encantó ver como mi Angelito botó ese par de alitas y se convirtió en mi diablito ricote 3:)

ÁNGEL: Jejeje estuvo maravilloso todo :3

ALEJANDRO: ¿Qué fue lo que más te gustó?

ÁNGEL: Sonará obvio pero me gustó todo. ¿A ti?

ALEJANDRO: Me encantó todo también pero me mató que te hayas dejado dominar por mi 3:)

ÁNGEL: Jajaja a mí también me gusta un poco de dominación de tu parte.

[…]

Continuamos de esa manera conversando de lo que habíamos hecho, estábamos muy felices pero yo tenía una duda, como siempre, a causa de mis inseguridades. Quería saber si el “Te amo” que Alejandro me había dicho había sido sincero, o sea, si me lo había dicho porque de verdad lo sentía o había sido solo por el momento de excitación. No soporté estar con la duda y se lo pregunté.

[…]

ÁNGEL: Alejandro… yo tengo una duda :/

ALEJANDRO: Dime.

ÁNGEL: Las dos palabras… ya sabes, el “Te amo”… que me dijiste ayer…

ALEJANDRO: ¿Qué pasa?

ÁNGEL: ¿Me lo dijiste porque de verdad lo sientes o solo por la excitación del momento?

ALEJANDRO: Pues…

ÁNGEL: Dime la verdad, sé sincero conmigo.

ALEJANDRO: Ángel yo te lo dije por las dos cosas, porque de verdad lo siento y porque estaba muy excitado contigo.

ÁNGEL: :’3

ALEJANDRO: Sí te amo lindo y nunca se lo había dicho a nadie, te lo dije porque de verdad lo siento por ti.

¡Dios! Estar seguro de que Alejandro me amaba de igual forma en que yo lo hacía, me llenaba de satisfacción; finalmente me había fijado en alguien que se fijó en mí también, finalmente estaba amando a alguien y estaba siendo correspondido en mi amor. Era una sensación de alegría inmensa la que sentí esos días, tanto el lunes cuando lo hicimos de manera virtual como el martes que dijimos las cosas ya sin tanta vacilación.

¡¡¡Al fin!!! Gritaba internamente, ya era hora que alguien se fijara en mí, ya estaba cansado de besar sapos sin obtener que se transformara en mi príncipe azul y ahora de la nada, prácticamente había venido a mí. Como dice Shakira: “Y así llegaste tú, devolviéndome la fe, sin poemas y sin flores, con defectos con errores pero en pie”, Alejandro llegó a mi vida en el punto, como ya se los había mencionado, había perdido las esperanzas de que el amor me sonriera y no nos enamoramos solo por las lindas palabras, no, porque nos conocimos con nuestros defectos y errores y mutuamente nos aceptamos; a pesar de mis celos, estupideces y rabietas él siempre decía quererme.

Alejandro era lo mejor que me había pasado en mis dieciocho años de vida, me encontraba muy feliz de finalmente al amor de mi lado y no ignorándome como todo el tiempo que ya había pasado. Día a día a partir del día de nuestra reconciliación conversábamos todas las tardes, era todo muy lindo, ahora ya no eran solo “te quiero”, ya eran palabras mayores, mas llenas de amor, de sentimientos puros y bellos de nuestras partes, sentía estar viviendo en un sueño, y ese sueño era él, era mi Alejandro.

En nuestras platicas soñábamos en un día podernos tener frente a frente el uno del otro para tomarnos de las manos, abrazarnos con todas nuestras fuerzas, poder besar nuestros labios con el amor que sentíamos.

[…]

ALEJANDRO: Te prometo Angelito que el día que tenga la plata suficiente y pueda viajar iré a El Salvador a verte, conocerte y darte todo mi cariño melocotoncito :3

ÁNGEL: ¿De verdad? :3

ALEJANDRO: Sí…

ÁNGEL: Ese día seré muy feliz :3

ALEJANDRO: Sí Angelito te tomaría de la mano, diera muchos besos loquito :* te dijera al oído que te amo.

ÁNGEL: Que lindooooo sería todo eso, no me aguanto para que eso pase.

ALEJANDRO: Te pidiera que fuéramos novios por el tiempo que pase en tu país y saldríamos juntos.

ÁNGEL: Obvio que aceptaría ser tu novio y no te soltara en ningún momento Alejandro.

ÁNGEL: Pasaríamos juntos todo el tiempo posible y haríamos lo que hacemos por chat…

ÁNGEL: ¿Qué?

ALEJANDRO: Hacer el amor bobo -_-

ÁNGEL: Síiiii 3:)

ALEJANDRO: Haríamos todo lo que decimos en el sexo virtual. 3:)

[…]

Me encantaba pensar en que un día todo lo nuestro sería real… bueno, sí era real pero no una realidad tangible, moría de la emoción al pensar un día tocar la piel de mi lindo Alejandro. Como dicen muchos, el amor nos hace cambiar en muchos sentidos, nos emboba, nos hace respirar profundo, nos hace sentir maripositas en el estómago, nos saca una sonrisa a cada momento por cualquier cosa mínima que ocurre, nos hace cambiar a veces en nuestra forma de ver las cosas, nos hace… nos hace de todo, y eso es lo lindo de este, nos hace descubrir cosas que ni siquiera sabemos de nosotros mismos, es genial.  

