Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.944 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.455.156 Miembros | 19.614 Autores | 100.338 Relatos 
Fecha: 12-May-17 « Anterior | Siguiente » en Gays

Los Amigos Extraños ERICO (Segunda temporada)

israel
Accesos: 6.184
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 16 min. ]
 -   + 
Está bien si para ti solo soy un MARICÓN de mierda, pues me vas a conocer… Con mi cabeza y rostro empecé a buscar su boca. El la movía de un lado para otro y me gritaba QUÍTATE… ¡ISA... DÉJAME!! … SUÉLTAME!! Así no… ISA quítate así no quiero. no hice caso... Con todo el forcejeo tire sus lentes, y logre que nuestras bocas se encontraran… Forcejeando, mordía sus labios e intentaba besarlo a la fuerza …hasta que el dejo de forcejear. Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

EN CAPITULOS ANTERIORES

-(Érico es un chavo de mi edad ambos estamos en la preparatoria, es alto de 1.75, pesa aprox. 65 kilos, aperlado, ojos negros, cuerpo esbelto con el abdomen marcado, piernas largas y duras y el trasero ni se diga, nalgas duras y paradas, aunque su mayor atractivo es su rostro, tiene la cara bonita.)

--(Kike en ese momento podría decir que era mi mejor amigo, físicamente éramos de la misma complexión, él era moreno claro, pelo negro, se lo peinaba con   partido por un lado, su cara era bonita aunque por los lentes que usaba hacia que lo bonito de su rostro no se viera más bien parecía intelectual….  su cuerpo, estaba muy bien formado, bien definido, abdomen muy marcado sus bellos los tenía finitos.)

--(Yo percibía al topo como un chavo duro, no malo, pero si lo veía como alguien muy intolerante o mandón y aparte era mucho mayor que nosotros pues él ya tenía fácil 23 años Físicamente el topo era alto, delgado, pero se veía que hacía mucho GYM pues tenía todos los musculoso marcados y los brazos gruesos, de cara no era feo pero sus rasgos si eran duros. En fin, me inspiraba respeto.)

--(un año antes (Relato el canal) Dan es un compañero de la secundaria una especie de mejor amigo… Dan media aproximadamente 1.65. Era delgado del tipo deportista de piel blanca usaba el pelo cortito casi a rapa y lo tenía como castaño claro ojos negros labios rosas y pues cuerpo esbelto típico de un adolescente cintura estrecha abdomen marcado y trasero y piernas gruesas, me imagino que por el fútbol)

--(Don Beto tenía mucho dinero, era dueño de ranchos, casas y muchas propiedades, en uno de sus ranchos había un rio y él había mandado hacer tipo albercas a lo largo del rio, lo convirtió en un balneario…. 

--El seguía aplicando toda su fuerza para penetrarme, ahora salían lágrimas a borbotones de mis ojos… Ya solo intentaba no hacer ningún tipo de ruido o gemido porque esto excitaba mucho al viejo solo apretaba lo más que podía el ano y además me movía…. Yo no estaba dispuesto a que el pensara que estaba sintiendo placer por eso, o que estaba cediendo a que el  me tomara. Sentí los chorros de su semen caliente sobre mis nalgas, la excitación del viejo fue tal que sin lograr penetrarme se había corrido. Cayó cansado sobre mi espalda…

 

**********************

Los Amigos extraños

Ser la comidilla del pueblo no es nada fácil, fueron momentos difíciles, sentía que toda la gente me señalaba y juzgaba. Y esto hizo que por una temporada me apartara de mis amigos y no tuviera ganas de estar con ellos.  E inconscientemente volví a mis andadas de atras tiempo cuando estaba en la secundaria.  Caminar solo por las afueras del pueblo, dejé de asistir al futbol, me limitaba a ir a la prepa y por lo demás procuraba estar el mayor tiempo posible con mi madre o solo.

