Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.516 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.455.153 Miembros | 19.614 Autores | 100.338 Relatos 
Fecha: 02-May-17 « Anterior | Siguiente » en Grandes Series

Boca sucia iii

Olga
Accesos: 2.977
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 21 min. ]
 -   + 
Alex me manipula para realizar un trío con su amigo Tono y el final fue inesperado para mí. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

BOCA SUCIA III

 

Si ya leyeron mis dos relatos anteriores sabrán que Alex, mi ex, me obligó a usar lenguaje obsceno, haciéndome hablar como una puta profesional, también me violó de manera anal, pero como cuando una le permite a un hombre traspasar esos límites, siempre quieren más.

Camino a mí casa, Alex ni siquiera me dirigía la palabra, hablaba por teléfono con un amigo de ir al cine esa tarde, imaginé que yo solo sería su desagüe sexual, su cosa, su culito.

Estaba muy avergonzada de todo lo que había hecho, en pocos meses había pasado de ser una niña normal a una puta despreciable, aunque lo había hecho por amor, nada justificaba que sea tratada como basura, llegamos a mi casa y como la puerta estaba abierta, Alex solo me dio unas palmaditas en el hombro:

ALEX: Luego hablamos del trío, putita.

Me bajé de su carro humillada, ofendida, llorosa; cuando veo a mi madre salir con un cincho en la mano y delante de todos los vecinos me entró a cinchazos:

MAMÁ: ¿Dónde te metiste, patoja cabrona? ¿Por qué no viniste a dormir?

Cuando apareció mi hermana.

HERMANA: Perdón, Olgui, pero mi mamá llegó a visitarme hoy y no supe como avisarte.

Nunca olvido mi celular, pero por los nervios de ver a Alex…. Mi hermana abogó por mí, pero mi mamá me castigó, dejándome encerrada durante una semana y con las nalgas y las piernas marcadas por los cinchazos, además me quitó mi celular. Mi hermana se vio presionada y le contó que yo había dormido con Alex, si supiera lo que había hecho, me mata.

El día que me levantó el castigo, mamá me habló de sexo por primera vez en su vida, pero no fue nada aleccionador, todo su rencor afloró en contra de mi padre, quien se había ido con una muchacha de mi edad a los Estados Unidos y la había abandonado con dos hijas, de eso ya hacía dos años, pero mi madre nunca lo superó, me dijo que los hombres eran todos unos malditos, que solo buscaban tener sexo con las mujeres y luego de usarlas las abandonaban; en eso tenía que darle la razón, exactamente así me sentía: USADA Y ABANDONADA.

Ya con celular en la mano me sentía devuelta a la vida, como mi madre no sabía cómo borrar los mensajes, busqué los de Alex, había tres:

MENSAJE 1: Hola putita, vi desde lejos que tu mamá te agarró a vergazos en plena calle, bueno, llamame cuando podás.

MENSAJE 2: ¿Por qué putas no me has llamado? Tengo la verga bien parada y te quiero reventar el culo.

MENSAJE 3: Puta, ya casi pasó una semana y no aparecés. Ya pensé lo del trío… te tengo una sorpresa que no te va a gustar, pero me pela la verga, si me querés vas a hacer todo lo que yo te pida (Ríe) Chau, sumisa.

Yo me quedé con la boca abierta, ni una palabra de amor, de cariño por lo menos, ¿cuál sería esa sorpresa que no me iba a gustar? Se me agolpaban las ideas en la cabeza, todo lo veía obscuro, pensaba: lo odio, pero lo quiero ver… lo quiero cortar, pero deseo estar entre sus brazos… no lo vuelvo a llamar, pero en ese momento marqué su número

ALEX: Puta, al fin…

OLGA: Hola, Alex.

ALEX: ¿Qué? ¿Ya no hay un: mi amor?

OLGA: Tenemos que hablar. ¿Podemos almorzar hoy?

ALEX: ¿Dónde?

OLGA: Estoy en la hemeroteca, haciendo una investigación.

ALEX: Ok. Paso por vos a la una.

