Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con sus preferencias.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Usuario:
 Contraseña:
 CREAR CUENTA  Recordar Clave  Ayuda
 6.584 Usuarios Conectados [ Contactos ] [ Comunidad de Cams ] [ Twitter TodoRelatos ]  1.456.004 Miembros | 19.709 Autores | 101.121 Relatos 
Fecha: 09-Jul-17 « Anterior | Siguiente » en Fantasías Eróticas

Cine

issashuzen
Accesos: 11.721
Valoración media:
Tiempo estimado de lectura: [ 14 min. ]
 -   + 
Una buena compañia puede llevar a ser pervertido Version para imprimirEnviar este relato a un amigo/a

Habían quedado en las taquillas del centro comercial, para ver una película, cuando se juntaron, para decidir, película y horario, vieron que aún les quedaba una hora de espera y decidieron dar un vuelta por el centro, como era un día de diario y en pleno agosto, el ambiente estaba apagado, el pasear por sus pasillos era agradable. Después de entrar  en varias tiendas, cada vez que entraban en una, duraban poco dentro, al salir de la última habían comprado una caja de preservativos, verdes fosforitos que vieron y les hizo  gracia pues se suponía que brillaban en la oscuridad  

-          Hmmm. Ella le sonrió,

su mano izquierda cogió la mano derecha y sin  remediar el acercamiento  un poco más a ella, pegando prácticamente sus muslos desnudos a los él; su excitaba mente le jugaba malas jugadas, no podía dejar de mirar sus  tetas, este  cada vez más excitados, como la película no empezaba hasta dentro de una hora decidieron tomar algo en un bar del centro, sentados en la mesa del  bar no se dio cuenta ella que de  repente una mano suave subió por debajo de su vestido hasta llegar a su pubis, ella que en ese momento bebía de un   tercio, no paro de hacerlo mientras jugueteaban debajo de ella empapando su vagina. No pudiendo remediar el seguir el juego lentamente se levantó y fue al lavabo, al poco volvió y sin decir nada beso al joven que la esperaba, al terminar  puso su bolso al lado de abierto dejando ver que su ropa interior había cambiado de lugar, sin poder remediarlo miro a sus pechos, y afirmando su creencia se percató que no  llevaba sujetador y sus pezones se marcaban perfectamente   a través de la tela del  vestido.  Después de eso fueron al cine y acomodándose en sus asientos nadie había y eso que la sala ya estaba a oscuras el vestido blanco ceñido que no hacia más que realzar sus curvas era de palabra de honor,  unas botas marrones oscuras hasta la rodilla y medias hasta la mitad del muslo con un liguero blanco.  Su brazo se deslizó del soporte hasta el lateral de su  pierna, quedando encajada entre esta y la butaca, comenzando a mover los dedos en una turbadora caricia. Con mucho disimulo empezó a darle  ligeros apretones como si quisiera comprobar la consistencia de la carne. Su dedo pulgar tropezó con el pliegue del vestido, descubierto el camino, pronto el resto de sus dedos siguieron al gordito adentrándose bajo esta

-          Haaaaaah… hmmmmmmmmmmmmh… haaaaah. Sigue, amor, no pares de acariciarme

Cuando sintió  el contacto de su mano sobre la media se estremeció, la sensación de vergüenza y algo de miedo, se fue tornando en curiosidad y un principio de morbo. La respiración se le aceleró cuando la mano alcanzo su  bajo vientre y descubrió el espacio entre la media y donde debería de llevar la ropa interior, su suave piel recibió las leves caricias de aquellos dedos que, tenía que reconocerlo, la estaban  excitando. Lentamente, separé los muslos con su mano, esta se  deslizó rodeando la carne del muslo hasta acariciar sus labios vaginales

-          ¡Oh, Javi, por favor, yo… ooohhhh! - Gemí tratando de justificar su actitud y sintiendo como los dedos de este la penetraban

Primero introdujo el meñique por el lateral, lo que franqueó el paso a otros dedos, su excitación iba en aumento, después de recorrer su húmeda grieta con las yemas de sus dedo, siendo el más directo su dedo corazón el cual asumió el protagonismo al recorrer su ingle, rodeo los labios, bajó sobre ellos  sacaba  y metía su falange apretando la parte superior rozando su punto G, la  estaba derritiendo

-          Sí, síiii, síiiii.  gemía alcanzando el orgasmo y convulsionando  Salió y su dedo, como un arado, me abrió en dos hasta que alcanzó el clítoris.

