Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 5.084 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.456.080 Miembros | 19.715 Autores | 101.105 Relatos 
Fecha: 19-Jun-17 « Anterior | Siguiente » en Intercambios

1. Noche de cambio ( casa de Carmen)

SimonGrey
Accesos: 24.802
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 10 min. ]
 -   + 
Tres jóvenes, Carmen. Beatriz y Simón, están tomando unas cañas cuando se les une el novio de Carmen y se van los cuatro a casa de Carmen. allí unos juegos inocentes desembocan en una orgía de cambio de pareja... Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.

Mi nombre es Simón y la historia que voy a contar sucedió una tarde de viernes cuando salimos de la facultad mis compañeras Carmen y Beatriz, tras terminar las clases de esa semana.

 

Fuimos al bar Boxes, cerca de nuestra facultad donde estuvimos tomando la primera de la cervezas de esa noche.  Quizás debería describir a mis compañeras para haceros una idea. Carmen es castaña con el pelo ondulado, sus ojos son marrones y su boca es excesivamente grande en comparación con su rostro, ella mide 1,80 m pesa alrededor de 60 kilos, tiene unos pechos, no muy grandes, de una talla C y una piernas larguísimas las cuales le encanta enseñar siempre que el tiempo se lo permite, por supuesto este monumento de mujer tiene un novio muy simpático apodado Márquez que es su apellido pero su nombre es Jorge llevaban cerca de 10 años juntos desde que tenían uso de razón estaban juntos. Beatriz es una chica morena con el pelo liso con un flequillo, su cara es totalmente angelical con unos ojos rasgados negros así un toque egipcio de cleopatra, su cuerpo es delgado con una talla D de pecho pero un trasero hecho a medida, pequeño y redondito más de una vez le he dejado pasar delante mía para poder admirar ese trasero y además ella es consciente de que tiene un buen trasero ya que le gusta lucir ropa ceñida para resaltarlo, esta mujer también tiene un novio apodado  “el Fiti”  por su costumbre de ir con la moto a toda pastillas, y trabajar en el telepizza, y su nombre es  Fidel, ambas parejas se conocían de siempre por ser del mismo grupo de amigos de toda la vida, yo los conocía desde hacía 3 años.

 

Esa tarde noche de Viernes Carmen llevaba una falda corta negra y una camisa blanca que le estaba holgada junto con uno zapatos con tacones y Beatriz llevaba unas botas con tacon verde y un pantalón verde más ajustado que los tornillos de un submarino que marcaban sus delgadas piernas y su redondo trasero. Aunque  habíamos quedado para tomar unas birras todo nuestro grupo de la clase poco a poco se fueron rajando el resto de compañeras/os tenían otras cosas que hacer y no se quedaron por lo que quedamos sólamente  Beatriz, Carmen y yo.

 

Ïbamos por la segunda cerveza cuando apareció Jorge, el novio de Carmen, un tío grande entre los grandes además de buena persona, Saludo a Beatriz con dos besos de rigor, a mí con un abrazo efusivo y a su pareja por último con un gran beso en los morros. En seguida fui a pedirle un cerveza a la barra mientras que él se colocaba entre su novia y su compañera, el sitio que quedaba libre en la mesa. Estuvimos tomandonos varias cervezas y contandonos varias historias muy graciosas, cuando Antonio el dueño del bar tenía que cerrar, eran más de las doce  de la noche y no podía estar abierto así que decidimos irnos a otro sitio. Beatriz propuso irnos al Luisiana pero a Carmen no le gustaba la música que ponían allí, yo propuse irnos a Penélope pero a Beatriz no le gustaba la gente que iba a ese bar, Jorge dijo de irnos a Abril pero  yo le dije que era muy temprano que allí solo estaban los canis menores de 18 años, así que Carmen propuso que compraramos botellas y nos fuéramos a su piso a beber mientras que esperábamos a que se hiciera más tarde para ir a Abril. Beatriz estaba muy perjudica para conducir así que le dije que dejara su coche dentro del campus universitario y que mañana “el Fiti” la trajera a por su coche y así que hizo montandose en mi coche, Jorge se llevó a Carmen en el suyo dejando Carmen también su coche en el campus.