El tiempo se me hizo eterno, estaba nerviosa, tensa, cuando de pronto veo entrar a mi mejor amiga de la U. Marta, quien venía a hacer también la investigación, nos saludamos y le conté todo sobre Alex y mi castigo, a la una menos diez me dijo que fuera a juntar con mi novio y que ella terminaría la investigación, que luego me la entregaría en la U. Esa es una buena amiga.

Alex pasó por mí y nos fuimos a almorzar a un puesto en el mercado central, donde doña Mela, ahí conversamos largo y tendido sobre mi castigo y sus mensajes.

ALEX: ¿Vamos hoy en la noche a coger y ahí hablamos del trío, putita?

OLGA: Te quiero pedir que si no estamos en la cama, no me llamés así.

ALEX: ¿Qué? ¿Te moleste que te llame putita? Si eso sos para mí: mi puta.

OLGA: De verdad Alex, me incomoda.

ALEX: ¿Entonces qué? ¿Vamos a coger a la noche?

OLGA: No, mejor falto a dos clases y vas por mí a las cinco de la tarde.

Ese primer semestre en la U. me fue fatal, yo me la pasaba de capiusa, y me iba a enmotelar con mi novio.

Llegó por mí a la hora en punto y en la camino me pidió que le jalara la verga, se la saqué y empecé pajearlo, en los semáforos me obligaba a mamársela sin importarle que la gente de las camionetas me viera, eso alimentaba su machismo y degradaba mi ser, por fin llegamos al motel y cuando nos dieron la habitación me desnudó, puso un canal porno y me puso a mamar verga, estando aún él vestido, luego sacó de su pantalón varias cosas

ALEX: ¿Quiero que hagás algo por mí?

OLGA: (Tenía mucho miedo, pero ese hombre me tenía dominada) Lo que vos querrás, mi amor.

Me acostó boca abajo, me puso una pelota en la boca y me la amarró a mi cuello, luego me vendó los ojos y me amarró de pies y manos a la cama, me untó el culo de lubricante y luego sentí su verga invadir mi culito, la pelota no me dejaba respirar bien y tenía toda la cara sobre la almohada, otra vez estaba siendo violada con mi consentimiento, sí eso es posible. Ya no me dolía como la primera vez, pero era un dolor insoportable, yo gemía y Alex me daba más duro, me cogía como queriendo destrozar mi culo.

ALEX: Te voy a contar la sorpresita que te tengo y como me amás no vas a protestar ni mierda ¿de acuerdo? (Asentí con la cabeza) Desde antes de conocerte yo me cogía a la Laura (Sentí una invasión de celos) a ella siempre le propuse hacer un trío con otra chava y antier me llamó para que lo hiciéramos con una su amiga (Yo pataleé del coraje) Brenda se llama el culito y está bien rica (Traté de zafarme pero fue imposible, lloraba de la rabia) Fuimos a la casa de Laura porque no había nadie, ahí las encueré a las dos e hice que me mamaran la verga, juntas (¿Por qué me lo contaba? Ningún hombre le cuenta esas cosas a su novia ¿Quería que lo cortara? ¿Había vuelto con Laura? Me tenía loca de la desesperación) Luego las puse a hacer un 69… ay que rico, mové más el culo putita (Yo lo movía pero de la rabia y el dolor) Luego me cogí a Laura mientras ella le mamaba la pupusa a la Brenda, después la Brenda me cabalgaba y yo le mamaba su cuca a la Laura (¿Qué pretendía Alex al contarme todo esto? ¿Qué pasaría luego de esta tarde? Me quería morir, lo juro) Pero ninguna de las dos me dio el culo y como vos me abandonaste por toda una semana, pues tuve que quitarme las ganas con ese par de perras. (Me jaló del pelo) ¿Te gustó la sorpresita? (Y me llenó el culo de leche, se dio media vuelta y se durmió. Yo seguía atada y sin saber qué hacer, supe que ahí había terminado todo, mi mamá tenía razón, todos los hombres son unos malditos, esa no se la iba a dejar pasar ¿O sí?)

No sé cuánto tiempo habrá pasado, pero Alex despertó:

ALEX: Bueno, putita, es hora de irnos y sin protestar que para eso sos de mi propiedad.

