Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.656 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.455.114 Miembros | 19.614 Autores | 100.320 Relatos 
Fecha: 14-May-17 « Anterior | Siguiente » en Transexuales

Brasil 2014-2016 (11)

wendyazucena
Accesos: 3.146
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 8 min. ]
 -   + 
Primer contacto con cliente, sorpresa para cliente y para ella, satisfacción por ambas partes Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

BRASIL 2014-2016 (11)

 

Al día siguiente, acompañada de Regina, nos fuimos a la playa a pasear y otear el horizonte que me esperaba, había mucha competencia, chicas hermosas con cuerpos esculturales, pero estaba segura que ninguna llegaría a mi altura en lo que se relacionaba con pasar un par de horas haciendo el amor o como quieran llamarlo. Desde luego no todas las chicas que paseaban por la playa eran “profesionales”, no todas las chicas que tengan un cuerpo bonito se dedican a mi profesión.

Nos bañamos tomamos el sol y charlamos con los chicos, muchos de los cuales lo único que buscaban eran hacerse unas fotos con las garotas de Ipanema o de Copacabana, para presumir después ante sus amigos de los ligues que tenían, la mayoría no sabían que el pene sirve para algo más que para mear.

Cuando nos retiramos para almorzar, recibí un mensaje de la residencia, indicándome que a las 8 de la tarde me tenía que presentar en el hotel X para un servicio que le diese al portero un nombre en clave y él lo trasmitiría al cliente con el que iría a cenar y después se efectuaría el servicio.

Por la tarde, me dedique a arreglarme un poco el pelo, tras una siesta y con tiempo comencé a arreglarme, me puse un vestido estampado, no muy ceñido. Como ropa interior, me puse un corpiño con liguero, color negro y unas bragas haciendo juego, las copas del corpiño eran un poco pequeñas con respecto a mi busto, lo que le hacía que este sobresaliese, formando a su vez un hermoso canalillo muy sugerente.

A la hora indicada, estaba a la puerta del hotel, al portero le di el nombre en clave, indicándole  que estaría en la cafetería esperando, mientras lo hacía, me tome un refresco. Al poco rato el camarero me dijo que en la cafetería Copacabana, que distaba del hotel media cuadra, me estaba esperando la persona que me había solicitado, pague la consumición y me dirigí a la citada cafetería.

Al llegar, en la terraza, una voz me dijo.

-          Diana, buenas tardes te estaba esperando.

Me di la vuelta, era una Srª de unos 37-39 años, muy guapa, vestía un vestido color celeste muy ajustado con un escote palabra de honor, los ojos los tenia ocultos tras unas gafas de sol grandes, labios rojos muy seductores, manos muy bien cuidadas y una pamela de ala muy ancha cubría su pelo negro azabache, me invito a sentarme y me dice.

-          Eres más guapa que en las fotos, me aconsejaron que te escogiese a ti que no me defraudarías, de donde eres?

-          Soy de Recife, mi padre era de allí y mi madre china, por eso mi nombre y mis ojos rasgados, espero que sea lo que busca.

-          No te preocupes, pero hablemos de otra cosa, primero pasearemos un poco, luego cenaremos y nos divertiremos.

Nos levantamos y fuimos a pasear, haciendo un poco de shopping, ya que en Rio los comercios cierran muy tarde, además como estaban próximas las Olimpiadas, la afluencia de turistas era muy grande. Tras unas compras nos dirigimos a un restaurante a cenar,  era uno de los mejores de la ciudad, ella se encargo de pedir la cena, tomamos Langosta a la plancha, Ostras, un pescado a la plancha y de postre un helado de maracuyá, regado con un buen vino. Se notaba que la Srª era de amplia cartera, tras la cena, fuimos a tomar unas copas y tras visitar diversos pubs, nos fuimos al hotel.

Al llegar el portero le dijo que los paquetes se habían llevado a su habitación, y que si necesitaba algo que no dejase de llamar.

Su habitación quedaba en la 5ª planta en realidad era una suite, un salón, con una mesa y diferentes bebidas, desde Champagne Francés pasando por Vodka, Whisky y bebidas nacionales, tan pronto traspasamos la puerta, ella se abalanzo sobre mi y sin decirme nada, me agarro por la cintura y unió sus labios con los míos, metiéndome la lengua hasta la campanilla yo un poco sorprendida por su ímpetu me deje llevar, cuando me repuse del sobresalto, la agarre por la cintura con un brazo, al mismo tiempo que con el otro la cogía por su trasero, era bien macizo, dándole un azote.

-          Si, así me gusta, que me azotes el culo.

-          No me ha dicho que servicio quiere?

-          Quiero que me llenes por todos los agujeros, nunca he estado con una chica especial como tú, quiero ver como tus tetas bailan al son de follarme.

Nos separamos un momento, el tiempo necesario para que ella se quitase la ropa, su ropa interior estaba compuesta por un tanga color blanco cuya parte anterior era en su totalidad de encaje, al quitárselo, mostraba un pubis con una pequeña mata de pelos, muy cortos en forma de corazón, su piel era blanca pero se le notaba que los rayos uva le habían dado un color mas caribeño, su sujetador de media copa, haciendo juego con el tanga dejaban ver unos pezones bien formados, con unas grandes aureolas, su tamaño era similar a los míos pero naturales, su vientre plano indicaba que se cuidaba mucho, no tenia estrías, aunque las aureolas indicaban que aquellos pezones habían dado de mamar, le pregunte.