Todo estaba espléndidamente bien entre nosotros… no sé si he repetido ideas anteriormente pero es un efecto que tiene el amor sobre mi jajaja repito las cosas que digo una y otra vez por la misma emoción jajaja. Como les decía, todo estaba muy bien, mis inseguridades y miedos que tenia de que quizás no le gustaba ni nada a Alejandro se habían esfumado, se habían ido de vacaciones hacia las Bahamas sin fecha definida de regreso, sentía una seguridad en mí mismo que nunca había sentido, para decirles que me estaba considerando una persona atractiva jajaja cosa que nunca había hecho porque siempre me había considerado una persona nada atractiva… mi vida era diferente.

Las cosas comenzaron a tornarse interesantes la madrugada del miércoles 16 de enero del corriente año, ¿Cómo pudieron tornarse interesantes en la madrugada? Cuando todo casi todo mundo está dormido o sin hacer ninguna actividad ¿Cómo?... pues fue gracias a un sueño que tuve, un sueño, un sueño muy real… se los contaré, júzguenlo ustedes mismos por lo que vean.

Vi que yo estaba en un lugar completamente desconocido para mí, había mucha gente a mi alrededor pero no había nadie que yo conociese, caminaban a mi lado como si yo no existiera, sentía como el frio envolvía aquel sitio, llegaba a mis huesos, los penetraba y me hacía estremecer. En mi desesperación por irme de ese ajeno lugar para mí, empecé a caminar a pasos lentos viendo que estaba en una gran ciudad, totalmente diferente al sitio donde yo vivo, miraba como nadie de los que por mi lado pasaban me dirigían la mirada, parecían no tener ojos, no hice nada más que clavar mi mirada al suelo.

Luego de caminar por un mínimo lapso de tiempo, alcé mi mirada por instinto y pude ver que justo frente a mí venia la persona más bella que mis ojos habían visto en esta vida, la más especial que había en mi vida en ese instante, era el chico que me tenía loco, el que yo amaba con todo mi corazón… venía con la mirada al frente pero sin ver a un punto fijo; al verlo no pude evitar una sonrisa en mi rostro y aligerar mis pasos para llegar a él y abrazarlo con todas mis energías.

Me sentía muy contento, sonreía como un idiota. Al estar a solo metros de distancia conmigo me dispuse a abalanzarme a él para abrazarlo pero… él extendió su brazo izquierdo frente a mí, deteniéndome; yo me quedé desconcertado ¿Qué pasaba aquí? Me preguntaba sin entender absolutamente lo que es nada. Ahí, en ese momento vi que a su lado derecho había alguien más y estaban tomados de la mano… pude sentir una patada en el pecho muy dolorosa y dejándome sin aire.

“¿Alejandro? ¿Qué pasa? ¿Qué significa esto?” le preguntaba yo en el sueño completamente asustado, él solo me miraba serio y me dijo sin cambiar el semblante de su rostro “No Ángel, no me abraces”, la angustia me atrapó, yo le dije “Te amo” y él continuó diciéndome “No Ángel, yo no te amo”

La sensación que tuve al momento en que mis oídos escucharon esas palabras fue horrible, me dolió mucho, Alejandro continuó diciéndome “No Ángel, no te amo yo te decía que sí solo para que no te alejaras de mí, porque eres mi amigo”, yo estaba petrificado, no sentía nada de mi cuerpo… él dijo “Yo a él sí lo amo, a ti no” en ese instante acercó al otro chico a él y lo besó con una pasión desbordante, de la fuerza de un tornado. Yo solo los miraba como se expresaban su amor mientras mi corazón se destrozaba, luego de ese prolongado beso, mi amado Alejandro me comenzó a decir cosas horribles, muy feas y me destrozaba lenta y dolorosamente…

En ese momento del sueño… no, no fue un sueño… fue una pesadilla, desperté bañado en sudor, con el corazón latiendo a toda velocidad y con la cabeza hecha un desorden de ideas. Mi inseguridad, miedos y dudas volvieron de donde quiera que se hayan ido y me estaban carcomiendo por dentro; traté de tranquilizarme pero no podía… era una ataque de inseguridad, lo llamaría yo, clasificación cinco estrellas.

Ya eran cerca de las 5:30 am y entré a mi cuenta de fb que ocupo para todorelatos, tenía un mensaje en la bandeja, entré y me llevé la sorpresa que era de él, sí, de mi amado Alejandro. Decía “Angelito hoy no me podré conectar a esta cuenta de Facebook y si me ves conectado en la otra estaré ocupado :/”. Este mensaje no hizo nada más que entristecerme más de lo que ya estaba, porque yo esperaba que ese día me lo alegrara, porque esa pesadilla me había dejado con muchos miedos y dudas. Estaba empezando muy mal mi día.

Tenía planeado ir a arreglar unos asuntos a la alcaldía municipal de un pueblo vecino al mío, por lo cual me levanté temprano y me arreglé para salir, al estar casi listo recordé algo muy importante… la fecha de ese día, era 16 de Enero, día feriado para las entidades dependientes del gobierno ya que se conmemora el fin de la bélica guerra civil en mi país… no podría hacer lo que necesitaba, mi día iba de mal en peor, a ese paso pensé que iba a terminarlo con algún accidente que me dejaría en cama por tres días y lo peor de todo era que mi Alejandro no estaría “disponible” para mí.