Yo me convulsionaba del coraje. Pausadamente me fue quitando las amarras, la venda y por último la pelota, me sentía agotada, tenía ganas de pararme y molerlo a golpes, pero no tenía fuerzas, así que opté por callar. Nos vestimos en silencio, yo evité mirarlo todo el tiempo, me fue a dejar a mi casa y mi madre me recibió con su saludo tan cariñoso:

MAMÁ: ¿Ya venís de revolcarte con ese cabrón? Fuiste a putear ¿Verdad, patoja caliente?

OLGA: Mama, respéteme por favor.

MAMÁ: Las putas como vos no merecen respeto.

Me fui a mi cuarto, empaqué unas pocas cosas, llamé a mi hermana y me fui a su casa.

Pasaron tres días y Alex no me llamó, yo lloraba y mi hermana me decía que era lo mejor, que Alex no valía la pena, yo sabía que tenía razón, pero no sabía vivir sin él, le mandé un mensaje que decía: -No te quiero ver por el resto de mi vida- Con la esperanza de que volviera conmigo, pero no respondió.

Mi madre llegó un día y me pidió que volviera, que se sentía sola, le dije que yo también quería volver pero con la condición de que me respetara, yo ya no era una niña, ya casi iba a cumplir la mayoría de edad y ella aceptó, por fin tenía paz en mi casa pero una lucha desesperada en mi corazón. Un anoche tocan a la puerta y era:

LAURA: Sé que soy la última mujer que quisieras ver en tu vida, pero se trata de Alex.

Salimos a la calle y ella me confesó que aún estaba enamorada de él, que por eso cuando a mí me castigaron, ella se aprovechó y sabiendo que la única manera de atraerlo era hacer ese trío con Brenda, lo hizo, pero estaba arrepentida porque sabía que Alex me amaba a mí.

OLGA: Un hombre no se acuesta con otras mujeres si la aman a una.

LAURA: Un hombre se acuesta ame o no amé, para ellos el sexo no pasa por el amor, sino por la variedad, vos aún sos muy chiquita y no los conocés.

OLGA: ¿Por qué decís que Alex me ama? ¿Él te lo dijo?

LAURA: No, se lo dijo a mi hermano, dice que se la pasa tomando.

Yo me preguntaba ¿Por qué Alex me contó lo del trío si sabía que me iba a enojar? y Laura como adivinando mis pensamientos:

LAURA: Alex le contó a mi hermano que te había narrado el trío con pelos y señales, que pena, Olga, perdóname. Alex quería demostrarse el poder que tenía sobre vos, pero sabe que la cagó.

Alex aún me quiere, se me derritió el corazón, sino hubiera sido porque Laura se había acostado con Alex, la hubiera besado, pero solo le sacudí la mano y me despedí. Inmediatamente le mandé un mensaje: -Hola- y contestó: -tenemos que hablar-

Al día siguiente falté otra vez a la U. y nos fuimos a un parque muy bonito que se llama Naciones Unidas, ahí hay bosques y barrancos, así que nos desaparecimos en la naturaleza,  y entre besos, perdones y promesas hicimos el amor, esa vez no me cogió, me amó.

Por un tiempo viví un idilio de amor, lo que toda joven enamorada desearía estar viviendo y yo lo vivía plenamente, hasta que Alex volvió con lo del  trío y como yo le había dicho que lo amaba tanto que sería su esclava, se aprovechó hasta cumplir su objetivo, con mucho miedo le dije que cumpliría mi promesa, pero tenía que ser con alguien que yo aprobaría, Alex me dijo que no me preocupara, que él se encargaba de todo, por esos días cogimos hasta la locura, y me decía al oído: -Imaginate que mientras te estoy metiendo la verga por la pusa, el otro chavo te está clavándo la moronga por el culo- a mi realmente me calentaba la idea, pero cuando me iba a dejar a mi casa, me volvían a entrar los miedos,  me enojé mucho, pero no le dije nada, estaba tan enamorada que no quería perderlo, de todas maneras me daba cólera que me usara como su puta.