Sabía cómo hacer gozar a una mujer, comenzó a describir espirales sobre él clítoris sin sacar el corazón de su guarida, mientras apretaba este lentamente  acariciaba el clítoris con su índice para ir acelerando. Pequeños espasmos, que intentaba controlar el orgasmo que le sacudía el cuerpo.  Después de eso y viendo como estaba él, se inclinó sobre su entrepierna para poder bajarle la cremallera y sacar su polla tiesa, esta salta y se queda ahí parada muy cerca de sus boca, apuntando al techo viéndose  tan apetitosa… Entonces empezó a notar una humedad en la punta de su polla, la lengua de esta estaba lamiéndome la punta, estaba lamiendo los juguitos pre seminales que tenía en la polla, se notaba que era una experta con la lengua, recorriendo con su lengua plana la polla, desde donde dejaban sus tejanos hasta la punta, donde con movimientos circulares sobre el capullo, le hacía ver las estrellas. Estaba en el cielo, estaba en el paraíso con su lengua recorriendo su polla, hasta que de golpe se la metió entera en la boca con cuidado se inclino un poco más y paso la punta de la lengua a lo largo, poniéndole  demasiado, sin parar de lamerle cada vez más rápido, paso la lengua por todo el tronco y entre metida y sacada se deleita y entretiene  con la punta. Con sus labios alrededor bajando muy despacio, mientras juego con la lengua, y después más y más hondo cogiendo ritmo, aspirando mientras presiona con sus labios devorando con ansia metiéndosela entera llegando hasta los huevos, con la respiración a mil, sujetas con una mano la polla  mientras marcándose un ritmo desenfrenado.,  el morbo y la excitación pudieron con él y la empezó a acariciar la cabeza. Bajando  la mano de su  nuca para llevarla  hasta las tetas,  dejo de comérsela pero no paro de pajearle, sus labios se fundieron en uno mientras sus lenguas se buscaban, con la mano acariciando el contorno de sus pechos bajo el palabra de honor del vestido dejando los dos grandes pechos al descubierto,  que las empezó a masajear, a acariciar, a rozarlas, como un loco, rodeando su pezón con sus dedos  y jugueteando con él, iba notando como se excitaba solo de los movimientos que notaba en la polla dentro de su boca. Pasaba de una teta a otra, acariciándoselas y rozándoselas

-          ojala pudiera pasar mi lengua por aquí. Le dijo mientras señalaba uno de los pezones erectos

Notando como su mano iba aflojando el movimiento, y como su firmeza iba desapareciendo hasta dejar de notar su mano en mi polla. Con prisas desenfrenadas su boca se apodera de cada uno de los  pezones de la joven pasando de uno a otro los cuales  mordía  y chupaba sin miramientos, volviéndola  loca de dolor y placer.

Mientras estaba chupándosela   esta se percató que no tardaría mucho en acabar, al percatarse de  como comenzaba a hincharse sus venas,   no se hizo esperar mucho más, pues sintió sus primeros trallazos, los primeros lo sintió  fuertemente chocar el fondo de su garganta,   produciéndola  sentir arcadas, por la gran cantidad de líquido que tenía en la boca, al sacársela de la boca y nada más levantarse de su boca al escupir el semen que resbalaba por la  barbilla de la cual  caían sus jugos, sintiéndolos sobre sus  pechos, muslos y de estos recorrer la piel hasta sus pies, notaba lo viscoso y caliente que estaban, mientras estos se diluían por sus  muslos. Mientras este sujetaba su miembro con la mano, mientras la miraba con cara de asombro, más por la situación que por otra cosa, mientras este continuaba paseándosela a modo de soltar sus últimos chorros, eso sí apenas había perdido su erección. Se limpió como pudo y después de eso se arregló para terminar de ver la película la cual estaba ya en el cenit y la faltaría más o menos veinte minutos para acabar. Al salir del cine era muy tarde y no había nadie por los pasillos del centro hasta la salida al aparcamiento todo en silencio, y sin mencionar nada de lo ocurrido. Al llegar al coche abres la puerta del piloto y pones la llave en el contacto, metiendo solo la cabeza y dejando su culo en alto en posición desafiante,  de repente salta la radio con el dc que dejamos puesto.