Bueno, finalmente ya no pasó a más todo eso con lo que inicie mi jornada pero eso sí, las dudas en mi mente crecían como las flores en primavera, me estaban atormentando a cada instante las preguntas ¿De verdad me ama Alejandro? ¿Sí?... ¿No? ¿Le gusto yo? ¿Está enamorado de otro?... y muchas similares.

En la tarde lo vi conectado y le envié un mensaje diciéndole que me era difícil verlo conectado y no escribirle, el me respondió que estaba ocupado y que hablaríamos luego. De ahí en adelante tuve que contenerme para no escribirle hasta cerca de las 7:00 pm cuando mis dudas me estaban atormentando y era horrible, era un desorden infernal todo lo que en mi mente estaba a esa hora.

(Todas las conversaciones presentadas hasta el momento han sido simuladas a las originales, no obstante la conversación presentada a continuación es la ORIGINAL y AUTÉNTICA y SIN ALTERACIÓN alguna que tuve con el chico que en todo en mi relato he llamado bajo el nombre de Alejandro, por cuestiones de privacidad y seguridad han sido omitidos nombre y situaciones que atenten contra estas, podrán notarse estas omisiones por los puntos suspensivos en medio de llaves ‘[…]’ que aparecerán. Cualquier error ortográfico y/o de puntuación no son responsabilidad mía como el autor de esta saga que soy).

ÁNGEL: […] ya no aguanto... me hacés mucha falta y estoy un poco mal desde la mañana por una pesadilla que tuve

ALEJANDRO: aca toy

ÁNGEL: Tuve una pesadilla...

Con vos

ALEJANDRO: que paso?

ÁNGEL: En la pesadilla estabas vos de la mano con otro chico frente a mí y me decías que me querías pero no me amabas y que me decías "te amo" solo para que no me alejara de vos... luego lo besabas frente a mí y me seguías diciendo cosas feas

ALEJANDRO: :(

ÁNGEL: Y eso me ha pasado atormentando en el día... y me ha hecho pensar muchas cosas

ALEJANDRO: perdoname

no sabia q te pasaba todo eso,,,

ÁNGEL: No hay proble

ALEJANDRO: pero no se como vas a hacer

me preocupas...

cuando pasel o q tenga q pasar...

estarias sufriendo mucho...

Alejandro tenía toda la razón, yo sabía que ese día llegaría aunque no quisiese y sufriría a morir como se lo había pero eso era lo de menos ahora, yo quería sacarme todas esas dudas de la mente, tomarlas como papel, estrujarlas y lanzarlas al bote de la basura.

ÁNGEL: Pero ese sueño me ha dejado muchas dudas

Decime una cosa, estás enamorado de alguien que obviamente no sea yo? decime la verdad

ALEJANDRO: quiero...

que mires tu correo...

Me pareció muy extraño que Alejandro me respondiera con eso, esperaba cualquier respuesta menos un “quiero que mires tu correo”. Mi imaginación se echó a volar y sacó conclusiones muchísimo antes del tiempo.

ÁNGEL: Tu esquivación a mi pregunta responde a mis dudas...

ALEJANDRO: solo

miralo

Definitivamente esto estaba muy extraño, me estaba tensando muchísimo y la angustia de no saber qué había hecho él y me había enviado un correo. Me dispuse a entrar mediante la aplicación de mi celular pero había enloquecido y no me estaba funcionando como debía.

ÁNGEL: Tengo algunos problemas para verlo esperame un momento

ALEJANDRO: solo

hazlo

porfavor...

Hice las reparaciones necesarias en mi celular, y en un abrir y cerrar de ojos ya estaba en la bandeja de entrada, efectivamente tenía un correo de Alejandro Suárez, mi Alejandro. Estaba hecho un manojo de nervios en ese momento, no tenía la más mínima idea de que era lo que mi amado pretendía con todo esto. Dando un gran suspiro por la tensión que tenía, di clic en el correo y empecé a leerlo:

(Al igual que esta conversación, el texto presentado a continuación es del correo ORIGINAL, AUTÉNTICO y SIN ALTERACIÓN alguna, con omisiones de nombres y situaciones por cuestiones de privacidad y seguridad representadas con puntos suspensivos entre llaves, cualquier error en la ortografía y/o de puntuación de este no son responsabilidad mía como autor de esta saga que soy)

“ALEJANDRO SUÁREZ:

Te preguntarás el porque te dije que te metieras a mirar este correo. La verdad no yo sé el porqué de la respuesta…puede que lo que hacemos es ridículo, pendejo, sin razón aparente para los demás… yo lo veo como algo bonito y maravilloso. El que te quiera, el que tú me quieras, sin llegar a ser nada…pero te lo juro que si algún día fuera a verte, a conocerte o te tropiezas en la calle conmigo, recibirías cariño de mi parte…siempre.

