Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.632 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.455.649 Miembros | 19.674 Autores | 100.796 Relatos 
Fecha: 23-Abr-17 « Anterior | Siguiente » en Fantasías Eróticas

Belle de Jour. Asumiendolo.

arteixana
Accesos: 5.298
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 9 min. ]
 -   + 
Ana sigue entrando en los juegos de Fernando. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

(viene de Belle de Jour: los juegos de Fernando)

Ni que decir tiene que nada mas entrar en casa Fernando me poseyo con una total autoridad. Ignoro cuantos orgamos tuve, cinco, seis... nunca, jamas, habiamos disfrutado tanto. Terminamos quedandonos dormidos. Al despertar, me duche y prepare algo para desayunar.

-Buenos dias, le dije sonriendo. -el se me acerco, me estampo un beso en la boca-

-Buenos, dias... estas guapisima. -solo llevaba un sexy y cortisimo salto de cama-

-Gracias... pense que te gustaria

-Y me encanta... y si lo llevaras en la calle mas...

- Fer...

- No te gusto?

- Ya lo creo. Mucho.

- Repetimos?

Le mire...le daba el capricho o no se lo daba?...

- Bueno... vale

- Pero esta vez, un poquito mas atrevido ¿te parece?

- Como de atrevido?

Se acerco, me abrazo por detras, sus labios comenzaron a besar mi nuca, mi cuello, sus manos subieron hacia mis pechos, bajaron hacia mi sexo...

- Estas mojadita... hasta donde quieres ir tu amor?

- No lo se. joder como me ponia

- Si, si lo sabes, lo has probado, y te ha gustado... has visto como hemos follado despues... dime, hasta donde...

- No lo se... follame ahora

 Me hizo girar...me saco el salto de cama dejandome desnuda... la ventana de la cocina estaba delante, las cortinas no estaban corridas... le deje hacer. Me acaricio tomandome desde detras, senti su miembro... me puso cara a el, me sento en la mesa y me penetro... mis pezones endurecidos se clavaban en su pecho mientras el se movia ritmicamente... me encantaria que esto lo vieran otros anita, amor, que otros te tuvieran... no paraba de decirlo y yo no podia dejar de repetir que si, si si... Nos corrimos. Como locos.

- Ay anita, que buena estas... como me pones amor. No es justo que solo yo te tenga

- Que cosas dices... le bese...ya me he dado cuenta de que pretendias, la ventana... Fer no quiero que los vecinos lo vean, demasiado cercano, entiendes?

- ¿y que pasa con el del 3?

- ¿Que?

- Si, el que te mira las tetas.

- Ah....me vio un dia en la playa... y bueno.

- Y nunca has pensado en...

- Nooo. Joer que cosas dices. Debe tener 70 tacos.

- Ah, si fuera mas joven entonces...

- Fer... no sigas por ahi. No lo estropees... por favor.

- Vale... pero quiero que me digas hasta donde estas dispuesta a ir.

- No lo se. Mira, si que me gusto, mucho, ya lo viste.

- Has empezado. Dame mas. Por lo menos hasta que los chicos vuelvan... tenemos veinte dias... no va a pasar nada que tu no quieras. Mira, quiero grabarte, y luego publicarlo en internet, te tapare la cara para que nadie te conozca..

- No, Fer, no...

- Hasta donde entonces?

-Lo de ayer estuvo bien...

- Quiero mas... pero no vale si tu no lo quieres tambien.

Yo sabia que el tenia razon. En mi interior sabia que estaba negandome a algo por costumbrismo social, no porque no me gustara, o porque no me apeteciera, sino por miedo.

- Mira Ana, recuerdas a Catherine Deneuve en Belle de Jour?

Se referia a la pelicula de Buñuel donde la protagonista, deseosa de sexo, se metia a prostituta, experimentando todo tipo de sensaciones. ¿Que queria proponerme? 

- Espero que no me propongas lo que estoy pensando.

- ¿Que tendria de malo?

- Uno, el sexo contigo es satisfactorio, no necesito a nadie mas. Dos no soy ni quiero ser una puta y tres es arriegado , puedo dar con alguien conocido, tu serias un cornudo...