Mientras conducía el coche siguiendo a Jorge a casa de Carmen, Beatriz estaba hablando con su novio, estaban teniendo una conversación muy caliente con gritos y enfados, la cual terminó cuando colgó bruscamente el movil Beatriz.

 

Llegamos a casa de Carmen, las chicas se fueron arriba porque hacía mucho frío en la calle y Márquez y yo nos acercamos “ al paqui” (la tienda que el dueño es  paquistaní y que está abierta toda la noche) de la calle para comprar un lote de Ron que es lo que bebemos Jorge y yo y un lote Vodka que es lo que beben Carmen y Beatriz. Cuando llegamos a la casa de Carmen llamamos al timbre y rápidamente vino Carmen a abrirnos. Nos servimos cada uno una copa y nos sentamos en el salón a conversar. Al rato ya no teníamos ningún tema de conversación y nos estábamos amodorrado por lo que Beatriz preguntó si tenía algún juego de mesa para jugar. Carmen no solo tenía un juego sino que tenía una habitación llena de juegos de mesa, entre los juegos el que más nos llamó la atención fue el Charangas, se trata de un juego muy divertido en donde los jugadores deben adivinar la imagen que tienen en sus cabezas.

Nos pusimos a jugar primero con la cartas del juego pero eran muy fáciles de adivinar por lo que decidimos poner cada uno un nombre de persona, cosa o animal.

 

En la primera ronda a Jorge le tocó ser el Papa Francisco, a Carmen le tocó Pablo Iglesias, Beatriz fue Pablo Alborán y a mí me tocó ser Theodore Roosevelt, fue complicado y al final quedamos en un mano a mano entre Jorge y yo,  ganando Jorge. en rondas posteriores Jorge le tocó ser el Carmen, a Carmen le tocó Emilio Botín, Beatriz fue Pedro picapiedras  y a mí me tocó ser el Cid Campeador, todos averiguamos en pocas rondas quienes éramos pero a Jorge se le atragantó el suyo llegando a exponer su hipótesis “ A ver soy una chica, la conocéis pero no es popular, no es rubia, no es pelirroja, no es morena por lo que es castaña, no sale en la tele, ni es cantante, ni modelo… ¿ qué Carajo es ?... - dijo con su acento andaluz cerrado que tanto nos hacía reír - a ver tú, Simón ¿Cómo tiene los pechos? - me preguntó ante la atenta mirada de su novia.

-Pues los tiene algo pequeños - Beatriz se echó las manos a la boca para no reírse y Carmen me dió una guantada diciendome “ Oye”, “ ¿ Soy Carmen? “ dedujo rápidamente Jorge. a partir de ese momento empezamos un despiporre,  daba igual que fuera hombre, cosa o animal que siempre preguntamos lo mismo “¿Cómo tiene los pechos? “. En una  de esas manos le tocó a Beatriz su nombre, el resto nos miramos pero no dijimos nada. Beatriz estuvo indagando pero nada no conseguía saber quién le había tocado así que Jorge y yo con la guasa le decíamos que hiciera la pregunta pero ella nada de nada, y nosotros seguíamos insistiendo y nada de nada, hasta que ella cansada de nuestra insistencia preguntó ¿Cómo tengo los pechos? y Jorge poniéndole las manos sobre los pechos le dijo “ Así” , todos el mundo incluso Beatriz empezamos a reírnos, entonces Beatriz dedujo que era ella.

Jorge y yo ya habíamos acabado con la botella de Ron y a las chicas aún les quedaba media botella de vodka pero no quedaba nada de refresco, así que Jorge y yo empezamos a beber Vodka a palo seco y las chicas también no había más remedio aunque ellas le echaban agua para rebajar los. Fue cuando propuse que jugábamos al juego de la botella, se hizo un silencio en el salón pero a los pocos segundos todos aceptamos y cogiendo la botella de ron la pusimos en el centro, y antes de lanzar la botella dijimos que lo que pasara esa noche se quedaba en esa noche y nadie debía saber mas, Bea tenía novio, Carmen y Jorge eran pareja y yo conocía al novio de Bea.   