Desde que me hablaste en ese correo por primera vez acerca de recomendaciones acerca de mi relato. No me lo tome para mal. La verdad fuiste un tremendo empujón para que le dieras a la historia toda la fanaticada que tanto presencie futuramente, pero ya se cataloga como presente. Cuando me dijiste que me te agregara al Facebook, quise fue mirar a ver quién era el supervisor de consejos cuando pude conseguir internet en la universidad. No lo podía de mi casa porque estaban arreglándola, me quede sin conexión por un mes y medio, ya sabrás porque después del capítulo 5 de […] me demore para publicar el sexto.

Cuando mire tu foto se me salió a la mente este pensamiento. ‘noo ni por el putas agrego a este man’ lo hacía desde mi face personal. Sí, eso fue lo que yo pensé dubitativamente cuando estaba en mi clase de […]. No quería agregarte por ser yo una persona superficial. Porque me parecías regular, deje las cosas así. Hasta que me mandaste otro mensaje diciéndome tus opiniones acerca del capítulo 6…me dio alegría ver tu correo porque aparte de otros que solo escriben dos renglones, tú me dedicabas semejantes párrafos hermosos que no carecían de explicaciones, hablaban por si solos. Había pura dedicación hacia mí y a mi relato. No tengo palabras para agradecértelo.

Y desde que cree el face de […]. Pues fuiste el amigo al que agregue con el que tenía suficiente confianza. Estaba feliz de que conversaras oportuno conmigo. Hasta recapacite con darte el link de mi face habitual para poder estar tranquilos y descansar de tanto preguntón obsesivo con respecto a […]. con el paso del tiempo conocí a toda esa gente. Me pareció ridículo al principio todo eso…pero fui acostumbrándome a mi realidad, y vi que en ese instante de mi vida, era aburrida con respectó a no divertirme como lo hago […]. Si lo sé, son personas que no conozco, personas que nunca o me resultaría imposible no verlos. Pero siempre sé que con un modem de internet y un computador, o un cel. Con bandas abiertas, sé que podremos ser buenos amigos así sea en la distancia.

Pero poco a poco pude sentir cosas esplendorosas hacia ti, sentir lo que se llama… ¿amor? Si eso es lo que sentí hacia ti cada vez que me saludas, cada vez que me hablas de tu hermosa Shakira, o de cómo me haces reír y como hacías sentirme…feliz. Siempre serás alguien importante en mi vida… pero cuando me dijiste acerca de que si yo conseguía a alguien, te irías de mí. No sería lo mismo si eso pasara. Sé que los dos pensamos cosas distintas. De la vez que hiciste esa broma de inocentes junto con Rick, me dio un poco de celos. Pero caí en cuenta…angelito será feliz, así sea que él lo consienta a distancia, me alegraría una y otra vez cuando viera cosas lindas de los dos. Pero todo fue una mentira lo sé, el punto es que no quise irme o decirte cosas malas…por eso.”

Al yo leer este último párrafo, empezó a regresar a mí la confianza y seguridad que se había ido a causa de esa pesadilla que había tenido en la madrugada. Estaba feliz nuevamente de que Alejandro si me amaba y de tonto me había puesto a cuestionar eso jajaja. Al parecer el correo era un poco largo, me imaginé que más lindas palabras habían ahí, así que continué leyendo.

“Haberte herido con las teclas de mi teclado, hace doler mucho porque yo sé que tú no te lo mereces. No me contuve y te llame egoísta…sabiendo que yo era el egoísta, porque solo pensaba en mí. …el pelear y sentir tensión entre nosotros, no nos llevaría a nada de lo que nos apreciamos entre los dos. Con el único que quiero que siempre me haya sentido como en un lugar distinto…es contigo, un lugar lleno de cariño hacia mí. Que me digas que soy lo que más deseas en la vida. Me llena de emoción. Y disfrutar de ese sexo virtual, me deja sin aliento, y cuando te digo la verdad acerca de que eres lindo, es porque es cierto. Lo eres aun así te jodan la vida…a mí también me la jodieron. […]

[…]”

Alejandro te amo, Alejandro te amo, Alejandro te amo, Alejandro te amo… era lo único que sonaba en mi mente, ese chico sí que me tenía loco por él y lo mejor de todo era que él también me amaba. Ahora todas las dudas que tenía se habían ido al demonio, tenía una sonrisa enorme por lo que me estaba pasando, estaba feliz, feliz, ¡feliz!

“Era ya de noche, la luna de plata se encontraba en su puesto serena y excelsa en su etapa de luna nueva, había mucha frescura en todo aquel lugar entre el bosque y la montaña donde estaba la cueva donde habitaba la criatura convertida en ángel, el cielo estaba transformado en un mar de estrellas que brillaban con todo su fulgor y junto con la luna daban luz a esa tierra. Mucho tiempo tenían ya de no verse la criatura, la noche y la luna y en esa ocasión estaban juntos de nuevamente después de la liberación pero en una situación más agradable que antes, ahora se miraban con alegría.

 

Frente al acantilado, donde siempre esperaba su ángel estaba la criatura conversando con sus amigas noche y luna, muy felices. De repente esta escuchó un aleteo similar al de cuando llegaba su ángel todas las mañanas por él para emprender su vuelo, vio a los lados y pudo ver su sombra volando tal y como lo hacía siempre; se alegró al saber que su amado lo había llegado a buscar durante la noche, suceso que nunca se había dado, tenía un buen presentimiento.