“New blood joins this earth, And quickly he's subdued, Through constant pained disgrace, The young boy learns their rules, With time the child draws in, This hipping boy done wrong Deprived of all his thoughts".

Un espasmo le recorre entera mientras de fondo se escucha a Metálica,  la falda del vestido  es demasiado corta y demasiado ajustada  noto sus manos que recorre desde la liga de las medias hasta su culo  subiendo la tela con ellas, como una yema roza  el clítoris, ya fuera de sí,  su vestido avanza más y sin previo aviso llega hasta  su cintura, ella no se inmuta y es recompensada con la suave caricia de una lengua, que recorre las mediaciones de  su hinchado y húmedo clítoris y a la vez que se deleita en los flujos de una ya más que estimulada  vagina, sus labios vaginales se separan a la presión suave y dulce de su invasora

-          Estoy deseando que me toques, que escurras tus dedos entre mis piernas mientras me arrancas el vestido a bocados, que muerdas mis labios, mis pezones, que ya están duros, esperándote. Le dice entre gemidos

Sus manos van bajando sin remedio, perdiéndola  en la noche, acunada por el salvaje rock and roll. Aparta  a un lado sus labios  y mete un  dedo suave, saboreando cada centímetro que recorre en su interior, sus  labios se abren en aprobación y  mete el segundo todo esto acompañado por su lengua que mientras acaricia el clítoris de forma desenfrenada, mientras la muerde  el cuello sin reparo,  la mano que en principio acariciaba los muslos se ha trasladado al pecho, la cual sin reparos intentas sacarle las tetas. Su  mano se lanzan al pecho, desnudándola, dejando sus grandes pechos fuera colgando mientras su cabeza apoyada en el asiento del piloto sobre le sirve de sujeción con la ayuda de las mano, estas se aferran a los asientos apretándolos. Sin saber por qué deja de sentir ese placer de los dedos y de su boca, sus piernas le fallan un poco y nota como se van desplomando, unas manos impiden que sus rodillas lleguen al suelo cuando vuelve la cabeza para mirarle a los ojos nota como de una estocada su polla entro hasta la boca del útero haciéndola gritar de placer.  Notó como se derretía al meterla poco a poco y como sus flujos salían fuera de su vagina empujados por el pene de Javier, también acariciaba con su mano el clítoris, sus dedos empapados de ella los llevo a su boca, ahí  los chupo con ansia relamiéndome, en ese momento sintió la lengua sobre su cuello, pensaba que era lo mejor del mundo, pero entonces notó como se tensaban sus muslos y se corría mientras que gritaba de placer. Pensaba que era lo mejor, pero entonces sintió que se rompía, solo la había estado penetrando hasta la mitad y ahora empezaba a usarla toda. La llenaba del todo, volvía a acostumbrarse a que la penetrara poco y volvía a llenarla entera. Sus gritos llenaban el habitáculo del coche donde tenía la cabeza y notaba que volvía a correrse. Tensó los muslos y empezó a contraer su vagina alrededor del pene de Harry, apretándolo intentando sacarle todo el jugo y eso es lo que pasó cuando se metió hasta el fondo y empezó a correrse dentro. El primer chorro bastó para que le quemara por dentro y volviera a correrse como una perra. Se la saca y según va saliendo una gran cantidad de semen acompaña el movimiento, al sentirse liberada de la polla del chico la joven se sienta como puede en el asiento del conductor, mientras su acompañante hace lo mismo en el de al lado

-          Vamos para la parte de atrás…Estaremos más cómodos, amor…- dijo él.