Jorge lanzó la botella y le tocó besar a Carmen. Carmen lanzó la botella y le tocó besarme a mí. Yo giré la botella y me tocó besar a Carmen, entonces dijo Bea, “ si sale una tercera vez toca morreo”.  Giró la botella Carmen mirándome y se quedó entre Bea y yo, “ eso es piki así que vuelve a girar “ volvió a girar y tocó a Bea, “ Besos del mismo sexo vale ¿si o no?” con la papa que llevamos dijimos que sí y ambas amigas se dieron un pico. Bea hizo girar la botella y le tocó a Jorge y dándose un pico Jorge volvió a hacer girar la botella tocándole  Bea y con otro pico pagaron la condena Bea hizo girar la botella tocándole por tercera vez a Jorge, por lo que se dieron un morreo como Dios manda, el primero de la noche ante la mirada de Carmen, su novia.

Jorge giró la botella y nos tocó darnos un pico. tras varias rondas picos a unos y a otros Jorge propuso que en vez de que tocar la botella sacaramos un dado, “ al girar la botella y salir otra persona deberíamos tirar el dado si sale 1. Pico a la otra persona, 2. Morreo, 3. beso en pezón a la otra persona, 4. moreo al pezón, 5. Beso al culo de la otra persona y 6. beso a la entrepierna de la otra persona.

 

Estuvimos jugando así Yo más de una vez le tuve que chupar  los pezones a Beatriz y a Carmen al principio por encima del sujetador pero luego se sacaban un pecho, momento que aprovechaba yo para ver eso pechos que tantas veces había visto en escotes y había visto su forma pero nunca una visión entera a parte de besar el pecho afeitado de Jorge, Beatriz fue la que “tuvo mayor o menor suerte” ya que muchas veces tuvo que besar los pechos de Carmen y besar la punta de la polla a Jorge y a mí igualmente empezamos por encima de la ropa pero luego sacabamos lo polla morcillona morcillona para ser besada, a Carmen tuvo la suerte o desgracia de no tener que besar muchas veces nuestras polla pero sí el chocho de Beatriz un par de veces por encima de las bragas, Jorge que más ventaja sacó no sólo chupó varias veces los pechos de Beatriz y los de su novia sino que también lo tocó que ellas besaran su polla. Estábamos Jorge y yo en Calzoncillos con las pollas totalmente empalmadas. Ellas estaban en sujetador  y bragas. Giré la botella y me tocó besarle el pezón a Carmen ya que saqué un 3 con la guasa estuve un rato chupando el pezón e incluso con el calentón y la guasa le dí un bocado que le gustó mucho a Carmen porque pude ver como contuvo la respiración para no gemir de gusto, entonces  Carmen giró la botella y le tocó besarme la polla, aunque la saqué del calzoncillo ella la cogió con la mano derecha y la chocó varias veces con la punta de la lengua y ni corta ni perezosa mirando la cara de su novio y la mía se la metió en la boca sacándola poco a poco de su boca, lo que era un beso se había convertido en una mamada, cosa que no ofendió a Jorge, es más creo que le gustó ver a su novia chupandole la polla a otro tío delante suya, Beatriz se había quedado algo perturbada con la reacción de su amiga. Giré la botella y me tocó Carmen, me disponía a tirar el dado cuando Jorge quitó el dado de la mesa y se levantó mostrandome como su polla iba a salirse de sus calzoncillos “ Es la tercera vez que toca”, nunca había pasado en esas alturas del juego “creo que deberías meterle la polla” se hizo un silencio de dos segundos cuando Carmen aceptó “ vale pero aquí no “ nos levantamos los cuatro y nos fuimos a la habitación de  Carmen y ella se quitó las bragas dejando ver su coño y su culo pero con el sujetador puesto  y se subió a su cama de 90 se puso a cuatro patas de espaldas a nosotros tres, yo me la saqué de los calzoncillos y cuando se la iba a meter Jorge me paró y me dió un condón “ Toma tío, no quiero que me la preñez” me puse el condón y poco a poco empecé a meterle la polla a la novia de Jorge mientras que él a un lado de la cama disfrutaba del espectáculo absorto en los empujones que le daba yo a su novia y como ella gemía. Llevaba un rato disfrutando del coño de Carmen cuando le dije a Jorge cuando debía parar y él me dijo “ Cuando te corras ” fue cuando me fijé en Beatriz, ella se había metido una mano en sus bragas y se estaba haciéndose un dedo mientras que veía como era follada su amiga por su compañero de clase.  Jorge se percató del dedo de Beatriz y metió su mano dentro de las bragas de Beatriz para ser él quien le hiciera el dedo,  Beatriz sacando su mano de sus bragas mirando a la cara de Jorge empezó a comerle la boca, Jorge con su otra mano dirigió la mano de Beatriz de sus bragas a sus calzoncillo cogiendola la polla a este.

