Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.504 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.455.649 Miembros | 19.674 Autores | 100.796 Relatos 
Fecha: 14-May-17 « Anterior | Siguiente » en Fantasías Eróticas

Las mil y un fantasias. |1|

Anonima
Accesos: 5.630
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 3 min. ]
 -   + 
Hace tiempo escribí un diario con cada una de mis fantasías, desde la mas absurda hasta la mas caliente. Es hora de compartirla con ustedes Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Realmente no tengo ni la mas minima idea desde cuando tengo esta fantasia, pero, despues de a ver tenido experiencias desastrozas con todos mis novios, lo unico que llegaba a complacerme era mi propio toque y los relatos o videos porno. 

De un momento a otro, y sin siquiera notarlo por mi parte, todo comenzo a subir de intensidad, podia ver a un hombre maduro y guapo por la calle e imaginar como me follaba ahi frente a todos. 

 

Fue entonces cuando sucedio. 

 

No soy mucho de salir, pero despues de mas de un año sin novio ni ningun interes amoroso mi mejor amiga, Montse comenzo a organizarme citas dobles con amigos de ella que segun sus ideas me iban a terminar gustando. 

 

Tomando en cuenta mi poco interes en una relacion y mi morbo por una noche de sexo que me dejara satisfecha siempre terminaba aceptando esas citas. 

 

Asi fue como conoci Daniel. Quien no era mi cita si no todo lo contrario. Despues de dos horas completamente aburriidas con el amigo de mi amiga decidi marcharme sin siquiera dar aviso y sin tener que aguantar un sermon de Montse. Para mi desgracia ya era la una de la mañana y la zona por donde yo vivia no era exactamente una muy segura, juste entre el Gym y mi edificio de departamentos hay un pequeño terreno -mas bien como una casa- abandonada donde normalmente los adolocentes van a tener cinco minutos en el paraiso. 

 

Pero hoy no eran gritos de placer, si no de una mujer pidiendo ayuda. Como una persona normal hubiera pasado de largo y corrido a mi casa pero el morbo por saber que estaba pasando me gano asi que camina en silencio y me asome lo suficiente como para poder ver la escena sin ser descubierta. Una niña de unos quince años estaba siendo delisiosamene sometida por un hombre de unos 30 años, si falta negra estaba debajo de sus pechos mientras que su tanga roja estaba enredada entre la tierra y sus tacones, ni hablar de sus pechos completamente afuera de su mini blusa y brasier. La escena me calento tanto que comence a desesperarme, queria ser yo la persona que estaba ahi, siendo sometida por ese hombre, queria ser yo la que rogara falsamente por ayuda mientras era poseida por una gran verga. 

Sin embargo yo estaba del otro lado, observando. 

Sin perder mas tiempo comence a sobarme las tetas siguiendo cada movimiento del atacante, al que decidi nombrar como Daniel, y comence a bajar mis manos hasta llegar al extremo de mi falda. 

Por un momento ya no eran mis manos las que tiraban de mi falta si no las manos de aquel hombro, abri mis ojos y pude ver como la muchacha estaba tirada, con las piernas abiertas y el semen y la sangra corriendo por sus muslos mientras ella lloraba. 

Eso aumenta mi exitacion y deje que Daniel me quitara el vestido.

Gemi en protesta cuando sus manos se apartaron.

De repente ya no estaba de frente a el si no que estaba pegada grante a la pared mientras el comenzaba a darme azotes en mis nalgas desde atras. 

Pare mi culo un poco mas recibiendo la dulce tortura sin poder evitar gemir una y otra vez. Mi calzon fue apartado de mi cuerpo de un tiron y comenzo a jugar com mi vagina, desde mi clitoris hasta mi entrada, repitiendo el proceso una y otra vez.

 

No sabia si era el lloriqueo de la muchacha, los sonidos roncos de daniel y sus manos tocandome con desesperacion y mis propios gemidos los que me mantenian al borde de la locura y de mi orgasmo. 

Pero justo cuando estuvo apunto de entrar en mi escuche como Daniel lanzaba una maldicion.

 

Abri los ojos y estaba otra vez vestida, tocando mis cenos y la vista de la muchacha y de su atacante estaban puesta en mi. 

Todo habia sido una fantasia, una dulce fantasia. 

Justo cuando el atacante iba a caminar en mi direccion, decidi hacer lo que debi haber hecho desde que los descubri. Sali corriendo hasta llegar a la proteccion de mi apartamento y encerrarme por completo. 

Decidi revisar que todo estuviera en orden pero fuera de la exitacion notoria en mis panties todo habia vuelvo a la normalidad.

 


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© Anonima

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (1)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Anonima
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)