 

La criatura se colocó en la posición en que esperaba siempre a su ángel salvador, de pie frente al acantilado, vio cómo su amado volaba en círculos alrededor de la montaña, supuso que como siempre daría tres vueltas; lo vio dar dos y esperaba ansioso a que la tercera llegara y se detuviera frente a él para tomarlo de la mano con la rosa e irse a volar amándose. Al finalizar la tercera, la luna se fue, la noche fue obstruida y ante el asombro y la respiración agitada de la criatura, ante sus pies descalzos, del cielo desmoronando sus pétalos cayó la hermosa rosa roja carmesí, mientras se escuchaba el sonido de un rayo…”

Quería seguir leyendo lo que mi Alejandro me había escrito estaba muy feliz, no me cansaré de expresarlo, era tanta la emoción que sentía por sus palabras que no pude evitar que se me hiciera un nudo en la garganta por la alegría y lágrimas empezaban a brotar de mis ojos, tranquilizándome un poco continué mi lectura.

“El punto a todo esto ángel es que…no me gusta decirte mentiras pero…lo hacía era por la inseguridad y el miedo a no poder decírtelo. Porque no te quiero hacer sufrir y la verdad es dura pero hay que admitirla.”

Al leer yo esto me quedé con un enorme signo de interrogación flotando sobre mi cabeza… pensé en ese instante: ¿Mentiras? ¿Alejandro? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Cuál verdad? ¿Qué está pasando acá? No creía que Alejandro me haya dicho mentiras, debía ser alguna exageración, seguí leyendo preocupándome un poco por eso que me acababa de expresar.

“Alguien me recomendó una página de citas para personas gay. Para ver si podía conseguir a alguien de mis mismas personalidades. Y si, encontré a pura bazofia hervida buscando encontrar mi culo un buen chorro para desquitarse. Solo quería encontrar a alguien que fuera especial para mí…y así paso. Encontré a alguien en esa página que por así decirlo, me atrae.”

Lo primero que se me vino a la mente en ese instante fue un: ¡Dios mío! No por favor. Mientras que sentía que de mí se apoderaba una angustia enorme y un dolor en el pecho que me empezaba a quemar por dentro al ver lo que me había dicho… mis lágrimas estaban pasando de ser lágrimas de alegría a lágrimas de dolor…

“Hemos salido dos veces ya y esta semana saldremos. Y pues ya sería el momento definitivo para algo que todas las parejas hacen…pero dejare que los sentimientos hacia esa persona fluyan y puedan concretarse…así como ha pasado contigo. Pero como me dijiste tú alguna vez...me enamoro de ti unas veces y otras veces no. Más que todo si pasa eso. Pero solo en el aspecto de que pasa mucho que me gustas sí, pero no al 100% por estar lejos. Pero déjame decirte que las dos palabras que te digo son porque me nacen del corazón. Solo hago caso a que pueda desquitarme ya y poder tener una relación y poder alguna vez…enamorarme. El punto es que puedo hacerlo contigo, pero ya sabemos toda la historia y no quiero que se vuelva a repetir. Lo que me duele es decirte esto la verdad…me duele que te alejes de mí y que no puedas corresponderme como lo haces. Es como algo que se me va a perder algo muy importante para siempre…y si se, que soy tu primer amor, pero te hare sufrir, eso lo sé cómo lo estoy haciendo ahora…debes de estar llorando. Debes de estar odiándome, debes de estar enfurecido conmigo, pero yo no quiero que se entrometan más secretos dañinos y venenosos. Pero es lo que no quiero. Pero tengo que admitirlo”.

Al leer yo este párrafo regresé a mi cuenta de Facebook y vi que había dos mensajes de Alejandro.

ALEJANDRO: no me odies...

porfavor....

ÁNGEL: Creo que... es hora de tomar mis cosas y marcharme de tu vida

ALEJANDRO: MIERDA!

porque?

porque tenia que pasarme esto?

voy a perder a algo tan lindo y hermoso

que....

ya no volvera a ser lo mismo....

carajo no se porq estoy lagrimeando...

En ese preciso instante volví al correo para continuar leyendo, pero al parecer por un desafortunado error que aún no sé qué fue, lo borré, por lo cual tuve que pedirle a él que me lo enviase de nuevo.

ÁNGEL: Accidentalmente borré el correo, no lo terminé de leer podrías re enviarmelo?

ALEJANDRO: ok...

ya..

ya te lo envie...

Efectivamente, ya estaba de nuevo un correo similar al anterior y continué leyéndolo.

“Hago esto para poder descubrirme completamente, para ver que me gusta y sin dejar tantos rodeos con lo que me gusta y lo que no me gusta. Que ya todo el mundo se pone a favor, o en contra mía. Lo que pasa es el que no todo el mundo será encargado de darme esa decisión, soy yo el que tiene que dársela por mí mismo. La verdad esto me duele mucho…que algo tan lindo se me vaya por el caño. Que se vaya y que no regrese nunca más… eso es lo que me pone mal…y por mentirte. Porque la verdad no quiero perderte. Porque para mí eres el ser más hermosísimo que he percibido en lo que me llevan estos dos siglos de vida.

