Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 8.716 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.455.146 Miembros | 19.615 Autores | 100.341 Relatos 
NOVEDADES CATEGORÍAS TOP100 AUTORES BUSCADOR
TODORELATOS » LÉSBICOS » LA HISTORIA DE LA CANTANTE, UNA DAMA Y SU POETA 29
[ +

ZONA SEXO

CONTACTOS

CAMS TODORELATOS
Fecha: 12-Oct-16 « Anterior | Siguiente » en Lésbicos

La historia de la cantante, una dama y su poeta 29

Rc Adrii Torres
Accesos: 2.188
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 20 min. ]
 -   + 
Averiguen que pasara en la fulana fiesta de 15 años! Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Capitulo 29

 

-        -Recuerda que son casi familia. Tratalos con amor

-        -Por supuesto que si, conoci a la pequeña en brazos.

-        -Vale, envia una foto para ver la imprecion de Estefania cuando te vea.

-        -Como sabes que ella ira?

-        -Digamos que presentimiento de mejor amiga

-        -No creo que asista, pero aun asi dejare mi figura reluciente, nadie sabe cuando podria tener un lindo agasajo

-        -Alex te golpeare, no bebas tanto por favor.

-        -No lo hare Kelly, tranquila. Te amo. Te escribo luego.

-        -ENVIAME LA FOTO!

-       Rei por la insistencia de mi amiga en sus mensajes, pero le haria caso me arreglaria a la perfeccion para deslumbrar por doquier

Busque entre toda mi ropa, creia no tener nada hasta que vi la luz entre un short y la playera roja... Bajo ese monton de ropa que guardaba mi maleta vi el Esmoquin... Aquel adorado conjunto de gabardina y poliéster.

-Tu seras el elegido- Hable para mi tomando el traje y dejandolo de frente para mi mirada.

Luego de terminar la ducha de dos horas, esas típicas duchas de mujeres donde solo te vez todo el cuerpo con desden mientras poco a poco con tanto cariño te vas amando toda la piel y arreglar mi cabello para que terminase suelto con unos destellos brillantes. Mi maquillaje sutil, estaba lista para el traje.

Primero el Calvin Klein gris cubriendo mi intimidad. Luego la camisa de mangas largas blanca, en mi parte posterior un pantalon de poliester de caida recta negro, unos tacones de piel negra con plataforma lisa haciendo lucir mis pies. La corbata un tanto suelta haciendo ver el traje no tan formal, completando con el cardigan negro de fina tela, una mascada roja en su parte izquierda dando el toque de elegancia necesario en el pequeño bolsillo.

Me vi en el espejo y este no me mintio estaba hermosa, me sentia bien me veia aun mejor, el ego me quedaba a la perfeccion y la sonrisa con los lentes negros me acompaño hasta la puerta de la casa donde seria la fiesta.

-       -Buenas noches... Soy la fotografa, la familia me contrato.

-       -Oh adelante señorita Medina, al fondo le han preparado una habitación para que este comoda.

-       -Gracias joven.

Asi seguí hasta esa habitacion comenzando mi trabajo minutos despues comence con las fotografias, madre e hija, padre y madre, hija y padre... Familia iba y venia luego de unas arduas horas de trabajo necesitaba hidratacion urgente.

Me encontraba ensimismada en mis pensamientos calibrando la camara, en el mismo momento en que mis oidos escucharon la voz de una mujer.

-       un trago? -ofrecio alguien a uno de mis costados-

-       No bebo cuando estoy trabajando. -respondi seca observando el lente de la camara-

-       Entonces esperare que salga la quinceañera para que termines con tu trabajo mientras tanto este trago -alzo la copa frente a mi, aquella morena de ojos cafes- y yo te esperaremos justo aqui. -sonrei por su optimismo-

-       No te lo vayais a tomar, vendre por el. -le guiñe un ojo y me perdi entre la multitud

De nuevo? Es decir.... Que se había puesto hoy precisamente Alexandra Medina que todas querían con ella? De modo que yo estaba acá en esta fiesta, sola, viendo, y tenía que aguantarme que todas le coquetearan? Ay no.... Ahora esa morena... Porque tenía que estarla mirando así? Podía aportar que allí habían segundas intensiones. Tenía que controlar esto antes que esto me controlará a mi.

