Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 8.420 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.455.146 Miembros | 19.615 Autores | 100.341 Relatos 
Fecha: 03-Jul-17 « Anterior | Siguiente » en Erotismo y Amor

Azhar-3

wendyazucena
Accesos: 2.556
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 11 min. ]
 -   + 
De como una joven se sacrifica por su madre llegando a formar un trio Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

AZAHAR – 3

 

Desde aquel viaje que el Sr. Kamil le declaro a mi madre que estaba enamorado de ella, habían pasado 6 meses, un día, apareció en el hotel y dirigiéndose a recepción, solicito una habitación, mi madre, que recordaba la conversación mantenida hace 6 meses, le dio una habitación doble, con vistas a la calle, ordeno a un botones que le subiera las maletas y le deseo una feliz estancia en el hotel.

Al día siguiente, mi madre descansaba, sabiéndolo Kamil, la llamo para pedirle si podía hablar con ella, al mismo tiempo que la invitaba a almorzar, mi madre acepto, al llegar al hotel, Kamil, la esperaba en el salón, ella se acerco y le dijo:

-          Sr. Kamil, estoy a su disposición, quiere que lo acompañe a algún sitio en especial?

-          Si, quiero que me enseñe la ciudad, museos, parques etc.

-          Pues cuando Ud. quiera podemos empezar la visita.

Y saliendo del hotel, comenzaron una visita por la ciudad, mi madre le explicaba las diversas visitas que hacían, pero Kamil, no oía lo que le decía, sola la veía a ella, mi madre estaba un poco incomoda por su gesto, pero al mismo tiempo le hacía gracia, el se dio cuenta.

Al llegar la hora del almuerzo, se dirigieron a un restaurante de segunda clase, Kamil, se quería mostrar como un turista normal sin grandes espavientos, charlaron durante el almuerzo sobre la visita que habían hecho, y el le dijo.

-          Muy interesante todo lo que he visto esta ciudad es muy hermosa y mas la persona que me la enseña.

-          Por favor Sr. Kamil, cumplo con mi obligación, me alaga Ud. demasiado.

-          Kamil, por favor, quita el Sr. para ti soy Kamil. Y lo que digo es verdad, ya te lo dije una vez.

-          Pero yo no puedo, Ud. se ha portado muy bien conmigo no me sale el llamarlo solamente Kamil yo le estoy muy agradecida y le debo mucho y…

-          Por favor Jenny, he venido solamente a verte, a estar contigo, a conocerte mejor, quiero hablar con tu hija, conocerla y que ella me conozca, no quiero ser un extraño en su vida y menos en la tuya.

Y diciendo esas palabras le cogió la mano sobre la mesa, la conversación se desarrollo sobre las intenciones que tenía el. Diciéndole que quería casarse con ella y llevarla a su país, había tenido otras mujeres, y se divorcio de ellas porque únicamente le habían dado hijas y el necesitaba tener hijos varones que le sucedieran, en realidad era un Jeque árabe de un pequeño país del golfo pérsico, donde la principal fuente de ingresos del país eran los yacimientos de petróleo era uno de los países de mayor producción de crudo.

-          Kamil, le agradezco su oferta, pero tengo que pensarlo, tengo una hija, y quisiera comentarlo con ella.

-          De acuerdo, coméntalo con Azahar, pero dile la vedad, si me aceptas piensa que tendrás,  tanto tu como ella, aceptar las costumbres de mi país, no te pido que cambies de creencias, solamente que aceptes las costumbres y tradiciones.

-          Quiero que esta noche si aceptas, ir a cenar y después acudir a algún sitio donde podamos tomar unas copas y bailar.

-          De acuerdo, lo comentare con mi hija.

-          Pasare a buscarte a las 9.

Al llegar a casa, comento  la conversación con migo me dijo que quería casarse con ella y que iríamos a vivir a su país, que tendríamos que aceptar sus costumbres aunque no nos exigía cambiar de creencias y que me invitaba a cenar esa noche.

Le dije, que le diera tiempo, que antes tenía que conocerlo, que no cerrase los ojos y se tirase al rio sin saber si hacia pie, que dejase pasar un tiempo prudencial para conocerlo.

Así se lo dijo, entonces él le indico que aceptaba su decisión, y que para que lo conociese mejor, vendría todos los fines de semana, de viernes a lunes para estar con mi madre y conocerse, que la llamaría todos los días. Esa noche, cenaron juntos y luego en un pub tomaron unas copas, el sin alcohol, su religión no se lo permitía,  y estuvieron bailando hasta bien entrada la noche.

A partir de esa fecha, mi madre, recibía todos los días un ramo de rosas rojas, y una llamada telefónica de Kamil, todos los viernes el llegaba en su avión particular y pasaba el fin de semana con mi madre, durante ese periodo, que duro 3 años mi madre siempre dormía en casa, no mantuvo relaciones maritales con él. Tenía recuerdos no muy agradables.

Un día en uno de sus viajes, mi madre le dijo.