Quiero que no te me vayas…pero no puedo hacer nada… esas fotos que están ahí fueron porque me dolió escribirte esto y estoy llorando porque, pasara lo que no quería que pasara… no puedo dejar que todo quede guardado en un cajón. Algún día tenía que decírtelo. Esta canción es dedicada para ti

http://www.youtube.com/watch?v=mxY26yansXc

Te extrañare mucho ángel…

Te Amo”.

¡No! ¡Esto no puede estar pasándome! ¡No, no puede ser posible!... decía en mi mente… pero sí, me estaba pasando y o era posible. Debajo de todo esto había cuatro fotos de mi niño, mi Alejandro con esa carita dulce y los ojos rojos, llenos de lágrimas que había botado a causa de que nuestras vidas tomarían rumbos diferentes, en la cuarta foto aparecía él con una pieza de papel donde había escrito “Te Amo”. El sufrimiento que ya había sentido cuando conocí al amor por un hombre, que fue Rodrigo, volvió a mí, volvió de su maldita morada pero con el doble de potencia, destruyéndome lenta y dolorosamente.

Abrí el link de la canción, era “Volverte a Ver” de Aleks Syntek y la escuché con mucha atención mientras ya no podría detener todas esas lágrimas, el dolor era incesante, me dolía pensar que todo había llegado ya a su fin, todo lo bello que había pasado en mi vida ahora se me iba de mis manos y posiblemente sin regreso.

Al terminar de ver el video de la canción, salí de mi correo y me fui directo a mi cuenta de Facebook, donde Alejandro me estaba esperando de seguro para continuar todo lo que ya me había dicho en su carta correo de despedida.

ÁNGEL: Por qué llorás??????!!!!! No llorés!!!!!!

ALEJANDRO: te perdere angelito...

te perdi

y no vas a volver....

ÁNGEL: Debes estar feliz porque tendrás a alguien a tu lado!!!!!! No llorés por mí!!!!!!!!!

Por favor no llores!!!!!!!!

No quería que llorase por mí, no porque no era necesario ya, ya no tenia que sufrir porque podía ser feliz con alguien más; rápidamente me retracté de esa idea ya que no debía ser egoísta en mi dolor, a él le estaba doliendo que todo lo que habíamos construido con esmero y sentimientos por todo ese tiempo se acababa lentamente. Fue en ese momento que en mi mente empezó a sonar una canción, que era la adecuada para nuestra situación. Busqué el link del video y se la envié.

ÁNGEL:  http://m.youtube.com/watch?client=mv-google&hl=es&gl=US&v=E56M28W7oc4

 

Esa canción es para vos...

“Lo Que Más” de Shakira, era perfecta porque yo siempre era quien lo buscaba con insistencia, solo Dios sabía lo que me estaba costando dejarlo porque ese día mi esperanza se me agotaba, porque con lo que éramos por separado ya no era suficiente para complementarnos, él ya no era para mí… ya era para alguien más. Tantas veces traté de hacer lo correcto en nuestra relación y muchas veces pequé por hablar demasiado como cuando peleamos… sabia solo Dios todo el amor que nos habíamos expresado pero hoy ya no era lo mismo, ya no nos podíamos seguir diciendo mentiras… lo nuestro ya no tenía lugar en este mundo… y porque él era y es lo que más he querido en mi vida…

Luego de unos minutos en que supuse estaría viendo el video, me respondió.

ALEJANDRO: te amo angel...

me cuesta dejarte...

ÁNGEL: Yo también te amo... te amo y aunque no volvamos a saber nada el uno sobre el otro, siempre vas a estar en mi corazón, sos mi primer amor... te amo

Muchas dirán que no fue mi primer amor, ya que antes estuve enamorado de Rodrigo, pero le daba ese título ya que era mi primer amor correspondido y así se lo había hecho saber.

ALEJANDRO: te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo te amo

ÁNGEL: Gracias por regalarme los días más hermosos de mi vida... siempre te amaré

ALEJANDRO: te lo podria decir mil y mil veces para que no te fueras dem ilado...

pero se que no puedo....

yo tambien te amare siempre...

ÁNGEL: […]...

ALEJANDRO: yo tambien te amo...

mucho...

nunca borrare dem i mente esa cancion,,,

ÁNGEL: Si alguna vez quieres intentar algo conmigo, no lo dudes porque mi corazón es tu casa y sus puertas estarán SIEMPRE abiertas para vos te amo te amo te amo te amo como nunca pensé poder amar

ALEJANDRO: dame un abrazo

de despedida...

por favor...

ÁNGEL: […] sos lo que más he querido en mi vida lo que más... te amo

Adiós para siempre... TE AMO

ALEJANDRO: antesde que te vayas....

quiero un ultimo beso tuyo...

ÁNGEL: […], si algún día quieres escribirme hazlo a mi correo... seguro que quieres que te bese?

ALEJANDRO: si por favor...

estoy muy tirste angel...

no queria que este dia llegara...

por favor...

ÁNGEL: pon tus dedos sobre los labios... y bésalos... yo haré lo mismo...

ALEJANDRO: me acerco a ti como este...

el ultimo de despedida...

:*

ÁNGEL: muack muack muack

ALEJANDRO: escuchame...