-       - Hola, bonita fiesta no? - ella asintió? - Oye donde te sirvieron eso? - dije señalando su trago. - ella señaló el bar de vinos mientras yo dejaba caer un suave laxante en su bebida. - Ya veo..... Ahh muy bien. - dije sonriéndole, luego sali de ahí con una enorme sonrisa.

-       Hey morena hermosa, volví -le dije quitándome el blazer y aflojando la corbata- No tienes calor? -le pregunte un poco sofocada-

-       Pues ahora viendote asi? No te lo puedo negar, si me ha dado mucho calor, pero ven aqui tienes el trago que te prometi

-        -Ella me extendio el vaso- Oh Amareto dulce Amareto -iba a tomar un sorbo cuando la curiosidad me invadio- Por cierto morena hermosa como te llamas?

-       Sandra... -Dijo ella dando un sorbo a su copa-

-       Sandra –repetí, haciendo circulos en la copa- me encanta vuestro nombre, salud por un nombre que desata lujuria.

Quise brindar con ella y que se encendiera lo que se fuera a encender, era mi ultimo dia en Venezuela, tanto mi cuerpo y yo exigíamos fiesta quizas puede que Estefania me gustase pero eso no cambiaba las cosas. Era solo eso, un gusto.

De pronto cuando nuestras copas chocaron y estaba apunto de darle nuevamente un sorbo a la bebida amarillenta, escuche esa voz tan particular a mis espaldas.

NO! NO TOMES ESE VASO!- Tenia que hacer algo o este truco porque querer salirme bonito iba a salirme muy feo. Hice una suerte de mímica con mi teléfono móvil y me acerque hacia ella. Para mi suerte, ella reacciono dándose la vuelta y no dude en hacer el esfuerzo por tumbarle la bebida de las manos.

-        - Oye pero que torpe! - Dijo la chica que a leguas le coqueteaba a Alexandra. Por mi parte mire satisfecha el vaso en el piso.

-        - Disculpen... No vi por donde iba. - Alexandra parecio intuir con cierta malicia mis intenciones aunque no supiera por que lo hice.

-       Joder de lo que se han salvado mis prendas -dije viendo la parte baja del vestido de Sandra humedecido y la cara de Estefania que era todo un poema lujurioso lleno de satisfaccion- Si Estefania muy torpe no veis como habeis mojado a la dama. Que os parece Sandra si vos y yo vamos al baño y os ayudo con ese vestido -Dije amable mostrando mi mejor sonrisa europea esa que me salia tan bien en la conquista.

-       -Claro, contigo española hasta el fin del mundo -No pude evitar reir viendo su mirada pecadora que enseguida asesino a Estef con rencor-

-       Doctora creo que ha llegado su compañía -Le señale con la mirada a la alemana que llegaba acompañada de los mismos dos hombres que nos habian perseguido dias atrás.

-       Mi mirada se dirigió hacia Lawan. Quizá en otro tiempo hubiera captado mi atención pero no en este momento. Podía ver que la admiraban pero yo solo tuve ojos para ver como Alexandra iba con esa chica al baño. Quise ocultarme, no quería ver a Lawan en ese momento, no ahora, pero igual debía enfrentarla.

-       Gracias por ayudarme española... -sonrei-

-       No hay de que, fue todo un placer, sos una hermosa mujer y estabais en apuros que mas podria hacer -Ella sonrio y seco su vestido-

-       Veo que te ha dado cierta riña cuando llego aquella mujer -Refiriendose a Lawan-

-       Pues si, no la tolero. Hay personas que no ven mas alla de sus vellos nasales y ella es una de esas personas. –

-       Se nota que no la toleras. Quizas yo pueda ayudarte –Replico en tono insinuante-

-       Hey no os confundais... el hecho que haya dejado a la doctora solo por venir a acompañaros no implica que vos teneis la oportunidad que le he negado a ella. –

-       Y entonces que quieres hacer conmigo?