-          Kamil, tengo que reconocer que mi vida ha cambiado desde que te conocí, pero el cambio no es por cuestión económica, es interna, a tu lado, me encuentro protegida, siento que cada vez que te marchas, algo se queda triste en mi, te echo de menos y solo deseo que pase pronto la semana para estar nuevamente contigo, en realidad si me he enamorado de ti, y acepto la proposición que me hiciste en su día de casarme contigo. Pero quiero casarme aquí y después ir a tu país el mismo día.

-          Jenny, todo lo que me pidas esta concedido, dentro de un mes nos casamos, vendrá mi madre y tras la ceremonia partiremos de viaje y desde allí saldremos de viaje de luna de miel, mientras tu hija, se quedara al cuidado de mi madre, que la ira instruyendo en las costumbres propias de mi país.

Efectivamente, un mes antes de la boda, vino su madre a preparar lo necesario, trajes convites invitados etc... El día señalado yo estaba nerviosa como si fuese la boda y mi madre no digamos, yo tenía por aquella fecha mis 15 años recién cumplidos, la madre de Kamil y yo nos hicimos buenas amigas, me dijo que cuando llegásemos a su país, yo si quería, podía seguir vistiendo a la europea, pero debería llevar la cabeza cubierta, como lo hacían muchas chicas de mi edad y no por ello perdía mi feminidad, al contrario me hacía más deseada.

La ceremonia fue muy bonita, mi madre estaba muy guapa. Ese mismo día, salimos de viaje rumbo al país de Kamil. Fue la primera noche que mi madre durmió en brazos de Kamil, no me conto como fue aquella noche, pero al día siguiente en su rostro se veía la felicidad, lo que hace suponer de que durmieron poco y casi toda la noche fue de amor y pasión. Salieron de viaje de novios que duro 6 meses, recorrieron casi todo el mundo, China, Japón, Australia, Nueva Zelanda, Hawái , Estados Unidos, Inglaterra, Alemania,, Francia, España, Rusia, Italia, Suiza, Suecia, Holanda. Cuando regresaron me traían montones de regalos de todas partes.

Durante ese tiempo yo aprendí el árabe, no lo hablaba muy bien pero me defendía, en la casa, que mas que casa era un palacio, tenia de todo, ya comenzaba a tener amigas que había hecho en el colegio donde me inscribieron, lo que menos me gustaba era de que no podía hablar con chicos sin la presencia de un guardaespaldas de la confianza de la madre de Kamil, y los chicos para hablar con migo tenían que pedir permiso, no le pasaba eso a mis amigas, que salían acompañadas por sus hermanos y había alguno que me gustaba pero las conversaciones siempre eran con la complicidad  de su hermana.

Al cabo de año i media de la boda de mi madre, quedo embarazada, me extraño no que no hubiese quedado antes embarazada, ya que todas las noches tenían sesión de sexo, según me dijo en una ocasión a excepción de los días que tenia la regla, ya que para Kamil durante esos días era impura y su religión le prohibía mantener relaciones sexuales, pero por lo visto se desquitaba cuando terminabas de sangrar, ese día no dormían.

Durante los nueve meses de embarazo, Kamil también se satisfacía algunos días con mi madre y otros con alguna de las concubinas que tenía, tenía la costumbre de practicar sexo todos los días, en realidad no sé de dónde sacaba tantas energías.

El vientre de mi madre, aumentaba mes a mes, la veía feliz, pero al mismo tiempo algo temeroso de que lo que crecía en sus entrañas no fuese del agrado de Kamil, un varón, Kamil le había dicho varias veces que no se preocupase, que si no era en el primero, sería el segundo pero sabía que ella le daría un varón.

El día señalado llego cuando menos lo esperábamos, mi madre se puso de parto cuando, estábamos en disposición de almorzar, inmediatamente se puso en movimiento todo el personal que estaba alertado para tal fin, la ambulancia la llevo al hospital, Kamil la acompañaba y yo con la madre de Kamil en otro coche. Cuatro horas estuvo para dar a luz, al final cuando nos dieron la noticia, era una niña, mi madre cayó en una depresión, hubiese querido que fuese un varón para hacer a Kamil feliz y en cuanto el la visito le dijo.

-          Cariño, perdóname por no haberte dado el varón que querías, he querido hacerte feliz como tú me has hecho.

-          No te preocupes, deja de llorar, seguro que Ala, me concede un varón la próxima vez, ahora tienes que reponerte, descansa, mi madre te cuidara al igual que Azahar.

Durante el puerperio,  mi madre mantenía la esperanza de darle un varón a Kamil, estaba deseando de que el Dr. le diese de alta para poder engendrar otro hijo, su suegra, le decía que no se preocupase que tenía que reponerse bien y coger fuerzas, mientras mi hermana, a la que le había puesto en nombre de Fátima, crecía con toda normalidad, yo la atendía con el cariño de una hermana mayor, acompañaba a mi madre mientras le daba el pecho y veía en ella su imagen de hacía 17 años alimentándome de sus pechos, con la ternura que siempre había demostrado, diciéndome que con el mismo cariño que amamantaba a Fátima lo había hecho con migo, incluso más, ya que mi padre no había demostrado el cariño que le dio Kamil a Fátima, por lo que ella tenía que darme su cariño y el cariño que mi padre no me quiso dar.

