Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.152 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.455.155 Miembros | 19.614 Autores | 100.338 Relatos 
Fecha: 28-Nov-16 « Anterior | Siguiente » en Trios

Mi primer amor

SILVI2
Accesos: 17.548
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 330 min. ]
 -   + 
Después de algunos años de casada y luego de conversar mucho con mi esposo sobre hacer un trio para vivir nuevas experiencias , decidimos darle una oportunidad a mi primer amor Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Hola mi nombre es Silvia les comento que soy una  mujer pequeña mido 150 cm con cabello largo tez  blanca y mis senos son muy grandes, En este año hemos decidido vivir nuevas experiencias. Bueno les cuento que hace algún tiempo mantengo contacto por Hotmail con mi ex.  Mejor dicho, mi primer enamorado o  amor, Wilson, a quien le conocí en la Universidad Central, de Quito fuimos estudiantes él de derecho y yo estaba en la facultad de filosofía. 

Antes debo contarles que Wilson  fue mi enamorado a los 19 años de edad, él tenía 20, yo aún no sabía nada de sexo, ya que era una chica de provincia que vino a estudiar a la capital, a él  le conocí en una fiesta en la facultad, era amor a primera vista, hablamos por un momento me pidió un beso y yo se lo di me  encantaron, salimos por algún tiempo era muy bonito parecíamos dos niños jugando al amor  nos acariciábamos pasábamos casi siempre besándonos y buscando los lugares más apartados para estar solos, un día mientras nos besábamos comenzó a acariciar mis senos sobre mi ropa y yo le permití por lo que él continuo y su mano metió bajo la ropa, esto me gustó mucho luego bajo su mano para acariciar mi vagina ahí supe que no podía resistir por más tiempo, pero en ese momento pasaron personas y nos retiramos por temor. Así jugábamos el buscaba lo mínimo para toparme mis senos e incluso mi vagina, cuando me besaba yo me acercaba a el y lo apretaba para sentir su pene en mi estómago, mi vagina ardía ya no aguantaba mas.  Un día salí de clase él estaba esperándome para bajar juntos a coger un bus,  pero antes de  llegar a la parada nos detuvimos en un parque empezamos a besarnos  rico, él  besó mi cuello y antes de darme  cuenta estaba muy excitada que demostré que me gustaba por lo que él inmediatamente puso su mano en mis senos  sentí su pene muy erecto por lo que sentí el deseo de coger su pene con mis manos y eso hice, sentí mucho placer al hacerlo ya que era mi primera vez que cogía algo tan grande y rico y era solo para mí.  A él lo fascino y comenzó   a acariciar mi vagina yo no podía  detenerle ya que  era lo que más quería, sentir su pene cerca de mí vagina  pero nuevamente  no era el momento ni el lugar así que respiramos profundo y dejamos para otra ocasión.  

Así se volvió a repetir por varios días los  besos caricias y  deseos, de pronto un día no planeado por nosotros me dijo que su hermana que vivía con él  al norte de la ciudad no estaba  en casa   y me pidió que me quede con él y yo le acepte encantada ya que era el momento que tanto había deseado y por fin se iba a cumplir mi deseo de sentir su pene dentro de mí, así que fuimos a comprar algo para preparar  ya que me pidió que me quede toda la noche. Nos subimos al bus y mientras íbamos a su casa me sentía con mucho deseo, llegamos y al entrar me abrasó y me besó. Nos pusimos a  cocinar algo sencillo y rápido cada vez que pasaba junto a mí,  acariciaba y besaba mi cuello y con sus manos tocaba mis senos comimos  rápidamente para  poder  subir a su habitación como se imaginaran dejamos fluir nuestros deseos comenzó a desvestirme estaba puesta un pantalón negro apretado y un interior blanco comenzó a besarme  para luego acariciar  con sus manos mis senos él estaba encantado ya que  mis senos son muy grandes él repetía que estaban muy  ricos, comenzó a mamarles apretándoles con los dientes y sus manos quedaron libres para acariciar mi vagina entonces  fue  cuando guio mi cabeza con sus manos hacia su pene que para ese momento estaba grande y muy erecto nunca antes había sentido tan rico lo que hice fue disfrutar. Mientras lo mamaba él acariciaba mi vagina hasta que no aguantamos más y me acosté en la cama se puso sobre mí y dirigió con su mano el pene a mi vagina se lo puso a la entrada y comenzó a moverse  tan rápido  que no tuvo la precaución de que ni siquiera habría entrado y el termino afuera bañándome con su leche mi vagina,  pero yo nada de nada y por último me dijo que no era virgen y yo me sonreí diciéndole que ni siquiera había metido.  Entonces el comenzó de nuevo a acariciarme y yo igual agarré su pene logrando enseguida que se ponga dura, nos acariciamos muchísimo estábamos al máximo cogió su pene con su mano y esta vez se aseguró que este a la entrada de mi vagina que en ese momento estaba muy mojadita  por la excitación y por su leche que había derramado antes, fue en  ese momento que  empujó su pene despacio y comenzó a romperme, no sabía que hacer ya que me dolía   pero al mismo tiempo estaba excitadísima y quería más, era mi primera vez, el delicadamente me susurraba en mi oído  que era lo más bello que había tenido como mujer y mientras me besaba y acariciaba sin importar el dolor se movía hasta introducir todo en mí por lo que me gusto y comencé a disfrutar  moviéndome mucho hasta que terminamos y  su leche salía de mi vagina que se  mojaron  mis piernas.   

Así pasamos toda la noche haciendo el amor una y otra vez rendidos nos dormimos pero, a la mañana siguiente nos despertamos y nuevamente comenzamos a acariciarnos fuimos  sintiendo un placer único. Le pedí que me metiera más  y él se sorprendió pero al hacerlo disfruto mucho yo abrace con mis piernas alrededor de sus caderas apretándole y esperé lo que estaba por venir. Despacio pero seguro, hizo un solo golpe y me lo metió todo, a los 20 segundos otra vez vino lo rico. Yo movía las caderas tan deliciosamente para el gusto de él, que me gritaba que no parara, me embestía con gusto, me hacía ir hacia delante por la fuerza de sus impulsos, pero era deliciosa esa sensación de sentirse vapuleada con una pieza de ese calibre dentro de mis entrañas. Inexplicablemente aguantamos tanto que cuando terminamos casi simultáneamente, quedamos los dos totalmente muertos en la cama.  Nos bañamos y salimos apurados él se fue a su trabajo y yo a mi casa estando adolorida pero feliz por lo que había sucedido y deseosa de volver a vivir lo mismo de nuevo. Por eso le envió mis fotos para que me recuerde y me desee.

Esto fue lo que viví hace muchos años atrás y quiero volver a revivir  pero quiero que quede claro esto será con la participación de mi esposo ya que deseo sentir mis dos vergas que tanto las he disfrutado.   

 


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© SILVI2

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (2)
\"Ver  Perfil y más Relatos de SILVI2
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)