-        -Con vos? Nada, sos muy regala y usada para mi gusto y clase -En ese momento le di la espalda no sin antes lanzarle un beso y guiñendole mi ojo derecho, asi mismo con ese exquisito contonear y con mi divino transitar llegue de nuevo a la barra preparandome un trago de brandy doble seco.

-       Esta bien Lawan.... Pero solo esta pieza...- Le dije finalmente resignándome a haber perdido de vista a Alexandra. Lo había hecho a propósito de pronto? Lawan me tomo de la cintura y me sentí incomoda, pero accedí a comenzar a bailar. No me sentí bien.... La tonada era insoportablemente lenta y percibia que Lawan quería acercarse más a mi.

-       -Joooodeeer -dije con ese silvidito al hablar mientras observaba a Estefania bailar con... Con esa misma mujer que ni su puto nombre recordaba-

-       Hey te gustaria bailar esta pieza conmigo? -Me dijo una dulce mujer de piel canela a mi lado, era del lugar, quizas hermana de la cumpleañera.

-       -Por supuesto princesa, faltaba menos- Le di un sorbo mas al trago y Asi me acerque a la pista con la mujer tomando mi mano, bailando despacio y suave nos fuimos acercando a donde estaba la parejita -Mirame Estefania, y luego niegame en mi rostro que la tipa esa no te gusta!- me murmure despacio viendola desde mi posicion-

-       Dijiste algo? -me pregunto la mujer.-

-       No nada hermosa, sigamos bailando, venid acercaros mas a mi. -Asi ella se acerco mas a mi como sintiendo toda mi piel sin ropa y yo deleitandome con su perfume sin lenceria.

-       Alexandra era una bailarina excelente, su cuerpo era materia de la mirada de curiosos y curiosas que querían ver lo que pasaba. De pronto senti “ESO” de nuevo en mi. Esta vez bailaba con otra mujer. - No voy a poder soportar esto...- murmure para mi misma.

-        - DIJISTE ALGO? - me pregunto Lawan acercándose a mi oído.

-       - Solo estoy sofocada por el calor. Es todo. - Justo en este momento Alexandra me miraba.

-       Termina puta melodia termina!- Pensaba mientras observaba a Estefania bailar con la sujeta. El DJ de la fiesta parecia poner a sonar solo mezclas infinitas... llevabamos unos 7 minutos bailando y no se si era bueno o malo en ese momento tener todas las miradas de todos y todas sobre mi pareja de baile y yo. -Esto si que se me hace realmente incomodo- volvi a murmurar, quitandole la mirada a Estefania-

-       Estas bien? -Pregunto de nuevo la piel canela, mientras girabamos con ese contonear delicado, como siempre yo guiaba sus pasos. La melodia era tan cursi, pero tan  al momento donde era yo quien deseaba bailar con Estefania, donde era yo quien deseaba que su cabeza descanzara en mi pecho mientras nos uniamos mas con el baile lento y debido. Pero no! No era yo! Y este juego de me gustas pero ando con otra realmente no me gustaba!

-       -Princesa, temo que debo detener esta danza -le dije a mujer muy cerca de su oido-

-       Por que? Tan grato que se me hace bailar contigo, aparte que nadie nos quita la mirada de encima

-       -Brillante observación. Pero quisiera ir a tomar un poco de aire fresco ya dentro de pronto debo volver a trabajar –

-       Te esperare para una proxima pieza

-       no lo pongais en tela de juicio -asi bese sus mejillas, fui por mi saco y sali a la parte trasera de la casa alquilada. No sin encontrarme a cada mujer mientras caminaba por el angosto pasillo que hacia que sus cuerpos y el mio se rosacen -No Dios! No quiero a ninguna!- dije en voz alta terminando de salir recibiendo el aire frio de la noche, era necesario...