Tras la recuperación de mi madre tras el parto la vida en casa volvió a la normalidad, Kamil volvió a satisfacerse con mi madre a diario a excepción de los días en que ella tenía la regla, tras un año del nacimiento de Fátima, mi madre volvió a quedar embarazada, los cuidados para con ella eran extremos, tal vez Kamil no sabía que el sexo de los hijos depende del padre y como muchos hombre era mas cómodo echarla la culpa a la mujer diciéndole que no sabían engendrar varones. Yo había comenzado a estudiar en la Universidad, quería estudiar medicina para facilitar a las mujeres la confianza de dirigirse a una Drª explicándole sus problemas que a un Dr. en presencia de su marido, era el gran problema de una sociedad machista, en que la mujer es considerada ciudadano de segunda, sin una serie de derechos con respecto a su sexo.

El vientre de mi madre crecía, su figura, tras un parto y su nuevo embarazo dejaba bastante que desear, sus pechos, que antes habían sido turgentes y bonitos ahora por su embarazo habían crecido preparándose para la lactancia además habían caído, su areolas eran grandes y rezumaban calostro tan solo con acariciarlos, su vientre mostraba las estrías propias de no haberse cuidado entre embarazos, pero su rostro seguía mostrando una felicidad que ninguna mujer podía ocultar por su estado de gravidez, era feliz por saber que en ese embarazo le daría un varón a Kamil.

En la Universidad, mi condición de mujer a veces me facilitaba las cosas y otras me las negaba, me favorecía el ser ayudante de Drs. Especializados en Ginecología y Obstetricia, así como en pediatría, las mujeres pacientes, se fiaban mas de que una estudiante mujer las atendiese aunque fuese delante de un hombre eso me facilito que mi condición de mujer me ayudase a sacar la carrera con éxito. El parto del tercer hijo de mi madre, mi segundo hermano estaba eminente, me autorizaron a que al llegar el momento asistiese al mismo. Cuando se produjo el momento, yo acompañe a mi madre durante el mismo, pero la desilusión fue la misma que en el caso anterior, alumbro otra niña. Mi madre cayó en una depresión que a las puertas estuvo de ser internada en un sanatorio, tres años se mantuvo alejada de Kamil para evitar que la dejase nuevamente embarazada y que la recuperación de su físico fuese total, mientras yo termine la carrera y comenzaba a ejercer en el hospital de la capital en la sección de Ginecología y Obstetricia. Las mujeres que eran atendidas por mí, sabían que las trataría de distinta manera que lo venía haciendo un Dr. nativo, que el sentimiento que tenia hacia ellas era diferente que el que pudiese tener un hombre el que solo veía en ellas una maquina de parir, sin preocuparle el estado físico y salud de la mujer.

Tras los tres años de ausencia de mi madre en las noches de sexo con Kamil ella volvió a hacer vida marital, le indique que procurase no quedar embarazada, pondría en peligro su salud tanto física como mental. Volvió a quedarse embarazada, trate de que durante ese tiempo no conviviese, con Kamil para evitar posibles abortos, ya que su salud había quedado muy deteriorada tras el último embarazo.  Pero Kamil solo pensaba en un hijo varón. Al llegar al 7 mes de embarazo por esfuerzos en las relaciones, mi madre tuvo un aborto, yo misma la atendí, la criatura que esperaba era un niño, nació muerto y a ella la tuvimos que vaciar, jamás podría tener más hijos.  

En mi interior, le echaba la culpa a Kamil, su afán y deseo de tener un hijo varón había , producido en mi un rechazo hacia Kamil

-          Azahar, te voy a tomar como esposa, si tu madre no me dio hijos varones, tu me los darás, y si te niegas, tus hermanas y tu madre serán enviadas a las  tribus nómadas para que sirva como concubinas de los jefes de las mismas

Yo pensé de inmediato en mis hermanas menores, ellas no tenían culpa  ninguna la única solución era aceptar su decisión aunque no me hacía ninguna gracia. Hable con mi madre, y me dijo, que era mejor obedecerle, que Kamil era una persona muy violenta cuando se le contrariaba en algo no obstante ella procuraría alejar a mis hermanas para evitar que descargara su ira sobre ellas. Acepte la proposición pero con la condición de que mi madre y mis hermanas permaneciesen en la casa y no se las molestase.

La ceremonia de la boda se hizo a las dos semanas de haber tomado la decisión, el día de la ceremonia, no era un día muy feliz para mí, me recordaba a mi madre, que tanto se había sacrificado por mi y por hacer feliz a aquel hombre del que realmente estaba enamorada hasta tal punto de poner su vida en peligro por darle un hijo varón.

Aquella noche, en vez de ser una noche romántica y de amor fue una noche de violaciones continuas, Kamil estaba obcecado en tener un hijo varón.


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com

© wendyazucena

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (1)
\"Ver  Perfil y más Relatos de wendyazucena
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)