Cada vez que lo veía yo sentía que me iba a decir "ya lo encontré", pero afortunadamente los días pasaban y nada; para ser honesta no es que no deseara hacer el trío, pero pensaba que tal vez después de eso me dejaría.

Una noche estaba serio, ni siquiera me tocó, intrigada pregunté:

OLGA: ¿Qué te pasa mi amor, tenés algún problema?

Después de esquivar la conversación, por fin me confesó:

ALEX: Es que no es fácil, cada vez que estoy por proponérselo a algún cuate, ¡No me atrevo! Entendé que entre hombres se pueden mal interpretar las cosas.

OLGA: No te preocupés mi amor, olvidémonos del asunto y ya.

ALEX: Y YA será mi huevo, te quiero ver cogiendo con dos vergas y punto.

OLGA: ¿Pero cómo mi amor, si no encontrás a nadie...? (En eso vi su mirada de picardía) Ni se te ocurra llamar a esas casas para alquilar un chavo, bien sabés que le tengo pavor al sida.

ALEX: Ay Olguita, no sabés lo que decís, lo que quiero es que VOS se lo propongás a algún chavo.

A mi casi me da un infarto, pero después de mucho discutir me convenció, yo pasé unos días re nerviosa, y él me llamaba tres o cuatro veces al día para ver cómo iban mis avances, yo le inventaba cualquier excusa, hasta que las cosas se pusieron insoportables, sabía que si no encontraba a alguien Alex me iba a dejar, así que me puse manos a la obra, claro que para una de mujer basta con preguntarle a un hombre que piensa de hacer un trío y se apuntan al chilazo, pero yo quería a un chavo que me diera confianza y si me gustaba mejor, sólo quería darle gusto a Alex... un sábado en la tarde, que mi madre se había ido a visitar a mi hermana, lo espero recién bañada y totalmente desnuda en mi cama, al entrar le brillaron los ojos de calentura, sin siquiera tocarme me preguntó:

ALEX: ¿Lo encontraste?

OLGA: Si mi amor, pero te lo quiero decir mientras me mamas la papaya.

Alex sin pensarlo se metió entre mis piernas y me lamió la pupusa, yo estaba disfrutando de su lengua que se metía en mi raja, de sus dedos, de sus manos y  de sus labios que me chupaban el clítoris…

ALEX: ¿Quién es mi amor?... ¿Decime quién es?...

OLGA: Cuando me hagás acabar te voy a gritar su nombre.

Se esforzó en darme una deliciosa mamadota y cuando me llevó el orgasmo le grite: OLGA: Ahhh... ay que ricoooo... seguíííí papiiitoooo... mamame toda la panochaaaaa... aaah… ahhh... que lengua, que boca, así, asiiii, asiiiii que rico… ahhhhh... yyaaaa, yaaaaa, yaaaa... ¡TOOOOONOOOO!...

ALEX: ¿¡Tono!? ¿Cómo se te ocurre decirle a ese cerote que hagamos un trío? ¿Lo hacés para chingarme verdad?

Alex y Tono eran los mejores amigos cuando yo aparecí en sus vidas, Alex andaba con Laura y Tono quería conmigo, pero a mí quien me gustaba era Alex.

En una excursión que hicimos a Río Dulce, Alex fue solo, ahí me enteré que había terminado con Laura, Tono no se me despegaba para nada, cuando íbamos en lancha a Los Siete Altares, Tono me robó un beso, yo armé un gran escándalo para que Alex se diera cuenta, y se agarraron a trompadas dentro de la lancha, luego supe que yo también le gustaba a Alex, lo demás es historia, ellos se pelearon y yo me gozaba los celos de Alex, me dejó de hablar ¡CINCO DIAS!

Estaba deshecha, pero aún tenía un poquito de dignidad y me prometí no llamarlo, a los cinco días el teléfono: riiiiing, contesto:

ALEX: Necesito hablar con vos.

Colgó y yo lo esperé con los nervios de punta, llegó en media hora, abro la puerta y

ALEX: Salgamos a dar una vuelta… ¿Por qué Tono?

OLGA: ¿Y por qué no?

ALEX: No me contestés con otra pregunta, por vos me peleé con ese cerote y ¿ahora querés que te cojamos entre los dos?