ÁNGEL: adiós mi amor […]

ALEJANDRO: nunca te iras de aquí ♥

de ahi nunca te iras...

porq siempre estaras ahi conmigo...

te...

amo...

ÁNGEL: Deseo que puedas amar a ese chico y seas muy feliz. Te amo mi amor

ALEJANDRO: no quiero que te vayas angel...

no me dejes solo....

no...

no puedo ser egoista...

es tu decision...

te amo pudincito...

ÁNGEL: Yo tampoco quiero irme pero si estoy con vos seré un obstáculo para ese chico con el que sales...

Te amo mi amor

ALEJANDRO: yo tambien te amo

ÁNGEL: Ya me voy... adiós... Te amo

ALEJANDRO: no lo olvides... <3

estaras ahi siempre...

adiós angel...

ÁNGEL: Adiós […]...

Cerrándose ahí, con ese adiós un ciclo en mi vida, una experiencia maravillosa donde descubrí lo que era amar y ser correspondido con el mismo sentimiento. Pueda que piensen que yo mismo me provoqué el sufrimiento esta vez al tomar una postura al respecto de una situación que tarde o temprano pasaría, quizás sí pero en ese momento ya no podía seguir con Alejandro, él ya tenía a alguien más a su lado y yo no podria ser más que un estorbo con mis sentimientos en medio de un posible nuevo amor en su vida. También pueda que como dijo el mismo Alejandro, les parezca que nuestra relación de amor a la distancia sea ridícula, pendeja, sin razón alguna… pero fue muy importante para mí y sí sentí mucho amor.

Yo sabía que él podria ser feliz y más que nadie, más que mi se lo merecía pero esto me dolía mucho, no es que yo sea un egoista envidioso y me entristezca la felicidad de Alejandro, pero si me dolía que esa felicidad ya no sería yo quien se la diera y con quien la gozara. Muchos dicen “Si él es feliz con otro yo seré feliz porque lo amo”… ¡Pues no! Yo no creo que esto sea así y si lo llega a ser es cuando se supera todo el dolor, porque no creo que haya alguien que al saber que la persona que lo ama le dice que hay otro en su lugar y que tratará de ser feliz se pondrá a echar porras y a reír de la emoción… no, sentirá una sensación de tristeza, angustia, dolor, desesperanza… etc. y si lo hace así, pues le doy un premio Óscar a la mejor actuación de alegría cuando por dentro se está llorando sin consuelo.

Esa fue nuestra despedida, nuestra dolorosa y triste despedida… esa noche a lo sumo dormí solo dos horas, todo ese tiempo lo pasé en vela llorando mil tormentas y trecientos temporales  como nunca lo había hecho, el dolor en mi corazón era horrible, era como su tuviese una daga clavada en este y me lo cortaba lentamente haciéndome sufrir con el dolor.

Ahora… ¿Qué hago? ¿Qué haré ahora que mi ángel salvador había dejado caer la rosa de nuestro amor? Esa rosa del amor que con sus espinas me había hecho sufrir atrapado en la posa de fango, el cual fue el tiempo que sufrí por amar a Rodrigo, esa posa de la cual mi ángel me había sacado, sanado, convertido y enseñado a volar; porque yo no era un ángel, a pesar de mi nombre, el ángel era Alejandro.

¿Y ahora sin él que es lo que haría? ¿Qué inventaré para decirle al mundo entero cuando me ve vean caído, tumbado, arrojado al suelo, llorando sin consuelo por su ausencia? ¿Qué haré con este par de alas que se rompieron con el rayo que cayó sobre mí junto con la rosa a mis pies? ¿Cómo haré pasa salir adelante sin estas y con mis botas gastadas y cansadas de todo el camino que recorrí antes de conocerlo? No puedo continuar mi camino con mis pies desnudos porque este está lleno de piedras que me harán más daño.

¿Cómo haría ahora que cuando el sol se iba, con este mi calma también y las horas de sueño se transformaban en horas de tormento? Horas de tormento pensando en que ya no estaba conmigo la persona que más amaba, los recuerdos de cuando el amor de nuestro lado estaba venían a mi mente y deseaba que el tiempo a nuestro alrededor se hubiese detenido cuando estábamos felices con nosotros mismos y lo único que necesitábamos era un par de alas para volar. ¿Cómo haría ahora que ni la noche ni la luna me podían consolar? La noche y la luna que habían sido mis amigas por mucho tiempo por consolarme en mi dolor, vigilando mis sueños de amor ahora no podían hacer nada con todo el dolor que sentía…

Mi Alejandro se había ido ya, con él mi todo… no había más alegría ya no, no había más risa ya no, no había más cielo ya no, no había más fuego ya no, no había más sueño ya no, no había más vida ya no… no había más amor ya no… no, eso sí había todavía, yo sentía amor por él, más del que yo mismo me podía imaginar.

Pueda que a muchos les parecerá que estoy diciendo que Alejandro se fue de mi vida cuando fui yo el que me alejé de él, la verdad yo pienso que él se fue primero, él se empezó poco a poco a ir de mi vida cuando descubrió que yo no era lo que necesitaba, y lo comprendía muy bien al querer descubrirse como persona, y al final mutuamente nos fuimos de nuestras vidas.