- No Ana. Uno el sexo necesita motivacion, lo has visto y los has probado ¿o no disfrutaste mas esta noche como desde hace mucho tiempo?, Dos no serias puta porque no se trata de hacer dinero, solo de placer y Tres no seria un cornudo porque no tendrias una relacion amorosa, solo sexo y esporadico...

- No puedes hablar en serio, da igual: no. Y no se toca mas este tema.

- Ana.

- No... una cosa es exhibicionismo, vale, y otra convertirme en una fulana. Fin del tema.

- Hasta donde Ana?

Joder con la preguntita. 

- No lo se. Vamos paso a paso y viendolo. Mira, acepto que me grabes, lo de publicarlo en internet por ahora creo que no.

- te exhibiras en sitios mas publicos?

- No lo se. Vamos viendolo, vale?

- Dejaras que te elija la ropa al menos?

Bueno. Tenia que darle algo...

- Si, vale, pero no te pases.--le bese-- Voy al baño.

Le di la excusa del baño porque toda aquella conversacion habia terminado por excitarme. Desde la idea de acostarme con el vecino hasta meterme a puta, pasando por exhibirme publicamente en la red... ¿que mujer no habia fanteseado con eso alguna vez en su vida?. Me tranquilice, me lave la cara... en fin. Cuando sali, Fer estaba en mi habitacion, revolviendo mi ropa...

- Que haces?

- Me dijiste que podia elegir que ponerte.

- Ah. -entonces me miro-

- Creo que ya llevas puesto lo que quiero...

- El salto de cama?¿pretendes que salga asi a la calle?

- Si- sonreia-

- No, claro que no.

- Escucha. Saldremos esta noche, como hace fresco podras llevar un abrigo por encima. Conozco un lugar intimo, un discopub, lejos -ni le pregunte de que lo conocia- tiene reservados, estaremos solitos, pero rodeados de gente... alli podras quitarte el abrigo, es oscuro...

- Ya...

- ¿Entonces?

- A la minima que no me sienta comoda, me largo ¿de acuerdo?

- Si -me beso- Vamos, arreglate.

- Bueno, aun falta. Es de mañana. Tenemos todo el dia.

- Bueno, pero me gustaria salir contigo a dar una vuelta. -me largo un top y una faldita corta con vuelo- ponte esto.

- Vale. -me dirigi a la comoda para tomar unas bragas y sosten-

- No. bragas si, sosten, no. Y que sea tanga.

- Si quieres que vaya sin sosten, de acuerdo, pero con una blusa, no con un top... si dices que vamos a dar una vuelta...

- Bueno... no es lo que quiero exactamente, pero vale.

Asi vestida salimos, tomados de la mano, la verdad que pareciamos adolescentes. Mis pechos bailaban en la blusa, era evidente para cualquiera que se fijara que no llevaba nada debajo. Y me gustaba la sensacion de roce de mis pezones con la tela. Fuimos paseando por el parque cercano a casa, nos cruzamos con algunos conocidos, incluyendo el viejo del 3º que inevitablemente me miro las tetas, esta vez con un escote pronunciado.

- Se me ha ocurrido algo.

- Dime

- Vamos a casa a pedir una pizza, que te parece...

- Bueno Fer, vale... pense que comeriamos fuera.

- Si, esa era la idea, pero tengo otra...

- Que te estara pasando por la mente... -*el sonrio-

Al llegar a casa pidio la pizza, una cuatro quesos.

- La traeran antes de 30 minutos. Cariño, ponte lo de esta mañana.

- Eh... el salto de cama?

- Si, claro, vamos.

- ¿Que pretendes?

- Que le abras tu la puerta al repartidor.

- Si te parece le abro en pelotas

- Le excitaria menos, mejor con el salto de cama -joder, hablaba en serio- Por favor... no te conoce, no es en la calle... por favor.

Sali de la sala sin responderle. En el dormitorio me desnude, me puse el salto de cama. Volvi a la sala. El me miro, estaba encantado...pero..

- Quitate el tanga.

- Oye Fer, creo que

- Vamos.. quitatelo.