OLGA: En primer lugar el que quiere sos vos, yo solo lo hago por complacerte, en segundo: si no encontrás a nadie, vos y yo sabemos que Tono va a decir que sí y en tercero: nunca sería un problema porque sabe que soy tu novia y encima ganaría de nuevo a su amigo.

ALEX: ...viéndolo bien, tenés razón… pero solo será una vez, ese pisado seguro te va a buscar.

OLGA: Si no vas a poder manejar los celos, mejor dejémoslo ahí.

ALEX: No, perdóname, mi amor. ¿Por qué no lo llamás de una vez?

OLGA: ¡¿Ahora?!

ALEX: Al mal paso darle prisa.

Y me dio su número y le marqué:

OLGA: ...sí, soy yo, ¿cómo supiste…?... ah, tenías guardado mi número en tu teléfono… sí, de hecho estoy con él… estamos bien, Tono, gracias… el motivo de mi llamada, no lo vas a creer… no, jajaja, no nos vamos a casar, aún soy menor de edad… tampoco estoy embarazada jajaja… ¿adiviná?... no, tampoco estamos viviendo juntos… ¿te doy pistas?... es algo sobre sexo… JAJAJA, noooo, que acriz porno, ni que nada… ¡¿CÓMO SUPISTE?! (A ALEX) ¿Vos le contaste algo?...

ALEX: ¡Noooo!

OLGA: … sí, es cierto, Alex siempre anda en busca de tríos, tomá, te lo paso…

Alex tomó el teléfono y se alejó para hablar con más comodidad, luego me contó que se juntaría con Tono.

 Los hombres tienen más capacidad para resolver sus diferencias, luego de decirse todo a la cara, volvieron a ser amigos, claro, estaba de por medio mi cuerpo, así que cualquier diferencia, bien valía la pena sacrificarla. El trío sería en la casa de Tono, el siguiente domingo que sus padres visitarían a una tía en el interior.

ALEX: Ya hablé con Tono y está de acuerdo en que hagamos ese famoso trío.

OLGA: ¿Estás seguro, mi amor?

ALEX: No me vayás a decir que ya te arrepentiste… porque ahora sí te mando a la mierda.

OLGA: No, no, mi vida, estoy dispuesta a hacer todo lo que vos querrás.

ALEX: Así me gusta, perra. Vas a ser BOCA SUCIA con los dos, vas a decir todas las marranadas que me decís a mí, te quiero bien puta ¿de acuerdo?

Se lo conté todo a mi amiga Marta, ella como es casada tiene más experiencia que yo, aunque al principio no estuvo de acuerdo, al ver que yo estaba decidida, me dijo:

MARTA: Mirá, niña, si lo vas a hacer, por lo menos divertite.

OLGA: ¿Cómo?

MARTA: Vas a tomar la sartén por el mango, cuando estén juntos les vas a decir que van a hacer todo lo que vos querrás o no hay trío. Vas a ver que son capaces de cualquier cosa con tal de cogerte, poneles penitencias, hacelos desearte hasta la desesperación, pórtate creativa, mi niña, con ese cuerpo que Dios te dio, los vas a volver locos.

Gracias a los consejos de mi amiga Marta, me autoestima mejoró esa semana. Me pasé pensando que tipos de penitencias podría ponerles y se me ocurrieron varias muy ingeniosas, jajaja… faltaba ver si ellos estarían dispuestos a realizarlas.

Alex me trató como a su novia adorada, me colmó de regalos, era un sueño hecho realidad.

Pero dentro de mí sabía que el precio era muy alto, tenía que emputecerme, como me dijo mi mamá, para retener a Alex. ¿Por qué no podía ser una novia normal?

El domingo llegó y ahí nos tienen a los tres, a la una en punto, en la casita de Tono, pusieron música, comimos y bebimos como si fuera una reunión normal, Alex vestía un short y una playera que le marcaba su cuerpo atlético y delicioso, Tono vestía un pants y una playera del Barcelona, yo iba con un short blanco que me marcaba mi cuerpo y una blusita con tirantes con un escote generoso.