Metido en faena y viendo como Jorge le había quitado el sujetador a Beatriz y le estaba lamiendo los pechos, yo dirigí mis manos a los pechos de Carmen y le quité el sujetador dejando ambos balancearse al ritmo de mis embestidas  para luego estrujarlos bajo mis manos, Carmen puso sus manos sobre las mías mientras estrujaba sus pechos y gemía.

Jorge se quitó los calzoncillos y quitándole las bragas a Beatriz cogiéndola por la cintura la colocó en la cama de forma horizontal delante de Carmen, le abrió las piernas enseñando el coñito depilado de Beatriz y poniéndose un condón le introdujo su polla dentro del coño.

 

Carmen observaba como su novio se estaba follando a su amiga mientras ella era follada por mi, gritando improperios “ ¿Te gusta follarte a mi amiga verdad?, ¿ Te gustan los coñitos depilados verdad cacho de cabrón?, Que sepas que estoy disfrutando de este polvo”  diciendo esto tuvo un gran orgasmo, cosa que hizo que las piernas le flaquearon por lo que la puse boca arriba y abriendo las piernas le introduje mi polla es su coño peludito mientras ella apoyaba la cabeza encima de su amiga Beatriz la cual estaba sufriendo un placer enorme por los gritos de placer que estaba soltando mientras que Jorge se la estaba follando. Oyendo esos gritos me  corrí quedándome de pie a los pies de la cama con la piernas de Carmen abiertas delante mía y Jorge follandose a la novia de  su amigo Fidel. Al poco se corrió Jorge con un gran empujón.

 

Estuvimos un rato callados en la habitación reponiendo el aliento, viendonos todos desnudos y cansados no había vergüenza habíamos disfrutados todos de una noche de intercambio, Carmen se levantó y me dió un pico que se convirtió en beso mientras que Jorge le estaba comiendo otra vez la boca a Bea, parecía que iba a empezar una segunda ronda, pero mi polla no estaba descansada aún y la de Jorge menos, así que dijimos de irnos al salón a por las bebidas, mientra yo  fuí al cuarto de baño a quitarme el condón y asearme un poco la polla, el resto se fue al salón,  luego fuí al salón donde estaban los tres semi vestimos, vi a  Beatriz que estaba mirando su móvil y tenía varios whatsapp de Fidel y dijo que se iba, yo le dije que la acompañaba a por su coche, nos vestimos  y me despedí de Carmen dándonos un pico mientras que Bea y Jorge se daban otro y nos fuimos al campus de la facultad.   

 

De camino a por el coche de Beatriz hicimos una paradita pero eso es otra historia que os contaré en otro momento….

 


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com



© SimonGrey

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (1)
\"Ver  Perfil y más Relatos de SimonGrey
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
Ashley Madison - Ten una aventura. Infidelidad.
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)