Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 7.348 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.455.176 Miembros | 19.616 Autores | 100.376 Relatos 
Fecha: 29-Jun-17 « Anterior | Siguiente » en Transexuales

Mi historia, mis sueños 2

Gaia
Accesos: 4.150
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 7 min. ]
 -   + 
Continuo mi historia, una mezcla de lo que fue y de como quisiera que fueran las cosas Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Desperte con un cálido beso en la base del cuello. Una mano acariciaba suavemente mis muslos.

-Despierta perezosa!- escuche en mi oido mientras los besos subían lentamente hasta mi oreja.

Me estire perezosamente en los brazos de mi amante. Que gusto despertar así. Sus manos acariciaban ahora mis nalgas, mientras trataba hábilmente de abrirlas. Es ahi donde sentí ese pedazo de carne caliente, que tanto me había echo disfrutar la noche anterior.

-Vamos, vamos ya es de mañana, putita. Vete al baño, arreglate, ponte limpita y vuelve rápido que quiero hacerte mía otra vez-

-Me vuelves loca cuando me hablas como mujer- Le dije mientras me pegaba mas a su cuerpo.

-Eres mi mujer. Que no se te olvide- me dijo mientras me mordía el lóbulo de la oreja.

Lentamente me di la vuelta y nos besamos largamente.

-Sabes q no tenemos mucho tiempo. Tengo q ir a la facultad y sabes como tardo en alistarme...-

-Pero es que me dejaras así?- me dijo mientras llevaba mi mano a ese pedazo de carne que tenia entre sus piernas.

Volví a besarlo mientras lo masturbaba lentamente.

-Te hago un trato. Esta noche te espero lista y me puedes hacer lo que quieras…-

-Lo que quiera? ten cuidado no sabes lo puede pasar.-

-Confio en ti.-

-Vale. Pero que hago ahora con esto?- me dijo recordándome q tenia su verga en mi mano.

- De eso me encargo yo - dije con mi mejor sonrisa. Lo bese mientras me ponía sobre el. Agarré firmemente su enorme pene y lo junte con el mío, mi pene palidecía en tamaño frente al pene de Nando. Lo bese de nuevo y al mismo tiempo trate de atrapar su pene entre mis piernas. Si solo tuviera una vagina para el...

Besando ese cuerpo q tanto deseaba, fui bajando lentamente. Me detuve unos segundos a contemplar hipnotizada esa hermosa verga, para luego meterla en mi boca. Mis manos acariciaban su cuerpo, como queriendo tenerlo, atraparlo así para siempre.

Con destreza chupaba la cabeza de esa verga. Después de unos segundos, engullía todo lo que podia de ese pedazo de carne en mi boca y luego repetía la operación. Chupaba la cabeza y engullia hasta el fondo de mi garganta. Así es como le gustaba a Nando. Así es como el me había entrenado ya hace un tiempo atrás.

Sentí sus manos acariciando mi cabeza, de rato en rato el empujaba, como queriendo que me tragara mas su verga. Escuché sus gemidos en aumento y sentí que su verga se tensaba en mi boca. Estaba a punto de terminar y vaya que así lo hizo. Sentí todo esos chorros de semen en mi boca. Me quede quieta, sin moverme mucho, a Nando no le gustaba que me moviera cuando el terminaba. Después de unos segundos me senté en la cama y abrí mi boca mostrándole todo el semen que el había eyaculado. Luego tome toda su leche y volví a mostrarle mi boca vacía.

- Muy bien perrita, sabes que no puedes desperdiciar ni una gota- 

Inmediatamente me puse a limpiar con mi boca aquel falo q tanto placer me daba.

La primera vez que Nando acabó en mi boca, derramé todo el semen en las sabanas. Se enojo muchísimo, me cogió del pelo y me obligo a lamer y tragar todo el semen que había derramado. Desde entonces tengo que demostrarle que me trago todo su semen. Por alguna razón, el seguir sus instrucciones me excitaba mucho...

- Vamos, vamos zorrita, alístate que tienes que hacer mucho hoy.

Era cierto, tenia terminar unos tramites legales en la facultad confirmando el cambio a otra ciudad. Nando me había pedido que me vaya a vivir con él. Estaba dejando todo para irme con mi amante. En unos días mas estaría viviendo como mujer a tiempo completo y empezaría mi proceso de transformación. Nando era un cirujano bien reconocido, pero conversiones de sexo no eran su especialidad. Bueno para eso estaban sus colegas. El plan era continuar agresivamente mi tratamiento hormonal y quizás en unos seis meses tener mi primera cirugía de aumento de senos. Nando haría la operación, el me moldearía a su gusto, mi cuerpo era suyo para q el haga los cambios q veía necesarios. Después de un tiempo iría a Tailandia para la cirugía de cambio de sexo. Los colegas de Nando eran de los mejores en su campo.

Me sente al borde de la cama tratando de esconder mi ereccion. No queria que Nando viera esa cosa entre mis piernas. Me puse mi babydoll y mientras caminaba al baño no pude dejar de pensar en el momento me habia convertido en la amante de Nando.

Como llegue a esto? En que momento me converti en la amante de Nando? Cuando me di cuenta que me sentia una mujer? 

Por supuesto los detalles de esa historia se remontan hace muchos años. Supongo q siempre me senti diferente. Cuando estaba en la escuela primaria a los 8 o 9 años, uno de mis compañeros de clase me llamaba Cristina, siempre queria sentarse junto a mi y disimuladamente me tocaba las tetas con su codo. En ese entonces solo pense q el era extraño, no puse mucha atencion y nunca dije nada a nadie. Me imagino q ese tipo de experiencias influyeron en mi forma de ser.