                Muchas veces después de caminar cansado me sentaba en la banqueta a esperar a que callera la noche; ese día estaba sentado en la banqueta y llego Hector (El Topo).

Y no es que no quisiera hablar con Hector o con “mis amigos” (creo que en ese momento no tenía, “era el apestado”) realmente lo que quería era un continuar con mi vida ya había superado lo de Don Beto y simplemente no quiera hablar del tema, pero la pregunta habitual de mis amigos cada vez que los veía y después de meses era: -Como te sientes? ¿estás bien?  Y ese día con Hector no fue la excepción.  Y por eso mi instinto hacia que me alejara.

 Hector todo ese tiempo estuvo al pendiente de mí y en esta ocasión como en otras solo intercambiamos un par de palabra entendió perfecto que no tenía ganas de hablar y se fue.

Yo seguí ahí sentado, pero paso algo inusual, apenas se había ido Hector llego Don Beto y se atrevió a preguntarme por Hector. Como dije ya no tenía más coraje en mí, pero si precaución así que rápidamente al mismo momento que le contestaba que no sabía de él intenté meterme a mi casa.

-Espera- Me dijo Don Beto, y continuo…  Sé que lo que hice contigo es imperdonable, nunca fue mi intención que las cosas se pusieran tan mal para ti, y me pregunto:  -si tan solo me dijeras ¿qué puedo hacer por ti? Lo aria, lo prometo.

Al momento que decía esto extendió su mano y me ofreció un refresco de coca cola. En su rostro vi realmente arrepentimiento y como dije ya no tenía más coraje en mí, al final de cuentas y aunque las cosas estaban difíciles de cierta forma también me daba seguridad (por decirlo de alguna forma) ya no tenía nada que esconder y si me gustaban los chicos tan igual como las chicas era tema mío.

Tome el refresco, y solo respondí:  Hector se fue y no le pregunte a donde.

-Insistió- Cualquier cosa que necesites dime y si alguien te anda molestando también dímelo estoy seguro que te puedo ayudar.

Mi respuesta fue -Gracias no creo que sea necesario-  y continúe diciendo, vamos a dejar esto atrás…  Pero no vaya a confundirse. Porque, aunque diga esto no quiere decir que usted y yo podemos hacer “cosas” o que me puede pagar por hacer “cosas” porque no va ser así.

-Él sonrió y me dijo- Chamaco, me queda claro, Te voy a respetar.  Una vez dicho eso se fue y yo entre a la casa.

Aunque ya era otoño, en mi pueblo esa tarde hacía calor y mi mama me había mandado a entregar unos bultos de ropa de gente a las que les lavaba.

Pasando por la puerta de la tienda de Don Beto escuche que me llamo, me regrese, y desde el umbral de la puerta con los bultos de ropa sobre el hombro le pregunte:

--Que paso? –

-Pasa-   avanzando hacia otra puerta que daba a un traspatio.

-Tengo prisa Don Beto, vea toda la ropa que voy a entregar y está muy pesada.

-Ven no seas desconfiado, agarra esa bicicleta y lleva tus bultos la puedes usar cada vez que tengas que llevar la ropa que lava tu mama, luego vienes y la regresas a su lugar.

La idea no me parecía mala, pero con desconfianza le pregunte: 

-Y seguro que no me va a querer cobrar el favor?  

Con cara de fastidio Don Beto solo movió la cabeza y me dijo si quieres úsala…  y si no ya es tu cuento. Yo seguía parado en la puerta y el trajo la bicicleta y la puso a mi lado… No lo pensé más, la tomé, puse los bultos en la canastilla y me fui.

La tarde estaba cayendo los cielos color naranja con nubes doradas no se hicieron esperar, ya había terminado mis mandados así que decidí dar una vuelta por las orillas del pueblo, pues ahora con bicicleta el paseo era más agradable.

Ensimismado en mis pensamientos no me di cuenta que llevaba la ruta por donde quedada El campo de futbol donde entrenaba. Reaccione hasta que escuche a la pandilla chacoteando y riendo, ya venían  de regreso a casa pues el entrenamiento había terminado.