O tomaba aire o perderia la compostura frente a la idiota esa- Que se ha creido esa mujer que puede jugar de esta forma en mi campo? -me recoste de una pared sacando de mi blazer una cajetilla de malboro rojo, mis cigarrillos sabor canela, destape el empaque nuevo retirando el plastico transparente con la cinta de proteccion y la deje caer al piso, dando un par de golpecitos a la cajetilla deje salir uno y lo coloque en mis labios con uno de los encendedores antiguos que solian usar mis tias las que me habian enseñado este horrible vicio, comenzando a fumar le di una larga bocanada al cigarrillo, contuve el humo en mi ser hasta que mis pulmones me lo permitieron, dejandolo libre de a poco, con una ligera linea saliendo por mi boca disipandose en el aire. En ese momento de inspiracion donde fumaba como chimenea descolocada sono mi celular

-Bueno? -conteste claramente molesta aun-

-Esta de malas la poeta?

-Ni te imaginas.

-Que ocurrio ahora amor.

-Que una HDSPM me quiere bajar a la mujer que tanto he ha costado conseguir. Ella es la buena.

-Como lo sabes?

-Porque su mirada es el complemento perfecto de la mia, porque sus palabras absurdas y aburrida rutina hacen que todo engrane en mi mundo, su imperfeccion la hace perfecta para mi -Le dije despacio y muy suave a Kelly-

-Como se llama?

-Estefania, mi colombiana! -Suspire dejando escapar un poco mas el humo que se ligaba con el vaho de mi.

- Tu colombiana? -Escuche que alguien tras de mi repitiendo esa frase... En ese momento me senti descubierta, vulnerable pero no podria dejar que las cosas siguiesen con ese curso. No podria dejar que ella me descubriese y darle a conocer lo que ella queria saber! QUE ME ESTABA ENAMORANDO! 

-Hablamos despues debo volver a trabajar.- Asi que solo tuve razon para cerrar la tapa del celular y guardarlo dentro de mi blazer. -Que haceis vos aquí? -le pregunte por fin dandole la cara.

Vi que la chica con la que Alexandra estaba bailando paso a buscar una bebida. Estaba comenzando a sentirme fuera de lugar, quizá en el momento correcto pero con la persona incorrecta. Para mi fortuna aquella incomoda pieza de baile terminó.

-         Disculpa Lawan, tengo que…- PIENSA ESTEF, PIENSA ALGO! EL CALENTAMIENTO GLOBAL, HAY PELIGRO DE INUNDACION, SAL DE AHI YA!! - Tengo que buscar el regalo de la quinceañera… - Lawan pareció no darle importancia y asintió. –

Con afán pero igual tratando de que no se notara que buscaba a Alexandra, comencé a deambular, luego escuché decir a alguien que había ido a fumar un cigarrillo a la terraza y se me ocurrió que no habría mejor lugar para que allí estuviera ella. Ahora si, mas afanada, subí hasta la segunda planta y luego de allí a la terraza. Y escuché su voz… Estaba enfadada, parecía que hablaba con alguien. “mi colombiana…” Una gigantezca sonrisa apareció en mi cara. –

-         Tu colombiana? - Le dije caminando con calma tras de ella y solo me situé enfrente suyo. Se me atravesaron por la cabeza muchas cosas para decirle. - Esa chica es una afortunada…. - Sonreí tratando de que aquello sonara como si no se tratara de mi. - Me pareció que esa colombiana dejo de bailar con la alemana y vino a la azotea… Lo único que te puedo decir es que esa chica no se veía nada cómoda con la alemana, deberías, quizá aprovechar que subió a la azotea… - Una sonrisa también se dibujó en su cara.