Luego de varias cervezas ellos ya estaban ansiosos, Alex me tomó en sus brazos y Tono se me puso atrás, pude sentir las dos vergas restregarse en mi cuerpo…

OLGA: Un momentito, chicos, si quieren disfrutar de este cuerpecito, van a hacer lo que yo diga.

ALEX: Ni mierda, vos sos mi puta y vas a hacer lo que yo te diga. (Agarré  mi bolsa y me dirigí a la puerta) No, no, no, espérate pues… ¿Qué querés que hagamos?

OLGA: (Sonriente) Primero quiero que Tono te desnude.

ALEX: Pero si yo me puedo encuerar solito…

OLGA: Si no quieren… (De nuevo a la puerta)

ALEX: No, no, no, está bueno pues… vení cerote… encuerame… pero no me vayas a tocar la verga.

Tono, con cara de asco, lo hizo.

OLGA: Ahora, mi amor, desnudá a Tono.

No sin antes emitir unos sonidos guturales que no entendimos, también lo hizo. Me sentía poderosa al ver a esos hombres desnudos con las vergas bien paradas, babeando por mí. La de Alex era hermosa, más larga y gruesa que la de Tono y recta mirando al cielo, la de Tono tampoco estaba mal, era morena, circuncidada y con una pequeña curva hacia la derecha.

OLGA: ¿Quién será el afortunado… al primero que le voy a mamar la verga?

LOS DOS: ¡A mí, yo, a mí, yo, a mí!

OLGA: ¿Qué estarían dispuestos a hacer por una buena mamada? (Silencio) El primero que le toque la verga al otro, será el afortunado (Silencio) o aquí se acabó el juegito… se rompió una taza y cada quien a su casa.

TONO: …yo sí lo hago, un apretón y ya…

OLGA: Noooo, debe ser una paja…

TONO: Que pisados, si de todos modos nos pajeamos con mi primo… déjate pisado…

ALEX: …pero después no me vayas a pedir lo mismo…

OLGA: ¿No? ¿Preferís que te pida que se la mamés a Tono?

TONO: Siiii,

ALEX: Comé mierda, hueco cerote.

OLGA: ¿Entonces?...

Después de un momento de mucha tensión, los dos se acercaron lentamente, sin verse a los ojos, Tono alargó su mano y tímidamente le agarró la verga a Alex, luego empezó a mover su mano. Tono con la otra mano le tomó la suya a Alex y la dirigió a su verga… lentamente los dos empezaron a pajearse y Tono le agarró los huevos a Alex con la otra mano… yo me divertía a lo grande, sentía como una pequeña venganza por todas las humillaciones que había recibido de Alex… en un momento se soltaron con violencia y les pedí que se acostaran en el piso, me paré entre sus cuerpos y les hice un lento y caliente striptease, les dije que no me tocaran, le acercaba las nalgas a la cara de Tono, me hincaba sobre la talega de Alex, acercaba mi boca a sus vergas sin tocarlas, sólo para que sintieran mi aliento, las vergas brincaban de la calentura, a veces le lengüeteaba la pija a Tono, me sentaba sobre la cara de Alex para que me diera una mínima mamadita en la cuchara, hasta que no pudieron más y me sometieron a sus más bajas pasiones, eso era lo que yo quería ponerlos tan calientes que no pensaran sino sólo me cogieran, Alex me tiró sobre la cama y me empezó a mamar las chiches, metiéndome dos dedos en la cuchara, para todo esto a mí me escurría la panocha porque me cogieran, Alex me jaló del pelo:

ALEX: ¡AHORA VAS A VER LO QUE ES UNA BUENA VERGA!

OLGA: ¿SOLO UNA?

Y Tono literalmente se tiró a mamarme el culo, era delicioso sentir la lengua de Alex en mis tetas, sus dedos puyándome la raja y la lengua de Tono hurgándome el culo, me manoseaban por todos lados y me abandoné a disfrutar de mi primer trío.

Alex me metió la verga por la panocha y mientras me chimaba rico, me dijo que le mamara la pija a Tono, a mí se me hacía agua la boca, Tono me la dio y me la tragué hasta la garganta!