Ella asintió gustosa. Él se deshizo pronto de la ropa. Ella se quitó el vaporoso vestido y ambos quedaron desnudos  

Seguían tocándose, besándose con fruición el l con cuidado, seguía masturbándola su hinchado clítoris, mientras ella cogía el pene erecto y con su mano iniciaba un movimiento arriba y abajo.

-          Siéntate – le dijo ella – Quiero sentirte mientras me siento sobre ti…

Ella se volvía loca en esta posición. Le encantaba sentir su erección palpitando en su suave culito, mientras él le besaba la espalda y los hombros, pellizcando sus pechos, abarcándolos con sus manos y masajeándolos con placer. Las manos de él bajaban por su vientre y la acariciaban ella gemía.

-          Quiero que me folles, por favor…- decía ella, entre gemidos.

Él separaba sus nalgas, a la vez que ella abría un poco sus piernas y se apoyaba en sus rodillas, así, a su espalda y con el pene descomunalmente erecto, se acercaba a su encharcado agujero, guiándose por el glande  que notaba detrás para comenzar la penetración. El momento justo de la entrada inicial hacía que ella casi se corriese. Él la levantaba un poco, ejerciendo presión sobre sus nalgas, obligándola casi a estar de pie. Realizaba la entrada y salida del conejito con rapidez, apoyado en su cintura y su espalda. Ella se agarraba a los respaldos delanteros, mientras le susurraba que no parase. Ella seguía gimiendo, sintiendo que la partía en dos, mientras se corría furiosamente, notando como sus flujos corrían por sus muslos. Él la poseía con fuerza, sin rudeza pero con virilidad, como a ella le gustaba. Ella conseguía cotas de placer que no había notado nunca y notaba en el fondo de la vagina los empellones de su hombre. Casi simultáneamente se corría por segunda vez…

-          Aaahhh!!!! Siii!!! Que rico!!!…eso!!! Siii!!! Aaahhh!!!, Gimió mientras la  abrazaba fuertemente a la vez que se la hundió  toda

 

 Por los gemidos él notó que estaba a punto, la levanto  de su regazo, ella agarro con ambas mano su polla tiesa y empezó a mamarla y a masturbarlo fuertemente, al mismo tiempo que se lo metía en la boca. Sabía extrañamente familiar, con sus flujos en su superficie; ese enorme nabo palpitaba entre su paladar y su lengua y a ella eso la excitaba enormemente. Él la avisó, suavemente, que estaba a punto y por eso la saco de su coño, para que se la comiera, después de saborear su rabo, él la levanto un poco justo para poder abalanzarse sobre sus tetas y pellizcar  los pezones, mientras ella  gemía de gusto.

 

Con cuidado agarro tu sexo y me sorprende lo grande y duro que está, el mínimo contacto te pone a mil, noto que estás a punto de correrte… La coloco a la entrada de mi vagina y me siento de golpe, enterrándola dentro de mí y empiezo a cabalgarte deprisa, mientras tú te agarras a mis caderas resoplando, cada vez más rápido, cada vez más gemidos… siento tu polla a punto de estallar…y te corres sin previo aviso, noto el calor de tu leche, tus contracciones. Me tumbo sobre tu cuerpo derrotada, dejándote que disfrutes, y despacio, me levanto y salgo del coche, completamente desnuda, con tu semen y mis fluidos resbalando por mis piernas… Veo un coche parado cerca de nosotros, no le hemos oído llegar, pero me da igual, mejor si han podido ver algo y encima han disfrutado. Bajó su mano e introdujo un dedo en su ano moviéndolo en círculos  la sensación de hormigueo y excitación es indescriptible. Otro de sus dedos comenzó a acariciar mi clítoris comenzando a excitarse más aun, sabedora que le violaría el culo. Cuando su glande reemplazó al dedo en el esfínter, su ano aún no estaba del todo dilatado

-          Métemelo ya…no puedo aguantar tu tortura.  le dije al borde del delirio.