-       Debo volver a trabajar... Si veis a la colombiana daros un pequeño mensaje de mi parte -Le di la ultima fumada al cigarrillo y lance la colilla lejos- Que este absurdo juego no lo juego yo. -El humo lo deje lejos de ella y segui caminando pero antes de entrar a la casa me detuve- Ah por cierto, decidle que me encanto su vestido, el celeste sin duda alguna le va bien. -y asi me perdi de nuevo entrando a la casa tomando otra vez mi camara con flash por doquier

-       Ella sabia justo como darme en el punto con su manera de hablar. Cada palabra me dio justo donde me dolia precisamente cuando yo mas queria ser amable. - Le daré tu mensaje.... - La lagrimas comenzaron a salir de mis ojos. ESTUPIDA!!! La cabeza me lo grito al oido… VENGATE!! VE CON LAWAN…. HAZLE DAR RABIA, ENOJALA…. Para que… era demasiado débil para enfrentarla con sus propias artimañas, yo no sabia hacer eso, quizá Alexandra si, yo no. Limpié mis lagrimas y respiré para ventilar mi cara. Luego caminé con lentitud hacia la segunda planta y de nuevo a la pista. –

-       HOLA, DEMORASTE POCO. - Lawan me recibió con su bonita sonrisa, que de alguna modo parecía darme una mejor bienvenida que la que Alexandra me dio, sin embargo… No pude sonreírle igual. –

-        Si…. - No pude ocultar mi tristeza. –

-       QUIERES DESCANSAR, QUIZÁ PODAMOS HABLAR, HACE UN TIEMPO ETERNO QUE NO LO HACEMOS. - Hablar? Dude un poco, sin embargo, prefería ello que bailar. Accedi.

Resultamos afuera de la casa. –

-         GRACIAS POR ACEPTAR A ESTAR ACA CONMIGO. - Suspiré. Esta actitud de Lawan me recordaba nuestros tiempos en Tailandia, había sido mucho tiempo atrás. –

-         Por nada… - Solo dije a secas. –

-         QUE PASA ESTEFANIA…. - Que iba a decirle? Estoy enamorada de Alexandra Medina!

-         Nada Lawan… - Ella solo me miro unos segundos. –

-         PARECES OTRA PERSONA MUY DIFERENTE ESTEFANIA… - Pensé en ello y quizá si–

-         La gente cambia Lawan, no pueden pasar años y una ser la misma. - Respondi de modo diplomatico. –

-         ME GUSTABA MAS LA CHICA DE TAILANDIA. - Me sorprendí. De pronto el contacto de su mano llego a mi mejilla. Tuve que retirarme… esa mano no era la que yo quería cerca de mi. - ESTEFANIA, AUN ERES LA MUJER QUE YO…. - Tuve que interrumpir, me di cuenta para donde iba esto. –

-         Como has dicho, no soy la mujer que conociste en Tailandia. - La miré a los ojos. Por un segundo parecio sorprendida. –

-         DE QUE HABLAS? - Dijo con cierto destelllo de desconcierto.. –

-         Fuiste alguien muy preciado para mi, y hasta este punto, puedo brindarte mi amistad sincera pero nada mas. — Por un motivo que desconozco ella me tomo de la muñeca. –

-         ESO NO PUEDE SER CIERTO. - Intente liberarme. –

-         Sueltame por favor… - Su rostro se torno agresivo. –

-         ENTONCES SE UN POCO MAS SENSATA CON LAS COSAS QUE DICES. - No entendí a que se referíia. –

-         Lawan, no entiendes… amo a otra persona….!- Mi seguridad me sorprendio esta ves. Solo me falto decir su nombre. - Es decir… estoy enamorada Lawan, y suéltame que me duele!!!

Estando en medio de mis fotografias capture a Estefania que se perdia entre la multitud para salir a las afuera con la alemana -hey pero que ocurre aquí -me dije para mi misma, intentando ignorar esa situacion, pero no pude

-         Por que ella os debe tocar? Quien carajos se cree, hey Mauro -llame a uno de mis ayudantes- Sostened esto aquí, ya Yenifer esta por venir –

-         Ok yo me encargo -volvere en unos minuticos

Asi sali de la pista de baile y me acerque despacio hasta que oi el quejido de Estefania-

-         Joder que la solteis, sois sorda o no os dais cuenta que su mano aun no sana -le dije a Lawan desprendiendo con furia su tacto de Estefania- Estais bien -le pregunte tomando su rostro, ella asintio- Ya, Ya...Yo estoy a vuestro lado.