Me lo quite. Cerrando los ojos, y tambien la mente. Mi marido estaba como una puta cabra. Y yo estaba cada vez mas salida... no se donde nos llevarian estos juegos. Sono el timbre.

- Es el.

- O ella, tambien hay tias repartidoras.

- Da igual.

Senti el ascensor. Sono el timbre de la puerta de la vivienda. Dude. Fernando me miraba. Volvio a sonar. Di la vuela y fui hacia el recibidor. Abri la puerta solo con el salto de cama. Nada mas.

- Doña - casi se atraganto al verme- eeejh Ana ..

- Si. cuanto es.-intente mantener la calma, era un chaval joven, 20 años mas o menos.

- 11,50 por favor. -*No apartaba los ojos de mis tetas-

Retrocedi para tomar la cartera del aparador, y entonces el pudo ver todo el conjunto. Con un poco que me agachara mi culo estaria ofrecido hacia el. El espectaculo para el pobre chico tenia que ser tremendo.

- Ten.

-Gracias, dijo casi tartamudeando.

Cerre la puerta, y apoye la cabeza contra ella... tome la pizza y fui a la cocina.

-Eres un puto cabron. 

- Seguro que si, dijo riendose, pero a que te ha puesto a 100

- Si. Seras perro- empece a reirme porque efectivamente me habia encantado, y la cara del chaval fue una autentica pasada- que locura. Estamos locos.

- Esta noche sera todavia muchisimo mejor.

- Creo que ya no lo pongo en duda... pasamos de la pizza y...

- No amor, no. Yo estoy reventado. Ya te dije que necesitarias mas de un amante.

- Vale con eso. De acuerdo que esto del exhibicionismo me gusta, pero lo otro

- Espera a probarlo.

- No voy a probarlo. ¿esta claro?

- Cristalino, cariño. jajajaja

Pasamos la tarde en casa, tranquilos. A las nueve empezamos a vestirnos para la aventura que Fer me habia preparado. Escogi otro salto de cama, este era negro, transparente en casi todo el cuerpo menos la parte que correspondia a pezones y vagina. Unos zapatos de tacon completaron el conjunto. Fer me pidio que pusiera unas medias, y lo hice. Me puse un abrigo ligero, y nos dispusimos a salir. Estaba nerviosa.

- Anita, me gustaria que al garaje bajaras sin el abrigo... que te parece?

- Que no. -pero me lo desabroche y me lo abri

- Me conformo por ahora.

Condujo por la autopista, salimos de la provincia. Llegamos a la capital y pronto estuvimos en el centro, observe que era la zona de copas. Aparcamos y me llevo de la mano, paseando,hablando, de vez en cuando un beso. Una pareja enamorada, feliz. 

- Abrete el abrigo ahora.

La calle estaba concurrida, pero hacia mi espalda. De frente no se veia a nadie.Abri mi abrigo.

- Vamos, del todo.

Saco el movil. No dije nada. Abri mi abrigo y me mostre en salto de cama.

- Estas preciosa. -mientras me grababa- supongo queno lo vas a dejar caer.

- No.. hay mucha gente -em ese momento un grupo de gente doblo la esquina y cerre el abrigo-

- No deberias hacerlo hasta que te lo dijera.

- Viene gente...

- Ya bueno, da igual, desde alli no pueden verte con claridad.

-Pero si intuirlo.

- Bueno, vamos ya hemos llegado.

Entramos en un local con portero. Como habia dicho no habia mucha luz. Tampoco demasiada gente. Vi muchos hombres y pocas mujeres. Musica de los 80, me gustaba.

- Vamos, sentemonos alli al fondo. 

Nos dirigimos a la parte del fondo, una especie de reservados, vi que tenian una cortina a los lados, plegada.

- Que tomas.

- Un gin tonic.

- Vale, espera ahora vuelvo -¿me das el abrigo?

- Eh, no habiamos hablado de quitarmelo

- Y que esperabas?. A ver amor, ya esta bien de tonterias. Nadie te ve, hay poca luz, si alguien mira vera una chica guapisima con un vestido corto. Damelo.

(continuara)


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© arteixana

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (6)
\"Ver  Perfil y más Relatos de arteixana
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)