Así como había experimentado las fases del amor que nos embobaban, nos hacían sentir mariposas en el estómago, nos hacían respirar profundo, nos hacían ver todo color de rosa, ahora estaba experimentando las otras, estaba con el corazón destrozado, con los ojos llenos de lágrimas, con un nudo en la garganta, sin deseos de levantarme de mi cama. Toda mi vida estaba inundada del dolor, angustia, tristeza, pena…  por el desamor.

Pues… ¿Qué le diría a Alejandro ahora que ya no está conmigo? Bueno… pues…

¿Cómo pudiste? ¿Cómo lo hiciste? No te cuestiono el por qué me dejaste sino el por qué hiciste lo que hiciste al día siguiente de nuestra despedida… ¿Cómo pudiste salir con él, con el chico que conociste? ¿Cómo pudiste salir con él y pasarla muy bien? ¿Acaso no te importó que a aproximadamente 1707.64 km de ti el infierno había ascendido, con sus malditas llamas me quemaba y su gloriosa putrefacción se encargaba de matarme lentamente?

¿Cómo lo haces? ¿Cómo lo hiciste? ¿Se te cruzó en la mente mi nombre en algún momento cuando estabas con él? Porque en la mía estuviste todo el día. Al saber yo que saliste con él a menos de veinticuatro horas de nuestra despedida me pregunto ¿De verdad tú me amaste? Porque si fuera así creo que no lo hubieras hecho ¿De verdad me amaste? Me vuelvo a preguntar, sí la respuesta es sí ¿Entonces por qué lo hiciste?, si la respuesta es no ¿Entonces por qué lloraste mientras escribías el correo? ¿Por qué las lágrimas? ¿Por qué el “te amo”? porque yo si te amé…

¿Por qué?...  ¿Por qué mientras París en llamas ardía, Venecia  sus aguas drenaba y en Buenos Aires una pareja de bailar el tango del amor dejaba y un bandoneón ya más no sonaría, tú estabas muy feliz sin pensar que yo en cada uno de estos lugares estaba muriendo? ¿Por qué? ¿Por qué todo?

¿Pensaste alguna vez, mientras lo tomabas de la mano y le hacías una caricia, en cuanto yo deseaba eso para mí y cuanta soledad sentía en ese instante? Dime ¿Qué se siente estar tan feliz cuando sabes que otra persona está dos metros tierra abajo viendo llegar gusanos? Hola, hola aquí estoy ¿Te imaginaste mi dolor? ¿Te pusiste en mis zapatos? ¿Volviste a llorar después de la despedida? Si me haces a mí esta última pregunta me sentiré ofendido porque la respuesta es más que obvia.

Que mis preguntas son muchas, que mis preguntas son pocas; que mis preguntas son muy lógicas, que mis preguntas no lo son; que mis preguntas tienen respuesta, que mis preguntas no las tienen; que hablo demasiado, que hablo muy poco; que soy un ingenuo y feliz, que soy un listo y amargado; que estoy exagerando, que estoy aminorando la situación; que haya cometido errores, que tú me los hayas perdonado; que con todo esto te estoy haciendo sentir mal, que con todo esto te hago sentir el imprescindible; que me importe lo que hagas después de todo lo sucedido, que a ti te valga madre lo mío; que escribí todo el tiempo este relato escuchando a Shakira, que ella ni tenga puta idea que yo existo; que esté pensando no volver a leer tu relato, que tú tampoco leas el mío; que me enamoré demasiado de ti, que no te pueda olvidar; que ahora estás pensando que te odio… nada importa ya… lo único que me importa y que sé es que te sigo amando…

Te sigo amando Alejandro, a pesar de todo lo que ha pasado entre nosotros y a pesar de que la distancia nos tiene más separados que nunca, de mi corazón no te sales, estás ahí siempre, en mi mente aún estás presente a cada segundo, te extraño como no tienes la menor idea. Con frecuencia siento la melancolía al recordar cuando me decías todos esos sobrenombres de cariño y todas las palabras que dijimos.

Mi corazón está lleno del más solemne vacío y silencio, mi cabeza llena de grandes y pequeñas ideas y preguntas que creo que nunca tendrán respuesta, mi vida está llena de personas tanto buenas como malas pero tú eres el único, tú sigues siendo el hombre que me gusta, sigues siendo el chico que yo amo y con el cual escribí las páginas más lindas de la agenda de mi vida.

Eres tú Alejandro por quien ahora yo escribo estos mis delirios de soledad, para desahogarme por tu ausencia, para plasmar en algo todo el amor que siento todavía por ti y a quien solo me queda decirle “Yo te amo”.

                                                                                                                                                           FIN

***

Bueno mis queridos lectores, hasta acá ha llegado la saga de relatos autobiográficos de este su servidor, muchas gracias a todos lo que me han leído desde el principio, espero haya sido de su agrado y cumplido con sus expectativas. Por favor valórenlo y/o coméntenlo, les estaré muy agradecido. Pueden hacerme llegar sus ideas y opiniones a mi correo electrónico angredstar@gmail.com o buscarme en Facebook  como Ángelo Mebarak.

Saludos y bendiciones desde el pulgarcito de América, El Salvador.

Atte. Ángelo S. Mebarak.



© Mebarak

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (7)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Mebarak
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)