Intente dar la vuelta, pero Kike me vio y empezó a gritarme que lo esperara. No hubo más remedio que esperarlo.

-Y esta bicicleta? ¿De quién es?

-Me la presto Don Beto- Conteste con voz casi inaudible

-Kike movió la cabeza en signo de desaprobación me iba a decir algo, pero se tragó sus palabras, un poco mandón me dijo vámonos. Yo estaba montado en la bici y él se subió en los diablos, una vez que nos alejamos de los demás y cuando ya nadie nos podía ver y escuchar. Se bajó y gritándome y a la vez  Sacudiéndome de los hombros me reclamo:

--Que te pasa!! Estás loco!! Después de lo que te hizo ya ahora son amigos? ¿O Que?  ya le volviste a chupar el pito para que te diera esta bicicleta MARICON….

Me enfureció lo que Kike me estaba diciendo y lo que pensaba de mí y por impulso lo empuje, el aventón fue tan fuerte que lo tire al suelo. Me monte encima de él, lo inmovilice y le empecé a reclamar:

-!!Entonces es por esto que no me hablas en la prepa ha ha ….  y te cuidas que no te vean conmigo? -Dilo...  es verdad?  tienes lástima…  por eso me hablas cuando estamos solos en la casa nada más. 

-¡soy tu amigo a escondidas!

- ¡Soy un MARICON PARA TI!

 No podía golpearlo porque con mis manos sujetaba las suyas y lo que hice fue:

-Está bien si para ti solo soy un MARICON de mierda, pues me vas a conocer.

 Con mi cabeza y rostro empecé a buscar su boca. El la movía de un lado para otro y me gritaba QUITATE…  ¡ISA... DEJAME!! … SUELTAME!!  Asi no… ISA quítate así no quiero. no hice caso...

 Con todo el forcejeo tire sus lentes, y logre que nuestras bocas se encontraran…   Forcejeando, mordía sus labios e intentaba besarlo a la fuerza …hasta que el dejo de forcejear.

No puedo decir que correspondió a mis besos…  Solo se quedó quieto.  Cuando vi que se quedó quieto y que solamente me observaba deje de forzarlo, me quite de encima y le grite:

-Si vas a seguir avergonzándote de ser mi amigo, es mejor que no me hables más. Subí a la bicicleta y me fui.

Mientras pedaleaba a toda velocidad las lágrimas que salían de mis ojos las sacudía el viento. Tenía coraje y frustración. 

Si bien no fue a partir de ahí. Si fue cuando mi razonamiento me empezó a decir los que te quieran deberán quererte, así como eres. Eres lo que hay.

Eran ya pasadas las nueve de la noche cuando llegue a dejar la bicicleta a la tienda de Don Beto. Estaba por cerrar. Me disculpe por la hora y le pedí me dejara ponerla en su lugar.

Entre al traspatio y vi que había más señores ahí, Hector,  entre ellos, al verme levanto la mano en señal de que fuera con él.

Todos estaban sentados alrededor de una mesa preparando todo para una partida de DOMINO, Hector me pregunto ¿te quieres quedar? Vente yo te enseño arrastre un guacal de madera y me senté a un lado de Hector.

Don Beto cerro la tienda y se unió al juego, verlos jugar y que el topo me estuviera enseñando saco de mí, la tristeza y coraje que me producía el haberme peleado con Kike.  Todos se divertían platicaban anécdotas, chistes historias y todos querían enseñarme a ser el mejor en domino.

Ya era tarde y le avise a Hector que me tenía que ir. Me despedí de los demás y me fui.

Los siguientes meses fueron muy solitarios, pero también un cambio de vida que me dio mucha tranquilidad.

Con chavos de mi edad solo hablaba lo necesario y todo poco a poco volvió a lo cotidiano.

