Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.252 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.455.179 Miembros | 19.616 Autores | 100.376 Relatos 
Fecha: 08-May-17 « Anterior | Siguiente » en Fantasías Eróticas

Belle de Jour: sola

arteixana
Accesos: 3.995
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 4 min. ]
 -   + 
Sigue esta vez, Ana Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

El dia siguiente empezo con una llamada a Fernando, aunque estaba de vacaciones tenia que acudir a la oficina urgentemente esa mañana. Como estaba sola, decidi salir a dar una vuelta, a pasear, y tambien a pensar sobre todo lo que habia sucedido en aquellos dias.

Esa misma noche, despues de hacer el amor como locos, le dije a Fernando que quiza estabamos llegando a un lugar donde él no querria estar, porque me estaba empezando a gustar, estaba empezando a romper modelo, y ¿que pasa si me desato definitivamente?. El seguia con su fantasia de verme con otro hombre, e incluso me seguia insinuando que no le disgustaria verme ejercer de prostituta... la idea de que cualquiera pudiera pagar y tenerme... Desde luego, aunque me gustaba exhibirme como lo hacia y asumir ciertos riesgos controlados, no estaba dispuesta a prostituirme ni a irme a la cama con un desconocido... no porque no lo fantaseara alguna vez, todas las mujeres lo hemos hecho en un momento u otro, pero... quiza ese era mi limite.

Hacia un dia precioso. La urbanizacion donde vivimos esta rodeada por un parque que linda con un bosque recorrido por senderos, muchas veces habiamos practicado footing por aquellos lugares, y me gustaba pasear, charlar con las vecinas, con amigas... Vivimos en la costa, y cerca hay una cala donde muchas tardes y mañanas de verano he practicado el top less, precisamente en uno de esos dias fue cuando observe a uno de mis vecinos, un hombre ya muy mayor, jubilado, mirandome. Desde entonces me miraba claramente los pechos, intentaba disimular, pero era evidente... no me lo tome nunca a mal, hasta cierto punto era logico.

LLevaba un rato andando cuando lo vi venir andando hacia mi, nos saludamos con un hola imperceptible, en realidad ni siquiera sabia como se llamaba, y cada uno continuo su camino. En el breve rato que nos cruzamos su mirada fue claramente hacia el escote de mi top... pobre. Segui caminando, pensando en lo que habiamos hecho Fernando y yo, de todo ello lo que mas me excito fue la noche del reservado, donde me conto que detras del espejo podian observarnos... la idea de que me vieran era tremendamente excitante, y cuanto mas lo pensaba mas me excitaba. Me gustaba, y me gustaba mucho... muchisimo. Hasta ahora todo lo que habia pasado era bajo la supervision de Fer, nunca habia estado sola, nunca se me habia ocurrido a mi, eran riesgos medidos, controlados... y me daba cuenta, segun lo pensaba que queria mas, mucho mas... estaba mojada... no encharcada, pero me estaba humedeciendo, y lo notaba. ¿Como era posible?¿solo con pensarlo?... Me dirige hacia la cala, habia gente, mire, di la vuelta y tome por un sendero, donde algunas personas corriendo se cruzaron conmigo... Habia una pequeña pista con maleza que se adentraba a mi derecha, me meti por ella, un rato, mire a mi alrededor, nadie podia verme alli... 

Muy nerviosa, temblando, desabotone mi falda y la deje caer. Esta vez llevaba una braguita pequeña, de encaje... blanca. Mire a mi alrededor, cada vez mas mojada, no habia nadie...me quite el top, y tome la falda y lo escondi detras de unos matojos. Segui andando por aquel sendero, muy nerviosa, en sujetador y bragas. Caliente. ¿que estoy haciendo?... Queria mas... Me quite el sosten. La braguita. Los tenis. Lo deje todo alli. Y comence a andar, alejandome, cada vez mas humeda. Sentia pasar a la gente cerca, pero no podian verme por la espesura... Habia una especie de descampado de hierba, me tire en el suelo y comence a tocarme, cerre los ojos, me deje llevar, el primer orgasmo llego intensamente, era una locura, segui, mis dedos entraban y salian y mi otra mano tocaba mis pechos, pellizcando mis pezones.... Si Fer pudiera verme ahora... gemi... otro... intenso.... bestial...aaah...No podia parar....y de repente, oi algo...

Me aterrorice, levante la cabeza, no veia a nadie... pero... yo habia oido algo... Ya estaba bien. Desande el sendero completamente desnuda… la sensacion de que me habian visto me rondaba la cabeza, me asustaba, me gustaba, lo deseaba, pero tenia miedo… ¿porque tenia miedo de algo que me gustaba?… todo ese placer no podia ser malo…. ¿no queria ser observada?, si habia alguien era lo que yo me estaba buscando… Dios mio, aquello me estaba poniendo a mil, pero la vergüenza podia mas. Recupere mi ropa, que por un momento pense que no estaria, y nerviosamente volvi paseando. Mire para atrás varias veces, pero no vi nada… Si alguien miraba, tendria que pasar por alli… me meti por el camino a la cala, y me sente en un banco, no se que esperaba ver, pasaron varias personas, entonces lo vi: el señor mayor que era mi vecino, el que me miraba los pechos y me habia visto en la cala. Me habia cruzado con el esa mañana, pero iba en direccion contraria… podia ser que el…. Pero ¿porque?, tambien simplemente podia haber salido mientras yo estaba gozando tirada en la hierba, ademas, si me hubiera seguido lo habria visto… baje primero a la cala, asi que al subir tendria que haberme topado con el… No...¿figuraciones mias producto de los nervios?, posiblemente…

Decidi volver a casa, hablaria de todo esto con Fer, el seguro que estaria encantado de esta nueva faceta de su mujercita. Yo habia estado sin su tutela, sola, tomando mis propias decisiones siguiendo mi propio deseo, me habia gustado, y me habia gustado mucho, muchisimo. Habia sido atrevido, excitante, diferente… me habia sentido viva…

Empece a caminar hacia la urbanizacion, cuando llegaba al portal vi al viejo hablando con otra persona, pase a su lado, nos saludamos, sin mas, y entre al portal. El lo hizo detras de mi, fuimos juntos en el ascensor, no dijo mas que un escueto hola y la habitual mirada a mi escote… nada mas…. Por un momento desee que fuera el quien me vio, y que me lo dijera… pero nada. Llegue a mi piso y sali, el vivia en el piso inmediatamente superior, justo en el lado contrario, eso lo sabia, nos despedimos con un “hasta luego” y entre en casa.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© arteixana

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (3)
\"Ver  Perfil y más Relatos de arteixana
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)