Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.536 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.456.353 Miembros | 19.750 Autores | 101.380 Relatos 
Fecha: 03-Sep-16 « Anterior | Siguiente » en Sexo Anal

Midy mi cachonda prima II

laager
Accesos: 48.083
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 14 min. ]
 -   + 
Continua esta historia entre primos Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

 

Midy

Esta es la continuación de mi anterior relato. Para saber la trama deben leer mi relato anterior Midy mi cachonda prima. http://www.todorelatos.com/relato/52845/

 

Eran constantes los roces que teníamos mi prima y yo, se le notaba desbordada, completamente caliente, falta de concentración en los quehaceres diarios. Aunado a que vivíamos en una zona de tierra caliente, muy cerca de la costa, ella había cambiado su manera de vestir ahora era más juvenil más atrevida, más sugerente.

-Midy tienes algo te noto muy fuera de ti, como que algo te pasa?

- ¿Qué me pasa? Ando todo el día cachonda, casi los tiro por el piso de tan fuerte que son mis corridas de solo pensar en lo del otro día, y tu ni caso me haces.

- Sabes que estamos liados con los constantes trabajos que tu viejo me pone para que le ayude, supongo que algo le mosquea, de tanta familiaridad que hemos tenido tu y yo, desde tu entrega a mí, yo también la traigo parada todo el día, de pensar en ese caliente horno que tienes por vagina.

Ella solo se sonrió de mi burrada.

-Algo tenemos que hacer al respecto. Dijo ella.

Continuamos con la rutina del día, ayudar en la casa y demás cosas, así como darle sus sobadas de culo a mi prima cada que se podía y el Tío no andaba por allí.

-Hijo, me dice un día mi Tío.

-Dígame, le contesto.

-necesito que vayas, a la surtidora de materiales y compres dos bultos de cemento, para terminar la reparación del patio, recordaras que es lo último que tenemos antes de dar por finalizadas las reparaciones de la casa, que por cierto están quedando de maravilla y todo por tu ayuda y la de Soledad (Midy).

Poniendo manos a la obra fui por el material solicitado a la surtidora y me acompaño Soledad,

-Para que no te pierdas por el camino- dijo la ingrata.

Caminamos por una vereda poco utilizada, en la cual había, pinos naturales de la región, así como de oyameles otro tipo de árbol oriundo en este lugar. En esas estábamos cuando Midy dice:

-hace calor, nos detenemos un rato a descansar?

- sí, uniendo la acción a la palabra, se metió al bosque, se recostó en el tronco de un árbol, ayudándose con un abanico que llevaba, se sopló aire en la caliente cara, que mostraba un enrojecimiento muy marcado.fuféff, estoy caliente.

-caliente o cachonda prima?

-mmmm, puede que lo segundo, acercándome a su cuello le soplaba pequeñas bocanadas de aire, que hacían que su piel se enchinara como la de las gallinas,

-hay, no seas malo primo.

Continuando con ese martirio, acomode mi mano como sin querer en el redondo busto de mi prima, que temblaba como una gelatina,

Hayyy. Que malo eres, sabes que nos pueden ver y yo estoy muuuuuuy caliente, y no podremos hacer nada. Decía

Su total entrega azuzo, mis más bajos instintos, lo que me orillo a comerle las tetas, en forma por demás descarada.

-primo, para, para no puedo más.

Bajándole el vestido, pude sacar los dos hermosos globos que tenía por tetas, comiéndole una, después la otra, sin descanso. Pegándole mi aparato en su caliente, mullida y abultada concha, haciendo una especie de palanca, que la obligaba a despegar los pies del suelo.

-primo me encanta que me comas las tetas, sigue, no pares. Decía la ingrata.

Quedándose estática, comenzó a dar pequeños brincos, como de convulsiones, estaba en un súper orgasmo que mojo sus piernas, y casi llego a su pantorrilla.

-Esto lo tenemos que seguir en casa, sentencie.

-De esta noche no pasa ese apretado culito que tienes. Le advertí.

A lo que ella volviendo a este mundo después de apaciguarse su cuerpo, después del orgasmo que tubo, solo se me quedo mirando con esos ojos de borrega en degolladero. Asintió solo con la cabeza. Se le notaban los pezones como unas picas, las cuales estaban destinadas a traspasar mi corazón.

Regresamos a la casa después de las compras, terminamos los trabajos en la casa, todo quedo como debería de ser.

-  Hijo, dice mi Tío, hemos terminado los trabajos, bueno sería que fuéramos a la cantina del pueblo a celebrarlo tomándonos unas cervezas frías, y departir con los vecinos.

- excelente idea, le conteste.

-bueno tomemos un baño en nuestra nueva regadera para festejar su uso.

Uniendo la acción a la palabra se metió al cuarto de baño y se desnudó a iniciar su reparador baño. Viendo esto le comenté a Midy.