A Erico lo veía de lejos como siempre, aunque siempre que nuestras miradas se cruzaban había nostalgia por ambas partes. Algunas veces coincidíamos con grupos de compañeros, pero ó el o yo nos retirábamos.

Kike simplemente se fue con la banda que jugaba futbol, algunas veces cruzábamos palabra, pero yo intentaba hablar con él  lo menos posible.

Dan iba a mi casa cada vez que venía al pueblo que en promedio era como una vez al mes. Ya no tuvimos más sexo, pues él ya estaba con una chica y al parecer la cosa iba en serio.

Increíble pero ahora mis amigos con los que me sentía cobijado eran: Don Beto, Hector, Don Julio y todos los señores que al menos tres veces por semana se juntaban en la trastienda de Don Beto a Jugar Domino.

Algunas veces también iban hijos de ellos algunos más chicos que yo, y otros más grandes, el asunto es que siempre había con quien platicar y pasar el rato.

En una de esas noches Julio “Junior” (Hijo de Don Julio, un chavo en los xv’s, aperlado cara bonita, pelo, crespo y cuerpo esbelto y marcado) me dijo que él estaba en un equipo de futbol con chavos mayores y que estaban buscando a mas banda, pues algunos trabajaban y no podían ir a todos los juegos me invito a que me uniera, no lo pensé dos veces pues la verdad mucho tiempo me la pasaba viendo el techo y pensando tonterías.  En esta ocasión era para jugar un partido en un pueblo llamado OCAMPO. Nos pusimos de acuerdo el partido se jugaría un sábado pasado el mediodía, hable con mi MAMA me dio permiso, todo estaba listo.

En el equipo donde yo estaba había gente de mi pueblo y del pueblo anfitrión y ahí fue donde conocí a Marco, (de mi edad, o al menos más de 18 no tenía, Alto, Cuerpo robusto, rostro masculino y usaba el cabello muy corto, de esos que tienen presencia muy agradable) él, su papa y yo estábamos en el mismo equipo.

En pláticas con Marco salió que yo estaba en la prepa de CIENEGAS, él me decía que a él le hubiera gustado entrar en esa prepa, que inclusive todavía le insistía a su papa para que lo cambiara. Esta  padre! es lo que me limitaba a decir

El mundo es chico y los pueblos donde me movía más. En el equipo contrario jugaba el hermano de Kike y este andaba con el acompañándolo. Nos veíamos a lo lejos, yo jugando, y el en la banca observando el partido.

La química entre Marco, Junior y yo fue buena, nos la pasamos cotorreando todo el partido, al finalizar el juego Marco me dijo que sabía que en mi pueblo ese sábado habría un baile con un grupo bueno que se llama PEGASSO le dije que sí, pero también le dije que tenía un buen que no iba a un baile.

-No seas malo invítame, estoy seguro que si tú le dices a mi papa que me deje ir y me das chance de quedarme en tu casa si me deja. (entre Ciénegas y Ocampo son apenas 30 minutos de carretera). Junior también se anotó y entre ambos me convencieron a pedirle permiso al papa de Marco.

No hubo mayor problema el papa de     Marco conocía a mi abuela. Cuando termino el partido fuimos  a casa de Marco a recoger cosas y de ahí nos recogieron los demás señores nos fuimos al Ciénegas a mi casa.

Todavía tenía tarde por delante y aparte obligaciones, pues ayudaba a mi abuelo a juntar desperdicios para darles de comer a los marranos que teníamos en el rancho. Llegue a las carreras con el abuelo. Junior se fue a su casa y le dije a Marco lo que tenía que hacer y se ofreció ayudarme. Corriendo llegue a donde el abuelo y le presente a Marco, y como les digo los pueblos son chicos, mi abuelo solo atinó a decir es verdad tu eres de los Ferrizo, Marco solo asentía con la cabeza -así es-.