Cuando cumpli 16 años ya habia tenido tres amantes hombres, todos ellos primos mios, incluyendo a Nando. Nando es mi primo por parte de mi madre y es mayor que yo por ocho años. Mi primer encuentro con Nando -una mamada en su cumpleaños- fue cuando yo tenia 15 años.

Claro el no había sido el primer hombre en mi cama (pero ahora yo quería q sea el ultimo). El primero fue Edu, - el mayor de todos los primos por parte de mi padre, - que por lo menos me lleva 10 años - vivia en otro pais y solo venia de vacaciones cada 2 o 3 años. Las vacaciones de verano las pasabamos en la casa de mi abuela. Casi toda la familia venia y todos los primos y primas nos la pasabamos bien.

Todo empezo un verano, el dia en que Edu me conto como se hacian los bebes. Ese dia lo recuerdo muy bien. Edu me llamo a su habitacion cerro la puerta y me dijo q queria mostrarme algo. Se bajo los pantalones y me mostro esa verga enorme, negra y peluda. Me puse muy nervioso, trataba de no mirarla, pero por alguna razon me quede mirandola fijamente. Edu se dio cuenta q me sentia incomoda, asi que me dijo q le muestre mi verga, yo me resistia pero la presion y esa manera dominante de hablarme hicieron que termine bajandome los pantalones. Cuando el me vio, empezo a reirse, haciendo burla de mi pene. Recuerdo bien sus palabras: Para q siquiera te molestas, estas segura q no eres mujer? Era la primera vez que alguien se referia a mi en femenino. Fue algo q me marco a fuego. En ese momento senti algo en el estomago y en la cabeza, como si me clavaran un monton de agujas. Ese dia algo se rompio y alguien nacio dentro mio.

Me dijo que me eche boca abajo en la cama, se sento a mi lado acariciandome y luego pellizcandome las nalgas, luego se subio sobre mi, abrio mis nalgas y atrapo su verga con ellas, y empezo a frotar su cuerpo con el mio. Recuerdo muy bien que solo sentia su enorme peso y el calor de su pene en mi cola. Sus manos empezaron a tratar de agarrarme las tetas inexistentes, al no tener nada que agarrar me pellizcaba los pezones, algo que me dolia mucho. No se cuanto duramos asi, solo recuerdo q Edu empezo a bufar en mi oido, diciendo q se corria. Senti un liquido caliente atras. No senti nada, salvo la sensacion de que no estaba bien lo q hacia. Edu se tiro a la cama, al lado mio, yo no sabia que hacer y no me atrevia a moverme. Me dijo que tenia que practicar mucho mas si queria ser una buena puta para el. Que la proxima vez tenia que moverme y gemir para el y que le agradezca que no me haya perforado el culo.

Luego me llevo al baño y me indico que a partir de ese momento yo tenia que usar el bidet para orinar y lavarme despues, como la mujer que era. Ademas me dijo que me estaba haciendo un favor, que lo que tenia entre mis piernas apenas calificaba para ser un pene. Desde entonces siempre me siento en el baño. Mientras, me lavaba en el bidet, Edu volvio a sacar su verga, ahora semi-erecta y me dijo que tenia que limpiarla con mi boca, que piense que era como una chupetina. Sin decir nada abri la boca y el introdujo su verga. Recuerdo bien su olor y sus vellos pubicos en mi cara. Automaticamente empece a chupar como el me indico. Lentamente su verga empezo a ponerse mas dura y empezo a follarme la boca. Yo sentia que me ahogaba, mis lagrimas empezaron a caer por mis mejillas. Edu paro un momento, saco su verga de mi boca me dio una cachetada y me dijo -Acostumbrate a mi verga perra-. Volvio a follarme la boca, no se cuanto estuvimos asi, una vez mas escuche sus bufidos y se corrio en mi cara. Mientras me lavaba la cara, volvio a decirme que deberia practicar mis mamadas y que ya tenia un plan para eso.

Al dia siguiente, me llamo a su habitacion y ahi me esperaba Edu y otro de mis primos, Berth. Edu le pidio a Berth que me muestre su verga. Berth mostro una verga mucho mas grande q la mia. - Ves como un verdadero hombre tiene su verga? dijo Edu. Edu podia ser muy cruel. Ya lo comprobaria con el tiempo.

 

Edu saco su verga, y me dijo - Ya sabes que hacer putita- yo me arrodille y empece a mamar esa verga. Despues de un rato termino otra vez en mi cara. Luego me mando a limpiarme al baño, me dijo q me apurara q luego era el turno de Berth. Cuando volvi limpio, le dijo a Berth que tendria q practicar mucho para tener muchas mujeres cuando sea mayor. Una vez mas me puse de rodillas y empece a mamar a Berth. Despues de un par de minutos Bert se corrio dentro de mi boca. Edu le dijo a Berth q debia practicar todas las veces que quisiera. Que para eso yo estaba ahi. Edu se fue al dia siguiente y no lo volvia ver hasta despues de 2 años.

Asi es como comenzo mi historia. Durante los siguientes dos años yo fui la amante de Berth. Me gusta pensar que todo lo que viví fue una preparacion para cuando me entregue completamente a Nando.

PD. Muchas gracias a las personas que me escribieron. Un beso.



© Gaia

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (2)
\"Ver  Perfil y más Relatos de Gaia
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)