-será una oportunidad insuperable, hemos de terminar esa asignatura pendiente que tenemos.

Ella asiéndose la desentendida y mirándome con esa cara de cachonda que tiene, me pregunta.

-qué cosa tenemos pendiente tu y yo?

Tomándola duro de esas gordas nalgas, con el apretón que le di casi llego a tocar ese arrugado ano, que ya sentía como de mi propiedad.

-usar este hermoso culo que tienes, maldita y que me tiene como loco, por follarlo.

Mirando mi cara de desesperación solo dijo.

-veremos si te lo mereces, y me haces que te lo de.

Esperamos a que el Tío, se bañara para meterme yo y tener una oportunidad de quedarme solo con Midy, la cual se dio después de su salida de la regadera al decir mi Tío.

-Sobrino, termina rápido de bañarte te espero en la cantina mientras voy calentado el gañote, porque esta noche será larga.

Saliendo por la puerta principal de la casa le dice a Midy.

-Hija, no nos esperes salimos de briagos y no sabemos en cuanto tiempo regresaremos, sobrino apúrate estoy esperando impaciente a tu llegada a la cantina.

Me di la vuelta y miré a mi prima, la cual solo abrió sus ojazos, tembló de excitación.

Me acerque a ese tembloroso cuerpo, todo lleno de excitación, con la verga parada, haciendo un gran bulto en la delantera de mis pantalones de trabajo.

Al tenerme cerca de ella me tomo de mi rabo por demás fuerte esperando que no se le escapara, y diciéndome al oído.

-me pone cachondicima ese olor de hombre que despides después de trabajar, con ese olor a sudor limpio de macho trabajado, mira como estoy mojada. Llevando mi mano a su grueso chocho, comprobando lo dicho por ella.

Tomé mi reparador baño y limpiando a conciencia mi dolorida polla, Salí de la regadera y me encontré a Midy, la cual me dijo.

-mi papá te es pera en la cantina, que no te tardes, mejor ve y te espero de regreso.

Asentí y me fui a vestir como para fiesta.

Llegue a la cantina donde mi tío había dado buena cuenta de unas cuantas cervezas heladas, gritándome.

-Hey sobrino vente para acá, que tenemos mucho que celebrar,

Yo tomando las cosas con calma, solo daba pequeños sorbos a mi helada bebida, mi tío las terminada casi de un solo trago, siendo esto una inmejorable ayuda para mis planes futuros para con mi prima.  Continuamos por largas horas siendo más de las 10 de la noche y estando mi tío muy alcoholizado, decidimos regresar a la casa.

Midy nos abrió la puerta, llevando a mi Tío como a los toreros, en hombros ya que no se podía parar, lo llevamos a dormir a su cama, cayendo como un pesado costal de papas, procedimos a quitarle los zapatos quedándose con la ropa que traía puesta, salimos de la habitación y mirando con ojos de deseo a mi prima, le dije.

-Lista?

- ella haciéndose la de las gafas pregunto, Paraqué?  

Tomándola de su cintura la atraje a mí con una poco de rudeza, lo que ella solo abrió más sus ojos los poros de su nariz de hicieron más grandes por la forzada respiración, los bellos de sus brazos se erizaron, me miro con deseo mal contenido.

Hundiendo mi lengua en su garganta, no la deje ni respirar, le empecé subir la falda y bajar de forma brusca las bragas que traía, todo de forma ruda, ella solo resoplaba, respondiendo con los mismos bríos a mi atrevimiento.

Sin soltar la presa me dirigía mi habitación, en la cual la deposite sobre mi cama, quedando sus piernas colgando de la amplia cama, bese sus piernas, despacio, muy despacio, ella solo resoplaba, continúe con la parte interna de su muslo, su cuerpo olía a mujer completa, llena de deseo, mujer en plenitud de su actuar, besando sus labio vaginales exteriores, sin tocar su garbanzo, que tenía por clítoris, ella solo gemía, muy quedito, mmmmmmmhh decía, era un lago su chocho, ese lago era una muestra de su entrega, comí de el por un buen rato, apoderándome al fin de su clítoris, que removía con mis labios como queriéndolo quitar de su lugar, ella solo gritaba, Para, para me corro, mmmmmmmhhhhhh. Se corrió como desesperada.

Tomando un tiempo prudencial la coloque de lado en la cama una vez que le quite su vestido y demás ropa que estorbaba.

Tomando sus piernas las puse sobre mis hombros, y apunte mi soldadito a la entrada de su chocho, haciendo la presión necesaria lo fu metiendo despacito, como sin ganas.

-Despacio, porfa, lo tengo muy sensible.

Haciéndole caso lo metí como ella pedía, hasta hacer tope con mis bolas en sus enormes nalgas, quedándome quieto, sintiendo los apretones que me daba esa anegada vagina, como si una boquita desdentada me mordiera la polla, uffffff, solo solté.