-          Cuantos hijos tienes?

-          Como lo sabes?

-          Tus pechos te delatan, una mujer con esos pezones tan prominentes y con unas aureolas de ese tamaño, indican que has parido, aunque quisieras disimularlo habiendo ido al gimnasio para conseguir un vientre plano.

-          Si tengo un hijo de 7 años, y no quiero tener más, me destrozo el cuerpo, mi ex quería más hijos y yo me negué, por eso nos divorciamos, me dieron la custodia de mi hijo, que está pasando unas vacaciones con su padre, me pasa una pensión lo suficientemente generosa para viajar y mantener a nuestro hijo, ya no quiero pollas de hombre que me puedan dejar preñada, por eso te busque.

Mientras hablaba, yo me fui desnudando, ella al verme, no separa sus ojos de mi sexo, pasándose la lengua por los labios, ya desnuda me cogió de las manos y me llevo a la cama, una cama de 2x2, comenzando a besarnos y recorrer nuestros cuerpos con las caricias correspondientes, nuestras respectivas manos acariciaban los pechos de una y otra ella me agarraba mi pene con la intención de devorarlo, yo le metía los dedos en la vagina, buscando su clítoris que poco a poco se hinchaba y así sin darnos cuenta nos fuimos poniendo en la posición del 69, yo encima, dejando que mi pene colgando sobre su boca haciendo que estirase la lengua para besarlo, ella había abierto bien las piernas, mi lengua lamia su vulva incitándola a que por sí misma se fuese abriendo, comprobaba que con los movimientos que hacia lograba que sus labios mayores se fuesen separando, yo metía mis dedos en su chichi con el afán de encontrar su clítoris y acariciarlo, el crecía por momentos, era enorme como si fuese un micro pene, al acercar mis labios al mismo lo succioné, momento que ella dio un pequeño grito de placer, mi pene mientras se estaba metiendo en su boca al ritmo de la mamada que me hacia crecía cada vez mas lo que a mí me agradaba y a ella también, en esa postura permanecimos como 15 minutos cuando le dije si estaba preparada para recibir mi esperma.

-          Sí, estoy lléname la boca con tu semen, hace tiempo que no bebo semejante néctar.

-          Pues prepárate que descargo.

Y en dos movimientos, descargue dentro de su boca mi semen que inundaba al completo su boca obligándole a que lo tragase, ella apenas se había corrido, si su vagina estaba bien lubricada para ser penetrada, una vez que se trago mi semen me dijo.

-          Tienes una potencia terrible menuda descarga.

-          Pues ahora tenemos la segunda, prepárate.

Y poniéndome de rodillas ante ella, la agarre por los muslos y los puse sobre los míos, su vagina quedaba a la altura de mi falo que aun permanecía erecto, le abrí las piernas, le separe los labios mayores y menores y mi glande quedaba a la puerta de su vagina, con mi glande acaricie la puerta de la gruta y lentamente lo fui metiendo hasta el tope, ya dentro le dije.

-          Ahora veras a mis tetas bailar una samba a al ritmo mete y saca.

Comencé a moverme, mis tetas se balanceaban, ella quería cogerlas pero sus brazos no las alcanzaban, acelere el ritmo ella a cada movimiento mío se excitaba más, ponía sus ojos en blanco, su cabeza la agitaba de un lado para otro al mismo tiempo que decía.

-          Qué maravilla, follame mas fuerte, no pares, sigue más rápido lléname el coño.

En  eso de un solo movimiento descargue tal cantidad de semen que le salía por los laterales de su vulva diciéndome.

-          Me has llenado mi coño y mi útero seguro que te descargaste del todo qué maravilla.

Cuando abandone la postura, la cogí por las caderas, le di la vuelta poniéndola a cuatro patas, con es esperma que le salía de su vagina le frote el culo, me acerque por detrás, le separe las piernas y sin decirle nada, le enchufe mi pene en su culo, ya tenía experiencia, no era virgen por detrás, se lo metí hasta los huevos y agarrándola por las caderas comencé a bombear su culo, ella decía.

-          Pero tú no te cansas? Eres una maquina de follar, eres la campeona, dame todo lo que tengas nunca me llenaron tanto mis cuevas, tengo que hacer algo para tenerte a mi disposición todos los días. Por favor no pares sigue empujando.

Yo a cada empujón azotaba sus trasero y ella me pedía mas, su cara la había pegado a la cama para apagar los gritos de placer que daba sus manos se agarraban a las sabanas y no paraba de pedir que quería mas. En eso di un golpe de cadera y descargue mi semen dentro de aquel culo. Cuando me separe, de su culo salía un chorro de mi ser sobre la cama, ella se dio la vuelta me extendió los brazos, agarro los míos y tras darme un beso con lengua me dijo.

-          Eres maravillosa, me llenaste por todas partes, debes de estar agotada?

-          No, solo acabo de empezar.

-          Como aun tienes para más?

-          Sí, soy muy especial.

-          Ya lo veo, pero yo estoy agotada, ven a mis brazos, tomemos unas copas de Champagne.

Cogió una botella de Champagne, nos la bebimos entera, luego nos tumbamos ambas sobre la cama y así desnudas nos quedamos dormidas.



© wendyazucena

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (0)
\"Ver  Perfil y más Relatos de wendyazucena
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)