-       Me aferre a su abrazo ocultando mi cara en ella. - No me sueltes... - Lloré de nuevo no se si dolida por lo que Lawan me habia intentado hacer o por la sensacion de ausencia curada que se habia terminado ahi mismo en ese abrazo tan completo que Alexandra me habia dado. Apenas levanté mi cara pude ver el rostro lleno de furia de Lawan. No quise decirle nada, aquello me habia desconcertado. –

-       ES ESTA CUALQUIERA VERDAD? - Pregunto ella como conteniendose. –

-       No es asi...!! - Esta vez fui yo quien tuvo ira y fui hacia ella. - No te atrevas Lawan!!! - Ella apenas sonrió con ironia. Yo conocia sus gestos despectivos. –

-       ATREVERME? - Luego miro a Alexandra de abajo para arriba. - TUS VICIOS NO ME INTERESAN, Y SI QUIERES JUGAR UN POCO, ESTA BIEN. - Senti mi cara estallar de calor. Me acerque a ella y atine otra cachetada en su cara esta vez con mas propiedad. –

-       No ofendas a la persona que amo! - Por un segundo todo se quedo en silencio. Solo ahi percibi lo que habia acabado de decir. Solo en ese momento se me ocurrio mirar a Alexandra.

-       Pero que de alcurnia habeis salido mujer del diablo -hable de forma despectiva con rabia- Agradezco os alejeis de mi mujer -tome a Estefania de la mano y la bese.... -Todo esta bien, yo os protegere -volvi en ese momento a ver a Lawan- No teneis nada que hacer, ni con ella, ni por ella, ni para ella. Ya bien claro os a dejado lo que ocurre. Si teneis haber como lo llamais vosotros? -Quise ser mas impertinente de lo usual- Dignidad? Si creo que es eso, si teneis dignidad marchaos, ya os han rechazado 3 veces y en publico... Eso es mucho para una alemancita como vos en mi pais. -Venid princesa, vamos adentro aquí hace frio y la compañía no es nada grata -asi volvi a ver con desprecio a Lawan y me afirme con Estefania entregandole mi afecto con mi mas simple tacto- Hey no lloreis, que nada de esto lo vale. -asi tome la mascada roja de mi bolsillo y se la entregue- Vamos secad esas lagrimas que se os corre el maquillaje y os aseguro que si os veis como una bruja preferire mil veces a la colombiana que deje en la terraza que a vos.

-       Idiota.... - respondi sonriendo entre mis lagrimas. - Destrozaste a la tonta que dejaste en la terraza. - Dije siguiendo su juego. - Le di tu razon y mira como quedo.... - Seguia llorando mientras me limpiaba la cara. - Me dio tanta rabia!!! Como se atreve a tocarme!! A decirte asi!! No tiene ningun derecho!! Si no siento nada por ella, que culpa tengo...! Mi corazon es de otra persona... - Su mirada y la mia se cruzaron. Sabia que ella esperaba que dijera algo mas. - Nadie habla asi de mi Venezolana.... o como se dice... Hispano-Venezolana? - Bromee mientras le acariciaba la mejilla. - Que importas... no lo voy permitir....

-       Ahora una venezolana? Joder! Pero que turista estas... No, no, no! Joder! Que no puedo con tanto! Y yo donde quedo? -le pregunte haciendo un enorme puchero sentandome en una silla al fondo de la habitacion- Estefania Del Castillo, os agradezco que ni me hableis. Como me explicais vos que andais con una española, que lo admito no esta fea, yo me la cogeria, luego andas con una Alemana que esa si que ni un pedo la pela y luego me sales con que te gusta y estas enamorada de una venezolana y por si fuera poco una venezolana ya hasta lo olvide., joder! Que no tia. -Mi berrinche estaba atrayendo la atencion de varios invitados de la fiesta.-Sabeis que? Yo mejor me voy por mi Colombiana, quizas sea fea y tenga la muñeca lesionada y este toda deschavetada pero yo se que ella me ama a mi y no a toda esa cultura mundial con la que vos estais.