Mientras bajaba su culo para sentir dentro la polla

-          Mmmmmm Mmmmmm Mmmmmm

Cuando la tuvo totalmente adentro empiezo a follarla despacio, se la meto y se la saco despacio, poco a poco, el ritmo va aumentando y empieza a follarla con desesperación

-          Ahhh Ahhh gritaba el a la vez que le apretaba las tetas con vehemencia

Empezó a masturbarse mientras la penetraba, estaba encima de él metiéndose la polla, ahora totalmente erguida. Botaba sobre la polla, mientras se hacía una paja. Tocaba su pecho con la mano libre, o se lo llevaba a su pelo y jugaba con su melena. Aquello no podía durar mucho y estalló en un tremendo orgasmo, gimiendo más de lo habitual, pero el no paro y continúo aladrando su culo

-          Tranquila, me corrí en tu boca, luego en tu coño como, ahora te voy a follar el culo y correrme dentro de él. Le dijo al odio

Por su parte Javi llevó las manos a las tetas de teresa y empezó a sobarlas mientras que la besaba en el cuello. Aquello era el paraíso. Sintió como este apartaba una de las manos y se la llevaba a la boca. Cuando volvió  a estar libre, la  dirigió directamente a su entrepierna y la metió entre los labios vaginales

-          hhhh Uhhhh Mmmmm Mmmmm, gime suavemente aprobando la idea

Metiéndosela  de nuevo de un golpe hasta golpear sus bolas contra las nalgas, esta cerro los ojos instintivamente para concentrarme en el placer, de su  polla bombeando su  culo, mientras  su lengua lamia la  nuca, ella respiraba tan fuerte y tan rápido que él no tenía claro si ya se estaba corriendo, asique por si acaso así que acelero el ritmo y las penetraciones, se corrió por las pata abajo mientras soltaba un bufido que parecía un   orgasmo invadió su cuerpo y un placer que no puedo describir se apoderó de ella, pegando un  grito desgarrador  a la vez que noto como su coño y el  ojete se contraía dificultando

-          me corro, me corro joder. Dijo a pleno pulmón

Empezó a eyacular chorros y chorros de flujo obligando la mano que tenía en el coño la  tuvo que retirar, un  squirt y había sido con la polla en su culo mientras se masturbaba, los chorros alcanzaron algunos el cristal del parabrisas y otros el salpicadero, cayendo de espaldas encima de mi sodomizador  y volviendo a cerrar  los ojos aún con su polla dentro de su culo,   moviendo está dentro de ella para volver a sacarla, notaba como  su esfínter  se abría y se cerraban a medida que aquella polla entraba y salía dilatando su culo, Javi  se tomó su buen tiempo en darla ese tratamiento, era algo que la excitaba y él se lo consentía

-          Cariño, me estoy corriendo, me estoy corriendo, le dijo sin tiempo a reaccionar.

Su corazón latiendo sobre su  espalda, su semen fluyendo cálido y ella ronroneando como una gata satisfecha había inundado el culo de teresa de esperma caliente, en una corrida especialmente intensa, especialmente larga, especial en todos los sentidos. Solo unos segundos después de eso ella se levantó dejando caer una cantidad de semen sobre el asiento de atrás, se acomodó el vestido y se dispuso a partir a casa

 


Comunidad de Autores y Lectores de TodoRelatos
Chatea online con webcams!

comunidad.todorelatos.com



© issashuzen

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradecerán y supondrá una mejora en la calidad general de la web.
 Comentarios sobre este Relato (1)
\"Ver  Perfil y más Relatos de issashuzen
 Añadir a Lista de Favoritos
 Reportar Relato
 Excelente
 Bueno
 Normal
 Malo
 Terrible
« VOLVER A LA PAGINA ANTERIOR IR ARRIBA  ▲
 
LWNET 1999-2017 | TodoRelatos.com v3.80
Info Legal / Privacidad / Cookies · Ayuda · Stats · Enlaces · Contacto · Webmasters (Sponsors Favoritos)