Nos subimos a la camioneta y empezamos nuestra ruta, la química entre marco y yo continuaba de hecho pareciera como si nos conociéramos de toda la vida. Terminamos de ayudar al abuelo nos dio nuestro domingo y pensamos. Ahora si a bañarnos y alistarnos para el baile.

No había visto a mi madre en todo el día tampoco le había avisado que Marco se quedaría así que cuando llegue le avise a las carreras y aparte saque el permiso para ir al baile. Mi madre siempre que me veía contento no había forma que me dijera que no. así que cuando se lo comunique solo dijo: -Denme la ropa para plancharla par de vagos.

Nos pusimos de acuerdo para bañarnos primero sería Marco y después yo, hay que ser buen anfitrión. Entre los dos prendimos el boiler de leña que teníamos en aquellos tiempos. Cuando andábamos juntando las ramas en el patio trasero para prenderlo alcance a ver a Kike parado frente a su ventana observando lo que hacíamos. Me quede parado un poco también observándolo y lo que hizo fue apagar la luz de su habitación.

No puedo decir que no me calaba o que no me importaba no hablar con Kike, pero también estaba en lo dicho iba continuar con mi vida fuera como fuera.

Le pedí a Marco que entrara y se bañara y el empezó a quitarse la ropa quedando solo en calzoncillos, y el muy loco cruzo el patio y entro al baño corriendo. Lo que alcance a ver fue que su piel era más blanca que morena, algunas partes como los brazos y media pierna las tenía marcadas por el sol. Su vello corporal era fino, entre dorado y obscuro el bulto en la trusa decía que la tenía de buen tamaño.

Pasando un tiempo prudente fui a dejarle una toalla iba a tocar pero me di cuenta que no puso traba en la puerta así que entre abrí la puerta para poner la toalla  marco no estaba completamente de espaldas hacia mí, más bien estaba de perfil, no se dio cuenta que estaba ahí en la puerta por el ruido de la regadera  y porque tenía los ojos cerrados, estaba  haciéndose una puñeta muy muy suavecito… vi su verga blanquita bien parada como de buen tamaño  y el con su verga bien agarrada y  subiendo y bajando muy suavemente. Observe por unos segundos estaba a punto de venirse de hecho salió el primer chorro de leche y reboto en la pared…  Deje la toalla en su lugar sin hacer ruido. Cuando salió de bañarse entre en seguida, al salir del baño Marco solo tenía el calzoncillo y la camisa puesta pero abierta. Y me dijo:

-oye tienes algo para limpiar las botas, abrí los cajones de la parte baja del ropero y saqué todo para bolear las botas.

Ambos en calzoncillos y camisa empezamos a bolear cada quien su par de botas, de forma muy discreta miraba la entrepierna de Marco para ver si las rendijas de las telas me dejaban ver más allá. Lo logre ver fue un poco parte de sus huevos rosas y lampiños; mientras boleábamos platicábamos de todo y nada y de que bailaríamos toda la noche.

Mi madre nos llamó:

-Isael te buscan es Junior de Don julio.

-Pásalo madre estamos en el cuarto-  grite.

Junior llego y nos reclamó que todavía no estuviéramos listos, nos apuramos y listo a la fiesta.

La noche trascurría divertida, y el baile estaba muy concurrido como era de esperarse por la fama del grupo. Ahí andaban muchos de mis compañeros de la prepa y por supuesto Erico y Kike cada quien con su grupo de amigos.

Bailando y platicando, Marco, Junior y yo de repente nos perdíamos, pero volvíamos a buscarnos. Una de estas veces que me quede solo se me acerco Erico yo estaba tomándome un refresco . Y me dijo:

-Que haces? Te diviertes.

-Descansando un poco y refrescándome y tú?

-Isa … sé que no somos los mejores amigos y que te caigo mal, pero ten cuidado con esa cuate fuma mariguana… ya sabias?

-Me quede un poco callado pero inmediato reaccione y le dije si se… y a ti que te importa.

-Pues vas de mal en peor a para amigos que te cargas, tan decentito que te decían, y ahora ya no sé qué pensar. La carita de angel que te cargas solo la tienes de adorno.