-       Me hizo soltar una carcajada, terminé observando su puchero cruzada de brazos. - Hay Alexandra, estas segura que no hay una copita de vino en todo este juego? - Me acerqué a la silla y me incliné hacia ella. - El alcoholimetro marca ACME que tengo me dije que ya llevas una que otra. - Sonrei. - No tengo ni una oportunidad contra esa Colombiana suertuda? - Le pregunté de modo jugueton.

-       Pues vereis llevo solo una porque la otra la aventaste sobre la morena esa que me coqueteaba, por cierto deberia ir la a buscar... Si quizas ya la colombiana se combirtio en bruja y se fue volando y tu? -le sonrei viendo su escote- tu estas como bonita- Hice una mueca jocosa y vi su rostro enrojecer- Ahora según mi penometro, huy dios, eso suena feo... Mejor devuelvo el producto, y que penometro, como si yo tuviese pene, has visto? En definitiva ACME no sirve.

-       - Miré hacia mi escote y de inmediato me tapé . - Hay! Alexandra!!! - Giré para ambos lados para que nadie me estuviera viendo. - Sales con cada cosa!! - Sonrei... - Sabes que? Callate y deja de decir tonterias.... - Me incliné hacia ella y le tomé la cara, luego le di un beso en los labios. - Pffff.... Olvidamos a la bruja Colombiana y a la Alemana o no? -

-       Si para olvidar me daras un beso, recordare todo a cada instante... -Sonrei mientras ella apretaba mis mejillas.- Debo volver a trabajar ya viene la cumpleañera y yo debo flash flash, -me imite con la camara- asi que procura no distraerme mucho! -bese sus manos y luego su cuello- Te vere al rato hermosa. Y NO TE ACERQUES A LA COMO SE LLAME! -le recalque seria.

-       - No me acercaré a la como se llame.... - Replique complacida. Celos? Sonrei ampliamente mientras la veia dirigirse de nuevo en búsqueda de la mejor toma. - Parece que mi venezolana tiene celos... quien iba a decirlo... - Me rei un poco de mi propio comentario y luego suspiré. Debia volver a la fiesta, me tomaría algo suave para relajarme.

-       Ahora dejadme yo me encargo! -le dije a los muchachos, en ese momento comenzo a desender la cumpleañera, eran las doce de la noche, no se como serian en otros paises y como mantenian la cultura pero en mi pais ese era el momento mas clave de una quinceañera... Donde decendia se mostraba y el padre o la madre la recibian para danzar... -Diablos! -susurre para mi sintiedo mis ojos humedeserce... El ambiente se empezo a poner a tono mientras las damas de honor se situaban en su lugar correcto... Y la cumpleañera danzaba con gran explendor tomada por su padre.- No voy a soportarlo, no voy a poder- Decia mientras ya sentia el lente empañado, fue alli donde me dolio el pecho... -Camila- dije para mi misma, dejando la camara en manos de mi equipo sali con cautela.

Salí de la fiesta a tomar un poco de aire el recuerdo de Camila me estaba atormentando, saber que nunca pude celebrarle un cumpleaños, o que jamas escuche su risa, ni la tuve en mis brazos...

RcAdriiTorres -Facebook-

Se reserva el derecho de autor.

Hoy quiero mandar un especial saludo a una pareja que a pesar de no vivir juntas, se aman inmensamente, les deseo lo mejor, si se separan... Por favor, solo esperen y luchen o por lo menos intenten terminar de leer este relato, se dan cuenta de muchas cosas! Ella en guayana, ella en Ccs.. Cuentan conmigo!

Exitos a todos! Ahora, Gracias inmensamente a todas, en realidad, las que me leen, las que no! Por unas crezco y por otras tambien. No se lo tomen a pecho! Cuidense. Les deseo el mayor de los exitos! NO acepten un NO!

Frase del relato "Si dicen que necesitan a alguien mas para estar completas, a ustedes les falta alguien... Usted misma. El amor comienza desde adentro, no brindas de lo que carecez"


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© Rc Adrii Torres

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (1)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Rc Adrii Torres
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)