Ella dio inicio a la jodienda rotando sus caderas, subiendo, bajando todo en un solo movimiento. Llenándole el cuerpo de esas sensaciones difíciles de describir pero que de sobra son conocidas, no tarde en sentir mi polla esos estertores que anuncian esa corrida de órdago, grande, que llena.

-Midy, me corro.

-Yo, también.

Fue una sincronización de las que dejan huella, te dejan con el alma en un hilo, tomamos un respiro, usando ese tiempo para ir a ver al Tío, pero continuaba en la misma forma que lo habíamos dejado.

-Te digo algo, me dijo.

- que pasa,

-tengo un deseo que me ayudes a cumplir, deseo probar tu rabo en mi boca, para ver si siento lo mismo que en mi chochito, me dijo con una mirada llena de deseo y unas mejillas coloradas por la pena, uniendo la acción a la palabra, tomo mi morcillón bicho, oliéndolo, pasando despacio la lengua por lo largo, hasta la cabecita, en la cual deposito un pequeño y casto besito.

-sabe saladito, y me gusta, me dijo.

Poniendo más esfuerzo puso toda la cabecita en su boca, y la jugo con su lengua como cuando pasas un caramelo de lado a lado, mmmmmmmmhhh, decía, tratando de meterse más en la boca, pero no pudo. Ya que mi rabo regreso de forma milagrosa a su estado normal, después de la corrida que habíamos tenido.

Sacándola de su boca le di vuelta para dejarla acostada boca abajo, besando toda su espalda, llegando a sus graaandes nalgas a las cuales les di pequeños besitos, abrí las dos nalgas y mire por primera vez ese ojito trasero de mi prima, pase la lengua a todo lo largo, haciendo que se contrajera toda ella, chinita de la piel como las de las gallinas por la excitación que iniciaba en su rotundo cuerpo.

Al momento de pasar mi lengua por su ojito trasero metí lo que pude mi lengua en él, dándole vueltas con la lengua, sintiendo las gratas contracciones que hacía, untando un poco de gel lubricante que estaba a disposición en la punta de mi dedo índice, lo fui metiendo de forma lenta, suave, sin molestar en los mas mínimo, haciendo círculos con mi dedo dentro de su ojito moreno.

-mmmmmmfffffffh soltaba la ingrata.

- más despacio que me está gustando, decía.

Dando por terminado los preliminares después de haber metido mi segundo dedo, le comenté.

-suelta tu cuerpo que entrare despacio en él, para que no sientas dolor, solo placer.

-si, por favor, no quiero sentir dolor.

Apunte mi pene a la apretada entradita que tenía enfrente, solo fue cosa de poner la cabecita en el para que ella diera un culazo hacia atrás, dándose de lleno con la mitad de mi polla, haaaaaaaaaa, dijo, -me he roto toda, tu termina de darme, pero rápido.

Y haciendo un pequeño retroceso le metí el resto que no era mucho. Dejándolo quieto un par de minutos, en esa apretada cuevita. Solo sentía las ya conocidas contracciones de su ano. Como queriendo exprimirlo, de lo fuerte que sentía. Salí y entre despacio, despacio muy despacio y después de que ella volvió a exigir, velocidad, pues le di con todo casi en forma loca, descontrolada por los ímpetus retenidos por ambos, el éxtasis de los dos era indescriptibles, arrebatador.

Ella tuvo un envaramiento de su cuerpo, que quedo como muy quieta, a lo que pare mis movimientos.

-pasa algo, le pregunte, al mirar su rostro tenía los ojos como en blanco, estaba teniendo un mega orgasmo (el cual yo no sabía que podían tener las mujeres, en esa forma).

-espérame tantito estoy muy en cielo, en la gloria, en el infierno, no sé dónde, mi cuerpo no respondía. Termino por decirme.

Soltando ella pequeños quejidos, fui extrayendo mi aún para pene de su ano.

Descansando en la cama, repasando mi dedos por toda su espalda y acariciando sus hermosas nalgas, dándole un pequeño masaje, en todo su sudado cuerpo.

-fue hermoso me dijo, sentí que mi cuerpo me dejaba en un lugar desconocido por mí, como que una corriente eléctrica lleno mi cuerpo todo, solo sentía esa sensación de plenitud, como estar en todos lugares y en ninguno, hasta que oí tu voz, y regrese de ese lugar.

-gracias, dulzura por este hermoso día que me hiciste pasar, termino por decirme.

Yo diciéndole a Midy.

-esto aún no termina. Cachonda. Esperemos después a ver como se dan los días y terminare de hacerte mi mujer.

Ella solo mirándome con esos ojazos que tiene, dice _PODRAS?_


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com



© laager

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (1)
\"Ver  Perfil y más Relatos de laager
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)