Yo no dije nada y Erico se fue. A lo lejos vi que también se acercó a Kike y le dijo algo.

Ya no supe más porque una de mis primas me saco a bailar y seguimos divirtiéndonos en el baile.

Termino el baile, y Marco, Junior y yo nos buscamos para irnos juntos a la casa, el plan era dejar a Junior en la suya y luego Marco y yo nos iríamos a la mía.

Ya habíamos salido del centro del pueblo y estábamos a un par de cuadras para llegar a la casa de Junior y varios chavos grandes (25 años) nos cerraron el paso. Por instinto Junior Marco y yo nos pusimos espalda con espalda.  Pero Marco se adelantó a decir tranquilos Isa, Junior, estos batos traen la bronca conmigo. Y les dijo: -ellos no tienen nada que ver espérenme en la plaza ahí los veo y nos arreglamos.

A esos cuates si los había visto pero no los conocía del todo, pero si sabía que eran amigos de Hector el topo. Y a uno le pregunte:

-Tu eres amigo del topo cierto? Y me dijo si … Isa mejor vete, tú no tienes nada que ver.

-Empezaron a empujarnos a Junior y a mí para que nos fuéramos.

Y de la nada apareció Erico con Kike y Hector. El topo hablo algo con los tipos y se fueron, cuando regreso nos ordenó a todos subirnos a la camioneta fuimos a dejar a Junior que más que asustado estaba emocionado lo dejamos en su casa al despedirse sonriente dijo: -mañana los veo en tu casa.

Todos íbamos en la batea de la camioneta de Hector sentados en las orillas en silencio.

Erico le echaba  unas miradas a Marco que si fueran cuchillos lo hubiera asesinado y Marco no se dejaba intimidar y también lo veía feo.

Yo y Kike intercambiábamos miradas entre quiero decirte algo y también estoy enojado, pero no pronunciamos ni media palabra.

Yo los veía y me decía que raros amigos tengo, es increíble pues teníamos ya meses que hablábamos poco, por no decir nada y parecía que fuera ayer que nos dejamos de hablar.

Hector nos dejó primero a Marco y a mí. Nos bajamos de la camioneta sin despedirnos de nadie y Hector más en tono de regaño que de despedida me dijo mañana hablamos.

Cuando entramos al cuarto Marco me dijo:

-Isa tengo que decirte varias cosas de mí, pero antes que me dejes de hablar quiero que sepas que me caes con madre y que nunca quise involucrarte en mis broncas.

-No pasa nada Marco, si yo te contara las mías y lo que ha de estar diciendo la gente de ti porque ahora estás conmigo. Créeme estamos a mano.

Marco sonrió y me dijo claro que lo sé, pero no me importa, ya te dije eres con madre, pero créeme lo mío es diferente porque alguna vez fui adicto y dicen que esto se pega.

Me reí y le dije: -estas bien menso nadie hace algo que no quiere hacer.

Y él me contesto:

- y ese fue tu caso, cierto? -Te forzaron a tener sexo verdad?

-No es así de simple Marco a lo mejor lo que dice el pueblo es la verdad, pero no quiere decir que no haya tenido sexo con hombres por mi voluntad.

-Lo que si te digo es que yo no te forzaría ni a ti ni a nadie para tener sexo.

Su respuesta fue: -Pues digo lo mismo no te forzaría hacer nada que no quisieras hacer… entonces amigos?

Nos dimos la mano y luego ambos nos trajimos uno al otro para darnos un abrazo.

Y ahí fue donde pensé tengo a los amigos más extraños.

Y también entendí que la vida nunca va ser perfecta. Que siempre abra problemas. Que los amigos nunca dejan de ser amigos. Que las personas siempre importan, y que no existe un fin del mundo para ir y que nadie te conozca.



© israel

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (2)
\"Ver  Perfil y más Relatos de israel
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)