TONO: QUE RICO ME MAMAS LA VERGA OLGUITA, TENIA TANTAS GANAS DE COGERTE, DE CHIMARTE, MAMAME LA TALEGA ASIII, PUTITA.

ALEX: Que rica estás, perra…

Y mientras más me hablaban, más me calentaban, entonces Alex se movía tan rico que se me fue acalambrando todo el cuerpo, pajeándole la verga a Tono y moviendo mi culo para trabarme hasta dentro la moronga de Alex le decía:

OLGA: ASSSIII, MI AMOOOR COGEMEE ASI TAN RICOOO, AAYY QUE VERRGA AALEXXX, YAAAA, MEEE VENGOOOO AYYY QUE RIIICOOOOOOOO…

Y me vine tan delicioso que sentí que se me nubló la vista, yo quería descansar pero Tono se acostó boca abajo y me sentó sobre su deliciosa verga, yo por instinto empecé a mover en círculos el culo, cabalgaba a Tono como puta degenerada:

OLGA: Aaaaayyy Tono que verga tan ricaaa, que grande la siento, me llena toda la panocha, assii cogemmeeeee, chimmamme así tan riiccooo,

TONO: Que rica estás Olguita, yo sería capaz hasta de mamarle la verga al Alex, con tal de cogerte.

OLGA: ¿Te dejarías coger por Alex con tal de que yo te diera el culo?

TONO: Sí mi amor, sería capaz de cualquier cosa con tal de chimarte el culo…

ALEX: JAJAJA… ahora tengo dos putitas a mi servicio…

OLGA: ...vení Aleex, vení que te quiero mamar la verga, ayyyy como estoy de calientee, Tono meteme un dedo en el culo, así  despacito, NOOOOO, mojate el dedo primero animal, ayyyy que ricoooo, ahora siii, movete Tono, tóquenme las tetas par de pisados, aaay que deliciiiaaaaa, que chimada más riiiccaaaaaa, cojannnmmmee, puyyenmmme, hagannnmmeeee mierddaaa, haaagaanme su puuuttaa…

Alex me agarró a bofetadas y Tono me nalgueaba y me azotaban las tetas, me estaban vergueando literalmente, luego Alex me inclinó sobre Tono y me chupó el culo, ya bien lubricado me puso la punta de la pija en el hoyo y poco a poco me la fue metiendo hasta adentro, por fin estaba doblemente envergada:

OLGA: Ayyy que rico me puyan los hoyoooss, así, denme verga, mucha verrrga,

coojanmmeee, aassssí Alexx partime el culo en doooss, aay Tono meteme toda la verga hasta los peeelooosssss, ay que rico me mamás las chiches, ayy asiiii nalgueame, muevanse mierdas, clávenme, písenme, cojanme, chimenme ahhh...ahhhh....me vengooooo, acabbooooo, estoyyyy terminannndooooo…

Y exploté en un orgasmo volcánico.

TONO: Dejame cogerme a la Olguita por el culo.

ALEX: Es todo tuyo…

Yo desfallecida solo me dejé dar vuelta y me puso boca abajo, casi ni sentí cuando Tono me metió la verga, tenía el culo muy abierto… y me empezó a coger con furia…

TONO: …aaaaayyyyy ceeerooooteeeee, era broma, quítate, aaaaaayyyyy, me duelem hijo de puuutaaaa, déjame, ayyyyy…

Yo me sentía aplastada por los dos cuerpos, era indudable que Alex se estaba cogiendo a Tono mientras éste me chimaba a mí, los hombres son capaces de cualquier cosa por un culo.

ALEX: Ni mierda, hueco cerote, las promesas se cumplen…

TONO: ...dejame, ayyy… sacámela… vení… cogete por el culo a esta puta y yo te voy a dar verga, hijo de puta….

ALEX: …jajaja… aquí el único hueco sos vos… jajaja… movete putita, pará más el culo que te gusta cómo te meto la verga…jajaja…

Y Tono me bañó el culo de leche y al instante oí los bufidos de Alex y quejidos de Tono mientras descargaba todo su semen en el culo de su amigo.

CONTINUARÁ.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© Olga

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (6)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Olga
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)